Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 24, tiempo total: 0.005 segundos rss2

"Ídolos"

Pareciera una sociedad pagana
idolatrando esclavos de grandes monstruos corporativos
que visten como ídolos de oro y plata;
esos favorecidos con destinos inalcanzables y
perfectos en su físico alterado.
Pues en medio de este circo de espejismos,
van los followers detrás, en un culto embrutecido,
en manadas, como bestias hambrientas que quieren más.
Por eso se subscriben en sus redes sociales para hurgar en su intimidad.
Humanos tan grises como las cenizas que buscan besar sus frentes
decoradas en esmeraldas opulentas,
tan fácilmente seducidos por sus labios carmesí que destilan hiel y mentiras:
solo para vender sus alquimias de belleza y ropa que esconden su corazones de oropel...
¡billeteras Gucci y demás apellidos altisonantes, llenas de monedas forradas con piel de víbora a costa de los borregos!
leer más   
28
28comentarios 184 lecturas realismobast karma: 113

Sin estrella

Me ves y crees que no llegarás a seguir mis pasos.
No descuides tu mirada,
fíjala allí donde no alcance tu caminar
pues todo puede llegar cuando menos lo esperes.

Serás observado pero no escuchado.
No interesan tus respuestas,
ya nadie te preguntará.
Eres un número que no da rentabilidad.

No soy nadie si me han quitado mi dignidad.

Suenan ruidos en la calle, es difícil descansar.
No consigo paz sin colchón donde mis penas reposar.
Esa Luna que nos mira
no ilumina a los dos por igual.

Es mi perro amigo, el único que sigue a mi lado,
no olvida que siempre tuvo cobijo junto a mí.
Ese Sol que nos mira,
no calienta a los dos por igual.

Se oye el llanto del niño que llora porque no mama,
no hay para él lo que para otros sobra.
Esa estrella, la que más brilla, es la tuya no la mía.
leer más   
6
4comentarios 35 lecturas realismobast karma: 67

Abrir las zanjas

Que la voz que nos narre
no sea una voz ajena
una voz en off
sino nuestra propia voz
con su propia lengua
saliva propia pegajosa
que resbale y gotee
hasta sacar de su paso
al miedo.

Inspirar
espirar
volver a nombrar
y salvar
nuestra imagen en el
espejo de la herencia ajena
inspirar
espirar
volver a nombrar
y redimir de la penuria
como quien dice adiós
al extranjero.

Como los niños
nacer de las tripas
de la madre
herida para tener voz
y evitar la muerte del hermano.

Aprender a nombrar
desde los cimientos
y que la voz nunca dependa
del miedo con el que se mira.
leer más   
7
sin comentarios 51 lecturas realismobast karma: 42

Cáncer

Las pruebas todo bien
dice mi padre
recostado sobre el sofá.
Le sonrío. Luego su mirada
se va no sé dónde. Pero
la habitación se llena
de girasoles
que se tuercen hacia
el terrazo limpio
y ese blando silencio
higiénico
de los tanatorios
y el toro negro que astea
la mesa camilla
derramando la copita
de anís.
Ha bajado el paro
anuncian en la televisión.
Las pruebas todo bien
repite mi padre.
Luego
eructa.
12
3comentarios 73 lecturas realismobast karma: 83

Lucha diaria

Atándome los zapatos
con el cordón de la acera,
mordiendo la angustia
del trabajo que no llega,
sobre el magma de cemento
que deglute obreros
y regurgita desahuciados
bajo un cielo gris me empeño.
Quiero la dignidad en la mirada,
la del simple hornero
construyendo su casa,
la del león luchando por comida
para su manada,
la de un padre que no quiere
volver a casa
por que en sus manos
todavía no tiene nada.
leer más   
17
10comentarios 101 lecturas realismobast karma: 81

Contrastes urbanos

La gran ciudad, noctámbula, camina soberbia y arrogante derramando la vida en las aceras. Mil y un escaparates repletos de superfluas y legales mercancías... Un ilegal, alguien sin nombre, se acerca y te suplica que lo invites a un café.

