Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 9, tiempo total: 0.003 segundos rss2

~ Una de piratas, amores y sueños de papel… ~

.

A veces te digo, y otras tú en besos me callas,
y como barco sin puerto seguimos navegando
en nuestro mar de ilusiones…

Somos y hacemos en barquitos de papel
en cualquier charco, nuestra travesía,
hasta la próxima lluvia, cuando alguien deje
anónimos llenos de sueños en el agua estancada
de alguna ilusión…

A veces somos letras con o sin destino
de un triste soñador, otras barcos piratas
surcando los mares de las aceras rotas,
buscando tesoros que otros amores perdieron
ahogándose…


soundcloud.com/lola-bracco/suenos-de-papel-tres-versos (Lola)

.
12
4comentarios 131 lecturas versolibre karma: 114

Anoche soñé que me hablabas

Anoche soñé que me hablabas.

Decías que querías verme, y yo respondí a malas.

Te juro que no me fijé en el nombre, últimamente hay muchos bucaneros que quieren asaltarme y nunca me habría imaginado que tú me escribirías.

En cuanto me di cuenta intenté remediarlo, sé que tengo que apechugar con mis errores, con mis impulsos y actos.

Y no siempre sale bien.

Pero supongo que al ser un sueño la suerte estaba de mi lado.

Y te vi, ahí, con esa sonrisa y esas ganas de vivir, con esa bandera pirata que no sueltas nunca, como querría que no me soltaras a mí.

Luego me desperté y lo único que supe hacer fue ponerme a redactar esto, ya que no puedo dibujarlo sobre tu piel.

Eres pura inspiración, que me atrapa hasta en sueños y, posteriormente, no me deja volver a dormir.

Ahora solo espero ese mensaje en cualquier momento en el que un pellizco duela, pero no llegará.

Sé que no llegará.

Esto es una carta al vacío, nunca la recibirás, y si la escuchas no sabrás que va por ti, por ese que hay debajo del sombrero, que tiene nombre de ciudad y, aunque no lo sea, con sus palabras encendería cualquiera.

Podría recordar todos los labios que he besado, todos los cuerpos que he visitado, pero no serviría de nada, ninguno fue como el tuyo, ninguno me conquistó tan bien.

Tu vida está hecha, y siendo una estocada directa a mi incandescente corazón, sé que jamás estaré en ella.

Jamás podré pasear contigo, ir a un bar a tomar una cerveza o un café en tu compañía.

Jamás podré besar esos labios de nuevo, ni acariciar tu cuerpo mientras te abrazo.

Jamás podré ver una película a tu lado en un domingo aburrido convirtiéndolo en inolvidable y, cuando menos, divertido.

Jamás perdonarás que la cagué.

Jamás me verás de otra forma, y duele.

Duele mucho, pero mi alivio es que siempre podré escucharte pese a que tus palabras no vayan dirigidas a mí.

Así que viviré con ello, seguiré admirándote en silencio.
12
1comentarios 199 lecturas prosapoetica karma: 8

Orgánico

Mundo de células y orgánulos
en el que estoy confinado,
mundo sangriento en el que me hayo
glóbulos rojos, guerreros blancos
proteínas, nucleótidos y ácidos.

Si, eso es lo que soy
un espíritu confinado
en un caos ordenado

Ya escucho el réquiem de mi ascensión,
muere Peter el ser social, nace el poeta,
yo, corazón nacido de la flor,
de la Rosa con espinas.
Nazco de tus lágrimas y las mías
nace en mi la revolución, soy nueva vida.

Miran mis ojos hacia dentro,
dónde antes había un lecho
de castigo y tormento
hay ahora pasión, mar y viento.
Era náufrago entre muchos alientos
ahora soy Pirata y puedo soñar despierto.

