Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 41, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Padre

Con el exiguo capital del que dispongo
nunca podré
regalarte por San Valentín
el viento
que tantas veces me has pedido.

Tampoco quiero
que me entregues por febrero
la luz oculta
que reconozco tras la sombra de tu cielo,
el fulgor
que tantas veces me has descrito.

Dentro del mar que te exigí
durante la anarquía de otros tiempos
tienes,
como entraña,
un pentagrama de acordes dormidos,
la esperanza de ser lira
entre las redes de un pesquero,
y un soneto
sorprendiendo con otoños las mañanas,
las madrugadas doradas de un sol
dormilón
y salpicado de cierzo.

Bajo la tierra
dejas canciones como estampas,
a la espera
de que unas manos las remuevan
con el agitar febril,
entre los dedos,
de un vals sin tregua,
dentro del vendaval
con el que solfeabas en lo inmenso,
director
con la batuta del destino.
leer más   
18
11comentarios 139 lecturas versolibre karma: 83

No héroe

No tienes súperfuerza
Ni fantasmas en la noche puedes espantar.
No quiero contigo bailar el Vals
Ni el Edipo manifestar.

Pude sin ti
Podré sin ti
Y me disculpo por hablar así

Pero es que ya no tengo 8 años
Ni sigo esperando por ti.
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 44

Jueves 28 de mayo del 15

Yacía tu cuerpo en medio de todos,
flotaba tu alma sobre las cabezas,
el frío impregnaba sin misericordia,
lloraban los ojos de tus cinco hijos.

Partías del mundo con hondo
silencio, tus ojos cerrados ya
nunca se abrieron, tus manos de
genio se quedaron quietas, besamos
tu frente, no había palabras, sólo
se sentía tu marcha hacia el cielo.

Miramos tus canas, tu pequeño
cuerpo, que se fue encogiendo
hasta que te fuiste, dormías
tranquilo, eso parecía, ya habías
terminado tu paso en la tierra.

Abrazados todos, cruzando
miradas, se veía mi vieja más
sola que nunca, oraba en silencio
pidiendo permiso para el largo
viaje que estaba empezando.

La noche caía, el tiempo fue
lento, nos permitió la vida pasar
muchas horas alistando el viaje
que el viejo quería, dijimos
secretos muy cerca de su oído,
besamos su rostro, apretamos sus
manos, mojamos su pecho con
nuestros lamentos.

Se murió mi padre, decía por
dentro, nunca había sentido
más grande tristeza, amé
a mis hermanos con mucha más
fuerza, eran parte suya, la que
nos dejaba, para no olvidarlo,
para ver sus manos en las
manos nuestras.

DTR
leer más   
5
3comentarios 49 lecturas versolibre karma: 74

A papá, en su tarde de lluvia

Veo a mi padre dulcemente atrapado por las lluvias de la calle estrecha
Inmensas gotas circundantes caen en el suelo y por entre las manos
de él;
El sueño de todos, el sueño mío.
Fuera de él: el espacio airado y tristemente azul.
Dentro: el hogar, la espera y la canción del mes de Septiembre.

- el amor acabado, y la vida se ha muerto -

Ahora, de pie junto a la puerta abierta
Observa el mundo acurrucarse en una gota de agua.
Su mirada posada, inerte. Su desvarío remueven las canciones...
Las canciones de todos.

Canta, y la persistencia de su canto se replica en los rincones de la casa
Siempre son los ojos, los ojos de nosotros que pacientemente
mramos las sonatas con desvaríos de su boca cansada.

Ese cantor de letras sin nombre, ese cantor de la radio
Imita la voz de mi padre, que aún con los acordes finos y la melodía en hilo
muere despacio sin el compás y las heridas de mi padre.

Ahora, sentado en esos infinitos retazos que cubren los muebles
se observan las canas y lo silencios y las pausas de la vida.

Del cantor autónomo, de los pulmones a media voz.
Sentado en infinitos pensamientos, su boca recurre a los altavoces y,
de entre ellos la canción

“acuérdate mi”.
leer más   
10
13comentarios 69 lecturas versolibre karma: 127

Por el día del Padre a todos los Padres

DEDICATORIA
Con todo aprecio,
cariñoso dedico a los padres por su día sagrado.
"Día del Padre"
Mi pensamiento constructivo, poético y filosófico.
I
Padre Mio tanto te quiero.
Loor a mi padre tesoro, venero
Hijo fiel digno te ama
Siempre es mi luz, mi lema.
El honor es su divisa
Tu lleva con mucha prosa
Una vez perdido, jamas
No se recupera ni más.

