Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 493, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Las heridas llegan

Las heridas llegan disfrazadas de sonrisas,
se adueñan de la tuya, la van convirtiendo
en un reflejo pálido, en su mascota,
cuando te das cuenta ya es tarde, tu sonrisa
quedó presa de ilusiones fantasmas.

En el rincón más sombrío,
guardé cada cicatriz, las escondí del tiempo,
del perdón, del silencio,
les puse a cada una un sonajero,
así me avisan, haciendo espacio si llega otra,
allí, como retoños rotos, esperan,
para recordarme por donde no debo
transitar de nuevo.

Aunque no siempre podemos evitarlo,
de pronto, las frecuencias suspendidas del destino
se ciernen sobre ti, y a ramalazos afloran
nítidas, nuevas heridas…


Maricel 20/02/2019

www.youtube.com/watch?v=LkfxDC4aQbk
19
8comentarios 53 lecturas versolibre karma: 110

Amar despacio

Amar despacio,
saboreando la savia
que produce la vida
y compartir un solo latido,
vibrar con la cadencia
de la brisa…

...olvidar deprisa.
23
24comentarios 120 lecturas versolibre karma: 110

y le grito

A veces, cuando siento
que el silencio está regresando,
me paro frente a mi espejo roto
y le grito…sonríete a ti…
18
13comentarios 81 lecturas versolibre karma: 106

A veces

A veces la vida nos arranca
de un tirón las sabanas,
levanta de repente la niebla,
esa que mansamente nos envuelve,
esa que se nos enrosca en la rutina,
esa, la que nos hace no vivir, viviendo…
15
16comentarios 116 lecturas versolibre karma: 100

Quiero sentir que la vida

Quiero sentir que la vida
me devuelva todo el canto,
ese canto que me debe
el canto que me arrancó
y se llevó envuelto en llanto,
quiero que baile mi mundo
al ritmo de un nuevo tango
que las estrellas me miren,
que la brisa cariñosa,
me ciña por la cintura
y que mis labios marchitos
encuentren pronto una cura.


Y cuando la herida sane,
cuando el silencio se apague
cuando la luna de plata
me dé sus cristales blancos,
cuando la mudez en mi pecho
se convierta en zafarrancho,
sentiré nuevas caricias,
y la vida en mí cantando.


Quiero sentir que la vida
se me desboca en la sangre,
que el sueño no carga miedos
que ya los recuerdos no arden.


Maricel 15/02/2019
15
20comentarios 111 lecturas versolibre karma: 108

Solo queda olvidar

Solo queda olvidar,
¿Pero cómo olvidar toda una vida?
No siento la sangre correr en las venas
tan solo el mutismo atragantado en el pecho
y muerdo el tiempo que quiere arrastrarme,
consolarme entre sus brazos, mas ya las penas
consiguen esquivarlo, hacer eterna su senda…

Solo queda olvidar,
palpitar con la cadencia del silencio,
apagar el alma, sin guardar instantes en los rincones,
despojar las horas de recuerdos,
desnudar el miedo, arrancarle sus tentáculos,
dormir el sueño de los santos,
descorrer la niebla que ahoga tanto, tanto.


Maricel 13/02/2019
20
27comentarios 143 lecturas versolibre karma: 100

El mundo se me voló

El mundo se me voló,
se fue a posar en las sombras
que tanto esquivé.

El mundo se me voló,
se posó donde el tiempo se detuvo,
desde allí me hace señas
para decirme que ya no vuelve,
que me invente otro mundo.

El mundo se me voló,
y yo, yo me quedé paralizada,
ya sus corrientes no arrastran más mis olas,
ya sus nubes vistieron otras aguas.

Ahora mis sueños
se esconden bajo la almohada,
temerosos de tropezar
con mis fantasmas.



