Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 296, tiempo total: 0.008 segundos rss2

La eternidad en tu mirada...

Miro el reloj... 14:28... dos minutos de sobra antes de llegar puntual a nuestra cita, y cómo no hacerlo si yo siempre deseo robarle los nanosegundos al tiempo para poder estar un instante, sólo un pequeño instante más contigo. Lo que pasa es que contigo todo es atemporal, eres lo que en Física se conoce como "singularidad", contigo las reglas del tiempo-espació no se cumplen, pero así eres tú, las reglas no concuerdan contigo, eres un ser que va creando mundos a su paso y esos universos se van sumando a uno mayor hasta conformar el mío, donde yo existo, y soy... porque estoy contigo.

Por fin 14:30... toco el timbre de tu casa y a lo lejos, como si en la cima de una montaña te encontraras, escucho tu voz acogedora que desde ese punto geométrico desconocido lanza una promesa de felicidad con un simple "Ya voy". "Ya vienes"... pienso... y esa espera se vuelve un mundo de posibilidades. Decía la abuela "la espera desespera", y como siempre tenía razón, sin embargo, contigo mi amada "singularidad" eso a veces no aplicaba, si bien mis ansias de tenerte cerca crecían exponencialmente con el saber que estaba a unos segundos de verte, también se volvían material de novela, cuento o relato... llámale como quieras... me imaginaba tu rostro al espejo retocando los últimos (pero más importantes) detalles del maquillaje, mirando tu vestido por diversos ángulos, todo con prisa pero con su respectivo tiempo. El correr por las escaleras con ese tic tac de los tacones, el grito de "Mamá ya me voy" que te toma exactamente 1.66 segundos, la respuesta de tu madre "Sí, está bien, no llegues tarde" que dura 3.10 segundos... la última mirada rápida en el espejo pequeño de la sala y por fin las puertas de mi propio paraíso que se abren, con esa luz del fondo que entra por el jardín brindando una atmósfera celestial a la aparición de mi propio ángel de la guarda.

Te admiro de pies a cabeza, no porque te esté analizando ni mucho menos, sino porque es tu mirada lo último que me gusta ver en ti, la cereza del pastel, el último chocolate de la caja, la última nuez acaramelada de la bolsa... miro tus zapatos lindos, tu vestido rojo ceñido a una delgada figura, el pecho erguido y los hombros relajados, el cuello largo... y tu sonrisa en rojo carmín... y es ahí donde se genera mi propio Big Bang.

Me quedo absorto en la comisura de tus labios que se levanta levemente en un ángulo casi imperceptible, pero lo suficiente para irradiar una sonrisa sensual, pícara y feliz, las pequeñas líneas en tus labios que se vuelven un microsistema montañoso rojizo y seductor... 14:35:25. La caverna de los deseos se entreabre lentamente dejando ver el tesoro de perlas blancas que sellan una cueva aún más misteriosa.

En ese momento, aunque tú y yo no lo sabemos, está naciendo un pequeño niño en Étretat, en las costas de Pays de Caux, Francia; su nombre será Etienne y se enamorará de la hermosa Isabelle la cual será el gran amor de su vida; aunque terminará casándose con Anabell, una chica de París enamorada del color rojo. En la ciudad de Chiang Mai, Tailandia, el abuelo del pequeño Arthit lo lleva por primera vez al templo Wat Chedi Luang esperando que sienta su espiritualidad, es ahí donde el pequeño descubre que quiere ser un monje budista. En Chile, para ser más exactos en Futalefú, en la región de Los Lagos, en la Patagonia; Carlos le está proponiendo matrimonio a Lauren, una americana que conoció hacía tres meses en una cabaña para exploradores en el bosque. En Medellín, Colombia, una pareja hace el amor por última vez, antes de que ella parta a Inglaterra a terminar su doctorado. Más allá de nuestro sistema solar, dos estrellas chocan por la atracción gravitacional creando una nueva galaxia que no se conocerá sino hasta dentro de 600 años a partir de este momento. A seis cuadras de tu casa, en su departamento, un anciano acaba de dar su último aliento de una vida feliz y plena, dejando esta vida con un suspiro suave y una sonrisa en los labios. En la Ciudad de México, Claudia después de tres meses de intentarlo, por fin ha quedado embarazada. En un pantano en Florida, E.U.A. un cocodrilo pone un huevo dentro de su nido, y a escasos milímetros de mi zapato una hormiga lleva una migaja de la galleta que tiró un niño de cuatro años que juega en su triciclo a unos metros de nosotros.