Autor: Jesús Eduardo Palomino Rojas
DNI: 40125779
Nac: 14 de octubre de 1945

11 de Junio del 2018
leer más   
4
sin comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 52

Un lugar el cual debo llamar hogar

Naces frágil en un mundo imperfecto
con llantos
y la necesidad que te protejan.

Con el sueño de un padre responsable
y una madre presente
así será , me cuidaran
hasta cada amanecer.

Dos años mas tarde
desde el nacimiento
el sueño yace roto
empiezan a quebrar mi ser
una familia rancia
que me acogen en su nido
con escasees de amor
y con odio en sus interior.

Seres rotos
que te añaden a su colección
de una casa vacía
donde queman tus alas
y la llama no deja de arder,
pero es mi lugar
el cual debo llamar hogar.

Frías mañanas
que se vuelven cansinas
con cada nota de su voz,
mis sentimientos amanecen taciturnos
esperando ser salvado
de esta agonía.

A mis dieciséis
mis ganas de vivir escasas,
cansado de sentirme un error,
tuve un intento
pero el deseo de un buen viaje
a lo desconocido,
me friso
escogí perderme en los ojos de nadie
y contemplar el eterno cielo gris.

Mi piel lastimada
el dolor mudo
y la inocencia robada
no era suficiente para ser defendió
por algún desconocido,
solo quería sentirme amado
y tener con quien hablar en las tardes nubladas
como aquel día que un señor mayor me toco sin permiso
solo era un niño,
quizás no lo entendías
pero le debo llamar hogar.

Me sentí olvidado
y entendí que era un crío abandonado
en la casa de los amigos de su padre,
el sueño de que regrese
aunque fuera demasiado tarde.

Crecí en cases
con miedo y agonía
sin una voz propia
con marcas en mi cuerpo
perdí mi color
en la batalla
y aun cubro los moretones
por el que dirán.

Llegue al final
agradecido por su labor social ,
me marche sin odio a mi tirano
olvidando los detalles
A punto de iniciar un viaje
Aunque me convierta el villano
de esta antigua historia.

escritor:
jhonbellido
7
3comentarios 75 lecturas versolibre karma: 104

El guiño en el ojo, el pellizco en el brazo

En el cajón sin cerradura
se quedaron las postales sin valor.
Las que pesan, las tengo en un bolsillo
cerca del estómago del alma
y del corazón del tiempo.

¡Cómo voy a contarte lo mucho que te extraño
si te fuiste y no me dejaste dirección!
(Por qué me pesa tanto, si ya hace tanto)


No hay tiempo ni distancia que separe tu yo de mí.
Sobrecoge el miedo al recuerdo
en la misma medida que alegra.
Tu mano que acaricia,
tu guiño en la mirada,
tu pellizco en el brazo que lo noto en el alma.

¡Cómo voy a decirte lo que siento
si no llego a encontrarte!
(Me pesa porque todo lo que importa
nunca deja de pesar,
así pasen cien años)



(a mi padre que perdí demasiado pronto)



Hortensia Márquez
16
15comentarios 156 lecturas versolibre karma: 110

Poema a mi hija

Tú, que acabas de nacer dime… ¿Cómo es la voz de Dios?

Y no tardaste mucho en contestarme
me miraste con esos ojos tan abiertos, tan llenos de amor,
tan llenos de ternura y compasión,
y enseguida pude entender lo que me tratabas de decir.

Y no te conformaste con eso,
tenías que enamórame más
te acerque mi dedo y lo apretaste para no soltar
pude sentir que eran las manos de mi Papá.

Y no te conformaste con eso,
te pusiste a llorar
y en ese mismo instante en esa habitación de aquel hospital
supe que te tendría que amar, como a tesoro preciado.

Y no te conformaste con eso,
tenias que transformar mi corazón,
aquellos pedazos que estaban en piedra los rompiste y sacaste a relucir mi verdadero yo.

Y no te conformaste con eso…
y hoy cuando me abrazas fuerte y me dices que soy tu niño pechocho
te digo: no me sueltes, porque se que ahora… he ganado el cielo.
Alejo21-7
leer más   
17
14comentarios 244 lecturas prosapoetica karma: 87

Libertad de elección

Odio el sentimiento que transmitís
de que todo lo hago mal,
errar es humano,
si fallo
ya me tocará escarmentar.

