Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 55, tiempo total: 0.004 segundos rss2

La Mariposa decide saltar

Sentada en la barandilla
pretende el gusano volar
mientras siente la fragilidad
de que sus alas abiertas todavía no están.

Me gusta verlo contento
Y tengo el presentimiento
De que sabe que va a saltar

Al barranco lo acompañó y le invito a saltar
me dice: espera, despacio
déjame ponerme primero el disfraz.

¿Qué ven mi ojos amigo?
¿dónde el gusano está?
solo una sábana de colores soy capaz de adivinar.

Azules, rojos, verdes,
todo el arcoiris en sus alas está
¿dónde está el gusano me lanzo a preguntar?
soy yo me responde.

Los colores deslumbran,
las alas me asustan
y muy chulesca y segura
Me dice al mirar
!!! es la hora de saltar!!!!

La mariposa se acerca al barranco
y no hace falta apreciar
que la felicidad en su cara
refleja su bienestar.

¿hace fata que la empuje mariposa?
Me atreví a preguntar.
tranquila, serena y pausada,
me responde sin mirar:
hace tiempo me empujaste
pero tuve que esperar
a que llegara el momento
donde sola pudiera saltar.
leer más   
14
12comentarios 139 lecturas versolibre karma: 94

Entre tú y yo

Te escribo
porque te pienso
y te pienso
porque te escribo;
mas no lo hago
a cada hora,
a cada minuto
y, mucho menos,
a cada segundo del día:
si así lo hiciera,
tu espíritu y el mío
serían devorados
por la monotonía.

¿Me explico?

De Versos perdidos, 2011
leer más   
14
11comentarios 110 lecturas versolibre karma: 115

Gama de sabores

Porque le das color a mis días:

Te odio
roja
como la ira del mar en aguardo,
anaranjada
como el orgullo del ocaso cuando corre,
amarilla
como la tristeza del cielo en mí.

Porque le das sabor a mi existencia:

Te amo
verde
como la confianza de la alcachofa,
azul
como la hostilidad de la mora bajo el sol,
añil
como la admiración de la ciruela,
violeta
como la sorpresa de la remolacha bajo el carmesí.

Te amo porque odio tus colores,
y te odio porque amo tus sabores.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
10
5comentarios 123 lecturas versolibre karma: 90

Karim

Una noche fría y ventosa,
Karim buscaba un lugar dónde
resguardarse… entre escombros
de la gran ciudad, cerca a la
salida principal, encontró un rincón
donde pasar la noche.
De repente escuchó gritos y una
trifulca de guardias que seguían a
un hombre a caballo, quien llevaba
un gran botín del castillo. En su fuga,
al hombre se le cayó una gran piedra
preciosa, de gran valor, la cual al
verla Karim, la levantó y entre sus
pequeñas manos, aquella piedra de color
azúl zafiro, parecía lo más grande
que entre sus manos jamás nunca
volvería a tener. Ya que él razonó
que debía ser de un gran valor.

Al día siguiente, entró al patio del palacio
pidiendo audiencia con el Rey, pero el
encargado de la puerta no le permitió. Dijo el
hombre asombrado: “Acaso no sabes que
el tesoro del Rey ha sido saqueado en
su gran mayoría y el hombre que robó,
se dio a la fuga perdiéndole completamente
en la persecusión y aún así quieres que yo te
permita la entrada”? - “Sí” - dijo Karim,
“… yo pude darme cuenta pues
dormía cerca a la salida de la ciudad
por la noche y vi todo lo que sucedió.
Pero al ladrón se le cayó de entre
lo robado, una gran piedra preciosa”
El Guardián asombrado, de inmediato
le exigió devolver aquella piedra,
pensando en que el pequeño Karim
la tendría escondida entre sus rotas
ropas… y lo sacudió diciendo, “debes
entregarme esa piedra, pues
de otro modo eres cómplice y ladrón
también” - “No”- respondió Karim,
“entregaré esa piedra preciosa en las
manos del Rey, y por la razón que imaginé
que alguno de los guardias trataría de
quitármela, es que la he escondido y nadie
nunca podría encontrarla, pero la devolveré
hasta que usted me permita ver y hablar
con el Rey”… A lo cual entonces, el Guardia
consintió que Karim entrara directamente
al palacio a hablar con el Rey. Por lo que
acordó el día siguiente permitirle ver al Rey.

