Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 125, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Ya Queda Poco

Ya queda poco y voy eligiendo
cuáles recuerdos guardar.
No quiero más lastres que soportar,
ya los aguanté sin rechistar
y merezco sólo quedarme,
con aquellos que me hicieron disfrutar.

Aúnque aún no sóis consciente
que se trata de un adiós anticipado,
no os sintáis mal ni os preocupéis,
cuando por fin comprendáis,
que fue un preludio premeditado.

No queda ya ni un trozo de tierra fértil
que sólo poder con sueños abonar.
Tampoco voy a negaros
que me voy triste y decepcionado,
sabiendo que aquello de mi recuerdo,
fue una mentirosa y falsa representación.

Aún me quedan recuerdos que elegir,
pero lo que sí ya tengo claro
cuál de todos ellos no voy a dudar,
en acallar en un profundo abandono
que sólo merezca poderlo olvidar.

Iván A.
5
2comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 66

Despedidas

Olvidadas quedaron las aventuras
con una multitud de canciones,
extenuadas
y apiladas sin orden alguno
ante los aledaños de nuestra juventud.

Atrás quedaron las estiradas noches
sobre las calles sin dirección,
rellenas con blasfemias
y con el contenido indescifrable
y sostenido
en el confín de nuestras copas.

Y es allí donde se nos quedó el desdén,
revuelto entre innumerables gestos
de circunstancias,
ante tantos otros noes por respuesta,
con los pies de plomo y dudas
flotando ante el vapor
del amanecer de cualquier sábado,
con la vergüenza
perdida entre nuestras llaves dibutativas
y en la oscuridad balbuceante
de una mirada
ante el quicio de la puerta,
ante la irreverencia de un cerrojo.

Sobre los tejados
permanecerá adherida,
para siempre,
la memoria gris de las noches de lluvia
y el recuerdo blanco de las heladas,
la luz bobalicona
de los amaneceres ebrios de cobardía.
leer más   
12
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 97

Así te quiero

I
Aliento infernal,
mis manos extrañan tu cuerpo,
olvidarte no puedo y
renunciar a tu aroma no quiero.

¡Tú!, veneno mortal,
encendiste una llama que no logro apagar.

¡Oh, hálito del mal!,
dejar atrás el insano recuerdo
imagino que debo, mas
olvidar tu canto siniestro no puedo.

II
A través del aroma
maloliente de
otra boca en cama,
renacer puede,

tan sólo un momento,
el fénix de su tormento;

orgullosa la flama
de su ser arde
inflamada de calma;
¡oh!, vil alarde.

III
A diario pienso en ti,
mi sueño, mi desvelo;
oigo tu voz en el silencio,
río y de pronto muero.

Te llevo en ocasiones a la cama
en espera de un poco de calma;

oigo tu voz en el silencio,
de nuevo río y de pronto muero;
intento ya no respirarte;
otra vez es muy tarde.

IV
Antes de que anochezca
mientras las sombras esperan su entrada
olvidaré esa tarde de invierno,
recuerdo opaco del ayer amado.

Todo al fin ha terminado,
en un suspiro quedarás atrás.

Ocultaré en mi corazón la ilusión,
después de todo partirás;
importa poco el amor devoto,
obstinado deseo, hoy ya de otro.

De Sombras, 2012
leer más   
11
sin comentarios 68 lecturas versolibre karma: 85

Las dos versiones

Quien lo deja

No te puedo afirmar la seguridad de mis palabras cuando te digo que preciso de un respiro, que siento que otra gente me ama y que mi corazón necesita experimentar ese nuevo amor.

Sé que la sinceridad puede hacerte más daño, pero no quiero que descubras el motivo por personas ajenas. Prefiero que me odies a los ojos mientras mi mirada te suplica un perdón, que quizás nunca obtendrá porque mi corazón está confuso.

Creo que es lo que hay que hacer, creo que es lo que debo hacer, creo, porque la seguridad en estos casos no puede ser real. ¡Dios! ¿Qué estoy haciendo? Te quiero, te lo juro, te sigo queriendo, mis ojos no van a olvidarte jamás. Pero necesito escapar, necesito huir, necesito probar, necesito algo que creo necesario pero que no está en ti.

