Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 275, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Se me ocurre...

[Por despertar curiosidad]

Se me ocurre…
indagar qué es lo que me impulsa,
a querer ver lo que hay,
por encima de esta bruma oscura,
que envuelve al mundo en esta edad.

[Por poner más de un verbo en acción]

Se me ocurre…
experimentar, sentir emoción;
invitarte a viajar conmigo,
visitar Cetus, Draco y Lyra,
o cualquier constelación.

[De modo tecnológico infantil]

Se me ocurre…
en nanotecnología invertir,
seguir jugando,
a intercambiar contigo cromos,
hacernos pequeños,
imperceptibles como gnomos.

[Por ascender al espacio unos metros]

Se me ocurre…
llevar a efecto una idea,
que me ronda esta mañana, 
despegar desde cabo cañaveral,
en una cápsula amañada,
media cáscara de nuez,
de pistacho o de avellana.

[Por descubrir mundos ignotos]

Se me ocurre….
compartir con D´artagnan,
con Aramits,
con Saltamontes,
Lúdico, Athos y Porthos,
en Poémame, unas fotos.


[Para presentaros, de la mitología egipcia, una deidad]

Se me ocurre…
lanzar una moneda al aire,
cogerla al vuelo
en el anverso Nut,
diosa que personifica el cielo,
y en el reverso….

...nos harán falta diplomas,
para entender iconografía simbólica,
que a todo/a arqueólogo/a empitona,
con cabezas de animal,
y cuerpo esbelto de persona.


[Para dejar atrás la tierra y la contaminación que nos cubre]

Se me ocurre…
quedar con Shinatobe,
diosa del viento nipón,
para sobrevolar por las nubes japón

...me hará el honor, de procurarme, alas nuevas,
pues quiero que sea mi geisha,
en la fiesta de un cielo añil sin fronteras.


[Por atreverme a filosofar]

Se me ocurre….
con convicción rabínica afirmar,
que soy libre para soñar,
y soñar no tiene dueño;
que lo versátil de la fantasía me acompañará,
al patio escolar del recreo,
por un perpendicular,
cósmico y volátil sendero.

[Por no quedarme "in albis" hasta el alba]

Se me ocurre….
que la sabiduría,
hasta dormidos en la noche nos instruye,
regenera nuestro afán,
controla el flujo de pleamar,
decodifica pronto el pensar,
y a quienes logran despertar,
al lugar de amar la paz nos restituye.

[Por eso….por razonar]

Se me ocurre….
que vivir no es otra cosa,
que desatar poesía,
sacar ingenio en el filón,
de la mina de un lapicero,
acrisolar oro,
percibir que hoy se estrena el mes de enero,
sentir el abrazo de Minerva,
yo el primero.

[Y a quien lea estos versos]

Se me ocurre….
animarle – animarte,
con tesón a escribir,
a que permitas que te hable,
en francés o en armenio,
el corazón bohemio,
que habita y palpita en ti,
a ser y hacer de otro ser,
que se sienta contigo,
vivo, alegre y feliz.

P.D

[Como ya no quedan palomitas,
ni gominolas de colores en el bar del ambigú,
ni galletas rebozadas de chocolate,
que al morderlas hacen ¡crunch!,
subo a la cabina de proyección,
y pongo el - The End – a esta película de ensayo,
que viene a ser un flirt,
la historia de un amor a las letras,
que no aparenta tener fin]

Se me ocurre….

[por eso del marketing]

aconsejaros al salir:
si te gustó el film,
no olvides dar tick a ese corazón del guionista,
que con cada voto tuyo,
se siente super bien…resucita,
te da las gracias,
te da un abrazo,
te envía un beso,
y una nueva cita.

Fotografía:
Shinatobe, deidad de la mitología japonesa.
leer más   
19
22comentarios 157 lecturas versolibre karma: 107

El Pequeño Zorro

Siempre estaba sólo
Mirando la extensa pradera
La llegada del sol
Y la puesta de la luna

Se preguntaba
Por la mañana al despertar
Alguna cosa que me pudiera faltar

Se sentía sólo pero estaba
Acostumbrado a vagar
Por los extensos bosques
Naufragar en la oscuridad
Resistir a las fuertes tormentas

Mas un día se encontraría
Con aquélla cosa que cambiaría
Su vida le daría
Un significado le otorgaría
Eso que le faltaría
Pero... le dejaría
Por dentro un lejano
Anhelo...

