Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 23, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Como garras... #microcuento

.
Sentimos como el amor nos abrazaba entre latidos
y las almas se aferraban como garras
a la eternidad de nuestra historia
después de tantas vidas perdidas e imposibles
ahora nada podía separarlas… #microcuento

soundcloud.com/lola-bracco/entre-latidos-corto (Lola)

.
17
4comentarios 108 lecturas relato karma: 124

Sexta vida

No lo entiendes.

Subestimaba todas las ofensivas
de esos dioses mediocres.
En el Olimpo comentaban que ni todo el fuego del infierno,
ni toda guerra librada por los humanos
podrían con mi fuerza
tuve a Atenea rindiéndome homenaje
ni toda su sabiduría consiguió doblarme.

Hades me proclamó deidad de sus llamas,
abatido por mis garras
tuve el infierno hecho mi lecho.

Y en mis manos la licencia lícita de Poseidón
que en lo océanos podía dejar caer
de vez en cuando
alguna lágrima para poder camuflarla
como aquel que llora con la lluvia
para sentir menos su propia angustia.

Se equivocaban al darle el beneficio de la duda a mi fortaleza
los doce trabajos de Hércules
-y lo digo con certeza-
se hallarían entre mis tareas más corrientes
casi que sería Medusa quien me apartaría
la mirada.

“No das tregua”
me dice una de mis yo,
“no doy tregua”
me lo repito.

Pero todo el hierro de mi blindaje
parecía oxidarse
al ver nuestros ojos colisionarse.
Y mi lecho se tornó hielo
y nacía en mi lo que llamaban
miedo.

Y entonces no entiendo porqué no entiendes
que si algo de mí se volvió frágil
no fue mi imperio en ruinas
sino mi certeza dejando de ser certeza.

¿Todavía no comprendes?

Entiende que si mis ojos se asustan
es por tanta luz de pronto
y eso que cubrí mis adentros con oro macizo
la luz aún me asusta
tu luz me asusta aún más.

Me asusta tanto que ni consigo aguantarte la mirada
por si alguna de mis siete vidas
se ponen en riesgo
doce castigos venció Hércules
y tú en la primera prueba ya conseguiste flaquear mi aliento.

Y ya lo sabíamos
pero no lo entendíamos.

Tú sabías que todo aquello
que creías utopía
no era tan utopía
y yo sabía que todo el ego que me sostenía también se transformaba
en utopía.

Que la cuerda tensa poco aguantaría
que se rompería
que el deseo vencería,
que el apetito nos comería.

Y mirábamos hacia otro lado,
pero siempre acabábamos encontrándonos
siempre pasmados ante el antojo
ese maldito,
o bendito antojo de querer devorarnos.

Y ya sabes,
me quedan aún siete vidas
como para no sucumbir ante nuestros cuerpos
quizá muera mi firmeza,
quizá perezca mi ego
pero de momento aun me quedan vidas
por si nos apeteciera volver a vernos.

Entonces aguantándote la mirada,
poniendo en riesgo mi sexta vida
te pregunto:
¿aun no entiendes?
que después de vencer a todos los dioses
vengas tú y con solo mirarme
con solo relamerme
haces que me sienta una humana más,
con sus debilidades y flaquezas sin más,
que me expulsan del Olimpo
por rendirme ante una mirada
por entregarme a tu cuerpo.
4
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 41

Luz

En los veleros
de velas grises,
la música de los pies alegres
se vuelve luz,
y dispuesta a salvar vidas,
regala unos ojos
de dulce infancia
a cada mirada perdida,

a cada faz desfavorecida…..

a cada llanto de esperanza…

a cada vida llena de vida.




Hortensia Márquez (horten67)

Publicado en la Asociación de escritores solidarios 5Palabras. Las palabras son:

MÚSICA, SALVAR, VIDAS, INFANCIA, DESFAVORECIDA
22
19comentarios 131 lecturas versolibre karma: 104

Restos

La aguja del viejo tocadiscos recorría los surcos y la música le envolvía como una suave gasa acariciando su piel herida: “No pudo salvar sus vidas del desastre”.
Recordó su infancia, el olor a galletas recién hechas, a su madre pintando con harina su nariz, las risas de los dos abrazándose, y la tensión de ella al oír el ruido de la puerta cuando su padre regresaba a casa. Sintió un escalofrío y lo apartó de su mente. Una fotografía le devolvía la imagen desfavorecida de la que fue su familia. Entre sus manos un certificado de defunción: Muerte violenta.





