Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1728, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Universo

Y tuvo que ser el nacimiento de todas las flores y las
esencias juntas en el Universo, donde naciera el verso
sentido, apasionado, jovial, clásico, moderno…
y desde las fibras del amor y del corazón, se
mostrasen al mundo de lo creativo, en sintonía
con otrás artes pues salen de lo eterno, sin más
ropajes que el blanco papel ilustrado con dibujos
que muestran paisajes completos, y la fina pluma
que trazas va haciendo, y salen sílabas formando
estrofas y en conjunto, convertida la poesía
en prosa poética una fuente inagotable de clara
visión de este universo, con estrellas propias,
con sus agujeros negros, el origen de los cometas,
planetas en órbita y satélites que giran, formando
y forjando desde lo desconocido a lo creativo,
haciendo encuentros, con poetas de otros lugares
con lenguaje vehicular idéntica, que enseñan sus
poemas con temática diversa desde lo idealizado,
al amor y su contrapuesto, desde la pasión al desconcierto,
pasando por lo bohemio, los paisajes que muestran
originales colores y los pasajes del alma…, esos con viaje
prometido al destierro del sufrimiento, pues el verso
contiene en su interior un contexto y una situación, que
con minucioso detalle de adjetivación salen las palabras
con su complemento, y lo que llama el poeta los planos,
los mundos y todos en el firmamento, pues se ve que unos
y otros están ausentes, unos tienen filiación y para otros
nacen huérfanos, otros se sienten felices y para otros
no hay consuelo… y este poeta de las letras refiere
que “la poesía es el arte completo, complejo y desconcertante
que reúne a todos los géneros, pues tiene musicalidad,
entonación, melodía, ritmo, cadencia, frecuencia… así
es de imperfecto”, lo que hace a este noble arte como algo
distinto, aquello que no es mejor ni peor, solamente
diverso y diferente, pues que sería de esta vida sin
la poesía que embellece al alma ausente y alegra
al descontento, todo nos llega como rosas de colores
caídas del cielo, esas que hacen obras maestras
de lo cotidiano y que lo reviste elevándolo a categoría,
como hiciera un ilustre poeta Don Juan Ramón, primero sitúa a
platero, el burro de su universo particular al que llama por su nombre
y con el que habla, mostrando al burro como persona ante el
mundo, que siente, escucha, difiere… y como el último del
título de encabezamiento de su obra cumbre “Yo”, e
impersonal, que es el propio Don Juan Ramón, que muestra como
las personas podemos llegar a ser más burros que el propio
pollino, en nuestra vida, es sencillamente mágico e irrepetible,
pues descubrir esos universos como ventanas abiertas, pertenece
al mundo de la creatividad y de lo original, sin copia posible y para
que otros beban de esas fuentes en permanente crecimiento
como el firmamento de autores de todos los géneros y tiempos.
La Redondela 22/05/2019 15:02 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
3comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 67

Encantado "Poémame"

Salen estrofas de versos mágicos
de las manos maestras de quienes somos
aprendices y aspiramos a ser poetas,
pues en esta escuela avanzada de poesía, en la que:
Se entra sin pedir nota media,
No hace falta demostrar conocimientos previos,
Es un entorno agradable y educado,
Se muestra el respeto por naturaleza,
Hay mucha ilusión por intercambiar ideas,
Se avanza en el camino del verso,
Clásico, Libre, Prosa Poética y Relato,
No se hace necesario moderar nada,
Las votaciones de los poemas son sinceras y de corazón,
El Karma es la bandera de que todo es relativo,
Se hacen amistades fraternas, pues el barco nos lleva a buen puerto,
Escribir para autores que leen y que son compañeros de viaje ilusiona,
Somos afortunados por contar con este espacio,
En nuestros poemas existe profundidad del conocimiento,
Las ideas fluyen por que salen a nuestro encuentro,
Es fácil la creación de poemas verdaderos,
En la lectura de otros autores se extrae talento,
La poesía brota por cada rincón y fluye hacia el mar ideas y letras,
Es una satisfacción estar en este espacio de unión,
Que todo eso y más es esta página en blanco sobre negro,
Pues toda la gama de colores se ofrece al lector como poemas,
Y es un orgullo el compartir estas reflexiones convertidas
En poesía de fácil entendimiento,
Espero poder colaborar desde mi humilde visión a enriquecer
Y hacer crecer este bonito proyecto,
Donde las obras nacen, crecen y se reproducen
Como todo ser vivo con sensibilidad,
Pues es sustentable por aportaciones diarias desinteresadas,
Maravilloso centro para el descubrimiento.
La Redondela 11/05/2019 23:14 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
5
5comentarios 56 lecturas prosapoetica karma: 68

La Playa

Desde la orilla se observa al astro solar
reflejada su luz sobre el agua,
bronceando la piel de los paseos a pie
por su fina y blanca arena,
y metidos en el agua
se nada hacia su interior
y de ahí se deja llevar por la corriente
particular,
hasta la orilla, y en su rompeolas
espera la espuma y los correlimos
tridáctilos, esas aves grises
de pequeño tamaño, que
recorren la orilla para uno y otro
lado, buscando alimento afanados,
que la bandera verde esta
ondeando, y permite el baño y los que corren
o sencillamente van andando,
reciben un baño de claridad sonora
del rompeolas, de las aves y de
conversaciones interesantes sobre
Don Juan Ramón Jiménez, poeta de Huelva
admirado, y sigue la mañana
dejando momentos, la tapa en el
chiringuito de Pedro acompañado de
un refresco, pues no solamente
es el Océano el que refresca,
sino la mágica realidad, de la duna
costera, del Barrón que la
sujeta, de la retama verde en flor
blanca y de los pinos de las
sombras y luces,
que permiten dar descanso
en su merendero, con sus
columpios para los
juegos de niños y mayores,
pues todo es idílico en este rincón
del pueblo de mi nacimiento,
Villa de La Redondela de
mis amores, y después de
un día de disfrute y visitar su ermita,
llega el paseo en bicicleta,
que hace sentir el horizonte, ese que
crea la perspectiva de ilusiones,
y no me despido del Océano
Atlántico pues a diario mis pasos lo
recorren, ni de la retama quieta,
pues conozco su nombre,
y sólo digo hasta mañana, un saludo
de este poeta de luces, pues no
conoce sombras, sólo el descanso
en la umbría del pino elegido,
para apacentar ideas
de una nueva prosa poética,
desde este rincón de Andalucía,
y desde la Luz que asombra.
La Redondela 24/05/2019 11:43 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
9
6comentarios 90 lecturas prosapoetica karma: 77

