Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 346, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi despedida

«Por si acaso yo no vuelvo...
me despido a la llanera, despedirme no quisiera»
porque no encuentro manera» Angel Briceño

Recogí todos mis chirimbolos
y los guardé en un saco roto
De qué sirven estos corotos
si estaré en el mundo solo.

Quiero...dejar mi inventario
muy bien especificado
por si algún intencionado
me cobra los comentarios.

Tengo unos zapatos maqueros
son para Alma de Horizonte
seis navaja y un yesquero
le dejaré a Saltamontes

Tres patos y dos gallinas
para Francisco de las sombras
los conejos de Giocanda
y el ron: pá Jorge Molina

un cuaderno con arruga
para el mute Miguel adames
Un sombrero de lidianny
y dos pomos a Nitsuga

Un cronopio de los caros
de herencia para Eratos
y un telescopio barato
para Juan Antonio Cano

A Davris Aristigueta
le dejaré una alcancía
al señor Chane Garcia
un arco lleno de flechas

Para Sinmi un reloj que ya está quieto
A Walacegere una almohada (usada)
una entropía para Galilea y Minada
y para hortencia 67 el sol de Maria prieto

A Ruache le dejo un tractor
y a Iyali los dientes de un cocodrilo
a los Nacud les dejo un kilo
de la poesía de Hector Gaibor

Al gran Víctor y a Letizia
les dejo mi dirección
los pongo en el corazón
de Malú Mora (malulita)

A Varimar le dejo un beso
que debe buscar un acceso
bajo el fragor de bravas tánganas
donde nació Alejandro cárdenas.
leer más   
39
8comentarios 387 lecturas versoclasico karma: 77

Desconsolado corazón

Ojos sangrantes

ajados por el mundo

corazón seco.

Jairo Sebastián Zanetti
leer más   
4
sin comentarios 84 lecturas japonesa karma: 64

A Dios por Dentro

No entiendo como he
sobrevivido estos
cinco años de tanta
tristeza y dolor.

¡Que fuera de mi
sin estas letras...
Sin desahogar su adios!

De verdad que todos
tenemos a Dios por dentro.
Ese algo sobrenatural
para soportar y aceptar
los malos momentos.
leer más   
13
2comentarios 90 lecturas versolibre karma: 90

Triste poeta

Escribir con tanto dolor
y no temblar la letra.

Ver por dónde desliza
la pluma entre
lágrimas inciertas.

Escribir tan claro
y enjuagarse
en sus letras.

Es la heroica hazaña
de todo triste poeta.
leer más   
33
13comentarios 177 lecturas versolibre karma: 102

La tristeza me aniquila

La tristeza me aniquila
No tengo ganas de nada
Vivo extrañando sus besos
Extrañando su mirada.

La tristeza me aniquila
Acaba con mi cordura
Extraño tanto su rostro
Todas sus lindas locuras.

La tristeza me aniqula
Se lleva todo mi ser
Extraño tanto su cuerpo
Y su manera de ser.

La tristeza me aniquila
Hoy me voy a suicidar
La extraño tanto y no puedo
Jamás la podré olvidar.
leer más   
11
8comentarios 99 lecturas versolibre karma: 98

Triste Soledad (Mepi)

Volando
al
sol lejano
me
quemó las alas
al centro de mi corazón

Observo
muy
compungida
las
aves cantando
en ese pueblo confinado

Sufriendo
me
siento sola
sin
amor ni abrazos
corazón roto en mil pedazos

Buscando
en
mi horizonte
la
sabiduría
esperando hasta mi final


Mepi creado por @Alejndro Poetry y @Ludico

El Mepi es una forma de nano poesía cuya métrica
es determinada por por las primeras seis cifras
de la constante pi (3/1/4/1/5/9
leer más   
20
23comentarios 184 lecturas versolibre karma: 108

El malgastar de los cuerpos

Sobre la situación (demasiado grave) de mi país, donde no hay autoridades competentes,
donde no hay líderes. Solo tenemos un presidente tremendamente tonto e inepto.


A propósito de la situación de Guayaquil, donde los miles de familiares no
pueden retirar los cuerpos de sus seres queridos y se van con el olvido.


LA POESÍA COMO ACTO DE DENUNCIA Y DE INESTABILIDAD
(RELATO POÉTICO)

...


Estuve toda la mañana esperando el cuerpo sin ropa
disfrazado de emergencia:
lados sucios del país de nadie

te vi llegar, te escuché a través de los hilos del corazón
y se abrió el hospital
y no salió nadie

(…)

y ahora con mis manos atadas a la espalda
te busco bajo el agua:
el zaguán de la despedida de los cuerpos

y ahora siento que no hay despedidas:
tus ojos sonoros incrustados en las veredas

porque duele salir a la calle y no verte
porque aquí con las manos llenas de sudor
no consigo sacar la sangre de mi costado y despedirte.

