Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 13, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Tentación

Tienta tu cuerpo
al humo de mi mente,
mi sentimiento
a tus labios de menta,
tientas a tientas
las sonatas de otoño
entre las noches
divulgadas con llamas
en mi vigilia.

Torre callada
es tu cuerpo de oro,
sueño en mis sueños.

Tengo tu viento
cantando en mis oídos
como jilguero
con palabras de bosque,
vanguardia alada
embrujada con lluvia,
río de fuego
donde incendio mis uñas
con mariposas
nacidas de tus poros.
leer más   
13
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 114

Prohibida!!!

Es como Adán frente a la tentación.
Frente a ti la manzana prohibida.
Esta ahí, la ves, observas cada detalle,
Sus curvas, su esplendor.
Esta al alcance de tu mano.
Pero no te animas a morderla!!!
Por que esta prohibida!!!
Aun así la anhelas.
Quieres sentir su sabor, su olor.
Poder tenerla en tus manos,
sentirla entre tus labios
y morderla suavemente.
Por que cuanto mas
prohibida la manzana.
Mas ganas te da de morderla!!!
leer más   
6
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 69

Tentación

"La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella"
Oscar Wilde


Tentado por probar
el néctar delicioso
de la dulce saliva
que brota de tus labios.

Que la provocación
del tórrido suspiro
que emerge de tu boca
excite mis oídos.

Tentado por sentir
el fuego de tu cuerpo
ardiendo junto al mío,
quemándome la piel.

Que el tropical verano,
eterno de tus ojos,
inflame los sentidos
en pálpito divino.

Tentado porque el tacto
de tus sutiles yemas
me colme de caricias
en un roce continuo.

Y que me desafíes
con tu sensual figura
en un trance lascivo
que avive en mí el deseo.

Tentado por hollar
la cima de tus pechos,
la tibia calidez
que fluye de tu sexo.

Que tus fogosos besos,
incluso clandestinos,
afloren el estímulo
de ambicionar probarlos.

Tentado por anhelos,
por ansias de pasión,
a ritmo desbocado
latiendo el corazón.

Y conseguir al fin
que huya del pensamiento
la tentación atroz
de este perpetuo reto.
22
15comentarios 131 lecturas versoclasico karma: 90

Ardiente Melibea

Senos generosos,
volcán de anhelos ,
su cuerpo envuelto
sedosos velos.

Ninfas jóvenes,
desinhibido pudor,
cráteras llenas,
permisivo licor.

Bebedizos que embriagan,
lujurioso amor,
atmósfera embrujada,
hasta que salga el sol

Concupiscentes bajezas,
quemazón de corazones,
eternidad de tristeza,
irrompibles rejas de prisiones

Incombustibles lágrimas resbalan,
por la tibia piel de las despedidas,
incisivas penas que afligen,
removiendo las heridas

El faro de la noche,
ha apagado ya su luz,
naufraga el barco en la marea,
ojos grises ya olvidados,
de la ardiente Melibea.

Nightdriver (Vs) Dreamerpoetry 2019
leer más   
11
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 96

"Manjares y cantos" Escrito por: @CorazónDeFlor y @rayperez

Retumba tu voz rítmica como relámpago
en mi templo de tufo derrumbado
y las aves parten en su vuelo al oeste
en plena tormenta de escarcha y granizo.
Mientras me desposas de mi enjambre de tristezas
me pregunto ¿Eres un espectro o un fauno ?
Tu melodía deshace las partículas de mi hierro
¿Acaso eres Pan?
¿Acaso un simple bandido o tal vez
un gitano desalmado?

En esa espectral
y melodiosa incertidumbre
incrustada en las columnas talladas
de quimeras y epitafios
del templo de azores.
Soy el juglar que entra
en tu bosque de hadas y princesas
con mi guitarra de hilos de plata
haciendo vibrar los átomos
que dan vida al susurrante eco
de tu voz adornada con matices.

Oh, reina del bosque perpetuo,
cazadora de latidos jadeantes y abrasador.
Ambos caminamos
por la margen taciturna del brumoso silencio
buscando el crisol de raza cautiva
de tu estirpe Náhuatl.

¡No, desalmado no es tu rostro,
oh, mi dulce amor de soledades!
Pues tus ojos son pasteles cubiertos de miel
y tus labios es un vino mezclado con pimienta;
me invitas esta noche como la invitada principal
coronada por distintas y fragantes flores
hambrienta estoy de tu boca
parece una mesa de manjares
que cuando se abre se oyen cantos.

