Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 168, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Estación abandonada

Te recuerdo aguardando en una estación abandonada. Como si a tu alrededor todas las cosas hubieran muerto. Presa del delirio o de una realidad prolija en espinas. Buceando la monotonía de las horas con la respiración contenida y el corazón en huelga. Sola en el centro de todas las dimensiones. Ausente de los rituales cotidianos. Te negaste a la vida como si con el sacrificio pudieras forzar la mano de los dioses, pero erraste la jugada. Ahora viajas en trenes invisibles sin moverte de sitio. Atorada en la soledad que te esquilma y te protege. Al margen de los días lluviosos o los días soleados, porque el paisaje al que obedeces yace hurtado a la realidad en algún lugar confuso de tu psique. Te recuerdo con las alas desplegadas como un ángel imponente. Siempre pálida entre los colores bárbaros de la Primavera. Sangrando en un costado en la cima de tu Gólgota imaginario. Atiborrada de pecados ajenos con el convencimiento absurdo de que la prole aún puede ser salvada. Y en las tardes oscuras de tormenta, cuando la melancolía es tu única compañera, te veo caminar entre maizales a la espera del rayo o de otra madrugada.
5
1comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 73

Instantes de sal

Seréname con tus labios imperativos.
Sáname del rigor
de un poema herido,

al descifrar nuestras ausencias...

¿Recuerdas como los instantes de sal
bebían nuestras ropas y se vestían
con nuestra desnudez más pura?

Éramos,
paráfrasis del otro,
caléndulas llovidas.

Germinadas en serpentinas
cosidas
con nubes de ópalos lácteos.

Goteando y susurrando.
En nudos y aparejos.
Cada sudor
un pincel roto.
Cada verso
un óleo decantado.

Cada boca,
clavadas en una mutua penumbra acústica.
leer más   
19
16comentarios 101 lecturas versolibre karma: 98

Extraño

Últimamente,
hago cosas extrañas.

Hablo con mi alud de tristeza,
tengo la misma solución
para todos mis problemas, .

Y continúo
haciendo cosas extrañas.

Me hundí en la noche,
y esperé al turbio hechizo
de los besos furtivos
para aliviar mis temores.

Como si no pasara nada,
hago cosas extrañas.

Te busco en las vidrieras vintage,
te encuentro en las calles antiguas
que desplegaron nuestra primavera.

Por si no lo sabes,
hago cosas extrañas.

Escribo lágrimas
sobre un cielo borroso,
adelanto las manillas del reloj
pero no amanece.

Doy nombre a cosas
que no existen,
intento detener las olas
del recuerdo
para que no me sangre
la memoria.

Por si lo olvidas,
hago cosas extrañas.

Bajo la sombra
que refleja un naufragio,
siguen pasando los días
pero siempre es de noche.

Si algo he aprendido,
es que cuando el dolor
no tiene palabras
en la ceniza florece la angustia.


©Alejandro P. Morales. (2019)
leer más   
21
25comentarios 141 lecturas versolibre karma: 102

La Falta

Me he quedado sin
poemas
arrancados uno a uno
de mi rémora
circunspecta
de mi escama vacía de letras
abyecta
de mi leporina
soledad
me he quedado sin
balas
detonadas una a una
en el blanco de la noche a pura herida abierta
cuando anfibia
entre tinta y tecla
vuelvo
a comenzar.
leer más   
7
3comentarios 36 lecturas versolibre karma: 83

El deshielo...

Tantas noches de este otoño que se ha consumido
he anhelado despertar de este letargo...
regresando una y otra vez hasta el afable lugar,
en el que plantabais vuestros versos, vuestros relatos,
y entre pesares y alegrías, los silencios,
esos espacios fértiles para sembrar pensamientos...
que como en un vergel trepaban por cada espacio.

Cuantas veces vuestras palabras...
desencadenaban tormentas que aliviaban la canícula
y la lluvia de la inspiración se empapaba de sentimientos.
Entre mi admiración, temblaba a veces mi corazón,
cosechando entre vuestros renglones grises profundos...
que luego se transformaban en luz, disipándose mis temores,
cuando volvíais a pintar amaneceres sobre rojos poemas.

No, este no es un invierno como los otros,
este trae el desenlace de un año cubierto de niebla.
Ahora toca hacer balance de despedidas y llegadas
y me doy cuenta de que vuestro destierro,
pesa tanto como si dentro de mis venas circulase mercurio
y en el termómetro del cariño sintiese un gelido desconsuelo.
Las dudas son como hienas y vuestras ausencias incurables.