La Lluvia

El poeta viaja y comienza a llover en un primer momento, es una fina
Lámina de agua la que cae sobre el suelo adoquinado, que se vuelve
Peligroso el caminar, incluso despacio, pues hay días en los que el
Paseo se convierte en una aventura, de las que hay
Que aprehender, que no todo está hecho, sino que los pasos siempre
Dependen del primero, de una senda constante de pasos por dar,
Que la enseñanza se saca rápidamente, desde el momento
Mismo de observar, que la vista es dueña de la vereda que hay que andar,
Y los pasos son rehenes de ese sentido agudo y desarrollado que nos
Muestra caminos de libertad, que el poeta de luces
Pasa por la calle escribano y saluda a
las almas conocidas, que se encuentra al pasar, unos le dicen ¡buenos días!
Y otras, me gustó su poema, ese que escribiera ayer “Sabor a Ti”,
En esta calle dedicada a los escribas, que tantos recuerdos
A la memoria traen, y no deja de llover ahora pero
La fina agua se transforma en lluvia fuerte, que los pasos paran, y abre
El paraguas que como impermeable no
Deja pasar la lluvia y continúan los pasos que me llevan a la Plaza
Del Concejo, y la Casa Consistorial se enfila, con su
Sala Mudejar del siglo XV, que gratos recuerdos vividos en
Su interior, hoy dedicada a exposiciones, y continúan los
Pasos del poeta por la calle Plaza y accede a la calle Santa María
Que la Torre del Reducto existía, como vigía
De otros tiempos en los que como puerto de mar, defensa necesitaba
Y soldados de otros tiempos apostados la defendían,
Pues llegaban mercancías a la Villa,
De otras tierras Hispanas, pero el terremoto de Lisboa de 1755 en el día
1 de Noviembre, día de todos los santos, cerró la salida
Al mar por el Estero de la Tuta y su Isla Barrera que la defendía
Se unió a la Isla Barrera de La Higuerita,
Donde casi 100.000 almas perecieron tras varias
Sacudidas, en la escala sísmica con intensidad de 9, pues las casas
Eran de madera y chozas muy frágiles en su construcción,
Lo que favoreció que los moradores no
Tuviesen salida, y todo ocurrió de mañana a plena luz del día, en
Las faenas en puertos de mar y del campo de lo que vivían, lo que provocó
Que desde el Cabo San Vicente a Lisboa y desde éste
Por el Golfo de Cádiz, todo quedara en la costa destruido, pues el
Epicentro fue en el Océano Atlántico en la franja o placa
De Las Azares y el Estrecho de Gibraltar, que
Creo dolor y temor a que pudiera repetirse algún día, y ya enfila
El poeta de luces la pasión de su vida la observación
De lo natural y su naturaleza con la avifauna que crea vida en los paseos,
Que la lluvia acompaña los pasos, pero las
Aves en la Laguna del Prado Hondo esperan ser vistas, así la Garza
Imperial, las Espátulas, el Calamón, el Pato Cuchara…,
Esos que ayudan a recrear la vista y ver desde otra
Perspectiva la vida, y llega a su destino, se sienta por horas en su
Observatorio natural que le ayuda a no ser visto, y comienza a recrear
La vista de tanta vida que a nuestro alrededor hallamos y que
Pasan desapercibidas, y entender el espacio natural ayuda
A ver la vida de otra forma diferente para el
Poeta de luces, pues la luz de mayo hace largo los días
Con claridad viva, e ilustra sus notas y comentarios con figuras de dibujos
A carboncilla, pues no se pierde los detalles de tan magnificas
Jornadas de existencia literaria que luego enfila, y
Siendo el ocaso del atardecer del día, echa a andar de nuevo con pasos
De vuelta a su morada donde el papel blanco lo espera a que
Desarrolle la Poesía, que versa de lo natural, pues es como mejor
Se puede narrar los hechos, dichos y chascarrillos
Del acervo cultural de esta Villa, y plasmarlo, después del día
En el que la lluvia se convirtió en protagonista, en
Prosa Poética, versos de fibras sensibles del corazón y del alma mía.
La Redondela 01/06/2019 20:56 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
7
2comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 80

Interiorizar

Desde la noche oscura, salen claridades
que iluminan tu nombre,
y te haces acreedor del arte
que son tus manos las que
transcriben, la prosa
que sale de paseo y andando,
pues ser original en estas lides
resulta no ser fácil…
y que para abrir camino con Luz propia
hay que ir interiorizando,
que salen sensaciones nuevas
que hay que ir
desgranando,
pues a raudales salen,
y la prosa recoge el fluir del caudal
pues los elementos naturales, agua y tierra,
fuego y aire son las esencias
de gotas que escritas, encuentran
su cauce.
La Redondela 09/05/2019 01:27 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
13
16comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 95

Espacio Desconocido

Son los espacios del alma
lugares por atraer,
planos que se identifican
por la profundidad de tú ser,
y mientras me miras he atraído
tú querer…
pues del abismo se sale reconociendo
letras que quedan por aprehender,
esas mismas que te escribo
mujer…
y cuando mires hacia detrás
podrás comprender
que mis letras salen
por doquier y solamente
alimentadas por tu ser…
pues el amor es una llama que encendida
siempre vuelve a renacer.
La Redondela 09/05/2019 03:11 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
4
5comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 64

A mi Alrededor

En los giros hacia delante y quiebros
que debemos recortar en la vida,
uno es, poder mantenernos distantes
de tormentas de lluvia, granizo o nieve, y de rayos
que caen por doquier, en época de
lluvias incluso secas en invierno
y primavera, que son en
esos mismos ciclos de la vida
una imagen nítida del tormento,
el desgarro y la amargura
de perder a un ser querido,
que nos acompañó durante un trayecto
más o menos largo de la senda
y deduce el poeta, otra imagen
cierta “utilizar un pararrayos
para repeler los males que
derivan de momentos de trágico
desconsuelo e incluso de los
males del alma que reparte quien
no puede con ellos”, que nunca hay
que esconderse o parapetarse
detrás de nada, para hacer frente
a lo que de frente viene, pues la
existencia es sabia por su propia naturaleza
es imagen, pues nos ofrece dar vida y cuidar
de ella, en un tránsito constante de
almas, cuando otras ya no
existieren o quedasen atrás en la senda,
pues el viaje “pasajero” es imagen a su vez
de quien sube o baja del tren de vida,
donde cada uno tenemos un destino
o parada, lugar del fin del billete
y el viaje termina, pero mientras
ocurre lo inevitable deberíamos
auxiliar y ayudar a quien lo
necesita, pues la ayuda mutua
es a quien la practica un tesoro por sí,
ya que otra cosa no nos hemos de llevar
de esta vida, e igual entregar respeto,
amor y consuelo, pues son
esencias que tienen las almas,
que están descritas.
La Redondela 11/05/2019 14:39 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados
leer más   
13
3comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 87

Las Flores

Es el aroma deudor de la flor,
al igual que el olfato lo capta
en el ambiente de la fragancia
que regala, ya que su esplendor
es efímero, pero de importancia
inmaterial para toda una apta
elegancia, pues deja constancia
en los sentidos del alma, un color
rojo pasión que acorta distancia.
La Redondela 13/05/2019 01:17 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 64

Afortunado

Es la vida un ámbito para recibir
con agrado, pues es a la alegría
el elemento diferenciador, diría
incluso el poeta, que es el elixir
guardado en un frasco que sería
a semejanza de esencia y podría
descansar en el paraíso del sentir
del alma, pues quien lo recibiría
con mágica sapiencia de sabiduría,
tendría el contenido para distinguir
la naturaleza interna, que haría
brillar a tantas almas y animaría
al descontento, para así infringir
a las soledades gotas que pondría
al alma rota, armónica e impediría
tener el frasco seco y poder recibir
la gama de colores, que así pintaría
sonrisa a perpetuidad y completaría
la existencia de pasos, a compartir.
La Redondela 13/05/2019 20:07 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
11
6comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 98