¡Manjares y cantos es tu boca
dulce aperitivo voy comiendo
en el altar de tus pétalos deshojados,
Oh, más manjares y cantos en nuestro lecho
bella hambruna, bella luna, bella uva!
leer más   
20
19comentarios 223 lecturas colaboracion karma: 133

Dulce tentación

Dulce tentación,
que me invitas,
a querer de tu boca
y a desear tu caricias.

Culmen de delicias,
confundes mi mente,
te alistas presente,
me vuelves adicta.

Me atraes, me incitas,
me haces quererte,
te tomas mi mente.
sin otra salida.

tu voz es ardiente,
No quiero perderte,
me arrastras, me envuelves
me vendas la vista.

Invades mi cima
te escucho quererme,
no puedo tenerte,
pues soy de otra vida.

Claudia Viviana Molina
11
12comentarios 114 lecturas versolibre karma: 89

Eras... tentación

Me atrapabas...
como hiedra que amarra y enreda el corazón.
Como seductor indiscreto y desatado,
asaltabas los montes de mis indecisiones,
conquistando mis quietudes.

Pude dejarme llevar por tierras ignotas.
Y sentirme invulnerable a la angustia de perderme.

Olvidar mi serena estabilidad,
mi centro seguro y palpable.
Jugarme en una mano la partida entera.

Apostarlo todo...
corazón, Alma y piel a cambio de nada.

Pero oculta y cubierta de musgo,
amilanada y recortada por recatos aprendidos,
ya no daba más de sí.

Cobardía que mide y sopesa,
que calcula y que frena.

Eras mi peligro, mi tentación.
Mi lobo en las noches de luna llena.
Indómito caballo de bellas crines,
que me lleva veloz
conquistando apasionadas locuras.

Y yo retuve las riendas.
Sin extensión posible
cerqué tu trote salvaje y te aparté de mí.

Ya no hay luna,
ni noche que arriesgar, ni montes que trepar.
Fuiste lo que quise que fueras,
tan sólo una sombra de lo que pudo ser.

Ahora... solo quedan recuerdos;
también reproches que no me perdono.

Y porque duele...
de mi memoria te tendré que arrancar.
16
16comentarios 188 lecturas versolibre karma: 95

Irresistible tentación

Con el sosiego de mis pasos
circulé
por carreteras sembradas de infinitos
sin el riesgo de la curva
y mientras
el viento portaba misterios
la lluvia acariciaba melancolías
el sol ocultaba mis ansias

De repente estalló
soberbia y sin límites
la tentación de la carne
el delirio de los huesos
el aullido de la locura
entre las humedades de las pieles
y los gemidos de lo prohibido

Y pequé, pequé y pequé
hasta la saciedad de las pupilas
hasta la sequedad de la lengua
hasta la afonía del cuerpo
hasta el desplome de la sombra
engullida, por las fauces de los dioses
leer más   
14
7comentarios 72 lecturas versolibre karma: 140

Tentación

Tu voz meliflua
de diablo enamorante,
sonaba al otro lado de mi piel
llamándome...
Yo no quería salir de mí,
escondida para no caer,
te oía susurrar mi nombre.
El aliento de tu voz
era fuego hueco,
y estos años fueron tan fríos…
que quise calentarme.

Marisa Sánchez.
5
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 38

El placer de lo prohibido

Besos, caricias, suspiros, rasguños, mordidas y gemidos.
Un público durmiente al lado del pecado.
Lo prohibido en una cama, el peligro asechando fuera de ella.
Y aun así el placer no se detiene, son dos seres irracionales dejándose llevar.
Al día siguiente ella quiere olvidar, él quiere continuar con la locura.
¿Quién ganará?
leer más   
6
2comentarios 140 lecturas versolibre karma: 71

Tentación

No sé ya cómo decirte
que paso la noche en vela
y que, perdido ya el miedo,
dejo las puertas abiertas
y me quedo así, desnuda,
pero con las ganas puestas,
susurrándome un deseo:
que vengas y me desarmes
que tener tu piel bien vale
el caos en que me dejas.
5
2comentarios 106 lecturas versolibre karma: 39

Divina tentanción

EUFORIA DESENCADENADA
HABÍA EN SU ESPALDA,
DOS ROCES BASTARON
Y MI BOCA HUMEDECIDA
FUERON TESTIGOS
DE LA LUJURIA QUE ASENTÍA
EN SU CUERPO.


En sus labios yo vivía,
respiraba en sus comisuras;
besos de ensueño
nublaron mi pensamiento
podía morderlos hasta sangrar
podía lamerlos hasta levitar
podía bordear su cara
con mi lengua.
Solía perder la razón
cuando veneraba
su divina tentación.