Solo quiero disfrutar y cumplir mis sueños
por mucho que me los queráis destrozar,
mi felicidad es eso,
os duele,
pero hay que arriesgar.

¿Qué más da ingeniería, medicina
o bellas artes
mientras sea por mi propia voluntad?

De cualquier manera aprenderé
a ganarme la vida
aunque en ocasiones caiga.

Impotencia, gritos y discusiones
sin sentido y sin final,
conseguís el efecto contrario
al limitar mi autonomía.

El oxígeno no llega a mis pulmones,
me ahogo pensando que soy el mal
en esta absurda agonía.

Así que,

gritaré y romperé
todo lo que se cruce con mi ser,
por vivir, sentir y respirar
un poco de libertad.

Tan solo quiero escapar
de esta puta situación
que me oprime.

Necesito salir y correr,
deambular por la realidad
sin nadie que me pare los pies.

Posdata:

padres y madres de esta sociedad,
la libertad de elección es esencial,
dad alas a vuestros hijos para que alcancen su felicidad,
pues cuando uno hace lo que ama vive de verdad,
llevad la vida que tenéis en vuestras manos
lejos de la amargura y la culpabilidad.

Por favor.

No deis más espacio del necesario al miedo.
6
sin comentarios 177 lecturas versolibre karma: 11

Tu recuerdo perdido lo es todo

No necesito su recuerdo.
Lo veo en mí sonrisa.
En la alegría de mis ojos pequeños.
En las palabras que son cortas y a veces un poco sin sentido.
Lo veo en mis canas que nacen gloriosas.
En mis planes y charlas.
Lo veo en la nostalgia de la entrega que es inaudita.
En mi caminar campante cada vez que hay complicaciones y martirios.

Lo veo en mis más tiernos amores.
En la forma de entregar las cosas a mis sueños.
En mi mecha corta y altanera.
Lo veo en mi poca paciencia por las cosas.
En las obstinadas ganas de cambiar a el mundo sin lograrlo tan siquiera un poco.

Lo veo en mi mirada nerviosa.
En el amor de otros por tus buenas glorias.
Lo veo en tus museos y mis memorias.
Pero sobre todo lo veo ahora que me hago menos joven.
Y me veo en tu reflejo contento, siempre queriendo estar sonriendo.
Siendo el primero en poner el ejemplo.
Padre soy tu recuerdo.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
13/10/2014.
16
3comentarios 245 lecturas versolibre karma: 61

La muerte se llevó a mi pasado

Inevitablemente recuerdo las largas noches de desvelo.
Cómo el frío de la madrugada llegaba muy lentamente hasta donde yo estaba.

El dolor me abrazaba muy sigilosamente hasta hacerme temblar de desconsuelo.

Recuerdo como la muerte llego inquietante.
Nunca la llamé, aunque inconscientemente sabía lo que ella pretendía.
Como un tiempo oscuro y agobiante se llevó mi esperanza.

Sólo me dejó un puñado de cenizas.
Cenizas que en su gloria fueron sueños realizados.

Inevitablemente en estas fechas recuerdo esos días grises de mi pasado.

Días en donde ni el sol, ni la calidez de una buena obra me otorgan el consuelo por una tristeza que embargaba mi alma.

Mi padre se fue.
Lo extraño orgullosamente sabiendo que tal vez nunca se irá del todo.

Un legado construyo con sus memorias.
La muerte sé llevó a mi pasado.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
91/11/2013.
11
2comentarios 207 lecturas versolibre karma: 75

El segundero del reloj

A veces pienso en la crueldad del tiempo, el segundero gira y gira sin parar, pienso en la injusticia de las horas, que a veces juega en contra y en otras ocasiones a nuestro favor, pienso en lo efímero que resulta un minuto y la sutileza con que se escapa un segundo.

Pienso en qué será de nosotros, dónde nos llevará la vida. El segundero sigue girando, mientras yo, me aferro a los recuerdos. Ojalá y el tiempo no juegue conmigo, queriendo intentar borrar mi memoria.

La vida transcurre, y sigo aquí pensando en el tiempo, es algo intangible, es tan sublime, que me gustaría tener más instantes, más horas de vida para disfrutar, pero es imposible almacenarlo. Otra vez pienso, en lo fácil que resultaría si todo fuese un sueño.

La agujas del reloj siguen su curso a ritmo lento. La Luna está en su lugar de siempre, y yo mirando al cielo, pensando en lo efímero que es el tiempo.

