Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 271, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Cuando

Cuando rompan las olas entre el faro
de la desventura
y la patria que albergue
los pesares del cielo,
cuando los gruñidos
de los perros en las majadas
sean sólo un zumbido
en la roja espesura
de los bosques de otoño,
cuando por toda imagen remarcable
quede
la sangre de los ojos que lloran
lo que podría ser un nuevo mundo,
en la galería de un tunante
de ultraje orgulloso,
el entonces y el ahora
dejen de ser cuando,
y la saca venga cargada con
una lista
de macabras
tristezas:
No me llores.
No seas menos
de lo que ya es
el escarmiento
constante
y desquiciado
de
mi
propio
ser.
14
9comentarios 36 lecturas versolibre karma: 129

Oxidado

*

De tantas lágrimas
que he brotado en mi cuerpo desnudo y
sus dientes de metal.

Estos pliegues extensos se han llenado de
óxido y ternura.

!Oh que vida me espera sin tu pintura
para cubrir mi torso¡

*
11
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 131

Tríada

...

En tres espacios han descubierto mi vida

Mi poesía, tu boca y tus manos y,
en tres oficios me han visto los poetas

Romántico, absurdo y literato.


Me miré desierto
lidiando con la tinta de la vida
Sin ti, para deshojar mi vida en doce segundos.

Hasta ahora había podido sostener
el peso de mis letras,
me había entendido con verbos y adjetivos,
con las demás letras que se esconden
debajo de la mesa,
esas letras que roían huesos y,
a las que ahora yo debo descubrir.

Sin ti
15
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 125

Resucitar

...

Porque tengo la valentía de amarte, pero no el coraje de tenerte
sin prisa he comenzado a llorar.


Voy junto al viento, de pie
pintando las hojas de verde a marrón
en su nombre


Eres tú,
lo sé.
Y hasta las estrellas lo saben

Eres tú.
leer más   
13
6comentarios 80 lecturas versolibre karma: 138

Caballos

Mirás el reloj y el tiempo pasa
Pasa, como caballos corriendo
corriendo, hacia ningún lugar
leer más   
4
4comentarios 28 lecturas versolibre karma: 43

Insinuación

...

Estoy cosiendo mi ausencia
a tu cuerpo

- dos puntadas de silencio
15
10comentarios 77 lecturas versolibre karma: 137

Entregado al olvido

...


Me descubro, yo aquí.
Soy quien ha muerto, escribiendo
y amando.


Porque soy presencia
no puedo resignarme a
la tristísima idea de volver a verle.
En infinitos sueños, en infinitos surcos
por donde la memoria ha establecido
ya sus parámetros de olvido.

Porque
he estado contigo 12 minutos
y siento que ha sido
ya toda una vida entera entregada al olvido.

Hoy
hoy te amo;
pero ayer, ayer fue distinto.
Nunca había sentido el dolor de tanta gente
entregada al olvido.

En esta dulce arena
de los besos incrustados,
amor mio, dame ya el final
para irme a la caza de las espinas

Porque dos veces he sido herido
de madrugada y al atardecer;
dos balas iniciaron mi destino.
Herido en el pecho
me desplomo ciudad abajo.

Las venas entreabiertas y,
los sueños en el pavimento.
Me recordaron esos días
esos “días del miedo”.

Al alba, yace mi cuerpo
observo compasivamente que,
por entre mis dedos
baja sangre y tinta en
gruesísimas gotas de estas manos
recien abiertas.
15
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 141

Seré ceniza

...

Desde que fui amor, desde que te conocí
ya estaba prevista la hora de estos poemas.
Y mis manos y mi corazón saben que
cada palpitar suyo,
es un paso más a tu encuentro.

Acepto pues, que me haces falta
que amanece y tengo sed.
Observo que estoy solo, nadie me acompaña
un desierto arde en mi garganta.

Estoy solo y,
cae en mi toda la soledad y la tristeza
que un hombre puede admitir ya en este Mundo.

Bostezo,
el infinito me llega oscuro y estrellado.
Mis manos recurren a ese cortejo permanente
cuando me adormecía el perfume eterno
de tu cama, de tu aliento.

Siento,
siento el ligero peso de tu cuerpo
sobre el mío, vuelas.
Solo dos vidas me quedan para escribirte;
una de ellas ya acabada.

Despertando,
se me atraviesa un pájaro negro,
se arroja al vacío de mi sueño
desplegando sus alas. El tiempo es lento
lento como el inmenso caminar de las rocas.

Ese pájaro, mío
ha congelado el vuelo
tímido e impenetrable
me ha lanzado a clavarme en el suelo.

Camino por entre los senderos de esta tu última vida
Grito, despierto

¡Estoy vivo, aunque sin ti!
14
15comentarios 82 lecturas versolibre karma: 131

Mientras llega el día (@AljndroPoetry; @Alex_richter-boix; @Isaac_Freire_AM)

...

Mientras llega el día,
levantaré un muelle,
dibujaré pájaros
que cuenten historias de hombres.

