Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 20, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Adagios

“El segundo lugar es el primer perdedor”
(Adagio)

.
.
.

“El segundo en arribar
es el primer perdedor”

No lo quisiera escuchar.
¡Qué ignominia! ¡Qué dolor!

De impulsar excelencia,
que forma tan absurda,
feroz, incluso burda,
rayando en la indecencia.

Me disculpo, si ofendo
a quien la frase estima,
juzgarle no pretendo,
el malestar me anima.

La vida de algún modo,
doloroso tormento,
como, aquel aspaviento
de ser primero en todo,
me ha mostrado que puede,
contrario a lo esperado,
cuando en derrota ruede,
destruir al ser amado.

Sólo estoy cavilando,
piensa con cuanto brío,
y esfuerzo, amigo mío,
ha estado trabajando,
el que estás señalando,
cual perdedor sombrío.

Si quieres un adagio,
por el cual conducirte,
con afable presagio,
sin querer exigirte,
de gran sabio te digo,
y te comparto en pleno:
“Lo perfecto, enemigo,
resulta de lo bueno.”


ALDA
(Arte Menor - Octosílabos y Heptasílabos - Combinación de Cuartetas y Redondillas)
leer más   
18
11comentarios 146 lecturas versoclasico karma: 106

Redondilla: Insomnio

Otra noche de silencio
suspirando por ronquidos.
Con mi sueño detenido,
rayos de luna presencio.


©Pacodecáceres
19
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 98

Redondilla: Asesinato

Queda en el suelo inconsciente,
tras un aroma dulzón,
tendido, sin corazón,
sangra su sangre caliente.


©Pacodecáceres
13
4comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 92

Redondilla: Primavera sin flores

Sabor a tierra mojada
de primavera sin flores,
no percibo tus olores
ni el sonido de tus alas.


©Pacodecáceres
15
4comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 78

Redondilla: Sin fronteras

Cuando se abran las fronteras,
tras este virus del miedo,
miraremos hacia el cielo
olvidando las trincheras.


©Pacodecáceres
10
4comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 75

Niña ave

Es sencilla esta historia
Acerca de unas gallinas
Que cuidaron a la niña
De la casa de la noria.
Una señora tenía
Todo el pelo alborotado,
Y rebotaba en la niña
Todo cuanto había amado.
La botó y la rebotó
Hasta fuera de su hogar
Para lanzarla al corral
Con sus “gallinas ratón”.

Y cayó
Por una
Catarata
En el buen
Gallinero
De paja.

Los pájaros se encargaron
De criarla y enseñarla,
Hasta que un día llegaron
Autoridades humanas.
Y la alejaron de casa,
Y la llevaron de nuevo
A prisión de noria, luego
De acabar con sus hermanas.
Más tarde llegó la buena
Que la sacó de ese infierno,
“Le enseñaré cuanto pueda
Y le daré un trato bueno”.

La quiero,
Y quiero
Que se sienta
Atenta
Con la suave
Caridad.

Y María, que es la niña,
Aprendió a reconocer
Lo que nunca jamás fue
Su indigna madre, Idalina.
La sencillísima historia
Continúa hoy en día,
La niña gallina mora
Por un centro de Coimbra.
5
4comentarios 164 lecturas versoclasico karma: 52

Me queda...claro

¿Qué pasó con tus promesas?
¿Y qué fue de aquél descaro?
Hoy tu ausencia es un disparo
que el corazón atraviesa.

¿Dónde quedó la diablesa,
la que amaba sin reparo
con su ávido sexo avaro,
que se aferraba a su presa?

Dímelo niña, confiesa
la verdad, que todo encaro,
aunque ya no tenga amparo,
ni futuro en esta empresa.

¿Y qué fue de la princesa
que pasaba por el aro,
que brillaba como el faro
con su mirada traviesa?

Tu ansia te hizo estar posesa,
temí el que saliera caro,
por ser deseo tan raro,
el de una voraz obsesa.

Claro que tu estás ilesa,
yo, en un claro desamparo,
y claro que queda claro,
que tu olvido no es sorpresa.
15
6comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 96

Orgullo

Ni lo sabes ni te importa,
si me acuesto o me levanto
con el manco de Lepanto
o con una que es muy corta.

