Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 50, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Primera vez, primera voz

Contaba con 4 años de edad, vivíamos con mis padres y mi hermana de 1 y 1/2 años mas grande, se habían comprado una prefabricada en la Provincia de Buenos Aires, mi padre salia muy temprano a la mañana y regresaba muy tarde en la noche, solo lo veíamos los fines de semana puesto que trabajaba en Capital Federal, cuando se iba dormíamos y cuando regresaba también. Una tarde ya noche mi hermana se encontraba con mi madre en la casa y yo estaba con el vecino que me tenía a "upa" en la puerta de su casa, alambrado de por medio. Este vecino resultó ser un degenerado el cual comenzó a manosearme lascivamente cuando de repente se escucho la voz potente de mi padre llamándome, el vecino me bajo rápidamente y me dijo anda que te llama tu papá, después seguimos jugando... a lo que corrí a casa en busca de mi padre, lo busqué en su habitación, en la cocina, en el comedor, fui hasta mi pieza y no lo veía, entonces corrí en busca de mama y pregunte.
- ¿ Y papá ? -
- Todavía es temprano hijo, papá llega más tarde ! -
En ese momento no entendía que pasaba y con el tiempo olvidé completamente el suceso...
Luego de varias décadas me enteraría que esa había sido la primera vez que escucharía la voz del Arcángel Gabriel...

Aunque no la última !
3
1comentarios 31 lecturas relato karma: 49

Crece

Creces juguetón,
creces feliz, sin nada que te perturbe,
crece en tu capsula de la vida,
en el misterioso y mágico micro mundo del vientre maternal.
Estás como pez en el agua, a tus anchas,
aunque cada día que pasa, tu creces y tu mundo se te hace más pequeño
ese mundo, mágicamente tiene la medida necesaria para tu existencia.
Pero mañana, el día de tu salida, descubrirás un nuevo mundo.
colores, olores, sabores, sonidos y texturas te llenaran de experiencias únicas que te harán volar por las nubes de felicidad dibujadas por la sonrisa de papá y llegaras al sol radiante que te cubre y llena de energía con el calor amoroso de mamá.


A Juan Diego
30/01/2017
leer más   
4
1comentarios 33 lecturas versolibre karma: 45

A mi padre (Jotabejo)

Despunta al alba una dulce sonrisa,
pues guardé nuestro mundo en una brisa.

Pongo una mano sobre tu recuerdo
me turba la pena, si yo te pierdo
feliz de tenerte cuando me acuerdo
mi rostro apoyado en tu brazo izquierdo

De nuevo miro tu fotografía
te fuiste tan pronto, me duele el día.

Pues guardé nuestro mundo en una brisa,
mi rostro apoyado en tu brazo izquierdo,
te fuiste tan pronto, me duele el día.





Hortensia Márquez (horten67)



Imagen sacada de internet
21
29comentarios 140 lecturas versoclasico karma: 101

Me sobran

He tenido una hija. Y me sobran de repente todas las alambradas.
2
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 21

Padre

Con el exiguo capital del que dispongo
nunca podré
regalarte por San Valentín
el viento
que tantas veces me has pedido.

Tampoco quiero
que me entregues por febrero
la luz oculta
que reconozco tras la sombra de tu cielo,
el fulgor
que tantas veces me has descrito.

Dentro del mar que te exigí
durante la anarquía de otros tiempos
tienes,
como entraña,
un pentagrama de acordes dormidos,
la esperanza de ser lira
entre las redes de un pesquero,
y un soneto
sorprendiendo con otoños las mañanas,
las madrugadas doradas de un sol
dormilón
y salpicado de cierzo.

Bajo la tierra
dejas canciones como estampas,
a la espera
de que unas manos las remuevan
con el agitar febril,
entre los dedos,
de un vals sin tregua,
dentro del vendaval
con el que solfeabas en lo inmenso,
director
con la batuta del destino.
leer más   
19
11comentarios 148 lecturas versolibre karma: 83

Pilares

Desde el primer momento luchásteis sin dudar, seamos sinceros, pudísteis hacerlo, y en ningún momento pensásteis en mirar atrás.

