Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 63, tiempo total: 0.005 segundos rss2

El Destino de las Aves

¿Que te parece enfrentarnos al destino?
Mientras fabrico amapolas que convierten las gotas del rocío en horas...
Crucemos esa delgada línea de vida que separa el espacio del tiempo,
Y hollemos juntos los caminos que llevan al futuro repleto de olvidos.
¡Camina conmigo!
¿Qué puedes perder?
Si tu alma no es tuya y el cuerpo se carcome y debilita,
Alma despojada de alma,
Cuerpo sin cuerda, gorrión sin alas...
Ven y descubre en mi mano el poder de sembrar universos infinitos perlados de iridiscentes esferas que bailan en danza perfecta y matemática.
Tres veces tres.
Y la luna se esconde disimulando un rubor de escarcha,
Y el sol renueva su canto diario con miedo velado y buscando esconder sus secretos...
¡Tres veces tres !
Triste trama de un Trismegisto taimado y traicionero...
Paloma-nube-hoguera
¿Te parece que bailemos juntos el camino?
Bajo estas gotas de sombra que oscurecen mi cuerpo lascivo enfrentado a tu brillo nada cansado y por todos querido...¿acaso piensas que erré la saeta, que fallé el tiro?
Aquí estás a mi lado, y no se ya expresarme y me vulgarizo y me vienen a la cabeza frases cargadas de adverbios y restos de algo que fueron versos lamen ahora mi garganta para que cante su nombre y alivie su muerte inexorable, parsimoniosa y alquímica!

Salid...
Marchad....
Huid de mi cabeza.....
......bello
.....crisol
....metálico
...era
..yo
.y

Mientras vuelo y estas turbulencias me destruyen el estómago y el vértigo me araña como la herrumbre de una tijeras viejas, mi único sueño sin tus ojos son tus labios temerosos de perderse entre mis besos codiciosos de tus vados...
leer más   
3
sin comentarios 9 lecturas prosapoetica karma: 42

Disfrutable...(Polipoesía)

DISFRUTABLE
(Polipoesía)

Esta manzana que siente lo que siento.
DIS
¡Naranjas en el durazno almendrado!.
FRU
Al asear asiduo asomo áspero áspid.
TA
Como patada en los cuá-cuá.
BLE
De tanto run run-y-pum pum-y-tun tún.

Si/si/si.
No/no/no.
¡Oh-oh-oh!.
¡Bueno!...¡Bueno!...¡Bueno!.
No, sí… No, sí…¡Nooo-sí!...
Por el miércoles donde el jueves hiede.
Hiedra hierro higiene hilarante hilera.

Ma me mi mo mu.
Um om im em…¡Má!.
Mú/mú/mú/…Mmmm…Muá/muá/muá.

Pacífico... Sí puedo.
Oyente... Sí leyera.
Recoleto…Sí fuera.
Quieto…Si horadara.
Umbrales…Si muriera.
Elocuente…Si encontrara.

Y en el jardín hubiesen llorado esferas.
DIS-FRU-TA-BLE…SSS.
Ecuánimes edificantes efusivas ejemplares.
DISSS-FRUUU-TAAA-BLEEES.
Ejem/ejem/ejem… Sana sed selecta semilla.
DIS
Protuberante
FRU
Obsequiosa
TA
Rutilante
BLE.

Por el azul de la palmera roja.
DIS-DIS
Resonante respetuosa responsable.
FRU-FRU
Donde la amargura bebe una copa.
TA-TA
Confortable congruente conmovedora.
BLE-BLE
Donde el tiempo espera un viaje.
Y disfruta… Y disfruta…
Virtuosa valija valiosa vela versátil.
¡Viva!... ¡Vá!...¡Vé!...¡Versátil...Dátil!.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
10
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 141