El Encuentro

Desde los joviales instantes pasados
en la juventud, que hacían que todas
las vivencias fueran descubrimientos,
y que los nuevos retos ya eran metas,
sin apenas tener que hacer esfuerzos,
y cuantas imaginaciones de andanzas
se imprimían en encuentros, espacios
abiertos e intemporales, y conseguías
con valentía avanzar entre obstáculos,
en origen y por el camino andado, las
poesías son fibras unidas de vocablos,
entonados y recitados en imperfectas
áreas del espacio interior, conducidos
por el poeta, que acomoda las letras
a esos ámbitos que describen impulsos,
que son manantiales nuevos de aguas
en calma o de cascadas con turbulentos
remolinos que fluyen desde las alturas
en vertical, imprimiendo aires nuevos,
que la poesía es creatividad de poetas,
autóctonos como de aquellos foráneos,
que además de ser coetáneos de rimas
se intercambian los poemas, de versos
con arte, siendo en las primeras poesías
que escribían o ya pasados muchos años,
si se llega a tener luz propia, auténticas
obras maestras construidas de sencillos
primeros pasos y letras de inicio sentidas
de hallazgos, y salían sin pensar vivencias,
y con las chispas que fundían sin braseros
las letras sobre el blanco y negro, salidas
sin pensar del tintero como fluidos todos,
a determinada temperatura, y dispuestas
con el calor del corazón, en esos mundos
de creación y con el alma plena de vivas
estrofas, remontando el vuelo y sonidos
de eruditos planos nuevos, sin las dudas
camufladas, sólo la observación que nos
aporta nueva singularidad en las formas,
y los contenidos de talentos imaginarios
que se conducen auténticos, incluidas las
horas difíciles, siendo poesía de los tiempos.
La Redondela 16/05/2019 03:12 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
9
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 78

Equilibrio

Se hace necesario el reencuentro con los recuerdos
que se han vivido, como punto de partida para
ir subiendo de forma progresiva la pendiente
de la existencia, ya que dependiendo de su intensidad
se necesitará anclar con mayor o menor esfuerzo
esa experiencia que puede dar los dichos o los hechos,
como puntales, hitos o ejemplos que en presente
y a futuro ayuden a encauzar las pisadas, que
como caminante de un destino incierto hacemos, y por
los cambios que llegan sin avisar que puedan
provocar desconcierto, de inicio o en el trayecto,
de eso se encargan los puntales como puntos
de apoyo donde asirse los viajeros de todos los tiempos,
y que además descargan los pesos sin fundamento
e innecesarios para nuestra mente y para nuestro
cuerpo, esas prácticas según el poeta “ayudan
y son un consuelo para enderezar el sendero,
cuando los momentos ponen a prueba las capacidades
innatas o aprehendidas con el tiempo, pues la
existencia de un mundo mágico no arregla los entuertos,
sino que el poeta refiere que “debe existir una relación
entre la veracidad de esos dichos que se correspondan con
los hechos y eso entona el cuerpo”, que ahora es ocasión,
de que aparezcan en el plano de la realidad los hitos,
que son puntos de máxima expresión al conseguir
tanto los retos como las metas que se han propuesto
alcanzar, en el mundo conocido y sin la fantasía de por medio,
que pertenece al plano de los deseos, con una preparación
y oficio bien hecho de alcance real y a una distancia
media del objetivo dispuesto, pues es el centro
equidistante de los extremos, un valor que asegura
la consecución medida de ese clímax o momento
álgido, en las distintas fases por las que pasa nuestro
cuerpo, desde el inicio hasta la senectud, pasando por
espacios intermedios, e incide el poeta en reflejar
“que nada asegura que estando en el lugar, en un
tiempo y con una situación o contesto dado, se consiga
ahora sí nuestros sueños y anhelos”, pues comenta el poeta
que “quizás las mejores enseñanzas partan de los ejemplos
de vida, que son puro arte en un plano de perspectiva
clara y diáfana, esos que se dan a lo largo del trayecto”,
que son sobre todo la prudencia, la paciencia y el ser en esencia
sencillo, lo que ayuda a retirar obstáculos de en medio, pues un alma
se sostiene por el cuerpo, efímero envoltorio de duración tasada
por desgaste de los elementos, de este plano salen las
buenas enseñanzas de tío “maña” esas que ayudan en todo
momento, a dar una solución a lo que delante tenemos y
como bien sabemos es el equilibrio un punto medio de encuentro.
La Redondela 16/05/2019 15:22 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
6
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 72

Dulzura

Y como, será una caricia
que entregada al viento
se desplaza en silencio
en busca de su calma,
tu pelo…
Y como, puede una rosa
ser tan hermosa, como
una estrella en el cielo
que alumbra tu mirada,
de terciopelo…
Y como, es necesaria
la palabra de cariño,
que brilla sin lucero
de la mañana al alba,
por deseo…
Y como, la amapola
apasionada de rojo,
roba protagonismo
a la semilla dorada,
por antojo…
Y como una higuera
tocada, da un fruto
de esmero perpetuo,
señal de una planta,
que es un cielo…
Y como, fue la flora
silvestre del campo,
la que daba primero
y toda su fragancia,
en un te quiero…
Y como, estaba la luna
dando su sentimiento,
de atracción al océano
y de acción de marea,
desde el universo…
Y como, se posibilita
un beso en lo lejano
del tiempo, sincero,
estando enamorada,
de tu pensamiento…
Según el poeta, “todo es posible si creemos en ello”.
La Redondela 16/05/2019 20:49 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
12
4comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 92

Vida

En la máxima extensión del espacio
y del tiempo como factores determinantes donde se desarrolla
la existencia conocida de seres vivos, más o menos
complejos, en cuya parte superior de la pirámide trófica se sitúa
el ser humano, provisto de ámbitos de razonamiento,
conciencia y espiritualidad, que en su evolución
ha conquistando cada vez más medios, que en vez de
simplificar su existencia o facilitarla, la ha vuelto cada vez más
débil y dependiente, hecho que provoca una huida hacia delante
sin retroceso posible, que amortigüe las agresiones al medio
circundante del que cada vez se aleja más, sin comprender
que de esa forma se vuelve más vulnerable a los cambios,
más o menos bruscos que puedan sobrevenir, y dice el poeta ¿ que
sería del sistema natural si se volviese en contra de la vida tal y
como la conocemos?, quedaríamos a merced y al albur
de los fenómenos naturales que de manera desproporcionada
nos recordarían como comenta el poeta “que el agua siempre
vuelve por sus escrituras, lo que un día fue suyo y estuvo bajo las aguas,
puede volver a estarlo”, por ello del cuidado de nuestro medio circundante
debemos ocuparnos todos, en mayor o menor medida, pues
en ello nos va la vida tal y como la conocemos, y lo peor de todo
es que nos hemos acomodado y falta criterio y preparación,
para sobrevivir en un medio hostil, así que no nos queda más remedio que
volver por los pasos andados y acercarnos al medio natural para
conservarlo y cuidarlo, como él ha hecho con la humanidad desde tiempo
inmemorial, dotando a los seres vivos de diversas capacidades, que
debemos hallar de nuevo, la tierra es un regalo u obsequio, que debemos
dejar a las generaciones futuras mejor de lo que lo hemos encontrado,
esa debe ser nuestra conducta y meta alcanzable, pues el futuro se
conquista desde el presente, con criterio y buen hacer.
La Redondela 17/05/2019 00:34 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
5
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 61