Vivía prisionero, rodeado de barrotes
de torturas, de dineros y de miedos.
El sistema me aplastó, no podía gritar,
mi vida, silencio nada más.
Coge mi mano, navega en mi barco
que no te asusté la mar,
ahora somos piratas,
gritemos LIBERTAD.
leer más   
17
4comentarios 103 lecturas versolibre karma: 114

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Hay historias o cuentos que nunca se detienen, que viajan montadas en el viento tan lejos como pueden, hasta que cruzan otro más fuerte, que les desvía el camino, y alguna tormenta que piensa que volar le ha dado sed, y empapa las hojas, y tiene que volver, por más hojas, para volver a empezar y volver, y volver, y llover y llover…

Cuando rien rien, cuando lloran lloran, pero cuando se aman todo cambia y los dos gozan y goooozan…

Tiene la lengua tan larga, que cuando se ríe se escapa, y espanta a sus sueños más tiernos, y despierta demonios que desvelan el morbo de medirle la lengua y conocer su idioma, pero el verdadero problema es cuando llora y se congestiona, y respira casi obsceno todo el tiempo por la boca, y que boca… y otra vez la lengua…

Unos dicen que se aman y otros no, ni, imaginan, pero si_no siquiera se conocen, para algunos, pero los cuentos mienten siempre y le ponen el final que les conviene, según el hambre, y si hay postre después de perdonar a las perdices…

Él le pide quiéreme y ella sin mirar le grita ámame, pero con menos ropa y más malas palabras, con muchas miradas guiando la lengua, con dedos que quieren imposibles y otras partes que se esconden haciéndose invisibles, él pide, ella gana y ninguno se queda con las ganas…

Tiene sueños que marean, hasta a el pirata más bravo, una noche cuenta cuentos de asesinas de ovejas, la siguiente hace castillos en la arena mientras baja por ascensores, y las peores historias, son esas de terror cuando sube y baja a oscuras por las escaleras, en pijama, con los residuos con pañales que apestan de los fideos, en pantuflas y alumbrándose con linterna, mientras va elucubrando otro cuenta sueño para insomnios, pero se enternece a veces e invita a participar a los minions…

Se saben mentira, de esas verdaderas que ni hablan por darse cuenta, de esas que miran y hacen la vista gorda sin ponerla a dieta hasta que rueda y rueda, y de verdades los aplasta con las lenguas afuera…

Cuando empieza a soñarlo mientras se está bañando él la espera con la toalla y ella lo encrema hasta blanquearlo, para deslizarse con los cuerpos y que no se arrugue de miedo…

El transita sin registro las esquinas de sus sueños, no repara en semáforos, porque les guiña cualquier ojo, porque coquetea con descaro y la luz roja le cede el paso…

Así son los cuentos malos, mal escritos y contados, cortos por pasar el rato, sin buen humor ni sentido, pero con un poco de descaro, así son y me despido…

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-5-cuentitos (Lola)
16
9comentarios 187 lecturas relato karma: 119

Anónima...

Anónima, no importa mi nombre, ni mi tierra
soy una isla desierta donde vivo yo misma
donde cada tarde me acerco a la orilla
para despedir mi día, para ver
si algún pirata se atreve
a desembarcar…

Anónima
para que ponerle nombre
a quien no van a llamar
a una sombra lejana
a la que nadie verá
jamás…

Y me quedo, mirando a lo lejos
donde nada asombra
donde soy
mi propio desvelo
y mi sueños son el techo
con el que me quiero arropar…

Aquí todo es luces y sombras
y escribo poemas en el mismo silencio
que no escucha siquiera el viento
aunque se quede quieto queriéndolos robar…

Entonces recuerda
que soy aquella sombra que se ve a lo lejos
y no podrás llamar, porque soy anónima
apenas un ánima que olvidó sus penas
y entre ellas: su nombre y su historia
para hacerse sombra en cualquier orilla
donde nadie llama
donde nadie llega…


soundcloud.com/lola-bracco/anonima (Lola)
27
9comentarios 296 lecturas versolibre karma: 132

Amores trashumantes

Sicarios sin veleros,
piratas que en la vida van errantes,
navegan traicioneros,
por mares muy distantes
en busca de tesoros y diamantes.

Ladinos insinceros,
polizones de barcos ambulantes,
de verbos lisonjeros,
cortejan desafiantes
a las damas que esperan expectantes.

Nómadas marineros,
embaucan a sus musas muy galantes,
con ojos como aceros,
que tornan llameantes,
hilván de utopías apasionantes.

