Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 678, tiempo total: 0.005 segundos rss2

90% cacao. de ese que te comes. que te comes la cabeza

No sé cuanto hará que no me siento aquí a escribir, frente a la pantalla, mientras el sol se escapa entre los rincones de la tierra como si huir no significase volver a encontrarte tarde o temprano con los problemas. Supongo que por eso todos tratamos de ser los primeros en tirar la última piedra, esconder la mano, y enseñar la otra llena de sangre, mientras nos delatamos a nosotros mismos entre los miedos que se esconden en los rincones del alma. Sorprenderse por las ciudades incendiadas tiene esa cínica ironía del que se sabe con todas las papeletas para ganar y luego prefiere tirarlas en llamas a alguna papelera, esperando a que todo estalle, en mil pedazo, de alguna forma imposible y haciendo eses en las rampas de esta fúnebre vida que es asimilar todos los desastres que dejamos a nuestro paso. No vaya a ser que todo se termine, y ahí, solo ahí, tengamos que asumir que es el final y ya no hay nuevos comienzos.

Podría tratar de encontrarle sentido a esta sarta de palabras que se diluyen entre los litros y litros de aire que nos asfixian, pero solo es un pequeño reguero maleable de pesadillas que encharcan el suelo de mi habitación, como esas manchas de chapapote que te encontrabas en la playa durante tu infancia y procurabas no tocar, porque eran fascinantes, pero también terriblemente pringosas, y ahí, una vez entrado en contacto con ellas, ya no había forma de librarse de la suciedad y la mierda,
esta que apesta en cualquier parte,
solo era posible hacerla desaparecer de la piel frotando fuerte con agua y aceite, hasta que ya no quedaba nada.

Ya se sabe, la mierda quita la mierda, los desastres implican desastres, y la mecha de la dinamita es demasiado corta como para no estallar todos en mil pedazos, en una patética cuenta atrás que comienza en el -1.

Miro por la ventana y la noche lo empapa todo, mañana entrego por fin el TFG, como en algún texto por aquí perdido en las profundidades del blog en la que hablaba de que estaba con animación y viendo vídeos de pokemon, han pasado años y las cosas poco han cambiado aparentemente.
Aunque si miramos con un poco más de atención,
ya no voy dejando sangre y veneno por las esquinas,
ya no me desgarro las heridas y las cicatrices con frecuencia,
y ya no todo es un oscuro pozo de tinieblas, una espiral de decadencia, un sucio baile del que parecía imposible salir,
pero créeme, de todo se sale, hasta de la guerra
que nosotros mismos construimos en nuestros corazones
y que hacen arder el alma hasta consumirla.

Las cenizas que se llevó el viento hace tiempo que han vuelto a nosotros,
las hemos asimilado
y nos hemos creído que con eso nos volveríamos más fuertes,
basta con creerlo, lo demás da bastante igual,
si a nosotros nos sirve... tira para adelante y no eches el freno.

Destejo palabras buscando respuestas en mí mismo a preguntas que no he formulado,
desviamos atenciones en los surcos de los sueños
y confundimos la suerte con el destino,
creyendo que no somos nosotros, el ambiente, y la sociedad,
la que marca nuestro camino
en la medida de nuestras posibilidades.

Sonreímos de medio lado cuando algo vale mínimamente la pena como para ser feliz, aunque sea durante un breve rato, saltamos de peñasco en peñasco tratando de volar y saltamos de cabeza al agua para no pensarnos las cosas demasiado y atrevernos a actuar de vez en cuando, tratando de hacerlo lo mejor posible en un mundo en el que es demasiado fácil hacer lo incorrecto.

¿Y es que quién es capaz de tener respuestas para todo?