(…)

porque duele y
en esta soledad las autoridades lo disfrazan de silencio.
12
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 103

Esa niña

Sigo siendo esa niña soñadora
En busca de ser amada a toda hora
Sigo siendo esa niña angelical
En busca de su lado animal
Sigo siendo esa niña tierna
Conviviendo con su pena eterna
Sigo siendo esa niña agobiada
Haciendo de todo para ser elogiada
Sigo siendo esa niña triste
Que por fuera existe y por dentro subsiste.
leer más   
12
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 90

Desenamoramiento

Este cáliz ya no promete vida eterna
Este lobo le da la espalda a su manada
Esta caverna ya no encierra una alegoría
Mi tren ya no lleva dádivas de amor

Este toro, borracho de resabios, ya no quiere tus verónicas ni tus faenas
Este escriba se cansó de escribir
Mi corazón, un laberinto de Creta, ya no esconde un minotauro
Ya no te busco, nada más porque si

Ya no navego los siete mares
Ni me pierdo cuarenta días en el desierto
Ya no pierdo la cabeza
Ni me muero de amor

Este pecado, se confiesa verso a verso
Este viejo, ya no hinca la rodilla
Este Abelardo abandona a Eloísa
Me he cansado ya de ti.
leer más   
14
4comentarios 127 lecturas versolibre karma: 78

Más allá de la tristeza

Existe algo más cruel que la tristeza,
rasga el núcleo, flanquea fronteras.
Amorfo maligno, ayuno en sutileza
ataca al soplo que menos esperas.

Hiriente magro, aterrador castigo.
Desalmado, que hasta innombrable.
Evitando invocar aquel enemigo
emisor de esa furia incontrolable.

Basto punzante carente conceptual
muchos nombres habrán de darte,
sin pulso preciso a la alcurnia real
que te consagra como un baluarte.

¿En qué concepto pudieses entrar
lejos de enclaustrarte en una galera?,
con ese dolor que puedes causar
contemplando la felicidad
acá... desde afuera.

Mucio Nacud (autor) 2020
Derechos reservados
22
27comentarios 252 lecturas versolibre karma: 115

Malditos pensamientos Vl

A veces simplemente quiero desaparecer y nunca volver, otras veces no me quiero ir, hoy es de esas veces en las que desearía no existir. A veces quisiera volver a nacer en otro cuerpo o en otra vida, otras veces me alegra tener esta. Algunas ocasiones miro a otros y me pregunto ¿Por qué no eres como ellos? Quisiera ser como ellos, en otras ocasiones me siento feliz siendo yo. A veces quisiera ser libre y decir lo que realmente pienso respecto a mí, a mi cuerpo, mi vida, mi carrera, mi día a día, otras veces me arrepiento. Mi vida está tan llena de quizás, de tal vez, de qué hubiera pasado si... De a veces, de no sé, de en otra ocasión, de no importa, de todo... Que me perdí a mí misma. --Limoneyes
leer más   
9
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 96

Melancolía

De mirada apática se hunde
y ahogada en su dolor
se cobija en la más pura tristeza.

Dentro de si impera un vacío,
fruto de la desolación,
y del apego auto hiriente.

Los segundos son horas
abrazadas a la melancolía
que escarba el pasado.

Cada día se marchita al alba,
en la tarde aviva un fuego doloso
y las estrellas apagan sus noches.

Ella es un camino sin luz,
es la lluvia que al caer muere,
y es quemazón del llanto endurecido.

Mas la furia que desata su vida,
se va tornando poco a poco
en débil sentir de amor propio.
13
6comentarios 97 lecturas versolibre karma: 90

Batalla interna

Duele explotar en un momento inesperado
Sin poder prevenirlo
Evitarlo o apaciguarlo
Delante de la persona que no querías que te viera de esa manera
Y no ser capaz de expresarlo correctamente
A causa de esa rigidez, miedo
No dejarlo aflorar en el espacio del que surge
Sino que en cambio, lo guardas, lo callas
Lo escondes
Tratas de ignorar el presagio de la tragedia que se aproxima
Piensas que lo tienes bajo control
Y sucede, sin previo aviso
Te enviste, pierdes el equilibrio
Todo se viene abajo
Caes de nuevo, con un ruido sordo.
Y comienza a resurgir en ti ese viejo sentimiento
Ese resentimiento hacia ti misma
Ese sufrimiento que te impide avanzar
Y no queda nada que puedas hacer
Solo te queda elegir entre permitir que la rabia te consuma
O levantarte como puedas
Y tratar de ya no esconder nada en tu corazón
Exponerlo a la intemperie
Abrirlo al dolor, la tristeza y el sufrimiento de la verdad y rogar porque no se marchite de tristeza.
leer más   
11
6comentarios 154 lecturas versolibre karma: 115

Ella, no había más

Venía siempre despeinada y sin sujetador.
Decía que le oprimían las costillas,
y que nada debía sostenerle el corazón,

porque no era suyo.

