Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 813, tiempo total: 0.005 segundos rss2

El Director Estaba Preso

No todos los calabozos son oscuros. El mío era extremadamente iluminado, no tenía barrotes, las paredes eran de cristales recocidos en plomo (para aproximarlos más al cuarzo) luminarias de gases inertes vaporizados en azogue pendían desde el techo blanco cielo, impecable e impoluto como el hogar de un dios. A mis espaldas bajo la altura del edificio se perdía una fila de árboles enfermos, parasitados por una gruesa capa de monóxido de carbono excreta de miles de vehículos motorizados a gasolina casi regalada. Enclenques estructuras forradas en concreto parecían anunciar la proximidad de su derrumbe. Los pájaros revoloteaban si cesar, porque en cada aire acondicionado había un letrero que decía: no se permite construir nidos. Las paredes toleraban los grafitis y paradójicamente había carteles que decían: prohibido fijar carteles. Y la gente. Hombres y mujeres peleándose por los desechos generados en mi cárcel.
Un espectáculo muy parecido a los ignotos episodios de la injusticia.
Es que la ley y la justicia son dos cosas diferentes —notese la facilidad al enunciarlo—
Y como toda cosa existente, el hombre tiene la posibilidad de tergiversarlas. Si el principio de toda ley se fundamentara en proteger al indefenso, en lugar de castigara al infractor; la justicia no tendría carácter abominable. Pero como el fin de la justicia es causar dolor a quien quebrante la ley, la fruta se pudre en los anaqueles antes de que el pobre pueda reunir los cien pesos de su costo.
No estoy seguro si lo leí, o lo imagine, quizás lo soñé. O tal vez lo dijo alguna canción miserable de esas incapaces de mantener (económicamente) a su intérprete: La Justicia y la fruta en putrefacción son sinónimos.
Volviendo al tema aludido al principio… y para calmar la curiosidad del acucioso lector.
Sí; tengo antecedentes, fui prisionero por diez años: me condenaron a director técnico de una corporación industrial.
leer más   
6
21comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 95

Infantiles

En la hendidura del día agotado
besada por su lengua luminosa
una mujer de párpados dormidos
con dos lunas en sus manos
espera azul las sombras sin nombres,
amamanta la esperanza sutil
frágil futuro en las veredas,
en la sala de espera del amor
igual florece una flor o una piedra.
¿Cual cuchillo cerrará la cicatriz?
Garúa en la mejilla trasnochada de un farol
los huesos decrépitos de la ciudad
rechinan ante los despojos
en antiguo anaquel su corazón
se posa y sueña bajo un libro
cuentos para los niños
que han perdido la vida
antes de haber crecido.
leer más   
11
4comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 141

Leguleyo

Regordete y leguleyo aquel picapleitos intentaba tejer unas cuantas rimas a vuelo de pájaro; una que otra prosa poética medianamente inteligente. Pero la verdad: era sólo un poetrastro constitucionalizado. En eso radicaba su vulgar encanto... en marear serpientes.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
11
4comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 115

Caída Libre

Dar un paso hacia adelante
Y mirar el precipicio
Tan alto y a la vez tan lejano.

Tu mente se pregunta que locura,
Y tú corazón no duda sólo grita:
Salta desdé está altura.
Porque lo que importa:
"No es que tan bajó caes
Sino lo más alto que intentes llegar"

Y es cómo saltar
Al vacío sin dudar y
Dar el último paso
En el último suspiro
Sin pensar en nada...
Y en el último minuto
Lograr levantar tus alas...
leer más   
22
14comentarios 97 lecturas versolibre karma: 112

¿Bailamos?

Muerdo las venas
del amanecer,
con los ojos sacados
de injusticias,
un gato azul lamiendo la herida
de la vida,
sal dulce de unos labios partidos por el frío
del desamor,
cuánta angustia de la flor
que en un desierto sin calor
muere de soledad bajo el sol.
leer más   
13
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 116

El cielo está en cualquier lugar

El cielo pende del recuerdo bello
y envuelve en su batir de alas
los albores del día,
tras el silencio abrupto de la noche.

Él está sobre mi mesa,
en el papel garabateado por la emoción
que mi mano inquieta pretende reflejar,
impulsada por este latido vital.

Lo alcanzo a rozar cuando la metáfora
deja de ser esquiva y la paladeo entre mis dedos.
Entonces, el relato de mi vida se tiñe de bermellón
por este corazón abierto y apasionado
que palpita.

