Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 25, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Sediento

Entre las corrientes de agua
nos encontramos...


Con tus velas pintadas con el
color del deseo, navegabas
sin rumbo alguno.

Solo querías a lo inesperado
ser puntual.

Timoneabas con desatino,
con el alma seca, anhelabas
llegar al lugar donde beber
y encontrar tu destino.

Las voces, risas y miradas,
te rodeaban, mas no
te abrazaban.

Querías sentirte
amado.

En tu camino, una gotita solitaria
cayó, gotita de fulgor, que sació tu
sed, porque estabas sediento...
Sediento de amor.


Letizia Salceda,,,
leer más   
17
16comentarios 100 lecturas versolibre karma: 95

El llanto del silencio (Alegoría)

Como rocas desprendidas
de un desgajado acantilado
las lágrimas del silencio
se desploman pusilánimes
en inédita páginas,
de eternos días,
que naufragan extraviados
en un tiempo sin memoria.
Agazapados fantasmas,
cómo apocalípticos espectros,
deambulan irónicos
en las deprimidas calles
y moradas,
ahuyentando sus voces
hasta el limbo
de mustios abismos.
Clama nostálgico el silencio,
con su paradógico llanto,
el retorno
de sinfónicas atmósferas,
el despertar del afónico letargo,
la agonía de la barahúnda confinada,
el desuso de molestos tapabocas
que ocultan el amanecer
de una sonrisa,
o contiene la estela melódica
de un canto,
o el bostezo de un hastiado morfeo.
Crece la angustia del silencio.
El reloj de sus jornadas
alarga el drama
de su protagónico rol
en el teatro de los lamentos.
Añora el bullicio
de la selva urbana,
de su nefasta contaminación acústica,
del trajinar de acelerados pasos
retumbando en las atestadas aceras,
de los humeantes y estruendosos
escapes de vehículos
circulando
en las carpetas hidráulicas o
en los vetustos asfaltos carcomidos.
Su espera contagia
la candente lava humana
ansiosa de erupcionar
de sus volcánicos hogares.

El silencio eleva plegarias,
invoca al odioso ruido,
movilizaciones comunitarias,
normalidad sin descuido,
prevenciones sanitarias.
evaluar lo acontecido.

Autor:Profr. Mucio Nacud Juárez
( Mayo 2020)
Derechos reservados
leer más   
14
18comentarios 143 lecturas versolibre karma: 98

Miles de voces que gritan en silencio

Esta noche la ansiedad invadió mi cuerpo
la zozobra inundó a la barca del equilibrio
la serenidad sosiega perdió su paso,
no me avergüenzo de decirlo.

Me faltó el aire
el corazón latió con desenfreno
los ojos imploran tener una órbita
que los lleve a no perderse en el llano de un horizonte.

Quisiera salir corriendo sin detenerme
salir del precipicio de mis propias lamentaciones,
mis lágrimas son fáciles y testarudas
como un acantilado sin fondo que se derrumba poco a poco.

No encuentro la salida,
el amor propio no conduce
a los campos fértiles de la dicha
odio por no querer amarme.

Parece como si los años
se acumularán uno tras otro,
me gusta estar solo
rodeado solamente de nadie
es como si quisiera arrancarla a pedazos
la memoria que sabe a tortura.

Esta noche mis ojos negros
no cerrarán la puerta de los sueños
serán dos heraldos que vigilan la luna
para que no desborde a el tiempo.

Quisiera dejar que la cólera y el odio
destruyeran todo lo que me ha dañado,
no me avergüenza poder gritarlo
somos unos magníficos actores del día nuevo

Moribundos hacedores de historias nocturnas.
Esta noche la ansiedad invadió mi cuerpo
las plegarias se unirán en coro
a las miles de voces que gritan en silenci


Poesía
Miguel Adame Vázquez
17/12/2016.
14
2comentarios 324 lecturas versolibre karma: 51

Horror enquistado

Mi cama es un cenagal con voces cavernosas:
un cubículo fantasmal,
donde el amor
espera almidonado
huir del horror enquistado.
Mi vida quedó destronada,
como alud en costa soleada.
Exangüe ilusión caduca y soterrada,
que fragua lenta en voz ahogada.
Mi cama es un brezal arácnido
con encuentros feroces
en falacias de pasión:
donde el amor quedó orillado
y el horror enquistado.

Marisa Béjar.

Foto tomada por mí a de una de las gárgolas de la Catedral de Notre Dam, París.
leer más   
9
4comentarios 110 lecturas versolibre karma: 59

Ruido

Zumbido. Te veo pero no te miro, te oigo pero no te escucho, te toco pero no te siento. Estoy a miles de kilómetros de distancia.

