Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 22, tiempo total: 0.004 segundos rss2

El mar en mis pasos

Yo traigo el mar a mis pasos
la orilla mansa de espuma cuando te veo mirando
y eres siempre tus letras desnudándome a lo lejos
sin dejarte acercar…

Y es tu mar que llega, que besa mis sueños
y nunca me deja despertar sin tu mirada
haciéndonos poema…

Yo sé que un día, en esta u otra vida
serán nuestras palabras, poesía privadas y prohibidas
susurrando al oido, recordando sin saberlo, cada poema
hecha caricia, como si fuésemos olas, tu cuerpo y el mío…

soundcloud.com/lola-bracco/el-mar-a-mis-pasos (Lola)

.
11
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 98

Palabras

.

" No necesito tantas palabras
somos más allá de cada orilla
el castillo de arena que solemos habitar
en nuestro silencio… "


soundcloud.com/lola-bracco/nuestro-silencio-corto (Lola)
17
1comentarios 52 lecturas versolibre karma: 105

Ahora

.

Le dije es mentira
le dije no es cierto
no creo en los mensajes
que me envías oculto en el viento…

Por eso ya no dejo que juegues
con mi pelo enredando tantos versos
creyendo que de amor otra vez muero…

Y maquillo mi boca con colores pálidos
que tu recuerdo desconozca en su vuelo
buscando, rojos mis labios, dejando que sigas
tu vuelo, callados…

Y no miro de frente
para que el viento no pueda
dejarte entrar en mis ojos
leyendo mi alma, haciéndome llorar
he logrado seguir, sin quererte mirar…

Ahora soy mía
y escapo a las tormentas de tu orilla
cuando las veo a lo lejos venir
ahora el día me lleva sin quererme herir
y yo camino entre la gente sin dejar de sonreír…

soundcloud.com/lola-bracco/ahora-soy-mia (Lola)

.
12
7comentarios 140 lecturas versolibre karma: 84

Su perfume

.
Se quedó en el viento
su imagen como evaporando
su perfume antes del vuelo
buscando en sus pasos la espuma
muriendo de sed de mar
desnuda su piel
enamorando al cielo
con tres rosas amarillas
sosteniendo la rebeldía
de secretos enredados
en su pelo, queriendo bailar…

Se quedó al partir
la magia sin dejar ni una huella
porque sus pasos eran sólo de ida
para quedarse perdida
sin querer volver
de ese ayer de risas y besos
a la orilla del mar, donde cada ola
llegaba despacio a espiarlos amar…

Se quedó
aunque nadie la ve
enamorada del amor
amante del mar
confidente
de cada secreto
de las caracolas
que vienen y van…

Pero nadie la ve
y algunos creen que no existió jamás
y cada aniversario el viento trae a la orilla
su perfume a rosas mezclado con iodo y con sal…


soundcloud.com/lola-bracco/de-sed-de-mar-desnuda-su-piel (Lola)

.
16
sin comentarios 157 lecturas versolibre karma: 103

Caprichoso tiempo

El tiempo nunca se detuvo
no se detiene aunque sostengamos las agujas
aunque no giremos el reloj de arena
y da vueltas nuestro mundo
sin que caigamos en el mismo extremo
sin que te vea…

Es el tiempo caprichoso y loco
ese que a veces me aburre con su silencio
tan mudo, con su hora en punto, y yo tan suspensiva
le marco dos detrás, mareando a sus segundos…

A veces quiero ganarle
cuando a la tarde quiero escapar de mi playa
y me regresa subiendo su marea
y no me deja escapar al designio de mi orilla…

Y me somete, con la oscuridad de la noche
vigilando mi desvelo en la mañana
y si pretendo ir contra corriente
me sumerge en la espuma de las olas
me seduce con espuma
atormentando con su sal y su iodo
los caprichos de mi cuerpo…

El tiempo nunca se detuvo
y yo a su ritmo tampoco
ahora lo persigo, lo acoso
y a veces hasta creo
un poco me enamoro
de su rutina, tan aburrida
del silencio de sus horas…


soundcloud.com/lola-bracco/el-tiempo-nunca-se-detuvo-1 (Lola)
.
.
19
6comentarios 117 lecturas versolibre karma: 133

Por ti seré...

Cascadas de astros sobre
un lago de perla marroquí;
el silencio de una mañana sánscrita;
el molino quieto en el numen de los cielos;
la sabiduría de una lágrima mártir.