Cada vez que lo tengo cerca,
me siento una gigante
bajo su abrigo límpido de vocablos puros,
dispuestos, siempre, a ser atrapados.

Sé que el cielo está en cualquier lugar.
Seguiré buscando su rastro
entre las líneas imprecisas de mis versos.
leer más   
8
13comentarios 71 lecturas versolibre karma: 135

"Muere el sol entre tus pupilas vivas de poesía" (A María Mercedes Solórzano @Erato en su cumpleaños)

Hace unos días fue el cumpleaños de mi mejor amiga y compañera de letras de Poémame, la gran poetisa de la fría Viena,María Mercedes Solórzano mejor conocida como @Erato, un poquito tarde pero quise honorarla con este humilde escrito, espero les guste.




Muere el sol estremecido
entre tus pupilas vivas de poesía,
con su dulce fulgor reviviendo
muertos y templos vacíos...
Ya las tardes son entrañables
con la voz de tu pureza
y siento al final de aquellas
calles enterradas de nieve y recuerdos;
un río de jade fluir rimas de pasión...
¡Oh amiga querida del alma!
¿Acaso tu reflejo no se ha percatado?
Que tus labios y sonrisa
pintan con el fuego del verano
todas las flores pálidas y heladas,
¡Todo renace si estás en gozo!
No hay espacios huecos
ni culpables del pasado,
sólo ruinas espléndidas
que enternecen tu corazón de lirio...
¿Qué dices, mejor volamos?
¡Entonces eterniza tus alas,
imprime el laurel en el papel y
no dejes de arrullarme
con tus liras de oro y amor!





Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Diciembre 2019.
leer más   
27
22comentarios 160 lecturas versolibre karma: 123

Rara avis

Un gusano emerge de esta tinta
libre bajo un cielo de palabras
soñando hasta que le crezcan alas
para ser un verso en tu lengua encinta.

Rara avis en tu paladar tierno
sin una lágrima que se derrame en vano
bajo una luna que crece del infierno
bebe su copa de fuego entre mis manos.

Alado eslabón entre los signos comunes
se estrella en la memoria de los dementes
agotados de buscar en otras fuentes
atesoran en sus retinas pálidas y tristes.

Mudas las rimas de hojalata
se esparcen en su frondosa cabellera
los locos y los poetas te esperan
bajo esta obscura luz que me delata.
leer más   
15
6comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 116

Arte

Solo puedo decirte
Que verte
Sonriente
Me hizo tan feliz que me dejo una cicatriz
Pequeña pero no me daña
Al contrario a veces me da maña
Recordarte

Pude entregarte en palabras
Lo que nunca pude decirte con arte
Solamente quise reencontrarte
Entre los columpios y mirarte
Un rato hasta que me harte
Pero lo veo algo imposible porque si no empiezo a extrañarte

Tal vez no sea una mancha
Que dejaste al marcharte
Sé que no podías quedarte
Ni tampoco por eso deje de amarte
Porque pude tocarte
Pude besarte
Pude mirarte de cerca
Sin murmurarte
Si no pude armarte
En cada átomo que formo parte
De esta historia el cual armaste
Pero si puedo decirte hoy que fuiste más que arte
leer más   
17
5comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 125

Aquella noche...

Aquella noche
las estrellas brillaban en el cielo
y parecía que invitaban
a que fuéramos a su lado
para llenarnos de luz y de esperanza.

Me dijiste que tuviera fe,
que siguiera en el camino,
que no tuviera miedo
y buscara las huellas con tu aroma.

Recuerdo que cerré los ojos,
aspiré el olor maravilloso del salitre
y seguí caminando por la arena
tras las huellas invisibles
de las algas y sirenas.

Sé que sonreí y que mis labios
se plegaron en una mueca inocente.

Estaba dormido
y me encontraba en un regazo,
(tu regazo),
repleto de ternura,
y con la voz vibrante
de aquel mar llegando en la resaca.

Recuerdo que quise gritar,
pronunciar tu nombre
y llamarte,
decirte que no dejaras de abrazarme,
que siguieras narrando, en mis oídos,
tus historias y leyendas,
que me hablaras de viajes y de pesca,
de los temporales padecidos
y las marejadas que zarandeaban las barcas,
que me llevaras junto a las gaviotas
y los cormoranes para poder volar,
en su compañía,
para surcar los cielos sin rumbo ni destino.

