Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 491, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi barba

<<Tienes la barba demasiado larga>>, decía.
Pero le gustaba jugar con ella cuando me besaba
Y la punta de mis dedos recorrían la sonrisa amarga de su sexo.
Luego le asaltaban los remordimientos, cual tormenta de granizo,
Y lloraba, lloraba...
<<¡Vete!>>, gritaba como un violín desafinado.
<<¡Eres peor que un cáncer!>>
Y yo regresaba con un vino caro,
Que bebíamos en silencio entre las sombras
Yo a pequeños sorbos
Ella vaso a vaso
Luego ponía su mano sobre mi rodilla bajo la mesa
A escondidas de sus propia mirada resentida
leer más   

etiquetas: soledad, ansiedad, amor
2
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 12

Al Final De La Jornada

El repique marca ya el final de la jornada,
me espera tu ausencia recostada en mi cama.

Abro la puerta del balcón y me despido del olvido,
que es sólo una ambición de lo que nunca ha existido.

Miro el calendario, sólo para notar que no cambia de día
ambos seguimos varados en la fecha de tu partida.

Rezo mi última plegaria, ¡Que termine pronto esta rutina!
Pues cierro los ojos y entonces la memoria me domina.

¿Dónde está la paz que me fue prometida?
Hoy sólo queda la esperanza de que pase pronto la vida.

Se habrá de esfumar esta noche, igual que la de ayer
y tal vez con ella, el rastro de tu recuerdo al amanecer.
2
sin comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 12

Amor Tardío

Habrá pasado el amor, y habrá pasado la vida.
Pero así como la lluvia vuelve siempre al cielo
después de la luz del sol a la hora vespertina
habrá de volver a ti, aquel moribundo anhelo.

Recordarás entonces, aquel arbusto que dejaste en el camino.
Extiende las alas y emprende el vuelo hacia tu nido
pues él seguirá esperando, si acaso, con el fruto ya marchito.

Otras bocas se habrán saciado con el jugo,
desierto estará ya el campo de pámpanos
y mi amor se habrá esfumado en el humo
como lo hizo la golondrina de mis manos.
1
sin comentarios 16 lecturas versoclasico karma: 6

"Maldito el que crea en las promesas de los hombres" Por: @Sinmi y @CorazónDeFlor

Ya se rebosó el vaso.
Ya no caben más penas
En este ser al que le dictaron condena.

Esta enfermedad
no sólo llegó a mi cuerpo,
caló en mis huesos
Y heló mis sesos,
sino que avanzó
Hasta donde mi fe se agotó.

Ya no vienen los que me amaron,
Aquellos que me juraron
Estar conmigo hasta en lo malo
Se comportan como tiranos
Que olvidan a sus hermanos.

Ahora comprendo su indiferencia,
A pesar de mi clemencia
Pues siguen su vida en medio de la opulencia
Mientras yo sufro por su ausencia.

Ya no tengo la compasión
De aquellos a los que siempre amé,
Ni siquiera de este reflejo
Que me deja medio perplejo
Al mostrarme que me muero
Y hora a hora ya me alejo.

Me refleja, ya no como humano,
Sino que muestra los pedazos
De una mujer hecha de retazos

Y de mí ya nada queda,
Ya que por estas venas
Sólo hay sangre que me quema.

Ahora solo queda el frío
y un continuo desvarío
en está blanca habitación
Que acompaña mi desolación
Con este sufrimiento que no cesa
Preguntándome sin pensar
mientras me lanzo al vacío.

¿Cómo he caído aquí?
¿es esto levantarse en victoria?
¿Qué hago yo aquí?
¿Acaso es esta la prometida gloria?

Cascadas de cabellos se caen al suelo,
los pétalos de mi flor ya se marchitaron
mi alma enlutada se esconde tras un velo,
pues mi nombre se va con el viento olvidado.

Todos a mi alrededor ríen, se visten de seda
se visten de blanco, celebran nuevos lazos
nuevas vidas, nuevos cantos, nuevos abrazos
el mundo no deja de girar, se salva el que pueda.
¡Ay de mi, voy en pena y se salva el que pueda!

