Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 14, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Vieja aguanieve... (Dadaísta)

VIEJA AGUANIEVE
(( Dadaísta ))

Corre con los párpados del viento
acorralando al ojo sediento
en los árboles sudorosos y asustados
desnudando la noche que se filtra
en los sueños ahogados con lluvia
masticando los collares del humo
en la primer esquina indiscreta
un pirata afeita sus estrellas
con el aceite impostor de artimañas.

Todo el ruido dibuja esa sombra
del hielo nervioso anudando el insomnio
de la seda en los dedos crudos
fumando la seguridad sin zapatos
desenterrando la nostalgia yerta
intérprete inexperto del placer volátil
como el camino come unas sandalias a lo lejos
y desgrana el trigo un pan que huye gracioso
sonriendo pensativo en los bolsillos del cadáver.

Un puente pinta escaleras
y el miedo mira amarillo la espuma
no sin antes fabricar esperanzas
al hueso condecorado con pañuelos desenfrenados
aterciopelando cada latido picudo
en la entrada triangular ilusionada con la humedad
del polvo seductor de las guadañas ideales
donde el nido alimenta cada luz distraído
entre la mata y la meta se mete animoso el botón
y acompaña los pliegues erectos del suspiro
al despernancar el tornillo ensanchando el jarrón
bajo la mesa sin hambre y la falda de un volcán
con la adustez desabrida opulenta en el sillón.

Y luego se queja con el único fin de ser ignorada
la espina estrangulada por sus pálidos reflejos
en la falda que sostiene la cerradura
sin esperar carne nueva
en el mero juego de la cercanía perdida
del escarabajo en traje antiguo
como el mar se agita entre las olas
voluptuosas del impulso congelado en la arena
y coloca la espalda en las nubes
cargando lácteos recuerdos a los relojes
en la unidad del precipicio
tan tibio en el pasado con su azul pudibundez.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y la imagen.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=23617 © Latino-Poemas
leer más   
17
10comentarios 80 lecturas versolibre karma: 95

Los zapatos con falla

(Dedicado al autismo de Ágata que inspiro esta historia)