Supongo que por eso nos buscamos en tantas partes: en libros, en películas, en series, en destinos, en encuentros clandestinos con nuestra propia alma a la una de la madrugada; observándonos desde lo alto de las ruinas del cementerio interno que es el haber sobrevivido a tantos golpes que nos ha dado la vida. Nos buscamos y a veces nos encontramos. Y ya solo por eso todo este camino de dudas e incertidumbres vale la pena, por creer que a veces encontramos el sentido a tanto irracional sinsentido que nos come la cabeza y nos devora el corazón de a pocos, desbaratando todo nuestro mundo y derribando nuestra alma hasta no quedar títere con cabeza, solo pequeños incorpóreos que nada entienden nada les incita a buscar la certeza de su razón de ser.

Porque somos seres racionales que actuamos irracionalmente el noventa por ciento de las veces. El otro diez es cuestión de pericia, ganas y suerte, no necesariamente por ese orden, pero sí necesariamente sin ese desorden
que nos alborota el pelo cuando nos levantamos sin saber ni quienes somos,
hundidos en la miseria de una rutina que nos ahoga
hasta dejarnos hechos fantasmas de lo que fuimos,
tristes sonrisas sin sueños
que se aferran a la vida porque es lo único que han conocido siempre.

Escribo por eso, por todo esto que he dicho, no sé muy bien el qué, ni siquiera me entiendo a veces a mí mismo, y vosotros supongo que todavía menos, pero aquí estáis, escuchándome, como aprendices alrededor de su maestro, como chispas alrededor de la llama, como sueños a través del tiempo. Y sin embargo, solo somos polvo en el viento. El último lamento. Las intenciones de seguir en pie aunque nos derriben los miedos.

Vivir.

Porque es lo único que sabemos hacer:

Seguir.

Porque es la única manera de encontrar el camino, a nosotros mismos, y con un poco de suerte a gente que te hace sentir.

En definitiva.

Porque el resultado final de todo es ser libre y feliz.
9
2comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 86

Recuerdos

Y hoy que no estas
el insomnio me pregunta
¿donde te has ido? ,
mi corazon desteñido alucina contigo,
sus costuras se empiezan a notar

Sembraste la duda, locura y posturas
que no podre olvidar...
la verdad es veneno pero con
la mentira es mas facil tragar

Tu solo te fuiste porque me viniste a visitar
un recordatorio de mi vida
un recordatorio dificil de borrar.
leer más   
15
4comentarios 86 lecturas versolibre karma: 93

Morir Un Poco...

Nos quedan tan solo unas cuantas miserias en los bolsillos, de familias que esconden esa nada que nunca se dice. Y pasaron los años tras la ventana, días y noches de terca soledad, como cuando uno ya se viste solo, tras esos calcetines viejos que nunca se fueron.

Por eso nada nuevo acontece, ya que nada viejo se tiró por la borda, entre mareas de silencio y vómitos desesperados de palabras enredadas en el estomago. Quisieron en el enjambre que ninguno se escapara, y es cierto que nos ataron con fuerza, nos ataron a esa manía de permanecer en el sin sentido de los piés que no caminan, entre el cemento y el barro ante miradas vacìas.

Por aquí no sopla el viento que trae frases acumuladas en el denso aire, desde aquí no se percibe el ruido de los barcos que ya no pescan, pero cuando viene tormenta cada uno se arregla como puede. Vidas sedientas de la autodestrucción acumulada. Paraiso de necios embusteros que recuerdan que solo les mueve el sorteo de navidad. Nos toco volver al inicio sin apenas saborear el encuentro, y si lo piensas para qué.

A mí que no me entierren en ningúna caja, ni tampoco congelado para en un futuro iluso despertar a la modernidad, mejor será desaparecer entre la niebla y hacerse uno a un lado para que otros sigan el camino que tú no supiste, de nada sirve el lamento de quién se esconde, de nada sirve la ambición de quién solo responde, agujeros en un cielo nublado de problemas que soportan el peso de una mirada ajena.

Para hoy dormir la cena que nunca llegó por falta de animo, para hoy sin llanto ni presencias que puedan atormentar a alguién que buscò sin encontrar. Aquí en el barrio todo es parecido, desayunos tempraneros y autobuses rojos, y por desiertos se recorren las penas de lo que nunca fue. Así que no juzgues a mis manos por no alcanzar el asombro, ya que pronto será tiempo de recogese.