Si hubiera podido evitar que os atrapara el invierno eterno
...me habría permutado por siempre en deshielo.
leer más   
11
5comentarios 79 lecturas versolibre karma: 81

Al faro

En la costumbre de lo oscuro
un viejo velero anuncia
el humo de las sombras del puro
al ancho mar de tus besos en renuncia.

No se cómo gritar con los ojos
que ven la partida
de aquel bello rostro sonrojo
en el ocaso de la muerte en vida.

Ya no espero, pues la luna
me ha llevado
al faro de la sauna
entre ramos y en vid bañado…

Es así el génesis de una finita caricia
entre el ayer y hoy: Así fue...
13
3comentarios 42 lecturas versolibre karma: 90

Agridulce

La fiesta estaba triste,
El payaso tenía frío
mientras buscaban que abrigue a carcajada.
Sus sueños presos en globos resquebrajaban el aire de su mirada.
Pirueta sin sol,
Colores iridiscentes.
Termina la función,
no hay hogar o quizá en su tic tac resiliente.
Luces ausentes.
leer más   
18
10comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 104

Sin el otoño

Y si nos besamos
y mordemos el nido...
o ¿ Sólo nos helamos
y acariciamos el terciopelo del durazno en desnudo?...
Las ultimas hojas...y ya sin el otoño.
13
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 97

Saber abandonarse

...

Golpe a golpe
el sonido comienza a moverse


Tengo miedo de perder el amanecer
y que vuelvas
y que no esté.

Tengo miedo de llevar mi ausencia acuestas
de que me leas
y que no esté

Tengo miedo de no ser,
a pesar de que tú seas
y que no esté.

Porque

...

Yo estaría aún así;
aún sin más y con todo

Aún a pesar de no ser en ti,
ni que me llames,
ni que seas,
y no estando tú, sin ser yo.

Con todo lo que puedo,
con lo que me falta,
con lo que sueño.

Y con lo que no estás.

Así soy.
Así eres y,
así,
te espero.
11
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 117

Ya no soy

Amanece oscuro si tú no estás.
Ya no hay días si tú no estás.
Vivo en el mismo instante desde que no estás.
Ya no estás y yo no estoy.

Ya no eres y yo no soy.
No te fuistes sino que me llevaste.
Y sólo entre tanta gente,
Los restos de mi vida son un lastre.
leer más   
12
4comentarios 64 lecturas versolibre karma: 102

Madre (A la memoria de mi madre, Adriana)

Firme y cálida mano
de mi infancia.
Tiernos abrazos, arrullos,
en la alcoba de mi sueño
y de mi olvido,
entre olor a ropa blanca.

El calor de la candela
hilvanaba nuestras tardes invernales
al arrimo de tu cuerpo.
Y en las noches de congojas y de miedos,
eras mi faro,
mi refugio,
mi nido,
mi morada,
mi consuelo.

Silueta alta y erguida.
Cara al viento.
Frente ancha y despejada.
Mirada, serena y franca
tendida al tibio sol de la mañana.

Un fresco aroma de verano
me regalaba el rastro de tus pasos.
Olor a paz.
A dorado trigo.
A pan caliente.
A cántaro frío de barro.
A pozo hondo, profundo.
A flor de celindas blancas…
Y tus risas cristalinas
se perdían
entre rumores del agua.

Y tu voz potente, clara,
estallando en mil jirones
por el aire de la estancia,
enredándose y doblando las esquinas
en el sordo silencio de la calle,
como un río transparente,
inagotable....

………………………………….
(El tiempo, inclemente, pasa.
Recuerdo y olvido arrastra.)
...............................................

Y las dos…
(noche última y efímera)
mudas, solas,
corazón a corazón
y sin palabras…
escribimos blancas páginas
de lo eterno sin retorno.

Y dejamos un suspiro,
en los rincones del viento.
Y en los recodos del miedo,
una lágrima.

(Enero,
esperando primaveras,
sembró
blancos cristales de escarcha.)

Y te marchaste en silencio,
de puntillas,
allá por los senderos
donde levitan los astros
y el universo inmenso se expande.

(La luna, testigo insomne,
de luz plateada arde.)

Y me dejaste tu risa cantarina
resonando en los poros de mi alma
y en el aire…
de mi casa…

(Tiempos de grandes ausencias...)

María Prieto Sánchez
Abril de 2017
Pintura: Detalle de “Las tres edades de la mujer” Gustav Klimt
15
16comentarios 105 lecturas versolibre karma: 106

#JuevesDeCafé

Y he bebido todo el café de tus ojos
en las noches de insomnio, pensando
que los días son pocos
para extrañarte tanto.