Bitácora

Tengo algo que compartir con las flores,
un amor de espuma brillante y fugaz,
dulzor clandestino de estrellas y noches,
amor dulzaíno de sombra locuaz.
Traigo en la pluma un mensaje secreto,
esfera caliente de orgullo mordaz,
la noche traidora se oculta en mi lecho,
y busco en mi sueño susurros de paz,
me siguen, me siguen...me siguen las rosas...¡me siguen las lilas y los claveles!
(¿Es esto poesía alegre?)
(¿Es luz lo que esconde la muerte?)
El mundo tiene algo que me pertenece y yo le debo una vida,
-promesa solemne- , será en mi lápida la cena y en la historia mi suerte,
Algo me pertenece...
Pertenece...
-yo...no tengo nada...alma no tengo.-
Sólo una historia infeliz y un derroche de sonrisas cenicientas, arrugadas y tristes como un naufragio solitario.
Yo, que nada tengo, tengo una historia digna de las hadas y los elfos, de Pan y la mesa de Hebe, -ambrosía amarga- reflejo de un imperio que murió entre mis lágrimas.

Murió una flor en mis alas, cuando la recogí con celo,
-contaba un cisne- no pudo alzar el vuelo al ver la luz y sentir el viento, se fue derretida entre mis plumas ligera tal cual vino, ansiosa de comunión con las flores del camino.

(Soy tan ligero como un planeta o una flor)

Poema de dos caminos, ambiguo trino de miedos,
que fueron cortados de lleno a la luz del día,
con la fortuna en la mano la pluma contenía,
oculto mi corazón entre su tinta y mis credos,
desliza mi mano curiosa contra el cielo sus dedos,
ayer, cuando la marca brillaba, surgió la promesa,
no contendré mi lengua ni el amor a los enredos,
seré siempre el trasnochado que a la luna embelesa...

¡Traigo un trino clarividente!

Escuchad flores los versos más solemnes, la lluvia más sonora y los secretos más profanos, el rumor más indeleble y la boca en los oídos más cerrados...

¡Traigo por broche los dientes!

Sabes por mi mano que no hay donde esconder el hastío cuando se ocultan los besos, que no existe rincón donde el amor apagado resurja cuando se aburre el cielo y cuando el deseo está muerto no hay caricias suficientes que me hagan sonreír...

(Se acerca la parte del cuento en que destapo las tormentas y libero al kraken)

¿Y si el amor se fue por la ventana yo qué culpa tengo?
Yo...que entregué todas las estrellas a la oscuridad sin conocer el rumbo...
¿Volverá la luna a querer soñar conmigo?
Y si no lo hace...¿qué música contengo?
¡Ay! Pierdo en el azur la esperanza verde,
No te amo, es cariño...y cada vez que el sol se marcha lo veo más transparente y claro...
Es una canción triste ésta que dibujo en un aeropuerto, ésta que perfilo con uñas mordisqueadas y manos nerviosas mientras suenan los aviones a mi lado, abriendo futuros...

(Tengo algo que compartir con mis pensamientos y su piel dorada)
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 79

El Barco Roto

Esta espiral que navego no concede salida ni alberga refugio, no gira para encontrar su centro, siempre empieza donde termina...no hay esperanza que pueda darme el aire que no haya hundido ya el furibundo maëlstrom de viejos crujidos y quejas doradas. Quiero salir de este odioso remolido que nubla mi mente y absorbe mi alma. Quiero huir cómo huyen los albatros frente al tiro, quiero volver a encontrar la Serena quietud del verso auténtico y el traje de luces y el cobre fundido que esconden las urracas en sus nidos, y el poema psicótico que asusta cerrado y deslumbra al ser leído...
Quiero recuperar la distancia correcta con la muerte y afilar su cuchillo sin temor, posándolo en mi cuello, y ser capaz de mirar a los ojos de la noche color de jade...
El color primero debe ser mío o habré perdido el juego y todo será fútil y mi vida un desperdicio y todas las noches en vela nada más que una absurda razón para drogarme sin control , cansado ya un poco de mi destino...quizás buscando un desarreglo consentido que ponga fin a tanto verso ridiculo y tanto llanto entre líneas para decir que soy un puerco, sin control sobre su cuerpo ni conciencia , soy un monstruo que destruye solo su propio mundo y vomita oro al comer sus propias heces...ese es mi sino, mi cruz de Ámbar sobre la espalda, el purpúreo peso de ser un genio que logra todo sin esfuerzo, es el ancla de mi espíritu endeble y el color apagado de mis ojos y la cicatriz de mi cuarta ala izquierda, también recuerdo, de todo el inmenso caos que atraviesa mi vuelo...
leer más   
3
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 46