Quería estar contigo,
seguir a tu lado,
aspirar tu perfume
y dormirme con la canción,
inconfundible de tus labios
y con las olas,
llegando hasta la orilla.

También recuerdo que abrí los ojos.
Me limpié las legañas y miré al cielo.
Las estrellas brillaban y pedían
el beso de la noche.
Se lo envié con tu nombre
y ellas me lo devolvieron
multiplicado por cientos,
por miles, por millones.
Cada una quería responder
y me llenaron con sus besos,
me cubrieron de luz,
me hicieron olvidar quién era
y qué es lo que hacía en esta vida.
Entonces me sentí tan pequeño
que acepté la luz de la esperanza
que enviaban con sus besos.

¡...Y suspiré.!
Se estremeció mi alma y sentí frío.
Busqué tu cuerpo y me volviste a abrazar.
Sentí tus dedos rozar mis cabellos,
buscar mi cuerpo
¡y suspiré,

Tu nombre estaba en mis labios
y también en el corazón,
y en mi alma, fuertemente tatuado.
Y te llamé:

¡Oh, mar, mi Mar,
mi mar azul,
no me abandones...!

Rafael Sánchez Ortega ©
27/10/19
5
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 78

Cartas para ti

Ya estoy listo para marchar.La casa vendida,el perro a mi lado,las maletas esperando, y yo...mirando.Mirando cada rincón por última vez,como recogiendo cada recuerdo de besos y abrazos. Esos,los recuerdos,todos van conmigo, y los besos,...los besos siempre estarán en el corazón. Te fuistes antes de tiempo,cuando aún nos faltaban primaveras.Me voy a la cabaña junto al lago,rodeada de montañas y bosques,donde tantas veces estuvimos juntos.Allí viviré con mis libros y poemas,escribiendo cartas para el cielo.Ya son muchos años vividos, y fuimos felices. Mientras me llegue mi pasaje de regreso a casa,seguiré dibujando letras sobre el papel en blanco.Tú...amor,espérame, y cuando llegue dame la bienvenida con una copa de vino,para así, seguir disfrutando la vida.

AL Agus
leer más   
6
2comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 78

Nube y cielo

Sólo quería ser nube,y que tú fueras el cielo.Yo nube blanca,tú cielo azul,y así pasear por tus valles,movido por las brisas. Y un día,ocurrió el milagro de un sueño imposible.Hasta que me llené de agua,y me deshice sobre la tierra y el mar,mientras los dos lloramos como lluvia,sobre los árboles y peces.

AL Agus
leer más   
6
3comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 80

Sueños de Hojarasca

(@Saltamontes/@Fran44Sombras)

Sueñan las secas hojas
con la brisa que las lleve,
acomode y busque sede
cercana a las raíces,
y que desechas le sirven
de abono bueno y nutriente,
al árbol, que en sus ramas,
antes de ser desprendidas,
verde color les dió vida..

Surgen en cada retoño,
siempre con crecientes ganas,
hasta en gajos convertirse,
resistentes al otoño;
y cada estación del año,
con amor brindan cobijo
de las lluvias y el calor,
o las noches de rocío...

Porque ellas, las hojas, son
como el alma, y al abrirse
disfrutan con baños de sol,
sin que le importen matices,
dándole sombras al amor..

Crean cómplices del viento
coreografías de un sueño,
mientras pierden el aliento,
en montañas de hojarasca,
y cuando llega el invierno
otra vez comienza el cuento...

Obra sinergica entre:
Pedro Manuel Calzada/@Saltamontes
Fran Renda/@Fran44Sombras
18
17comentarios 97 lecturas versolibre karma: 101

Poesía sublimada

En cada anaco de vida,
un verso e o seu balbordo inquedo
queren atrapar a esencia última
do meu elixir máis íntimo.
Tento mostrar indiferenza,
pero o poder da poesía é tan inmenso
que a miña vontade esvaece
e me eleva ata a sublimación absoluta.

