Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3672, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Mirarte

Mirarte, es descubrir un mundo entero.

No, no son las ventanas de tu alma,
son las puertas de tu universo.
Ojalá perderme en él,
aun con gravedad cero.

Y es que...
Entre nosotros existe una fuerza de atracción mayor.

Pero eso no va a evitar que me hagas sentir como que...

Que floto, como un astronauta, o como un pequeño globo.
No me hizo falta una nave para llegar a la luna, contigo.
Pero nos harán falta más globos, para vivir en el cielo.

Si de algo estoy segura, es de que nadie va a bajarnos.

Y de que tu, vas a cuidarme.

Porque si de algo estoy segura, es de que eres un ángel.
Y de que tú, no me vas a dejar caer.
Y si de algo, podemos dar por seguro, es de que te quiero.
Y de que yo, lo hago como nadie más te va a querer.
13
4comentarios 40 lecturas versolibre karma: 88

Ilumínalos Acracia

Esto parte
como su título,
Se relata sola
la historia
del patrón
que se desangró
del dios
que a la plegaria no llegó.

Nos mienten
conjugando el miedo
para callarnos
sin saber
qué responder.

La revolución
debe mantener
la constancia
hasta hostigar
a la gran E,
hasta que por fin
dé razón al obrero
hasta que las garantías
cuiden al pobre primero.

¡Que el individuo no se contamine!
Alerta la oligarquía
tentando con sus ofertas,
Sus zarpazos siguen timándonos
la utopía más grande el bienestar.

¡Que el individuo no se contamine!
Y llegas tarde
a esto,
Trabajas la tierra
beneficiándote de ella,
Sin embargo,
nada ganas
entre el vino y las apuestas.

Esta no es una simple
declaración,
Es para que por tu independencia
nada en tus bolsillos retengas
y de esta manera
cuando a ti te falte
sobre la gente
que quiera ayudarte.

A siglos
de andar
las diferencias
no se acercan
siquiera a sus manos estrechar,
Distanciados como padre e hijo,
hijo traicionado por su padre
quien aún no conoce
la vergüenza de robar
¡Padre! A tu hijo debes cuidar
tu riqueza equitativamente
has de hacer chorrear
¡Hijo, Levántate!
Lucha con puño firme
haz tuyo lo que te pertenece…
lo que el padre esconde.

No se nace
para obedecer,
Los horizontes
son interminables,
Los borregos
se cansan,
Por sacerdotes
se dejan arrastrar
y estos no son más que
ilusos pusilánimes descerebrados
a quienes el absoluto poder está negado.

¡Camina libre hombre!
¡Ya basta!
¡No estas atado!
¡Respira!
Que fuera de todo
nada falta.

Vuestra indolencia
con tristeza
aumenta la resiliencia,
Más riqueza acumulas
Más fuerte en las calles
Cantamos.

(Léase en voz alta)

Sin dios ni patrón
Sin dogmas ni vicios;
Con justicia, con igualdad
Con humildad, con elocuencia
Vamos a luchar.

(Gracias)
leer más   

etiquetas: poesía, poema, poeta
2
sin comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 40

He visto

"Y he visto a veces lo que el hombre creyó ver"
Rimbaud

He visto caer las noches más oscuras
en la desesperación del cuerpo,
en los laberintos del infierno,
en la duda y el no tiempo.
He visto caer todas las máscaras
dejando al ser hueso siniestro,
carne sin alma.
He visto las noches más oscuras,
mientras en las paredes las telarañas
acechan los miedos de la infancia.
He visto todos los fantasmas que siguen
la espalda en el camino largo.
He visto el barro levantarse
y ocultar los pasos.
He visto al amanecer
desgarrar la madrugada
con el puñal del insomnio.
He visto desprenderse el alma de los ojos
enceguecidos por el hambre del ayer.
He visto el hoy resbalar cual reloj de Dalí
llevándonos a la locura del tiempo.
He visto el dolor
en mis ojos en el espejo
y en ojos ajenos.
He visto el corazón no latir
y levantar el cuerpo a la camilla de cemento.
He visto el frío darme la mano.
He visto lo que el hombre no vio
por mirar con las vendas de la razón,
he visto el puñal herir el costado,
he visto el barco ebrio llevarme al fondo,
he visto el fin, una y otra vez,
he visto la más oscura tormenta
y vi la luz.
leer más   
12
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 96

El color de la pasión

Para el amor rojo que representa la sangre y determinación al estar a su lado.