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/09/01/escribe-tu-relato-del-mes-de-septiembre-i


Imagen encontrada en Internet
16
16comentarios 140 lecturas relato karma: 98

Con la sonrisa

.

Me fui
con la sonrisa puesta y más viva que nunca
me llevé la mirada ilusa y los pasos seguros
de esos que dejan huellas, me fui
con alma a mi lado siguiendo a mis sueños…

Mis sueños
que con tantos mensajes
durmiendo a mi inconsciente le hablaron
con memorias y recuerdos del pasado
queriendo encontrarlos
y mis sueños al fin
me convencieron…

Me fui sin nada
más que el boleto impago del regreso
si es que las huellas quedaban marcadas
me fui cantando, caminé sonriendo…

Y no sé si se cumplieron aún mis sueños
pero aún no regreso, sigue pasando el tiempo
y me sobran caminos por donde se escapa mi alma
feliz de mis vidas, y yo la persigo, porque ella cuando ríe
siempre me contagia…

soundcloud.com/lola-bracco/con-la-sonrisa-puesta (Lola)

.
14
sin comentarios 121 lecturas versolibre karma: 94

Tres vidas

Tres vidas en cada estación
para los amantes de los trenes a deshora.

Encuentro sin búsqueda
como el mágico hallazgo
de una caracola ermitaña,
a la orilla de un mar tardío
y desesperado por pleamares.

Tres vidas cada día
en cada cópula sintáctica
entre panes gramaticales
y escobas activas.

Crece el tiempo y el aliento
se desvanece el miedo a la sequía
hembra, hombre y hambre,
mendigándose con descaro
lo que se llevan a la boca.

Tres vidas bebidas y servidas,
un ágape incondicional
donde lo indómito es invadido
y lo violento es coreografía.

En este mundo pequeño
de distancias faraónicas
arden lirios de agua
ajenos al prodigio.
conscientes de sus tres vidas.
18
6comentarios 161 lecturas versolibre karma: 87

No quiero ser Humano (el mal)

El mal, el que habita en mi en ti, en los hombres, ese mal
que indefectiblemente baja por el cordón umbilical
y nos corrompe aún nonatos.
Ese que fecunda la sal de la tierra con la que nos alimentamos,
aunque se esconda en el fruto de la vid y la carne del cordero.
Ese mal que anida en nuestra carne y la pudre poco a poco,
barre de nosotros de unos más que de otros
cualquier atisbo de inocencia, condenándonos al absurdo.
Al surrealismo de ver cómo niños famélicos mueren de hambre mientras
degustamos las viandas de nuestra mesa
y tiramos las sobras a la basura con total impunidad.
Ese que nos lleva a una guerra civil como meros espectadores
de un partido de fútbol. Ese que ha equivocado nuestros objetivos
como seres humanos, y nos obliga a decidir
entre salsa rosa o gran hermano.
Ese que nos lleva a matar a nuestras mujeres a martillazos,
obligarlas a prostituirse, sacarlas de sus países
para que vivan un infierno como esclavas sexuales
y no puedan no denunciar su situación
porque en el otro lado sus familias corren peligro.
Quiero borrarme de hombre y convertirme en un delfín
o en cualquier otro ser.
Porque ser humano entraña una dificultad y unos valores,
sino no somos más que audaces carroñeros
asesinos devorándonos unos a otros y a nuestro planeta.
leer más   
13
5comentarios 140 lecturas prosapoetica karma: 88

¿Y tú que harías?

Una vida para amar,
otra para odiar,
la tercera para leer,
la cuarta para viajar.

La quinta para escribir,
la sexta y la séptima,
para amar otra vez.

Lo que haría con las
siete vidas de un gato.

@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
13
11comentarios 249 lecturas versolibre karma: 72

Talía de carne

Mirla camina sabroso por la calle
con ese tumbao de las morenas de oriente.
Lleva en la piel tatuada la flor de la canela
cuando sonríe se ilumina todo
con ese cerco perlado
de perfectos dientes.

Mirla te mira con esa mirada
que atraviesa el cuerpo, nítida
tiene la extraña habilidad
de leer las formas de adentro
te sabe, te adivina.
Nada se le escapa de reojo...
pero de frente es un ojo al tiro
y si por alguna razón fallase,
es porque lo ha hecho adrede
escudada bajo la premisa
de la segunda intención.