Pero qué desgracia Señores! Que miserable y hostil desgracia!
Luego de unas horas de felicidad, se me acaba de despegar la suela del zapato. Hasta se me ha hecho un agujero en la punta y puedo ver asomado con evidente pudor mi dedo gordo.
Y eran nuevos, señores! nuevos!
Recién comprados...Hara cosa de unas horas que los acababa de comprar.
¿La boleta? La tire. Ya se, que sin boleta no tiene cambio. Ni rogándole a todos los santos me lo cambian o lo que seria mejor me devuelven mis pesos.
Pero querida, que iba yo a saber...Que semejante belleza viniese estropeada o mejor dicho o mas dolorosamente mejor dicho con una
falla, esta tremenda falla que ni el mas conocedor de zapatos se hubiese podido dar cuenta a tiempo y detectarlo. O quizás, capacitar al personal de la fabrica de zapatos para detectar "la salud" de futuros zapatos fallutos y así evitar que pobres imbéciles como yo se arruinen la vida. Pero, usted dirá..Son unos simples y comunes zapatos..Nada del otro mundo...A muchos les pasa. Si, ya se pero no es lo mismo..Uno nunca entiende el dolor de los otros cuando ve sus zapatos rotos o como en mi caso fallado. Pensamos que nunca nos va a pasar...Comprar un zapato con una falla...Quien lo iba a decir? La peor inversión del mundo.
Quien iba a decir que yo con esta gran inteligencia que Dios me dio, con aquellas virtudes que me son propias, y que a mas de uno dejan admirado, iba a tener un zapato fallado. Un inútil zapato. Porque ni es zapato ni es basura. No es. Directamente no es nada. Porque ni caminar puedo, ni tirarlos tampoco..Me da pena. Porque recuerdo que era tan lindos en la vidriera. Me habían hipnotizado el corazón con sus encantos. Mi viejo, me alentó a comprarlos.¿Cuando va a ser hora que empieces a usar zapatos? Me gustaría verte con ellos. Nunca había usado zapatos.Y mi mente me jugo una mala pasada. Sentía ganas de probármelos, hacer unos pasitos de baile para impresionar a Juana. Para que me viera con zapatos en los pies. Ella tenia ganas de tener zapatos, tampoco tenia unos .
Así que lo pensé durante días, junte valor y tome a mi Juanita de los hombros. Ya mismo, Juana, es hora de animarse. Es hora de cambiar. Quiero zapatos.Como les dije anteriormente, eran mi primera vez. Iba a ser padre primerizo de zapatos. Y resulto ser el peor chasco que me lleve en mi vida.
Nadie te explica en realidad lo mucho que duelen luego de un rato puesto.El cuidado que necesitan. Que cada tanto hay que limpiarlos, lustrarlo, con esta cera si con esto no. Pero lo que nadie dice o nadie sabe explicar, es que el zapato que tanto
esperabas tener y soñabas puede venir F A L L A D O.
Las primeras horas, después de habérmelos comprado, salí con esplendida soberbia a relucirlos entre la gente común y ordinaria que se me cruzara. Confieso, eran tan bellos y un diseño único que me inflaba el pecho de orgullo. Si, me sentía poderosamente orgulloso y consciente de mi soberbia por la hermosura de zapatos que llevaba. Miraba con gran satisfacción como la gente se daba vuelta para admirarlos.
¡Eran tan bellos! Y tenían un brillo que encandilaba a quien los viera. ¡Y cuidadito con pretender tocármelos! La que se armaba...Y ahora ya ves...Mis zapatos vinieron fallados...FALLADOS.
Visite expertos zapateros, y me dijeron que se podían arreglar si, pero nunca serán como los que vienen perfectos y sanos de fabrica. Esta falla, los acompañara, a mis zapatos, hasta su vejez y posterior muerte. Por mas clavo y parche que le mande siempre se vera la falla y con ella mi tristeza.
Porque si, debo confesar que ando todos los días tristes a pesar de tener otros zapatos igual de bellos. Pero no es lo mismo. Siempre llevare en el corazón, los zapatos que no fueron.Los que iba a ser y no fue..Tantos sueños y ahora nada. Nada de nada.Gaste los mejores años de mi vida para poder comprarlos y ahora los llevo como una carga que no puedo deshacermela.
Y así paso los días sorbiendo mi café frió, helado,negro como mi alma. Como finjo felicidad cuando alguien compra zapatos y les resulta mejores que los primeros míos. Y los veo vivir y yo me siento morir en mi vergüenza. Por mis zapatos fallados, tan increíblemente fallados.
leer más   
10
5comentarios 69 lecturas relato karma: 79

Impertérrito rebenque

IMPERTÉRRITO REBENQUE

De la locura el cruel vértigo hace orugas,
que desgajan al marfil cada blancura.
¡Y al otoño en vano secan!. Ahogadas.
En las penas perdidas encendidas. Hoy.
En la espantosa grandeza del indiferente.

Ven, y morirás conmigo alegre. En un canto.
Bajo las ruinas de un bostezo. Estéril.
Con el audaz frontispicio en el zapato,
en el cuerpo claro de una cadena rota.
¡Vayan las extrañas cañas al lucero esquivo!.

¡Ya la eternidad necesita un descanso!.
Y los dátiles las praderas marinas,
y la leche flores calientes ligera.
Con la espiga de fortuna ingrata,
en la brasa del azúcar por el suelo.

Las copas al aguardiente calman. ¡Sapos!.
¡Y todas las ventanas miren madrugadas!.
¡Y el dolor nevado cultive volcanes!.
Con las heridas pupilas del durazno,
en las puertas donde mueren primaveras.

Por el barro sin consuelo del pantano,
las piedras con las palomas hablan,
a los topos de la vieja encina.
Y agazapado un deseo las manos mueve.
¡No soy callado!. ¡Soy mudo y nada mudo!.

El azul de las abejas es rojo a una hormiga.
¡Y sin saberlo la tristeza escapa!.
¡Toma, el cielo es de oro y usa botas!.
Porque la ventisca es fresa grande,
del infinito donde los sueños viven.

¡Elévate, levántate!. Mira el pequeño muro.
¡Más grande es el hombre en su bajeza!.
Ya nada puede despreciar de la injusticia.
Es dueño de la impureza y la ama.
¡Sólo se arrepiente y hay perdón automático!.

El recuerdo nítido de la consciencia es neblina,
brillante, el portal del éxito arrogante.
¡Estoy muriendo sin sed!. Bello oasis.
Las paredes felicitan al escarabajo.
¡Y las estrellas expulsan cualquier culpa!
.