A veces rosa para el cariño y comprensión.

Sosteniendo el azul para la lealtad y confianza.

Imaginando el verde para la armonía y fertilidad.

Ocasionando conflictos con el negro del poder y el blanco de la inocencia.

No olvidar el amarillo que es alegría y felicidad a nuestra pareja.
5
3comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 70

Mapa de mi

Estoy tratando de volver a mi,
Estoy disperso de sentidos, de sentimientos y latidos ,
Me desprendo de mi carne, mi cara usa mapas de memorias para volver al sitio,
Pero no vuelvo, mi memoria poco se termina, como la vida...
leer más   
10
2comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 90

En Poémame hay personas con luz de astros (Por que no tiene que ser San Valentín para decir que los quiero)

Hay personas con luz de astros,
más grandes que un sol o una luna,
que con su amistad han iluminado,
a un solitario y tímido corazón de tinta,
y en el, por fin ha brotado una bella flor,
con pétalos de terciopelo y mil colores,
que han sido teñidos por la misma poesía.


@rayperez
@letizia
@carlosmolina012
@Zombiemaldito
@Pablo_Jose_Aguilar
@Claudia_Viviana_Molina
@Lidianny
@Erato
@Malulita
@Sion

Quiero agradecer por su linda amistad, por estar al pendiente de mi, por compartir sus letras y sus vidas con la mía, por hacerme reír, por acompañarme aunque la distancia nos separe. ¡Gracias, mil gracias amigos míos, mis almas gemelas de letras!


Besos y flores,
Enid Rodríguez Isáis.
leer más   
4
4comentarios 35 lecturas versolibre karma: 73

La nada del amor

‘‘¿Sólo podemos amar si sacrificamos al amor, si perdemos al ser querido por nuestra propia acción, por nuestra propia omisión?”

Carlos Fuentes

Hay acciones que en el amor

no tienen perdón

por mucho que el recuerdo se evite

por más que al olvido se invite

el perdón no se entrega

cuando las mentiras

dañan el corazón de un alma buena

No hay rencor

no hay odio

tampoco es la venganza

de la simple nada se trata

del vacío que deja esa semilla

retorcida y dañina

La mentira, que carcome las heridas

deshace las costuras

da rienda suelta a las lágrimas

La simple nada que anida

en el corazón de la persona dañada

la simple nada que abre las

puertas, dando paso

a las inseguridades

a la desconfianza.

Silvia Corrales
2
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 12

Te echo de menos...

Y ahora
me levanto,
y tu foto veo...

Y un beso
de nuevo,
te doy papá...

Con estas
lágrimas
que de
mis ojos
salen.

Qué vienen
parte
del alma,
con un
te echo
de menos,
envuelto
de un
abrazo y
un te quiero...

Los junto
en forma
de regalo,
y los lanzo
al cielo...

Para qué
acaben
en tu ser,
y no te
sientas
triste y
solo...

(que no lo estás)...

Qué aquí
en vida, te
echamos
de menos,


© Derechos de autor
Isa García
11
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 93

"Criaturas extrañas"

Hay un círculo de sol
que es azulado
lacerando con sus rayos
el largo de mi cuello
como un altar de rosas
que se pasean
en medio de mis senos.

Hay una luna pálida
atada a una roca
que lagrimea
cuarzos de leche
y perlas azucaradas
por el contorno
de mi boca.

Hay delicias y encantos
en los jardines
donde cantan mis pájaros
pues en mis fuentes
la vida fluye
en un instante
al borde de la muerte.

Hay dientes de sirena
de almejas mojadas
y dedos de ninfa
afilados y largos
listos para cortar
y devorar corazones
de tiernos duraznos.

Hay letras que exhalo
de noche
que las siento a solas
poseerme
como si de
criaturas extrañas
se materializaran.

leer más   
4
4comentarios 29 lecturas versolibre karma: 73

Insomnia

Insomnes se niegan a morir
Navegando entre frases sin eco
En cualquier oscuro océano.