Mirla es como una delincuente
de cara amena
esa, que saluda a todos
con una sonrisa de equinoccio
ese Sol que calienta
y que espanta al frío
pero aún así no quema.

Cuando habla en serio
sus ojos parecen que ríen
junto con su boca de pumarosa
cuando lo hace en broma, es igual.
Nunca puedes enjaularle
la mirada burlona
siempre se te escapan
ese par de vivarachos
de aceituna amarilla.

Mirla...
Mirla es una Talía de carne
de cuerpo sereno
bien plantado
que juega y se desliza
como en su propia fiesta
que nos manipula
escabulléndose en un degradé
de negro malva
como de sangre manchada y sucia
entre las hojas rojas
de unos pámpanos de fuego.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
12
2comentarios 164 lecturas versolibre karma: 108

Dicen

Dicen qué hay vidas que no lloran ni sienten no ríen ni miedos conocen, parecen silencios que hacen ruidos en noches de humo viviendo momentos en cuartos oscuros que borran recuerdos de amadas sin nombre, sin piel.
Dicen qué hay vidas que el viento aviva y solo logra secar los labios y agrietar la piel que solo añora la humedad de aquel día que al verte sintió.
leer más   
16
sin comentarios 120 lecturas versolibre karma: 117

Piel dormida

Profeta y mago
que predices el dominio
de tu encanto
sobre esta piel dormida...

Con tu beso
asaltas la noche
y del relámpago de tu boca
se quiebran la sombras;
penetras ahora
la trémula estrella
víctima de tu sigiloso paso;
la que sabes tuya
y le reclamas pertenencia.

En el insomne palpitar
al fin obtiene recompensa
el desfallecer de tus anhelos.
Somos como aquellos desesperados
que se llamaban en silencio;
que se encuentran hoy
en el laberinto de sus cuerpos;
que se dicen todas las palabras
que por deuda se arraigaron...
Aquellos palpos serenos
a los que en sus sueños de fuego
y su lecho de rosas,
el deseo en descaro
presto les aflora
y en los secretos tácitos
de Lunas pasadas
encuentran tiernas sus razones perdidas...
y se pierden en las caricias
que desde siglos
les aguardaban.

Arribas y descubres
que el letargo de la tímida zarza
se devora
al sonido de tu voz...
que las cuerdas del arpa
se tensan
para interpretar
infinitas melodías de tus manos.

Ves que el paso
de mis columnas
pretende ser, solo por ti andado...
Que la hiedra del olvido
es en realidad
dulce miel
destilada de mí
al libar de tus labios.

Serás siempre
permisiva y voraz ansia
que consuma mis remansos,
cada vez que al ocaso
te disfraces de alba
y asaltes de nuevo
la nocturna alcoba
de esta, tu trémula estrella
que por ti solloza;
que por ti espera,
al palidecer del día;
al palpitar de tus dedos,
al roce de tu abrazo...




Yamel Murillo



La muerte perdida en el laberinto©
Caleidoscopio©
D.R. 2013
leer más   
13
8comentarios 171 lecturas versolibre karma: 117

Alma

Simplemente, desgarrar con caricias el alma
hasta que nos grite al escapar de nosotros
que no somos, quienes fuimos, y si este el camino
por el cual ella debe seguirnos…

No eres nadie, ni yo, no somos
siquiera la sombra de otro
si no podemos simplemente
y sin falsas expectativas, ser
el alma en nosotros…

Y no hay nadie que sepa
más que nuestra alma
esa que ignoramos
y nos implanta
de otras vidas
su pasado
para continuarlo
para ser mejores
para acabar
su eterno calvario
de buscar…

Y es la cruz de las almas que regresan
nos besan la frente junto con la vida
llora con nosotros al primer respiro
y ríe, y ama, y sufre cuando desviamos
su búsqueda en otros labios
que no fueron su pasado
que no son los buscados…

Y si, y no, quién soy?
entre tantas reencarnaciones
y tantos perdidos amores
a veces siento
que este cuerpo no me pertenece
hasta que me encuentro y abandono
en desconocidos con amados ojos
y es, y soy, entonces de las vidas un todo
donde mi alma se abraza…

Simplemente ser
y amar con cuerpo y alma
porque ese es nuestro karma
porque sin amor, no hay nada que subsista
y la tristeza será reina, esclavizando a la risa…