Mediré lo infinito en la arena,
qué inmenso es el océano,
qué inmensa la profundidad de los ojos,
queman mientras llega el día.

Mientras llega el día
de los jueves y la guerra; Yo,
nunca,
como de tu brazo, fui mármol y viento
y yo que me soñaba otoño y cristal.

Soledades extranjeras; precisas y,
silenciosas. Cierro los ojos ante tus ojos.
Observemos el silencio de esta guerra,
de estos días muertos, de días oscuros

Incluso esta soledad duele más de lo que debería doler.

Hay huellas. Justo en la memoria
pocas espinas, pocos tallos.
Intermitente…
Sueños que se han hecho insomnios
huellas que se han hecho marcas y,
silencios que se han hecho días.

Mientras llega el día

...y es que mientras llega el día
me ahogaré en la arena y la sal
de los segundos que caen
desde los océanos que penden
de cielos desiertos.

Me perderé en los pliegues
de aquellos momentos
en los que tú y yo
en los que yo y tú
en los que nosotros...

fuimos cielo, estrellas,
luceros

Seré la luz que se apaga
en el candil
de una existencia marchita;
sin flores, sin rosas, sin margaritas

...mientras llega el día.

Seremos fugaces, un intervalo
feliz que no se apaga
mientras llega el día
en que los dientes sean flores
y las manos hierba,

seamos pues…,
Mientras llega el día.
leer más   
18
18comentarios 158 lecturas colaboracion karma: 148

Siempre tú

...

¿Te he olvidado?
quizá nunca
quizá pronto...

Sabes

Aquí llueve cada día, en cada esquina;
esta lluvia me ha empujado hacia las letras y
en cada letra, tú.

...
13
12comentarios 83 lecturas versolibre karma: 127

La vida me hará tristeza

...

Si ya me ha dejado con un carbón prendido entre las manos y,
es evidente
que la soledad me ha quedado demasiado grande.

En cambio,
la voz que viene de ti, de mil campanarios,
siempre suenan mil veces en los mismos oídos. Yo

Porque has prendido una guerra que no da resultado.
Si no hay fusiles, ni armas;
solo hay tropiezos y sombras canela.

Desde ayer llegaron noticias:

No es lo mismo dedicarte instancias y poemas que estar viviendo en ti.
No es lo mismo alabar al mar que estar arrojado en medio de él

Porque se predicará la inocencia mía,
en tu espalda,
ya después de mi muerte.

Hablo de los instantes consumados
!La guerra inició¡

La cuenta de tus latidos va en rezagos
los días inmóviles

Porque lloré y esas lágrimas
fueron labrando surcos por entre mis manos.
Y esas lágrimas aún siguen impunes rodando sobre la tierra.
16
6comentarios 85 lecturas versolibre karma: 138

Enjambre de silencios

De entre la Tierra salgo
y recorro el valle, el mar...
Llegó a las montañas a gritar tu nombre
a pedir tu silencio y
a contemplar tu mirada que,
por lo demás, ya no es mía.
Y desde lo más alto, muy alto
veo el sacrificio que hacen mis manos
por tener las tuyas.

Recuerdo también las brasas de la chimenea
...del volcán de fuego y de lava
derramada sobre mi cuerpo.
Ese cuerpo que se comporta de maneras distintas
si no es contigo y si es contigo.


Desde los valles he venido a morir, a cambiar
de tono las nubes del cielo en mi honor;
A matizar mi soledad, esa soledad que me
ha traído rezagos de sol intenso y,
de mar en altamar.

Observo ya el camino que hasta ahora recorrí
te veo frente a mi, en mi poesía!
Con todo el verde que he sacado de mis letras
y toda la maña con que nacen los días.
Con el otoño a mi favor
Espero tu espera, en silencio, en re silencio
con el menor ruido posible y con todas
las trompetas sonando y bailando.

Por la tarde vi llover las cenizas escondidas;
debajo de la cama
vi el cielo enrojecido por tocar nuestra piel.
Del campo arremetieron los maizales en contra de nuestra voluntad
de esas hojas amarillas secadas por el sol
de esos pastos que sonaban
y de esa hierba que moría
13
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 119

"Enamorarse..."

Es cuando
sus palabras,..
tropiezan
con mi corazón,
que todo
se derrumba.

Y me invita
a columpiarme
en el balcón
de su sonrisa.

Mientras,
asomada en sus ojos,
puedo ver
lo mejor
de mi misma.

¡Es tanta ternura
La que me hace sentir
Cada vez que
Lo siento
cerca de mi!...
leer más   
16
12comentarios 136 lecturas versolibre karma: 114

Caricias nómadas

De las 4 manos que fuimos
dos visitaban mi boca
...

y las otras dos acariciaban tu piel.
9
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 102

La memoria de mi lápiz

No hay fuego, ni espera,
no hay saliva en estos versos
porque tu boca ya no está en mí.

No hay huellas en estos poemas
porque no hay tus manos

No hay color en mis letras
porque no hay tus pupilas conmigo

No hay instintos en mis escritos
porque tu espalda ya no es mía

No hay respiraciones en mis espacios
porque no hay vida si no es contigo.