El mundo sigue y siento la vida fluir entre mis entrañas y mi alma, siento explotar, deshacerse y reinventarse cada célula que me compone, una pequeña gota casi imperceptible de sudor recorre mi frente, un poco por el calor, un mucho por la emoción de verte... 14:35:30... veo tu nariz fina y afilada... 14:35:35... por fin llego a tus ojos castaños...


...y es ahí donde pienso tomarme mi tiempo.
14
2comentarios 108 lecturas relato karma: 111

Hilo rojo

Me hablas en manantial de signos
me cuentas sobre destinos estelares
ante tu voz florece el agua
y todo en mí se descubre virgen.

Invadiéndome como designio solar,
despiertas el incendio
erradicando el daño,
entrando por la herida.

El corazón desbocado
y en mi boca muerdo tu nombre
como divinidad insondable,
permanezco fiel a más de tres de tus mundos.

Viene a decirme el pájaro
que me sembrarás entera
entre marjales,
hasta el final de tu oquedad
espejo y reflejo de la luna
donde todo vuelve a nacer
una y otra vez.

Allí donde se paró el tiempo
y emergió nuestra isla.
19
12comentarios 117 lecturas versolibre karma: 120

Momento

Cuando el tiempo se escape y lo sientas perdido
y se escurra entre abrazos de los sueños fingidos.
No lo juzgues culpable de amputarte las risas
de enterrarte los sueños
de ser libre y sin prisas.

El pasado se ha ido, el futuro aún no llega
y es en este momento que la vida se entrega;
no lo juzgues pequeño, no lo vivas sin gloria
es más fiel que el mañana
mas veraz que tu historia.
leer más   
7
1comentarios 20 lecturas versolibre karma: 88

Tiempos guardados

Quizás venga del más allá, o estuve siempre acá
y nunca supe, ni saben si vengo o si voy
si estoy de regreso, de paso
cuantos días seré a partir de hoy
cuando me despediré como siempre
sin adiós…

Porque no tengo tiempos guardados
porque todos los caminos me parecen indicados
aunque luego vuelva sobre mis huellas
con los pasos congelados siguiéndome a mi…

Y nunca sabré, si me voy a quedar
si es mi lugar, aunque reconozca los rostros
ya no se visten igual…

No importa
a veces olvido mi edad
y siento la fuerza de seguir viaje
por siempre, o hasta que mi corazón me diga
mirando otros ojos, aquí está el amor, éste es el hogar
y el tiempo se quiera quedar…

soundcloud.com/lola-bracco/tiempos-guardados (Lola)
.
20
10comentarios 136 lecturas versolibre karma: 139

• efímero setenta y tres •

Me hallo ahora mismo sentada en un autobús y no dejo de pensar que esta semana he estado la mayor parte del tiempo sobre una carretera:
pasando por mil sitios, conocidos y desconocidos, y a la vez sin estar en ninguno.
Es extraño, ¿no es cierto? Cómo puedes estar en todos esos sitios pero solo por un segundo, de paso, sin permanecer. Conforme estás pisándolo ya estás en otro lado. Pasas, por ejemplo, por un puente, y pestañeas y ya lo has dejado atrás. ¿Has estado entonces en ese lugar? Si han sido apenas unos segundos, si has pasado simplemente por encima subida en una máquina.

Al menos, es mi sensación cuando estoy en la carretera. Siento que estoy en todos sitios y a la vez en ninguno.
Y es comparable a como me siento últimamente...
Siento que no sintonizo con nadie lo suficiente como para conectar. Que estoy en otra onda y simplemente no logro ser capaz de crear o de seguir desarrollando cualquier tipo de vínculo.

Es como estar subida en el autobús todo el tiempo. Yo sola. Y todo lo de mi alrededor está abajo: yo solo estoy de paso, en bucle... subida en una máquina que, al menos por ahora, no sé parar. Tampoco sé si quiero bajarme. Tampoco sé si la máquina es la excusa. Se acabarían los pretextos una vez estuviera de nuevo abajo, ¿no?