Se cruzó con aquél soñador
Con el cuál compartió
Días y noches
Momentos que quedarían
Para siempre en su memoria
No olvidaría su inocente sonrisa
Ni tampoco el calor de sus brazos
Uno de esos lazos que jamás
Se romperían serían eternos.

Estuvieron tanto tiempo juntos
Que el pequeño tenía que regresar
Del planeta del que vino.
El zorro sin dudar
Lo dejó marcharse
A pesar de que se quedaría
Sólo. Pero tendría un
Regaló incondicionable
Su amistad, el calor del afecto
Lo que se sentia ser apreciado

Pobre zorro lo vio partir
En su avión tuvo que dejarlo ir
No sabe si iba a volver
Pero más de lo esperó
A pesar que nunca lo vio llegar

Entré las estrellas al principito
Buscó.
Ese día ya cansado
Con los huesos dolidos
Se acurruco frente al árbol
Dónde contaban estrellas
Dio su último aliento
Revivió aquél momento
En que encontró aquél niño
Al que llamo amigo
Lo encontraría aunque no fuera
En esta vida...
leer más   
24
19comentarios 127 lecturas relato karma: 102

Nuestras Almas infantiles...Dedicado a la poeta y amiga de Huelva María prieto...

La costa onubense,
tal como la llamaron
los antiguos Romanos
pinta un paisaje celeste...
Mi dama sale del follaje
bajo un citadino albor
arrastrando
un sudario de estrellas
y cubre su rostro
velo de rosa,
telar y costero
de la realeza antigua...
Soldada infatigable
de la caballería romancera,
¡ Cabalga hija de castilla
con hidalguía!
hacia el monte escarpado
húmedo y escaldado
por el sol del mediodía...
Ahí te espero en las calles vacías
somnolientas,
desprolijadas y vencidas
y apaga el fogón veraniego
por donde se acicala
el Dios trueno...
Te envío cartuchos de prosas
muy parecidos
a cachetazos de alegría
para hacer retroceder
la infatigable cortina de lluvia
que empapa tu vientre
de algas marinas...
Del cerrojo hambriento
de la corteza y carreta del tiempo
salen hormigas danzarinas
caminan con aspavientos,
nuestras Almas infantiles
se abrazan en un lánguido suspiro...

Ramón Pérez Briceño
Buenos Aires, Argentina
07/05/2020
leer más   
16
9comentarios 154 lecturas prosapoetica karma: 120

Abundancia

En la mesa del derroche, se sirve la tragedia de la miseria.


Autora: YolandaR. Todos los derechos reservados.
leer más   
21
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 96

Una mano saliendo del espejo

De la distorsión del espejo
de esa silueta desenfocada
cual si viniese de hombre de nube
sale nítida
el hermoso cabo de una mano amiga...
ofreciéndose
invitándome a traspasar el umbral
profanando el espejo
a volverme uno con él en su mundo de nieblas
allí
donde la amistad rasea los contrastes
compartiendo como iguales
donde yo soy yo
sin miedos
donde él es él
con sus desastres
y entre él y yo —contra todo mal pronóstico—
hay un buen nosotros.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
17
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 96

Nuestros sueños...

Quiero ser el espejo que refleje el recorrido,
de tus sueños, surcando hacia lo míos
En una luna blanca de océanos y ríos,
ceñida al regazo de la paloma en su camino

Quiero alcanzar tu soledad con mis dedos,
desde esta vida de cristal, que turba la arboleda
Con un velo de espuma y un racimo de versos,
que hagan de tus horas un sublime rezo

Quiero cantarte desde la infancia lejana,
La que estremece barquitos de papel y guiños
Cantar desde el recuerdo que ciñe la distancia,
con los ojos del alma y el rubor de los pinos

Quiero que nunca se detenga nuestra paloma,
en mitad del cielo o en un ocaso infinito
Paloma blanca que atraviesa el universo,
con nuestras iniciales y el color de los besos

Quiero llenarte la vida de poesías y auroras,
brisas de primavera, ansias de nuevas estaciones
Refugio donde nuestras almas se desbordan,
en quimérica vida de sol y fantasías de colores.
leer más   
16
23comentarios 143 lecturas versolibre karma: 100

Amigo...