Bien dicen los sabios "maldito sea
el que crea en las promesas de los hombres
dolor y decepción se llevará",
así será, así será...
¡Ay de mi, decepción se llevará, así será, así será!


@Sinmi
@CorazónDeFlor
Febrero 2019
leer más   
24
33comentarios 194 lecturas versolibre karma: 100

Soledad

Qué es soledad?

Soledad, no estar solo!

es estar en compañía y sentirse abandonado

Soledad, no es sentir la ausencia de alguien!

Es estar con alguien y no sentir su presencia

Soledad,no es estar triste porque se fue un ser querido!

Es querer a alguien y saber que eres nada, para ese alguien

Entonces!, qué es soledad?

Sentimiento que invade tú existencia cuando amas, sin ser amado.
13
11comentarios 100 lecturas versolibre karma: 102

Una grata compañia

Abrazo a mi soledad ,pues hoy esta conmigo
Me cuenta chistes , confortable es su cariño
Habla de la tristeza que es un largo camino
Pero que a la final se ira como todo buen amigo
Me cuenta de la alegria , que es muy corta su visita. Que aprecie su venida pues es la mejor amiga. Tocan la puerta. Es la dama de compañia, En este dia prometo hacerla mia, olvidar las penas que tanto me castigan

Hare al amor, aunque este se ria
leer más   
3
sin comentarios 27 lecturas relato karma: 28

En la cima de tu olímpico suelo

¿Mujer que haces en la lejanía?
Saboreando tu dulce melancolía
exquisito ámbar labrado
en los galeones de efigies lunares,
dúctil y suave ambrosía.

Un azulino cortejo de aretes y hadas
cuelgan de tus negras, y profusas pestañas.
Tu fulgurante figura Esparta
en la cima de tu olímpico suelo.
Imágenes divinas se pulen en los cavernosos veneros
del astral mundo donde espero mi velero.

Oh, cascada de lunas, oh, manantiales de brumas
de tu hálito sutil brotan los más tiernos azahares.

Hojas fragantes inspiración divina
salen de tu pluma cual diadema encumbran.
Tu menuda figura, silueta de sombras
en esta noche de trémulo solas.

Mar infausto que separa... Mar que impulsa las olas
los pensamientos fraguados
en la roca ígnea permanecen dormidos
en los espejos termales 
y se acortan las distancias.

Voy buscando tu mundo de sirena antigua
persiguiendo tu imagen de musa encarnada
guardada en mi libreta de apuntes.
Me abruma el silencio...Y me abraza la soledad.

Cabimas, 02/09/2018
leer más   
15
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 96

Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro

Dicen que tres cosas uno debe cumplir en la vida, tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro y asi que completaré, esta lista con lo último que me queda por hacer, que es escrbir el libro de mi vida.

"Querido tiempo tú y yo nos conocemos muy bien, yo aproveché tus años y tú me dejaste cabellos de plata y arrugas de experiencias como souvenir, soy un libro de única edición, inédita y repleta con historias de metas y fracasos en el cajón de mi desierta habitación, vida que te saboreé, frutos que te deje. ¿Y hoy? ¿Dime porqué la soledad invade mi casa?"