Siento que estoy totalmente aislada de la realidad, y no es problema de nadie, ni siquiera ha cambiado nada fuera demasiado... el cambio ha sido interno. He sido yo.
Siento cómo algo muy profundo e indescriptible comienza a llenarme el cuerpo y a calarme los huesos y a envenenar mi mente de sentimientos que aún soy capaz de saber que son temporales.
Es impresionante cómo puede una persona cambiar cuando le ocurren cosas traumatizantes. Y yo lo he hecho a fuego lento, para afianzar cada cambio que se daba, para fortalecer cada modificación.
Con paciencia y como quien sabe que no puede luchar contra el terremoto porque ya lo tiene bajo los pies, cierro los ojos y me limito a dejar salir todo lo que tenga que hacerlo.
Y cuando llegue a la última parada, si cuando baje de este viaje hacia mi nueva yo soy otra persona, no pienso reprochármelo. Y no va a doler. Ya no.
11
2comentarios 90 lecturas relato karma: 119

Para Tloque Nahuaque

PARA TLOQUE NAHUAQUE

Se ha abierto mi silencio, pétalo de tiempo.
Flor de viento, flor de polvo.
Se ha abierto la eternidad por un instante.
Burbuja sólo, solo un momento.

Ha nacido esta flor
De pétalos del silencio
Esta flor ha nacido
Del silencio, de pétalos, del silencio.

Hoy a tí, entrego esta flor.
Hoy a tí, elevo este canto.

Y que no me amedrente
el que nada necesites
Y el que estés más allá del más allá
Y el que la nada y el todo iguales te sean.

Hoy a tí, elevo este canto
Hoy a tí, entrego esta flor.

Aunque carezcas de forma o la seas de todas
Aunque seas invisible o visible en todo
Aunque seas impalpable o palpable en la nada
Aunque seas más de todo lo que pueda saber...

A tí... ¡ Oh ! Innombrable solo
Por los mil nombres que nadie conoce
Por la eternidad que nada te es...
¡ Qué todo lo haces y en nada decreces !

Hoy a tí, elevo este canto.
Hoy a tí, entrego esta flor.

A tí... ¡ Oh, esta flor de silencio !
A tí, mi polvo, mi viento, mi tiempo...

Para Tloque Nahuaque
Dueño del cerca y el junto
Dueño del más lejos absoluto
De toda substancia del espacio infinito
Del movimiento constante y toda medida
Del antes de todo principio
Del después de todo final...

Hoy a tí, entrego mi silencio, mi tiempo
Esta flor de viento
Esta flor de polvo
Se ha abierto en la eternidad
¡ De un instante solo burbuja, burbuja solo !

Hoy a tí elevo este canto
Desde Ollican
Desde Tlalticpac
¡ Antes qué me vaya al Mictlán !
Hoy a tí entrego esta flor...

Recíbela si así lo deseas
Yo solo te pido que tú seas felíz
Aunque tu estés más allá de cualquier cosa
Y la felicidad crees o destruyas o nada te sea.

Estoy en el Omeyocan
Y en estas palabras...

A tí entrego mi flor, mi silencio,
En estas palabras que no necesitas
En este silencio que nada es.
¡ Sólo recibe esta flor, sí así lo deseas !

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=16273 © Latino-Poemas
Referencia útil es...
dictionnaire.sensagent.leparisien.fr/Tloque Nahuaque/es-es/
leer más   
20
16comentarios 138 lecturas versolibre karma: 132

Eternidad

Ante ti me volví liviano,
sin temor me uní
a la holgura de tu blusa,
y le entregué
la maledicencia de los sables
al confín y sanación
de tus mañanas.

Por ti
dejé el dolor de mi equipaje
suspendido en un abedul,
en la orilla del río
y de los años
de nuestras camisas blancas

Desde entonces
se convirtió en un lago sereno
nuestro destino,
ruta abierta a territorios
de nubes sin complejos
y de puertas de luz insospechada ....
... y en aquel segundo inesperado
nació la eternidad.
leer más   
14
4comentarios 114 lecturas versolibre karma: 131

Lejos del desquiciado infierno...

Lejos, allá en el desquiciado infierno,
Albergo fantasías en extremos,
De dragones azules con yermos,
Liando con el suelo gris del Averno.

El humo del bosque en abandono,
Asusta y amilana el silencio en barzas,
Amenazo con bayonetas las garzas
Grises, rojas y blancas sin trono.

El mar dorado tuesta los anacardos,
Dispersos en la cumbre de los insomnios,
Mis manos aprietan los cintos gallardos. 

Los veleros cruzan la playa a destiempo,
Con cargamentos cubiertos de tesoros,
La gaviota perdió la brújula y el tiempo.