El desvelo presiona mis hombros
Ahorcándome como tus tobillos
En la cúspide celeste
De tus orgasmos.

Durante el día curiosidad
Recorre inalcanzable
Cansancio.

Tratando dibujar
En intermitentes sueños
Tu figura a contraluz,
Naturalidad
Por fin
Una pesadilla quizás.

Divagan estructuras
De conversaciones futuras
Y una vuelta más en la cama.

Hermoso paso
Es el de las 4 a las 7
No hay más
Ya no dormiste
Y canta el zorzal
Apresurando tu rima,
Otro día
Ha de comenzar.

No hay una mejor cara
Que la que intenta aparentar,
Tu refugio
Tu insomnio
Nunca alguien
Te entenderá.

Aquellos soliloquios
Deben restringirse
A su llegada,
La necesidad
Cuanto hablan
Recuerdan
Jamás se esfuman
Son presentes
Lo empírico
No lo callan.
leer más   
13
6comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 82

Tránsito secular

Maldigo a los siglos
Que me han visto nacer,
La disconformidad
A trancos largos
Se escapa.

Cada poema se lo traga el fango
Del agrado y la palmadita cínica
En la espalda,
Un canto se marchita
Apilando sueños.

La metáfora no gana
El espacio se encoge
A prisa de un trote
Los caballos patean
Y desconocen.

Luchan desde antaño
Los versos de origen
Secos y trastocados
Triunfan míseramente
Una y otra vez.

Los halagos son una mentira,
Son putas de esas
Que se visten y se van,
La tenacidad es la puta que sonríe
Y es su interés, al saberte poeta, una historia conversar.

No estamos a salvo
Querida mía
No creo en cruces pa entierros
Vive eternamente poesía.

La cobardía rechaza pruebas
Se besa con la resignación
Ni permiten que te toques
De ti se burlan al ganar.

Maldigo a las décadas
De mis enseñanzas enterradas,
Morisquetas del títere
Que maneja una sombra indefinida
Como todo siempre, hoy.

Quien no reencarne
Sin materia
En un fondo blanco
Desesperadamente flotará
En la eternidad.

Y se caen desde las nubes
Las paredes del dolor
Al mayoreo con disfraces de encaje
Embobando, distrayendo
Armando la trampa llamada amor.


El entendimiento esta con el silencio
Follándose a la comprensión,
La ruleta aunque retorcida
No escucha tu oración.

¡Cagaste te tocó ser poeta!
Bécquer te escupió los zapatos
Y te desafió,
Bienvenido al infierno
De las emociones
Guarda tu dosis de ambición.

Tus pensamientos son la voz de quien lee,
Porque ellos no saben
Porque ellos no entienden
Porque ellos no sirven para el arte,
Un símbolo de interrogación para quien lo necesite.

Opiniones sin mentiras
Destellos de perfección,
Allí veo a ese flacuchento que canta frases
Que me encantaría copiar
(Ahueonao te pueden pillar)
Un nicho espera, cuánto tarda en llegar.

Maldigo a los años
Y a su tránsito secular
Cada mísero sentimiento
Se fue a coser cicatrices
Y en quelíceros
Los convirtieron.

Se nace para vicioso
En ese restaurante de mala muerte
La bohemia te espera con un vino
Y una sopa que arde
En la celebración de tu llegada
Te esperaban, te alimentan, tú crea.

Mirando a los ojos a Yaijihit
Sopesando la voz, la mirada
Buscando la razón, la importancia
Nada valgo aquí, ahora
De nuevo lo dije, lo pensé.

Tantas veces las 3.13
Otras acaban de pasar
Augurio ambiguo
Colores traerá.

Las mareas suben
Oscuramente verdes
Llorando un reto
A tu miserable inconsciente
Comportamiento de consumidor empedernido.

Te inventaron tu deseo
A tus espaldas en palabras te besó,
La mentira respiró
Cada camino jamás
Se cruzó…
Ni se cruzarán.