Por ti seré...
el pincel del Greco deslizándose
en el mítico tiempo de la oscuridad;
templos a orillas del mundo;
el sudario de los caídos.

Por ti seré...
ánforas en el Universo;
el destino de la luz;
la paz que reposa en las comisuras
eternas de Gibrán.

Por ti seré...
una franquicia del Paraíso;
sonetos calcados en cometas de espejos;
la tibieza de unas alas de arcángel
y un remanso perpetuo de alabanzas.

Yaneth Hernández.
Venezuela.
leer más   
5
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 46

Mensaje

Todo lo que quise vivir y no fue
Llegará a la orilla de alguna playa
Como un mensaje de auxilio obsoleto.
Y podrá ser.
leer más   
6
1comentarios 140 lecturas prosapoetica karma: 49

"Desatarse la noche"

Desatarse la noche
cuando amanece la mañana.
Despeinarse la luna
cuando baila en las orillas.
Renacer los sueños
Deshojar margaritas.
Besar la calma
con las alas...
leer más   
9
1comentarios 142 lecturas versolibre karma: 69

El parque de las miradas cruzadas

¿Quién no estuvo soñando en un parque de miradas cruzadas?
Han pasado muchos años y aún recuerdo cómo me mirabas.
En aquel parque todos idealizábamos nuestro futuro en distintos planos de la vida. Formábamos una multitud heterogénea de jóvenes soñadores. Con sueños amplificados, que estallaban más allá de nuestro ser, izados: en un país inventado.
La cancha ocupaba la parte central del parque, allí los deportistas se entregaban en cuerpo y alma entre pases de pelota y sudor.
Circundado la pista se hallaban diversos grupos. Nos dividíamos por afinidades variopintas. Yo estaba allí con mis amigas, porque me gustaba un chico que desconocía mi existencia.
No sé por qué me empeciné en alguien que no me veía, cuando tú sólo me veías a mí. Decisiones irreflexivas, o paradojas de la vida.
En la distancia me dedicabas bellas sonrisas e insoslayables miradas henchidas de dulzura, pero te mantuve orillado… Aunque creo que si hubieras iniciado el cortejo, al final me habrías atrapado. Pero eras joven e inexperto, y la situación te intimidaba. Allí no había clandestinidad, todo quedaba registrado, el espacio no era tu aliado.
En tu rostro se instalaba la eterna sonrisa. Tus ojos eran belleza cándida, de un anhelo que sigue vagando en la atmósfera imperecedero.
A veces paso por allí y siento la fuerza de aquella mirada que en su día omití, y por ello: hoy rindo tributo aquí.


Marisa Béjar.
leer más   
4
2comentarios 272 lecturas prosapoetica karma: 58

Faro

Como faro que a tu barco guió
en noches oscuras de tormentas ,
relámpagos ,vientos desmedidos
luz en el que mar te abrió caminos.

Algunos amores como faro
su luz brillante solo te guía
solo puedes verlos desde lejos
pero nunca jamás en la vida
podrás acercarte a su orilla.

MMM
Malu Mora
leer más   
11
7comentarios 129 lecturas versolibre karma: 93

En la orilla

Llama la mar a tus olas,
y te devuelve el eco
de las piedras mecidas en la arena
y dejas un beso a la tarde
envuelta de azules y grana.

Rayos cristalinos, irisados.
Alboradas de fulgor encendidas,
te miran a escondidas.
Y abres tus labios amapolas
en un suspiro de luces .

Un ramo de palabras abrazadas
a tu silencio embelesado.
Huellas en la soledad que, dibujando
en la arena mariposas de colores,
el agua quiere borrarlas.
leer más   
12
sin comentarios 116 lecturas versolibre karma: 101

Había una vez… “4” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “4” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Y Como escribir a quien no te lee, pero te espía despierto, y te envía a sus sueños con ronquidos entreabiertos…? Como escribir esos sueños que se escurren desde el alma y te olvidas despierto…? Yo escribo, aquí empiezo, porque sin cuento no hay sueños y si no te sueño hasta el desvelo se me escapa entre los dedos, si no le digo que te quiero…

Él la extraña, sí, eso dice, pero nunca aclara a quien de cual, y mientras aclara siempre oscurece, y cuando oscurece ya no ve y se van sin decir, a quien, a quien extraña, él…