Algarabía… Poesía en los pasos de peatones... Risas, pasos, empujones... Entre la muchedumbre, flashes que se disparan... Fotógrafos anónimos enmarcan caras sonrientes y poses imposibles, para lograr una ansiada popularidad mediática y fugaz. Un grupo de atléticos manteros huyen con sus bultos clandestinos a la espalda...

Torbellino intermitente de faros que transitan entre las brillantes luces de neón de los anuncios de perfumes caros, con aroma irresistible. Y al doblar alguna esquina...un mensaje garabateado en un cartón que nadie lee, un rostro sin afeitar que nadie mira; pues ya los ojos están bien entrenados en una confortable y engañosa invisibilidad.

Dos sin techo se disputan territorios imposibles y ficticios, en la jungla de la noche. Y continúan brillando las luces de neón… y, en un portal cualquiera, de una céntrica calle cualquiera, hiere a tu hipocresía y a tu vista de tranquilo paseante, un remedo cruel de hogar con un decrépito colchón. Un triste hatillo de objetos imprecisos y mugrientos y dos siluetas ya ajenas al claxon de los coches, a los desahucios, a las miradas, a las sirenas, a los calores y los fríos... Dos seres abrazados, ebrios de soledades, duermen su desesperanza de olvidados en el centro de gravedad de esa indiferente nada.

Y la vida, impasible e inclemente, continúa rugiendo por una gran ciudad, cada vez más deshumanizada...

Y seguimos paseando, mirando hacia el otro lado…



Texto y foto:
María Prieto
Foto: Puerta del Sol, Madrid
20
27comentarios 119 lecturas realismobast karma: 86

¡Qué sabe la vida!

¡Qué sabe la vida
del cansancio de sus días,
del hambre de su suelo,
del polvo de su cielo!

¡Qué sabe la vida
de la sed de sus ríos
y la suciedad de su orilla!

¡Qué sabe la vida
del árbol que se desplomó
y ya no se levantó!

¡Qué sabe la vida
del animal que durmió
y ya no despertó;
del verde que se fue
y ya no regresó!

¡Qué sabe la vida!

No sabe nada.
Lo ignora todo,
Lo sufre todo,
Lo calla todo.
leer más   
25
28comentarios 157 lecturas realismobast karma: 87

Magic Train

Pasos sonoros
Risas tan cargosas
Besos cariñosos
Sueños tan pasajeros
Y también linda es la vida

Poder respirar el aire
Sin titubear
Sentirte libre
Entre la ciudad
Sin restricciones

Poder ver el mundo
Desde cualquier Angulo
O punto claro
Poder sentir las manos
De tu madre mientras aún te acompañe
Sentir que con tu padre no habra nadie que te dañe
O hermanos que te extrañen y tengan extendidas sus manitos

Ver con tanta alegría a tu familia
Hasta que llega el momento
De partir
Y tomar el magic Train
Mientras ves con dolor
Como todo se derrumba
Y se rompe algo adentro

Verte partir tan joven
Es un dolor profundo
Y doloroso yace
En el corazón
Tan frágil de sus familiares
Mientras el tren comienzan andar
Y sólo puedes mirar
Desde la ventana
Con una palabra profana
Entre una voz quebrada
Mientras anelabas
Despedirte entre un abrazó
Eterno y lágrimas que unirán el lazo
Por la eternidad

Hay que apreciar la vida
Si es difícil cambiala
Si es muy problemática
Enfrentala ten coraje
Nunca te decepciones sólo levantate
Cuantas veces puedas

Disfruta como creas la vida
Crea con tus manos
Lo que sientas
Que un día todo puede terminar
Y veras pasar
El magic train
leer más   
15
13comentarios 96 lecturas versolibre karma: 89

La Verdad Están Cara Parte 1

Estan cara como una mentira
Camuflada en billetes
Para mirar hacia otro lado
Decir que tienen hambre en un pais
Rico
No lo creo.