El Croar de las Ranas

Sorprende que anfibios de tan pequeño
tamaño sean tan importantes para el género
humano, y pertenecen estas especies al orden Anura
siendo los adultos carentes de cola, que poseen en
etapas juveniles, con un cuerpo corto y ensanchado,
con patas posteriores adaptadas para el salto y muy
largas, pasan su vida cerca del agua, sobre todo en humedales
repartidos por toda la tierra, unas especies gráciles,
con la piel humedecida y lisa, suelen tener una boca
ancha, a veces con dientes y una lengua protráctil,
sus ojos están provistos de parpados y los oídos no tienen
pabellón auditivo exterior, presentan una columna
vertebral pequeña y rígida, teniendo los renacuajos en
fase larvaria una vida exclusivamente acuática y los
adultos son terrestres o semiacuáticos, y se alimentan
y de ahí su gran importancia de invertebrados, tales como
insectos, que suelen ser mosquitos que utilizan las
aguas someras y estancas para reproducirse y hacer
su puesta, y tan molestos en fase de ímago o adulto, que
las hembras necesitan picar y extraer sangre para
madurar los huevos, antes de situarlos en el agua, al igual
se alimentan de pequeños crustáceos y arañas, suelen alimentarse
estando quietos, esperando que sus presas se acerquen
para lanzar su lengua y que se queden pegadas y las absorbe
rápidamente, y cuando llega la etapa de reproducción, se
produce una fecundación externa sobre el agua, donde
sitúan los huevos en paquetes, provienen del Jurásico Inferior
y del Jurásico Medio, siendo su llamativo croar, en momentos
de lluvia característico, una llamada a la reproducción de los
machos a las hembras, aprovechando la primeras lluvias
para la fecundación y hacer la puesta, cumplen en la
naturaleza una función fundamental de control de
especies de insectos y de las arañas, lo que las hacen
especies muy valiosas a las que hay que proteger.
La Redondela 18/05/2019 12:15 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
9
4comentarios 147 lecturas prosapoetica karma: 93

Flexibilidad

De todas las palabras que motivan la escritura de
esté Libre Pensador y Poeta, es otra metáfora sobre el
valor de la Caña común (Arundo donax), como sustentador
inquebrantable del espacio físico, de nuestros márgenes,
donde confluyen aguas de distantes orígenes, que por
escorrentía de distintas procedencias, de predios y unas
y otras tierras, pues el agua superficial, cuando el suelo
está desprovisto de vegetación, y las raíces no hacen por
inexistentes la función primaria que es sostener las plantas
en sus diferentes estratos, herbáceos, arbustivos y arbóreos,
pues son además fijadoras del suelo fértil, tesoro de las
tierras cultivables, ya que si no existen la remoción en masa
o erosión hacen su función sin impedimentos o estructura
que la retenga, y ello provoca, que esos mismos estratos
de existir formarían distintas pantallas de protección del
suelo, sobre todo en alta, media y zonas bajas o valles
fluviales de las montañas, y ahí entra la caña en acción,
pues es una planta que sus raíces son de estructura extensa
y muy ramificadas, lo que las hace merecedoras del honor
de evitar que las escorrentías se transformen en riadas
o aún peor en inundaciones de espacios de cota suave o baja,
pues son zonas de inundación o sedimentación, para que ocurra
y su función cumpla, tiene que existir en las divisorias de los
barrancos, cárcavas, cascadas, riachuelos, arroyos, ríos…
los estratos descritos, que se caracterizan, por tener
diferentes alturas, lo que provoca que según el poeta
“cumplan su función debida, cuando la lluvia cae de
forma torrencial y hay perdida de la cubierta vegetal,
el agua no encuentra freno y cae sobre el suelo desprovisto
de vegetación, de haberla funcionaría rompiendo el estrato
superior arbóreo con sus ramas y hojas, la fuerza y disgregando
en gotas más finas que perderían velocidad y peso, pues así,
cumpliría su función primaria, romper las gotas de agua y
frenar la energía cinética que trae la misma en su caída, por su
propio peso, le sigue el estrato arbustivo que funcionaría de
igual manera disgregando y frenando el agua ya más fina, pues
cuando llega al estrato herbáceo el agua se llega a convertir
en neblina, sin apenas poder de erosión o remoción en masa
de la tierra, por lo que la escorrentía superficial sería poca o
casi nula, y ayudaría a recuperar los acuíferos en un primer
momento, saliendo el agua mansa y por las vertientes o
divisorias, hasta llegar a su cauce primario, donde comienza
la función de la Caña y su enorme sacrificio, por retener y
evitar inundaciones, se suelen colocar en los taludes de
los prados, huertas y campos de labor, incluso en zonas
de arbolado, pues sus propiedades demuestran que su
flexibilidad es un tesoro, pues el viento como agente que
ayuda al agua de lluvia a aumentar su velocidad, es
aplacada en los arroyos cuando tienen amplitud suficiente,
pues si están muy encajonados aumentan la velocidad del
agua, aumentando su peligro, por ello, y como enseñanza y
reflexión que deja el poeta comenta “en la vida hay que ser
flexibles para no rompernos por dentro, ante los avatares
de nuestra vida, que como la caña enseña a quien de la
observación hace así su existencia, nos permite frenar las
dificultades, los inconvenientes y los problemas serios
a la especie humana, dada a las dificultades antes que a
la prudente flexibilidad, solucionando nuestras diferencias”.
La Redondela 19/05/2019 03:09 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
6
sin comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 65

Amor

Amor de mis amores
Siéntete libre entre flores
Pues eres la más bella en colores
Y tu aroma tiene resplandores
Que no se acaban por temores
Ya que valientes son tus olores
Sécate tus lágrimas y no llores
Porque entre tus honores
Está una de las mayores
Fragancias destiladas en vapores
Y en mi jardín quiero que atesores
Nuevos y vibrantes valores
Que en tus tallos están los vigores
Causa de mis fervores
Ya que sin ti el espacio que no decores
Quedará vacío y para que lo rememores
Querido amor quiero que conmemores
Este día y que nunca te deteriores.
La Redondela 20/05/2019 01:12 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
10
10comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 90