****
leer más   
15
15comentarios 83 lecturas versolibre karma: 92

Al unísono versátil... (Experimental con lipograma monovocálico )

AL UNÍSONO VERSÁTIL
((Experimental con lipograma monovocálico))

Nunca vengo, y ahora el cielo,
extrañarme dice un sueño,
no recuerdo ni mis pies,
y sólo, el viento canta.

Acaparad la calma.
Acabarla alarma.
¡Agasajad la paz!
Al alma ablanda.

Nada sé. Me fui con mi pelo.
Dando al agua mi sed.
¡Ella sola se humedece!.
Mi traje de invierno espera.

Las alacranadas abrasan,
acalambran agarbanzadas.
Abarcarlas abarranca.
Agarrarlas agarrafa.

Soy el mismo, no tengo dudas,
las fabrico con el destino.
¡Que muere y continúa viviendo!
En la mesa, la silla y la cuchara.

Alada alaba al alba.
La abrava la abraza.
La aclama la aclara.
Alargarla ala al alma.

En tanto la lluvia me viste,
en pocos segundos amarillo,
el sol la piel acaricia.
Y estos ojos ven poco.

Adapta al alma.
¡Aclamad la calma!.
Clama acatarla.
¡Al afamar la paz!.

Esperando la ventana mira,
los zapatos descalzos con hambre,
sueñan cada vez caminos,
con el mar en cada labio.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Tanto del texto como de la imagen.

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=25840 © Latino-Poemas
leer más   
14
17comentarios 117 lecturas versolibre karma: 110

Letras Muertas...(Anticuento Dadaísta)

Letras Muertas
(((Anticuento Dadaísta)))

Eran las tres de la mañana. La noche nunca
había tenido la menor relación con esa luna,
mucho menos con el cortejo de estrellas,
seria y sorprendida, la lluvia se pegaba al
aire. La tierra permanecía dulce, áurea, en
medio de todo aquéllo. Entre la tinta seca.
Él estuvo viéndose dentro de la memoria,
unos minutos, unos instantes inmóviles,
duros con el pasado anunciándose. Hojas
secas perdidas en el otoño de los libros.
Tenía el rostro de la negación brutal, del
violento desamparo en el interior más
ignorado, el menos importante para el
total falto de cordura, con el mínimo ser
de los metales baratos. ..

Aquel tiempo que pretendía ser suyo, su
vida misma, su historia ; era el documento
de los desastres naturales del desequilibrio,
de las radiaciones infrarrojas endeudadas,
y el tema de las conversaciones oficiales de
unas mariposas con fiebre amarilla. Bajó a
la fosa con los vínculos rotos, y la esperanza
transfigurada en huecos, por cumbres ácidas
y volcánicas en la onda expansiva de la paz
más absoluta... Un aroma a cosas perdidas
tapizaba las paredes, no tenía cuerpo, ni color,
ignoraba incluso si el anterior era el mismo.

Una exclusión rotunda y espantosa le cubría
cada sentimiento como una masa noctámbula.
Me pregunto si es el lugar al que la soledad
conduce, letras mudas, palabras estridentes,
viajes fallidos a la pequeña muerte del día,
ideas erróneas de la felicidad incorrecta, dolor
que roba capítulos y novelas no escritas.
¡ Nunca había sentido algo semejante !. Sobre
todo por los tres estilos diferentes de uso
combinado en un único diseño aparentemente
contando con pocos recursos. Ahora callaba,
se contemplaba mientras dormía un pequeño
recuerdo entre los dedos, el último lugar en
estado salvaje.

¡ Quién lo dijera ! __ Sus ojos salían del espejo
frente a la ventana, trataba de conservar la
calma, ignoraba si había muerto difuminándose
en una dimensión gris, entre el tintero que solo
había contado en el cuento para atraer algunos
mamíferos a varios kilómetros a la redonda.
Por ejemplo, aquí el adax está casi extinto, y
también el arruí y el guepardo del desierto.
El último desafío es procesar los datos para
entenderlos, dejando a los camellos pasmados.
Impalpables, comparables a la belleza nunca
vista desde una altura de cincuenta metros.
Así, como el mundo de sus fantasmas disueltos
en la nada, donde el presente se amontona.