Mi querido amigo,
mi confidente y compañero
Hoy necesito confesarme,
hablar sobre lo nuestro
¡No del amor de antes!
del amor de hermanos,
el que dibujamos en las paredes,
y en las palmas de las manos
Hoy te confió mi amor de mujer,
mi amor ardiente y herido
Mi querido amigo,
No sé de este sentimiento,
ni en que momento, me abordó
Sólo se, que clama mi deseo,
me sorprende con el llanto
y en tu ausencia desespero
Sé, que cruce la fina línea,
pero no fue pensado, ni deseado
Ocurrió simplemente,
como ocurren los milagros,
Ahora me martirizan los celos,
y solo para mí te anhelo
Si ese amor, en ti no ha despertado...
No sientas pena, no es tu culpa
que pase los días acariciando tu cielo
Te amaré en silencio...
Te miraré desde lejos...
Dejaremos de vernos...
Pero si en tí también se hizo,
Seamos para siempre,
confidentes, amantes y amigos.
leer más   
17
18comentarios 125 lecturas versolibre karma: 81

Dos rosas para Kahi

Llamé a un amigo:

. - Tenemos tiempo de sobra Iván, ¿Te importaría que nos acercásemos hasta Villa Mayor de Monjardín?

.- ¡Y que se nos ha perdido por allí!

. – La última vez que visité ese enclave, conocí a un muchacho catalán que se detuvo en el pueblo porque su novia quería continuar sola hasta Santiago. Estuvimos hablando un rato en el albergue de abajo, atendiendo a los peregrinos que paran allí; su nombre es David, dijo que quería quedarse a vivir en ese pueblo, le encantó el lugar.

. – Y tú como siempre, esperando el momento de seguir tras las huellas de todos estos que pasan con cantimplora, chubasquero y barro en las botas...

. – Hay algo de ese lugar que a mí también me atrae, es un monte fácil de escalar, en cuya cumbre destacan airadas, como una advertencia al invasor, las ruinas de una fortaleza conocida como San Esteban de Deio, en su momento, castillo fronterizo del primitivo reino de Pamplona ¡Pon en marcha el todo terreno, venga!

Ahora sabemos que, con el tiempo, castellanizado el actual nombre Monjardín, proviene de Mont Garcés, en recuerdo del monarca de Pamplona: Sancho Garcés I, conocido como el rey ermitaño y que está enterrado bajo la fortaleza.

Cuando llegamos a esta villa, no pudimos encontrar al “Angel del Camino” ese era el nombre que David, el chico catalán, utilizaba en el blog de internet. Le visitaban peregrinos llegados de Holanda, Alemania, Inglaterra, Francia.
Contacta con ellos, y al pasar por el albergue, le saludan. La última vez que hablé con él, el albergue estaba a tope de su capacidad.

Al llegar, preguntamos por él. Uno de los hermanos hospitalarios, recién llegado para hacerse cargo del albergue dijo conocer al ángel, mejor dicho “El chico del tatuaje”. Un ángel con alas extendidas que le ocupaba toda la espalda.

.- Ha marchado a Barcelona, su chica ya volvió de Compostela. Es todo lo que pudo decirnos el hermano sanjuanista.

.- Si lo ven por acá díganle que preguntó por él, el chico que escribía un diario sobre el camino.

Pasé a enseñar a Iván, un pueblo bello que yo conocía bien. Había hecho un reportaje sobre las visitas guiadas al castillo.

. - Y ¿qué es lo que hablaste con el tal David? Preguntó mi amigo

.- Me vio tomar apuntes y me invitó a un poleo menta. Afuera en una mesita tienen frutos secos, avellanas, nueces; los caminantes dejan la voluntad y él invita a un café de puchero que calienta en el microondas. Aparte de eso me llamó la atención el hecho de que, como yo, él estaba escribiendo un libro, quería llamarlo “Vida”. Creía que el suyo era un título original. Le dije que Santa Teresa hace quinientos años se le había adelantado. Vamos a tomar un cafecito.