Hay paises pobres
Donde la miseria no cojea
Y la hambruna va vestida
De verde
Y con una larga cabellera
Y un traje fino
Dicen que los delincuentes
Deben tener más derechos que una víctima como es eso
Si el preso
Puede ir libre
Con un calibre entre sus bolsillos
Y acabar con otra vida
Y va morir aquel que quiso hacer justicia

Y la verdad están cara
Como una estafa envueltas
En palabras que luego se transformara en olvido
Muchos ven a los políticos
Como dioses
O salvadores
Si serán los mismos que nos harán cargar su cruz de errores

Hay pobreza
Y hambruna
Que abunda
En las ciudades
Y en los campos también
Pero compran esa verdad
Y la ocultan de tus ojos
Para que dejes esos despojos
Para que caigan en su marketin de todo está mejor
Y entre penumbras la verdad se reclusa
Implorando libertad
Mientras no aprecias lo que tienes
Otros sufren de verdad
Y la pasan mal entre guerras sin sentido
Entre el descontrol
Y pobreza
Y no es realismo?

Otros andan descalzos
Caminando entre vidrios rotos
Niños son tan inocentes
Que los usan como armas
Pobres de aquéllos
Que mueren para que vean la verdad
En esta realidad

Unos mueren de amor
Otros mueren en circunstancias dudosas
Otros duermen y sueñan con paz
Otros sueños hechos d
Trizas
Entre guerras y violencia
La mentira es tan barata
Y la verdad están cara..
leer más   
13
18comentarios 117 lecturas versolibre karma: 114

La carne

Güendy solo quería bailar, pero su padrastro se encerraba con ella en el baño cada vez que su madre no estaba. Su padrastro era un hombre despótico. Enorme, desmañado y cruel, era El buey desollado de Rembrandt.
–Croisé derecho al frente. Paso a la derecha en uno, brazo en dos, seguido por un plié tendu. Tres, cuatro. Vamos, por grupos. Otra vez.
Güendy acababa de cumplir trece años; y seguía siendo una niña, con su tez mestiza y los ojos azules, y un cabello indomable, rizado y largo, que flotaba en el aire en los giros y las contorsiones.
–Sonrisa, ¡y pensad! Pensamos en lo que hacemos. En los brazos… las piernas… en la punta de los dedos. ¿Qué estás haciendo?, ¡no mires al suelo! ¡Ligera, ligera! Ahora arriba al descender. En círculo, brazo abierto a un lado… y volvemos a cinco.
Ella solo quería bailar. Vivir toda su vida en uno de esos cuadros llenos de muchachas que se ajustan las cintas de las zapatillas, sentadas en las grandes manchas doradas de los ventanales, que se reflejan en los espejos poniéndose, quitándose las horquillas, arreglándose el moño, mientras la profesora corrige y manda repetir con voz de urraca los ejercicios de barra.
Faltaban cinco minutos para que terminara la clase del jueves. Los jueves su madre tenía turno de noche, y su padrastro la esperaba en casa para cenar e irse a la cama. Güendy se mordía nerviosa el labio, levantando continuamente la vista para mirar la hora. Tres minutos. Hizo una pirueta doble sobre el pie derecho en punta. Dio algunos pasos rápidos a través de la sala, revoloteando, y de un salto, igual que una mariposa de alas blancas, salió por la ventana.
4
2comentarios 50 lecturas relato karma: 43

Payaso Triste

Detras de su maquillaje
Y aquel bosquejo de su sonrisa
De lápiz labial
Una lágrima negra
Por las noche rueda sobre
Su palida mirada
Perdido
En un nocturno cielo
Pensando en si
La felicidad de aquellos
Niños se compara
Con su sonrisa llena de soledad
Y melancolía
Que llena con aquella alegría
De los niños
Que divierte con sus chistes
Y monerías