No hay éxtasis en lo que escribo, ni leo
porque ya tu sexo no es mío.

No hay rizos en mis hojas
porque ya tu pelo no juega con el mío

No hay memoria en mi lápiz
porque ya tú te alejas de mí

No hay respuestas a mis preguntas
porque no hay parques en donde no te piense

No hay cicatrices en estos párrafos
porque mis heridas no son tuyas

No hay piel en mis textos
porque te desvaneces con otra lluvia...
...estando apagado

No hay más alma en mis cuentos
porque ya no tengo historia entre tus piernas

No hay lirios en mi poesía
porque ya no tengo tus pétalos
8
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 116

Haiku II

Mi poesía
Sin saliva, ni versos

Tu boca quieta
leer más   
9
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 121

Oficios de amarte

...

Mis manos
angustiadas, dolorosas
intentaban desde su más mísero dolor
retener todo la presencia de ti, todo el calor

Tal era el frío que convertía a la noche en azul.
Y el miedo se colaba por los espacios desunidos.
Recordaron esas manos
la noche del viernes, 2 am...
miles de murmullos y silencios
y ellas gritaban por tocar ese cuerpo desnudo.

Cuantos instantes son los que decidiste olvidar
pero ayer,
jamás esas manos habían vivido el placer de tanta gente.
Tantas ventanas, tantas quebradas

Herido, mi aliento se muda a tu espacio
no poseía sino mis manos
para recordarte, para cubrir mi cuerpo
para acariciarte, para vencerte.

Porque mañana despertaré
al alba;
en pocos pasos recordaré mi muerte.
Y,

“Espero entonces despertar de la vida”

Foto: Oswaldo guayasamín
pintor ecuatoriano
leer más   
7
2comentarios 23 lecturas versolibre karma: 99

Amores residuales: 2da colaboración (@garros_b)

Amores residuales

Estamos inertes, cerramos los ojos frente a la lluvia.
Cae el azúcar

Ahora no puede ser, ya no son tus manos
de entre mis manos.

Es la misma soledad, esparcida, maciza
cómo café en la lluvia.

Nuestro cuerpo como antes, formando olas
de espuma tibia.

Vuelve ese pánico, queriéndose alejar de mí
y un corazón
y tu corazón
y ese corazón

Diluyéndose


Sin duda, así somos detenidos en el tiempo
El azúcar entre las mesas
y el olvido entre la lluvia

Fui desamor, fui insomnio
dibujando Octubres en el café.

Su tibia espuma nos trajo anhelos
¿Y ese dolor?
Ese dolor anclado al mar.



Los dos a la vez
leer más   
14
19comentarios 122 lecturas colaboracion karma: 114

Angustiado

Es terrible la inocencia con la que desapareces y
es cruel el viento que no me lleva contigo.
11
6comentarios 75 lecturas versolibre karma: 116

Sin billete de vuelta

En secos latidos revivo
la vigilia de nuestra adolescencia
colgada en ganchos de sucios museos de ayeres.

Donde se hospeda el pertinaz
lenguaje de lo escrito
con la fusta de ruines vidas desechadas.
Clavadas en estacas con ojos rotos
a merced de los vientos negros
del alma quebrantada.

Desaparecieron todos los tiempos
en el tirante de tu blusa blanca.

Naufragó un universo completo
de todas las promesas
que dejamos escritas en un papelito
escondido entre las piedras.

Hace ya tanto...

Creo que fue en los entonces...


Del hoy al ayer
viajo, dejándome llevar
a los muchos espacios
en los que aún me brillas.

Neptuno se siente perdido
en la aspereza del océano
que quedó vacío
desde la última vez que nos besamos.

Rabian enfurecidos los huracanes
en la raíz podrida de la mala simiente.

Y en el fruto del presente sin aliento
se conjuran todas las mezquindades
en retazos de olvido
y en retales de recuerdo.


Sin ti...

Abro por penúltima vez
la caja de los porqués sin respuesta
donde guardé tu sonrisa
y escondí mi vida.


¿Que fue de nosotros...?

buena pregunta...

Neptuno...

se sienta a mi lado a veces
Y me anima a que siga encontrándote.

Me aconseja que siga viajando
por mis soledades.

Rondando por tus cielos.

¿Tu?

Te balanceas eternamente
en el árbol grande
donde se perdió la inocencia.
Te bañas por siempre, desnuda, en la fuente
en la que nos hicimos pasado,
y revoloteas por la lánguida melodía
del viejo piano
que nunca dejó de sonar en mí.

¿Yo?

Simplemente garabateo.

Cuando viajo sin billete de vuelta
por tu mirada y por tus noches.


Déjame viajar sin billete de vuelta
por tus sueños.

Deja que sean un poco míos...

Déjame vivir en ellos...

Deja...
que pueda seguir existiendo.


J. Robles
leer más   
14
15comentarios 94 lecturas versolibre karma: 111
« anterior1234514