Soneto polimétrico
leer más   
18
10comentarios 106 lecturas versoclasico karma: 133

El tiempo

El tiempo es un diente desviado que no para de crecer
por el lado equivocado
es el tiempo una dama enlacada que teme por su pelo dorado,
una empleada encogida de frío y hambre que fuma en la calle,
un viejo sereno de mirada acuosa detenido frente a una cruz de piedra a la que le trepa el musgo,
el tiempo es una taza de café que se llena y vacía sin ser bebida, un camarero de brazos cruzados que espera la noche sin saber por qué, el tiempo es una hermandad que se abraza y canta a una lluvia que no llega, el tiempo es un semáforo rojo pintado de verde, los ojos de un niño enfocando a los labios de un músico de la calle, dos novios abrazados en un parque huyendo del frío y de la carestía, el tiempo es lo que nos ocurre mientras dormimos, el valor que se pierde y se gana caminando sin rumbo y sin nada en los bolsillos, el tiempo es el beso soñado que nunca llega a tus labios, el tiempo es la silueta de una mujer sola que tiende la ropa y mira al cielo sin esperanza, la comida que nunca llega al plato, el alimento que perece antes de ser cosechado, el tiempo es lo que nos ocupa y nos deja desnudos ante el mundo, un mudo que nos habla sin mirarnos, el okupa de una casa sin puertas ni ventanas.
leer más   
3
1comentarios 16 lecturas versolibre karma: 45

Onirismo temporal

Camina por una cornisa de tiempo
un pedazo de noche tardía y marchita.
El lucero se negó a salir
y una boca lunar se niega a brillar.

Mira a través de la mirilla,
donde viven los días carnosos,
donde se celebra cada solsticio de verano
una bacanal de días y noches.

(¿Cómo puede la vida dar la espalda al tiempo?)


Predomina en este balcón
las guirnaldas de flores secas
y las macetas de relojes de arena.

------- tiempo atrapando tiempo-----

Agudo tic-tac que se quedó atravesado
entre un año de pocas luces
y un día de mucho invierno.

(Camino por la cornisa del tiempo,
en una mano un pedazo de noche
y en la otra la luz del nuevo día).




Hortensia Márquez
22
19comentarios 123 lecturas versolibre karma: 112

-------

Sobre la piedra
hace el tiempo un reflejo
imperceptible.

Sobre su sombra
hace ampollas el tiempo
desordenado.
leer más   
18
4comentarios 77 lecturas japonesa karma: 136

Las capas del tiempo (con @Angeles_Torres_Torres)

En los linderos del corazón
se despeña el sentimiento,
se despedaza la razón,
se detona la emoción,
se muerde los labios la pasión,
y te sé
como siempre te supe,
y te siento
como siempre lo quise.

Yo, sólo busco
en los vacíos que dejamos,
los charcos llenos de latidos,
los silencios prensados,
y solo encuentro
una soledad extraña y bella,
como el tránsito
por calles estrelladas y grises
que al fondo
encuentran su luz.


Y solo anhelo
que vuelva a cantar el cenzontle,
que la luz del faro
nos lleve al puerto soñado,
que las nubes grises
cesen su llanto melancólico,
y que los días rotos
se tejan, se cosan, se zurzan;
con el hilo rojo
qué siempre unió nuestro amor.

Voy a secar mis alas mojadas
para surcar tu cielo
azul alborada.
Voy a dialogar con tu piel
de invierno,
y volver a encender
tus labios sin deseos.
Siéntate aquí, a mi lado,
en este ahora,
cierra los ojos,
y no pienses en el después.


Aquí,
en esta orilla del tiempo
me voy a sentar junto a ti,
a sembrar amaneceres
con semillas de besos,
a regar nuestros días
con detalles sin fin,
y cosechar cada anochecer
con frutos de pasión,
y cada mediodía
me subiré a la bóveda celeste
a hacer girar el sol
para que brille sobre nosotros;
aquí,
en el borde de los instantes
que cada día volveremos a llamar
nuestro hoy deslumbrante.