Pero todo ese acto
Serviría para curar la cicatriz
Que recorre su matiz

Payaso
Que ocultas tu soledad
Detrás del maquillaje
Y secas las lágrimas
Negras
Con el umbral de las farolas
De las calles...
leer más   
18
18comentarios 188 lecturas relato karma: 96

Humanidad negada

¡Descabalgo!…
de la gracia,
el mundo se destiñe
apilando lisonjas en el arcoíris,
cada gota de tribulación concibe
la muerte y la pena.
Esta realidad asfixia,
recluye las esmeraldas y los diamantes
como pupilas encarceladas.

El grito aletarga su vuelo,
posa su llanto sobre el árbol de la indiferencia.
Nuevamente, las lágrimas
erosionan los pómulos
baldíos y escarlatas
del jardín de la niñez,
conspirada en la embriaguez
de corazones e iris
aborrecibles e invidentes…
leer más   
3
sin comentarios 45 lecturas realismobast karma: 16

Realismo nada limpio VI

El muchacho se despidió despectivamente de su madre mientras ella seguía con su trabajo. La cara de ella, de resignación, como de estar perdiendo de una vez por todas lo único que hacía que su vida mereciera la pena vivirse, no pareció afectar al chaval, bien vestido, peinado a la moda, dispuesto a masticarse la noche hasta hacerla puré de vicios. Mientras se alejaba calle abajo, cantaba un viejo éxito de los noventa.

«What is love?
Baby don't hurt me,
don't hurt me.
No more...»

Entonces su madre, escuchando al ingrato fruto de su vientre, a esa máquina parásita e indolente, a ese bendito obstáculo en medio de su desheredada existencia, desde la esquina de aquella callejuela, tras veinte años archivando sus reflexiones, abrió el cajón, las lanzó por los aires y gritó:

«What is love?
¿Y tú me lo preguntas,
poetilla de mierda?
Pues es lo único que te pido
a cambio de abrir las piernas
para que te coloques esta noche.
Hijo de puta.»
leer más   
4
sin comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 55

Ya No Tengo Miedo

No me rendiré nunca mas,
Ya lamente tantas cosas en mi vida
Como confiar en gente que nunca le importe
A gente que solo busco quebrantarme igual que ellos
En vez de darle un giro a la historia y volverla polvo junto al viento
Siempre me han callado por lo que pienso

O por lo que soy, deje atrás aquella visión moribunda de mi
Aleje muy lejos las cosas que me marcaron
Deje de lamentarme y desquitarme con la pared
Ya no trato de llenar un vació que se desborda en un vaso de vidrio

Trato de dejar de sentirme
Que no puedo porque yo si puedo
No dejare que nadie me arrebate mis sueños
Tire al abismo el odio y el remordimiento
No pienso sucumbir al egoísmo

Que cegaron aquellas personas
Que alguna ves me odiaron
Porque ya no siento rencor
Y por mas que me hicieran mucho

Daño jamas pudieron quebrantar con sus palabras
Este muro de acero
Ya no me podrán hacer daño porque no importa
Los olvide los guarde en la caja de Pandora junto con
mis errores, mis temores, los tan anunciados quiero amigos
Nunca podrán decirme que tengo miedo
Y humillarme una vez mas porque me he vuelto mas fuerte
Con el mismísimo tiempo
Ninguno ya podrá decirme que soy un don nadie
Porque yo si soy alguien
Por mas que sea diferente en mi personalidad y pensamientos

Porque aprendí que tengo que recordar siempre ser yo mismo
Que ser una simple copia de los demás.
De ser la sombra de alguien mas
Y callar cuando me digan una vez mas que soy un peso mas en este mundo

Jamas cambies por el egocentrismo de los demás.
Jamas te mires al espejo te des asco
Ya no te crucifiques por ser igual a ellos
sino te aprecian por lo que eres es por que no te valoran