Más grande que yo

Mi cuerpo flotando
En la superficie
De este enorme mar
Veo el horizonte
Con cielo despejado
Y brillante sol
El mar actúa
Como una extensión
De mi débil cuerpo
Siento que pertenezco
A algo
Más grande que yo
Estoy completo
Soy uno
Me volví parte
Del grandioso mar
Pero esta unión
Solo es temporal
Poco a poco
El tiempo se acaba
Volveré a estar incompleto
Y quien sabe
Cuando podre
Conectarme a esto
O a algo más
O a alguien más
leer más   
13
3comentarios 63 lecturas versolibre karma: 129

/Dubrovnik. Silencio Turquesa/

Tengo días
que se rompen
con sólo un suspiro.

Mi verdadero propósito,
es secarme estas lágrimas
y detener el verano
contigo.

Todas las noches
son mentira,
salvo las noches
que brotan de tus ojos
para iluminar los míos.

Compréndeme,
tengo un dolor
amaneciendo
en mi pecho.

Sólo por curarme
en tus labios,
vale la pena
haber nacido.


@Alejandro P. Morales.
leer más   
18
11comentarios 108 lecturas versolibre karma: 115

Niña ojos de fuego ( a Kim )

Hermosa criatura que
has caído del cielo...
Tus ojos son de fuego...
Dime? Cuáles son tus
sueños ?


- En mi casa todos se
ríen, al contarles que
mis sueños son pisar
tierras lejanas y llevar
las flores de mis
fantasías, el encanto
de mi voz...


- Sólo tú, señor mío,
me escuchas y me
entiendes. El solo
escucharme me hace
sentir que esto no es
una vesania...


- No, pequeña ojos
de fuego ¡ No escuches
la voz extraña aunque
de tu casa proceda...
Con tus encantos puedes
volar y llegar a tus sueños
alcanzar...


Por favor, nunca dejes
de soñar,que mientras
la vida te sonría, aferrarte
a tus sueños nada
imposible será...

Niña hermosa ojos
de fuego ¡¡¡

Para Kim, con cariño...

Letizia Salceda,,,
leer más   
12
14comentarios 103 lecturas versolibre karma: 116

Roma y su luz

Y caminaba por las calles de Roma como una hoja de olmo en verano. Moviendo su haz y su envés al ritmo de la luz.

Calles color canela, entre rojizos y tierras. Grietas llenas de vida con macetas de flores. Llamativas.

Helados en la plaza Navona, adoquines y fuentes barrocas. Trevi y monedas al aire, fotogramas obligados en parpadeos alegres y miradas furtivas.

Catacumbas entre arena. Gladiadores y humo, acero imaginario en el fragor del Coliseo.

Júbilo de sentidos saboreando canelones frente al Panteón de Agrippa, sonreía al sol mientras el limoncello daba pinceladas ácidas a la Historia... y a su vida.

Anotaba en su pecho siglos de mármol y filosofía. Vibraba en el Foro con los frisos en pie, resistentes a sucumbir al olvido.

Alzaba los ojos al cielo siguiendo la espiral de relieves en la Columna Trajana, trenzada entre nubes en mañanas claras.

Helenismo en los ojos, del ethos al pathos, sonrisa en su cara.

¡Qué importaban las prisas! Cipreses y viñedos se mecían con calma al compás del viento, dulce.

Flores al aire. Luz de vida. Tez morena.