Letras, avatares, palabras, personas, voces, caricias. Ecos. Ecos de vinilos.

Se entremezclan, se empujan, se pisan. Demasiado deprisa, demasiado caos. Te sonrío. Por un instante, no me distraen.

Se dispara otro zumbido. Te respiro pero no te huelo.

Desisto. Doy media vuelta pero me acompañan. Letras, avatares, personas, voces, caricias.

No consigo concentrarme. Me deslizo por las letras, avanzo las páginas. Pero no leo. Escribo. No digo nada.

Te hablo pero te miento.

Quiero olerte pero no atino a distinguir tu perfume. Estoy lejos. Quiero hablarte pero el ruido separa nuestras voces. Intento tocarte.

Te palpo pero no llego a acariciarte.

Otro zumbido. Desconfío.

Destapo las letras, revivo los avatares, recreo las palabras, subo el volumen para escuchar las voces, me acarician los ecos.

Me voy.

Zumban victoriosos.

Te conviertes en eco. Otro eco de vinilos.
5
2comentarios 122 lecturas prosapoetica karma: 42

Escuchando otra voz

Hoy contemplamos distinto,
Otro se ha encargado de dar instrucciones,
Ha llegado el vidente
Que nos dice cual destino viajaremos.

Nos dicta un salto al precipicio
Da un empuje a seguir hablando de esto
Como respuesta a la poca creatividad
Que nos perseguía sin darnos cuenta.

Nos empuja a la auténtica soledad,
Una que nos lleva al aprendizaje.
Hago una pausa y pienso
Que no quiero seguir aprendiendo,
Una de mis personalidades está cansada.

Quisiera quedarme en la ignorancia por un tiempo,
Pero el corazón habla,
Hace un tiempo que le fabriqué una boca y orejas
Para que me escuchara y aconsejara,
Pero está tan confundido como quien escribe,
Nos dice que tampoco entiende
Algunas cosas que nos pasan.

¿¡Quién habla!? – Pregunté con desesperación –
El viento sopló hasta aturdir los tímpanos,
Resonó, le puso fin a esta queja
Que salía de la boca,
Dando un quehacer a otras profundidades,
Otros textos, mirando a otro foco,
Uno interior, con poco reconocimiento.

El susurro que se ha encargado
De elegir los destinos,
Hoy es otro,
Más claro,
Delgado y distinto.

¿Quién habla? – Pregunté sin hablar.
8
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 83

Voces

Voces calladas, voces que gritan,
voces absurdas en el murmullo,
voces que alegran, voces que matan,
voces perdidas tras el barullo,

voces valientes, voces cobardes,
las que se estancan, las que maldicen,
voces temidas, voces amadas,
las amargadas, que sobreviven,

voces y voces tras la ventana,
miles de vidas que entre palabras
pierden la fuerza, ganan batallas
buscan condenas, voces que salvan…

Pero yo prefiero la voz del alma,
la que me calma, la que no miente,
la que me salva cuando me escribe,
quien solitaria, siempre me entiende,
la que me mata…y me revive.

(De "Cuaderno de poesías" laciudaddelasnubes.com/category/cuaderno-de-poesia/)
12
sin comentarios 102 lecturas versolibre karma: 115

Em voldria fondre

Vergonya calenta, freda, fosca
Temor immens, feroç, fastigós
Inseguretat corrosiva, relliscant, crua
No em miris, que em faig petita

Estic condemnada?
S’ha fet ja el judici final?
Encara no escolto el cop del martell
repicant contra el meu cap

Mirada culposa, bullent
Pulmons bloquejats, vermells
Pit suat, pell i cor en punta
Si em mires més, desapareixeré

Ja s’hi ha dictat sentencia?
La tinta em crema els dits
La consciencia em bull
Em podria morir de por

Nena, sóc un fracàs
Em voldria fondre
leer más   
6
3comentarios 172 lecturas catala karma: 74

Esperança blava

La sorra cau amb força
No la pots sentir
relliscant pel terra?
Glops de sorra mullada
que impacten com bombes

I l’alè que es congela?
No el pots veure
trencar les finestres?
Vapor blanc com l’escuma
que et baixa pel cos

No la sents?
No la escoltes?
No la notes?
És la llei del pare
que ha dictat sentència

La sorra cau congelada
No la pots sentir
relliscant pel terra?
Vapor i escuma blanca
que impacten com a sospirs