Porque eres mas especial de lo que tu crees
Que eres.
Deja de tener miedo,
Levanta ven toma de la mano
Del destino que te espera con brazos abiertos

Mientras tu mejoras y dejas a los demás que se traguen sus palabras,
Deja que el pasado quede pisado con la alfombra de la grandeza,
Por la única razón que no importa cuanto daño te hicieron
Porque una vez que te curas de sus atenuante gritos, golpes y heridas.
Te volverás mas fuerte y ellos serán los débiles leones
Molestos que creen que pueden quitarse su rabia contigo
Enséñales cuando te caigas y te levantes,
Demuéstrales
Que tu ya no tienes miedo.

El miedo no es mas que la representación misma de tus recuerdos, y una vez que dejas de sentir miedo puedes lograr mucho mas que las personas que te hirieron. es por eso que no vivas con miedo sigue al destino que el sabe mejor que tu seras mas grande que aquellos que solo te hacían daño y te causaban dolor, aprecia quien eres y nunca trates de cambiar por nadie.
leer más   
15
7comentarios 148 lecturas versolibre karma: 114

Hoja Blanca

Hoja en blanco
Falta de colores
Entre las cumbres de esos
Lejanas montañas
El celeste en falta

El sol pintado de tiza
La luz en su mirada se segó
Por alguna razón
La luna se siente ajena
Mas le pintaron ojos de sirena
Un camino echo de ceniza
Los sueños se hicieron triza
Al no contemplar su gran belleza

La falta que le hace a este dibujo
Es sentimientos que llenen el vació
Los colores que le den belleza
Y brillo a las lúgubres
Luceros que abundan,
Y están todos
Apagados.

Los niños jugaban
Muy tranquilos y vieron como la hoja
lentamente se posaba
Sobre las rugosas manos de la arena

Una vez que detuvo su vuelo
La miraron atentamente
Se dieron cuenta
Lo que le hacia tanta
Falta

Rápidamente salieron disparados
A sus casa a traer distintos marcadores
De diferentes
Colores.

Al paisaje le pintaron de rojo, azul para las casas
Para que no se sintieran tan solitarias
Las calles les colocaron niños jugando
Muy cordialmente entre sus veredas para que no se viera tan vacía.

Le dieron amarillo al sol
Y gris pálida para la luna
pintaron a su alrededor celeste el cielo
Para que no se viera nostálgico.

Ellos vieron mas allá del dibujo
Le colorearon
Porque sintieron
Que estaba sumergido
en la soledad
en la pena
y la melancolía

Borraron el gris
Para darle otro significado
Al ya olvidado dibujo.
leer más   
12
11comentarios 129 lecturas versolibre karma: 128

Continuando El Viaje...

Un día sentado
En mi cama
Leyendo los versos de Neruda
Fue que al leer uno de esos
versos
De repente una idea surgió de mi mente
Se plasmó rápidamente en el papel

Un tarde mucho en escribir
Al leerlo sentí
Por dentro que encontré mi inspiración
Era un poema sobre lo solo que me encontraba esa noche
En el cuarto que yacía solitario
Y vacía a la vez la habitación

Donde yo mezcle la soledad
Lo que yo sentía en ese entonces
Junto
Con una historia que hace tiempo
Leí sobre dos personas enamoradas
Donde la joven moría de cáncer
Y su novio muria de despecho en su corazón.

De allí escribí el segundo poema
Lo titule tu ausencia
Lo llene de versos y rimas
Que plasmaban
La calma que se sentía
La soledad que me acompañaba
De viejos recuerdos que se enredaban en el redil de mis adentros
Por dentro guardaba en un bolsillo de porcelana
Para que no se me escape
Las manos la poca esperanza
Que me quedaba
Por llegar más allá de los límites impuestos
Por los estudios de la secundaria.