"Lluvia" de Verano

Cuando llegaste a la vida lloviendo estaba en
verano ese día, y sonaron las campanas de la torre,
del campanario ilustre, del mismo nombre, “Lluvia”
ese que al nacer tú le pusiste, que suena
siempre en mis despertares, que late mejor
mi corazón con las ilusiones compartidas y
siempre arden, con fuego de pasión desbordante,
y que tu enfrías, con tus manos y tus labios, que
en la cima de esa montaña existe un árbol,
que por sus siglos de historia tiene rango, de
ver pasar la vida siempre quieto, pero se asoma
al jardín de tus fragancias, esas que tienes guardadas
y solamente muestras, al inicio de la ascensión
a esa cumbre, por senderos que ya mostraste, y
son las flores hermosas, pero como tú bajo la
“Lluvia” no hay ninguna, pues mojada sales andando,
sin miedo a la enfermedad, por ser yo tú cura,
así caminas días con sus noches, claras y suaves
como el paisaje que pisas, en un entorno idílico,
esos que en tus escritos siempre nombras, y sigues
bajo el agua ya mojada, pero pisando lento
como si nada, será un agua bendita la que recibes,
esa misma que a gotas de esencia es tu perfume,
que en tu morada siempre usas y cuando sales
por las calles, y deslumbras de apasionada que tú eres,
pues tienes en mi a tu apoyo permanente, ese
que acaricias cuando quieres, y para la lluvia por
momentos, y tus sedas pronto secan, pues con
lo bonita y linda que eres, el agua siente que
se diluye en tus placeres, y camino despacio a tu
encuentro, saludos efusivos y besos que se tornan,
y me mojas aunque seca ya tu vienes, y ya la
lluvia se esconde, que el radiante está presente, “Lluvia”,
de corazón de verano ardiente, aquí me tienes.
La Redondela 20/05/2019 19:20 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 68

Silencio

Se comprende a quien del silencio
vive, pues hace carrera de una vida
en casi pocas palabras, y entendido
como de un sueño puede tener llena
su capacidad para hacer del gesto
y las emociones transmitidas, con la
mirada, las manos y con el medido
aporte de una expresión corpórea,
que ayude a entender todo aquello
que un poeta del silencio persiga,
transmitir, y son autores con uno
de los métodos de lo fino, escasa
palabra para ser dueño del destino
de sus silencios y disponen de una
erudición muy llamativa, y llamó
la atención de este poeta la traza
del por qué, del donde, del modo,
del como,… describía un maestro
con línea gruesa sin pensar, buena
parte del contenido del magisterio
de su arte innato, ese que atesora
y que con gotas de fino saber dio
a conocer, pues la palabra escrita
es de amplio contenido explícito,
“y a buen entendedor”… y explica
su obra en síntesis, de ahí bebió
este joven poeta de la escucha
paciente a los mayores, de niño
y descubrí rincones de sabiduría
y Luz, que ilumina cada paso dado
cada día, lo consiguió desde toda
Cañada que es de amplitud, y lo
que es más importante ser uno
de los pilares que llenan de vida
y fundamenta mi existencia, ello
me hace recordar, como el poeta
dice “somos dueños de nuestro
silencio que habla y hace, llegada
la situación, hablar”, y observado
el paisaje y el paisanaje se vería
reflejado en su poesía, que brotó,
brota y seguirá haciéndolo hasta
que Dios me de vida, y preguntó
¿Cómo es posible en una escasa
exposición dar una medida como
en un relato extenso? Y el poeta
contestó “lo breve si bueno”…, lo
que lleva a otro pilar que funda
su serena poesía, limpia, y hondo
mensaje que trasciende a toda
palabra escrita y es lo auténtico,
pues la copia no tiene vida propia,
y es de escasa proyección y corto
bagaje como escritor, que sería
de su faceta cuando enfrentado
a la soledad del papel y la pluma
lo original no saliera en un paseo
con los versos sin nada donde la
escritura se plasmase, todo eso
es auto engañarse, toda la vida.
La Redondela 21/05/2019 00:50 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
8
sin comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 82

Prudencia

Esta palabra es tan importante que
merece la pena hacerle un poema,
pues cuando está presente no hace
falta nada más, solamente la espera
que se adentra en este arte y desde
la paciencia, la verdad y la sencilla
humildad, crean ese gran ambiente
en el que Doña Prudencia, así se
expresa y como un noble arte a
modo de inicio el saber estar, la
base para desarrollar tan grande
empresa, que nada nace de esa
nada omnipresente, pues tiene
esos mimbres que sólo atesora
quien hace de su vida una parte
exacta de la totalidad, que nada
de las miserias de lo humano le
llega a tocar, pues no conocería
de ellas ningún atributo que se
pueda reseñar, y en esa diatriba
no está, pues es quien escucha
sin contar, es quien habla desde
la sinceridad, hace de aquella
parte del silencio su bondad, se
pone siempre su palabra en esa
fase del momento que aconseje
opinar, medida exacta y espacia
la escucha, esa que comedida se
atreve después de horas callada
ofrecer su humildad y se recibe
de alimento queso, chorizo y la
rebanada de pan, pues así sabe
la honestidad, nunca se nombra
a quien presente no está y sabe
que no puede defenderse y esa
persona así valiente, antepone
todo a la naturalidad, y su vida
siempre da a los suyos, amable,
considerada, es remanso en una
riada, cariño a base de forjarse
en la adversidad y hace la caricia
permanente, un abrazo presente,
y ¿que da quien poco tiene?, esa
parte de convidar para que te
compres algo, esa sonrisa en la
cara de felicidad plena, así dice
el poeta “que nadie descubra
su pecho, por dar alivio a ese
lugar de penas, quien lo haya
abierto, por su boca se suele
condenar”, así es como obra
quien tiene luz de lo prudente,
como señal de identidad dada
y que atesora sin nada que se
deba alardear, pues eso sería
contrario a su sobriedad, y que
se manifiesta de forma serena,
como quien da respeto ese que
viene con la edad, y florecerá,
en mi este arte que me enseñaste.
La Redondela 21/05/2019 15:29 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

*Dedicado a mi abuela Flora.

Todos los derechos reservados.
leer más   
8
4comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 77

Deslumbra

Existe una flor perfumada del color
a jazmín, en mi eterna suave huerta,
y todas las mañanas recibe el agua
de mis manos abiertas, que el olor
me llena y embriaga de apasionada
belleza, de contraste con el Cóndor
y que me sobrevuela a gran altura
desde la que me observa, su rubor
es palpable, me llena, me ampara
y me excita mis poemas, de humor,
amable y cariñoso, sincero y plena
está en la tormenta, que de rencor
no entiende aunque se le ofrezca
pues Dios la Bendiga y el agricultor
la tiene en su pensamiento del día
a la noche y ve claro en el fragor
de la temperatura que amenaza
y esta vez por permanente calor
su existencia, pero su presencia
juntos, que le ofrece su cuidador
que alimenta de palabra tierna
toda su vida y de su resplandor
es culpable, pues transparencia
tiene en su esencia y todo vigor
que sobresale nada más al verla,
pues camina sereno el pensador
por el prado y la letra que habla
de ella y le comunica el temblor
que estremece, noble presencia
y está cerca la acaricia sin dolor
sino suavemente en la distancia,
que muestra natural el creador,
por su simpatía situada pradera
de palabras de contenido amor
a su belleza, natural digna reina
del paisaje y paisanaje de la flor
conocida Luz, que alumbra toda
la existencia, fragancia y frescor
en detalle de una vida, así plena.
La Redondela 21/05/2019 15:29 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

*Dedicado a mi amiga Luz.

