Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 93, tiempo total: 0.004 segundos rss2

En la cima de un campo de girasoles...

Me acostumbré a tu sordera diaria
a tus eufemismos, alusiones e ironías.
Si vivo por ti…Es solo un reflejo.
Pero ya basta de caricias falsas
me levanto de este asiento
forrado de azul intenso  
sacudo mi fardo de huesos
y tomo el camino del viento
ya no aguanto más sufrimiento
tu risa burlona y mordaz.
Perdóname...
Pero el mal ya está hecho,
ya los desaciertos corren como acertijos
y liebres sin frenos

Me marcho con la acuarela de sueños
como andarín
como lamparilla me alejo
como el errante papagayo
que se perdió en el azul bosquejo.

los vientos alisios del norte
me traen nuevas olas, resquicios
de algo nuevo
que discurren lentamente
y sin prisa.

Me traen aromas de
bosques perdidos
en el enredado cielo nocturno.
Parecido a una sinfonía de colores
rodando en un mar apacible
en la cima de un campo de girasoles.

www.youtube.com/watch?v=vx2u5uUu3DE

@rayperez
Ramón Pérez
Venezuela
08/11/2018
leer más   
20
6comentarios 81 lecturas versolibre karma: 92

"Bailando entre velos y codornices" Plumas: @EnidIsáis y @rayperez


Quítame las prendas de mi duda
la que esconden mi cuello
y mis senos blancos
entre codornices tristes de olvido.
Arrúllame en un nido de estrellas
bajo la unión sacramental de la luna
y todas las cosas bellas
que aún salvan al mundo.
Que los velos de espuma
caigan en el aposento de Morfeo
y se fundan nuestra sangre inmortal
en los pergaminos
y lienzos de oro antiguo.

En el mar astral nos encontramos
para ahogarnos ante un altar
de perlas negras
escondidas en las olas fluviales
que chocan con el transistor lacustre
de tus besos oceánicos.

Quítame la sonrisa que cuelga
en el interior de tu vientre
de porcelana fina.
Dame el susurro hiriente
de tus versos Alejandrinos
que se acomodan en los intersticios
y hendiduras de mi portafolio
o piel cargada de recuerdos.

Para así sentirte con el corazón
abierto y el Alma baída
en plena agonía de mis noches tristes
con el humo de arrabal por testigo.
Por calles taciturnas,
laberintos y resquicios
por donde vaga mi deseo.
Mientras tú te ocultas bajo la sombra del farol
que refracta el escritorio de caoba…
Si ahí…bailando el Danubio azul
encima de tus libros de poemas
descargué mi aliento orgásmico.
Y fuiste mía en pleno albor
de gemidos y llantos.


Léase oyendo esta pieza musical


www.youtube.com/watch?v=4FcTYF0OBSg


Enid Rodríguez Isáis
San Antonio, Texas

Ramón G. Pérez
Guayaquil, Ecuador.

Abril 2019

leer más   
20
21comentarios 182 lecturas colaboracion karma: 210

La pluma azul...

La pluma fuente se tiñe de azul 
de azul la sangre del cordero pascual
en el vergel le escribo al auroral 
y tiño las flores blancas del abedul.

Su punta corta y ágil hace notas
en el cabestrillo de los senos
pinto, pinto de azul la caja de truenos
y el canto alegre de las garzotas.

Con mi pluma de anciano ancestral
trazo letras de oro para mis nietos
con fábulas y resonantes sonetos
imagino al licenciado Vidriera, de cristal.

Pinto los madrigales de Rubén Darío
y levanto del piso las flores del umbrío.
leer más   
10
7comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 120

Incertidumbre

Me envuelves de mar azul.
Con el verde del campo
mis deseos complaces.
Eres viento, eres aire,
y respiro tu cuerpo.
Como luna a la noche
marcas mi camino.
Las estrellas, TUS estrellas,
figuran en mi cielo.
Todo eso eres,
pero… ¿eres amor?

Omar Martínez González, 2018 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
13
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 102

"No hace falta navegar en velero"

No hace falta navegar en velero
para perderme en la belleza
del mar.

Me extravío contigo a solas
cuando por fin duerme
la cuidad.

Cerrando mis ojos desafiando
el tiempo y la distancia,
mi realidad.

Tu tinta ya no son solo letras,
se asemejan a la pintura de
una acuarela.

Pintando perlas y sonrisas
con tus manos de artista,
poesía artesanal.