A veces cuentan que pasea por la nubes, esas sin lluvia, donde sueña y escribe, donde llega volando a cualquier planeta, donde a veces se queda contándole a un gato dibujado en garabato, porque sólo él lo escucha cuando sólo se escapa por los tejados para llegar a esa nube de algodones, y como polizón el gato mudo se esconde…

Quiere escribir a mi altura, porque está tan arriba que me ve pequeña y yo gigante, pero lo grave entre en Norte y el Sur, y entre mirar desde arriba para abajo y al revés, es que él quiere escribir a mi altura y yo le pongo tacos, y sigo quedando abajo…

Yo quiero soñar, pero cierro los ojos y hay espinas y no ovejas, y pinchan y pinchan entre las piernas, aunque pienso en el corral, y
sueño con una escuela, y son fideos en el colador con ganas de manteca porque la salsa salpica los sueños y los mancha, y ya con hambre y picones, rechinan las tripas, y las ovejas nunca llegan, y me doy por vencida entonces me duermo…

Pero volviendo a los sueños, esos que quieren cuento y hacen puchero que no se come, porque es de trompa con labios, porque tiene el libro abierto en la historia favorita, esa que yo le leo y le cambio siempre los nombres y a veces el final, donde la rana no es princesa y el príncipe con el beso se vuelve sapo y se van croando bajo, porque no saben silbar…


Y un día llega en el verano y descalzos por la arena uno deja la huella y la ella muy coqueta pierde en un paso una chancleta, queda saltando en un pie y perdiendo el equilibrio vuelan sombrilla y anteojos, aterriza en la orilla pero aún conserva desencajada la otra preciosa chancleta…

Y siguiendo con los sueños, con los sueños de verano, de el verano del norte, yo me abrazo a mi oso, ese grande de peluche, y nos contamos un cuento, mientras nos vamos durmiendo, y aunque alguno no me crea, a veces lo sacudo un poco, para que me deje dormir, para que no arronque más soñando con su coche…
Y hablando de sueños, de noches, sapos y fideos…

Esta noche te cubriré de libros, hasta libros de recetas, de historias incompletas y algunos muy viejos, con hojas tristes arrancadas, con las que se secaron lágrimas que borraron el final, y con la sal de las lágrimas con que cocinaron un pollo, pero sin papas, porque ellos estaban en su cama durmiendo para trabajar mañana. Y yo solo llevaré los libros para encontrar juntos la fórmula de cocinar un Cuentohistoria con perdices felices, porque no se las comieron y en el bosque hicieron su casita para acabar sus días juntos hasta que las llamen en otra vida para nuevos cuentos.

A veces, se para a la orilla de la noche, ahí justo donde se mojan hasta los pies los sueños, de la emoción mientras la espera, del frío del rocío, de esperar y esperar tanto, y dormido no vio ningún cartel que dijera por aquí el Toilette o por allí el cuarto de baño…


El verano y el invierno los había vestido y desnudado tantas veces que marcaron a la ropa y usan bikini y malla en invierno, y en verano pasean sus mejores Sweaters, y no se enferman, y no transpiran, porque viven de los sueños que roban por las noches y amanecen con el clima en otro cuerpo…

Y siempre lo mismo y nunca cambia, que corre para un lado, que sigue la pelota para el otro, y el tiempo se le escapa a veces sin sueños, cuando afloja los dedos y se le caen los minutos robados, uno x uno al suelo…

Pero los levanta cada día mientras corre de ida y marcha de vuelta, y va dejando rastros sueltos para atar nuevos cuentos… con un The pero sin End (porque aún busca en google que quiere traducir)… Shhhhh

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-cuentitos-4

14
6comentarios 219 lecturas relato karma: 129

Una niña

Hay un nosotros que vive por siempre
si cerramos los ojos y volvemos
donde el tiempo era la historia
de “ Había una vez… “
y frente a la orilla
y su horizonte una niña
con ganas de ponerse a escribir
de vivir…


Pero el tiempo vuela
y se escapa en un suspiro de las manos
y nos acordamos cuando a veces es tiempo
de recordar esos sueños con lápiz en mano
y otras el destino nos daña tanto el alma
que ella no puede, no quiere recordarlos…


Y no es culpa del tiempo
y no siempre el destino
es quien nos quiebra
a veces inconscientes
las ambiciones,
postergan los sueños
porque creen
que todo lo pueden
y no, no es así…

Yo no tuve orillas
ni sueños con promesas
que llegan a otras playas
buscando castillos de arena
y príncipes azules, no tuve a esa niña
ni ambiciones que lleven perdida
sólo un par de ojos color esperanza
que grababan la vida
mientras conocía la mentira
la verdad y la mentira…

Pero hay, siempre hay
abrazos que sanan
y techos llenos de sueños
que cada noche acarician el alma
para vivir mil historias
donde aparezca esa niña
en cualquier orilla
y viaje por el mundo
y el mundo brille
inmenso en su ojos
cada vez que vean
en el viento volar una hoja…


soundcloud.com/lola-bracco/una-nina (Lola).
16
16comentarios 116 lecturas versolibre karma: 132

Anónima...

