Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 70, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Dime que soy yo dime que eres tú

Dime que soy
dime que eres tú

Uno entre miles
de aquellos que luchan con fervor
con paciencia contra los males

Y no se rinden y vencen
porque no se distraen

Porque siempre permanecen
en calma y en paz

Y con espiritualidad su alma
seguros de que vencerán

MMM
Malu Mora con Giasuddin M ( q.e.p.d)

(segmentos de nuestras charlas )
imagen tomada de internet

(
leer más   
16
11comentarios 90 lecturas versolibre karma: 138

Deja

Déjame soñarte
en este remolino que son mis sueños
ángel de amor que acaricias
con tus manos mis cabellos
déjame sentir con mis dedos
como dibujo el arco de tus cejas
mientras me pierdo en el profundo
cielo de tus ojos

Déjame creer
que nunca te has ido
que jamás de mi lado te irás
que jamás tu amor he perdido
mientras la miel de tus labios
y la caricia de tus besos
rozan mi sedienta piel

Déjame sentir tu alma
nítida blanca penetrando la mía
deja extasiarme en tu luz
deja alimentarme de la bondad de tu ser

Deja que tu amor corra por mis venas
torrente de pasión, soplo de vida
pon tu mirada en mis pupilas
mira en la claridad de mis ojos
mi pecho lleno de amor

Funde tu cuerpo con el mío
llena mi mundo de ilusiones
que el amor es fuente infinita
para seguir amando después de amarte

Déjame ser esa ilusa amante
que cree en el amor eterno
que va viviendo entre sueños
embriagándose de tu amor.

Eres ese espacio eres mi tiempo
eres el amor que habita en mi
eres el ángel de mis sueños
donde recargo mis sentimientos
para cada mañana volver a empezar.

MMM
Malu Mora

imagen tomada de internet
leer más   
23
25comentarios 107 lecturas versolibre karma: 138

Almas lavadas... (Lipograma monovocálico)

ALMAS LAVADAS
(Lipograma Monovocálico)

¡Ah!... Las almas lavadas.

La paz y la faz alba aclaman.
Las hay, hasta vanas labradas.
Alas alambradas y amadas.
Y dan, aladas, las bardas blancas.
¡ Y a las balas, dan abrazadas!.

¡Ah!. Las almas malas jamás alban.

Alaban las alas y la calaña.
Arañan la lava y lacra lana,
para ladrar y la mar calmar.
Aman las balas y matan las albas.
Arman al amar y las malas matas.

¡Ah!. Las almas malas al hampa arman.

Al mal lavan y al mar dan caza.
Y la mar mascan grata ajada.
Ya las lagañas, alcanzan las cabras.
¡Vaya!... Ya acatan y acabrán albas,
para labrar la calma alambrada.

¡Ah!. Las almas lavan al danzar malas.

¡Hasta las lacras, lacran y lanzan, amadas!.
Aladas las almas lavadas, van y danzan.
¡Vaya! . Las hadas van arañadas y vanas.
¡Vaya, vaya!... Al ámbar harán, haragán,
y a las ramas al nadar ranas, ranas aladas.

¡Ah!. Las almas lavadas, la sal sanan mal.

Más las plagas pasman tantas patrañas,
y tantas mañas, aclaman, las mañanas.
Y andan y nadan, las mantas mansas.
Y van las alas, mañana tras mañana.
Y alaban, más y más, la vana blanca lana.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
14
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 127

religio

los pájaros
tan llenos de vida,
acercan paz a la tierra.

sabrás como orar
si con gentileza,

callas.

ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
12
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 121

Que estalle la paz

Afilemos viejos lápices,
esgrimamos tizas blancas,
unámoslos en barrera de armonías,
detengamos con su fuerza
la agonía de cañones
del hambre de los hombres,
escribamos las palabras
con las que remendar auroras
en ofrenda de las selvas.

Que nos inunde la paz,
volteada como diábolo
en su cuerda,
disparada como flecha
hacia la diana
de los sentimientos libres,
que estalle repentina
la esperanza contundente y absoluta
cuando cese la epopeya
de los duelos,
el combate por el pan
de cada día.

Soñemos
ocho estrellas blancas,
soñemos limpia la bandera
hoy ultrajada por manos negras,
soñemos en la paz,
en la esperanza,
volvernos sobre el mar
como una lanza
cargada de justicia y de prudencia.

Roguemos
por el tiempo en que será
la libertad
con la que abrazar la tierra,
con la que respirar presencias,
en la que dibujar
sin sombras
ni silencios ni cadenas.