Al día siguiente, de mañana, Karim, cambió
la piedra de valor por una piedra común envuelta
en muchas vendas de tela. Al presentarse en
el palacio, el Guardia lo recibió y antes de llegar
a la sala principal, lo desvió hacia otro salón
donde nadie los vería…. “Entrégame la piedra
sucio niño” y lo sacudió, hasta que la piedra
común salió, a lo cual el guardia, enfurecido
gritó, amenazándolo con encerrarlo en una
celda, donde nunca jamás vería más la luz
del día…
De momento apareció la esposa del
Rey que andaba rondando los pasillos, escuchó
aquel acontecimiento y el guardia le explicó
lo sucedido, entonces la Reina le dijo al guardia
que los dejara solos, el guardia salió y Karim
le platicó a la Reina la versión verdadera
de los hechos. La Reina le creyó y le dijo que ella
misma le recibiría más tarde, al caer el alba en la
jardinera del salón principal, para recibirle
personalmente la piedra de valor.

Karim, salió corriendo sin ser detenido por ningún
guardia, pues la Reina les dio indicaciones de no
detenerlo y que era un niño inofensivo.

Karim volvió con la piedra preciosa, esa tarde tal
como acordó con la Reina, entonces al
encontrarse los dos, la Reina, miró la piedra
preciosa y pudo darse cuenta de su autenticidad.
“Karim!” exclamó la Reina, “Es un zafiro de la
India valuado por muchísimo dinero, y tú decidiste
devolverlo al palacio… ¿Por qué razón lo hiciste?”

Karim, bajando su mirada, le respondió a la Reina:
“Yo soy una niño solo, no tengo padre ni madre,
vivo en cualquier parte de la ciudad y duermo
donde me sienta seguro y no tenga miedo. Esta
piedra jamás podría yo haberle sacado provecho
alguno que perdurara toda mi vida. Ahora su alteza
se habrá dado cuenta, de que no soy un niño
tonto, soy inteligente, yo sabía que si no conseguía
verle a usted su alteza o al Rey, los guardias me
habrían despojado de esta piedra que pertenece
a ustedes y yo habría ignorado si ellos se la darían
a quien realmente pertenece”.

La Reina se admiró de la inteligencia y destreza
de Karim, por lo que después de unos días descubrió
que verdaderamente Karim era un niño absolutamente
solo, sin padres ni pariente alguno que se hiciera cargo de él,
por lo que al Rey y a ella les pareció bien dejarle vivir
en el palacio y recibir toda la educación y enseñanza
para formar parte de su servidumbre de la más
alta confianza… Y así, Karim creció en el palacio
y llegó a ser el primer Guardian del tesoro del Rey
y la Reina. Y llegó a decir en años posteriores:
“Lo más valioso que he llegado a encontrar en
esta vida, no ha sido la piedra preciosa, sino un
hogar, formar parte de la servidumbre de confianza
del palacio y por haber devuelto dicha piedra,
encontrar un destino diferente al que hubiese
tenido afuera, como un mendigo y sobre todo, no
poseer cosa alguna que no mereciera por mí mismo”.

(Imagen tomada de Internet)
leer más   
17
11comentarios 150 lecturas relato karma: 101

versículos de angustia

Mas que uña carne; timón y delirio.
Menos que pecado; casualidad e inocencia,
a metros de lo que transmite un auxilio,
a centímetros de morir por supervivencia

aprovecha que el mar hoy esta tibio,
que el próximo repelús será de hipotermia,
por si tu mandíbula baila de frió,
por si la mía se acalambra de impotencia
leer más   
15
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 100

Gotita de Rocío

Rocío...
Mi pequeña y delicada
gotita cristalina,
cuajada de ternura,
que tiembla
sutilmente
en la hoja verde
del naranjo,
perfumada con la flor
del azahar
de las mañanas claras.

¡Duérmete, mi niña!

¡Sueña con estrellas
que brillen al alba!


María Prieto
Mayo 2019
(A la preciosa Rocío, mi nieta recién nacida)
16
14comentarios 72 lecturas versolibre karma: 92

Cortesía, deferencia

¡Qué bonito es el amor,
he visto a una pareja besarse!
Intercalo esta impresión,
usando interjección,
no hallo mejor modo de expresarme

A comprar el pan de cada día,
a la tahona del barrio me he acercado,
la panadera es caucásica, atractiva, seria y formal,
hace poco tiempo que ha llegado,
rubia auténtica, no está mal

Su esposo, argentino, porteño, parlante.
que también es casual,
me recuerda a un cantante,
Don Facundo Cabral

En un impulsivo arranque,
ella se ha dirigido hacia él,
breve secuencia, beso impactante,
imposible capturar ese instante

Mientras inclinados apoyaban sus frentes,
entrelazaban con ternura las manos,
yo intuía que milímetro a milímetro, América y Europa,
sus placas tectónicas, terminarían friccionando .

La ocasión de escribir era buena,
no es la primera vez,
que apoyado en una barra,
me sorprendo esbozando un poema,

Tres croissants de oferta, uno ochenta,
contemplando a esa pareja extasiado,
dos baguettes integrales, francesas,
y hasta manzanilla con sacarina he tomado.