Todos los domingos tenía resaca
y la veías ahí sentada,
con la voz del humo de cien cigarros y
los ojos rojos como colillas aún encendidas.
Se reía por nada y cortaba todas sus camisetas.
El ombligo es una cicatriz, y como tal hay que enseñarla.
Quería ser actriz, porque afirmaba
que no se sentía cómoda siendo ella misma,
y aunque riera y bebiera en el fondo,
su sonrisa era de eterna tristeza.

Decía que no estaba preparada para amar,
que le daba pereza toda la parafernalia que hay
en torno a esa palabra.
Que decir te quiero se había devaluado tanto
que ya no significaba nada.

Follaba sin condón porque la vida sin riesgo
no es vida,
y porque sentir piel con piel es imposible
con una barrera de por medio.

Cada noche se emborrachaba.
Cuando reía expulsaba todo el aire de sus pulmones,
e hipaba para aferrarse a la música
que producían sus carcajadas.

Se la pelaba el resto del mundo.
O eso decía.
Era frágil y fuerte,
era risa y llanto sostenidos
por una nota que nunca entonaba.


Era la locura que yo necesitaba en mi vida. Siempre he perseguido ese afán por autodestruirme, por quemar mi cuerpo y olvidar que es mío, por sonreír a la muerte y que ésta me mande un beso no de despedida, pero sí de hasta luego. Ella era mi cerilla. Mi Garfunkel. Ella era justo lo que necesitaba para arder en llamas sin importarme un para siempre, o un luego te llamo. Era todo lo que yo buscaba, y hasta ese momento, jamás había encontrado.

@pelerowski
leer más   
10
2comentarios 166 lecturas versolibre karma: 7

del oficio de escribir

Estimado amigo:

si usted escribe por comodidad, siéntase normal;
si usted escribe por amor, siéntase volátil;
si usted escribe por decepción, siéntase fuerte;
si usted escribe por quedar bien, siéntase uno más;
si usted escribe por que le lean, siéntase inútil;
si usted escribe por escribir, siéntase decepcionado;
si usted escribe por ornato, siéntase pequeño;
si usted escribe por impresionar, siéntase efímero;
si usted escribe...
leer más   
9
2comentarios 86 lecturas versolibre karma: 10

Soy de ti

No soy de mí
ya no son mías las palabras
Ni los colores
Ni lo sueños
Ni mis párpados
Ni el lenguaje
Todo se ha conjugado en ti
En tu verdad y debajo de tus manos.
leer más   
7
sin comentarios 201 lecturas versolibre karma: 33

de mi obsesión

Pocas cosas me obsesionan

una tierna mirada
un viejo amigo
una fría y lluviosa conversación
una espera y hasta un poema recuperado del tiempo;
pero tú, tú:

Tú vuelas y desordenas todo completamente, levantas la tierra y las heridas de mi piel, levantas mi corazón.

¡Tú desordenas el tiempo, lo acomodas¡

Acaricias el viento y la hojas que trae consigo, sucintas una necesidad especial que es más allá del respirar,
...más allá del contacto físico,
...más allá de nuestras miradas lentas,
...más allá del estado natural de las cosas,
es justo ahí, en el límite de todo, donde te percibo y es precisamente donde vuelvo a empezar mi conteo de los días interminables y angustiosos por volver a recordarte.
leer más   
7
4comentarios 149 lecturas versolibre karma: 10

tres puntos...

He creado un mar de contraseñas inútiles para bloquear mis latidos, aunque tú encuentras la forma de abrirlas con cada suspiro. No hay más esperanzas vencidas, solo ilusiones de concreto y aullidos encadenados que exigen un sacrificio al Dios que conocemos, al Dios que creemos conocer, y al Dios que hemos inventado, al Dios que todo lo ve y al Dios que todo lo oculta, al Dios ciego por casualidad, y al Dios inventado cada noche… como una excusa de toda la miseria humana, ese Dios cómplice y santo a la vez, que perdona sus pecados y aumenta los nuestros, que consume nuestra fe y nos regala miedo, que nos protege y nos entrega a las fauces de la calle a desperdiciarnos, a encontrar en otro nuestra salvación, y a recuperar lo perdido entre la basura que nosotros mismo hemos creado.
leer más   
4
2comentarios 173 lecturas prosapoetica karma: 39

Wendy

Buscaba ayer un pedazo

Ayer buscaba un pedazo de ti entre las olas de la primavera
no sé si ayer, hoy o mañana seguiré buscando ese pedazo de ti.
Lo que se es que en la eternidad seguirá ahí;
yo seguiré ahí.

Tú allá afuera impaciente me esperarás,
el camino lleno de polvo inservible tapará nuestras huellas.

El viento azul soplará desde el norte y desde el sur.

Los recuerdos vendrán desde ciudades muy lejanas, donde sus habitantes solo se mantienen vivos por los recuerdos de los espacios vacíos de un poema que no se ha escrito.

...de esa ciudad en tinieblas
y a tinieblas tú.
leer más   
7
4comentarios 94 lecturas versolibre karma: 43
« anterior1234518