Al salir del albergue repararé en algo insólito. Sentada en un banco de piedra justo en la pared de la casa de enfrente, una hermosa joven de rasgos asiáticos, leía un libro y tomaba apuntes. Impulsivamente cogí una rosa de las muchas que cubrían una antigua puerta a pie de calle y me acerqué:

.- ¿Can you speak English?

. - Mi nombre es Kahi soy de Corea y estudio en Sevilla.

Yo ya estaba sentado a su lado mientras Iván, atónito nos observaba.

. - ¿Qué lees?

.- Paulo Coelho, el también hizo el camino.

¡Por Dios que aquella mujer era guapísima, no he visto pelo más sedoso y tan negro azabache!

. - ¿Te vendrías a cenar más tarde con nosotros? Es lo que dije, había aceptado mi rosa y yo ya estaba enamorado.

.- Sí, ¡qué bien! primero duermo siesta, albergue ahora lleno, no tiempo de leer. ¿Y amigo?

Precisamente en ese instante Ivan, hablaba con el dueño de la casa del rosal, a tan solo siete metros se le escuchaba muy bien.

.- ¿Le importaría si cojo una rosa? - Dijo al lugareño

.- Hágalo, hay muchas. - Le contestó aquel buen hombre.

Mi amigo cortó entonces otra rosa, rosa pálido, la mía del rosal adyacente era rojo pasión, Kahi se dispuso a olerla cuando Iván se le acercó.

.- Esta rosa tiene perfume, la que te ha dado este palurdo no.

No solo me acababa de traicionar, presentándose así, me había matado, me estaba espantando la liebre y jamás he de perdonarle esto, se sentó, no a mi vera sino al otro lado de Kahi. Ella depositó mi rosa sobre el libro, Iván le habló.

.- He visto que escribías en tu cuaderno, nosotros también lo hacemos, escribir.

Me puse a hacerle señas, largo de aquí Iván. El pepino de él seguía dando palique.

.- Mi amigo estuvo en Santiago, ahora recoge datos para su diario.

.- ¿Cómo se llama libro? Kahi puede comprar, yo busca en librería.

.- No se ha editado todavía. tiene que estructurarlo, es periodista ¿no te lo ha contado?

Me levanté, Kahi se incorporó y sacó su cámara, se la pasó a Ivan, luego éste nos hizo la instantánea. El ángel coreano quería retirarse a dormir.

.- Poco tiempo para camino, yo mañana llega a Logroño, después autobús Sevilla.

.– Si quieres yo te llevo de una tirada a Compostela. Se atrevió a sugerirle el traidor de mi amigo ¡Sería estúpido! Pero Kahi no entendió. A esa hora nuestra cena con la geisha se había ido al carajo. El pepino insistía, dos segundos con una fruta exótica y ya era adicto, estaba lanzadísimo.

De nuevo pude hablar con ella.

.- Puedes confiar en mí pero no en éste.

.- ¿Qué cosa cuenta libro?

. - Pone al descubierto el lado espiritual de las personas. Es sobre un ser que se mete al camino, para encontrar sus valores de fe, apartándose un trecho de la contaminación del mundo.

.- ¿Tú, Ángel, como guerrero samurai?

¿Os he dicho que jamás se lo perdonaré a Ivan?
leer más   
9
15comentarios 226 lecturas relato karma: 83

El amor que te di

Quiero que siempre recuerdes, amiga,
que tu nombre sale escrito por aquí,
porque ya para nunca yo olvido,
runas talladas, que hollan mi sentir

Quiero que siempre recuerdes, amiga,
por qué me empeño en compartir,
amores que se van marchando,
y otros que quedan por venir

Quiero que siempre recuerdes, Leticia,
quién era el ángel triste del jardín,
que allí en la fuente estaba inerte,
y tu niña aquella tarde, le hizo revivir

Quiero que siempre recuerdes, Rebeka,
que el primer Haiku descubrí,
de las manos de una Geisha,
que el kataginu y la hakama, tejía para mi

Yo soy tu Samurái (la osé decir)