Con amabilidad,
me han atendido los dos,
en principio a la infusión,
sonriente y muy gentil,
Don Carlos Gardel me ha invitado

Y Yúrievna Sharákova, al salir
la acristalada puerta a abrir,
con cortesía me ha ayudado.
y un guiño cómplice y feliz,
sin más pedir me ha dedicado.
leer más   
11
11comentarios 98 lecturas versolibre karma: 90

Refugio

Guárdame un pequeño rincón
en tu ternura, amor.
Un hueco libre
entre los soles ponientes
de tu alma.

Allí, me quedaré,
agazapada,
callada y cálida
como una sombra...



María Prieto
Marzo 2019
Pintura: "El beso" (Detalle) Gustav Klimt
23
25comentarios 135 lecturas versolibre karma: 109

Tú y yo

Hoguera que no se extingue
Dos cuerpos que se bañan
de besos y caricias, noches
y días, deseo pingüe.

Del sueño anhelado,
somos lo más cercano.
Nuestros suspiros fundidos
despiertan los sentidos.

Veneno y pócima, que mata y
revive; el gemido que nos ata.
El pecado es no amarnos, la
divinidad cuando nos entregamos.

La soledad dejamos de padecer,
decidimos juntos permanecer.
Ansiosos buscábamos un nido,
Nos encontramos, la pesadilla se ha ido.

Los sentimientos mudos, hablaron
por primera vez, interpretamos
nuestros silencios, lecturas
interminables frente a la desnudez.

Entre piernas y brazos dejamos
abrir el cielo, rozando el sublime
lugar casi olvidado, donde las
sábanas dejaron de ser de hielo.

En esta vida y la siguiente, con
ojos abiertos o cerrados, tú y yo
eligiéndonos para escribir versos, en
nuestros corazones quedarán sellados.


Letizia Salceda,,,
leer más   
18
19comentarios 129 lecturas versolibre karma: 87

Delicada fragancia

De tallo frágil
y esquilmado de caricias,
huele a ternura y compasión.
Sacudido y apartado,
a falta de calor.

Pétalos de luna
como plateadas alas,
hacen poderosos los sueños
que nacen
en su corola de nácar.

En la noche azul
donde parece que nada queda,
adorna su cáliz oscuro,
abrazo de las estrellas.
Sopla el viento...
y derrama su esencia
sobre el manto de la tierra.
leer más   
10
3comentarios 96 lecturas versolibre karma: 37

Inocente Corazón

Corazón de niña
lejana en dolor,
su tierna fantasía
belesada de color...

Suspira inocencia
adornada de alegría,
jugando que un día
será una princesa.

Su alma efímera palpita
deshojando margaritas,
como preludio su fervor
profetizando el amor..

G.P
leer más   
10
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 59

El dolor sigue ahí.

El dolor sigue ahí
Intacto.
Punzando en las heridas más frescas de una desdicha.
Sin olvidar el trauma que causó a la memoria que nunca olvida.

El dolor sigue ahí
Viviendo de la imagen que grabó en cada una de tus palabras.
Conservando cada golpe que sembró a tus emociones.

El dolor sigue ahí
Con el mismo fulgor que lastima a tu tierno amor propio.
Jugando con cada momento que marcó a tus sueños.

El dolor sigue ahí
Es tan real y vivo como cuando tus manos eran pequeñas y no podían sujetar la manija de la puerta del mismo tiempo.

El dolor sigue ahí
Merodeando a las calumnias que sepultaron tu ego.
Esperando devorar los restos de tu última esperanza de lograr algo bueno.

El dolor sigue ahí
Pecaminoso
Evitando la bondad que nace en tus adentros.

El dolor sigue ahí
Matando poco a poco y en silencio a todas tus expectativas de poder nacer de nuevo.

El dolor sigue ahí
Sin ocultar las verdaderas intenciones contigo.
Nunca le ha importado el tener que dañarte.
Para el dolor nada de ti es nuevo.

Venzamos el dolor con un poco de amor y comencemos de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/05/2017.
leer más   
17
12comentarios 743 lecturas versolibre karma: 78

¡Loca!

Me llaman loca
porque abrazo con tenura
por las noches mi almohada
pensando que te tengo
aunque no estés

prefiero está locura
que hace que estés a mi lado
lo que en mis cinco sentidos
jamás podría ser.

Loca, solo así
puedo sentirte, tenerte,
abrazados siempre, lo que cuerda
jamás podría ser.

MMM
Malu Mora
leer más   
10
8comentarios 206 lecturas versolibre karma: 82

Pero Olvidas

Recuerdas con vivo detalle
el contorno de su cara;
la calidez resguardada en sus ojos...
su ademán de tres de la tarde

Pero olvidas.