___________ 1 ____________

Estaba solo una vez más. Casi desde el despegue,
sufrió fallas en las rodillas, en el motor, en el piso,
algunas cámaras dejaron de funcionar y otras su
rendimiento fue excesivamente perfecto.
Los problemas pudieron repararse fácilmente,
también hubo calentamiento excesivo, besos,
movimientos de elefantes, pérdida de la presión
de aceite y una cámara vertical muy tímida.
¡ Nada se pudo hacer !. Pues a veces salía al estar
colaborando en observaciones locales con el
filtro de aire que había instalado. Entre tanto, la
gratitud no es un argumento infalible, y el agua
ha estado perdiendo la humedad progresivamente.

Como les decía, a veces tenía que salir al anochecer,
pero en esta ocasión lo había evitado ; y el anochecer
mostró su más trágica miseria, calzaba unos zapatos
de plomo dibujados en la calle que descendía al sótano
donde ahora se encontraba. Nos dijeron que la mayoría
nos volveríamos ricos, y que un árbol de mangos nos
alimentaría con manzanas, al ver la transformación mas
allá de la materia, principalmente en la región de las
imágenes. Sin embargo, el nuevo mercado no se había
utilizado por razones difíciles de determinar en las
condiciones de humedad del horizonte, y remendaba
el sillón de la tarde, con los hilos que formaban la bóveda
del refugio improvisado. Por lo que después tuvo que
sostener una vela y tomar unas píldoras entremezclando
historias de hechiceros, rebeldes y soñadores.

Esto creía, y quedaba completamente empapado de sudor.
El silencio tenía miedo de la noche, como si la noche fuera
capaz de arrancarle sus secretos. Y hoy más que ayer,
en que las palabras muertas sepultaban sus últimas letras
porque pensaban volverlas a la vida, inesperadamente,
de manera que la gente buscara entenderlas, olvidarlas
con rapidez, y provocar conflictos en otros lugares ;
luego ahogarlas nuevamente en la incomprensión más
absurda, con una escalada en la pugna por los recursos.
Sin embargo, a pesar de las calamidades, insisten en
que no pasa nada, desde hace dos millones de segundos
y la única reserva de helicópteros se fue a vivir a otra
ciudad, aunque no se les huele ni se les visita en el parque.

¡ No, no lo permitirían !...

Los fantasmas dispersan la coherencia del tema central,
en las orillas de un lago y con el régimen de un trato
amable ; mantienen el discurso en una estructura de
supralógica multidimensional rígida, y abajo de la
sombra de cualquier árbol. La superposición de hechos
permite combinar la fantasía encadenada a la libre
interpretación, sin lugar a dudas de manera inapropiada
y obligatoria. El final sacude la indeterminación del
inicio, quitándole cualquier confusión. Dentro y fuera
el cuento se desviste, la historia se renueva, pero los
sentidos encontrados compiten unos con otros.
De tal manera que al desaparecer un laberinto ya se
entra en otro, de tal manera que la intimidad incomoda
a las personas que no entienden.
Es así, que las letras muertas promueven el sentido
racional de una manera excesivamente excluyente,
y la prioridad es que cualquier lector les dé el significado
o se los quite a voluntad, dependiendo del número de
lecturas e interpretaciones que sea capaz de darles.
Y finalmente, bien pensado, nada de esto tiene sentido,
ni razón de ser contado, a nadie que no le interese.

Autor : Del texto y la imagen.
All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 24.06.2014

Referencias útiles son...

www.youtube.com/watch?v=5AyxoPWUsqA
es.wikipedia.org/wiki/Dadaísmo
leer más   
14
9comentarios 96 lecturas relato karma: 113

Pulcra Sordidez... (Neosurrealista experimental)

PULCRA SORDIDEZ
(Texto Experimental Neosurrealista)

Abajo en el fondo
alto detiene su punta
el gris callando
al silencio del piso
que pasa, que pesa, encima...

Dejando atrás las huellas de sus seis uñas guiadas
a control remoto, porqué cavó en un suelo fino
como la harina, en medio de un panel solar, con
un alto contenido de silicio, a mediados del verano,
como un rosal tempranero de líquidos cristales.
Por suerte, llevaba puestas las ruedas en el corazón,
que rebotó más de quince veces, por el espectrómetro
de rayos X y protones alfa, para analizar la composición
de las ropas interiores, y aquéllo que sostiene la vista
fija, en el futuro vaporoso de nubes, y el paisaje bajo cero.