Quiero que siempre recuerdes, Zenaida
que yo me quise fugar,
desde España hasta Argentina,
en busca de Varimar

Quiero que siempre recuerdes, Carmen,
que Al Karem gestó gemelos,
el cosmos, el enigma, la luna que insufla anhelos,
secreta encrucijada, caminos paralelos

Quiero que siempre recuerdes, María,
que mencionar Aracena nos unió,
para mí eres la mejor maestra,
que la romana Extrema Dorii parió

Quiero que siempre recuerdes, Ze pequenh@,
que me siento un ignorante patán,
cuando en mi alma se posan poemas,
en tu hogareño catalán

Quiero que siempre recuerdes, desconocida,
que tu apoyo espiritual recibí,
en refrendos de fe en los comentarios,
que con cariño firmaba: Sinmi

Quiero que siempre recuerdes, amiga,
qué musa me trajo hasta aquí,
en mi caso fue la noche,
envuelta en soledad pegada a mí

Quiero que siempre recuerdes, MM,
lo enamorado de las diosas que me vi,
cuando la fría Viena tejió un poema,
y en su Danubio Azul me sumergí

Y ahora al final, querida "Julia”,
el quiero que recuerdes (es secreto) y va por ti,
desde que ayer, tomando un Vodka bajo el tilo,
similitud en nuestras vidas descubrí.

Autoría: Maikel – Edward / 9 de abril 2020

Imagen: depositphotos
leer más   
21
18comentarios 144 lecturas versolibre karma: 88

Poema: San Valentín

Autor: Gonchi Celayes Caballero

SAN VALENTÍN

Qué soleado y bello está el día; los pajaros cantan, las rosas florecen, y las parejas disfrutan de una linda tarde de febrero; mientras se dan un beso de amor infinito.

Es tan simple y romántico describir el San Valentín con estas palabras. Pero este día, trata de algo más que simples palabras de amor.

El San Valentín no trata sobre comprarle algo caro a tu pareja. Ni tampoco trata de regalarle objetos para quedar bien con esa persona; sin quererla de verdad.

El San Valentín no nace del dinero. No es necesario que sea un día de los enamorados, puede ser algo más que eso.

El San Valentín es un día para compartir con las personas que quieres de verdad. De aquellas personas que te ayudaron a ser mejor de lo que eras antes; que han estado para ti en los momentos más difíciles de tu vida, que nunca te han dejado tirado.

De esas personas que te aman sin importar cómo seas; sin importar tu color de piel, tu condición física o tus preferencias sexuales. Hay muy pocas personas en el mundo que te van a querer de esta manera; no es fácil encontrar a alguien que se preocupe tanto por ti.

Así que, si tienes a alguien con estas cualidades, disfruta de este día con esa persona. Salgan a divertirse, compartan nuevas experiencias y que no les importe lo que digan los demás; es problema de ellos.

Y si tienes un grupo de amigos que tengan estas virtudes, invitalos a salir a alguna parte y diviértete con ellos. No olvides que la amistad, es tan valiosa como lo puede ser el amor hacia una persona.

Tampoco te olvides de tu familia; de las personas que siempre han estado en tu vida, que te dieron ese calor hogareño que no te dan otros. Si tienes la oportunidad de estar con ellos en este San Valentín; no dudes en llamarlos para preguntarles cómo están, o para invitarlos a caminar por la playa, o por dónde sea.

En esta fecha, no le regales cosas materiales a la persona que amas. Demuéstrale cuánto la quieres siendo quién eres; sin ser otra persona, sin engañarte a ti mismo.

Regalándole tu amor, tu sinceridad y estando en compañía de ella. Sin dejarla de lado, sin pensar en el dinero ni en lo que vas a hacer mañana. Hoy es un día especial que no se puede desaprovechar, un día para dejar de pensar en tus problemas y estar con las personas que amas.

Y ahora que ya sabés qué es el San Valentín de verdad, anda a pasarla bien con las personas que te quieren, que te aman de verdad. Porque eso es, el verdadero significado del San Valentín.
leer más   
5
3comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 56

Me quitaste tanto!

Me quitaste la sonrisa.

Me quitaste lo divertido.

Me quitaste lo inocente.

Me quitaste la ilusión.