La introspección me estira y me deja
Con los pies en un celeste cielo,
No son centímetros ni metros
Es sólo estar en el cielo,
La atmosfera azulita la veo
Y voy dejando atrás mi piel
Abajo en el cielo.
leer más   
10
6comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 91

Cuando llegue la luna

Esta noche,
van a arder las sábanas,
y no precisamente,
del fuego que
todos conocemos.
7
1comentarios 70 lecturas versolibre karma: 80

Miradas

Tesoros ocultos
Que cada quien
Ha encontrado,
Escombros
De lo que aún sirve
Por una historia descubierta,
Aquella flor marchita
Aún guarda las dedicatorias
De un amor acallado,
La vendas
De una lucha
Incierta;
Cadenas
Que arrastran
Los territorios
Sedientos de libertad,
El desvirgue
De cada uno
Al estimulo
De la pubertad,
Los insomnios
Que cubren el silencio
Con su manto
Los soliloquios,
Lo sublime de esos trazos
Encarnando el talento
Exhalando por los poros
El manejable tedio.

Los orgasmos
Y la delicia que retoza
En sábanas
Calmas,
Esas caricias
Que no se repetirán
y que una y otra vez
Se buscarán,
Esas piernas
Delicado contorno
Estremece los muslos
Una lengua experta;
De ritmos, drogas y alcoholes
Una musa
Se atreve
Por jugar nadie le advierte,
Afuera belleza
En lo simple
Como un disparo
Golpeará tu cabeza,
Los demonios no traen maldad
Sólo contigo
Quieren hablar
Para conocerte y así ayudar,
Regocijo es lo que lograrás
Traer
Tus vergüenzas esta destreza
No han de contraer.

Todo nos alimenta
Todo nos hace poetas,
Tanto queda sin nombrar
Tanto hay aún por retratar.
leer más   
6
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 77

Sin título...

Ella pasea
con esa
bonita
sonrisa
que tiene,
y todo ese
amor, que
lleva tan
dentro.

No necesita
a nadie,
que la digan
falsos
"te quiero",..

Sus mejillas
se sonrojan,
cuando
un ramo
de rosas,
así misma
ella se compra...

Y en voz
alta,
se dice...

Feliz San Valentín
de nuevo.

"ME QUIERO"...
leer más   
11
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 86

Acordes y kilómetros al calor del mar de tus ojos

Surco los instantes como una ola que se pierde en la playa,
las miradas cálidas guardan más luz que cualquier palabra
que pueda decir en forma de verso,
pero yo lo intento
por ser el pedazo de instante en el que valga la pena perder la eternidad
y contemplar
el infinito en el más profundo bienestar.

¿Qué será que tienes que no puedo cesar en admirar las casualidades?

Toparnos sin esperarlo,
construir futuro y pasado,
recorrer nuestros pasos
y mochila al hombro llegar a dónde nunca nadie ha llegado.

Surco la vida como la brisa que levanta salitre
y me asomo a la ventana al sentir tu aroma en la mañana,
la palabra libertad se escribe muy bien con tus labios
como esas filigranas que destejen tus dedos en mi piel,
no sé muy bien explicar el por qué,
pero siento paz en tu regazo, refugio y hogar.

¿Qué será que tienes que no puedo pensar en otra cosa que el mundo de tu mano?

Kilómetros y kilómetros que llevarnos a la espalda
y pisa el acelerador para llegar bien lejos,
arte es todo lo que explicas enamorada
y lo demás son tonterías,
cosas de niños,
como la pureza con la que sonríes al despedirte en la madrugada.

Surco la luz como la marea trae dulzura a tu pecho
y recojo todos los recuerdos para hacer un álbum de fotos
que mirar cuando estamos lejos el uno del otro,
que da igual todo si escucho tu voz
y el destino es lo de menos en el viaje,
lo que me importa es tener un mapa de carreteras y pecas para inmortalizarlo.

¿Qué será que tienes que sabes cómo meter todo un mundo en tus besos?

Recorrer senderos,
versar sueños,
rimar encuentros,
regar regueros con la estela de nuestros itinerarios de anhelos.

Paz,
Luz,
Libertad,
calma al calor de tu pecho.
8
2comentarios 40 lecturas versolibre karma: 92

Cantata A Los Pueblos (Poesía)

¿Qué dirán? ¿Qué dirán las estrellas? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán los ciegos y los sordos? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán las miradas y las muecas? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán los sabios y los ignorantes? ¿Qué dirán?
¿Qué dirán los tristes pueblos frustrados? ¿Qué dirán?