En los baños fríos apenas se recuerda la arena, ni la orilla en la que aprendiste a saltar. En el rio ya no quedan truchas que puedas pescar a tu antojo, ni tampoco los pajaros volaran esta noche. La muralla está en uno, pero es demasiado pronto o demasiado tarde para destrozarla.

Por fin se quedan las sombras tras la esquina que nunca quisiste. Ahora ya no importa, el Lunes lo cambia todo para un mal común que se sabe de tontos. Siento que esto no dura ni los pasos que te quedan, y a la vez siempre fue por y no para, pero ya llovio sufiente desde aquella inocencia, para al final descubrir la rencorosa manera que tiene la vida de tratar a quienes tan solo se dieron el calor suficiente como para seguir.

De nada sirven mil besos si no son de quién uno se enamora, y es demasiado cruel la forma en la que todo se acaba.

La esperanza no es lo último que se pierde, lo es la sensación de que todo tuvo ningún sentido. Ahora ya los peces azules se despiden de sus fracasos, y se abre un nuevo encuentro para bien de quién supo aguantar. La verdad ya es suficiente como para que uno se encuentre en medio del misterio que lo volvió loco.

Mejor sanar en la distancia las freneticas caídas de quién ya no es capaz de nadar. Por eso me ahogo en la noche de los inquietos que viven en un estado vegetal, por eso no hay nada que pueda temer, tan solo siento la sed.

Desafiós amontonados en la misma mochila que te hizo caer, y en el vuelo te despiertas como cuando nunca te perdiste, pero lo cierto es que lo hiciste, y por ello la única salida es luchar contra las envidias de un tiempo que sabe amargo.

Después de uno y mil dìas se sabe de vez en cuando morir un poco…

Morir un poco…

De cuando en cuando…
2
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 15

La Confesión

Hoy necesito contarte
que, desde hace algún tiempo,
me estoy viendo con alguien...

Al principio,
confieso que trató de seducirme,
con su bella silueta,
con su pelo alborotado,
pero vencí a la tentación,
porque entonces tú y yo
aún éramos dos enamorados...

Un tiempo después,
me la encontré en un baile,
una noche de verano.
Se acercó a mí,
con la frescura del aire
con la soltura de un tango,
y me susurró al oído
"¡Quédate a mi lado!";
pero otra vez me negué,
me solté de su mano,
aún sabiendo que para entonces
tú y yo ya habíamos terminado...

Pero como bien sabes,
y no es una leyenda,
el hombre es el único animal
que tropieza tres veces
en la misma piedra...
Y la piedra apareció en mi camino;
y no pude saltarla,
no pude rodearla;
se acercó sigilosa y con intriga,
suplicando como mendiga
"¡Quiero ser más que tu amiga!"

Y desde entonces,
siempre está a mi lado..
Paseamos por la playa,
cogidos de la mano..
Nos sentamos en la orilla,
y nos mojamos los labios...
Nos vemos a escondidas
en callejones olvidados...
Nos citamos con la luna,
y como lobos aullamos...
Vivimos aventuras,
como cómplices de un pecado...
Nos amamos en secreto,
por el miedo a contarlo...

Supongo que a estas alturas,
querrás saber de quién te hablo...
Así que no voy a negarlo,
no voy a complicarlo.
Te contaré algo más
de la chica con la que salgo.
La conocí aquel día,
que me contaste tu verdad.
Tú me tiraste en sus brazos,
en los brazos de mi Soledad....

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
17
19comentarios 126 lecturas versolibre karma: 91

Dia 200 de 365

No basto con verte debajo de la almohada metida en sueños, ni tampoco
en el fondo de mi ultimo vaso
ahogada en versos.