Roma y sus calles. Sabor a lima. Color canela.
leer más   
11
23comentarios 118 lecturas versolibre karma: 97

El viaje

Y quise saltar de la vida en marcha,
pero la cuneta se me antojaba
más difícil que este viaje.

Algunas paradas son solitarias
y otras bulliciosas como zocos.


Decidí continuar porque me enriquece,
a pesar de que algunos trayectos
son más duros que otros.
No siempre la compañía es la más grata
ni el paisaje el más hermoso.
Pero viajar es madurar,
y madurar evolucionar
y evolucionar crecer.

Necesito sentirme viva,
y el viaje de vivir es vida.

Si miró a tras no lamente nada,
pero si echo en falta mucho de lo que se quedó por el camino.
Sigo teniendo ilusión por lo que me queda de viaje,
y eso es para mí lo más importante.
Si la ilusión muere, el viaje ya no tiene sentido.

Ya no hago maletas, viajo con lo puesto,
un sonrisa, un puñado de deseos,
muchas ganas en los ojos
y los bolsillos repletos de mañanas por vivir.




Hortensia Márquez



Imagen: de la película "EL viaje a ninguna parte"
20
18comentarios 129 lecturas versolibre karma: 118

Shanghái

Hace frío, está oscuro
camino hacia delante, hacia atrás
La luna se mece y se engaña a si misma
c
a
e
lejos de toda mirada,
Los colores lóbregos de la ciudad me acompañan
Seres sombríos, atrapados en el destello de los faros,
ni siquiera me miran
Fuera de toda brújula, me pierdo en un sendero sin fin
Mi cuerpo se retira por uno de los callejones más oscuros
Mi cuerpo es una caída del tiempo
Todo se nos escapa,
se nos esconde cada vez más
Como un efluvio pálido,
Que se quema bajo un humo ínfimo.
leer más   
9
5comentarios 71 lecturas versolibre karma: 104

Tacita de plata

Cádiz era la luz, sal revuelta en la mañana.
Un soplo de vida calmando el ahogo,
silencio de olas. La playa perdida
donde ibas a encontrarte. ¿No era así?
Y no dudo que aún se vea parecida
silueta a tu figura, pisada errabunda,
melena insumisa.

Cádiz eras tú cuando eras tú
y, también, era yo… siempre que podía
imitar el valor de los que dan un paso al frente,
sacando pecho, amainando temporales,
quitando la arruga al entrecejo.
Y no dudo que haya más como nosotros,
bosquejos de una obra que jamás llegaría
a concluirse, calcinada ya del todo.

Cádiz era el sur que quería en mi ventana,
estrella fugaz, ocaso supremo, la endemia
que afecta mi cuerpo cuando, sin querer, comparo
otras costas con la suya.
Me sobra arena. Me falta hechizo.
Y no dudo que sea cosa del delirio que me causa
su atardecer naranja, orillando la Caleta.
Bendita taza de plata...
14
6comentarios 157 lecturas versolibre karma: 114

Desapareces

Desapareces
ya casi no te llamas ausencia,
y pocos podrían intuir que habitaste
este abandonado zoologico de mariposas,
desapareces de la oscuridad voluntaria de mis ojos,
del calendario de mis fechas especiales y de mis alegrías por contar.
Desapareces
y no te lo voy a perdonar.
4
2comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 66

El país de “no sé por qué siempre vuelvo aquí”.

Sobre una tela de sueños,
tendí algunos objetos viejos
y me hice un atadillo con ellos.
Esos que siempre me acompañan
cuando comienzo un viaje
al país de “no sé por qué siempre vuelvo aquí”.

Desprovista de uñas,
araño con piel la cara oculta de este día.
En el espejo sólo veo mi nuca.

Con una maleta repleta de "¿pero otra vez?”,
“¿por qué? “y otras tantas cuestiones estúpidas
que no tienen respuesta,
regreso al mismo punto de siempre.

Conciencia inconsciente
que vuelve sin haber partido.

Miro el reloj y espero a que pasasen los minutos.
No veo el momento en que este viaje termine.
No deshice ni la maleta,
me quedé con lo puesto.

