Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 495, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Quizá / vengo de lejos

...

Quizá vengo desde otro idioma / uno extranjero
porque soy tan errante / como el viento en el mar.
Quizá en mi está encerrada la luna, / mirlo negro
y ya un joven mármol se apresura a cantar / a cantarme.

Quizá vengo de lejos / de los inicios del tiempo.
Quizá en mí se encierren todos los ladridos
- perros y perras –
Quizá sea yo niño huérfano / con todos los colores del tiempo.

Quizá sea solo una pizca de sudor y / una palabra en marcha
y sea yo enredado y / descubierto por el viento.
Quizá no me ganen tus horas tan tristes.

¡Quizá sea tan inocente que cuando miré a tus ojos
no pude ver en ellos mi despedida tan triste¡

Todos los años mi tristeza fue fina hierba;
tenía derecho al silencio y a ella. / Tenía derecho;
incluso deseaba cambiar de orilla
llegar al lugar del bosque y morir o cantar. / ¡Si, morir¡

Porque a todo he sobrevivido / a tus ojos de lejos
a tu guerra limpia de todas las cosas,
/ a los cristales,
/ a mis andanzas que requiere años,
/ a tus estaciones, que poco o nada tienen de mí,
/ a tus manos, a veces hechas mías,
/ a tu lugar,
/ y a tu huida demasiado cerca.

Quizá ya está, / quizá tenía que pasar.
Quizá ya no hay huéspedes por mi pelo negro y
quizá, así fue siempre, / un muro que requiere años
y un día que no fue, / y una vida que pasó.

Quizá venga de la mano de un ser extraño.
Quizá sea solo que no puedo conciliar el sueño.
Quizá algún día me quede sin flores,
y quizá algún día no suceda de nuevo, quizá
no se me incruste de nuevo la palabra amor.
9
11comentarios 55 lecturas versolibre karma: 107

Mis te amo...

¿Cómo rodear un abrazo sin lacerar las alas rotas?

Al revirar los pasos sin dar
porque el miedo te ha vencido
En el incansable buscar del reflector
que ilumine cada tropezar
Sin existir alguna piedra, sin claudicar
te enfrentas a la reflexión

Cuestiones frustradas
que te arrojan a la sórdida oscuridad
que se combate en el alma

¿Cómo escuchar el consejo sin estropear su acepción?

En un viaje interminable que soslaya la mentira
que sostiene a la verdad
Se desprenden de un vacío enorme
como la sed del espejismo

Se revierten los cansancios, entre despojos
sin pesar el malestar, entre espinas que lastiman
socorriendo a la nostalgia sobreviven

Insisten en reaparecer otra y una vez más
entre las agonías del placer

Hasta el segundo final
con la inocencia de escudo; mis te amo…


Por: WilyHache®
17 de Marzo de 2019
16:40 p.m.
México
11
1comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 74

Muerte

Al morir, volveremos al mismo estado en el que estuvimos antes de nacer…
Solo que hoy, después de la muerte, habrá nostalgias,
y lágrimas de aquellos que nos recuerden, algo que, por cierto,
antes del nacimiento tan solo era añoranza de aquellos que
soñaban con nosotros, antes de ser.

Al final, todo es un sueño.

La vida, lo es.
La muerte, lo será.
Valdría más vivir en vida este sueño,
que en la muerte, si es que hay algo más,
estar nostálgicamente recordando lo
que pudo ser, y ya no será.

Que nos causará más escozor,
el no llevarnos nada, o volver a ser nada…
O, al cerrar los ojos, recordar aquel beso que no dimos,
y por el cual temblamos y sonreímos.

Qué disyuntiva,
vivir la vida para disfrutar la muerte,
su eternidad.

Hay que tener siempre en la mente,
nacimos para morir, y cada día que pasa,
el aliento se nos va un poco más.

Qué otra cosa podría ser la muerte,
sino testigo el testigo silencioso e irrefutable,
de que hubo vida.

Luis Oscar
raczoblue
5
4comentarios 44 lecturas relato karma: 73

El aposento para soñar

Un baúl de los recuerdos que se cuelan como el viento, ilusiones que has sembrado al transcurrir el tiempo.