Yo soy alma, reciclada
y a veces no me escucho
y me escapo, pero siempre vuelvo
porque necesito también de esta vida
para encontrarnos amor
para ser y eternamente acompañarnos… (Lola)
19
10comentarios 360 lecturas versolibre karma: 111

Vivir vidas

Tan solo tengo una vida
que se consume en la hoguera
encasillada en un mundo
con un corazón y un destino

Quisiera vivir en otros ojos
y vestirme de sus secretos
embriagarme de otras pieles
y caminar con sus pies

Bucear por el cauce de otras venas
en barcos que pesquen historias
atracando en cada puerto
envuelta con sus mareas y calmas

Quisiera vivir tantas vidas
como gotas tiene el mar
como estrellas la gloria
y tan solo después
que me busquen los sueños
leer más   
12
18comentarios 259 lecturas versolibre karma: 100

Tantas vidas

Tantas vidas mi Cielo
tantos cielos sin vidas
tantos mundos ajenos
tantos ajenos y nuestros…

Tantas vidas robadas
queriéndolas para eterno
ese eterno tan incierto
que a veces quiero vivir
y morirlo,
al maldito y esperanzado
eterno…

Tan sólo por conocer
conocer y poder creer
creyendo que podemos ser
que hay, si que hay, un futuro
más allá, muriendo por vivir
y más muriendo de amor…

Y morir es a veces deseo
otras, mueres por senti
un instante de ese amor
ese que nos juramos
y no podemos perder…

Y parece tan parecido
morir por vivir sin ese amor
que te deja en el limbo y perdido
entre el cielo, tierra e infierno…

Y tantas vidas sin soñarse
sin la ilusión del después
de grabarse en las miradas
esa historia tan deseada
para encontrarla con el alma
después de nacer, y nacer…
(Lola)
16
12comentarios 259 lecturas versolibre karma: 97

El año que cambió nuestras vidas tiene un aroma marchito

El año que cambió nuestras vidas tiene un aroma marchito.
Sus olores se fugan de las memorias inéditas bajo la sombra de su propia desgracia que desfila de noche todo el tiempo.

Sobre sus ecos se palpan las palabras que mueren despacio.
Ya nada las cubre de los rayos de la desesperanza que se vence in mesurada a la primera idea de un movimiento.

Sobre un montón de momentos que tiemblan por sus propios momentos.
Vas recordándote los buenos tiempos, aquellos segundos por los cuales ya no te estas mintiendo.

El año que cambio nuestras vidas tiene un aroma marchito.
Respira profundo y serénate.
Ya no absorbas todo lo que te entrega el destino.
Este baila contento sin importarle un comino tus tristes pensamientos que solo a ti te agobian.

Desafía con desenfado y desdén los caprichos trazados al vuelo.
No te menosprecies más e imagina que lo estas haciendo de nuevo.

Poesía
Miguel Adame Vazquez
18/06/2015.
4
sin comentarios 282 lecturas versolibre karma: 7

Entelequia infinita

Rastreé parajes escarpados,
nebulosos y afines al tártaro.

Ululé hallar tu abrazo
en estereoscópico llanto.

Trasegué mis deseos
en falaces sucedáneos.

Intenté hallar paz
en un rastrojal.
Y perdí mis abalorios
en una acequia nauseabunda.

Y sólo sé que:
Es tu mirada
la dádiva que anhelo.
Es tu sonrisa
la endorfina de mi vida.
Entelequia infinita
en pasión adscrita.

Marisa Béjar.
leer más   
3
sin comentarios 188 lecturas versolibre karma: 45

Espectros de otras vidas

Hay un error. Yo sé lo que ven tus ojos; los míos sólo se dirigen al mismo punto sin salida. Un laberinto del cuál no tengo memoria de llegada, sólo una voz junto a la mía y todas esas horas que nunca estuvieron perdidas.

Tal vez fueron las circunstancias, las tuyas y las mías, pero sin querer nos encontramos construyendo nuestro propio karma. Nuestro mal necesario, un escape extraño. Extraño porque no sabíamos que lo ansiábamos tanto. Quizás, un espectro de otras vidas. No lo sé. Hasta hoy, y ¡ha pasado tanto!, sigo preguntándomelo. ¿Qué sucedió, desde cuándo sobrevivimos con este lazo?¿Tiene un extremo sin rompernos? ¿Alguna razón falta de lógica? Hubo un día en que eché mis culpas al olvido esperando se cubran de polvo y poder brindarles una piadosa oración. Luego, me hice todas las preguntas e intenté con todas las respuestas abrir el cofre y no, no tuve la bondad de la iluminación. Y acá sigo, con mis ojos puestos en tu sombra para saber que respira. Y tampoco lo lamento. Podría ser parte de nuestra sólida construcción.