No eres juez para este juicio,
ni para expandir murmullos,
que yo vivo con Orgullo
el amor sin el prejuicio.

Bollera la pelicorta,
maricón ese maganto,
no les importa el quebranto,
la gente no se comporta.

No les impongas cilicios,
ni les condenes al trullo,
por la fiesta y el barullo,
por el sexo y el fornicio.

Admite diversidad,
la clave está en el respeto,
aunque uno sea discreto
quiere visibilidad.

Ya pasó la oscuridad,
que haya leyes y decretos
cuyo afán y cuyo objeto
mejore esta sociedad.
16
4comentarios 375 lecturas versoclasico karma: 91

Canariona

Mi querida Carolina:
A ti bella canariona,
en primer lugar, ¡perdona!
por mi fuga repentina.

Las quedadas clandestinas,
por Ponzano y esa zona,
preparadas encerronas,
en aquel bar de la esquina.

Tú, siempre tan femenina,
la perfecta mujerona,
con el gesto de leona,
y mirada de felina.

Ay, viciosa mesalina,
montando como amazona,
me llevabas a la lona,
tan sagaz y tan ladina.

Por salir de la rutina
y no llegar a la nona,
te cambiaste de patrona,
dejaste las ursulinas.

Sí, mi marcha fue mezquina,
pensé, que esto no funciona,
había otra en mi neurona,
que me daba adrenalina

Era una Julieta endina,
yo un amante de Verona,
la niña que me ilusiona
aunque sería mi ruina.

¿Me podré sacar la espina
no despedirme en persona,
de dejarte tan tristona,
de que llore tu retina?
8
3comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 74

Su elegancia

He aspirado su fragancia,
he sentido su contacto,
me he quedado estupefacto
contemplando su prestancia.

Por alguna circunstancia
permanezco en sutil acto,
inflamado y tumefacto,
inhalando su sustancia.

Ese aroma en la distancia
me acaricia con su tacto,
emulsiona con su impacto
tanto garbo y rutilancia.

Es perfume que se escancia,
y ya nada queda intacto,
si extraes todo su extracto
solo queda su elegancia.
19
6comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 102

Despierta corazón

Corazón que lates lento
bajo el peso de una herida,
que abrasándote la vida
te condena al desaliento.

Pudo ser que ya olvidaste,
que vivir es el presente
y el pasado es seca fuente
de una luz que ya apagaste.

Corazón que lates lento
acelera tu latido,
levanta el vuelo del nido
y vence tu abatimiento.

No hay razón tan insalvable
que obligue a morir en vida.
¡De qué sirve si en la huida
tu dolor es inmutable!

Corazón que lates lento
despierta de tus infiernos,
prende el sol a tus inviernos,
pon tu cielo en movimiento.

Ven a hablarme corazón;
cuéntame cómo sería,
recordar en noche fría
cómo amarse con pasión.

Corazón que lates lento
buscaremos la salida
de un letargo sin medida.
¡No te rindas!... Yo lo intento.
27
34comentarios 476 lecturas versoclasico karma: 105

Palabras de hiel

Simulaba una sonrisa
en el cielo de sus ojos,
acallando infiernos rojos
aferrada a su cornisa.

No hay palabras inocentes
si se insertan en el pecho;
sin piedad van al acecho
cual estiletes hirientes.

Ignorada comprensión
que ya no escucha en el ruego,
ni entiende el desasosiego
negándole su atención.

Se hizo nudo en la garganta,
heladas tiemblan las manos,
por tantos esfuerzos vanos
que su cuerpo ya no aguanta.

La vida a sus pies quebró,
puso sal en sus heridas
y en sus fuerzas divididas
sin aliento enmudeció.

Simulando una sonrisa
en el llanto de su pecho,
respirar fue su premisa.





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/06/09/escribe-tu-relato-del-mes-de-junio-ii-ima


Imagen encontrada en Internet
19
17comentarios 283 lecturas versoclasico karma: 94

Más que hermanos

Alzo mi copa de vino
y brindaré por la vida,
que el arte de amar valida
en esencial torbellino.

Por los hijos que han nacido
de mi vientre... ¡más que hermanos!;
son sus latidos cercanos
primigenio compartido.

Unidos en el inicio;
lazos de vida inmutables,
nudos de amor intachables
para siempre y sin resquicio.