Te he pagado cien veces mi deuda
y apesar de ser cicatriz
aún eres dolor

En un mundo de ciegos
tu foto en mi mente
tenia un rincón

En un mundo opuesto
hay honor entre ladrones
en un mundo opuesto
nuestro amor no hubiera muerto
en estos reglones .
leer más   
16
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 112

Palabras solas

La soledad de las palabras:
cuando les faltan las vocales
y suenan raras, como frgvh;
cuando van contracorriente
y el río hacia el fondo las aplasta;
cuando dicen lo que dudan
y alguna verdad las empuja a la cuneta;
cuando se quedan calladas
y solo se oyen los ruidos;
cuando nacen suaves en los labios
y quien tiene que oírlas no las oye.
La soledad de las palabras
cuando caen del diccionario
y nadie las recoge.
leer más   
16
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 90

Sabes que tienes razón

Sabes que tienes razón, no dejes que se la lleven. Tal vez todo sea un sueño y que nada se muestre como es, pero, sabes que tienes razón. No dejes que se pierda en la oscuridad de la triste bruma de la soledad. Tal vez no haya lugar en este mundo para ti, pero no dejes que se lleven tu razón por estar aquí. O tal vez, este sea tu lugar, y los demás deambulan como zombis perdidos en el Universo y el Tiempo. Aun así, sabes que tienes razón... no dejes que se la lleven.
3
3comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 48

El hielo resbala por nuestras ventanas

Jugar a la vida es como apostar a las cartas,
pase lo que pase siempre sabes que vas a perder.

Y es ese sucio querer intentarlo a pesar de todo
el que te precipitará irremediablemente al fracaso,
una y otra vez,
como si no fuese suficiente con sobrevivir día a día
como para también estamparnos continuamente contra el mismo muro.

Y es este mundo de vanas ilusiones el que nos lleva por el jardín de las amarguras,
por los prados sin flor,
por todos los campos que han visto como la muerte galopa una y otra vez a su paso,
segando de raíz todos los sueños sobre los que una vez nos balanceamos.

Resistir la rutina es como ahogarse por falta de oxígeno,
el fin se acerca poco a poco,
pero por desgracia
nunca sabrás dónde estuvo la última salida de emergencia.

Puede que todas las oportunidades hayan pasado ya de largo.

Mientras tanto,
seguir
e intentar aguantar todo con una falsa sonrisa en los labios,
no vaya nadie a preocuparse por nosotros sin que tengamos fuerzas para evitarlo.
8
3comentarios 75 lecturas versolibre karma: 112

El Sistema

Donde hay vida hay muerte,
donde hay muerte hay dolor
y donde hay dolor hay angustia,
desesperanza, sufrimiento.

La angustia engendra temor.
La desesperanza pare rabia e ira.
El sufrimiento fecunda rencor.

Es temor la Ruina, y la Ruina arruina.

El hambre somete razones.
La sed tortura cuerpos, vidas.
La miseria ejecuta ilusiones.

Desesperanza, sufrimiento,
donde hay dolor y angustia;
vida y muerte, muerte y vida:

Lo sé, lo sabes, lo saben.

¿Entonces?

De Sombras, 2012
leer más   
12
16comentarios 128 lecturas versolibre karma: 93

Bussokusekika

En un paraíso
porción azul de mar
entre montañas
arropadas de verde
un suave rumor de olas
me hace soñar contigo.

@Saltamontes. Pedro M. Calzada 12/7/2019
leer más   
11
11comentarios 68 lecturas japonesa karma: 119

Todos suben. Todos bajan

De siete cinco.
Me levanto en la mañana,
hago el mismo ritual.
Me arreglo como quien va a su propio entierro,
traje negro, camisa y pañuelo blanco.
zapatos bien lustrados.
Una pequeña almohada por si me canso.

Me paro frente a él, lo observo con determinación.
Abre sus fauces oscuras dispuestas a engullirme,
me hago la cruz.
Voluntariamente entro para ser devorado por las siguientes ocho horas,
con una leve sonrisa en los labios,
me acomodo perfectamente como encajando en mi ataúd.

