Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 7, tiempo total: 0.002 segundos rss2

La prisión del olvido (Jotabé - melódico puro - con estrambote)

En tu rostro percibo la impotencia;
tu mirada es reflejo de la ausencia.

Se nublaron recuerdos ya vividos;
sin remedio se han visto oscurecidos.
La memoria en la piel y los sonidos
se quedaron con fuerza sostenidos.

Y te busco... y la música libera,
de tu mente la niebla que cubriera.

De mis manos percibes la vivencia;
cercanía que toca tus sentidos
despejando la sombra que doliera.

Devolverle quisiera,
a tu mente la luz desposeída.
Abrazarte atrayéndote a la vida.




Poema publicado en el libro antológico: 10 AÑOS DE RIMA JOTABÉ
24
23comentarios 148 lecturas versoclasico karma: 110

El sonido de la esperanza

Paseaba su arte haciendo sonar las cuerdas de su violín por los escenarios más importantes del mundo. Pero esa tarde, su actuación no sería en uno de esos impresionantes auditorios. Tenía un talento especial para los niños, y hoy, tocaría sólo para ellos. A través de su música les transmitiría la cultura de su país de origen, y les llevaría un poquito de alegría, a ese lugar aséptico donde libraban su particular batalla contra la enfermedad. Lo recibieron como se recibe a un Ángel, con los ojos llenos de esperanza y de sueños. Y él, tocó como jamás lo había hecho... Hizo sonar la esperanza y bajó el cielo para ellos.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/07/15/escribe-tu-relato-de-julio-iii-con-las-pa
15
14comentarios 161 lecturas relato karma: 104

Publifelicidad

Era el 8 de marzo, caminábamos juntos cogidos de la mano. Se paró y me señaló el cartel:

"Feminist Fingernails: An International Women's Day Manicure"

¿Qué te parece? -me preguntó- "Uñas feministas: Manicura del Día Internacional de las Mujeres". Parece que la muerte de 140 chicas calcinadas en una fábrica se ha convertido en una buena ocasión para publicitar manicura 'feminista'. La publicidad nos tiende a vender el pasado al futuro -reflexionó en voz alta-. Esto sí que es una buena definición de capitalismo.

Yo le seguía sin saber qué decir, en silencio. Al cabo de un rato, se detuvo frente a un escaparate.

Mira nuestro reflejo en el vidrio - dijo -. La publicidad ocurre ahí donde no ocurre nada, convierte el consumo en un substituto de democracia y felicidad: "compro, luego existo". Nos promete un futuro que nunca llega, a pesar de que casi lo tocamos con la punta de los dedos.
¿Por qué? -le pregunté.
Para mostrarnos nuestra insatisfacción permanente: "¡quiero más!". Así, nuestra supuesta felicidad se debe exclusivamente no a lo que tenemos, sino a la envidia que nos tendrán por haber conseguido aquello publicitado: una 'publifelicidad'.
3
sin comentarios 102 lecturas relato karma: 42

Ómnibus de transporte público de pasajeros

Móvil templo de la
reflexión y la locura.
Destinos que se cruzan
entre paradas.

Buscar soluciones
en una ventanilla,
con veloces paisajes
que se sumergen
en un pasado
que nos devora.

Amores agotados,
respuestas que no llegan,
ordenar una vida
que no llena.
Sentarse y pararse
como en una misa.

Confiarle nuestra vida
a un conductor que
no conocemos…



Del Poemario Buenos Aires Tokio
3
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 43

Andanzas de Andén

Mundos mirados
aire agotado.
Auroras cansadas
y el frío en las nubes.

Postes de luz
que nada esperan;
pasos lejanos
en banquetas con grietas.

Grabaciones de campanillas
y crecen las vibraciones.
Aparece el largo rojo
con maniquíes al interior.

Algunas chispas
que no son de vida
más un silbido, en las vías,
de un freno inoportuno.

Se abre el umbral
que arroja gente al azar;
miradas perdidas en todos lados
y un anden que recuerda existir.

Desfile y calzado
de pocos colores.
Filas que nadie ordena
esperando el siguiente paso.

El tren se ha alejado;
los cuerpos se han separado.
Y el pequeño desorden de ruido
otra vez trae la soledad.
4
5comentarios 34 lecturas versolibre karma: 43

Mortis

Soy un Baldragas siendo alipori por los elogios de la vida
un gran collón soy y seré mientras me domine mi dromomania
tengo la sensación de egresar a donde nadie me escuche
donde mi estólido no haga falta y pueda ser flébil.


Junto a mi jumera se va mi cara en un oleo sordo
se va mi voz, que te hacía como campana cerrada
a cuanto no somos nosotros, se van mis gestos
me voy perdiendo en tus cimientos siguiendo tu aliento.


Me voy por ti con vigilia y con sueño
y con tu recuerdo mas fiel ya me borro,
y en tu memoria me vuelvo como esos
que no nacieron ni en llanos ni en sotos.


Sangre sería y me fuese en las palmas
en marcha tuyas que nunca más oigo,
y en tu pasión que me retumba en la noche
como demencia de mares solo!


Alma que cuando nieva se disuelve en tristezas
clamando por las rosas de aquel instante
con que la primavera nos envuelve,
en pequeñas partes se sueltan mariposas al azar.


No habrá sino recuerdos, oh no tardes
merecidas por las penas noche esperanzadas
de mirarte campos de mi camino, firmamento
de mi palma,corazón de mármol no mueras por su ausencia.
leer más   
3
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 42

En el tren

1. Augurios se encienden
en mi conciencia;
preguntas sin sentido
en mi corazón.

2.
Guirnaldas
penden de tu cabeza;
cortinas de angustia
nublan tu visión.

3.
De vez en cuando
tu mano las retira.
Veo en tu rostro la resignación.
El tren ya se mueve,
tus pies tambalean.
Es tiempo de hacer
de la memoria el presente.

4.
Tus dedos ya se esconden
detrás de tu espalda;
meditas, tal vez,
tu decisión más reciente.

5.
Pienso en escribir
este poema.
Tu sonrisa al revés
desmantela un sueño.

6.
De vez en cuando
tus pies se encaran;
tus ojos buscan
el camino al descenso.
El tren se detiene,
y tú ya te mueves.
El tiempo llegó
de hacer esto un recuerdo.
leer más   
5
3comentarios 34 lecturas versolibre karma: 61