Todos los derechos reservados.
leer más   
9
4comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 79

Alto Relieve

El escultor deja secar su obra.

Son minutos en unos pocos segundos los que puede tocar esa piel antes que deje de ser suya. Le da la forma que quiere, pero en realidad desearía que no tuviese textura alguna.

La tocó tanto y por tan poco,
que ese repujado
y la dolorosa sensación de las yemas arcillosas, tronarán cada vez
que un Sol cualquiera
refracte la sombra de sus senos
a lo largo de su bragadura.

Tu barro no tenía más dueño que a ti,
hasta la noche
que hiciste de él, a ella

(para otros ojos y otras manos),
a tu imagen y semejanza.


Yamel Murillo


Manual de oración
Anatema©
D.R. 2014
leer más   
8
2comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 96

Fragmento de un diario - Día 4

Día 4

El sol se presenta tímido,
como si también estuviera recluido
y le costara asomarse a la vida.

La radio suena en la cocina
y va dando noticias y reportajes
acerca de la información actual.

Todo gira en torno a la epidemia.
Pronósticos, sucesos, voces desgarradas,
esperanzas...

Hay mucho miedo alrededor.

Se ve en las miradas que dudan
y no saben donde posar las pupilas.

En las voces que hablan nerviosas.

En personas que escuchan sin saber lo que oyen,
ya que intentan alegrar sus oídos
con frases que no llegan.

Y todo esto lo vemos y escuchamos
a través de los medios, la radio,
la televisión, Internet...

Aquí, tras las letras que van surgiendo,
estoy yo, pequeño ser,
en medio de la inmensidad y del espacio,
tratando de ser un espectador de todo lo que pasa.

********

Es el cuarto día y todo sigue igual,
aparentemente.

Los libros apilados y leídos,
algunos pendientes y otros olvidados.

Bolígrafos inmóviles,
esperando unos dedos que les den vida.

...Pero yo quiero salir.
Quiero romper estas cadenas impuestas
de un encierro involuntario.
¡Quiero volar!

Pienso en las gaviotas
y corro tras ellas en la playa,
pero me ganan y se escapan.

Pienso en los gorriones del parque
pero son inalcanzables.

Pienso en el humo de las chimeneas
y quiero escurrirme con él por el cielo.

Pienso en el río que baja y que corre
y quisiera fundirme con sus aguas revoltosas.

Pienso en el mar que cubre el horizonte con su manto
y me gustaría dormir entre sus olas.

Al final, simplemente, sueño.
Dejo volar la imaginación y la fantasía.
Vuelo con mis pensamientos
y voy con las gaviotas de paseo,
me mezclo con los gorriones
y hasta susurro algunas rimas,
subo con el humo de la chimenea
y pienso en una cocina enorme
que ha dejado abierta la casa,
marcho con el río y busco los meandros
para hacer unas piruetas perezosas,
y voy con el mar y las mareas,
en esa procesión interminable,
a dormir en las arenas de la playa.

Rafael Sánchez Ortega ©
18/03/20
15
7comentarios 94 lecturas versolibre karma: 90

La vida...

(In memorian de José Jiménez Lozano,
e inspirado en su poema "El Precio")


Amaneceres brumosos, celestiales,
tardes grises, plomizas
y otras azules y rosadas;
noches temblorosas,
sin estrellas, vacíos en el alma;
canción del mar, resacas en la playa,
tiembla la luna, se estira sobre el agua,
playas nevadas, lloran los peces;
autovías en silencio, coches parados,
rotondas mojadas, semáfaros daltónicos;
jardines solitarios, margaritas ausentes,
bancos sin ancianos, palomas sin comida,
desnudas ramas de árboles callados en la noche,
ojos que miran y no ven,
pupilas que persiguen la distancia,
manos que buscan y no encuentran su destino.

A lo lejos el amor,
la ilusión de los dedos dibujando
para un cabello dorado, o castaño;
versos desgranados, historias, cuentos, dibujos
y una escultura inacabada.

Todo esto puede ser una fracción triste
de la vida.

Pero poder vivirla, y compartirla,
(aunque sea así),
merece la pena.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/03/20
4
6comentarios 47 lecturas versolibre karma: 80

poema en proceso

¿Qué es más importante
para ti
que yo?
¿Todo acaso?

¿Por qué tras tan dolorosa
espera llena de
llanto
me dedicas apenas minutos
de tu tiempo
si supuestamente me necesitabas tanto?

¿Y por qué
todos los demás
parecen poder disfrutar
de tu compañía y atención
infinitas?

¿Por qué cuando estamos juntos
siento que estás deseando
marcharte?

¿Te alejas de mí
porque temes
a la despedida?
Tal vez te alejas
porque quieres que
esa despedida llegue ya.

Deja de hacerme daño.
leer más   
6
1comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 74

Una Peculiar Mariposa

Se escribía en prosa
Cuándo de las palabras aparecía
Esta peculiar mariposa
Interrumpiendo con su hermosa
Paleta de colores.

Me perdía en cada renglón
Porque algo buscaba su corazón
No le di tanta razón su presencia
Más seguía planeando quizá
Busca una rosa
Más no la encuentra en la meza
Fue incesante su vuelo
Cayó desplomada al suelo
Y paso a formar parte de esta prosa.
leer más   
16
14comentarios 118 lecturas versolibre karma: 95

Lágrima

Me persigue su mirada.
Me desnuda su frase.
Levanta lento el vestido
de mi mezquindad
y no detengo sus dedos.

Me muerde el labio del orgullo
y recorre mi cuello
con sus fantasmas del pasado.
Me descolocan sus verdades
de sabor a mentiras vetustas.
Suda mi consciencia.
Reseca mis labios y los moja sin censura.

Me traiciona el azul que sangra de esta alma lejana.
Me sacude atormentada bajo la lupa de su engañosa calma.

Me tiende en su costa de música y carne nocturna.
Me contagia su locura quebrándome todos los silencios de la confusión.
Voy del cielo a su vida
y olvido lo sin olvido... Un secreto perdido de deseo en el sonido de la cabina nos encerró por dentro.
Se perdió la llave dentro de mí. ¿Para qué salir?

Pasan de las 3 y sabrá que la ha sumido, en lo profundo, hasta lo más profundo,
de lo aun más, por aún más.

Lloraré en mi lugar de siempre...
entre sus brazos abiertos.



Yamel Murillo




Caos, calma y viceversas©
D.R. 2016
leer más   
7
sin comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 76

Corre...

¡Corre, desnuda el pensamiento,
no sientas hoy vergüenza, ni dolor,
y déjalo volar.!

Llega la noche,
se encienden las estrellas,
las flores ya se duermen
y el corazón precisa de palabras.

Son las prohibidas,
aquellas que amordazan tantos labios
con la niebla
y el silencio de la vida.

Quizás tu pensamiento sea ligero
y vuele sin destino,
en busca de los faros
y las costas.

