Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 37, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Cobarde Osadía (Soneto)

Cosume mi alma pasional tormento,
abrumada voluntad sin conquista,
alcanzar eximio amor sin aliento,
mi timidez es intento conformista.

Acanzar estrella del firmamento,
con la miopía de cegada vista,
pusilánime yace el juramento,
en actitud frustrante y pesimista.

Cautivante es el amor de una mujer,
que a su cima se llega con valentía,
escarpados retos habrá que vencer.

Superar los abismos de osadía,
avalanchas de miedos que retener,
salir avante a pesar de la cobardía.

Autor: Profr Mucio Nacud Juárez
(Junio 2020)
Derechos reservados
leer más   
11
12comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 101

Hay Que Dar La Cara

Si pasas por la vida
y no sientes en algún
momento que fallaste
o le fallaste a alguien.

Si piensas que no debes
algunas disculpas o que
tus errores sean la causa
que provocó un dolor ajeno.

Siendo lo mínimo el que
podemos dar a alguien
su propia dignidad y asumir
afrontando dando la cara
sin huir ni mirar atrás.

Entonces es que aún
no hemos aprendido
que significa el respeto
y sobre todo lo poco
que realmente valemos.

Siendo al menos lo mínimo
el sentirse avergonzado
y procurar no llegar a creerse
cuantas propias mentiras
deseemos libremente creernos.

Y cuanto más seguro estamos
más ciego nos volvemos
sobre lo que en realidad
la gente opina de nosotros.

Iván A.
9
6comentarios 133 lecturas versolibre karma: 84

En las palabras

Camino despacio
dejando atrás un tiempo
que ha dejado cicatrices en todos mis bolsillos.
Se dibuja en mi frente la arruga de los años;
aún estoy aprendiendo a vivir
con la seguridad en las espaldas.
Hay un remanso de paz que se acomoda en mis entrañas
cuando oculto la mirada a los desconocidos.
Cada uno de mis pasos rotos
es una victoria en la batalla
de avanzar sin miedo a la derrota.
El codicioso drama nunca se detiene,
y aunque el miedo me viste los silencios,
la fuerza la tengo en las palabras.
leer más   
15
4comentarios 184 lecturas versolibre karma: 21

Una Batalla Vencida ...

Es bueno volver a casa ,
es bueno volver al nido.
con la mirada radiante
con los retos ya cumplidos.

Con el corazón abierto,
cargado de nuevos bríos
dispuesta a la lucha diaria
porque para mi la vida,
siempre ha sido desafío.

Si en mi lucha diaria caigo,
allí mismo me levanto
con arrojo y valentía.

No hay historia para cobardes
que la vida hay que vivirla
con intensidad y osadía!
MMM
Malu Mora
leer más   
5
9comentarios 183 lecturas versolibre karma: 66

Luchar Ya Es Un Acto De Valentía

Y aunque la tristeza
llame al llanto a tus ojos
y en tu lucha el cansancio te venza,
y no encuentres consuelo o refugio,
descansa, alza tu vista al cielo
llénate de amor, ármate de fe,
continúa, nunca olvides que luchar
ya es un acto de valentía.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
5comentarios 207 lecturas prosapoetica karma: 100

Algún día lo entenderás

Es una locura tanta dudas
me siento frustrada
nada de lo que hago funciona
solo sigue un desconcierto.

Creo que ya no lo intentare
ya no te puedo convencer
de que lo que siento es real
parece no lo puedo demostrar.

Tengo tanta carga en mi
tanta ganas de rendir
por más que trato de seguir
siempre hay dudas sobre mi.

De repente entra la depresión
y a veces no hay razón
pero otras solo haré silencio
para no aportar a tu desprecio.

Quizás te he dañado
más de lo que he amado
quizás nunca supe
expresar y no pude.

El tiempo ha pasado
y las cosas ha enfriado
la alegría se la lleva
y la soledad me condena

Altibajos en mi estado
y mis lágrimas a mi lado
Corriendo por estar
reflejada en tu mirar.