Anónima, no importa mi nombre, ni mi tierra
soy una isla desierta donde vivo yo misma
donde cada tarde me acerco a la orilla
para despedir mi día, para ver
si algún pirata se atreve
a desembarcar…

Anónima
para que ponerle nombre
a quien no van a llamar
a una sombra lejana
a la que nadie verá
jamás…

Y me quedo, mirando a lo lejos
donde nada asombra
donde soy
mi propio desvelo
y mi sueños son el techo
con el que me quiero arropar…

Aquí todo es luces y sombras
y escribo poemas en el mismo silencio
que no escucha siquiera el viento
aunque se quede quieto queriéndolos robar…

Entonces recuerda
que soy aquella sombra que se ve a lo lejos
y no podrás llamar, porque soy anónima
apenas un ánima que olvidó sus penas
y entre ellas: su nombre y su historia
para hacerse sombra en cualquier orilla
donde nadie llama
donde nadie llega…


soundcloud.com/lola-bracco/anonima (Lola)
27
9comentarios 296 lecturas versolibre karma: 132

Tres versos y dos vidas en una misma eternidad…

Vengo a buscarte, vengo a traer estos versos para que me leas
vengo de lejos, tan lejos como el tiempo me hizo esperarte
escribiendo, sabiendo que el amor eterno
siempre puede encontrarse…


A cada verso que salía de mi alma, yo pude aferrarme
haciendo de mis sueños un nuevo poema, lleno de ilusiones
y latidos de un corazón que no se dió por vencido
el nuestro a destiempo, esperando convencido
sabiendo que la eternidad es una sola
y nos tendría que cruzar en el camino…

Te elegí un poema, tiene sólo tres versos
y en todos te amo con toda mi alma
en todos te espero a la orilla de un beso,
en el abismo de un abrazo
en el vuelo donde nos amamos
ganándole al tiempo, olvidando el pasado…

Hay tres versos de un poema
que unió dos eternidades
en un mismo tiempo al final...

soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-y-dos-vidas-en-una (Lola)
25
16comentarios 323 lecturas versolibre karma: 132

Nose. I—II

NOSE. I

Si un felpudo te avisa, que allí
es la entrada de una República independiente
tienes dos opciones no entrar o hacerlo.

Eso si, una vez tomada la decisión,
no sean cobarde y decidan con libertad y de verdad.

Este es el motivo, de que los españoles,
aun no tengamos responsables políticos
que nos gobiernen de VERDAD.

Hay que ser muy, pero que muy valiente.

NOSE. II

Veo debajo de mi alfombra
que llueve arenas rojizas, granos de soles.

Moviendo el suelo alicatado de cal
en las ranuras juntas, el color oscuro salta
grietándolo todo, salen humedades de sal.

Fósiles, incrustaciones perversas soplan la luz.

De lado a lado un rosco de vino, pasea por la orilla, y
una pequeña piscina en vertical, llena de leche,
bebe un niño.
leer más   
4
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 65

A la orilla del mar

Te vi aquella tarde
a la orilla del mar,
sola, con tus pensamientos,
dejando el tiempo pasar.
No te preocupes, niña,
los problemas ya se irán.
Sólo vive el momento.
Déjate llevar,
por el ruido de las olas,
olas que vienen y van.
Relájate, disfruta,
a esa orilla,
a la orilla del mar.

AUTORA ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
7/12/2015.
leer más   
5
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 68

Solo en nuestra orilla

Estoy es esa orilla
Que en otrora fue nuestra

Con olas de nostalgia
Que no se cansan
De mojar mis pies

Mientras la brisa de sal
Golpea el rostro
De mi soledad

Se que estas en algún lugar
Al otro lado de este ancho mar

Y yo sigo aquí en pie
Mientras me hundo en la arena
De mi propia melancolía
leer más   
4
1comentarios 77 lecturas versolibre karma: 69
« anterior12