Quizás esas palabras que precisas
estén entre las olas de la playa
y sean un rumor de caracolas y resacas
que confiesan sus secretos a la arena.

Es posible que te encuentres
ese alguien que te hable
y que llene ese vacío
que te agobia,
que recoja tus vestidos
y los limpie de pecados
porque puede que te diga
lo que tienes y te sobra,
y hasta aquello que precisas
en el alma, ardientemente.

Y si viene la galerna bruscamente,
y te abraza la tormenta, con su mano,
ahora tienes a ese alguien que te ayude,
que le ofrezca mariposas a tu alma
y que adorne los pigmentos de tu piel
con amapolas.

Ya no tienes que temer a los recuerdos,
ni a personas que pasaron por tu vida,
porque andas y caminas libremente,
con tus alas de cristal y de inocencia,
por un mundo de ilusión
y fantasía.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/03/20
14
2comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 116

Viaje interestelar

No sé si el tiempo pasa muy deprisa o muy despacio, si esto es la anticipación del cielo o del infierno, o es un viaje a una existencia que nos lleve a realizar todo lo que imaginamos que podría ser mejor, o solo el reglón seguido tras la pausa de, otra vez, la vida deteriorada que dejamos parada.

Quizás nos hallamos dado cuenta de cuantas cosas superfluas e innecesarias acometimos y que nos quitan el tiempo tan necesario para entregarlo a los demás o a una parte de nosotros a la que tratamos malamente.

¿Estamos en la búsqueda del planeta utopía al que debemos llegar con la energía de los sueños?
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 64

Es difícil...

Es difícil que unos versos te subyuguen,
y sentir del corazón su taquicardia
con el alma palpitando de emoción.

Pero esto la otra noche me ocurrió,
al llegar hasta tus letras,
y leer unos versos contenidos en las mismas,
escanciando ese néctar delicioso de un poema.

En el mismo pude ver
a la sangre palpitando de unas venas juveniles,
a unos labios temblorosos
y a los ojos que lloraban de alegría,
porque solo suplicaban y pedían paz y amor
en el refugio de unos brazos añorados,
que buscaba en la distancia.

Era un grito silencioso
el que llegaba del mensaje,
un deseo irreverente de vivir una utopía,
y era un sueño, que hice mío,
de soñar y de volar
por un mundo sin cadenas y sin rejas,
donde nadie se riera de nosotros
y tampoco nos juzgara,
ya que amar y compartir esos latidos
era el lazo que buscaban nuestras manos
como dos enamorados
que lo ansiaban sin remedio.

Como a ti, me gustaría,
recorrer esos rincones de la vida,
retirar las telarañas del silencio,
renovar los pensamientos ya caducos,
airear, con nueva brisa, la sonrisa
de tus labios,
disfrutar en bajamar con el ocaso
y dormirnos en las olas de los mares,
disfrutar de esos instantes tan sublimes
y sentir a nuestras manos
que, nerviosas, juguetean
y dibujan arabescos
en la piel que tanto aman...

Es difícil que unos versos te subyuguen,
pero tú lo conseguiste, con los tuyos,
y me hiciste renacer de las cenizas
y sacar de los recuerdos una vieja melodía,
abandonada, de este viejo corazón,
que ya estaba agonizando.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/03/20
10
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 97

Acuérdate de mí...

(Inspirado en un poema de Ann)</i>

Acuérdate de mí, en tu noche,
cuando callen las cigarras
y la sangre serene
los latidos de tu pecho.

Búscame en tu almohada
y en el dedo invisible
que llega y acaricia tu cara.

Estaré unido a tus sueños
en una transfusión de sonrisas
y de versos.

Acuérdate de mí, en tu noche,
cuando los suspiros te embriaguen
y aceleren los sentidos
el tic-tac de las pasiones.

Deja que te diga lo que siento,
que te hable en un susurro,
que te cante, como hacían los gorriones,
y recite los poemas,
que nacieron bajo un roble.

Acuérdate de mí, en tu noche,
hasta que llegue la alborada
y nos deje la tibiez de sus caricias.

Porque el día llegará con otros sueños,
y nuevas realidades,
dando paso al rocío de la noche
y al sudor de nuestras almas,
embriagadas, y contentas,
por el día que comienza.

Acuérdate de mí, en tu noche
y siente el litoral, con la resaca,
de la playa que susurra,
de la estrella que te mira
y del niño que te llama por tu nombre.

Acuérdate de mí, y no me olvides.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/03/20

13
10comentarios 100 lecturas versolibre karma: 117

Diagnosticados

¿Estamos en una guerra y no lo había notado? ¿Somos la infantería que camina hacia la muerte? ¿Qué combate es el que libramos? ¿Está el enemigo?, que se ponga mientras militarizamos el lenguaje. Dicen que esta batalla la vamos a ganar y que venceremos. Me asusta tanta belicosidad en una ofensiva contra la paz y la palabra.

Es esta una cuestión sanitaria, vírica y contagiosa que nos confina contra la enfermedad y la muerte. Es una crisis que nos aplana la curva de la felicidad. Es una pandemia, una endemia, una epidemia y una infodemia.

Es una incubación en la que se buscan antígenos y vacunas, es un baile de mascarillas y de asintomáticos que esperan su dosis del recuerdo para la inmunidad de los patógenos y tolerancia cero.
3
sin comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 58

Por la tormenta...

Por la tormenta
temblaban los cristales en la noche
y el cielo parecía que gemía
en un lamento prolongado
de agonía.

Te vi temblar
sumida en el silencio
y me acerqué hasta tí
tratando de calmarte.

Tú me miraste
de un modo apresurado,
como buscando en mí
la paz que te faltaba.

Te di mis manos,
mi abrazo y mis palabras
y así empezó la luz de aquel poema.

Luego, sus versos,
trazaron mil destellos
y nos rendimos ante su magia.

Fuimos con ellos
a tierras muy lejanas,
por mares y desiertos,
por valles y por playas
hasta encontrar la paz
y el equilibrio
que tanto precisaban nuestras almas.

Allí nacieron
muchísimos poemas
que fueron la semilla
de tantos besos.

Besos del aire
robados a la brisa
y al nordeste.
Besos del mar
regados con salitre
y algunas olas.
Besos del cielo
mandados por la luna
y las estrellas.
Besos del bosque
con voces y suspiros
de sus ramas.
Besos del río
con bellas sinfonías
de sus meandros.
Besos del agua
corriendo por las fuentes
y por las plazas.

Besos y besos
llegaron desbocados
formando versos y mil poemas.

Y en ellos tú
durmiendo entre mis brazos
indiferente y ajena a todo.

...Habíamos dejado atrás
los miedos y tormentas
de nuestras almas.

...Sin darnos cuenta
los dedos se pararon,
dejaron el bolígrafo,
durmieron los poemas,
y se buscaron...