Me quitaste el deseo.

Me quitaste la amistad.

Me quitaste la confianza.

Me quitaste la felicidad.

Me quitaste el amor.

Me quitaste tanto, que no había más que perder y deje de extrañarte.

Aun así, me quitaste el miedo, y el miedo a perderte, mas que el amor, era lo que me mantenía a tu lado.

Me quitaste tanto que recordé disfrutar la soledad y aprendi a disfrutar el silencio.

Me quitaste tanto, tanto, tanto, tanto, que aprendí a ser yo, y ya no me importo perderte.
leer más   
10
6comentarios 145 lecturas prosapoetica karma: 77

Déjame contarte

Deja que te cuente…

Entonces éramos niñas,
jugando con trozos de papel
Abriendo cercas prohibidas,
pegando hojas de margaritas,
bebiendo la savia de la vida

Deja que te cuente…

Éramos niñas ambiciosas,
nadando en ríos de plata
Bailando en nubes de seda,
chiflando el equilibrio de las horas,
llorando con melodías de sirenas

Déjame contarte…

Quizás los ríos fueron hoscos,
y hubo menos estrellas
Quizás no abrazamos tanto,
ni sentimos el tacto de la seda
Pero fuimos juntas entonces,
prendidas de las estrellas
Con el aroma de las olas,
enterrando nuestras huellas
En lo más profundo de la tierra,
con arrojo y vehemencia.

Mis recuerdos de entonces,
mi gloriosa fortuna…
mi inseparable pena...
leer más   
18
7comentarios 93 lecturas versolibre karma: 84

Alma de sueños (Poema dedicado a mi amigo @Rafael_Sanchez)

Intento explicarte al oído:
Que eres un segmento de cielo,
en las murallas del abismo
Un velo de piedad blanca,
tanteando las gotas del rocío
Un corazón pleno de sinfonía,
bordando el infinito

Intento explicarte a gritos:
Que no hay épocas ni descuidos,
para tu alma de niño
Que no consta la distancia,
para tu corazón enardecido
Que no prodigan soledad,
tus templados y sensibles latidos

Intento explicarte bajito:
Que eres el abrazo del sueño
El oasis floreciendo en el vacío
El amor que mira al destino
El dolor ofendido por el mimo
La paz y esperanza del peregrino
El sueño del poeta dormido

Intento explicarte:
Que tú ¡Poeta de sueños!
Tú ¡Eres mi amigo!
leer más   
16
21comentarios 110 lecturas versolibre karma: 87

Amor, amistad

Puede qué nos separe,
la distancia y los días,
qué el sol nos
abrace a destiempo
Pueden perderse,
las miradas con el viento
y los besos ahogarse,
en largos inviernos
Puede que la muerte,
nos sorprenda a lo lejos
Pero el amor y el apego,
de la amistad,
no conoce tiempos
Unión insondable,
de confianza y respeto,
Fusión de corazones,
y almas sensibles
Amor perpetuo,
en el calor del silencio
leer más   
14
15comentarios 123 lecturas versolibre karma: 97

Silencio

Algún día rodeare el mar,
con radiantes pensamientos
Para llegar hasta tu orilla
y alcanzar un codiciado beso

Caminaré por la arena templada,
Con las olas, acariciando mi sombra
Y me senté mirando el mar,
Imaginando que él también te añora

Cortare mis sentimientos al viento,
para que nadie, los lea en mi mirada
Frente al horizonte acogeré el olor,
que desde el fondo del mar me llega

Pensaré que en cualquier momento,
Tu figura dejaría huellas en la arena
Y yo giraría la cabeza hacia tu encuentro
Convertida en eterna primavera

Pero pasaran las horas y pasaran sola
mientras mi cuerpo, abandona la magia
Para regresar con tiempo a la realidad,
que espera con tristeza y a solas

Y desde el sillón de mi casa,
habré vivido, sin nadie saberlo…
Aquel encuentro del que un día hablamos
Y solo lo acaricio
mi ansiado recuerdo
leer más   
13
5comentarios 105 lecturas versolibre karma: 99