Fuimos pegando ladrillos invisibles sin imaginar que en realidad nos estábamos armando sin planos, sin reglas, con falsas escuadras. Cubriendo todas las posibles ventanas, tapiando las puertas. Tratando de mantener los cimientos a base de fuerza y voluntad.

Sin embargo, y con las uñas, diseñamos un jardín. Uno bonito; uno donde todo florece a nuestro alrededor. Con aroma a nosotros sin nosotros. Con nuestro calor y muchas clases de amor, con el corazón a media asta, pero sin alma. Y es ahí donde no estamos. Y creo, que jamás vamos a estar. No es un tema de fe, esa nunca falta, es por algo más y tiene que ver con todo lo que todavía no adivino.

Quizás, al dejar a un lado las preguntas y al otro, todas las posibles respuestas, el sentido común desaparezca y se haga la luz. Quizás. Y es que ni siquiera queríamos un hermoso castillo en al aire; no obstante, a la vista están las ruinas.
leer más   
3
sin comentarios 244 lecturas prosapoetica karma: 33

Agradecimientos

Desde mi profundo ser, quiero homenajear a las

Mujeres y Hombres, que dieron parte de sus vidas dedicada a los demás.

Esos seres con mentes y fuerza física, capaces de darle la vuelta a lo negativo
transformando la vida en un positivismo lleno de amor y ternura. Buenos, comprensivos, ordenados, paternales, hábiles, alegres y generosos.

Son humanos que llenaron las horas de felicidad a los otros y con ellos se desarrollaron
abriendo caminos de bondad y entrega.
No depende de la posición social, ni de la educación recibida, ni siquiera del color político, sale por naturaleza evolutiva proteger y cuidar los seres vivos.

A todos ellos los maravillosos limpio y puros de cerebros sanos y transparentes.
Elegantes, inteligentes, previsores, voluntariosos, constructivos, activos y fuertes.

Los días son con vosotros llenos de luz y las sombras las desterráis al abismo del mayor agujero negro existente. Transigentes, altruistas, valientes, sociables, batalladores, austeros. Las flores han crecido alrededor vuestro y yo os amo, porque dejasteis en todos nosotros vuestro perfume. Expresivos, sentimentales, emotivos… ¡Gracias por existir!
leer más   
3
sin comentarios 133 lecturas relato karma: 35

Reclamando Libertad

Los buitres revolotean en las cumbres desde siempre,
buscando la carroña podrida
despojos, desechos orgánicos de carne muerta.

Dicen de aquel pensador, que no hay huevo sin gallina, y de un trueno sin relampago, llegando la lluvia.

Dudo tanto de la muerte, como de la vida, no decidí nacer y hoy tampoco como morir.

Si veo la mierda y la huelo, doy un rodeo, pero desde siempre cómo flores y cardos burriqueros sin sabor.

Dímelo tú que lo sabes, cuando fuiste llegaste, y hoy vuelves vacío lleno de aire fresco, en una botella negra, para que no le entre el sol.
Tan delicado contenido, para tan alimentos frágiles, ni ún placer, ni ún sentido, ni tan siquiera un alarido de dolor.

Orgánicos desechos podridos de cuerpos inertes,
que yacen
pidiendo justicia
a seres sin vidas
reclamando
Libertad.
leer más   
5
sin comentarios 83 lecturas versolibre karma: 77

Auto renunciación

A ras del pavimento,
se ve mejor la favila
de los que quemaron
su piel de palabras.

Quedaron los entes,
sus trifulcas internas,
encayados, inefables
prenautas del pensamiento.

Temelos, compadece
sus viajes de riesgo
sin vacuna ni mapa
ni amor ni tregua.

Arden sur carnes
mas vivamente que el resto,
y sus penurias son
las de la interperie.

A veces vuelven,
como el fénix,
siempre graves,
afónicos.

Ojos arrasados
por la batalla
que no hablan,
de amor a veces,
de vidas pasadas.
2
1comentarios 75 lecturas versolibre karma: 18
« anterior12