Los vientos agoreros,
claman por los fugaces navegantes,
dejando mil eneros
y novias sin amantes,
en los puertos de amores trashumantes.

Se secan los tinteros,
las lunas en la noche son menguantes,
y lloran los boleros
con letras titilantes,
llantos por desamor de esos farsantes.
21
8comentarios 164 lecturas versoclasico karma: 110

En Cartagena la encontré

Un dolor punzante me agrede la cerviz
la línea vertical se entumece
con una dosis de pastillas
descargo la furia
y mil insomnios registrados
en el puente del olvido me adormecen
soy la roca que se mueve
piensa, respira y sueña. 

Navego por un sórdido mar leñoso
de espeluznantes olas
y un trémulo submarino
de amaneceres arcaicos, antiguos y primitivos
me atrapan y me hacen
dar vueltas y vueltas
hasta caer tendido
en el lodazal de las circunstancias
de las pasiones efervescentes
más repulsivas.


Y me veo en las tabernas
de un puerto marino
del siglo XVII acompañado por acorazados piratas
saqueando tesoros en tierra firme
en la amurallada costa de Cartagena de indias,
hermosa ciudad del caribe mar
ahí nos convertimos en arrebatadores,
en vándalos
y en cazadores furtivos de doncellas
de bellas mantuanas, criollas y morenas.
En estas tierras fortificadas,
actual Colombia, conocí
la joven más preciosa
que jamás mis ojos habían visto.
Y nos embriagamos hasta al amanecer,
en sus brazos me refugié
su boca dulce como la miel
me sustrajo mi apostata proceder
e hicimos el amor no hubo tregua
ni contrarevuelta
ni levantamiento
fue un torbellino
quedé suspendido hasta que levité.

Un leve pestañeo
ya no sincronizo con ese efímero deseo
y vuelvo a sentir latir la cerviz
como un dolor punzante.
Ya es de mañana y el reloj marca las 6
el carro no quiere prender
es lunes y tengo que salir a trabajar
miro el estuche de pastillas
mis manos la toman
y la estrello contra la pared.
leer más   
16
7comentarios 108 lecturas versolibre karma: 113

Velero

Viajamos las olas del tiempo en un velero de velas henchidas por el vendaval polar, navegando las profundidades abisales y el dominio letal de las sirenas. Ungidos por la tormenta que retumba en esta noche sin costuras. No hay rincón que no pertenezca a las sombras. No hay emoción que no contenga luz. Trazamos sobre las aguas una saeta húmeda que nos propulsa hacia tierra, mientras la tripulación entona con voz de cazalla los himnos del invierno. Al final de este mar indómito se halla la calma, el hogar, la lumbre; y quizá ese rostro prometido que jamás se alcanza. Bruñida la superficie del alma después de tanta batalla. Tensas la mandíbula y la jarcia. Encadenados al gran azul por una promesa que volvió al olvido. Hacinados tras el timón por una cobardía inconfesa. Rasgando los velos de la medianoche como si esta proa fuera un estilete y yo un homicida enfurecido. No escucho nada más que la respiración entrecortada de los atlantes. En lo alto del trinquete cuelga una sombra que no tiene nombre, ondeando al viento como una rúbrica pirata. En algún lugar de esta utopía liberaron sus nudos todos los amarres. Mientras, nosotros labramos este huerto de arenques con una maldición sobre los hombros: no habrá mujer ni puerto que nos den cobijo.
3
sin comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 26

En las aguas del Corsario

Rumbo a el oriente sin pausa
aquel corsario navío,
nos asaltará sin causa
maldito bastardo impío.

Los hombres gritan tenaces
allá en el palo mayor,
rugen cual lobos voraces
toca demostrar valor.

Corred tomad las espadas
con cañones a entonar,
componen dulces baladas
junto a las olas chocar.

Brillos al aire de sables
se escuchan breves chasquidos,
cabezas ruedan loables
huid cobardes desvalidos.

Huyen con solo rugir
en puerto sacro atracamos,
de las horca los colgamos
en nombre de su majestad.

Morimos sin ver vivir
vivimos cual borrachuzos,
pues son las guerra recruzos
en ellas, tan solo rezad.
3
2comentarios 34 lecturas versoclasico karma: 32