La ruta se divide de los que yacen en las habladurías,
una sombría ruta monótona y mundana, busca el hombre;
una ruta sublime, misteriosa, buscan los hambrientos,
los que no le temen a la vida, más late la vida de miedo.
Ellos, quienes mueven las raíces de la vida, prevalecen.

¿Qué dirían los lobos, cuántos sueños rotos dejaron?
¿Qué dirán aquellas voces fugaces y egoístas?

Ya es tiempo, aquí y ahora, ¡Alejarse de la manada!
Es hora, es momento de dejar la comarca y caminar,
hacia la trascendente búsqueda interior, espiritual.
Es de necesidad alejarse de la muchedumbre ciega,
para encontrarse con uno mismo, en la distancia.

¿Qué dirán los fracasados y los normales? ¿Qué dirán?
Si ellos no saben qué es la vida porque aún no han empezado.
¿Qué sabrán ellos cuán bella y posible es la vida?
¿Cómo sabrán? Si aún no han nacido, aunque estén vivos.
Ellos son los que más tiempo viven, muertos en el tiempo.

Yace el hombre de cristal en la pradera de la indiferencia,
comprende que las habladurías no desembocan desde el alma,
sino más bien de los apegos de la egolatría y la envidia.
8
sin comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 90

Lógicas escenas

Calma agobiante
Resuena la oración
Danzante de no borrar
El aire.

Recuerda no ser siempre feliz
Que el fango ardoroso
De la pena
También actúa en lógicas escenas.

De los ángeles
Su existencia no conocerás
Porque tus pies
En la tierra están.

Cuando en el sonido
Dejes de ser tú
Rasga tu ceniza
Y aspira el oro de lo que eres
Sin la realidad.

Busca a alguien
Que baile en tu cara
Para olvidarla y sientas martillar
La cristiana moral, escribe.

Lame pieles adentrándote
En historias perfumadas de azabache cabello
Y espinas que lloran por el día
Secando lágrimas de fiestas que no acabarán.

Camina con tu juicio de frente
Usando tu pseudo bondad en ella no te afirmes,
Delira la calma, suda colores,
Enfrenta una nueva verdad

El miedo corrompe escaleras incendiadas,
Nunca descanses
En la espalda de quien te adelanta,
Explora tu cinismo.

Condenando telones de oscuro escenario
Encandilada fortuna,
Madera podrida pisas
El hedor te impregna la ropa.

Final pedregoso,
Sol frío y vacío
Se cansa por tributar a un ídolo
Impía destreza hiere infamias
Nunca sabes cómo llega.
leer más   
10
sin comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 81

Con el te amo intercalado

Quiero hacerte poesía
y desnudarte a versos.

Quiero escribirte.

Y dibujarte una sonrisa,
y borrarte los miedos.

[Me va a costar.

Apretaste mucho el lápiz.]

¿Pero sabes qué?
No dejaré que te hagan más daño.

Te ayudaré a quemar lo malo.
Afuera, ¿Recuerdas?

Te quiero escribir,
te quiero -no a morir- vivir,
te quiero, así, sin menos.

Con un te amo intercalado.
12
2comentarios 62 lecturas versolibre karma: 85

Ecos del mar vacío

Perseguimos fantasmas por buscarnos a nosotros mismos
y no fuimos conscientes de que ya no estábamos donde estuvimos,
huimos
hacia donde quiera que el tiempo nos lleva
y sin darnos cuenta
tropezamos con la realidad
y supimos que ya no habría margen para mucho más.

Le echamos una guerra al tiempo
y todo se fue entornando,
la vida como un folio en blanco
y la tinta como toda la oscuridad que nos traga.

Le echamos una guerra al miedo
y todo se fue borrando,
la vida como un lienzo que rasgamos
y la desidia como toda las prisas que escupimos al soñar.

Zafamos el camino
por no saber elegir la bifurcación
y la tormenta ya llega cubriendo todo,
el cielo está más negro que el fondo de un pozo
y todo mi arrojo se fue
sin saber ya cómo volver.