No hace falta viajar tan lejos
cuando nos leemos pues
te estrecho.

Y te siento como una suave brisa
que huele a la costa cañaveral,
incitante.

Para ser explorada con pies descalzos,
por toda la orilla
bailando.

No hace falta navegar en velero
para perderme en la belleza del mar,
cuando el mar eres tú.


Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
Marzo 21, 2019.

leer más   
14
19comentarios 117 lecturas versolibre karma: 121

Punto y aparte

Su alma bañada de misterio
descubrió en el tiempo
el vestido que le devolvería
la sonrisa olvidada.

Leía y leía los versos de su
historia y en la página no elegida,
puso el punto final y cerró
el capítulo.

Nadie de nuevo le volvió a mirar,
solo el viento le rumoraba que
lo que había dejado atrás
nunca más le haría llorar.

Los príncipes azules y hadas
salieron de las páginas de su vida.
La envolvieron entre sus hojas
ella entonces se dejó amar…


Letizia Salceda,,,
leer más   
13
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 95

Entiendo tu mirada

Entiendo tu mirada azul,
perdida entre la gente.
Escondiéndose de su raptor,
del que silencia tu arte,
del que no deja volar al pájaro libre,
del que es jaula de la belleza,
de ti,
de tu nombre,
de la mentira del engaño.

Entiendo tu mirada negra,
directa al corazón.
Donde más duele,
tus ojos llorosos,
por la decepción del encuentro,
por no saber estar
o no estar demasiado,
por querer morir y no dejarte,
por dejar sin habla,
sin luz,
sin nada,
en definitiva,
sin nosotros.

Sin miradas de estos versos,
donde el ver se perdió
en la tierra,
en el fuego,
en el aire,
en el agua.
leer más   
13
2comentarios 89 lecturas versolibre karma: 102

Tanka (notas de sol)