No sé si me entiendes, no creo que me comprendas. No llores, no me lo hagas más difícil, no puedo verte mal, lo siento, no me odies por favor, no me odies por querer besar otros labios, por necesitar amar de otra forma, por querer a otra persona. No me lo hagas más difícil, tengo que hacerlo. Adiós.



Quien es dejado

¿Por qué me haces esto? ¿Qué he hecho mal? No entiendo por qué te vas. Mírame y dime qué ha ocurrido. Mírame y dime que mi amor no es suficiente. Mírame y destrózame.

Otros labios, necesitas otros labios, no sé que te he hecho para que los míos no te valgan. No me hagas esto, no me destroces, que yo te amo y te necesito. ¡Dios! No voy a dejar de amarte, tus manos, tu piel, tus ojos, tu pelo, tu risa, tu cuerpo, tú…

No me dejes por favor, haré lo que haga falta, te daré más, o menos, te daré lo que me pidas, te daré todo lo que quieras para que no te vayas.

¿Quién es? ¿Te ama de verdad? ¿Te quiere tanto como yo? ¿Es amor o sólo es deseo? No cometas el error de tu vida, no cometas el error de abandonar a la persona que más te ama y más te amará. No me dejes, no me destroces, que mi corazón no es fuerte y no creo que lo soporte…

Pero no, no me importa, cuando descubras que en tus ojos siempre se reflejará mi rostro yo estaré aquí, siempre, porque mi corazón te pertenece. Adiós.
5
4comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 71

Corazón de lagartija

Volveré a charlar con moscas y arañas:
con las segundas en la madrugada,
aunque quiera encontrarte desarmada
sobre una cama alegre y sin patrañas.

Con las primeras en albas extrañas,
mientras oigo la voz agusanada
del canario que te dio el alma alada
de su canción sincera y sin marañas.

Pronto la granizada pasará
y bajo un sol riente de media tarde
la rata de su coladera huirá.

Al aire la herida emponzoñada arde,
duele. Mas de tu aster no libará,
néctar alguno, la abeja. ¡Cobarde!

De Caminantes, 2017
leer más   
4
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 68

Padre

Con el exiguo capital del que dispongo
nunca podré
regalarte por San Valentín
el viento
que tantas veces me has pedido.

Tampoco quiero
que me entregues por febrero
la luz oculta
que reconozco tras la sombra de tu cielo,
el fulgor
que tantas veces me has descrito.

Dentro del mar que te exigí
durante la anarquía de otros tiempos
tienes,
como entraña,
un pentagrama de acordes dormidos,
la esperanza de ser lira
entre las redes de un pesquero,
y un soneto
sorprendiendo con otoños las mañanas,
las madrugadas doradas de un sol
dormilón
y salpicado de cierzo.

Bajo la tierra
dejas canciones como estampas,
a la espera
de que unas manos las remuevan
con el agitar febril,
entre los dedos,
de un vals sin tregua,
dentro del vendaval
con el que solfeabas en lo inmenso,
director
con la batuta del destino.
leer más   
18
11comentarios 139 lecturas versolibre karma: 83

"Chau... ¿Te vas o me voy? Fin." Colaboración de @MotelK2 y @Claudia_Viviana_Molina

Toma tu esfera de cobalto,
la he cogido con manos impolutas,
ahora saldré del agua,
depositaré las viejas cartas contaminadas
por el veneno de mis huellas
y te esperaré pegando trozos
con canciones de detalles rotos.


Creo que lo justo es que yo también te de tus trapos sucios
así que toma tu cajón de cartas de piedra,
respira este aire que putrefacto,
escucha los te quiero y los te amo desentonando juntos,
recordemos los últimos versos sin rimas de inviernos cálidos y fríos veranos.


Gota a gota
una brisa sin licencia
me arrastra a lomos
de una plaga de incógnitas
después de que el nuevo guardián
que custodia tu cama
me pateara sin pertenencias
hasta el limbo que hay
entre el mar y el cementerio cerrado.