De allí continúe escribiendo una y otro
Poema más, basándome en hechos, historias
Y cuentos pero solo algunas

Otras se basaban en viejos recuerdos
De la infancia, las pocas glorias
Y la varias derrotas
Al igual que las penurias que me acechaban
Las pesadillas que me creaba recurrente mente
Para que no olvide que tenía que levantarme temprano
Para ir a la escuela
Y donde más escribía uno nuevo
Era en el colectivo

Pero no me rendir
Decidí a seguir
Lo que un día el destino
Me regalo me las dejo en mis manos
Que hizo siguiera pasa a paso el camino
Y que sin quererlo de apoco la forje con lápiz y una hoja de cuaderno
Con versos y rimas algo torpes porque era principiante
Los adorne con vástagos en sus renglones
Hojas marchitas en cada párrafo
Un otoño por contar
Porque nací en otoño

Seguí este camino
Comencé este viaje el cual no hay vuelta tras
Y hasta aquí no me quejo
Aunque de apoco voy mejorando algo no abandonare la poesía.
leer más   
15
8comentarios 114 lecturas versolibre karma: 131

El bar de las viejas vedettes

A este bar del centro donde vengo
a ocultarme, llegan, por la noche,
unas viejas vedettes. Trabajan aquí cerca,
en un teatro de mala muerte.
Una vez, curioso, fui a verlas actuar.
Estaban radiantes sobre el escenario
vestidas de lentejuelas y de plumas.
Sus carnes desbordaban sus trajes.
El público, jocoso, se burlaba
de sus cuerpos deformes.
Ellas, diosas histéricas, sufrían
las humillaciones y miraban
con desprecio a la platea
de adolescentes imberbes
y hombres solos. No renunciaban
a nada. Se aferraban a sus cuerpos,
antes gloriosos, y seguían representando
su papel inverosímil. Bailaron, cantaron,
mostraron el culo, exhibieron
sus tetas fofas. Luego del show
vinieron al bar,
esta extraña escuela de condenados.
Aquí, las vedettes, que una vez
lo tuvieron todo: amor, belleza, dinero,
quedaron, indefensas, bebiendo su copa,
fuera del escenario y de las luces.
Esas pobres mujeres me hicieron pensar
en la poesía desvalida de nuestro tiempo.
En los poetas grotescos, que cantan
y celebran la fealdad del mundo,
con expresión grosera,
y son el hazmerreír de muchos.
No tienen vergüenza de exhibirse.
Otrora soñaron en un mundo perfecto,
lírico, elevado, sin limitaciones.
Pero pasó el tiempo
y nunca llegó la palabra iluminada
ni la inspiración salvadora. Ahora
rinden culto a la vida y se arrepienten
de sus sueños reaccionarios. También pensé
en los otros, sus enemigos, que,
a diferencia de las viejas cocottes,
no saben vivir en la cruel realidad
y se refugian en un paraíso imaginado.
Los poetas burgueses, que cantan
al amor salvador y los sentimientos nobles
en versos elevados. Esos que ignoran
el infierno, que no conocen la caída
ni sienten compasión por la fragilidad
humana. El espíritu, finalmente, me dije,
será el que nos guíe por este desierto,
solos ante la duda. El espíritu poético,
ese aura inmaterial que viaja por el tiempo,
y llega en el lenguaje y nos eleva, y es
el espíritu santo. Miré a mi alrededor,
alcé mi copa y brindé por las vedettes.
Ellas me devolvieron la cortesía.
Luego nos quedamos bebiendo en silencio.
La disciplina del alcohol me ayudó
a ensimismarme. Recordé un sueño
recurrente que tengo, en el que me hundo
en lo más hondo y emerjo en un espejo.
Allí desesperado me contemplo
y me arranco a pedazos la piel del rostro.
Era sólo una máscara, descubro, y detrás
encuentro otra y otra…Vivimos
escapando de nosotros mismos
y poco a poco, sin saberlo,
nos acercamos a eso que somos.
Bebimos la última ronda de alcohol suicida.
Cerró el bar y salimos a la calle, ya bautizados.
La oscuridad nos acogió, en su anonimato
generoso. Nos alejamos sin despedirnos.
Solos en nuestra ley los incorregibles.
Héroes también de la soledad y del fracaso.
Ya el mundo me dolía menos
y estaban prontas a abrirse
las puertas del sueño y del olvido.
leer más   
5
3comentarios 151 lecturas versolibre karma: 47