Sos mediodía
y me brilla tu azul,
notas de sol;
tus dulces gotas cálidas
hoy me entibian el alma.


~~~~~~~~~
Tanka - Poesía Japonesa
@AlejandroPoetry
2019-Mar-16
leer más   
35
26comentarios 184 lecturas japonesa karma: 121

Yaz

Llenas toda visión de misterio azulado
arrullándome la piel
con la brisa cálida y nocturna
de tu boca arcana.


Olvido toda venganza
derramando la miel sobre tu silencio
antesala de tu último grito,
de tu eco habitante.


Me miro en tu espejo
cuando nos sacas a bailar
y se ruborizan hasta las teclas de ese piano
que por fin entiende la caída de sus notas.


Con pasión y sin piedad
escribimos las escenas
dulces y obscenas
de este amor improvisado,
verdadero todo el tiempo.


Me lates en todo
y el todo me habla de ti
me conoces, te conozco
y sin saber nada del todo,
todo se reconoce.
16
15comentarios 91 lecturas versolibre karma: 96

Azul Berlín

Me abres el hambre
como el cielo en una ciudad
de poemas silentes,
en un Berlín inundado
de amorosa pornografía.

Sombras y volúmenes
proyectados en paredes
que soportan cada envite,
cada verbo insolente.

En el azul de la noche
descubrimos todos los caminos abiertos
como si fuéramos dueños de toda válvula
y palabra secreta.

Excediéndonos delicadamente
los contornos sin límite,
a través de una invasión
que no entiende de avisos
ni consentimientos,
como glorioso mendigo de su reino
luminoso delirio de cuarzos ruborizados.
14
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 102

Te siento en mis pupilas, en mis pasillos y recodos

Miro el manto azul
que se convierte en gris.
Así se pone cuando de arriba
los cantaros de agua
se rompen sobre la llanura inmensa
dejando surcos y cascadas
y una fría nostalgia se apodera
e instala
por regresar a mi país.

De tomar sus manos blancas
como grandes raíces desparramadas
y pasarlas por mi surcado rostro
quemado por el sol de los trópicos.
Destino depravado
¿Por qué no se bifurcan
mis ríos con los tuyos?.

Fantasmas de mi pueblo.
Despiadado sol...
¿Por qué alumbras el templete
donde boyan los nardos?
!Mira como sueñas paisajes de mayo¡
!Mira como sueñas inviernos de junio¡
!Mira como sueñas veranos de abril¡

Hoy me asomé con pasos furtivos
en tu claroscuro hogar
y dormitabas plácidamente
no quise despertarte
en astral el silencio es más sutil
y menos denso
y te contemplé rígida y yerta
cobijada por tus sábanas de amarillo, azul y rojo
con encajes de oro y plata
y yo sentado
en la mesita de la montaña más cumbre
acariciando tu aire…Flotador de aromas.

Desde los tiempos ancestrales
mi Alma ya te conocía…Somos Almas viejas
que eligieron la distancia
para vivir en la sordera de otros mundos
para no vegetar en el tiempo
quizás elegimos nuestro propio nirvana.
Pero te siento en mis pupilas,
en mis pasillos y recodos.
Y corro como el viento de febrero
entre bambalinas y globos reír
bofeteando la luna nacarada.

Oh, mi hermoso país.
hoy se vislumbra una esperanza
agazapada prendida en aromas silvestres,
gravitando en la rueda
del frondoso árbol de Araguaney,
en el canto sibilino del Turpial de la sabana,
en el suave néctar de la Orquídea morada
y en las montañas nevadas del macizo andino.
Fuiste el cuarzo destellante
que deslumbró con su mirada...
(Tan heroica , antigua y seductora).
leer más   
16
20comentarios 171 lecturas versolibre karma: 143

Vivo en tu cuarzo azul


Vivo en tu cuarzo azul
ese que llevas colgado
a tu pecho blanco
cual refugio abraza
mi alma desdichada
y a la vez la refresca
con tus cascadas
de esperanza...

¡Oh, divina belleza
son tus ojos mujer
de mirada noble!

Pareciera que existe
un ser supremo
escucharme
pues con tu amor
alumbras mis días
y me sostienes
en mis batallas.

En tus manos
llevas una corona
de rosas blancas
que usas de noche
mientras enciendes
un cirio escarlata
junto a tu cama
y piensas en mi.

De tus ojos resbalan
lágrimas que llevan
mi nombre,
y se forma un collar
de cuarzo azul,
que siempre llevarás
por amor eterno
que sientes por mí.

leer más   
20
10comentarios 115 lecturas versolibre karma: 96

Arrullos de estrellas

*
Cierra tus ojos,
cielo, cierra tus ojos,
llegó la noche.

*
Shh, shh, respira:
despacio, despacito,
susurra el viento.

*
Duerme, descansa,
cobijaran tu ensueño
las sombras claras.

*
Relaja tu alma,
onírica luciérnaga,
calma te espera.

*
Guarda silencio,
cajita musical,
un grillo canta.

*
Quedo, quedito,
palpita corazón,
afuera llueve.

*
Velita azul,
adorno celestial,
nacerás sueño.

De Arrullos de estrellas, 2014
leer más   
11
sin comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 84

Evocación nocturna

Me llevo a los labios tu nombre ligero;
una balada de piano a tu recuerdo
juega a las escondidas con el silencio:
eres azul te soñaré, azul misterio,
regazo tierno de luciérnagas, noche.

De Arrullos de estrellas, 2014
leer más   
11
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 108

Otredad

Tu nombre es la mágica luz alada
que ilumina al ocaso con su encanto,
presencia y ausencia de ti, de ti, haz en canto,
de ti, espacio, de ti, tiempo, de ti, hada.

Ángel a brisa risueña encantada,
tu nombre hechiza y transforma el quebranto
en unicornios exentos de llanto