He visto el horizonte desdibujarse con tus
cenizas,
caminé por la oscuridad
de la mano de tus desdichas,
doblegue mis silencios
cuando no tenía caricias,
visualice fragancias de laberintos inconscientes y quebradas sonrisas.


¿Ves este manojo de llaves?
solo una abre la puerta
del mutuo perdón.

Adelante,
la suerte está echada,
si acertamos volveremos
a la casilla de inicio
con la lista de errores bien aprendida,
si no, los sueños continuarán naufragando
en la tempestad a merced del conserje del tiempo.


¿Te vas o me voy? Ya no los dos juntos,
Hay un poco de humo en la hoguera que yace entre cenizas ahogadas,
tu sombra ausente alumbrara la oscura penumbra que me dejas de presente,
adiós amor desapegado, roto y desalineado.
agradezco el tiempo que perdimos juntos,
gracias por el sabor a fracasos que me dejas colgado con un broche de madera en la soga.

Usaré la llave del perdón,
pero para perdonarme a mi misma
por permitirte romper mi corazón
los pedazos yacen desmebrados en el mar del tiempo,
si te interesan ve a buscarlos y únelos,
Si no solo deja que el mar del tiempo los haga naufragar en la isla del olvido.


Motel K
España

Claudia Viviana Molina
Argentina


Febrero 2019
14
12comentarios 83 lecturas colaboracion karma: 90

Inevitable

Tarde o temprano:

Las vísceras de este orco que ríe,
llora
y extraña tu presencia, estallarán;
mientras
las emociones del pecho que vive,
expira
y necesita tu compañía, detonan
las murallas
del lecho que quiere, desaíra
y clama
por la esencia de tu alegría clara,
sencilla
y honesta, que reposa en la distancia.

Tarde o temprano:

Esta esfera de cristal explotará
y nos encontraremos
en la estrella azul ensueño sosiego.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
11
sin comentarios 77 lecturas versolibre karma: 78

Desolación

Dias grises si los son
desde que no se de vos,
mis palabras son arrojadas
al lecho de mi defuncion.

Si te abrí mi corazón
para que tú entres mi amor
dime porque estas ausente
y causándome dolor.

La tristeza invade, a la desolacion
y la incertidumbre, a la razón,
buscando indicios de tu partida,
sin avisos, de tu adios.

Cerraste la puerta de mi amor,
sin decir una palabra,
devastando, como por arte de magia,
todo lo que siento por vos.

La opresión, de no saber cuál fué la razón,
de la huida de tu amor,
abandonando mi corazón,
a la deriva y sin adios.

Me privaste de tu amor,
Sin ninguna explicación,
dejándo un cruel ausente,
envuelto en un, sin adiós.

Autora: Claudia Viviana Molina.
11
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 95

En mis sueños

Lo espero como siempre
cada noche entre mis sueños
cuando invaden los recuerdos
de esa tarde, de aquel muelle
que despidió su figura, sin decir: adiós…

Me dijeron, me contaron tantas historias
distintas de su partida, que he creado la mía
donde me ha robado hasta el último suspiro
abrazándome fuerte el último beso en silencio…

Y también me invento esperarlo
al final del mismo repetido sueño
en el mismo muelle, donde dicen
cuentan, que se perdió en un bote
en aguas calmas, entre la neblina
con toda su poesía, como único equipaje…

Lo espero, desde hace tiempo
ya no imagino claramente el color
indefinido de sus ojos
pero mi boca no logra olvidar
sus besos, esos que nunca me ha dado
pero que sigo soñando, cada vez
que vuelvo a buscarlo, en el muelle
desolado…

soundcloud.com/lola-bracco/lo-espero (Lola)

.
10
5comentarios 104 lecturas versolibre karma: 83

"Estrellas con olores a nardos" Por: @CorazónDeFlor y @pablo_jose_aguilera_gil

Quiero estallar en mares de llanto pero no puedo regalar mis lágrimas tan valiosas
como diamantes, a quien no sabra apreciar
el significado de este corazón que ha sangrado...

Amor doliente, muchas noches he caído en mis sueños sollozando a lado de tuyo como si fuéramos desconocidos, después de largas lunas y soles de conocernos el alma
respóndeme por favor,
¿cómo es que nos hemos apartado más?