He visto como sube la alegría
para luego verla bajar con mucha tristeza,
he sentido el llanto desconsolado de la nostalgia convertirse en felicidad.
He oído los más perversos planes
y los mejores sueños me han de contar.
La envidia sube frecuentemente acompañada de la ambición.
Testigo he sido del dolor más grande de ver una mujer parir en mis narices
mientras un joven escribe mensajes en su celular.
La muerte se ha paseado varias veces por mi frente
Gracias a Dios no es a mí a quien busca.

Todos suben.
Todos bajan.
Ha recorrido el tumulto apretado que no cabe más hasta llegar al último eslabón,
pero quien mas me ha acompañado ha sido soledad.

Al final de la tarde culmina la función,
me levanto de la silla y presiono el ultimo botón,
agotado salgo y miro hacia atrás como quien despide a un amigo,
con una campanita que suena al cerrar sus puertas
me dice hasta mañana el bendito ascensor.
leer más   
7
6comentarios 63 lecturas relato karma: 93

"Solo, voy mejor"

“Only loneliness is my constant companion,
and is as real in my life,
like the air I breathe.
And I will stay that way until one day,
the one who created me,
blow the dust of my bones”
leer más   
5
sin comentarios 55 lecturas english karma: 62

La Roca (Respuesta al Poema "Sensibilidad" de @Ann)

Caí en mares revueltos,
por la ley de los vientos,
la fuerza de mis tormentos
y la atracción de los infiernos...

Caí en las tempestades,
preso de mareas infinitas,
en un remolino de verdades,.
del mar tragándose mi vida...

Nadé contracorriente,
en busca del abismo,
huyendo del aire,
ahogando mi destino..

De repente la ví,
hermosa roca inerte,
rompiendo las olas,
gigante, firme y fuerte..

No conocía el frío,
era abrigo de sirenas;
vencía los miedos;
era paz en las tormentas...

Era aliento templado
en la angustia de la brisa;
era ritmo constante,
oxígeno sin prisa...

Sentí su empuje,
la fuerza de su corriente;
busqué su refugio,
más allá de mi mente...

Sentí su mano,
más viva que la mía.
Sentí su cálido abrazo
en el ocaso de mi piel fría...

Entonces oía sus susurros,
el murmullo de sus versos;
leía sus labios,
y ansiaba sus besos...

Y ya no temo las penumbras,
las aguas profundas;
mi roca me salva
de cuevas oscuras;
mi roca es aroma de la mañana,
reflejo de la luna;
mi roca es melodía en la noche,
hermosa canción de cuna;
mi roca es horizonte,
isla, oasis y calma,
musa que inspira
el amanecer de mi alma..

*Algunos versos han sido extraidos del poema "Sensibilidad" de la poeta Ana María Barroso

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
20
23comentarios 158 lecturas versolibre karma: 107

Una cabaña

Sé que las cosas no van bien.
No importa, así te amo,
entre altibajos y rezos;
entre risas y lágrimas frustradas
he aprendido a amarte.
Déjate abrazar,
déjame olerte y hacerte mía debajo
de los nogales, y de ese sol que rumiando
nos da los buenos días.
Seré para tí un refugio,
una cabaña en medio del bosque,
un lugar nuestro,
donde en secreto podamos amarnos.
Una cabaña para que te descanses
de las vicisitudes de la vida.
leer más   
12
4comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 82

Vaya cuento que recuento en la oscuridad de este desvelo

Rotos de un chándal que alguien olvidó coser.
Elvirus


Exploro rimas y libros
tratando de construir el verso perfecto
revertir el tiempo
y forjar impuesto revolucionario
saltar de tejado en tejado
nunca llueve en el faiado
no sabríamos siquiera cómo no lograrlo.

En la noche consumo la botella
solo resta la eterna espera
frente al techo negro
ojeras en el rostro ante el calor de agosto
ya sabremos cómo ganar estando tan rotos
y mientras tanto contar ovejas degolladas
en el insomnio de nuestra almohada.