Por la bruma
del amor al péndulo
el abecedario baja
una escalera bien lavada
en el vértice de miel...

Pero el timón gira; las cuerdas suenan cuando las velas
son pudorosamente realineadas, con un tamaño de tres
metros al nacer, situado en la bifurcación de la espuma,
que había sido convertida en una pasión alargada, al borde
de los bancos de hielo, y las bóvedas de fuego sospechoso,
de realizar algunas reparaciones menores y reabastecerse,
antes de hundir suavemente su dispositivo portátil, en los
botes, respetando las señalizaciones borradas por el tiempo,
en la medida que son coherentes, y complementarios al ser
su destino, forjado por la voluntad, en época de confusión,
y de total decadencia espiritual... ¡ Al devenir puro del cambio !.

Más allá el agua
abre la boca seca
llena de huecos rotos
con la seria mantequilla
en los zapatos del barro...

Por supuesto, en la pupilas, en que los olores han sembrado
sus virtudes, se tejen los destinos, con los hilos del tiempo
que la vida consume, agrupada en la fertilidad del cambio,
en la regeneración periódica, en la polarización del ser-no-ser,
forma y contenido, esencia y apariencia, por la sucesión de moda,
donde nada eterno puede suceder, por la ley del devenir, con
la abolición del tiempo, donde ningún cambio es definitivo,
con la evasión confrontada, donde cada transformación no es,
sino palingénesis, con la más modesta práctica, que da la fe de la
santidad telúrica, que no puede conseguir una litera en una choza,
que paga cuotas al olvido, que obstruye las salidas de emergencia...

Por esa pulcra indiferencia
que con languidez arranca
las letras fatídicas y bellas
de la sordidez en ruinas...
¡Dónde un ósculo fogoso, en su estertor expira!.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=17528 © Latino-Poemas

POST DATA:
Referencia útiles son...

www.youtube.com/watch?v=7hfNiaXGwa0
También...
www.culturagenial.com/es/surrealismo/
leer más   
17
20comentarios 174 lecturas versolibre karma: 127

Tardíamente... (Texto Neosurrealista)

TARDIAMENTE
( Texto Neosurrealista )

Escribió tarde su tierna muerte y tarde su vieja
vida. Fuera de sí mismo en las letras se le veía,
saltando entre nubes escondidas en el bosque
tembloroso, con las manos en la luna, y el hoy
en los cabellos de los últimos recuerdos en el
patio que jugaba.
Con el fantasma de sí mismo,
por el cartón de la calle asolada, vivió poco, y
murió mucho, haciendo de su inmortalidad un
florero con pétalos ciegos, en la raíz seca del
fondo más alto, arenoso cuando duerme el olvido,
y se esconde un manojo de recuerdos en el
espejo del ropero que ya no soporta la escuela.

Y luego dice : La brisa ya no quiere el impulso
del fuego, así que tiraré esta noche en el bote
de basura, donde naufraga el acordeón pensando
en la guitarra de las tardes voluntarias.

¡ Claro que sí !... Porqué dejó la sal de soportar
al mar, el frío del hielo, y el pasar del tiempo...
Arrancándole cadáveres al grito del árbol que se
fuga, leyendo con un lago las últimas noticias de
la ruta más barata al cielo más cercano, con el
perdón en oferta, y la fé de invitado, sin sacar la
lucidez de los zapatos, ni las rodillas cautelosas
del aplauso.

Ningún infierno quiere ser ya su
nodriza, y la cárcel desdichada, huyó sin escribir
la lista que la libertad fuma, cuando corre el rojo
pedestal opaco.

Después, la soledad vuelve a su casa, y se queda
encerrada en el sueño de una alfombra, que pide al
cuarto las paredes confidentes del techo desterrado
por el piso, que a la lepra teme, y toca el perfume
repentino del marfil, y del café recalentado.

Aquí la fiebre se pregunta, y le grita en cada hueso,
del papel, y del dolor sin hacer nada, al salir por la
ventana que destella, y desconcierta al cuarto junto
al cuento rebelde, al saber de los trenes con la ropa
raída en un largo mes inmerso, con las palabras que
muerden las letras del cuarto más pequeño, lavando
al jabón con las burbujas.

Posteriormente, partió a la mitad el último recuerdo,
cruzando a pie lo años, como traficante del pasado,
muerto y amputado, en innúmeras leyendas relatado
con el futuro como prueba, y la miel del calcetín, que
una araña lujuriosa, dejó viudo al saberlo.