Todos los amores arrancan y se llevan una parte pero hoy prefiero que te lleves mi silencio.
A veces pedir perdón no basta, aunque bebiera tu sangre no bastaría, pues estrellas con olores a nardos de ti, montañas de besos, abrazos y junto a ellos; mi calor.

Amor mío perdóname por aquel desliz
que cometí contra nuestro sacramental
no te olvides de las flores que renacieron en mi huerto y de las alegrías que compartimos
en este nido de sueños y tristezas
pero me sentía con los otoños cargados a mi espalda y tan olvidada, ahora valoro tu esfuerzo por darme más
y por las estrellas que adornaste en mi melena
con el sudor de tu frente y tu amor devoto,
¿Podríamos volver a empezar? ¡No me sueltes!

Me marcaste si, no fueron días sino años en la que fuiste mi piel, no lo niego.
Si te amé, eso es lo que me duele más.
Solo quedará el olvido que con su presencia marcará la frontera sin retorno para una historia que pintaba para más.
No lo niego te amé y aun te sigo amando...
pero ya no te amaré más.
Te deseo lo mejor, ¡suelta mi mano!

¡No me sueltes, mejor que me den pena de muerte por el desamor y las mentiras!
Pues se nos olvida que el amor es como una rosa
que se marchitan sus pétalos de juventud y belleza
al pasar el tiempo y que solo quedan las espinas,
que las estrellas perderán su perfumado aroma y que aquí todos queremos placer y compañía, perdiendo lo más grande por lo efímero...
¡Ay de mi, alma ingrata!
¡No me sueltes, no me sueltes!




Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos

Pablo José Aguilera Gil
Venezuela
leer más   
19
19comentarios 133 lecturas versolibre karma: 98

Adiós

Bajo la luz artificial de las estrellas
que adornan el cielo manchado de rencores
los sueños transformados en tóxicos vapores
apuñalaron las venas de mis brazos.

Engaño visual y espiritual de beldad,
al fin del cáncer sanarás,
cansado de beber el vómito de tu olvido
me retiro del camino.

Todo terminó. Los lagos se han derramado
sobre la nívea llanura donde yazgo ahora;
me voy de ti, mas me quedo aquí
para evitar ver a mi lozana sangre sufrir.

De Sombras, 2012
leer más   
7
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 76

Pues ya te he dado por perdido

Hoy te tengo en el olvido,
pues te daba por perdido,
nada soy desde que te has ido,
mi alma en pena es solo gritos.

Mi condena es el abismo,
arrojado allí por mi mismo,
no merezco ni piedad, ni laicismo,
soy un pobre lacerado al costado del camino.

Te vi partir, contemple tu espalda,
hasta ya no divisarla a lo lejos,
tú te fuiste muy lento,
pero rápido te dejé ir.

Mi amor por ti. ¿Fué sincero?
dudo que realmente fuera así,
o no te hubiera permitido partir,
sin amarte más primero.

Adios mi querido sujeto,
no seras más mi condena,
tengo silente mi olvido en pena.
pues ya te he dado por perdido .


Claudia Viviana Molina
13
8comentarios 102 lecturas versolibre karma: 96

El último beso

Quiero darte el último beso
un beso lleno de amor
un beso que apenas expresa
lo que siente mi corazón

Un beso para que no me olvides
porque eso nunca haré yo
Un beso largo y desgarrado
un beso como jamás alguien te dio

Un beso con toda el alma y lleno de pasión
un beso que te explique cuánto te quise yo
un beso pegado a tus labios
un beso para decirte adiós
leer más   
7
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 83

Antes del ocaso

Déjame acariciar tus labios por última vez:
juro por ese tiempo de odio candoroso,
en que lloramos copitos de alegría,
no volver a soñar con tu cielo
y no ser más negro desvelo
para ese inocente sosiego
que cobija tus latidos;
entre tibios suspiros,
me iré sin derramar
lloros amargos
y reproches;
¿aceptas?,
anda,
¿sí?
leer más   
10
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 96

Todo me recuerda a tí

Podría salir a caminar, dialogar con alguien, leer un par de páginas de Márquez, salir de fiesta, tocar la guitarra, escuchar música blues o tal vez soñarte todo el tiempo, pero no!, Estoy acá pensándote en cada momento, en cada instante.
-----Todo lo que hago me recuerda a tí-----
leer más   
12
3comentarios 71 lecturas relato karma: 93

En este adiós

En este adiós te llevaré conmigo
tan lejos que la sombra del olvido
jamás nublará el jardín colorido
que el viento invernal traerá consigo.

