Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 60, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi refugio

Me aferro al papel
como si dejara de existir
en dos minutos,
escribo sandeces
escribo diluvios
en forma de palabras.
Caen letras
una tras otra
y golpean mi armadura,
este caparazón que a veces
no me deja estar
tranquila.
En mi atmósfera
se respira incertidumbre,
pero escribir
me despeja la mente.

El mundo se derrumba
sobre mí,
Siento la tierra hasta el cuello
quedo inmóvil, no siento miedo.
Entre tanta quietud
mis ojos no paran de humedecerse,
brotan lágrimas sin cesar
hay un escándalo en mi garganta
pero el silencio me musita
al oído:
“grita todo lo que quieras,
nadie te escuchará”.

Estoy enterrada en vida,
queriendo escapar
del alud de pensamientos
tenebrosos/culposos/malditos
queriendo apaciguar
mi sufrimiento
sin sentir pena o remordimiento.

Y es así…
como la tinta diluye
los pesares de mi alma,
entrelineas suscritas
en poemas agobiados,
y mi refugio más bonito
son las letras plasmadas
en una hoja en blanco.
12
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 116

Haiku

Los refugiados
no tienen mucha hambre,
hambre y media.
18
sin comentarios 131 lecturas japonesa karma: 127

Mundo de adosadas

Europa, hipocresía que no cesa,
mundo contaminado de adosadas.

Bajo un cielo testigo,
niños refugiados vendidos,
niñas forzadas,
adultos esclavizados,
mujeres violadas.

Mundo contaminado de adosadas.

Tú en casa,
en el gimnasio.
Conciencia anestesiada
sin aventurarte por las calles
para no morir de vergüenza.
Mirando para otro lado
en este mundo libre
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mundo contaminado de adosadas.

Una pelotilla blanca
retoza libre y alegremente
por un campo de golf
junto a la valla de Melilla.

Campo verde, joven, terso, pulido y suave

vs

Concertinas brillantes, afiladas y desinfectadas.

Bajo un cielo testigo,
mujeres porteadoras/mulas,
piel de barro mordida por el viento y la resignación,
se rompen el espinazo.
15
1comentarios 101 lecturas versolibre karma: 138

Oasis

Converger
en el sismo del deseo
y calmar la sed
de nuestros cuerpos
hartos
de cotidiano
desasosiego
leer más   
16
10comentarios 94 lecturas versolibre karma: 131

Tú eres mi refugio

Tú eres ese refugio
de mis horas de nostalgia
donde mi sentimiento se esconde
cuando extraño tu compañía
cuando siente mi piel de tu piel melancolía
y se va secando sin tus suaves caricias

Tú eres ese refugio oculto
donde mi dolor vuela en busca de consuelo
cuando el silencio como niebla mi vivir ofusca
invadiendo y cubriendo mis días por completo

Tú eres ese refugio
donde escondo mis íntimos sentimiento
cuando la soledad viene tu compañía
en mis noches de insomnio y silencio
cuando sólo se escucha en la inmensidad mi voz,
mi voz que poco a poco se va apagando
que impaciente antes de extinguirse va llamando
a tu amor, mi amor eterno.

MMM
Malu Mora
leer más   
22
21comentarios 196 lecturas versolibre karma: 115

Palabras refugiadas

Frente a la orilla
del Mare Mortum
he lanzado
los acentos de mi lengua materna.

Nadan como pececillos
en busca de placton
con el que alimentarse.

El filo de la luna
nítido
como el horizonte que nos abraza.

Las estrellas callan,
se miran al espejo
sin una explicación.

Algún día,
los acentos de las personas ahogadas
se mezclarán con los míos:
los mismos.

Entrelazados por sílabas
hablarán de los horizontes
que nos unen,
cantarán de la lejanía,
del pasado,
de lo invisible.

Canción de cuna
de lo que nunca se logra:
el equilibrio.
5
1comentarios 30 lecturas versolibre karma: 83

Ítaca

Gases en la frontera
ahogan el espíritu.

Alambres de espino
rasgan el alma.

Muertos torturados en el refugio turco:
banco de sangre.

Miseria sobre miseria,
frío sobre muerte,
humillación sobre persecución.

Viaje que son viajes:
Ítaca sin final feliz.
leer más   
15
2comentarios 156 lecturas versolibre karma: 105

Los corderos

Veo a Mamadou,
negro entre corderos,
con un gran tajo rojo
desangrarse en silencio.

Giran la cara,
balan,
se tapan la nariz
para no ver
el gran tajo rojo
desangrarse en silencio.

La pelotilla blanca
del campo de golf vecino
un golpe le da
al negro entre corderos.