Me criásteis con mucho cariño, guiándome por el buen y duro camino de la perseverancia y el no temer.
Me enseñásteis a no rendirme al fracasar, pero os diré la verdad, hoy soy experto en bañarme en el barro, mas siempre me levanto sin flaquear. Y estoy tan seguro de ello que incluso lo podréis ver, en primera fila, en mi perfil de Twitter e Instagram.
Claramente, me demostrásteis la humildad, ese bello y escasamente valorado arte de no ir por encima al mirar, y ser el reflejo en sentimientos, de los demás.
Fuísteis más de lo que os imagináis, desde amigos inseparables, hasta consejeros fieles.

Hoy, sabréis, que no hay mayor muestra de amor, humildad y respeto que lleguen a reflejar cada una de sus palabras y gestos. Tanto, que por una pequeña sonrisa de mis torturados labios, debido a esa estúpida manía de autodañármelos, moverían mares y cielos.

No hay nadie tan fiel como ellos, que observan mis pequeños logros, con una gran alegría, como si se tratase de haber recibido el mejor de los premios Nobel.
Así, sin más,
papá, mamá, os quiero.
5
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 56

A papá, en su tarde de lluvia

Veo a mi padre dulcemente atrapado por las lluvias de la calle estrecha
Inmensas gotas circundantes caen en el suelo y por entre las manos
de él;
El sueño de todos, el sueño mío.
Fuera de él: el espacio airado y tristemente azul.
Dentro: el hogar, la espera y la canción del mes de Septiembre.

- el amor acabado, y la vida se ha muerto -

Ahora, de pie junto a la puerta abierta
Observa el mundo acurrucarse en una gota de agua.
Su mirada posada, inerte. Su desvarío remueven las canciones...
Las canciones de todos.

Canta, y la persistencia de su canto se replica en los rincones de la casa
Siempre son los ojos, los ojos de nosotros que pacientemente
mramos las sonatas con desvaríos de su boca cansada.

Ese cantor de letras sin nombre, ese cantor de la radio
Imita la voz de mi padre, que aún con los acordes finos y la melodía en hilo
muere despacio sin el compás y las heridas de mi padre.

Ahora, sentado en esos infinitos retazos que cubren los muebles
se observan las canas y lo silencios y las pausas de la vida.

Del cantor autónomo, de los pulmones a media voz.
Sentado en infinitos pensamientos, su boca recurre a los altavoces y,
de entre ellos la canción

“acuérdate mi”.
leer más   
10
13comentarios 77 lecturas versolibre karma: 127

Libertad de elección

Odio el sentimiento que transmitís
de que todo lo hago mal,
errar es humano,
si fallo
ya me tocará escarmentar.

Solo quiero disfrutar y cumplir mis sueños
por mucho que me los queráis destrozar,
mi felicidad es eso,
os duele,
pero hay que arriesgar.

¿Qué más da ingeniería, medicina
o bellas artes
mientras sea por mi propia voluntad?

De cualquier manera aprenderé
a ganarme la vida
aunque en ocasiones caiga.

Impotencia, gritos y discusiones
sin sentido y sin final,
conseguís el efecto contrario
al limitar mi autonomía.

El oxígeno no llega a mis pulmones,
me ahogo pensando que soy el mal
en esta absurda agonía.

Así que,

gritaré y romperé
todo lo que se cruce con mi ser,
por vivir, sentir y respirar
un poco de libertad.

Tan solo quiero escapar
de esta puta situación
que me oprime.

Necesito salir y correr,
deambular por la realidad
sin nadie que me pare los pies.

Posdata:

padres y madres de esta sociedad,
la libertad de elección es esencial,
dad alas a vuestros hijos para que alcancen su felicidad,
pues cuando uno hace lo que ama vive de verdad,
llevad la vida que tenéis en vuestras manos
lejos de la amargura y la culpabilidad.

Por favor.

No deis más espacio del necesario al miedo.
6
sin comentarios 177 lecturas versolibre karma: 11

Tu recuerdo perdido lo es todo

No necesito su recuerdo.
Lo veo en mí sonrisa.
En la alegría de mis ojos pequeños.
En las palabras que son cortas y a veces un poco sin sentido.
Lo veo en mis canas que nacen gloriosas.
En mis planes y charlas.
Lo veo en la nostalgia de la entrega que es inaudita.
En mi caminar campante cada vez que hay complicaciones y martirios.

Lo veo en mis más tiernos amores.
En la forma de entregar las cosas a mis sueños.
En mi mecha corta y altanera.
Lo veo en mi poca paciencia por las cosas.
En las obstinadas ganas de cambiar a el mundo sin lograrlo tan siquiera un poco.