De pronto se hará el mañana,
y este tiempo,
inflado de paciencia,
verá crecer los hongos y los setos,
y hasta el río,
guardián de los secretos,
hará remansos,
deteniendo el curso de su llanto.

Asaltados nuestros diques
reventará la paz en mil burbujas,
con cada espina,
en cada esquina,
en tus ventanas,
bajo mis puertas.
12
13comentarios 123 lecturas versolibre karma: 136

La foto

Buscando un silencio en las bellas texturas del ocaso, un segmentado de piel elefante, va sencillamente naciendo un buen abstracto.
Arrugada la parte del soporte te envuelven los colores suaves, rosas variados de juegos primaverales con poemas enamorados. Son en el epicentro grises y sombras, bordeando el fino hilo del los encajes, bolillos andaluces de manos sinceras que crean. Una fragmentada y quebrada alineación de luces y sombras. Fotografía de una plasticidad poética, rozando una bella pintura. Jairo su creador, la entrega al mundo con aleteos de Paz.

Fotografía. JAIRO TORRALVO.
leer más   
5
2comentarios 36 lecturas relato karma: 67

Para cuando regreses

Recordarás el día
en el que conociste en las anclas
la mixtura de la sal
con la corteza de las ostras,
(la mar colmada de tu alimento añil),
el día en el que un pueblo de redes
se convirtió en tus adentros
en habitación bárbara de llagas,
navegación pérfida de fachadas solemnes
y podredumbre sobre su mármol.

Harás memoria de aquella tarde
en la que la voz del matorral
pronunció por vez primera tu nombre,
cuando asentiste a su llamada
con la voluntad enjuta,
abandonaste sin una lágrima la costa,
y ligera,
sembrando de camelias cada paso,
partiste hacia las selvas
apurando tu andar converso.

Tejiste entonces un cesto
con mimbres olvidados por almas funestas,
lo rellenaste de tejidos de ilusiones,
te hiciste costurera,
maestra de lanas y de hilos.

Ahora extiendes en los prados
una enorme sábana blanca
redactada con millares de nombres muertos
para que jamás
nadie les vuelva a prohibir la vida,
elevas con tu aguja el compromiso
de saborear una sonrisa,
derribas la esclavitud de las mordazas
en el amanecer sin fin de tus laderas,
das las gracias por el aire que respiras,
cubres con colores vivos
nuestros muros,
tus espejos.

Cuando regreses a los puertos
susurrarás de nuevo tu nombre;
lo harás al oído
de aquéllos que en su ignorancia
te insultaron,
resquebrajarás sus encuestas falsas
haciéndote presencia
dentro de sus cráneos huecos,
y mirarás al frente,
sonriente,
sin esconder tu rostro.
leer más   
11
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 118

Ikigai

Dime aquello que mirabas
cuando las ondas veías,
cuando,
risueño entre las peñas,
te rodeabas por entero
de su brisa rota,
cuando,
al escuchar las gaviotas,
se disolvía tu desolación
entre la espuma.

Háblame de los grilletes,
desmenuzados,
entre las burbujas blancas
del crujido de tu popa,
háblame de tus cañas,
de tu pesca,
de tu barco.

Cuéntame
de cómo fuiste patrón
sobre la voluntad de tu nave,
y que una marejada turbia
elevó a tu cubierta
el milagro de la inundación
de peces brillantes,
reflejo de paz
en tu tez de salmuera.

Dime que,
cuando se rasgaron tus redes
al rematar la singladura,
fue generosa
la canción de las sirenas.

Cada noche le harás guardia,
sostenido sobre el mar
que antaño navegaste,
a la luz de una casa
dormida en el puerto,
a su ventana azul,
y al zumbido suave
del enjambre de unos remos.
leer más   
7
4comentarios 90 lecturas versolibre karma: 103

• efímero sesenta y nueve •

He aprendido a estar sola sin sentirlo. A sentirme en paz conmigo.
He aprendido a mirarme al espejo y sonreír. A soñar despierta los domingos.
He aprendido a leer mi alma y aceptarla. A volver atrás únicamente para cerrar ya inútiles capítulos.
He aprendido a buscarte sabiendo que no te voy a encontrar. A toparme con tu ausencia agónica pero asumirlo.
He aprendido a deconstruirme. A utilizar mis cenizas para formar un nuevo nido.