Rafael Sánchez Ortega ©
01/03/20
11
4comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 95

Estuario

Un ser desprovisto de sueños, un sujeto grabado en una roca, con las manos sueltas y los pies atados por su pensamiento. Pudiera inferir que se trata de un personaje absolutamente añejo, con todas las proyecciones de futuro caducas —pero sonríe— con la frescura propia de la sonrisa (sin madurar), aquella sonrisa que solo se consigue en juventud, —Lin,lin, lan; las tres campanadas creyeron despertarnos. Erraron.Yo continué fertilizando cardúmenes en los estuarios invadidos por los mares de mi almohada y él, incólume, ante la realidad.
11
2comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 91

Deshielo

Todos aquellos pequeños cristales blanquecinos
comienzan a derretirse lentamente,
forman ligeros hilos que bajan con desgano
y comienzan a rellenar cada vacío,
y hay tanto vacío,
tanto vacío...

Casi puedo ver un capullo aparecer
tímido y pálido, abriéndose paso luego del invierno,
entonces vuelvo a mirar y no veo nada,
nada…

Es mi imaginación que me engaña de nuevo,
buscando la esperanza,
pero ¡sigue habiendo tanto hielo!

Falta mucho tiempo aún para que las flores aparezcan,
bellas y orgullosas, majestuosas y fuertes,
y al mismo tiempo tiernas y fragantes…

Falta tiempo,
queda mucho, mucho hielo...
¡y se derrite tan lento!

No sé si estaré aquí cuando lleguen las flores,
pero siempre queda la esperanza,
viendo al espejo a la desesperanza…
frente a frente, a ver cuál gana.

Alda
leer más   
25
30comentarios 244 lecturas prosapoetica karma: 81

Agenda suspendida

Caminar por la vida sin excusas.
Pararme hablar con la mujer de siempre.
Mojarme cuando llueven las sonrisas.
Bañar la desnudez de los pies en la playa.
Beberme una infusión de palabras en el ágora.
Hablar de introspección a la puerta de un bar.
Auditar poesía en los muros urbanos.
Solicitar descuentos en los días nublados.
Reclamar el olor de las flores.
Tomar apuntes al natural de las aves amantes.
Acudir al concierto de un crepúsculo.
Deambular.
Perderme entre la niebla humana.
Volver sin que me digan nada.
leer más   
12
2comentarios 90 lecturas prosapoetica karma: 73

Sin noticias de la primavera

Confinada la primavera, las flores crecen sin aroma y en los parques juegan niños imaginarios. El vacío de los abrazos y la postergación de las sonrisas hace observancia de los decretos de recogimiento. Remolinos de recuerdos se desatan y las palabras borradas de las conversaciones públicas encuentran eco en las intimidades de los hogares. Astrónomos de la soledad observan las singularidades que, en el horizonte de sucesos, han creado agujeros negros en las oquedades dejadas por los cuerpos. La primavera ha sido aislada en el hospital de las esperas.
5
2comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 54

Escribo para ti...

Escribo para ti,
despejándome los ojos del alma,
y arrancándole a la luna
las hermosas melodías de una nana.

Hay poemas en tus ojos que me ofreces,
y me muestras, en tus letras día a día.

Los persigo y los acoso como un pobre mendigante,
como el niño que buscaba su refugio en los portales
cuando oía la tormenta del verano.

Y es que encuentro la caricia, y el regalo,
que añoraba en cada verso y cada letra
que publicas y te leo.

Poco a poco te conozco y te valoro,
por la brisa, que me acercan tus poemas,
por el aire que te abraza
y revuelve tus cabellos,
por el rictus soñoliento de tu boca,
por los ojos tan alegres que dormitan en silencio
y hasta siento como vibran tus pupilas.

Me he llegado hasta tu lado
y lo hago en el silencio de la noche,
cuando duermen las lechuzas en las ramas de los robles,
cuando callan las aceras y se alteran las resacas de los mares,
cuando buscan los amantes esos ojos
que, cerrados, les encantan y subyugan
con su magia...

Y corremos en los sueños por los bosques
y también por las ciudades.

Compartimos ese rezo en un iglesia
mientras vamos observando aquellas frases
que las piedras han dejado en las murallas,
contemplamos a los nidos que hay colgados en las torres y murallas,
a las fuentes cantarinas de las plazas,
al semáforo daltónico de las calles y avenidas,
y volamos y temblamos
alcanzando el universo con la punta de los dedos
en un viaje sin fronteras y sin huellas
que nos lleve hasta el Olimpo
y que nunca nos despierte de este sueño...

Rafael Sánchez Ortega ©
21/02/20
12
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 85

Geometría de un Haiku en primavera

Solo el Haiku comprende, amor
la ceremonia del abrazo
entre la mar desnuda
y la inmensa montaña que,
acariciada por la brisa,
desafía mil encantos.

* * *

Por un sendero
desciendo la montaña
cerezos en flor.
13
11comentarios 100 lecturas prosapoetica karma: 86

Contra la tristeza...

-No me hables de tristeza, ¿vale?...
...
-Pero, ¿estás triste?, ¿es eso cierto?
...
-Anda dime, ¿cuál es el motivo?...
...
-¡Ah, ya lo sé...!
...
Es por el tiempo, la tarde, los días cortos, las nubes.
...
Entonces te entiendo y te comprendo.
...
¿Me dejas enviarte una sonrisa...?
...
Va con un abrazo y una nana, así que no te asustes.
...
Si quieres cierra los ojos. Escucharemos a la luna.
...
Ella nos habla, nos cuenta cosas.
Unas son reales y otras fantasías,
pero no importa, hasta nos canta.
...
Así que tranquila. No te duermas. Sigue soñando.
...
De todas formas el mar y la resaca nos acompañan.
...
Se marcha el sol, y vuelan las gaviotas para la costa.
...
Vamos con ellas, sin miedo a donde vayan.
Volemos en sus alas, sobre las olas.
...
La tarde ya se acaba, llega la noche.
...
Entre las sombras surge la magia, brillan las luces.
...
Veremos barcos y faros, en las barras.
También algunos puertos mendigando una caricia.
Los confundiremos con luciérnagas que salen en la noche.
Estrellas soñolientas que dormitan en la tierra.
Con gotas y el rocío de la luna que nos mandan sus pupilas.
...
Y soñaremos, igual que aquellos niños de la infancia,
¡nuestra infancia!

**

-¿Ya te has dormido ó sigues en tus sueños?,
porque si sueñas yo quiero soñar contigo,
¿dejas que te acompañe?
...
Pasó la tarde. Se fue y se va con la tristeza,
¿verdad que sí?
...

"...Ahora un abrazo, unido a mil suspiros,
mientras te miro,
mientras descansas,
mientras..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/02/20
9
2comentarios 87 lecturas versolibre karma: 79

Tregua

Un mal tiempo desaconseja transitar otros senderos, distintos a los demarcados
por la asepsia a la luz de guardarraya, es hora de echar al aire los anzuelos,
de hacer las paces con los pájaros y peces, y lanzar piedras al agua.
Desintoxicar las concavidades del espíritu, porque los cuerpos son proclives
a contaminarse, La atmósfera exige una breve pausa y hay moléculas deshilachadas
incapaces de intentar una autodepuración. Los mares y montañas piden tregua;.
quizás sea prudente por nuestra propia subsistencia concederla.
leer más   
14
13comentarios 140 lecturas prosapoetica karma: 91
« anterior1234550