Me detengo unos instantes para tomar una bocanada profunda de aire y suspiro, para recordar y recuerdo el dia que conocí a Mario, él me deslumbró con sus ojos color café y su brillante sonrisa, ese día supe que compartiria el resto de mi vida con él, nos enamoramos como dos tortolitos. Recuerdo el dia que fué a hablar con mi padre para pedirle mi mano, para que yo fuera su esposa... ahhh... y se veía tan elegante el día de nuestra boda, ahi parado esperándome en el altar, para darme su si y compartir una vida juntos. Y la luna de miel... Cuanta felicidad tuve a su lado... El padre de nuestros dos frutos de amor, Carolina y Federico, cuanta dicha vi en sus ojos el dia que nacieron, gran padre, gran compañero.
Formamos un hogar, las cenas los cuatro juntos, mis hijos peleando, por quien usaría primero la mayonesa o por que el otro tenía mas jugo en el vaso... ah el hogar a leñas con cuentos por las noches.
Las vacaciones en la playa haciendo castillos, juntando caracoles y cubriendo a papá de arena.
Aquél día en que plantamos el sauce llorón enrulado, en el patio de atrás de mi casa, cavamos un pozo con la pala de punta, lo plantamos con cuidado, luego le hicimos una pequeña cerca de maderas blancas, lo regamos hasta que se hizo fuerte y nos regalo sus primeras sombras al año siguiente.
Cuando compramos nuestro pirmer vehículo y salimos a pasear a la costanera, los niños fascinados miraban por la ventana mientras cantábamos... ¡¡vamos de paseo pi, pi, pi, en un auto feo, pi, pi, pi, pero no me importa, pi, pi pi, porque llevo torta, pi, pi, pi!!
Cuando pusimos nuestra pequeña empresa familiar y lo prósperos que fuimos, hasta que un dia un problema eléctrico produjo un incendio, perdimos todo pero con la ayuda de Dios volvimos a levantar nuestro pequeña empresa familiar.
El dia que vi a Carolina, con su vestido blanco, salir del brazo de su esposo y con lágrimas de dicha les arrojé arroz, ¡Que felicidad sentí! Ésta fué aún mayor, cuando nació la pequeña Victoria, mi primer ñieta, cuanto jugamos, rodando en el pasto haciéndonos cosquillas...
75 años y hoy aquí estoy, Mario dejó este mundo hace ya dos años, todavía lo extraño. Carolina una gran madre y abogada profesional. ¿Federico? Federico es un soñador, que viaja por el mundo como piloto de una compañía aérea muy prestigiosa.
¿Tiempo? Sí fué tiempo vivido, tiempo que se fué, tiempo de soledad en estas paredes con olor a humedad, paredes impregnadas con risas y gritos de niños que ya están silenciadas, tiempo de recordar el tiempo vivido.
¿Hoy? Hoy, solo tengo mi pluma y estas hojas arrugadas por el tiempo, donde escribo mi vida por tiempos, con tres de los propósitos que todo ser humano debe de cumplir, tener un hijo, plantar un árbol y ahora terminaré lo que me falta por saldar de la lista, terminar el libro de mi vida, con mi última voluntad...

" Vida si alguna vez te fuí útil, en memoria de todos esos años que te dí de vida con mi vida, no me dejes morir en la soledad de esta vida y con tan solo la compañía mis recuerdos."

Claudia Viviana Molina
12
11comentarios 96 lecturas concursobac karma: 85

El vacio de la soledad

Miro al cielo buscando una señal de esperanza,miro al cielo buscando el amor eterno,un amor dulce pero frio,triste pero feliz,un amor que nunca te falle y que este contigo en las buenas y en las malas,en la muerte y en la enfermedad.
Solo eso busco.
leer más   
4
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 52

Amor espurio

Nuevamente tú y yo juntos
como estaba planeado.
El mismo lugar,
el mismo cuarto,
casi la misma hora.

Un año y seis meses,
contados desde junio dos mil trece,
tiene nuestra particular historia.
Tenías veintidós y medio;
hoy entro a veintiuno.

Te amo y me amas
¿Nos queremos?
Vivimos nuestra unión
tal vez efímera.

Acostado con el control en mano
te detallo íntegramente:
tu rostro hermoso
con una sonrisa tallada a la perfección,
tus cabellos rizados y húmedos.
Ya más cerca sentados en la cama:
tu cuerpo oloroso,
tu piel morena y suave,
manos delgadas con uñas decoradas,
ojos claros y grandes.

Besamos, acariciamos y hacemos nuestro
un cuerpo que no nos pertenece;
que los espera su dueño.
Nos prometemos amor, confianza,
fidelidad y comprensión,
aunque sabemos que
será tan casual como este encuentro.