Generosidad sentida
por la compañía fiel,
que escrita sobre la piel
en los hermanos anida.

Fraternal compañerismo,
espejo en el que mirarse
y otras tantas pelearse;
¡huracán consigo mismo!

Mas no importa lo que pase,
seréis uno en la distancia.
Si el amor es la fragancia
no habrá viento que lo arrase.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/07/28/escribe-tu-relato-del-mes-de-julio-v-feli
19
31comentarios 783 lecturas versoclasico karma: 109

Ave de Verano

Ave bella del verano
en tu triste jaula vieja
el encierro que te aqueja
es placer de un cruel villano

No son de oro los herrajes
aunque engañen a la vista
y no esperes que él desista
de causarte más ultrajes

Ave triste del verano
no te falta su querer
vuela lejos del ayer
y de todo el tiempo en vano

Aunque admiro tu belleza
No te quiero por mi lado
Yo sé como te has soñado
Libre, altiva y sin tristeza

Ave esclava del verano
Sal de ahí,ya no te asustes
Huye ahora a donde gustes
Ave libre de verano
leer más   
6
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 64

Heridas que Sanan

Aquel día no se olvida
todo fue inesperado
corazón debilitado
al pensar en tu vida

diferentes sentimientos
van rozando mi cabeza
felicidad y tristeza
sentí aquellos momentos

solo te puedo decir que
vueles muy alto sin parar
prometo nunca olvidar
esos días que te amé

muchos recuerdos existen
y siempre estarán ahí
no pienses de que los perdí
aunque mucho me contristen

todavía hay heridas
pero con el tiempo sanan
mente y alma batallan
evitando más heridas

nuevas oportunidades
cada día nos ofrece
y el dolor desvanece
porque tristeza evades

rodéate con los buenos
vas a ver que estarás bien
y tu corazón también
no importando los truenos

en fin no te preocupes
que al final estarás bien
aunque no te sientas al cien
pues espero que triunfes
leer más   
5
1comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 56

Retales del Pensamiento

La lluvia apaga el fuego
del olvido y del recuerdo,
convirtiéndonos en lerdos
de partidas que no juego.

Me invitas a este baile
del salón a la cocina,
sin cesar en la rutina,
tu tan santa y yo tan fraile.

Comenzamos la contienda
en el suelo y en la cama,
en el cielo y en pijama,
sin retorno y sin enmienda.

Nos lanzamos boca a boca
entregándonos al viento,
cabalgando sin aliento,
el infierno nos invoca.

Me confiesas tus secretos
mientras fumas un cigarro.
Nos tumbamos en el barro
de los sueños indiscretos.

Tú me pides que repita
sin remedios del pecado;
tú me dictas el dictado
con tu piel de Afrodita.

De la siesta me despierto,
ya no duermes a mi lado.
Es un cuento imaginado
en lo incierto del desierto.

Los deseos sólo cuentan
el retal del pensamiento,
en el tiempo de descuento
de los besos que lamentan.

Y de pronto me has dejado
disparando mil balazos,
que convierten en pedazos
mi coraza de soldado.
2
2comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 21

El Califa De Los Rojos

EL CALIFA DE LOS ROJOS

Caballero y camarada
del martillo y de la hoz,
del derecho y de la voz
de las clases maltratadas.

El Califa de los Rojos
con su dogma y sus verdades
ante pulcras vanidades
y argumentos a manojos.

Excelencia del debate
admirado y respetado
por rivales y afiliados,
corazón que siempre late.

Donde quiera que tú estés,
ilumina aquel camino
de la lucha y el destino,
nuestro alcalde cordobés.

El ejemplo del cumplido
de ideales sin renuncia,
de injusticias con denuncia,
nuestro líder del partido.

El maestro comunista
de la tesis y la razón,
referente de la pasión
que la izquierda reconquista.

Seguiremos su legado
trabajando sus propuestas,
sus preguntas y respuestas
que en mis libros he guardado.

El docente de los sueños
del alumno partidario,
del obrero y del becario,
andaluz y malagueño.

Hoy le brindo sin sombrero
con bandera del morado,
con el puño elevado,
un buen viaje, compañero.
5
sin comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 45
« anterior1» siguiente