Y después de todo lo aprendido, solo veo flores muertas adornar las estanterías de mi corazón y recobecos llenos de polvo, café caducado y olor a destrucción. Solo veo que a veces no logro encontrarle sentido a nada y el suspiro que emerge de mi boca ya por siempre sentenciada por no haber gritado lo que una vez debí asumir en voz alta, revela más verdades de las que soy capaz hoy en día de encajar sin hundirme.
Después de todo lo aprendido siento que hay días en los que solo navego por este mar que no lleva a ninguna orilla o a ninguna parte en absoluto. Un simple vaivén que no deja de recordarme lo que he perdido y nunca recuperaré.
Solo veo que a veces no consigo plasmar ninguna imagen lógica sobre mi futuro porque siento que mi día a día está estancado en el tiempo, que los relojes se ríen de mí clavándome sus agujas para desesperarme y meterme prisa cuando en realidad las horas no están pasando, cuando en realidad no sé sobre qué tipo de cristales estoy caminando ni qué heridas son reales y cuáles ficticias para irlas sanando.

He aprendido a estar sola sin sentirlo. A sentirme en paz conmigo.
Y aunque a veces este vacío rompa con su eterno desafío esta ataraxia que tanto me ha costado conseguir que crezca dentro de mí, voy a nadar contracorriente cuanto haga falta, porque la vida podrá seguir provocándome con su poder tiránico que todo lo que desea me lo puede arrebatar y me lo arrebata, pero yo voy a luchar con dientes y garras y voy a seguir aunque el mar nunca vuelva a estar en calma, porque cada vez estoy más cerca de respirar bajo el agua y hacer las paces con todo lo que antes me ahogaba.
4
4comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 54

Hogar, dulce hogar

Rozo con la punta de los dedos las ramas más altas
que besan el cielo
con la misma dulzura que lo acarician
y lo amansan.
Los pájaros le han declarado la guerra a las nubes
por intentar ponerle un límite a su infinita imaginación.
Y cantan burlones
que son libres y rebeldes,
que ni ellas
ni la peor de las tormentas
podrán jamás atrapar sus alas
sino desearlas,
como se desea la imposibilidad de todo aquello
que no se puede tener.
Y que su única patria
es y siempre será el viento
por ser el único capaz de amar su libertad.
Huele a enero y a tierra mojada.
Me he empapado los pantalones de barro hasta las rodillas,
y he rugido hasta doler la garganta.
La brisa es fresca
y me susurra al oído que me suelte el pelo,
que deje libres a todos mis monstruos,
porque hoy
mi instinto animal
se siente más salvaje y puro que nunca
y es capaz de dejarlos en bragas
en las mil y una batallas
que les proponga el viento.
He abrazado a la luna
con el corazón abierto de par en par,
y sin darme cuenta,
ha llenado sus esquinas de flores
y de toda la belleza y vida que tengo a mi alrededor.
Para que cuando sienta que no soy de ningún sitio,
que el único que me acompaña es el viento,
entienda que mi verdadero techo lo tengo dentro.
Que todo esto forma parte de mi
porque yo soy parte de todo esto.
Y que nunca estaré sola
mientras los pájaros sigan siendo libres y rebeldes,
el suelo, de vez en cuando,
siga oliendo a tierra mojada,
y la luna siga llenándome el pecho de flores mientras duermo,
para que nunca olvide quien soy
ni de donde vengo.
leer más   
9
8comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 89

El sitio de la muerte

Tal vez el sitio de la muerte
no sea un lugar oscuro.
Puede que esté lleno de luz
y que sea, lejos de todo temor,
un lugar apacible y blanco.
Puede que llegue a mí
como una paloma alada de paz
y me rete a seguir
el llamado de lo desconocido.
Entonces, podría ser que cayera
en una alucinación
y encontrara más de lo que espero:
un pedazo de cielo celeste para mí,
una nube de tiempo remoto
que anhelaré volver a tener.
Entonces,
me ahogaré en aguas limpias,
sin miedo,
hundiéndome despacio
hasta desaparecer en la espesura del fondo.
El barro me tomará con sus brazos de tierra,
envolviéndome con su hermoso color.
Puede que el sitio de la muerte
no sea un lugar oscuro,
puede que tú me esperes
y hasta que nos encontremos
tras la inmensidad del mundo.
leer más   
16
9comentarios 132 lecturas versolibre karma: 107

Hoy

Hoy.
Te libro de mis males.
Te libro de los malos momentos.
Te libro de todo lo que fui ayer.

Hoy.
Te ofrezco mi paz.
Te doy mi fe.
Te tiendo mi mano, para caminar junto a vos.
9
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 99

El paso

Nace,
el nido es escultura de armas.
Nace en un círculo
con tres rayas dentro.

Cruzo el puente
tomo la mano
armo la ronda
coloreo el cielo
enciendo una chispa en la sombra
esparzo pétalos
concedo la palabra
escucho
siembro esperanza
abro mi pecho,
doy el paso.