Así que pensó en el azul de la lengua ociosa, con la
mano de la máscara inválida, de acuerdo a la inocencia
que arrastra, y derriba la tapa sofocante del cielo, en un
frasco, con la comezón que merece ser hervida con la
pobreza más deseada, en la colina de las ricas plegarias,
del reloj que camina con malicia en los campos irritados
de una gota, empeñada en comprender al corazón sin
conocerlo, desgarrado por la consciencia en decadencia
condenada, y progresivamente desfigurada...

En esa tarde que llegó tarde hasta ahora demasiado.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 05/31/2014.
leer más   
17
8comentarios 96 lecturas relato karma: 135

Sin sombrero...

SIN SOMBRERO

Como cuando de hule un caballo
se procede a herrar ruidosa pluma
en el papiro de roca navegando
sobre un volcán que rueda
entre las hojas del humo
en una esquina abandonada...

¡ Sin sombrero !

Ahí dónde el sol se levanta
por la noche escondida
en el fondo donde duermen
las almohadas los insomnios
por la tarde que corre
antes de llegar la madrugada...

¡ Sin sombrero !

En la formidable desvergüenza
que sonríe ante la tierna muerte
con lustrosos zapatos y el vientre
de tristes y pobres diamantes
orgullosamente venerables y fatuos
por el frío del hielo de humo fácil...

¡ Sin sombrero !

Al arribar bajo la lluvia
de túneles y sótanos
de laureles y aplausos
¡ Por mudar de pelo el huevo !
¡ Por temer de honor la altura...
del temblar genuino descubierto...!

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=16212 © Latino-Poemas
leer más   
15
12comentarios 118 lecturas versolibre karma: 130

Al Atardecer... (Ultraísta)

AL ATARDECER
((( Ultraísta )))

Las hojas barren el último amarillo
del otoño en un blanco copo. Ahí
el hielo es menos frío que rojo
Columna de silencio ligero bajo
el vitalismo yerto del mármol

Lunas mareadas acarician el olvido
Allá el camino perdió un zapato
Por el sueño poliédrico del nuevo lago
Clorhídricamente espiral acongojado
Hasta despostillar el sol artero al polvo
Con los párpados helicoidales enquistados

En el tiempo estrecho blando
Por la noche arropada del insomnio
entre las raíces asustadas carroñeras
De tanto cocodrilear endógeno
en lágrimas termonucleares maniatadas

Tarde tarda en la pared parda
Desplomando al plumaje hidroxilado
Donde las axilas duelen dulce
y el color guarda una caja
en la palidez que toca el arpa

Fue así el día menos pensado en vano
desgajando al silicio los recuerdos
trasnochados camaleónicos almíbares
en el lomo doloroso del libro flaco
desvitrificando las pestañas digitales
al verticalizar empequeñecido
el último horizonte decorando una retina

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)

POST DATA
Información útil es...

es.wikipedia.org/wiki/Ultraísmo
leer más   
15
11comentarios 126 lecturas versolibre karma: 131

Candidez Catilinaria... (Experimental)

CANDIDEZ CATILINARIA
(Experimental)

Sigue y sigue, sigue pues, asesinando,
al pino, al roble, al aire mismo,
ya mañana tus retoños serán polvo,
y en la caja sus cenizas.
Ya en la piedra el vino, se embriagará,
con la geometría en calcetines,
y un lápiz llorará, tierno acero,
en florido balcón y juventud,
sangrando los últimos refugios.

Ven, almacenista.
¡Vamos al almario dulce y frío!.
Con la grisura del aliento.
Aunque grisáceo vea todo blancura.
¡Vaya dulceza de dulcería barata!.

Porque persuadió al pañizuelo picudeado.
Paupérrimo patituerto perdulario.
Donde preciosura presuponía.
¡A los arácnidos persuasivos!.

Balidos, granadas, leones,
rojedad, tambores, estrellas.
Hierbamala sobre la tierra,
y cicuta sobre las pieles.
Espadas en la nuca,
plomo entre las cejas.
¡Asombro herido!.

Nulidad hecha zapatos y bicicleta,
en moribundos hospitales,
del cañón carne y orgullo,
del caracol del estiércol.
¡En la niebla del sudor y sangre!.
¡Caminos de lenguas mudas!.
Las hojas invisibles,
caen como la lluvia,
en gotas, chorros y cataratas.