Alguna día quizás entiendas
lo que mi corazón sentía
algún día que este lejos
sabrás lo que mi corazón tenía

Las letras de mi alma.
11
sin comentarios 357 lecturas versolibre karma: 84

Libre y eterna

Ella no es como cualquier mujer.
De hecho,
a veces diría que no lo es.
Es más bien algo así
como un animal salvaje cosido de inocencia
y algún que otro trapo.
Las noches de lluvia
se pasea con los pies descalzos
y las manos abiertas,
y vuelve a casa medio dormida,
con los bolsillos llenos de gotas
y alguna que otra tormenta enredada en el pelo.
Las noches de insomnio,
se sube al tejado para contar estrellas
y la luna la mece al ritmo de su ronroneo.
Cuando sueña brilla tanto
que en esas noches
la luna parece que esté llena.
Y aun así
los lobos dejan de aullar para poder contar sus lunares.
Ella no es de nadie ni de nada.
No existen leyes más allá de sus pestañas,
no entiende de cadenas
ni suspira por jaulas,
y tiene unas alas tan grandes
que podrían abrazar a un pueblo entero
de un solo soplido.
La he visto rugir a los leones,
saltar al vacío con las heridas abiertas de caídas pasadas,
nadar a contracorriente
con los brazos más dormidos que despiertos,
pero con la valentía de quien se quiere comer el mundo
y alguna que otra estrella.
No forma parte de ningún grupo,
ni está metida en ningún saco que intente etiquetarla
o normalizarla.
Ella sobrevuela todo eso,
camina de puntillas por encima de esas jaulas
y de todos los miedos humanos,
arranca los barrotes,
de vez en cuando,
por si a alguien,
algún día,
se le ocurre despertarse.
Ella es libre y eterna.
Morirá a manos del viento,
con las rodillas desgastadas,
y una alma
con mil arrugas de experiéncia.
leer más   
20
18comentarios 218 lecturas prosapoetica karma: 96

Joven y rebelde

Sé que no soy libre.
Es cierto,
no lo soy.
Y quién sabe,
tal vez no lo sea nunca.
Pero sé que no he nacido para esto.
No me preguntes por qué,
pero no sabría agachar la cabeza
ni aunque el mundo entero me gritara des de abajo.
No he nacido para callar
ni para asumir,
cuando me arde la garganta
grito hasta ver en llamas
cada miedo
que esconden mis 24 costillas.
No busco tener la razón,
pero quiero que me escuches
y me des razones para no rebelarme,
que lo intentes.
No me metas en más sacos,
que no me encasilles.
Mis rugidos no tienen nombre,
y soy mucho más complicada
que cualquier etiqueta que puedas ofrecerme.
Sé que te incomoda,
por eso mismo
pienso desnudarme
cada vez que digas que debería darme vergüenza.
Que debería darme vergüenza ser como soy,
que debería darme vergüenza no tenerla.
Entonces
mis ojos gritarán en silencio,
para asustarte en voz baja.
Pero mi boca...
mi boca hará rebelión.
Sé que no soy libre.
Es cierto,
no lo soy.
Pero prefiero morir joven y rebelde,
que poner un pie
en una sola jaula.
leer más   
11
2comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 96

Payaso triste

Rogaría valentía y talento
que entendiera tus puntos suspensivos.
Aquellos que congelan el momento,
la risa y la caricia; tan esquivos,
muriéndose en un abúlico y lento
padecer de finales corrosivos.
Puntos suspensivos que son ocaso
de este amor con semblante de payaso.

Payaso de torcido y triste gesto...
¿qué queda tras tu mueca de indolencia?
Si la espalda es el rostro superpuesto,
y el tiempo desnudó la convivencia
vistiéndose de invierno descompuesto...
¿qué queda…? si hasta muere la paciencia
¡¿Qué queda cuando ya no queda nada?!
Sólo frío, sobre mi piel helada.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/10/escribe-tu-relato-de-junio-i-con-las-pala
11
12comentarios 781 lecturas versoclasico karma: 97

Libre

Me apropio del viento,
para luego arrojarme
a la peñasca de la libertad.
Aldabos y cerrojos iré tirando
por los apriscos.
Las grietas de mi pecho
las iré sanando con el bálsamo
y aromas de jazmines.
Mis poros abiertos y sedientos
beberán las ofrendas del rocío.
Saldré de las grutas del silencio
y gritaré para que el eco
de la montaña me responda.
De a uno me zafaré
los abrojos y espinas de mis pies
e iré lavando mis heridas
en el arroyo de mis ilusiones
cual caudal es innumerable
permitiendo estás conozcan
la grandeza del sin rumbo fijo.
El secreto de mis cansancios
y miserias los dejaré
en la mudez de la roca;
por mi espalda cargaré mi mochila
repleta de malos recuerdos
para dejarlos en la sequedad
de los desiertos,
otros los llevaré al mar pacífico
y en sus arenas se pierdan:
odios, amarguras o tristezas
así, empezar de nuevo.
Pediré a los dioses
de los bosques me regalen
su sombra y su cobijo,
y al recostarme en su frescura
tomar nuevos bríos,
el pecho me cubriré de aromas silvestres,
del cielo buscaré miradas nítidas y claras.
Si la lluvia de apodera de mi cuerpo,
con gusto beberé el maná de la vida.
Al sol pediré,
su energía para mi paso firme.
De ti, de ti tomaré
tu mano y conmigo camines...
leer más   
13
10comentarios 92 lecturas versolibre karma: 93