Lo veo en mi mirada nerviosa.
En el amor de otros por tus buenas glorias.
Lo veo en tus museos y mis memorias.
Pero sobre todo lo veo ahora que me hago menos joven.
Y me veo en tu reflejo contento, siempre queriendo estar sonriendo.
Siendo el primero en poner el ejemplo.
Padre soy tu recuerdo.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
13/10/2014.
16
3comentarios 249 lecturas versolibre karma: 61

La muerte se llevó a mi pasado

Inevitablemente recuerdo las largas noches de desvelo.
Cómo el frío de la madrugada llegaba muy lentamente hasta donde yo estaba.

El dolor me abrazaba muy sigilosamente hasta hacerme temblar de desconsuelo.

Recuerdo como la muerte llego inquietante.
Nunca la llamé, aunque inconscientemente sabía lo que ella pretendía.
Como un tiempo oscuro y agobiante se llevó mi esperanza.

Sólo me dejó un puñado de cenizas.
Cenizas que en su gloria fueron sueños realizados.

Inevitablemente en estas fechas recuerdo esos días grises de mi pasado.

Días en donde ni el sol, ni la calidez de una buena obra me otorgan el consuelo por una tristeza que embargaba mi alma.

Mi padre se fue.
Lo extraño orgullosamente sabiendo que tal vez nunca se irá del todo.

Un legado construyo con sus memorias.
La muerte sé llevó a mi pasado.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
91/11/2013.
11
2comentarios 208 lecturas versolibre karma: 75

Entre sueños e irrealidades

Un día despertaba en Chicago, padre soltero de un adolescente que soñaba con ser astronauta. Al otro día despertaba en la primera colonia en Marte, ingeniero de sistemas de oxígeno, solterón empedernido. En las noches del siglo XXII, el hijo soñaba ser su padre en la Tierra del siglo XXI.


@SolitarioAmnte / viii-17

#Con50Palabras

Microrrelato escrito para: www.cincuentapalabras.com/2017/08/entre-suenos-e-irrealidades.html
leer más   
12
13comentarios 161 lecturas relato karma: 91

El día que no recuerde a mi padre

Arden los ojos por unas lágrimas que se niegan
a salir a la intemperie seca y llena de dolor.

El día que no recuerde a mi padre,
ese día habré borrado de la memoria
el único rastro de lo que verdaderamente soy.

Su rostro vive en mis recuerdos más lúcidos,
en mis palabras mecías y taciturnas,
en las ideas confusas pero llenas de amor y ternura.

El día que ya no pueda despertar de los letargos
de la melancolía,
ese día habrá empezado la cuenta regresiva
de los días oscuros que se derrumban
por la tristeza de mucha lluvia a falta de sol.

He perdido la cuenta desde aquel último día
que estreche tu mano delgada,
no te pude sostener la mirada
había mucha tristeza en mis ojos que no saben mentir.

Ese día se murió la última nostalgia
que se acurruca en los rincones
del tiempo no pude llorar,
era tanto el dolor que me aturdía
el silencio de mis lamentos,
y solo atine a seguir viviendo
como si verdaderamente no pasara nada.

Así lo hubieras querido siempre,
padre amado te gustaba recorrer las calles
antes de tener que volver al mismo lado otra vez.

Yo también como tú quiero mandar a construir
mi sepulcro y con letras pequeñas escribir
mi propio nombre.

El día que no recuerde a mi padre,
ese día habré borrado de la memoria
el único rastro de lo que verdaderamente soy.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
25/08/2017.
11
4comentarios 315 lecturas versolibre karma: 76

Acaso sólo sobrevives?

A veces me siento solo
Con mi piel rota y desgastada
Herida por tus manos
Que me golpean cada día
Dices: ayudará
Serás más fuerte
el encuentro es el principio de la despedida.

En la multitud
A veces ni me miras
Me siento un desconocido
Perdido en el miedo
de que te alejes y que no entiendas
Como mi vida se convirtió en una mentira.

Tengo miedo de ser el culpable de los lazos rotos
Y que mis lágrimas rueden sin sentido al olvido.
De quien es la culpa?
Ya no susurres aquellos insultos
Cuando conozco el guion
No enfermes más tu corazón.