Si pudiese retroceder a esos años, juro que volvería a buscarte, para juntar nuestras miradas, así no volvería a sentir que te extraño y dejaría de pensar en que ya es imposible abrazarte.
11
4comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 61

Entre sueños e irrealidades

Un día despertaba en Chicago, padre soltero de un adolescente que soñaba con ser astronauta. Al otro día despertaba en la primera colonia en Marte, ingeniero de sistemas de oxígeno, solterón empedernido. En las noches del siglo XXII, el hijo soñaba ser su padre en la Tierra del siglo XXI.


@SolitarioAmnte / viii-17

#Con50Palabras

Microrrelato escrito para: www.cincuentapalabras.com/2017/08/entre-suenos-e-irrealidades.html
leer más   
12
13comentarios 160 lecturas relato karma: 91

El día que no recuerde a mi padre

Arden los ojos por unas lágrimas que se niegan
a salir a la intemperie seca y llena de dolor.

El día que no recuerde a mi padre,
ese día habré borrado de la memoria
el único rastro de lo que verdaderamente soy.

Su rostro vive en mis recuerdos más lúcidos,
en mis palabras mecías y taciturnas,
en las ideas confusas pero llenas de amor y ternura.

El día que ya no pueda despertar de los letargos
de la melancolía,
ese día habrá empezado la cuenta regresiva
de los días oscuros que se derrumban
por la tristeza de mucha lluvia a falta de sol.

He perdido la cuenta desde aquel último día
que estreche tu mano delgada,
no te pude sostener la mirada
había mucha tristeza en mis ojos que no saben mentir.

Ese día se murió la última nostalgia
que se acurruca en los rincones
del tiempo no pude llorar,
era tanto el dolor que me aturdía
el silencio de mis lamentos,
y solo atine a seguir viviendo
como si verdaderamente no pasara nada.

Así lo hubieras querido siempre,
padre amado te gustaba recorrer las calles
antes de tener que volver al mismo lado otra vez.

Yo también como tú quiero mandar a construir
mi sepulcro y con letras pequeñas escribir
mi propio nombre.

El día que no recuerde a mi padre,
ese día habré borrado de la memoria
el único rastro de lo que verdaderamente soy.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
25/08/2017.
11
4comentarios 314 lecturas versolibre karma: 76

Amarga negrura

Tengo una negrura,
que enturbia
mi alegría ausente,
una amargura,
que mi discernimiento
paladea.

Porque tu sangre
es mi pena,
el sonido
opaco de tu nombre,
no cesa de llamarme,
la falta de tu aire
de ahogarme.

Tengo un amor de padre
encerrado en el dolor,
una caricia, un abrazo,
un beso, un te quiero,
sellado en mi garganta.

Aunque nunca llegaste,
jamás podrás irte,
aunque tu primer rebullo
muriera contigo,
contigo aún retozo.

Hoy mi melancolía
no te abandona en el olvido,
aunque mi dolor se adormece
ante renacidas perspectivas,
me abrazo en recuerdo
de la parvedad de tu nombre
a mi amarga negrura.

A mi hijo no nato 2006
leer más   
25
13comentarios 103 lecturas versolibre karma: 91

Acaso sólo sobrevives?

A veces me siento solo
Con mi piel rota y desgastada
Herida por tus manos
Que me golpean cada día
Dices: ayudará
Serás más fuerte
el encuentro es el principio de la despedida.

En la multitud
A veces ni me miras
Me siento un desconocido
Perdido en el miedo
de que te alejes y que no entiendas
Como mi vida se convirtió en una mentira.

Tengo miedo de ser el culpable de los lazos rotos
Y que mis lágrimas rueden sin sentido al olvido.
De quien es la culpa?
Ya no susurres aquellos insultos
Cuando conozco el guion
No enfermes más tu corazón.

Alguna vez te has preguntado cómo me siento?
Cuando me llamas enfermo
Cuando estas en casa haciendo lo que haces
Jugando hacer ausente.

Acaso sólo sobrevives?
Porque mis lágrimas anhelan mi niñez
Aquellos minutos que sentía tu piel cálida
Y Tu voz enérgica
Aquel ayer cuando sentía que tenía vida
y aun no conocía la agonía.

sólo lo he besado dos veces
Por respeto a ti
Por miedo a que odies mi existencia,
Sigas fingiendo que me quieres,
Aun espero ha que entiendas
Y que te adaptes a quien soy
No te apresures por comprender
Y fingir palabras de apoyo
Para sostenerme,
Soy fuerte, tú me hiciste
Soy el niño de ayer
Un poco más grande y con nuevos ideales
no me mires como un enfermo
recuerda que puedes lastimar mi carne
y aveces no se olvida lo que se siente.