Mi barco

Cada día mi barco echo a la mar
sin duda habrá días soleados y hermosos
a veces las olas grandes se levantarán
y el tiempo se pondrá tempestuoso

Más navego en mi mar de emociones
recorriendo mi barco de proa a popa
si hay viento a favor o en contra
agarro o suelto el timón decidida.

MMM
Malu Mora



Imagen tomada de internet
leer más   
29
16comentarios 205 lecturas versolibre karma: 129

De las rebeldes

Dícese que la rebeldía le corre por las venas,
que ante la injusticia ella tiene frágil el corazón.

Se cuenta que su bella mirada solo expresa calidez humana y que a las grandes guerreras no tiene que envidiarles nada.

Se rumora que las palabras que pronuncia inspiran corazones y que su sonrisa te devuelve la fe.

He escuchado que su rostro es un enigma demasiado intimidante para resolver.

Y entonces la vi venir,
nada era falso.

Ella se rompe todas las prohibiciones
Y le ha dado un nuevo significado a la palabra Gallardía.

Su voz potente derriba con severidad los muros de la incoherencia, la injuria y la injusticia.

Ese día la vi llegar con la firmeza del que no tiembla ante el miedo,
sus manos lucian siempre dispuestas a proteger
con celo algo tan frágil como mi corazón etéreo,

Por eso se lo entregué.
11
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 101

Corazón de hierro

Para Rosa Berbel

Escuché una y otra vez tu poema,
y mi noche se mojó de alegría,
y mi pecho crujió de valentía:
me acepté miedo y temblé sin problema.

Me asumí miedo y te concebí lema:
“Poética del miedo, luz sombría,
tu voz me guía por la tierra baldía,
en mi ser forja tu nombre y tu emblema”.

Los ojos cerré y caminaste lento
hacia la profundidad abismal
de mi paz, del miedo, de mi momento.

Y tu suave aroma de flor real,
que trajo en un suspiro el fresco viento,
fue caricia y abrazo ornamental.

De Caminantes, 2017
leer más   
11
7comentarios 129 lecturas versoclasico karma: 101

desafiando a la vida, "fénix nueve".

Se han roto mis esquemas y ahora solo queda una pizarra vacía donde no sé muy bien qué escribir, y creo que eso lo resume todo.

Actúo y pienso y siento teniendo como banda sonora este desgarrador silencio que desde fuera parece que ahoga pero a mí me da el oxígeno para sobrevivir a este amargo ahora. Y es que ya no necesito tapar huecos para sentirme cómoda, porque intentar decir algo en voz alta cuando no es realmente necesario provoca un eco en este alma rota que ahora tengo que me recuerda que mi mente no funciona si no es en silencio porque demasiado ruido tiene ya ahí dentro.

Hablar ahora de lo que tengo dentro me causa un terror impresionante, y es que ya no se me da bien expresar lo que pienso o siento porque ni yo sé muy bien ordenar todo este caos interno. ¿Puede, por favor, la tormenta ofrecerme un poco de tregua?
No me quejo del frío, apenas me tiemblan las manos cuando finjo estar sosteniéndome el pecho como si pudiera dolerme algo más de lo que ha dolido esto.
No me quejo de estar calándome los huesos, como si le quedaran fuerzas o ganas a mis piernas de sostener todo este peso.
Y desde luego, tampoco me quejo del estruendo de los truenos que provocarían escalofríos a los sordos, cuando mi mente no ha cesado en su afán de volverme loca con su vaivén de pensamientos chocando contra mi conciencia y llenándome de culpa y remordimientos y ganas de retroceder en el tiempo.