Alcancé la gloría
al ajuiciar sus demonios,
adoraba dormir
en su vientre
adoraba abrazar sus penas,
y cuando despertaba
admiraba sus piernas
qué bonito amanecer
salía de su entrepierna.
Frenética pasión
allí vivía,
esperando por mí
fue paciente
y yo fui
impaciente por devorar
la fuente
de mi perdición.
2
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 40

El tiempo es una tentación más grande que el rojo

El tiempo es una tentación más grande que el rojo.
En su centro.
Abre una amapola relacionada con la belleza.
El amor está oculto por las hojas.
Después de que la sangre se tiñe de flores.
Ya no crees en ti mismo.
Un zorro de fuego corre maravillosamente.
Su figura tiende a ser perfecta.
Un cuchillo afilado y apagado corta el sonido.
El agua silenciosa todavía fluye bajo la amapola.



Escapar del amanecer emocional.
Las lágrimas fluyen desde las profundidades del corazón hacia el futuro esperado.
En el hogar que no pertenece al hogar.
Sólo las lágrimas siguen lavando el mundo.
Parpadeo largo de un ojo
En este tiempo tan corto
Cálida lluvia cae en el ojo.
Lluvia y lágrimas.



Llevando toques emocionales.
Danzan sobre la punta de la flor invisible.
Sus cuerpos están dispersos en innumerables notas.
Luego se infiltra lentamente en el suelo.
Tu subsiguiente expresión se convierte en una sonrisa de una mariposa.
En el ajetreado y confuso tiempo de la depresión,
te acompañan en esta nueva vida: el cambio de temporada,
una hoja caída, la lluvia,
un escalofrío en los grilletes,
y una tenue he "Intoxicante" neblina que
camina en las hojas muertas y húmedas y están cubiertas de hierba húmeda.
En el ajetreado y confuso tiempo de la depresión.



Experimenté la
dulce
lluvia del invierno, perdida durante mucho tiempo, inmersa en la soledad y el silencio. La humedad entre los cielos y la tierra
me recuerda a una canción,
que me fascinó cuando era joven. Cuántas arenas brillantes y pulidas son
como
las hojas que están ligeramente mojadas y cayendo bajo los pies.
En el ajetreado y confuso tiempo de la depresión.
Sé que quieres encontrar en mi poema,
el látigo que azota repentinamente mi mente.
La sensación de apretar el dolor en mi cabeza.



Lo sé,
pero no creo pueda dártelo.
No soy lo suficientemente bueno. Ya
que mi corazón ha sido golpeado por el inexplicable látigo,
lo sé. Me duele ese tipo de horror.
No creo que pueda voltear mi cabeza y dártelo.
Especialmente cuando descubro que la sombra del látigo
mostrará una sangrienta satisfacción personal,
y está claramente ocluyendo tú mente y la mía.



No puedes darle un ramo de flores a tu cementerio,
pero estás destinado a leer tus poemas después de la vida
finalmente se puede escribir de acuerdo a tu propio corazón,
la vida interior de una persona
Esta es nuestra tragedia común.
Tu boca es más silenciosa.
El secreto del destino. No puedes decirlo,
solo para soportar, soportar y profundizar en las mellas de la pluma.
Para ganar, darte por
vencido, te piden que te vayas. Muerte, muerte por completo.
Este eres tú, desde el momento del desastre, me encuentras, me pruebas, me haces la vida repentinamente más dolorosa.



Leí tu poema en el bullicioso autobús en Barcelona.

Grito en mi corazón. Esos nombres nobles,
aquellos exiliados, sacrificios, testimonios, aquellos que se
encuentran en los temblores de las Misas, en los destellos de
la muerte.
Las lágrimas,
en los ojos de los animales del norte Las hojas de arce ardiendo en el viento, la oscuridad, y el hambre en el estomago
¿cómo puedo escribir sobre mi?




Tambien está la muerte de LeIsaak Ilich Levitán a la luz de las velas. Muerte, alabanza y pecado en la rima de Pushkin.
La llegada de la primavera, la negrura de la vasta extensión de la tierra, poeta el alma se enfrenta a todo esto.
Esto es sufrimiento, la ley más alta que se eleva desde el fondo de mi corazón es sufrimiento con lo que terminas poeta, es imparable, ven a buscarnos para descubrir:
una simetría o un réquiem que sea más emocionante que
el eco.




Esta es la tristeza, la exploración y el cuestionamiento en tus ojos. Como la campana oprime mi alma.
Es el dolor, es la felicidad.
Es necesario decir que el poeta necesita llenar la vida de hielo y nieve.




Che-Bazan.España
leer más   
2
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 26