Apágame la vela que arde
en la mesita del reloj
los segundos pasan y yo
soporto el encierro de este corazón
que sueña por el plomo del corredor
de cañerías
te reirías si me oyeras
gritar silencio
el infierno se ha congelado
sin saber muy bien cuando
pero bien es verdad que nos rompimos
al correr
delante de los grises
sueños que comían pesadillas
con esa falsa sonrisa
del tambor vacío de mi revolver
me revolví
revolcando el porvenir.

Aprendí
a fingir
ser feliz
mientras las mencillas me veían crecer.

Ya quedará camino cuando la muerte allane el sendero
de todos los recuerdos yermos
hasta ser
simplemente ser
otra
y otra
y una y otra vez.
10
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 83

Tu culpabilidad

Y si, me dejé llevar, corrí mas rápido hasta alcanzar tus brazos, me abrigué con la calidez de tu pecho y escuché a tu corazón decir mi nombre, me quité la coraza que cargaba y me deje mostrar ante ti, siendo yo misma. Ya sabía que no acabaría bien, pero quise intentarlo, para no reprocharme el haber terminado la carrera sin siquiera haberla empezado. Hoy estoy a un paso de asumir tu culpabilidad por dejarme entrar, porque aun sabiendo que nunca quisiste quedarte, me inspiraste a amarte, a arriesgarme y a dejar que terminaras follando mi alma. Mi historia continuará, quizás sin querer te confunda con alguien más, no te prometo nada porque personas como tú, en esta vida abundarán, tendré cuidado, aunque tropiece una vez más...
11
4comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 84

Una sopa que camina

La contemplo desde el cenital
caminando apresurada
ahí va una sopa de vida...
con el lomo típico que le da la vejez
acarreando la liviandad de sus ya cansados huesos.
Una vieja dinámica
ataviada de bastón
una viuda sola y sin hijos.
¡Quién sabe a dónde irá con tan presta diligencia!
¡Y cuántos otros oficios aún le aguardan en fila!
¡Mira!, allí va una sopa que camina.-


@ChaneGarcia.
...
9
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 87

Barro

Te he formado de barro,

he dado vida a tu vida vientre
con arcilla cuarteada ya por el sol.
He torneado tus formas
en lo limoso de los caminos.

He vuelto a tu barro,
para que tú me des forma
con tu agua y tu arcilla.
leer más   
14
4comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 96

Abrazando el muro…

~ Un beso, tres versos y dos reencuentros abrazando recuerdos en el muro… ~

Hay historias de amores, hay amores que hacen historia en su día a día
y hay días que definen la historia de amores que nunca supieron que sucedió…

Hay lugares que guardan historias de amores, de besos, de llantos y desencuentros,
marcando entre grietas su tristeza, sintiendo temblar sus cimientos, haciéndose sombra
en su propio muro, para sostener su entereza…

Y están esos besos, que llegan para iluminar con un reencuentro, los amores perdidos
en otros tiempos, donde nunca volvieron, y regresan como entonces a sentirse aquél eterno
y pendiente te quiero que el muro ya viejo esperaba escuchar entre grietas sordas
para llevar para siempre en su propia historia, de soledad…

soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-reencuentros-y-el (Lola)

.
4
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 63

Avaricia

Érase una vez en una villa
Una villa muy peculiar
Muy peculiar la gente
La gente que te engañará

Te engañará esa persona
Esa persona en quien confiar
En quien confiar nadie habrá
Nadie habrá para hablar

Para hablar ninguno
Ninguno para amar
Para amar no sirve cualquiera
Cualquiera es irreal

Es irreal lo que vemos
Lo que vemos y juzgaremos
Juzgaremos a aquel con la naturaleza
La naturaleza que no poseemos

No poseemos nada
Nada nos posee
Nos posee la envidia según algunos
Según algunos lo hace la avaricia

La avaricia, hermana mía
Hermana mía con ella te fuiste
Te fuiste de aquí sin avisar
Sin avisar que no volverías

Que no volverías jamás
Jamás lo hubiese imaginado
Imaginado que me dejarías
Y me dejaste en aquel poblado
leer más   
4
3comentarios 42 lecturas versolibre karma: 64
« anterior1234534