Maricel 11/02/2019
23
22comentarios 163 lecturas versolibre karma: 77

Mi sonrisa

Mi sonrisa se ha vuelto pluma,
incorpórea y leve,
se ha ido con la brisa,
me mira,
se muerde ella misma y vuela,
no le gusta ya posarse en mis labios…
23
23comentarios 125 lecturas versolibre karma: 106

Trance I

Me suplica el cielo
que ya es mi hora;
"vengo de otra alma",
le respondo al tiempo.
¿Quién si no iba a ser yo,
un retrato de un vago artista,
de un ritmo mudo,
intentando dar buen ejemplo?
La tierra no me obedece,
mancilla puercos de la vida,
los que agravan el Mal,
sobrantes arenas de mi desierto.
Las viandas de mi corazón,
épocas de mala cosecha,
germinan como espadas,
afilando el desprecio.
Las almas, ¿qué son?,
figuras retóricas de este mundo,
sinalefas de imaginativa unión,
poemas viejos de un escritor, muerto.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno):
España.
14
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 82

Soy adicta a ese aciago verso

Soy adicta a ese aciago verso que se me adentra
en el alma, a las palabras suaves que acarician
la calma, a las tardes grises de lloviznas sin pausas,
a ese silencio agreste asomado en la cara.

Soy adicta al tiempo que almaceno en el alma,
a leer las sonrisas en las caras gastadas,
a clavar susurros en el viento que pasa,
a soñar despierta en mañanas heladas.

Soy adicta al sueño que se esconde en poemas
en las madrugadas, al olor de las noches
y las alboradas, a sentir la vida vibrando en las almas.



Maricel 07/02/2019
24
18comentarios 124 lecturas versolibre karma: 109

Pascuas de diciembre ® ©

Las pascuas,
que engalanan,
los fríos días de diciembre,
me recuerdan,
días felices,
días inolvidables,
de ayer y de siempre,
¡Oh diciembre!
Ahora también,
eres ella la maravillosa,
¡Oh diciembre!
Siempre me alegras el alma,
la vida y me traes paz,
en la conmemoración,
de la natividad,
de mi amado Señor Jesucristo.

Carlos Luis Molina Lara
7
sin comentarios 75 lecturas versolibre karma: 79

Atardecer

Atardecer cálido
y es el tiempo,
que se me cuela por los poros
encharcándose bajo la piel…
16
13comentarios 69 lecturas versolibre karma: 94

Preguntas sobre el amor y yo ® ©

En una noche de diciembre,

fría e insomne,

en la que mi bosque,

estaba lleno de mis gentiles,

y ponderadas amigas,

ellas decidieron cuestionarme,

y con gran insistencia,

formularon sus interrogantes,

¿Hay amor en tu vida?

Preguntaron las hadas,

¿Aún esperas encontrarla a ella?

Preguntaron las ninfas,

¿Estás buscando al amor?

Preguntaron las musas,

Me cuestionaron con tal preocupación,

que yo les respondí,

queridas mías

el amor en mi vida

siempre está presente y ausente

si viene será espléndido

pero si no viene, ay, si no viene…

Será lo que deba ser,

pues la vida no acaba,

por un poco de soledad,

cuando termine de hablar,

quedaron todas ellas en silencio,

me miraron con asombro e incredulidad,

yo solo les sonreí,

con el cinismo que ostentamos,

los que mucho hemos amado,

y por ser conocedores,

de esos dulces y tormentosos dones,

hemos sabido hallar acomodo,

en los brazos de la dulce soledad.


Carlos Luis Molina Lara
9
6comentarios 81 lecturas versolibre karma: 80

Acento

Tiene algo de poético

la sombra fría

arropando el banco


es mi reloj de sol


Lo tiene

el caminar de los transeúntes

y cuántas sonríen


unas pocas

y valen


Es poesía

subir las cuestas

con los acentos

de fondo musical


ya me han oído


Es aún más poético

convertir el rechazo

en buen humor

la ansiedad del presente

en las nuevas del futuro

el rugido de mi estómago

en la risa de los niños


Cantos aquellos

repentinos

que iluminan el pozo
13
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 84

Una suerte de Alejandría

El pórtico

de la biblioteca

se ha desgastado

aun podemos cerrarla

y enamorarnos de la

humedad del laberinto


nos abrimos ante los muros

para cegarnos en

la textura de los lomos pardos

entre escarlatas y áureos


intentamos adivinar

los temas y argumentos

desde los títulos

cada conocimiento deja

una huella verdemar


la savia que nos llevó al corazón

al bosque de eucaliptos

la cuna de los libros

y la misma consciencia

esta epifanía nos fundió

en un abrazo
10
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 98

Beso

Beso el recuerdo
que encuentro,
cuando me hurgo
en la herida...
24
28comentarios 176 lecturas versolibre karma: 93