Solo, pero yo nunca abandono

Es la lealtad la que me detiene,
es la fidelidad la que me sumerge,
es la amistad la que en muchos carece,
es la ambigüedad la que me entristece,
mientras muchos de un rato a otro desaparecen.
leer más   
5
2comentarios 27 lecturas versolibre karma: 58

El valor del alma

Mientras yo me perdía en tu mirada,
tú, descubrías los rincones de mi alma
Habitaba cargada de mudanzas,
henchida de desengaños y usanza

Con la exactitud de las horas,
fuiste acoplando las inquietudes
Secando las lágrimas vertidas,
arropando y mimando las preocupaciones

Mientras yo me perdía en tu mirada,
tú dabas vida de nuevo a mi alma
Girándola con súplicas a una brisa renovada
abriendo cada una de sus ventanas,

Y juntos nos sumergimos en el inmenso,
mar de las letras y las palabras
Y construimos nuevos poemas y versos,
antídotos para otras adormecidas almas

Del espeso mundo de los pronombres y verbos,
nos prendimos dos conjugaciones
Prodigio del presente indicativo
como ofrenda al amor y los grandes valores

Tú me respetas…y yo te respeto…
leer más   
17
15comentarios 123 lecturas versolibre karma: 124

En tus pupilas

La unión de dos almas gemelas
son reflejos de horizontes infinitos,
pero, dime, qué hago
si vi pedazos del universo en tus pupilas
y tú cerraste los ojos para no verme.
leer más   
19
6comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 90

Hipotetizándote (con @ChaneGarcia)

Él... con su ignota voz masculina —pues, hasta ese momento nunca le había visto el rostro— daba pie al rito... me aventaba el desafío poético. Nadie, ninguno de los dos había dicho nada; pero el aire iba saturado de cierto tufillo... de cierto deseo tácito, casi con la intocabilidad propia de un tabú: la peligrosidad de probar... al permutar nuestras amalgamas, en esa tangencialidad cerebral pocas veces conjuntada. Su invitación —para mí— era como lo de un susto... daba miedo acoplarse, ser trizado por la genialidad de aquel Sol desnudo sin sombras... de apariencia nueva, ¡sí!, disfrazado en aquella mascarocidad treintañera; pero de seguro, albergando adentro a una destilada entidad mucho más antigua. Daba miedo adentrarse en la desdibujación de su encandilado fulgor, su facilidad verborreíca. Siento que no sobreviviré a la mirada del Apolo. ¡Ojalá su verbo alado —al pulsar la lira con su afilado plectro— conmigo sea benevolente! Es mi primera vez... nunca me había acercado tanto a otra cerebrocidad distante a ciegas. A veces... cuando escribo cosas acerca de gente que no conozco... debo echar mano a lo que tengo: imaginar sus probabilidades, probablemente improbables, o, como dirían otros quizá menos prosaicos: «Al ponerse a hipotetizar así de ese modo, no hay de otra, hay que fumarse una lumpia piche... y verde»

Él... que camina en un mundo de limitaciones impuestas por ideologías marradas, mas los senderos de su espíritu, los caminos espirales de su razón inquieta, los valles grises de su sesera, solo conocen de infinitudes. Que dice aceptar con vacilación y desasosiego la limpidez de una invitación fraterna a poemar... Él... que es una fuente inagotable de ingenio lingüístico, que se sienta en la cima de colinas y cordilleras a contemplar el mundo y sus seres vivos, las entidades animadas y las exánimes, y describe sus circunstancias con portento e imaginación transdimensional. Con su hidalga lengua ─de algún lugar, de alguna ilustre mancha geográfica sudamericana, de cuyo nombre me da gusto acordarme─ y con su estilográfica afilada con limas forjadas en el Olimpo, por los dioses de la palabra; conturba el verso, la rima, la prosa y los vocablos mismos. A ese ente vivo lo imagino en disertaciones internas con Platón, Aristóteles y Parmenides, ilustrándose e ilustrando, entendiendo y concibiendo el discernir. Y quizá yerro al hipotetizarlo de esta forma, mas no creo que erré por tanto, sino apenas tantito, por un ápice ─uno ínfimo─.


~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry con
@ChaneGarcia

2020-Feb-18
leer más   
20
18comentarios 157 lecturas colaboracion karma: 110
« anterior1234514