Cubierta con una colcha, como tímida armadura de la infancia sin dejar.
Con la puerta destrozada, iluminando la esquina, una esfera de luz que ahuyenta a cada sombra. Es donde todo comienza.

Entre repisas, ocultos sin desempolvar, el botín de las batallas. Libros viejos, apuntes llenos de letras, borrones sin recordar. Lecturas que gritan léeme, de pastas viejas de tanto hojear, dibujos sin expresar en lienzos de luna, con el sol de girasoles, con las sabanas de los nublados.

La memoria es testigo, pues se ha quedado esperando la respuesta de un mañana temprano de una tarde de olvido. De un hazlo con algún sentido. De un vive sin esperar.

Frente a la cama; el closet de vestimentas, un espejo alimentado con el rostro de color, con la sensualidad, el ego de los fríos que atormentan el más puro pundonor. El reflejo de las cenizas del diario caminar al despertar o detener el paso para descansar.

Señales que se transportan en pesadillas, los sueños que no existen pero que te estampan frente a la eterna realidad.

Es la habitación donde piso, sin tocar los pisos con grietas pulidas monocromáticos del silencio, donde cada palabra expresada se ha impregnado en la pared. Donde los mitos se cruzan con cada acción desmedida que nos lleva a madurar. Donde sonrisas, lágrimas de madrugada, la cefalea del insomnio que enmudece o que impulsa la felicidad.

Interrumpe el viento por la ventana que se oculta para no ser vista cuando el calor atormenta cuando el brillo de la luna grita. Estoy rodeado por vestigios, una tormenta se acerca, un petricor que camina con saudades que dominan los suspiros de un atardecer más, el aposento para soñar.



Por: WilyHache®
16 de Marzo de 2019
18:54 a.m.
México
leer más   
17
5comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 93

Unilateral

El bohemio instante en el que las hojas caen
Seña el fino trayecto de huellas en su andar
El paraíso que pronto se aproximaba
Era aquella parte que solía visitar
El firmamento y el aire a su alrededor
Marcaban el noble y glorioso norte
Que tragicamente vaciaban sobre ella
La cercanía de un amor unilateral
¡Se vuelve a repetir aquel paradigma!

Salía a luz un ser dominante que impetraba al corazón valetudinario
manchaba de marcos grises el final de una historia intelectual
Sumaba los cuerpos destruidos en el arco de los fragantes....
Se marchaba y no regresaba nunca más

Ahora se encuentra en paz
Sometida a sus propios encantos
Está entre los veranos eternos
Pero lejos del sol que brilla en su mirar
Tan lejos está...
Y tan cerca del obscuro terciopelo
que sus mantos esperan acariciar

fríos y descalzos sus pasos no tardarán

Se levanta la noche creciente
Y la bella luna le cuenta a la mañana
El vacío de las almas entrelazadas
lejos de ser una homogeneidad.
leer más   
9
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 100

"Sueño astral"

Por mi ventana entraste esta mañana
como una bruma celeste
en medio de una implacable tormenta
lloviendo en el oeste.

Suavemente tus manos rozaron mi piel
y tu beso en mi frente
causó mi anticipado despertar al marcharte
desapareciendo en el oeste.

Ya no supe si eras real o un sueño,
un hombre o un hueste
dejando un aroma en mi alcoba de
incienso en el oeste.

Me pregunto todas las noches lluviosas
poder en ese sueño astral verte
y encontrar juntos nuestros cuerpos
de regreso en el oeste.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Marzo 2019
leer más   
18
22comentarios 148 lecturas versolibre karma: 107

Sin mí

.
Sólo de ti, solo sin mí
solo sin ser un tiempo
ni antes, ni después…

Sólo me muerde el presente
me aguarda la luna, me ilumina las noches
y no me pregunta por ti, ni por qué…

Sólo que eras un sueño
que volabas de día para reforzar tus noches
en otros después…

Solo o no, a quien le importa
si es la hipocresía de corazones vacíos
carentes de tanto y todo
que para qué nombrar…

Sola, y mi corazón no llora
y mis manos, ya no tiemblan de ausencias
pero a ti, a ti, te matan las dudas…

Y tan sólo el tiempo
tan sólo tú, y tanta fantasía
se marchó escurrida entre y sin respuestas
el día que no te quise más…

soundcloud.com/lola-bracco/solo-sin-mi (Lola)
20
8comentarios 92 lecturas versolibre karma: 134

No me robes

No me robes mis sueños
ni mis ilusiones
aunque estén puestas en las nubes
aunque solo sean mías.