A lo lejos silba un tren sin maquinista,
es hora de regresar de donde nunca partí.

¡Viajera con pocas luces al tren¡
¡Pi-pi-pi!



Hortensia Márquez





Imagen: de la película "El maquinista de la general"
15
6comentarios 101 lecturas versolibre karma: 126

Recuerdo que dolía

Recuerdo que dolía,
ese primer beso, su mirada, su cercanía,
mi alma sabía que no se quedaría
y la certeza me hacía temblar
porque el miedo duele ¿sabe?
y allí en esa calle donde todo empezó
igual que en esta hoja de calendario donde todo termina,
todo usted sigue doliendo,
en la ausencia, en la memoria,
en el silencio, en el miedo de lo inevitable, duele,
en los plazos que se vencen, en las fechas que se cumplen,
en las llamadas vacías de su voz,
en los besos que no llegarán a su boca,
duele en las manos que escriben estos versos que nunca leerá, porque ya sus ojos olvidaron el camino,
por que ya el camino le condujo hacia otros miedos,
por que ya sus miedos le alejaron de los míos,
y yo, estancada en esta ausencia recuerdo con absurda nitidez que besándolo aquella noche dolieron las certezas,
dolieron los barrotes que apresaban mis alas,
dolía el reloj que sarcástico iniciaba su cuenta regresiva,
¿y sabe qué recuerdo con total exactitud?
recuerdo que no importaba, porque al igual que aquella noche,
a usted, aunque me duela, lo volvería a vivir mil veces.
20
12comentarios 472 lecturas versolibre karma: 116

Miradas de cúrcuma

Cuántas ansias por abrir el mundo. Desenvolverlo como un regalo, despacito, pero con pulso firme.

Conectar con ojos de sabor a cúrcuma, frentes arrugadas con tacto de hinojo. Sonrisas de pobreza que regalan tesoros.

Pasear sobre nubes, farolillos encendidos, monzones bañados en remolinos de caléndulas, que hacen del agua ríos naranjas.

Agitar el cielo, labrar montañas.

Interpretar mapas azules. De Toledo a Moscú, de Caracas a Thimbú. De Helsinki a Petra. De Tokio a Tombuctú.

Notar el café en los dientes, en jarritas de metal y entre el kohl de los ojos.

Miradas de cúrcuma, susurros de té...

(de tú a tú).
13
9comentarios 112 lecturas versolibre karma: 113

Bitácora de un viaje hacia ninguna parte

Lo duro del desamor no es seguir vivo, lo verdaderamente duro es
que lo que te queda de vida en el cuerpo ya no lo quieres volver a usar.
Aquí, como en una triste carta suicida que nunca usé, encontrará resumida la historia de como fue que empecé a morir de usted.

No se trata de soltar, es más complicado que eso
sabes que aquel sentimiento no era solo amor, era hogar,
tu alma había llegado a casa e irse de casa cuesta un poco más.
Empacas lo que te quedó de dignidad
y lo embonas en la maleta junto a las promesas,
miras atrás rogando al cielo que alguien venga corriendo a detenerte,
pero ese alguien salió antes que tu
huyendo por la herida que le abrió a tu pecho y que no habías notado por estar esquivando las balas
que disfrazadas de excusas y razones perforaron toda tu fe
y es que las balas no siempre están hechas de pólvora;
las hay de crueles palabras, otras tantas de silencios
y algunas otras de olvido y esas, – señor mio – son las peores,
matan tan despiadadamente que te dejan vivo.

Y escarbas dentro, entre la ausencia y las heridas,
buscando esa fortaleza que todos dicen debes tener
y no encuentras sino soledad y abandono y abatido te dejas caer,
vencido sientes el frío del desamor calándote hasta los huesos
e inmóvil tu entumecido cuerpo se niega a avanzar
porque sabe que el único sol capaz de calentar esa helada melancolía
late en su pecho -Y qué léjos está-

Y solo quieres dormir,
necesitas dormir y no despertar hasta que el alma deje de doler,
anestesiarte mientras dura el recuerdo,
dormir y esperar al olvido durmiendo,
combatir el insomnio con el arma más letal
la inconsciencia, el coma profundo,
dormir y si el cielo se compadece morir durmiendo
o que por piedad, al volver, te diagnostiquen amnesia,
pero tampoco tienes tanta suerte.