Alguna vez te has preguntado cómo me siento?
Cuando me llamas enfermo
Cuando estas en casa haciendo lo que haces
Jugando hacer ausente.

Acaso sólo sobrevives?
Porque mis lágrimas anhelan mi niñez
Aquellos minutos que sentía tu piel cálida
Y Tu voz enérgica
Aquel ayer cuando sentía que tenía vida
y aun no conocía la agonía.

sólo lo he besado dos veces
Por respeto a ti
Por miedo a que odies mi existencia,
Sigas fingiendo que me quieres,
Aun espero ha que entiendas
Y que te adaptes a quien soy
No te apresures por comprender
Y fingir palabras de apoyo
Para sostenerme,
Soy fuerte, tú me hiciste
Soy el niño de ayer
Un poco más grande y con nuevos ideales
no me mires como un enfermo
recuerda que puedes lastimar mi carne
y aveces no se olvida lo que se siente.

Autor: jhonbellido
11
3comentarios 112 lecturas versolibre karma: 109

Tu sangre fría

AUSENTE padre
que yo imagino
abrazándose más allá del sueño
raíz de mi fantasía y de mi empeño
ausente padre
que yo imagino

por ti
no sé adonde me encamino
el frío
me va cortando leño a
leño
el mismo frío que sentía
de pequeño
por ti
no sé adonde me encamino

estoy perdiendo la fe que domino

se arruga
mi cara
se frunce
mi ceño

y eso es todo
lo que al espejo enseño

ausente padre que yo imagino
leer más   
13
4comentarios 120 lecturas versolibre karma: 105

Melancolía

Ha pasado tanto tiempo,
tantas noches, tantos días.
Junto a la melancolía
conversamos otra vez.

Quiero hablarte sobre el clima
sobre el paso de los años,
como desde tu partida
nada ha sido lo que fue.

Los recuerdos en el viento
con fragancia de tristeza
se convierten en quimeras
de otro frío atardecer.

Caen lágrimas de la lluvia
donde hay dos niños jugando
el que quise ser de antaño
y el que nunca más seré.

Remolino de recuerdos,
sentimientos de impotencia,
de pensarte de momentos
sin poder volverte a ver.

Y esta atmósfera tan densa
cargada de mil preguntas
donde espero mil respuestas,
esas que nunca tendré.

Los consejos que me diste
y también los que faltaron
recordar intento en vano
se fundieron en ayer.

Extrañando tu ocurrencia,
los días de pesca robados,
todo el tiempo que pasamos
y aquel que no pudo ser.

La neblina del pasado
va borrando tu silueta
y solo tu eco resuena
cuando pierdo lucidez.

En medio de la amargura
maldiciones mil pululan
en mi mente, y se derrumba,
no acepta esta realidad.

Pero...

En mis noches mas oscuras
aun tiene brillo la luna
que al oído me susurra
que en mi mente vivo estás.
19
10comentarios 168 lecturas versoclasico karma: 128

Resuena padre...

Resuena padre
corazón de guitarra,
melodía que disuelve
rasguido rencor

puerta que en la noche
riega investidura
raíz sueño
ala alimento.

El tiempo ha levantado
cortinas de silencio
nace el día, reclama
hablar de los recuerdos.
12
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 93

Poema a mi hija

Tú, que acabas de nacer dime… ¿Cómo es la voz de Dios?

Y no tardaste mucho en contestarme
me miraste con esos ojos tan abiertos, tan llenos de amor,
tan llenos de ternura y compasión,
y enseguida pude entender lo que me tratabas de decir.

Y no te conformaste con eso,
tenías que enamórame más
te acerque mi dedo y lo apretaste para no soltar
pude sentir que eran las manos de mi Papá.

Y no te conformaste con eso,
te pusiste a llorar
y en ese mismo instante en esa habitación de aquel hospital
supe que te tendría que amar, como a tesoro preciado.

Y no te conformaste con eso,
tenias que transformar mi corazón,
aquellos pedazos que estaban en piedra los rompiste y sacaste a relucir mi verdadero yo.

Y no te conformaste con eso…
y hoy cuando me abrazas fuerte y me dices que soy tu niño pechocho
te digo: no me sueltes, porque se que ahora… he ganado el cielo.
Alejo21-7
leer más   
17
14comentarios 280 lecturas prosapoetica karma: 87
« anterior123