Te amo y me amas
¿Nos queremos?
Vivimos nuestra unión
seguramente pecaminosa.
Carente de legalidad,
sin partida de nacimiento.

Disfrutamos por completo cada rincón
de estos veintiséis metros cuadrados,
porque la libertad está prohibida,
el juicio acecha.
Te veo mirar por la ventana
como buscando sentido a la vida,
como buscando aprobación,
como si te faltara algo.

Después de dejar todo en orden
abandonamos la habitación
hasta el próximo encuentro,
preguntándonos si nos vamos
más vacíos de lo que vivimos
o más culpable por lo que no
queremos dejar de hacer.
leer más   
5
1comentarios 17 lecturas versolibre karma: 73

El mosquito

Soy como un mosquito sobre el espejo,

aferrándome incauto a mi reflejo.

Reflejo que contiene a todo mi cuerpo,

lo que se percibe, lo que tengo, lo que yo veo.

Aferrado y sin acción,

meditando mi contexto, mi situación,

no veo la mano indolente acercándose a mí,

aplastándome y haciéndome incapaz de sufrir.

Un charco de sangre que ni siquiera era mía, sino de muchos otros,

es lo que queda de mí, lo que permanece para otros ojos.

Aferrarme a mi reflejo pudo ser una tragedia,

pero al menos comprendí lo innegable de la soledad verdadera.
leer más   
11
3comentarios 64 lecturas versolibre karma: 92

Recaudo

Yo, te digo, recaudo del hombre el harapo y las llagas purulentas, la tiña y las sandalias carcomidas por el polvo, la célula ruin que lo dinamita todo y esa tristeza tribal que acongoja las arterias. Yo, desterradas las enemistades, recaudo de él las lágrimas groseras por lo que pudo haber sido, el miedo visceral ante la muerte y la onomatopeya animal con que se enfrenta al terror de sus verdades. Recaudo el sudor, las heces, la micción con que limpia sus miserias, el mal aliento que le incomoda las mañanas y ese hedor inexplicable con el que se despierta tras la guerra. Recaudo su tremebunda sensación de haber dilapidado el tiempo, su marcha imparable hacia el cadalso, su rabia, su desprecio, su afán necio de venganza. Yo le recaudo el corazón anestesiado tras tan poca osadía en sus quehaceres, la vejez con que se excusa para colgar los guantes y la aventura, la decepción por tanto plan no cumplido ahora que la guadaña ha iniciado su parábola. Yo, exiliado de las efemérides, recaudo al hombre una última voluntad, un último deseo que quizás quedó atrapado entre los pliegues de sus ropas, antes de que el soplido vehemente de los dioses lo devuelva a la nada.
1
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 6

Entre la Soledad y el Infierno

ENTRE LA SOLEDAD Y EL INFIERNO

Con el tiempo uno se acostumbra
a vivir entre la soledad y el infierno
porqué todos somos pasajeros
de la misma montaña rusa de emociones
a veces cruel y despiadada
a veces mágica y maravillosa
con el tiempo uno se acostumbra
a vivir entre la soledad y el infierno.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Febrero 2019
leer más   
8
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 81

La soledad como elección

El sol esta sólo
y aún así brilla todos los días
para millones de personas.

La soledad
muchas veces es una elección
que da paz.

Y te reencuentra con vos mismo,
para hacer un conteo de las bajas
y altas con las que te encuentras.

Para saber cuanto te queda para dar...
En definitiva si Dios tiene a alguien
preparado para ti
llegará a su debido momento,
si ese momento todavía no ha llegado,
es por que no es el momento.

Dejen disfrutar de la soledad,
porque no siempre ella es un suplicio,
a veces es una bella elección de saber brillar solo como el sol.

Claudia Viviana Molina
12
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 108

Querida Soledad

Noche eterna,
Gritan las sábanas
Enredadas en nuestros pies.

La doncella me abraza,
Besa mi cuello,
Apuñalándome en la espalda.

Giro mi cabeza,
Nos miramos a los ojos...
Quizás sea lo que más me duele.