Dun verso arrinca outro,
coa emoción engadida no seu peto.
Eu, con torpe trazo,
traslado a intensidade lírica ao papel,
leo, corrixo e volvo ler,
mentres sorrío e choro,
nunha chuvia de sentimentos abraiantes.
Cando remato, a vida monótona
engúleme na súa boca famenta e fría,
ata que o poema volve chamar
na miña porta.
leer más   
10
10comentarios 100 lecturas galegoportu karma: 116

Arrecifes

Tengo una mujer encallada en los arrecifes del pecho, quería ser su capitán, pero a esa nave solo la mueve el viento.
leer más   
13
4comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 118

Contigo y sin ti

Rima (Jotabea):
(Este poema ha sido escrito
sin la utlilización del verbo)

Para tus bellos ojos, de cálidas miradas…,
de mi vergel las rosas, lindas y perfumadas.

Para tus labios rojos, los besos de mi sueño,
y para tus cabellos, y rostro tan risueño,
mis dedos como peine, magnífico en su empeño,
lo mismo en el verano, que en tiempo navideño.

La miel de las abejas, para gentes no sanas,
y para otros usos, en cuestiones humananas.

Mi corazón amante, con ansias alocadas
pena de sufrimiento, de dolor por desdeño…
¡Por tu ausencia aparente, con carencia de ganas!

Autor: Saltamontes. 16/11/2018
12
12comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 96

Ficción real

Cuanta ficción en esta astuta realidad,
lo que parece verdad, suele ser fantasía,
no se si vivo en esta vida, o en otra
superficial,
nada es igual cuando lo miran otros ojos
lo que para unos es arrojo otros dicen cobardía,
ya llegara el día o la noche,
según el punto del hemisferio,
las horas son largas o cortas,
depende de lo que esperes
una condena las acorta
y un amor las hace eternas,
la miseria es miseria y el hambre, hambre
no humildad, ni vagancia,
ni niños abandonados, ni ricos afortunados,
ver lo que hay que ver
egoísmo, hipocresía, maldad y cinismo,
todos nacemos desnudos
en el momento donde en verdad somos
todos iguales
luego para mal de males
nos enseñan lo que nos toca
unos frío, amor y pocas ropas
otros el cielo de los materiales.
leer más   
19
7comentarios 117 lecturas prosapoetica karma: 126

Lamentación lírica

La lisonjera luz lejana
lame lugares, lentamente,
lodos lúdicos, locuaces;
lacra librerías libertinas,
lima literatura leve.
Luego, la latencia limpiará
lúgubres lagartos,
lémures livianos.
Locos, lastimados, lacerados
leen libros.
leer más   
14
12comentarios 124 lecturas versolibre karma: 113

Rutinario

Otra vez al carrusel,
otra vuelta por la página de la vida
una mordida al tiempo
bajo el misterio de las horas,
se deshojan las rutinas
una cortina de cielo se rompe
ilumina las cabezas en los hormigueros.
Cuesta alzar vuelo
pesan las alas con tanto aguacero.
Del cuero duro de crecer
otro amanecer pestañea
sube la marea trivial sobre el asfalto
el alma entera se asoma a tu ventana
todas las mañanas esperando encontrarte
cansado de esperarte este corazón
obnubilado por un dolor a contramano
se suelta de la ilusión de tenerte
probaremos otra suerte, pues
mañana tal vez sea otro día.
leer más   
11
12comentarios 90 lecturas versolibre karma: 134

Te busqué

Te he buscado entre el humo de varios cigarrillos,
En el final de un vaso interminable de Ginebra,
En los “te quiero” mudos
Y en las sonrisas a medias.
Te he buscado en las madrugadas frías,
Entre las sabanas un 18 de Febrero.
Te he buscado en nuestro banco del parque,
Pero solo encontré nuestras siglas talladas en la vieja madera.
Te he buscado en vientos y mareas, en lluvias torrenciales
y entre deslumbrantes rayos del sol.
Te he buscado a cada hora,
Desde que nuestro presente se convirtió en pasado.
Te he buscado en las cenizas de imágenes quemadas,
En lágrimas guardadas bajo la almohada,
y en susurros desgarradores de madrugada.
Te he buscado en el fondo de una taza de café frío al desayunar,
junto a mí en el asiento oxidado del metro
o de la mano en cualquier lugar del mundo.
Te he buscado hasta en los “Finales Felices”
y el nuestro no fue precisamente eso.
Te he buscado en el recuerdo,
en el pasado, pero no en el futuro,
porque nunca existió nuestro futuro.
Te busqué hasta el último respiro de mi alma.
Hasta el último día de mi existencia.
leer más   
9
2comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 92
« anterior1234541