Róbame el sueño como cada noche,
róbame un beso y un abrazo
róbame los suspiros,
róbame el alma.

Pero no me robes este sentimiento,
este amor tan puro que te tengo,
esta magia que me envuelve
cada vez que te pienso.

No me robes los suspiros por ti
o las palabras de amor
que yo no tengo la culpa
de sentir esto por ti.

Róbame el aliento
despójame de mis miedos,
despréndeme la ropa
pero nunca tu memoria.
leer más   
4
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 66

"Un mal sueño" Jotabé con estrambote

Si tus labios dejan de respirar
y tus ojos se olvidan de mirar,

ya mi vida no tendría sentido
se apoderaría de mi el olvido,
como juego latente enfurecido
mi corazón terminaría herido.

Cicatrices de amarga melancolía
mi tristeza sin consuelo saldría.

Mis ojos no podrían ya drenar…
amargo llanto en mi alma contenido
¡despierta nada es lo que parecía!

Ella sólo dormía
mírala y regálale un gran abrazo
descansa y sueña en su tibio regazo.








Clementina Bravo Rivera
Cleme Eternamente
08 de marzo de 2019
Arica – Chile.
leer más   
15
15comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 109

A Dónde...?

A donde vamos?
hacia donde nos llevan los pasos
cuando descalzos quieren llegar
escalando lo imposible de los sueños
los sueños que por perdidos desvelan
los sueños que se hicieron pesadillas
despertando siempre antes del final…

A donde… y ya no sé si es pregunta
resignación o duda, porque nadie puede responder
a donde vamos sin saber si podremos volver…

A donde? cuando la noche comienza
y entre sombras el desvelo nos congela
mientras el viento por fuera sopla
y nos golpea la ventana…

Nadie sabe a donde, ni como, ni cuando
ni tampoco porque los sueños nos se cumplen
y tampoco tienen final, o quizás es que negamos
terminarlo por miedo, a hacerlo realidad…?
Algún día, lo sabremos, alguien nos contará…

soundcloud.com/lola-bracco/a-donde(Lola)
10
sin comentarios 83 lecturas versolibre karma: 113

Ayer por la noche, te soñé

Riqueza de los Pueblos Latinoamericanos

Ayer por la noche, te soñé

Tan cansado, muy cansado, dormité;
Al cerrar mis ojos, en penumbra me escapé;
Hice un viaje tan adentro, muy adentro sin saber;
Tal asombro; boquiabierto me quedé.

En un mundo tan hermoso, un paraíso, el edén;
Grandes ríos, bellos lagos; selvas y animales por doquier;
En sus montañas y volcanes, bosques y llanuras pernocté;
Tan arriba, muy arriba con la vista, a sus islas visité.

Y de pronto, de un pueblo y muchos pueblos, a mestizos vi brotar;
Tan diversos en sus etnias y contraste cultural;
De colores y matices esta tierra se impregnó ;
Muchos pueblos de mestizos, en un solo corazón.

Del aborigen y el indígena, el valor encontrarás;
Pues es la parte de tú pueblo, que te hace singular;
Lenguas, dialectos o idiomas, se unen todos en este lugar;
¡América Latina, un prodigio cultural!

En las artes y las ciencias tú futuro hallarás;
En tú sangre llevas números; matemática original;
Arquitectura imposible, de la nada hiciste ya;
Mestizos hoy latinos, caminemos a la par.

Solidarios nuestros pueblos, deben ser;
Pluriétnicos y pluriculturales es nuestro poder;
Integrados como un todo, nada nos puede vencer;
¡Oh! mí pueblo tan querido, hoy te soñé

Caminando hacia el futuro, muy unido te miré;
Firme y decidido, cual gigante imaginé;
Tradiciones y creencias te rodeaban sin cesar;
Haciéndote valioso y en los mitos o leyendas destacar.