Vamos a unir
vacíos desperdiciados,
pisadas con vuelta,
vamos a desvestir estrellas,
pero dejame buscar
los azules y verdes,
los ocres y naranjas
de la camisa de tu mirada.
Vamos a regalarnos la piel
con dulces ayeres,
vestidas de mañana.
Vamos a reinventarnos
y dejar tanta monotonía,
tanta abismos, tanta tontería.
Dejar de esconder
nuestra sonrisa,
nuestros sentimientos,
y dejarnos atar
a un bote salvavidas,
a un espacio
recorriendo
las capas del tiempo.


~~~~~~~~~~~~~~~~~

@Angeles_Torres_Torres &
@AljndroPoetry


Por ahora, un adiós "temporal"
mis queridos amigos y compañeros
de Poémame

hasta otro tiempo
hasta otro momento

salud y poesía para todos !!!



leer más   
23
22comentarios 250 lecturas colaboracion karma: 133

Somos

Somos peces del desierto
nadando en vacíos.
Somos mentiras que dicen lo cierto
cuando se marchitan los ríos.

Somos lo que el viento no se llevó,
la bandera que nunca se iza.
Somos el misterio que el destino dibujó,
Como la sonrisa de la mona lisa.

Somos quienes beben el tiempo
Como un veneno,
Un día más que es siempre
Un día menos.

Somos quienes no tienen respuestas
Por el qué, el Cúando y el dónde,
Ni sabemos lo que dentro
Del alma se esconde.

Somos empujados por las preguntas
de los vientos del ocaso,
Condenados a existir sin saber por qué,
Como ave de paso.

Somos las grietas de la memoria
Donde se filtra la luz de la imaginación.
La muerte es el último acorde
de esta existencia que llamamos canción.
leer más   
29
15comentarios 147 lecturas versolibre karma: 136

Sincrónicos Síncopes... (((Polipoesía)))

SINCRÓNICOS SÍNCOPES
((((Polipoesía))))

Comprendemos
Del césped el cincel…Del cisne el cinturón.
Del
Tablero el taladro
del
talento/tangente/tangible.
Teje-que teje…Y que deje…
Tejiendo temibles témpanos.
En
la estrofa rota y honda
pestaña piadosa/pólvora pluma
maravilladas/matanzas/mecánicas
melodiosos mercenarios mínimos mimbres.

NOMBRES
DESLEALES
DELEZNABLES
DESMADEJADOS

De la calle en que flotan las palabras
PA-LA-BRAS… ¡Bruma y vapor!.
fácil fábrica falsa fangosa ferviente.
SER-PIEN-TES... ¡Honorables gusanos!
con una lenta humedad de signos
salvavidas sangrientos selectos sepelios.

DO-LO-SOS… ¡Abismos embelesados!
en la leve nieve del cabello
galante galope garbanzo gardenia
que ciñe al respirar
rayos rebaños rebeldes
Y… Y… Y…
huracanes y palacios
…graznando…
con lecho breve
…graznando…
al desliz de yerma punta
…graznando…
entusiasmo del diamante
…graznando…
espasmo del mercurio.

P.O.R.
el ruido que dibuja esa sombra
maligno manubrio.

P.O.R.
el hielo nervioso anudando el insomnio
SOSO-NO-RO.
De las piernas de piedra
PARCAS
de las pintorescas pirañas
PARCAS
de la seda en los dedos crudos.

Vaya
Vaya…Facineroso
Vaya
Vaya…Forastero
Vaya

S.E.M.B.R.A.N.D.O.
Oscilación de agujas y cuchillos
SEM-BRAN-DO.
Oscuridad de ondulación de caderas
SEMBRANDO
Labios de calderas fuegos hielos hieles.
S
EM
BRA
NDOO

Empapado cuando lee
el destello
huyendo efímero
sobrecogido estupefacto hastiada hebra.
Rincón incierto de rosa a destiempo.
ROSA
Por el imposible olvido que crece
ROSA
Que cercena que sofoca que corroe
ROSA
y cobra al recuerdo renta
ROSA.

Superfluo redundante vacuo
HABLAR LIGERO
triquiñuelas en las esquinas
LIGERO HABLAR
suculentas sinuosas intransigentes
HABLADURÍAS
despectivas rupturas disímiles
E.G.R.E.G.I.A.S.
espinas en el tiempo justo.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA:
Información útil

es.wikipedia.org/wiki/Polipoesía

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25368 © Latino-Poemas
leer más   
17
10comentarios 102 lecturas versolibre karma: 142

• efímero sesenta y cinco •

Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto.
Tengo recuerdos de quizá cosas que no existieron, momentos que no han pasado, personas que nunca estuvieron.