Oscilando en la vida del péndulo impúdico.
Que deja una luz clavada en carne seca.
En la encina bajo el lago de inocentes,
del vino embriagador del embeleso.
¡Como amor adinerado rapaz avieso!.

En el destino lleno de secos labios.
Ecos largos que hierven en la eternidad.
Cuando la profundidad sagrada duerme,
con el desierto pétalo estelar pendiente.
¡Y el crepúsculo soñoliento enferme lábil!.

Cuando endeble enternece
Cuando
El olmo
Solo
Dé ciruelas
Y el higo mandarinas.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
.
leer más   
12
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 127

A mi zapato izquierdo (colaboración con @Letizia)

Para que no te pongas celoso
de tu pareja, el zapato derecho
y al caminar juntos salir ileso
es que para ti he hecho un esbozo
de lo que parece ser algo gracioso
y así no caer en ningún pozo.

Te busco por las mañanas
apenas salir de la cama
pero al no encontrarte regaño
y salgo corriendo para el baño.

Es que por las noches te dejo
tirado a veces muy lejos
y al amanecer si estoy apurado
quisiera que estés a mi lado.

Muchas veces como helados
y de ellos te he salpicado,
otras veces he saltado
pero igual te he mojado.

¿Cuántos insectos y arácnidos
contigo habré aplastado?
No recuerdo haberlos contado,
tal vez más que con tu aliado.

¿Cuántas veces te he pisoteado
en vez de llevarte calzado?
Si ves que estoy malhumorado,
te ruego !hazte a un lado!

Si tus celos no he calmado
con estos versos bien rimados
debes dar gracias al cielo
que ahora no te traigo puesto.
leer más   
10
12comentarios 127 lecturas colaboracion karma: 107

Alimentando la piedra de mi zapato

Me dueles, me pinchas
Y cuanto más me escueces
Menos me retuerces

Me doblegas la postura,
Me arrugas la tersura
Pero yo sigo sin perder la compostura

Me asaltas el brío
Y me induces al hastío
Pero yo sigo esperando ansiosa el estío

Me balanceas
Me mareas
Pero me he acostumbrado a tu balanceo
He aprendido a bailar en medio del traqueteo

Me tropiezas
Me carneas
Y te convierto en poleas

Me desnivelas
Me forcejeas
Pero resucito en el vaivén de tus mareas

Me peleas
Y me cabreas
Pero te padezco sin perder la sesera

Me vacilas los principios
Y quieres que pierda los equilibrios
Pero yo sigo batallando el poder de tu fastidio
5
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 68

A mi zapato derecho (colaboración con @Letizia)

De tela o de cuero
te voy a ser sincero:
antes que andar descalzo,
usarte a ti yo prefiero.

Correr contigo en mi pie
aunque me quedes apretado,
sin ti no voy a ningún lado
por muy apurado que esté.

No importa si eres caro:
lo que ven cuando salgo
no es que hayas sido barato
sino si te traigo atado.

También miro al de al lado
para verlo lustrado
porque a veces sucede
que puede estar manchado.

Hoy tengo que ir a la oficina
usando los mocasines mejores
que a veces uso para ir al cine
o salir en busca de amores.

La marca para mi es lo de menos
a mi me interesa que juego hagas
con el pantalón y la corbata
y que no estés lleno de agujeros.

No hay inconveniencia
si estás en el pie diestro,
sí hace la diferencia
si estás en el siniestro.
leer más   
12
14comentarios 132 lecturas colaboracion karma: 125

A pequeños gestos, grandes sonrisas

Con cada paso estás un poco más cerca, apretando los dientes con cada giro de tuerca, cada esfuerzo que trabajas para tocar la cresta, será inútil si te invade el ego de la gesta.

Los zapatos recuerdan por dónde hemos pasado, tanto caminar y no nos dejan olvidar a quién hemos pisado, queriendo o sin querer, el camino sube y baja si aprendes del ayer.

Camino con lo puesto y siempre sin prisa, con un pequeño gesto logramos grandes sonrisas.

Fíjate en las huellas del camino, siempre pensando que eras único y ya lo han recorrido. Un viejo conocido, con los mismos obstáculos, las mismas dudas, así que escucha los consejos de las piedras que son mudas.
5
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 54