Vuela la paloma.




Imagen de Azafranz
16
15comentarios 93 lecturas versolibre karma: 103

A esa gente maravillosa

Fraternal empeño
que atiende y cobija
aquellas manos
que se extienden vacías.

La solidaridad y el aliento
de una tierna mirada,
que necesita abrazar,
besar y acariciar otras vidas
de futuros inciertos.

Y sin pedir nada a cambio
poner el corazón entero,
que sin esperarlo siquiera
de dicha quedará pleno.

Seres de Almas limpias;
solidarios, imprescindibles,
que encadenando historias
de Amor y de Paz,
redimen lo feo y lo zafio
que habita en este mundo.

A esa gente maravillosa…
Gracias por existir.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/04/08/escribe-tu-relato-de-abril-ii-padre__ange
15
11comentarios 116 lecturas versolibre karma: 113

Soneto. #Siria Guerras Tramp(as)

No hay ni una guerra que se justifique
cuando, detrás de un avión o de un tanque,
hay un asesino a sueldo que arranque
la inocencia consternada - en el dique -
de una avalancha de odio, sin palique,
que borbotea en sangre de un estanque
- que se desborda en terrorismo -, manque
los otros no sepan quién se lo aplique.

No pensemos que Trump es el primero,
porque las Guerras Tramp(as) son putadas
de mentiras y locos de despacho.

Quienes mueven ficha en este tablero,
dejan muertas las vidas saturadas
de quienes ya eran pobres por empacho.
leer más   
13
sin comentarios 120 lecturas versoclasico karma: 102

Medalla de plata

leer más   
6
3comentarios 85 lecturas relato karma: 61

Sin Paz No Hay Nada

SIN PAZ NO HAY NADA

No hay camino para la paz, la paz es el camino.
Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

Sin paz no hay nada
la paz es el camino
hacia un mundo mejor.

Si todos nos unimos
podremos lograrlo
es cuestión de querer
unirnos en pro de un mundo mejor.

Ahora en estos tiempos
de guerras y dolor
es hora de unirnos
por la paz.

La paz es necesaria
tenemos que entenderlo
de comprender de una vez
que sin ella no hay nada.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
leer más   
13
10comentarios 139 lecturas versolibre karma: 95

Mirada de sauce

Mirada de sauce;

aquella que no es azulada

ni verdeante.



Hay un eterno misterio

que insiste en su gris errante,

es la mirada de sauce:

con sus ramas acuna la tierra,

y por su alma nadie vela.



Pero el gris

es la extorsión

de aquel amor

que sigue buscando su exilio.



Es la mirada de sauce:

alerta y serena,

cuando desea ser eterna en

aura que jamás llega,

y de ahí su ambiguo color:

Persiste la extensa bifurcación

ante el genocidio

que impregna su halo maldito.

Y en ese impasse

debe hallar su paz.



Marisa Béjar.
leer más   
13
8comentarios 108 lecturas versolibre karma: 96

Ven

Ven a mis brazos, aquí es tu hogar.
cuando cansado de la vida
de la gente, de la calle
quieras descansar.

Ven a mi alma, aquí es tu paz
cuando el viento azote
la tormenta arrase
y la lluvia empape tu playa.

Ven a mis ojos, ellos son luz
luciérnagas brillantes
que tu sendero alumbren
cuando la noche te alcance.

Ven a mis labios aquí está la fuente
que sacia tu sed,
recobra el aliento
refresca tu ser.

Ven a mi cuerpo, aquí es tu puerto
cuando quieras anclar
y no surcar más
el océano desierto.

Ven amor mío
mi piel es tu abrigo
tu camino y destino
el final de tu día
el principio del mío.
leer más   
8
2comentarios 141 lecturas versolibre karma: 50

Soneto a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos de ese lejano Oriente:
Yo solo pido más para los que menos tienen,
¡Paz!, y ver la cara alegre de un niño sonriente,
y que no tengan que huir los que de allí vienen.

Sanidad excelente y un buen modelo docente,
no más mujeres que por manos machistas mueren,
ni ancianos sin recursos, ni pobre, ni indigente.
Iguales, negro o blanco, de aquí…o de donde fueren.

Políticos honrados, que triunfe la justicia,
proscrita la malicia y conmueva la caricia,
ser valientes, perdonar…y olvidar los rencores.

Envuelto en papel de regalo este alejandrino,
de deseos, sueños, utopías… Y el destino
de ver felices un mundo colmado de amores.
10
2comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 58
« anterior1234