Ninguneado y solo,
los balidos le recriminan
haber manchado de rojo la pelotilla
de los pastores de corderos.
8
6comentarios 203 lecturas versolibre karma: 102

Lamento

¡Qué vida la que vivimos!
¡Qué vida la que morimos!
Años de lo políticamente correcto.

El ojo del Estado
abierto día y noche.

La sangre roja y negra
diluida en el mare mortum
se desliza entre concertinas.
Flota como un lamento
sobre las fronteras europeas
sin conciencia
ni memoria.
9
sin comentarios 159 lecturas versolibre karma: 92

Mar caníbal

Mar caníbal,
mare mortum.
Saludas circunspecto,
saludas en silencio.

Balanceo de crestas
de olas de sangre
bajo el cielo.

Mar caníbal,
mare mortum,
duro mar de ojos negros.

Mar caníbal,
mare mortum,
asesino de sueños,
¿dónde vas vestido de negro?
12
4comentarios 182 lecturas versolibre karma: 91

Mundo de adosadas

Europa: hipocresía que no cesa.
Mundo contaminado de adosadas.

Bajo un cielo testigo,
niños refugiados vendidos,
niñas forzadas,
adultos esclavizados,
mujeres violadas.

Mundo contaminado de adosadas.

Te quedas en casa,
en el gimnasio.
Conciencias anestesiadas
sin aventurarse por las calles
para no morir de vergüenza.
Mirando para otro lado
en este mundo libre
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mundo contaminado de adosadas.

Una pelotilla blanca
retoza libre y alegremente
por un campo de golf
junto a la valla de Melilla.

Campo verde, joven, terso, pulido y suave

vs

Concertinas brillantes, afiladas y desinfectadas.

Bajo un cielo testigo,
mujeres porteadoras/mulas,
piel de barro mordida por el viento
y la resignación,
se rompen el espinazo.
9
sin comentarios 227 lecturas versolibre karma: 87

Fronteras Invisibles

Ayer-Hoy

Los-de-aquí
no los vemos.
Rostros transparentes,
bajan los ojos,
cuerpos presentes
nos rodean:
manteros,
basureros,
albañiles,
mujeres de la limpieza,
cuidadoras,
prostitutas,
prostitutos,
recolectores de fruta.
Sin nombre,
en nuestras ciudades y pueblos,
cuerpos colonizados.

Hoy-Mañana

Los-de-allí,
hijos sin nombre,
hijos sin rostro
alzan la frente,
nos miran,
directo a los ojos.

Nace el monstruo:
fronteras,
barreras,
límites,
concertinas,
vallas,
muros,
perros,
pasaportes,
torres de control,
sensores de movimiento,
cámaras térmicas,
Mare Mortum,
apartheid,
indiferencia.

Palabras-máscara
para ocultar la vergüenza de la visión infrarroja,
el aura de cuerpos vivos,
la energía de la supervivencia.
Líneas de sutura invisibles
para tapar la presencia de lo ausente,
lo invisible.

Son si son sin cuerpo, sin representación, sin historia, sin sentimientos.
Son si son una ilusión visual.
Son si son un eco de su voz.
Son si son la negación de la existencia del otro lado, del otro.

El monstruo es vidrio
que permite mirar sin ver,
que permite negar tanto si el otro me mira como si no.

Interior – Exterior

Nuestra realidad trampantojo
6
4comentarios 274 lecturas versolibre karma: 130

Haiku de la frontera X

Amanece ya,
más muros y fronteras.
Pasa el tiempo.
11
sin comentarios 142 lecturas japonesa karma: 91

Haiku de la frontera V

Mi cuerpo junto
al recuerdo de casa,
se estremece.
12
4comentarios 168 lecturas japonesa karma: 88

Haiku de la frontera III

Piso la arena,
olas contra las rocas.
Ruido de silencio.
16
sin comentarios 194 lecturas japonesa karma: 96

Haiku de la frontera I

El paso lento.
Nieve cae sin cesar,
sigue calando.
15
4comentarios 224 lecturas japonesa karma: 91

Haiku de la frontera IX

Días de infancia
entre muros, fronteras,
dudas y penas.
16
2comentarios 124 lecturas japonesa karma: 97

Haiku de la frontera VIII

La luna piensa
cómo te ayudará
en la frontera.
6
sin comentarios 126 lecturas japonesa karma: 75

Haiku de la frontera VII

En la patera,
en las vallas cortantes,
cruzan las sombras.
19
4comentarios 155 lecturas japonesa karma: 104

Haiku de la frontera VI

Hoja caída,
concertina pulida,
sangre brillante.
15
1comentarios 134 lecturas japonesa karma: 111
« anterior123