Solo hay una almohada bella mía.
Apoyaré mi cabeza sobre
La helada pared de cemento

Eso Calmara está migraña
Por lo menos por ahora,
O eso creo.

Sumbandome el silencio
Goza mientras baila por mi oído,
Una abeja, picando en mi tímpano.

Querida mía, ocupas toda la cama
Aún así pareciera que este colchón
Se agranda más y más.

Por las tardes; te marchas
Aunque siento tu presencia
Ahogándome con tu ignorar.

Pequeña siesta anestesiara
Por el momento...

El ocaso de mi tiempo.
¡Oh! ya no quiero verte mi querida Soledad.
leer más   
3
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 42

Escarcha Incendiada

Porque no sé llamar
a las cosas de modo que éstas respondan,
y deambulo por un mar
de aguas pantanosas
sin luz, sin faro, sin mí,

porque siempre me encuentro
al día siguiente
de una noche inalcanzable,
lo mismo que las hojas abandonadas,

porque mi única herencia
es lo que ya no está,
la nada acostumbrada
al silencio de la nada,

porque mi vida es un frío encallado
hecho de viento negros en la madrugada,
hecho de sombras rasgadas,
como una puerta
que no se debe abrir,

porque estoy muriendo a diario
de tristeza, de angustia, de soledad,
de esperar que se queden las cosas que se van,
pero todavía me quedan fuerzas
para escribirte

que nos faltó aprender
a vivir la vida
en lugar de a dejarla pasar.


©Alejandro P. Morales. (2019)
leer más   
22
16comentarios 140 lecturas versolibre karma: 103

Por favor, no me hagas atender a la muerte, es tiempo del último cigarillo

En la luz de la noche
me perdí
creyendo ver en la mirada del niño perdido
todos los sueños que un día murieron
y ya no hay salida
por favor
ya no hay salida
para la existencia
solo podemos mirar hacia el último paso
y fumarnos el último cigarro
tratando de asumir el presente
y convivir con la ausencia
el dolor nunca se va del todo
pero se atenúa cuando aprendes a sobrellevarlo.

¿Lo entiendes?

El final está cerca
y lo sagrado ha ardido en mil pedazos
y por favor
no mires
por favor
no mires
solo quiero que se folle sobre mi tumba
como un monumento a la vida
como un monumento a la vida
y ya no queda humo
en esta ciudad perdida bajo el mar del Atlántico.

En la luz de la noche me perdí
creyendo ver entre sueños rotos
y los acordes se recomponen
tratando de salir a flote
y no hay piedad
no hay piedad
por favor
no dejes de escribir
por favor
no dejes de escribir
es lo único que te queda para sobrevivir día a día.

¿Lo entiendes?

Echo de menos Coruña.
Echo de menos la ciudad.
Echo de menos el barrio.
Echo de menos la libertad de un quinto piso.
Echo de menos su paz.
Echo de menos.
Echo de menos.

Adiós
mis amigos
adiós mi país
adiós mis sueños
adiós la luz.

Adiós
mis esperanzas
adiós
mi infancia
adiós
mi presente
adiós
mi foto en blanco y negro.

Adiós
mis amigos
adiós
mi país
adiós
mis sueños
adiós mi luz

Adiós mis esperanzas
adiós mi infancia
adiós mi presente
adiós mi foto en blanco y negro.

Adiós.
Adiós.
Adiós.

Solo quiero aprender a convivir con la ausencia.

Para poder sonreír.

Por ti.
10
1comentarios 60 lecturas versolibre karma: 80

La Desilusión De Una Joven Enamorada

El dolor que sintió el corazón y aquellas lágrimas recorriendo su pálida piel.

Mientras sus brazos son el unico consuelo mientras el llanto se refugia entre murmullos

mientras el amor se consume junto con sus falsas promesas y el corazón ni se deja de preguntarse porque este dolor? sino es sinónimo de amor

Si sus palabras eran cálidas porque se volvieran tan frías y distantes porque si mi iluminaron alguna vez aquel camino que debiamos de caminar tomados de la mano pero a hora tu mano se siente diferente se aleja de las mias

Porque me dejaste el manto de llanto, que nunca creí que me lo pondrías con tu indiferencia porque si nos queríamos tuvimos que obtaculizarnos con la mirada distante.