Entonces el tiempo te obliga a levantarte, y no entiendes por qué insisten en que todo lo cura,
si al despertar del aturdimiento que te ha dejado su ausencia,
te siguen doliendo los faltantes,
como quien pierde una parte de su cuerpo y aún la siente,
ese amor mutilado parece palpitar donde habitaba,
tal vez es que el amor sigue ahí, quizá quién ya no esté seas tu.

Un día cualquiera te miras al espejo buscando respuestas e intentas sonreír, sucede que el despiadado tiempo te ha hecho creer que estás bien, que estás a salvo
y empiezas a decorar de poesía tu disfraz de olvido y de soledad
y logras mentirle a todos pero a ti no puedes engañarte, sigues ahí con tu maleta en la mano, parado en la misma ausencia, con rumbo hacia ninguna parte
y te sigue doliendo y cada letra que escribes duele como si te abrieran el pecho
y en vez de sacarte el corazón te clavaran un recuerdo, –y no mueres-
agonizas con la noche, con la lluvia, con la soledad
y te vuelve a sangrar la herida que te abrió para salir,
porque no se fue por completo.
-Todo lo hizo mal, hasta irse-
14
6comentarios 293 lecturas prosapoetica karma: 102

Arena

La larga playa
Sentando estoy
Entre miles de gramos
De efímera arena
Me recuerda
A nuestra sociedad
Miles de personas
Entre las calles
Entre las ciudades
Entre los países
Entre el mundo
Millones de personas
Pero se recuerda
Solo a un puñado de ellas
¿Qué las distingue?
¿Qué las hace especial?
¿Qué tuvieron que hacer
Para resaltar?
Quiero esos secretos
Quiero sus acciones copiar
Para que todo el mundo
Mi cara pueda recordad
Y poder ser un símbolo
Dentro de una comunidad
Hare lo que sea
Para no ser un grano de arena
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 82

Inmenso mar

Veo al horizonte
Solo hay tres tonos
Celeste del cielo
Blanco de las nubes
Un fuerte azul oscuro
Digno del mar
Belleza brutal
Inmenso y espectacular
Cuidado con sus entrañas
Si vas muy lejos
Sin dificultad
Él te tragara
Vida subacuática
Vida oculta
Vida misteriosa
Tanta diversidad
Y tanta por encontrar
Los misterios del mar
Solo los descubriremos
Cuando él quiera
Y es probable
Que siempre tenga
Secretos que se disolvieron
Y que jamás supimos
Que aquellos existieron
En el inmenso mar
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 86

Viaje

A través de mi ventana
Imágenes breves pasan
Quieto avanzo
Hacia mi destino
Maleta ligera
Consciencia pesada
Voy con esperanza
De descansar y olvidar
Y obviamente
Poder relajarme
Junto al gran y hermoso mar
Por la guía de cemento
El animal motorizado avanza
Solo es cuestión de esperar
Para a mi destino llegar
No lo llamaría huida
Tampoco escape
Creo que el nombre más adecuado
Es el de un buen descanso
Para tener paz
Tomar un poco de sol
Justo como un girasol
Y tener un poco de diversión
Sin ninguna preocupación
Vamos bestia motorizada
Ya quiero llegar a mi destino
leer más   
8
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 101

Ida

Te quiero
con todo mi corazón
te dije
Tu contestaste

Volteé
y ya no estabas
te habías ido ya…

pero vi que seguías aquí
al lado mío..

Decidí entonces
quedarme
acostado
un rato más

Me alisté
y fui a alcanzarte

Lisemelino
7
sin comentarios 86 lecturas versolibre karma: 23
« anterior1234