Autor: jhonbellido
11
3comentarios 94 lecturas versolibre karma: 109

Tu sangre fría

AUSENTE padre
que yo imagino
abrazándose más allá del sueño
raíz de mi fantasía y de mi empeño
ausente padre
que yo imagino

por ti
no sé adonde me encamino
el frío
me va cortando leño a
leño
el mismo frío que sentía
de pequeño
por ti
no sé adonde me encamino

estoy perdiendo la fe que domino

se arruga
mi cara
se frunce
mi ceño

y eso es todo
lo que al espejo enseño

ausente padre que yo imagino
leer más   
13
4comentarios 119 lecturas versolibre karma: 105

In Memoriam

Ha pasado tanto tiempo,
tantas noches, tantos días.
Junto a la melancolía
conversamos otra vez.

Quiero hablarte sobre el clima
sobre el paso de los años,
como desde tu partida
nada ha sido lo que fue.

Los recuerdos en el viento
con fragancia de tristeza
se convierten en quimeras
de otro frío atardecer.

Caen lágrimas de la lluvia
donde hay dos niños jugando
el que quise ser de antaño
y el que nunca más seré.

Remolino de recuerdos,
sentimientos de impotencia,
de pensarte de momentos
sin poder volverte a ver.

Y esta atmósfera tan densa
cargada de mil preguntas
donde espero mil respuestas,
esas que nunca tendré.

Los consejos que me diste
y también los que faltaron
recordar intento en vano
se fundieron en ayer.

Extrañando tu ocurrencia,
los días de pesca robados,
todo el tiempo que pasamos
y aquel que no pudo ser.

La neblina del pasado
va borrando tu silueta
y solo tu eco resuena
cuando pierdo lucidez.

En medio de la amargura
maldiciones mil pululan
en mi mente, y se derrumba,
no acepta esta realidad.

Pero...

En mis noches mas oscuras
aun tiene brillo la luna
que al oído me susurra
que en mi mente vivo estás.
19
10comentarios 162 lecturas versoclasico karma: 128

Resuena padre...

Resuena padre
corazón de guitarra,
melodía que disuelve
rasguido rencor

puerta que en la noche
riega investidura
raíz sueño
ala alimento.

El tiempo ha levantado
cortinas de silencio
nace el día, reclama
hablar de los recuerdos.
12
2comentarios 87 lecturas versolibre karma: 93

Torso Fragmentado

I
No llegaban los nietos
pero sí las lluvias de abril
el anhelo no era mío sino de los míos
mi herencia fallaría
y mi padre lo supo
el día que mi odio se volvió hombre
faltaban los años
y me sentía muerto
la gente me hablaba de esposas
de mujeres que jamás besé
me encerraba
Temía que la pregunta se hiciera desdicha
un día pregunté a los amigos de mi padre
si mis hijos podrían ser libros
los poetas les gusta a veces ser celebrados por los mortales
porque fuera de uno
la injusticia del habla
me deja mudo
y mi verdad
solo sale a medio labio

II
Me he vuelto inmune
a los deseos de mi Padre
a la ética de los vecinos
que mi verdad sea mi mentira
que me tomen por trepador
que el amor sea una fábula,
mi cuerpo es la desdicha de las mujeres
los hijos que tuve
serán el polvo de los estantes
mar que habito sin conocer su fin

III
La noche ya no es el lugar del silencio sino de todos los ruidos
en ella soy todos los hombres
aparecen dibujados en mi pared los gritos de mi Padre
mi esperanza es la taza de té
mis pies me atan
permanezco perenne a la terquedad
es un falso sol el que me alumbra
aparecen los signos de la paradoja
es el día el silencio más contundente de mi vida
la gente es silencio, me calmo
el ruido está lleno de silencio
le temo al aire, pero más le temo a quien lo respira
llega la noche y con ella el ruido
los hombres aparecen con espadas
hechos de recuerdos
de culpas
parecen muchos padres
intento huir pero intuyo salidas en falso
esta vez la salida no es la puerta de la casa sino uno mismo

IV
Mi sangre es la quimera de los pájaros
los ángeles son hombres que habitan mi noche
ellos molestan mi ser
la mujer que soy
son tus hombres
esos malditos sabios
Que son todos los cuerpos
4
1comentarios 280 lecturas versolibre karma: 32
« anterior123