Que el brillo en sus ojos respondió al tuyo propio;
Que el eco de tu risa suscitó algún sorpresivo recuerdo;
Que el contorno de tu cuerpo desató algún suspiro de nostalgia.

Que cuando ibas caminando,
con paso ágil y frenético,
pesadumbre en tu rostro y
cabello enmarañado,
Habían ojos que te miraban con ternura.

/ILB
9-mayo-2017
11
3comentarios 125 lecturas versolibre karma: 74

En Deuda Conmigo Misma

Llegué desnudando mi alma,
me despojé de todo el amor
en cada entrega y en cada beso
también me fui entregando entera.

Cuando marché no me lleve nada
vacié mi corazón por completo
como hacen los verdaderos poetas,
que se van entregando en cada letra
hasta despojarse íntegramente
de todos sus sentimientos.

Cuando marché nada me llevé,
quedé limpia,todo te lo entregué ,
hasta quedar completamente vacía,
como hacen los amantes en esas noches
de pasión y de lujuria.

Cuando marché nada lleve
en cada entrega me fui despojando
de mi amor, de mi pasión, de mi ternura,
hasta quedar completamente desnuda
y caí en cuenta al pasar de los días,
que todo a mi misma,todo
me lo debía.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
6comentarios 172 lecturas versolibre karma: 79

Firmeza

FIRMEZA.


Hay caracola
que se unen a las estrellas.
De esa unión sale el reflejo del eco,
expandiéndose por el Universo.
(Sideralmente perdidos.)
Esos dioses
que, hoy, no nos reconocen
en este Planeta azul, roto y dolorido.

Somos diminutas espora, cabalgando en el todo.
Pensamientos grandes,
encerrados en un cerebro pequeñísimo de mutación lenta.
(Buscándonos a nosotros mismos.)
Pequeñas esporas en nuestras mentes.
Sin destino

He salido de ese espacio, cuando yo os contaba mi idea.
Me fui lento
A sentarme,
sentir que mi espacio terrestre se me había acabado,
un gran agujero se abrió a mi derecha.
Caí al abismo.

Entré en ese túnel
de rosas violetas y perfume acaramelado.
Yo fui feliz,
si bien fue por décimas de segundo
amado.
Os contemplé en una gran hoja seca de platanero clorofila,
ibais volando sin ningún destino.
Os abrazasteis porque la hoja se rompió.

No caísteis al abismo porque vuestra mente viajaba dormida
en ese espacio de deseo…!ternura¡
leer más   
8
sin comentarios 90 lecturas versolibre karma: 69

En segundo lugar

La ternura con la que acariciaba su piel la estremecía. Estaba convencida de que su carrera en busca del verdadero amor había terminado.
Tras la ventana el atardecer se tornó grisáceo, mientras empezaron a sonar una tras otra todas las alarmas de los coches aparcados en la calle. Desde la cama revuelta, él, con una copa de champán en la mano, hizo el gesto de un brindis silencioso, al mismo tiempo que leía algo en el móvil.
Con el sonido estridente de fondo martilleando su cabeza, pudo percibir en él, lo que sus palabras ocultaban… Jamás dejaría a su mujer.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/10/08/escribe-tus-relatos-de-octubre-ii-con-kar
11
4comentarios 185 lecturas relato karma: 65

Cierra tus ojos

Si me miras con esa ternura,
se funde mi piel cuando me tocas.
¿Puedes cerrar tus ojos?
leer más   
14
sin comentarios 107 lecturas prosapoetica karma: 104

Aún lo tienes

Mejillas de altamar
donde la inocencia
a flote puede seguir
y las nubes de algodón
todavía son.

Estrellas fugaces
que hace siglos durmieron
y hoy su brillo
aún te da color.

Con cada risa en el ocaso
tu diafragma se divierte,
como en aquellos días
donde los regalos navideños
por tu casa se regaban.

Y los rayos de sol
que se enredan en tu cabello
no querrían agotar
tus ansias por descubrir.
Aventuras miniatura
que repentinamente
dirigen tus ensueños.

Luna láctea,
estrellas glaseadas,
retenidas esperanzas,
en el reposo para el día
que no volverás a vivir.
leer más   
17
5comentarios 172 lecturas versolibre karma: 110

Deja, amor, que el rocío te acaricie

Deja, amor, que el rocío te acaricie.
Asciende la escalera del suspiro
que mi pecho levanta al contemplarte
en un aire que es canto y es viento.

Deja que se encuentren tu sueño
y el mío allá donde el olvido
vela con sus lágrimas
los sollozos del amor.

Date a las corrientes y a las flores
que aguardan anhelantes
tu cuerpo entre la niebla.

Desátate tus ropas en el alba
cuando palidecen las estrellas
y deja, amor, que el rocío te acaricie.
leer más   
9
2comentarios 83 lecturas versolibre karma: 99
« anterior123