América latina, el nombre de un titán;
Entre mares alojado, esperando despertar;
Y al hacerlo ten cuidado, ya que suele hoy volar;
Tan alto, tan alto y su magia evocar.


Danzas, música y folclor;
Letras, ciencia y religiosidad;
Riquezas milenarias, conservadas sin profanar;
Por los pobres sin herencia, ¡saqueadores fuera ya!

Hoy mí pueblo, unificado está;
En espíritu y materia, reforzado va;
Pues el diálogo hecho escudo, nos representa ya;
Y su espada envainada, gran sinceridad.

Tan cansado, muy cansado dormité;
Y al abrir los ojos, vi un amanecer:
Tan hermoso, tan hermoso que perplejo me quedé;
Mí América Latina, de ti me enamoré.

Marco Gerardo Méndez Jácome
jerry801003@hotmail.com
16
7comentarios 85 lecturas versolibre karma: 87

Lo anhelo, joven pianista

Las venas que surcan cuál enredadera en sus manos,
lo largo de sus finos dedos, quiero me toque como lo hace
todas las noches de luna melancólica con su piano de cola.

Tiene la pasión reflejada en su arte, ¿y quién soy yo?,
para acallar la música impregnada del alma que grita su nombre.

Mi voz no es distracción, absorto,
como si estuviera en un mundo diferente al mío,
cantando voy en mi mente, tratando de seguir el paso de sus desenfrenos.

Joven pianista, el misterio que emana no es lo que me enamoró de usted,
sino la forma en que se deja llevar por lo que ama hacer.

Si, así como explaya, me ha de besar, no sé qué esperar.

¿Por qué suena tan triste su expresar?
Me conmueve, aunque me revoluciona el hecho de no poderlo descifrar.

Si entendiera la codificación con la que proclama en cada pieza que toca,
yo no haría más que responderle en el mismo idioma, y así podernos conocer.

Y esta soy yo, quien no puede llegar hasta usted, pero si inspirarse al escribir,
mientras de fondo intento interpretar lo que quiere decir.

Quería decirle es un honor, pero me basta con compartir los secretos
de la Caja de Pandora que es usted.

Joven pianista, me podría responder,
¿podré vivir mi sueño también?
Sí, así como usted toca, yo pudiera ver mi ficción ser.

Y es que lo admito, lo anhelo joven pianista,
a usted que de seguro es ajeno a esta revolución quién soy yo,
será su propio dueño permitiéndose creer que no lo es ya de alguien más.

Si viera la explosión escénica producida al sentarme aquí hoy frente a su piano de cola,
entendería que no hablamos en el mismo lenguaje,
pero si que nos podemos entender.

No es falta de respeto, no que quite el cuaderno en estos momentos
y trace su alma en ella, tengo la sensación de poder grabarla,
a este artista quién también deseo ser.

Hoy vino como todos los días, ante rostros desconocidos,
es la de este escritor quién más me intriga,
si supiera que es dueño de este ser imperfecto quién soy,
le entrego todo lo que siento, en esta pieza titulada con su nombre desconocido.

Personas a su alrededor le echan mal ojo,
de nuevo sacó su cuaderno desgastado,
me pregunto, que escribirá en sus páginas amarillentas,
pero no puedo evitar perderme en sus contornos,
la forma en que desliza un mechón de pelo tras su oreja,
que manía esta que me agarra cada que recibo su cortejada visita.

¿Puede escribir para mí, mientras yo toco para usted?
¿Puede tocar para mí, mientras yo escribo para usted?

Cruzaron miradas, el silencio inundó el salón.
Un silencio, ellos entendían.
Por primera vez estuvieron en sintonía,
encontraron su propio idioma siendo uno, se pudieron entender.
Mientras la melodía sonaba, mudos, interceptados,
el público seguía creyendo que la presentación seguía como si nunca hubiese parado,
la verdad…nunca lo hizo, sólo para ellos dos todo se detuvo.
Así de trascendental, el amor de estos artistas, la flor de pudor e inocencia,
apenas empezaban su carrera cuesta arriba, distintos sueños, pero similares.