Bela
leer más   
20
5comentarios 36 lecturas versolibre karma: 102

Pluma sin tinta

Releer, seleccionar, corregir:
sobra la coma, falta un punto.
Pensar y repensar lo que uno dijo
(lo que escribió)
para que se lea cierto, certero, contundente.

¡Qué mamera! Estando tú tan lejos, tan ajena,
tan indiferente.

Y yo amándote y odiándote hasta el miedo,
con esta terca esperanza
de saberte mía aun en la distancia,
en el mayor y perfecto silencio:
en la hoja en blanco.

De Arrullos de estrellas, 2014
leer más   
17
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 102

#JuevesDeCafé

Cada atardecer te espero
escribiendo versos
en un viejo cuaderno,
con el sol muriendo
con el mar en medio
tan cerca tan lejos,
bebiendo a sorbos
café recién hecho
rogando al viento
encamine a tu puerta
su aroma y mis letras
y vengas...

Bela
leer más   
13
6comentarios 79 lecturas versolibre karma: 106

A veces

Te amo y te olvido

entre versos que escribo

apuro la pluma

para olvidarte amor mío.

Escribo y escribo

Y a veces te olvido.

Bela
Guatemala
leer más   
13
8comentarios 104 lecturas versolibre karma: 113

Era

Él era mi sueño,
la esperanza fallida
que crecía a escondidas
tan dentro de mi,
era mi ilusión rota
pegada de nuevo
con pegamento y saliva.
Él era mi luna
en las noches de lluvia,
el atardecer
que no moría nunca.
Era el universo brillante
bajo mi almohada
el océano en calma
cosquillas y sonrisas
el viento sin prisa
en otoño.
Él era mi sueño
Él era perfecto
Él era un invento…

Bela
leer más   
14
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 115

Ausencias

Un trago por los que ya no están,
por los que se fueron y no volvieron
Un trago por los que quedan
Por los que están y permanecen
Un trago por el que está ahí,
y es un zombie sin sentidos.
Brindo por todos
brindo por ti, por mí,
Por ellos y por vosotros;
La noche es nostálgica
la música suena fuerte
el corazón se me quiere salir
y mis lágrimas quieren formar un río.
Diciembre ya está aquí
hay un nudo en mi ombligo.
Sonreír es de valientes
reírse mientras todo se derrumba es de mezquinos;
la tranquilidad no se negocia
al dolor hay que dejarlo sentir.
Yo me raspé las rodillas
tratando de levantarme,
la sangre no me asustó
sin embargo, me quebré mil veces
al final, estar de pie no es malo
así tenga que caminar sobre una línea fina
al borde del abismo.
Hay ausencias que matan,
otras que liberan
Hay ausencias fortuitas,
[esas que llegan
cuando menos las esperas]
Deliberadas ausencias
causan llagas en el alma…
Ausencia de mí
[autodestrucción]
se posa en mi soledad,
cuando el mundo me da la espalda
Busco a la persona que más me conoce…
YO.
11
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 101

Amor, es más que sexo

Hunde tus raíces en mi alma
Nutre tu lascivia del corazón
Diluye tus inviernos en mi cama
Y luego me dejas, con mi dolor.
Prefiero oler con la piel tu aroma
Añorar tus uñas en mi deseo,
Buscar en mis recuerdos tus gemidos
Y llorar la soledad de tu desprecio.
Vago por mi alcoba vacía
Buscando tu sombra en cada rincón
Queriendo morir a cada paso
Queriendo vivir y saborear el amor.
leer más   
11
5comentarios 60 lecturas versolibre karma: 107

A mi ausencia

El porqué,
que acabé dándonos miseria
Por el ridículo sabor del conformismo
Al hallar contradicción conmigo mismo.

Anoche vinieron a mi dos seres extracorporales
Con un mensaje aterrador con virtudes y proezas.
Un listado de todos los frenos y perezas
Vinieron a seducir mis fantasías
Y a poner mis pies levitando al medio de incendios terrenales.
5
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 62

“Ausencia” (jotabéjo)

Tu mirada expresaba ganas de vivir
mientras mi corazón no podía admitir

el desenlace de esta novela de amor
llevada por los senderos de tu dolor
por una terrible enfermedad sin pudor
que tendría que subsistir sin tu calor.

Hacerme a la idea de estar sin tu presencia
Albergado solo en los brazos de tu ausencia

mientras mi corazón no podía admitir
que tendría que subsistir sin tu calor
albergado solo en los brazos de tu ausencia.




Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
22 de noviembre de 2018
Arica – Chile.
leer más   
18
20comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 114
« anterior123459