En este adiós el más duro castigo
es el tiempo caminando perdido
entre el mañana, canto sin sonido,
y el ayer, inarmónico testigo.

En este adiós te he llevado tan cerca
que en un instante encontré inspiración,
luz errante, ilusión, vuelta de tuerca.

A Dios hablo con la imaginación
mientras grillitos cantan a voz terca,
y a ti, en este adiós, con el corazón.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 54

Ella dice... que has desnudado su armario

Ella dice que se acabó,
que ha llegado el final ...

Y que habiendo carbonizado
las trescientas sesenta y cinco hojas a su latido,
Y excavado doce eternidades sobre su pecho,

se sigue quedando contigo...

con el aroma a café de por las mañanas,
con cada amanecer rojo
que han besado sus ojos,
Y con cada noche de luna donde se ha roto.

Dice...
que se queda con el viernes por la noche
y el lunes a las cuatro,

con las canciones compartidas
y las sonrisas divididas ...

Con los días fríos
y el suspiro caliente

Con la esencia en tu aire
y el beso en su boca,

buscando derribar tu muro...

Y que todo estalle,
entre fuegos artificiales.

Dice ...

Que se queda con las noventa y tres primaveras sobre su vientre,

y con cada atardecer blanco
que has inventado
sobre sus párpados.

Y que ...

Que has desnudado su armario
y alborotado su pelo
Y que ella,

ella solo espera,
que tú siempre vuelvas...


@rebktd
leer más   
26
22comentarios 115 lecturas versolibre karma: 94

Bajo un camelio

Sonaba tu canción,
y era mi lluvia,
vibraba mi sonata,
y era tu viento.

Canturreaba sobre el Sol
un susurro matutino:
lo hacíamos nuestro.

Sentada en una rosa de vientos
hablabas de tus corrientes
con el silbido y traslación
de brevedad de arena.

Ardía el agua.

Enterramos,
en lo más secreto del jardín,
bajo un camelio,
nuestras arras de plata,
nuestro sonido de lo eterno,
y entre tus olas precoces,
bajo una terca calma chicha,
incineraste una estela,
enrojecida,
en la torpeza de estos pies.

Fue en el día
en el que los amantes
olvidaron,
entre las sombras del manglar,
la inocencia de sus sueños.

(Hoy te inicias en el navegar
hacia la ciudad inundada,
hacia la villa impresa en negativo
negada por la mar
y por tu llanto maltrecho).
leer más   
14
4comentarios 98 lecturas versolibre karma: 103

Otoño

Después de ti
hubo noches rabiosas, etílicas y melancólicas
(tan largas y húmedas
como lombrices bajo la tierra
y tan negras
como escorpiones entre las piedras),
en las que
con el alma y la razón emponzoñadas
vomité y me vomité
(a ritmo de canciones espinosas),
porqués y maldiciones
mientras algunas arañas tejían
su futuro.

Después de ti
hubo mañanas amargas, solitarias,
de ojos de caracol y naturaleza muerta
en las que empeñé
mi amor propio
por unas horas más de abandono.

Sí.

Después de ti
hubo tardes de comer y beber
junto a moscas y gusanos
aun a riesgo de ser vapuleado
en alguna calle o avenida.

¡Qué idiota!

Después de ti
había un valle de flores de Luna
y noches y mañanas y tardes
floreciendo mientras yo me marchitaba.

Aunque el naranjo
pierda sus frutos (y estos se pudran)
conserva su aroma.

De Sombras, 2012
leer más   
17
6comentarios 112 lecturas versolibre karma: 105
« anterior123457