Un escritor soñando ser un ave.
Un pianista soñando ser un nido.
Ave que aun no prende vuelo, preparado no está.
Nido hecho para ser hogar, preparado está.
Contradicción.
¿Cómo acabarán estos jóvenes amantes si ni siquiera han empezado?

Lo anhelo, a usted joven pianista.
Lo anhelo, a usted joven escritor.
16
14comentarios 102 lecturas versolibre karma: 95

Sueños

Nada es como parece, ni se parece a la nada
estoy en lugares de ayer y mañana, perdida en presente
soñando despierta sin mirar donde siguen mis pasos
en silencio, y ausente…

Sueño, o pesadilla, mensajes del inconsciente
que despierta y confunde recuerdos mezclando sus tiempos…

No hay sol que guíe mi sombra, que se esconde
para que nadie vea su lado oscuro y sus intenciones…

Hay sueños tan reales que hasta tocas lo imposible
y viajas a lugares que nunca estuviste, y son conocidos
y hasta encuentras huellas de otros tiempos
de nuestro paso, y asusta…

Nada es lo que parece, ni despierta
ni en sueños, por eso tantos pasos nuestros perdidos
sin haberlos vivido, sin recordarlos…

soundcloud.com/lola-bracco/de-ayer-y-manana (Lola)
14
5comentarios 96 lecturas versolibre karma: 105

La Bestia

I
Es un monstruo de fierro
de sur a norte,
en la patria robada.

II
Siempre tiene hambre, siempre;
pero, ¿qué hacemos?
En casa no hay comida.

III
A parte de mi brazo,
ya se comió
mi origen, mi destino.

IV
Buscando sueño ajeno,
monté en su lomo;
¿vendré con uno propio?

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
7
5comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 84

Jardinero

Era una multitud de hojas la que rompía el silencio; los árboles son testigos del suceso.

Quizás, existe un motivo para estar cerca de ti.

Como un jardinero que abona la tierra para contemplar el florecer, las plantas sobre el pasto entre pálpitos del sublime verdecer. Sólo la delicadeza desde la semilla hasta el primer tallo es conocida por él.

Así es el profesar del amor. Sólo el que siembra conoce el resultado cuando llega lo anhelado, que debemos mantener ya que no sólo es tener la flor sino aprender de cada espina.

Sólo se observa la belleza externa olvidando los detalles de la creación que han formado nuestras manos.

Sin embargo, no se comprende el sufrir en cada mañana por el frío, por la lluvia o el calor agonizante, quizás la niebla en lo sinuoso del camino que nos guía hasta el vergel donde se ha de cultivar. Tal vez con pobreza, sin calzados o sin alimento alguno que comer, pero todas las noches anida en el pensamiento el paisaje idílico donde reinará la flor.

No dediques segundos de vida para tatuar en el alma los pretextos del no sentir.

¿Has intentado sembrar?

Yo, yo creo en ti.


Por: WilyHache®
23 de febrero de 2019
17:44 a.m.
México
19
2comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 77

El hombre que aparece en mis sueños

¡Inspirado en el hombre de mis sueños... RU!

El hombre que aparece en mis sueños no es el irreal hombre perfecto, es aquel que cuando despierto y lo recuerdo, él es el causante de mi sonrisa, es aquel que me hace tener una extraña sensación en el pecho, aquel que cuando muero de ganas de volver a soñarlo me produce ese cosquilleo en la “panza” que a veces creemos que no existe. Es aquel que no sabe que él puede ser eso… El hombre de mis sueños.

El hombre que aparece en mis sueños tiene unos hermosos ojos y ni qué decir del color de los mismos; sin embargo, lo que me encanta de este hombre es su mirada y todo lo que puede decir con ella.

El hombre que aparece en mis sueños tiene labios sensuales, apetecibles, tiernos y jugosos a la vez. Pero lo mejor del hombre que aparece en mis sueños es su sonrisa, es su voz, es su forma de hablar, es que sabe cómo decir las cosas. Ese hombre que me ha dicho lo que debo escuchar sin tabúes y con su corazón. Ese hombre que puede ser furioso y tierno; ese es el hombre que aparece en mis sueños.