I l’alè que es fa bomba?
No el pots veure
esclatar les finestres?
Aigua vermella com la sang
que et baixa per la boca

Sigues flor
Sigues deessa
Sigues idea
Sigues carn
Trencada estàs millor, diuen

Però no ho faràs
Perquè tu ets
muntanya, ferro i arrel
Perquè no estàs sola
i la seva llei no va amb tu

Perquè ets lliure i et pertanys a tu
leer más   
4
sin comentarios 177 lecturas catala karma: 61

Renacer

Renace mi alma entre sus recuerdos guardados
en su baúl vacío de voces y viento, y tan lleno de sombras y silencios
donde nos refugiamos del amor, ése que el tiempo sin preguntar se llevo…

Y renace muerta de frío, sedienta de abrazos, con hambre de besos
esos, que guardé conmigo en un mismo recuerdo para mi soledad…

Y en mi desnudo de ahora, respiro en presente
vistiendo metáforas ausentes, aún sin abrir los ojos,
y deje entrar al fin la luz que ilumine un futuro
y me puede ver sonriendo, en él…


soundcloud.com/lola-bracco/renace (Lola)
.
19
4comentarios 155 lecturas versolibre karma: 117

Sin punto final

En medio de mi silencio
hay susurros;
oigo voces que gritan
mi nombre
y me piden clemencia.
Yo quiero borrarlas
de mi mente,
escribo, sigo escribiendo
hasta que la última letra
sucumba sus palabras.
El insomnio llegó sin avisar
y yo le abrí la puerta;
dejé que me abrazara
hasta calmar mi sed,
pero el desasosiego
es como un piano
que no deja de tocar.
Vientos de madrugada
están en mis oídos
y yo sigo escribiendo
este turbio poema
sin punto final.

Segundo poema de la serie: El diablo de los poemas.
19
14comentarios 133 lecturas versolibre karma: 97

Pintando sueños

Un mural decoraba la pared del patio del colegio. Imaginar que podía correr por campos repletos de tulipanes mientras las hadas le miraban desde la pintura, era su pasatiempo favorito.
Viendo a su madre corrió a su encuentro, y abrazado a sus piernas, suplicó: - Ven, tienes que ver algo maravilloso.
- Siempre dices que quien no lucha por sus sueños es un perdedor. ¿Oyes sus voces? ¡Mami, son mis sueños! ¿Qué debo hacer?
Observando los dibujos acarició su rostro. - Ve por ellos, cariño.
Una explosión semejante a una supernova iluminó todo. Por fin estaba dentro atrapando sus sueños.



Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/03/31/escribe-tu-relato-de-abril-i-xenia_rambla


Nuevo mural del colegio Peñalara de Collado Villalba
22
25comentarios 548 lecturas relato karma: 104

No me olvides

.
No me olvides, aunque sea tarde
aunque la noche no permita entre sombras
encontrarnos, y entre voces familiares tratar de escucharnos
no olvides despedirme el día, antes de partir…

Partir de nuestro mundo que reparte las distancias
los horarios, y en el medio las montañas, mares y ríos
que nos cambian su clima para sentir el frío de la lejanía
o del calor hacernos vernos desvestir…

Esa bendita geografía de los cuerpos hechos mundos
para recorrer con caricias, con miradas para encontrar
en sus cuevas el amor secreto, el tesoro de cada vida…

Escribe tus letras sin juicio
esas que perdieron hace tiempo su sentencia
por escapar a la locura, por regalar su alma al diablo
porque la otra vida paralela es el limbo de su infierno
sin morir…

Y no olvides escribir tu parte de hoy
y un borrador para mañana
por si tu conciencia no te dejara con razón
volver a salir…

soundcloud.com/lola-bracco/no-me-olvides (Lola)

.
16
4comentarios 118 lecturas versolibre karma: 93

Sinfonía ( soneto 6)

Sinfonía de aromas en mi cama,
en noche de apacible y triste sueño;
ligera brisa de un tiempo sin dueño,
memoria de un amor que me reclama.

Sinfonía de besos en mi boca,
que en alboradas luces me sonroja;
atrapada por su miel me despoja
y me funde en el fuego de su roca.

Un concierto de voces armoniosas,
diligentes censuran mis errores,
en lagos de mi mente procelosa.