cuando ando y no ando en la mar desbocada.

Ayer tu nombre, tu nombre presente,
mañana tu nombre en lo indescifrable:
amanecer azul, claro, sonriente;

atardecer violeta, inolvidable;
anochecer carmín, plácido, ardiente:
Es tu nombre, imagen inigualable.

De VII Poemas para un hada, 2016
leer más   
13
9comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 110

El niño de azul índigo

En la cima de un cielo azul
escudriño con absorto febril
blancas escarchas
ruedan por el piso,
aromas de cedros cubren
la estancia,
arrancadas de una galaxia
en extinción.

Un niño de azul índigo
emerge como una tromba,
presente existencial,
por el pasillo de la expiación,
rayos del auroral
brotan de sus manos.
.
Un mar taciturno de color ocre lo acuna
y lo instala en un tornasol naciente
su abundante cabellera
el gélido viento la cruza
y ronronea el amanecer
aun vegetado ,
circundado en los postes del camino
en un tiempo sin espacio
crisol de remos.

El crepúsculo bordea al niño de azul índigo.
Sostiene en sus manos la mitra,
y el crucifijo envuelto entre sombras.
Camina con paso inequívoco
relatando historia con total ingenio.

De su boca proceden grandes tribulaciones
y una ráfaga de viento mueve los estantes
repletos de plegarias y vetustas crónicas.
La polvareda blanca graniza
por una fisura del destemplado hierro
nos cubre en un sueño de letargo y arrebato.

En la catedral de los sueños no nacidos
nadie articula palabras,
estamos desnudos desprovistos de ego
llenos de asombro y cejijunto
veo la corona que ocupa
el señor de todos los tiempos.

Y camino a su encuentro.

Con la única conciencia de ser mortal.
leer más   
16
4comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 126

Velero

Viajamos las olas del tiempo en un velero de velas henchidas por el vendaval polar, navegando las profundidades abisales y el dominio letal de las sirenas. Ungidos por la tormenta que retumba en esta noche sin costuras. No hay rincón que no pertenezca a las sombras. No hay emoción que no contenga luz. Trazamos sobre las aguas una saeta húmeda que nos propulsa hacia tierra, mientras la tripulación entona con voz de cazalla los himnos del invierno. Al final de este mar indómito se halla la calma, el hogar, la lumbre; y quizá ese rostro prometido que jamás se alcanza. Bruñida la superficie del alma después de tanta batalla. Tensas la mandíbula y la jarcia. Encadenados al gran azul por una promesa que volvió al olvido. Hacinados tras el timón por una cobardía inconfesa. Rasgando los velos de la medianoche como si esta proa fuera un estilete y yo un homicida enfurecido. No escucho nada más que la respiración entrecortada de los atlantes. En lo alto del trinquete cuelga una sombra que no tiene nombre, ondeando al viento como una rúbrica pirata. En algún lugar de esta utopía liberaron sus nudos todos los amarres. Mientras, nosotros labramos este huerto de arenques con una maldición sobre los hombros: no habrá mujer ni puerto que nos den cobijo.
2
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 13

Loba solitaria...

Permanece quieta y callada
divinamente emocionada
bajo la luz de la luna
eres una loba solitaria.
Que en las noches de plenilunio
un halo de arrebato
enerva tu alma,
aúllas y tu voz me alcanza
y me embeleso
y se me atropellan las palabras
tú poesía encantada
haces vibrar los corazones
y trasmutas cual viento
congelado en el tiempo
mi calma y solas compartir.

Pero las tenues caricias
que me llegan
de tu alejado confinamiento
se cuelan por los anillos silbantes
de mi mazmorra.
Tú encantado aullido
me desata las cadenas
dulce Minerva de lejanas tierras,
mi poetisa que viaja
en una procesión de nubes
llevando la lluvia
a mi valle azul celeste.

La cervantina luna se acuesta
en las márgenes de tu río
tus hiladas letras
mecen el horizonte de perlas
y tus ojos como salidos
de los molinos antiguos
se clava en mi hoguera
y con tus manos
hilas tu larga cabellera.

Oh, suaves murmullos
y a veces agreste riscos
dejas caer en el papel
cuando la pasión
se enardece
en el acantilado azul
del lecho marino
pasión y cólera refulgente.
leer más   
14
12comentarios 167 lecturas versolibre karma: 137

~ Chöka ~

Sobre mi cielo

De pensamiento azul

Vuelan las nubes

Es un lánguido puente

Como algodón

Liviana suavidad

Por donde me descalzo
leer más   
23
19comentarios 137 lecturas japonesa karma: 142

Será que mi sed de azul es parecida (réplica a @Alex_richter-boix)

Mi réplica o cómo respondería a los versos de @Alex_richter-boix, en poemame.com/story/sed-de-azul.


Será que mi sed de azul es parecida
y me ahogo en sitios grandes, saturados,
y me sobra media gama de colores
de entre todos los que la ciudad me vende.
Puedo entender tu agobio.
Quizá, no es nada nuevo:
¿quién se salva de ser un poco gato?

Te habita una ciudad sin ser su habitante.
Yo soy de cada hogar que tiene por pelusas
algunos de mis lloros
y busco el azul, a veces, me impaciento;
llega pronto, llega tarde…
depende de mis ojos ese día.

¿Por qué no bailamos al borde,
también, nosotros?
Hay una orilla esperándonos, deseando
que le besemos sus labios azules.
Estoy segura.
21
12comentarios 136 lecturas versolibre karma: 117
« anterior12345