Encadenados

El patio de la casa es muy pequeño
no hay oportunidad de sentarme,
no existe un cómodo lugar,
así que busco la piedra con lados planos,
para ahí poner las nalgas.

¿Qué hago en el patio?
-¡Ya no estoy para jugar!;
lo que pasa es que ando "entrado",
sólo me quiero sentar,
ya sentado sin marearme,
me dieron ganas de observar.

Lo que tengo enfrente no es una linda postal,
es el perro de la casa amarrado y defecando,
¡Pinche olor me hará vomitar!

El perro no tiene oportunidad de moverse,
él se embarra y se llena de esa viscosidad,
las cadenas se están "enmierdando".

El can solo tiene una oportunidad:
¡Que me apiade de él y lo suelte!

Me acerco a él, me embarra de mierda,
hasta el momento me da igual,
tomo las cadenas; mis manos huelen fatal,
al final lo logro soltar.

¿Pero por qué me embarró de su mierda?
Yo sólo le quería liberar,
¡Su libertad me costo la embarrada de sus cagadas!
leer más   
4
sin comentarios 87 lecturas versolibre karma: 42

Espiga sangrante

lunes, 5 de marzo de 2018
Espiga sangrante:





Con el filo y brillo reluciente
está la espada,
blandiendo surcos
en fosas funerarias.
A lo que su empeño sucede.
Quilla de un flagrante monte
surcado por el metal
de hilo de cobre,
sonaba con el viento
haciendo temblar calaveras
en lo alto de aquel poste de telégrafo.
El viento tenía estridencia
y lamento seco.
Digno a desatar quimeras y bestias rectas.
Capaz de dar voz a lo inerte de la vida.

II Hoja:
Allí plantado como se siembra una pipa
me encontré, detuve el sonido
entre escalas y cielos soterrados.
Planté una pila de lluvia sobre marzo,
contestó entre gramófonos la tierra;
una melodía jamás interpretada
y jamás semejante o similar
a haberla escuchado una vez.
Era como un maullido entre gramas
y bocas sedientas.
Como cerrar y esperar que la compuerta secara,
como desplomar semillas
y aventar espigas;
plantado como una sola
de carne y tinta
que la espera viola.




El Castellano
1
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 6

Celos

Dime si algún día tú
piensas madurar
y llevar los celos al desván,
y dejarlos allá
encerrados en un saco o algún baúl.

O mejor dime
si algún día tú
piensas olvidar
y tirar esos fantasmas
a la basura,
porque no sirven de nada,
y solo te hacen sentir esa opresión
en el pecho
y en el diafragma
esa punzante quemazón del ácido
de tu infelicidad.

Cuando hablas del plasma
de tus demonios,
tu boca
que es suave para el beso
destila, por extraña bioquímica,
la amargura…
y de pronto es hiel lo que hay
en tus labios
y tus palabras de amor
se tornan en cruentos alegatos
de herejía.

En tus ojos crueles
se velan las imágenes,
la magia de tu pensamiento inventa
alucinadas pariciones
y dolores innecesarios,
inservibles genios de botella,
amigos de juerga,
doncellas y brujas por doquier…
todas putas y ladronas,
tratando a como dé lugar
de robarse a tu hombre.

Dime si algún día tú
piensas levantarte
a encender la luz
del cuarto de torturas
y cerciorarte
que nadie más
ha entrado aquí,
que estamos solos,
tú con las tenazas de tus celos
y yo con el corazón en la mano.
leer más   
6
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 71
« anterior12