Y aunque no me quejo de esta lluviosa escena en la que me encuentro sin paraguas ni hogar a donde ir corriendo a refugiarme, muchas veces logro escuchar el sonido de los árboles bailando con el viento y la sensación de paz que tiene un fénix de felicidad hambriento.
Y no puedo evitar, al saber que un atardecer destructivo precede a la calma esperada, advertir que cada vez soy más fuerte y tengo mas garra, y cuando un desconocido se atreve a mirarme de frente cuando me ha llamado débil a las espaldas y yo levanto la cabeza por tanto tiempo agachada consumida en la desesperanza, le dedico una sonrisa que le obliga a él y a cualquiera a reconocer que no me he rendido, que desafiando a la vida sigo.
6
2comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 68

Antes del ocaso

Déjame acariciar tus labios por última vez:
juro por ese tiempo de odio candoroso,
en que lloramos copitos de alegría,
no volver a soñar con tu cielo
y no ser más negro desvelo
para ese inocente sosiego
que cobija tus latidos;
entre tibios suspiros,
me iré sin derramar
lloros amargos
y reproches;
¿aceptas?,
anda,
¿sí?
leer más   
10
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 96

Corazón de perro

La última vez que estuve deprimido
me agazapé en un rincón de la casa
durante veinte lunas sin mordaza,
y dormí cuanto pude; confundido.

Comía poquito, estaba perdido,
y bebía agua de una sucia taza,
mientras pensaba: “El ser feliz fracasa
cuando de su imperfección es sentido”.

Una que otra mosca quiso animarme,
pero era sólo yo, solo, el problema,
la herida que se niega a sí sanarme.

El miedo es normal en nuestro sistema,
debes reinterpretarlo y levantarme,
dije. Más que luz irradia un poema.

De Caminantes, 2017
leer más   
6
sin comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 72

"Espada y rosa" Plumas: @Yaneth_Hernández y @EnidIsáis

Al vuelo de la pluma mis emociones
se enlazan bajo una lluvia de estrofas,
emancipan los sufrimientos que afloran
cuando mi mano temblorosa se expresa.

La poesía es mi Dante con su infierno,
emerge del grito de la muerte noche,
las lágrimas de la alegría cuando el verso
encaja en la costilla del alma.

La poesía se balancea en las páginas
ofuscadas de mi soledad, atraviesa
desnuda mi tranquilidad, alborota
mis enigmas y me contempla en su brillar.

Tal vez alguna madrugada me haga tinta
por siempre y en vértices de locuras
esa sangre negra, abra grietas en potentes
expresiones que inmortalicen mis dolores.

Tal vez en mis entrañas brotará una luz
de hermosura y plata cuando la poesía
se haya transmutado con mi espíritu
en las horas más desesperadas.

Ya no seré una alma errante
que solo posee huesos, carne y sangre,
pues me olvido de todo el mundo
y hasta me olvido de mi propio odio.


Afilaré mi espada forjada en verdad
y rosas
¡Triunfará mi amor a todo lo que alumbra el sol naciente!
¡Y todos los pueblos recordarán mis cantos mañaneros!
Espada y rosa soy, abriendo camino con mis versos.

Yaneth Hernández
Venezuela.

Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos.
leer más   
22
48comentarios 283 lecturas versolibre karma: 83

La valentía de ser humilde

La única forma de recoger la ofensa
de unas airadas palabras
es mediante una disculpa;
pero...
para ello
hace falta una buena dosis de humildad
y además
escasez de orgullo.
Esa clase de permutas
no es muy abundante que digamos.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
21
2comentarios 132 lecturas prosapoetica karma: 89

¡Atrévete!

Rompe a reír con sonoras carcajadas de felicidad contagiosa.
Danza en libertad, disipando la espesa selva de desafectos y tristeza.
Desoye consejos de hipócritas y soberbios, bañados en banalidad hueca.
Apaga las ascuas de amores nefastos que todavía resuellan en tu memoria.
Lucha con tesón por cada gramo de vida.
Bebe de la fuente de las esencias puras hasta embriagarte.
Persigue la luz oculta tras el cielo airado de la tormenta.
Sé tú sin etiquetas
y atrévete a inundar de paraísos tu destino.
leer más   
11
7comentarios 113 lecturas versolibre karma: 122

Papá

Los años te cambiaron.

Los días de pesca quedaron perdidos en el olvido, los cigarrillos el tiempo te los robo.
Ese mismo tiempo le bajo volumen a tu voz, cambio el color de tus cabellos.

Gobernó tus pasos, lleno de arrugas las manos que un día tendiste al caído.

Papá algo no pudo cambiarte el tiempo en todos estos años,
Eso que te hace bello papá se llama bondad y nada ni nadie podrá robarla papá.
leer más   
5
1comentarios 73 lecturas versolibre karma: 37
« anterior12