El hombre que aparece en mis sueños tiene unas manos fuertes pero suaves, no tiene la más mínima idea de lo que me hace sentir cuando me toca y de cómo mi imaginación puede jugar con mis sentidos con tan solo segundos de roce con su piel. En ciertas ocasiones, quisiera soñar más y poder decirle como me encantaría que perdure por siempre ese cosquilleo en mi cuerpo al sentir su piel. Es que yo me pregunto, ¿será acaso que realmente puedo ocular lo que me hace sentir? o ¿será acaso que no lo nota?

El hombre que aparece en mis sueños, es “abrazable”, es “besable”, es “tocable” pero solo en mis sueños, porque ese es su lugar.
El hombre que aparece en mis sueños es estupendo para muchas cosas, incluso para hacer que mi corazón se quiebre cuando despierto y entiendo que solo es eso, ¡el hombre, que aparece en mis sueños!
leer más   
2
1comentarios 19 lecturas versolibre karma: 17

Guitarrista

Describes la sinfonía
Entre tus palmas
Tocando al compas
De las cuerdas de tu corazón
En una melodía
Que conquista el mediodía
En el mismo parque
Ah la misma hora

Guitarrista
Que tocas
Las letras
Que escuchas
Y las vuelve poesía
Que plasmas en la libreta
Y te vuelves poeta

En vuelves
Con tu canto
Junto
A la guitarra
Con sus cuerdas
Hilando
El amor que sientes
Por la musica
Artista
Que conquista
Las masas
Y te roba el corazón
Guitarrista
leer más   
15
9comentarios 65 lecturas versolibre karma: 107

Hilando sueños con tu amor

Cuantos sueños en mi almohada
que se hilan con tu amor.
cuantas caricias derrochadas
durmiendo en mi interior.

Son los besos de mis labios
que en el viento se han guardado
con el tiempo eternizados
deseando un día ver el sol.

Son promesas aguardando muy feroces
en el lugar que reservé para mi hombre
para envolverlas con tu nombre
y cumplirlas sin medidas ni razón.

Dejame dormir en tu pecho por siempre
así este sueño es real y no nos miente
que es de verdad este amor y no suerte
yo estar en ti y tú no solo en mis sueños inerte.

Mi amor es sueño que espera a que tú llegues
es remanso aguardando a que tu entres
para que no deje de soñar descalzo tu vienes
y tomas todo lo que he hilado con los sueños de los dos.


Claudia Viviana Molina

22
13comentarios 66 lecturas versolibre karma: 106

Mi ideal

En las series
En los videojuegos
Siempre se puede ver
El ideal del amor
Lo que quisimos tener
Con lo que nunca
Dejo de soñar
¿Mi meta de vida?
Es poderme casar
Y de él
No separarme jamás
Buscando el ideal
Con basta esperanza
De poderlo encontrar
A la vuelta
De cualquier esquina
Mi gran ambición
Mi gigante obsesión
Es conseguir
El verdadero amor
Y ver que ese anillo
En mi dedo izquierdo
Jamás me dijera adiós
Y custodiara mi cuerpo
Cuando este rígido y frio
Me acompañara
Mucho después de mi último aliento
leer más   
7
1comentarios 50 lecturas versolibre karma: 88

Llegó el silencio

Llegaste en silencio, mandando callar a tus pasos,
que bailaban con el recuerdo
de lo que un día fue tu sueño.

Intentaste mandar callar a tus brazos,
pero tus manos saludaron el ruido,
que te llamaba despacio.

Entraste junto a Morfeo sin saludarle,
como siempre habías dicho que harías.
Te giraste y negaste un adiós a lo que ya sabías
que se había ido, que se había acabado.
Tan solo, tanta distancia,
un muro entre el cielo
y el infierno.

Después llegó el silencio,
y todo volvió al principio,
te cubrió el sueño.
leer más   
13
8comentarios 123 lecturas versolibre karma: 92
« anterior1234525