Miro hacia el cielo y un trueno retumba, siento mi pecho acompasarse con el vibrar y tengo que coger algo de aire para no ahogarme con tanta realidad revelada. Y es que estoy cansada.
Cansada de no encontrar las palabras. El dolor ha dejado muda a la escribana.
¿Qué hago yo ahora con este montón de nada?
Ya no sé cómo ordenar lo que siento para expresarlo porque a veces parece que nada siento.
Ya no sostengo destrucción en las manos porque me he obligado a asumir que las ruinas las llevo dentro.
¿Esta antítesis agónica y esperanzadora que soy va a acabar conmigo?
El dolor cambia a la gente y no hay día en el que no acarree con las consecuencias de los destrozos.
Soy tormenta que rompe, caricia que adormece. Tengo en mi poder la única arma que puede matarme y la única cura que puede salvarme.
Estoy aquí de nuevo. Pero no soy yo en absoluto. Sin embargo, comprendo: mi tristeza y mi fortaleza residen en todo este cambio e, irónicamente, son precisamente mis grietas las que me hacen indestructible.
Soy mi propio enemigo y soy mi mejor aliado. Quien no quiere invertir su tiempo en entenderme juzga mis cambios, quien de verdad me quiere defiende y admira esta evolución de fénix que ha resurgido de todas aquellas cenizas.
14
4comentarios 105 lecturas prosapoetica karma: 119

Tanka

Se para el tiempo
Como mi corazón
Sin tu horario

Oxidado latir
Va cosiendo el reloj
leer más   
27
24comentarios 158 lecturas japonesa karma: 157

Tiempos invernales...

Tiempos invernales
tiempos vibrantes
tiempos palpitantes
giran por el espacio
un Atlas
los contempla.

El gélido frio queda
atrapado en las puntas
orbitales de los pinos
silvestres del bosque
virginal plantado.

Sacié mis entrañas
purgadas en la noche ardiente
me extasié en tu mirada
y en los algarrobos de tu vientre
expedita márfaga
cargada de de luceros hirientes

Y te fuiste de repente
en medio de la pertinaz ventisca
y ya no pude verte
te perdiste como fantasma
antiguo y atravesaste
el blanco bosque
con tu holgazán verde

eras la flor del edén.

Y yo perturbado
en medio
de un ahogo repentino,
supuse que fue un sueño
provocado
por los tiempos invernales.

www.youtube.com/watch?v=Su9z9dddly8

Ramon Perez
@rayperez
Cabimas,
Venezuela
21 mayo de 2016
leer más   
16
7comentarios 91 lecturas versolibre karma: 132

Tres versos y dos vidas en una misma eternidad…

Vengo a buscarte, vengo a traer estos versos para que me leas
vengo de lejos, tan lejos como el tiempo me hizo esperarte
escribiendo, sabiendo que el amor eterno
siempre puede encontrarse…


A cada verso que salía de mi alma, yo pude aferrarme
haciendo de mis sueños un nuevo poema, lleno de ilusiones
y latidos de un corazón que no se dió por vencido
el nuestro a destiempo, esperando convencido
sabiendo que la eternidad es una sola
y nos tendría que cruzar en el camino…

Te elegí un poema, tiene sólo tres versos
y en todos te amo con toda mi alma
en todos te espero a la orilla de un beso,
en el abismo de un abrazo
en el vuelo donde nos amamos
ganándole al tiempo, olvidando el pasado…

Hay tres versos de un poema
que unió dos eternidades
en un mismo tiempo al final...

soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-y-dos-vidas-en-una (Lola)
25
16comentarios 216 lecturas versolibre karma: 132

Sala de espera

Ahora a esperar,
y los pasos, tic, toc ,tac
La gente camina
pasa sin más.
En la sala de espera
el tiempo contar.
Pasa volando , te hace soñar
Descansa la mente,
deja las voces sonar
menos la del médico
cuando sale a llamar.
Sigo convaleciente.
Se oyen los pasos pasar
tic, toc, tac.
La mañana pasa
y pasa sin más.
leer más   
14
2comentarios 71 lecturas english karma: 138

Le temes

Sólo conoces mi mirada
y a veces le temes,
a su verdad sin censura
a sus tiempos sin cordura,
por donde no quieres navegar…



soundcloud.com/lola-bracco/navegar-poesianomada (Lola)
24
4comentarios 125 lecturas versolibre karma: 137
« anterior1234515