Traté de saltar por encima de todos los obstáculos
y las vallas no te derriban cuando lo intentas,
solo los vasos vacíos pueden supurar destinos
y mientras tanto existen respuestas que el hombre no es capaz de encontrar,
que no es capaz de encontrar.

Le echamos una guerra al tiempo
y todo se fue entornando,
la vida como un folio en blanco
y la tinta como toda la oscuridad que nos traga.

Le echamos una guerra al miedo
y todo se fue borrando,
la vida como un lienzo que rasgamos
y la desidia como toda las prisas que escupimos al soñar.

Las tumbas sin nombre solo son lápidas esperándonos,
cenizas que se lleva el viento,
sonrisas de tristeza que atrapar con los dedos
para escribirlas en libretas que dejamos en algún rincón olvidado.

Podríamos fingir que nunca caímos,
y no hay paz para los malvados,
podríamos atinar a vivir,
pero las llamas ya se están apagando,
solo quedan las cálidas brasas
que nos ahogarán durmiendo las madrugadas.

No tengo miedo a las ruinas,
pero los cementerios se caen a pedazos
entre negros nubarrones que cubren nuestros ciegos
punto de fuga hacia ninguna parte.

Perdidos no hay a dónde ir.

Podría haber controlado los pasos,
sin saber muy bien el por qué.
Podría haber tropezado demasiado,
sin lograr comprender dónde perdí las ganas de beber de este vaso.

Le echamos una guerra al tiempo
y todo se fue entornando,
la vida como un folio en blanco
y la tinta como toda la oscuridad que nos traga.

Le echamos una guerra al miedo
y todo se fue borrando,
la vida como un lienzo que rasgamos
y la desidia como toda las prisas que escupimos al soñar.

Podría haber tropezado demasiado,
y aún así sin saber muy bien por qué,
no haber controlado mis pasos.

Le echamos una guerra al tiempo
y todo se fue entornando,
la vida como un folio en blanco
y la tinta como toda la oscuridad que nos traga.

Le echamos una guerra al miedo
y todo se fue borrando,
la vida como un lienzo que rasgamos
y la desidia como toda las prisas que escupimos al soñar.

Perseguimos fantasmas para encontrarnos a nosotros mismos.

En este negro vacío
mientras el Orzán brama bien lejos,
y el vendaval ya se ha levantado.

Perseguimos fantasmas para encontrarnos a nosotros mismos.

No quiero caer
en el mismo lugar otra vez
¿Cómo hallar la calma
sin volverme a perder?

Le echamos una guerra al tiempo
y todo se fue entornando,
la vida como un folio en blanco
y la tinta como toda la oscuridad que nos traga.

Le echamos una guerra al miedo
y todo se fue borrando,
la vida como un lienzo que rasgamos
y la desidia como toda las prisas que escupimos al soñar.
8
1comentarios 66 lecturas versolibre karma: 78

Hoja sin tiempo

Las palabras fueron como horas
que recorrían mis pupilas,
los renglones, las tildes, los puntos,
los interrogantes, las afirmaciones,
los espacios en blanco,
lo que no se leía,
todo a veces como ceniza.
En esas hojas,
historias para muchos pero una sola realidad para mí,
a veces el frío de la noche
acompañaba la luz de la lámpara en aquel libro,
el café medio calentaba la noche
como si la madrugada esperara mi melancolía,
y la debilidad me llevaba a cada página
buscando reconocerme en alguna línea de más.
Y en aquella vuelta de página
apareció una hoja ya poco verde,
los años recorrían sus pliegues,
era como si de otra época
un viajero hubiera llegado a dejarla
para leer el tiempo en su figura…
El tiempo se detuvo aquella noche,
se confundieron la hoja del papel
y la hoja del árbol,
me llevaron a mis años de infancia
donde recogía del campo las hojas caídas,
me llevó al hoy donde intentaba ser hoja de Whitman,
ser líneas de un barco ebrio,
fue como si aquellas hojas
detuvieran el ayer, el hoy y el mañana
en una fracción de segundo,
en un momento de donde la mente
cruzó todas las dimensiones..
Y aquella noche
fuimos las hojas y yo
una sola hoja sin tiempo.
leer más   
14
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 79
« anterior1234550