Escarban sin piedades, sigilosas,
se sumergen en pálidos licores
bebiendo sorbos del agua viscosa.
13
7comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 95

Aire que ahoga

Aire podrido
Penal de voces secuestradas
Jaula de palabras confiscadas
Aire insano, aire herido
Oteador de alfombras
tejidas con cabezas agachadas
Capataz de sables
que penden en lo alto
y aguardan cuellos que emergen
gritando libertad
Cómplice de cuchillas
perseverando en la penumbra
esperando emboscadas contra alas
que se elevan desde el suelo
Guardián de gritos mudos
que sangran en la tarde
tiñendo de rojo solo el cielo
Anunciando una noche infinita
de silencios implantados,
de palabras sepultadas.
¡Cómo aprietan las cadenas
del que se muestra desnudo!
¡Cómo ahoga este aire impuro
de vetos y de barreras!
¡Qué arma tan eficaz es el miedo!
¡Qué vacío tan inmenso sin tu voz
sin mi voz, sin nuestras voces,
sin todas las voces inhumadas!
¡Qué seca está la tierra
que reposa sobre ellas!

Alicia Fdez.
leer más   
7
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 51

Voces

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

No sienten los golpes.
Se acurrucan en la niebla
sin dejar de sonreír.
Languidecen irguiendo su desasosiego.

Rebotan. Se comprimen.
Señalan con un dedo adormecido,
tratando de mostrarse naturales.
Felices a su manera.
Miserables a su manera.

Juran desconocerse. Esperan comprensión
al fondo del abismo. Los
mapas de la noche se
desangran desde que el hedonismo
es la ideología dominante.

Voces desde la penumbra
de una lata de tomates,
que pretenden refundar por
completo la sociedad ofreciendo
un lago artificial en cuotas.

Voces que relinchan sus
recientes adquisiciones.
Como bocinas hambrientas,
entre alambradas
heladas de frío.

Voces de interrogatorios y estampidas,
voces boreales,
de arribistas anticuados,
opacas, desteñidas,
voces de incendio y espuma.

Adversarios de bolsillo,
aúllan como lobos
buscando un recoveco
de gloria indigente.

Voces que sostienen que toda
alegría es, a su modo, irresponsable.
Trágicas y majestuosas, arrugadas,
dolorosamente deslumbrantes.

Voces de clandestinas detenciones
y luces estroboscópicas,
voces de barricada, de pólvora,
de alfileres y estampidas desgajadas,
voces de eudemonismos astillados.

Golosas de murmuraciones nacidas en
bocas de niebla, que ocultan su
ideología, su barbilla y sus
eclipses debajo de la corteza
de un grito de socorro.

Vendrán otras voces,
con ladridos completamente
claros y un objeto de deseo
más productivo y a lo
mejor menos obstinado.

Con tonalidades que
aprisionen la plenitud
del tiempo.

Y que resuciten en laringes
que abracen los sonidos
de otros cielos.
5
sin comentarios 98 lecturas versolibre karma: 72

Cuerpo, alma y espíritu

Torrentes de lágrimas
fluyen desde el alma
hasta ahogar
el espíritu.
El desaliento
está impreso en el subtexto
de toda alocución.
¿Ser abatidos por la depresión
sellará el final?
¿Contra qué o quién se lucha?
¿El enemigo existe
o se crea?
Las voces
—del cuerpo, los sentidos;
del alma, la razón;
y del espíritu, la conciencia—
siguen en pugna.
6
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 63

Voces

A veces las veo, mañanas abiertas
Una madrugada pasa lenta
El ocaso no supera la tormenta

A veces lo advierto,
sabio esclavo en su desierto
Las miradas que se clavan en el techo no son mías,
voces veo
Cuatro hay en mi cama,
tan distintas, tan opuestas,
una nocturna y siniestra,
me susurran al oido "miedo al tiempo",
me susurran que se agota ya mi tiempo.
Yo sin miedo,
por dentro, hasta me alegro,
que de ésta claridad sin Luna consiga escapar a éste momento
leer más   
8
3comentarios 33 lecturas versolibre karma: 94

Prohibido Pensar en Lugares Públicos

Llueven las voces infinitas de noche y de día
La lluvia de garúa a tormenta crece envilecida

Los árboles quiebran los manzanos las peras
Las flores marchitan aplastadas ahogadas
El sol de la pradera azul oscuro se convierte

La tormenta de garúa a diluvio continúa molesta
La tormenta de garúa a diluvio continúa miedosa
Cuenta las horas las historias y los problemas
La tormenta serena de pensamientos concretos

El diluvio ha terminado en campos obtusos de cal y plomo
Sin flor ni manzano ni pradera
Plomo azul
¡Silencio! Silencio… Silencio.

De voces la tormenta ha cesado

La tormenta de gota a gota
salpica de nuevo susurro y consejo y canto y grito y ruido y… tormento.
leer más   
5
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 59
« anterior12