No era que eramos tan cercanos a hora solo dos desconicidos que solo sintieron un sentimiento pasajero un navío de palabras vacías y de rotas prosas sumado a las mudas palabras que me invaden en este cuarto.

Que es el único refugio de este alicaído sentimiento...
leer más   
15
10comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 96

Dos Extraños

A la puesta del sol
Cuando el lucero
Se sumerge en el mar
Para que otro día pueda iluminar
Con su luz las mañanas tan pasajeras y diurnas.

Que al llegar aquel anochecer
El cielo comenzó a oscurecer
Mientras
Se adornaban de estrellas
El cielo nocturno

El cual un solitario hombre observa
En un cercano puente
Estaba en la soledad sumido
Perdido entre sus pensamientos meditabundos
Mientras se sentía moribundo

Las farolas iluminaban su camino vacío
En el cual
Sus ojos pudieron deslumbrar a una dama junto a él
Que con su miraba enamoraba
Y a la vez llenaba el vacío que sentía
En sus adentros, fue siendo invadida
De apoco por un cálido calor
Que acurrucaba su frio cuerpo

Esa noche
Estaban
A unas palabras de distancia
Separados por una brecha lingüística
Que los dividía junto con el silencio
Que a la vez compartieron esa noche

Fue que él pensó será casualidad o será el destino
Quien los presento.

En esta noche estrellada
Será que son más que dos simples personas
Que recurrieron al mismo lugar
Siendo iluminados por el mismo umbral
Será que son más…

Que dos simples astros
Que se miraron y se perdieron
En sus miradas enamoradas,
Sin saberlo compartían el mismo sueño
Encontrar aquella persona que las haga sentirse especial
Sentir aquellos cálidos brazos
En las que pudieran hallar consuelo
Que pudieran compartir su compañía
Pudieran dejar de estar solas

Mientras las horas pasaban
Eran dos extraños que entrelazaban sus manos mientras caminaban
Eran dos extraños que se hablaban entre murmullos
Eran dos extraños que anhelaban lo mismo que todos quieren un amor que sea sincero y que nunca los desampare

Eran dos extraños que disfrutaban de su mutua compañía
Eran dos simples personas
Que se miraron,
Se hablaron,
Dejaron atrás el miedo que los invadía
Rompieron la brecha lingüística
Que los dividía
Ese día dejaron de ser
Dos simples extraños iluminados
Por aquellos faroles
Que hicieron que su mirada se entrecruzara
Y formaran un lazo que les hizo dejar de ser dos simples extraños
leer más   
15
14comentarios 79 lecturas relato karma: 102

Soledad Y Tristeza

Estoy envuelto en una capsula llamada Soledad
Dentro estoy yo y mi tristeza

Para el dolor no hay inmunidad
Tu eras mi obra maestra

Mi teléfono guarda tus llamadas
de esos momentos en que nos volvíamos cursis

Hoy son solo como dos espadas
Que aunque hagan daño son par de dosis

Porque mi corazón
Está dolido desde tu partida

La cual no me dejaste razón
Me dejaste sin vida

Las mañanas sin ti las volviste oscuras
Me volviste esa persona que no quería ser

Mi corazón tenía fracturas
Y me empezaba a parecer atractivo el alfiler

Si no estabas tu conmigo
No quería saber nada mas de este mundo

Porque sin ti no tiene sentido
La soledad y Tristeza las confundo

Mi amanecer
Cuando el sol salía

Mi atardecer
Cuando el sol se escondía

Mi anochecer
Cuando la luna salía

Eso eras tu para mi ser
Para siempre por tí rezaré

Porque me hiciste crecer
Y gracias a ti madure

Nunca olvidare cuando te abrazé
Y menos cuando en medio de la lluvia de besé







leer más   
4
2comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 65
« anterior1234525