Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 6, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Cobarde Osadía (Soneto)

Cosume mi alma pasional tormento,
abrumada voluntad sin conquista,
alcanzar eximio amor sin aliento,
mi timidez es intento conformista.

Acanzar estrella del firmamento,
con la miopía de cegada vista,
pusilánime yace el juramento,
en actitud frustrante y pesimista.

Cautivante es el amor de una mujer,
que a su cima se llega con valentía,
escarpados retos habrá que vencer.

Superar los abismos de osadía,
avalanchas de miedos que retener,
salir avante a pesar de la cobardía.

Autor: Profr Mucio Nacud Juárez
(Junio 2020)
Derechos reservados
leer más   
11
12comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 101

¡Madre mía! ¡Me has hecho confesar!

He sentido timidez
no sé que pensar
llamando la atención otra vez.

Mis labios se curvan
¡mi sonrisa se rebela!
¿Cómo disimulan
las estatuas de la calle
a las que pagan pa' que se muevan?

Quiero mi autocontrol,
deseo volver a ser yo.
Que no se vea mi torpeza
ni mi falta de destreza...

¡Madre mía!¡Estoy confesando!
¿Que me has hecho ?
¿Embrujos de aquellos de antaño?

He sentido timidez
cuando olvidaste disimular...
Quizá fue la niñez
Intentando regresar...
leer más   
15
sin comentarios 95 lecturas versolibre karma: 98

Nacer bajo el influjo de la gibosa menguante

Yo
que soy del frimario
que nací cuatro días tras el plenilunio
bajo la pletoricidad gastada de una gibosa menguante
aprendí casi que por destino obligado
a amodorrarme, si se quiere, en esa tranquilidad pasmosa que
se te anida en flojera tras completar la cosecha.

Siempre dices que en mí
hay como el viso de una tristeza abrigada
como el tenue aroma a una melancolía otóñica
que en mí
hay algo que se se derrumba
que se pudre
como las lánguidas contemplaciones vítricas
transparentes
en la luna intacta
de una agrisada ventana.

Que si hubiese alguien que reinara en la tristeza
ese... sería yo.

Y aunque no me gusta que me lo digan...
estoy consciente
de que soy
mi propia reina de la lluvia.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
16
4comentarios 526 lecturas versolibre karma: 90

Grises irreverentes

Ojos grises de desconocida presencia
Nada de cautivadores, mucho de sorprendentes
Cazadores que por ventanas se asoman,
Resplandecientes ante el sol de un atardecer ardiente.
Ahoga el nulo reconocimiento y la morbosa intriga
La transformación para escasa timidez
Seguros, adaptados y adheridos como falsas lentillas.

Cambios para ovaciones y titulares
Los admiradores no importan,
Las miradas son lo que importa.
De escrutinios curiosos y vigilantes
¿Cómo no ver a quien mira?
Si éste lo hace a los ojos,
Ante entidades e individuos no conocidos,
Procedencias dudosas de inquietante conocimiento.
Llamativo rasgo a admirar,
Singularidad ante el fisgoneo,
Curiosidad para la rareza, lo poco visto o usado,
Peculiaridad que persigue merodeos.

La vanidad no debe ser tratada como un capricho,
El huroneo es una excusa para escudriñar,
Holgazanear forma parte de los hechos
Percatarse de a la nada ocupar
La mirada no toma mucho,
Es el cuchicheo donde el tiempo se va.

No es la figura, la forma, lo apretado o lo grande
Es el color y su combinación,
No el rubio o pelirrojo
Es el negro del cabello
Que no había sido rojo pasión
Sino el rojo inofensivo
Que se manifiesta sólo al sol.

La imaginación es para utilizarla
Y ahora claro las redes sociales,
No hay que llamar la atención
Se necesita reaccionar,
Las divergencias y diferencias
Marchan, se alzan y reclaman,
No hay que ponerse otros ojos
O ver los de otros.
Solo hay que ver lo admirable en las pantallas,
Saber como verlo y observarlo,
Leer entre líneas y aprender otras lenguas
Transformarse si es necesario,
Sobrevivir si la muerte acecha.
4
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 53

Mi cobardía

Una vez la vi
y fue como verla mil veces,
quedó grabada en mi memoria.
La vi de cerca y silenciosa
y yo callado, como siempre.
Me pareció tallada, tan perfecta,
como obra de manos de un artista;
quedé paralizado, como siempre.

Aún sobra en mi garganta
el aroma de su perfume;
flores del campo…
La tuve tan cerca,
casi al roce de mi piel.
A la distancia de una ligera expresión de mi parte:
de una corta palabra, de una frase tal vez;
extender mi mano puede haber sido suficiente...
Pero la dejé irse
y volví a quedarme solo
y callado, como siempre.
3
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 23

La Cortina de Hierro

Ayer paseaba por el lago!
yo la vi entre hojas de laurel
su sombra levitaba entre cristales
luego en una ventisca me perdí
quise saludar!
y mi habla se extinguió
carecía de ideas, estrategias o misión
lo único que sentía era ansiedad en el corazón

Otro día yo la vi
entre hojas de laurel
su sombra levitaba entre cristales
una rosa le lleve
y mi habla se extinguió
mi voz no conoció

Ayer paseaba por el lago!
no la he vuelto a ver.
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 58