Sonríes en colores

Me miras y te veo sonreír en colores,
y yo no encuentro
las palabras donde habitas, inmensidad…
22
20comentarios 123 lecturas versolibre karma: 101

Te canto bajito una balada

Te canto bajito una balada
en el lenguaje de la brisa,
te respiro profundo,
me adentro en ti.

Camino sobre roca ardiente,
soñando con fantasmas vivos,
escucho esa voz entrañable
que sin cesar delira en ser navío
para que viaje en ella.

Camino sobre una roca prestada,
reparando sonrisas que estallaron
en mil pedazos al ser mordidas.

Cuando las caricias medran,
yo bailo una danza frenética
con la inmensidad,
escondida en cada pliegue
que el tiempo no lastimó.

…y lloro si la alegría se aleja,
disimulada, huyendo del rocío triste,
entonces busco un motivo para sonreír,
y lo clavo en los pliegues de mis labios,
para que el día pueda parir la simiente
donde guarecerme, sin perderme.
28
27comentarios 144 lecturas versolibre karma: 101

Letras de luz ® ©

Aún en la más abrumadora oscuridad
nacen en mi corazón
y salen de mis manos
letras de luz.

Son letras, hijas de la risa
y de la aurora
vienen del cielo infinito
a nacer en mi corazón.

Son gotas de sol
que endulzan
y alegran mi vida
son caricias del universo.

Que abrazan mi espíritu
y llenan de música
dicha, ilusión y pasión
aquellas habitaciones vacías.

De las ruinas, de mi alma
estas letras de luz
levantan palacios esplendidos
para que los habiten mis sueños.

Las flores de los campos
los bosques y los montes
los cantos de pájaros y ríos
y las caricias sinceras.

Junto con los abrazos
y las sonrisas afectuosas
de mis hijos amados
me hacen nacer de nuevo.

Tal cual manantial
en la cima de la montaña
ríos de letras luminosas
que son un bálsamo para mí.

Estas letras aladas
me traen libertad
paz, fuerza y valor
para seguir viviendo feliz.

Son semillas de luz
que me hacen brotar
bosques completos
donde creí
que solo habría desolación.

Estas benditas letras
me entintan todo mi ser
con mil resurrecciones
como la misma ave fénix.

Con estas prodigiosas letras
escribo mis te amo
y los besos y caricias
que regalo con devoción.

Las letras de luz de mi alma
son mi verdadera esencia
son irracionales e intransigentes
porque mis letras de luz
son sinceras y reales.

Y rompen paradigmas
derriban muros y barreras
conquistan miedos y frustraciones
porque mis benditas letras de luz
tienen toda la fuerza
de mis sueños y esperanzas.

Carlos Luis Molina Lara
5
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 81

La lluvia se detiene en los ojos

La lluvia se detiene
en los ojos, encharcándose,
instalándose lentamente en el espíritu,
fluye como un manantial
envolviendo el alma,
que ancorada en los recuerdos
estalla en el pecho,
abriendo antiguas heridas,
oprimiendo el corazón
para que deje de gritar
intentando huir de su prisión.

Lluvia muda y apacible
humedeciendo un amor perenne,
que inagotable e intenso,
no se resigna y combate tenaz,
obstinado, anhelando vencer el miedo,
un miedo inmenso y profundo al dolor,
ese dolor lacerante que desnuda el alma
roída por las ausencias.


Maricel 19/01/2019


(imagen tomada de internet)
33
35comentarios 165 lecturas versolibre karma: 115
« anterior1234525