Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 256, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Noche de hogueras (soneto)

Sonidos desde el campo de batalla,
pequeños artefactos y armonías,
estallidos de luz, policromías...
¡En cada petardazo el mundo estalla!

Noche de hogueras soy; soy atalaya
con visión espacial, soy el vigía
de estratégica orquesta y compañía
del sordo y vigilante que habla y calla...

Fuertes, graves y agudos entre el humo
levitan disparados los cohetes...
¡La música del miedo y del consumo!

Uno de los misiles arremete
contra la oculta luna cuando asumo
¡que soy niño y la noche es mi juguete!

Raül Bernadas
leer más   
20
7comentarios 276 lecturas versoclasico karma: 91

Poeta (Soneto)

¿Con cuántos versos se hace uno poeta,
cuántas sinalefas o estrofas, rimas?
¿Cuántas virtudes, bardo, sobrestimas
hasta considerar tu obra completa?

¿Cuánto lloraste ante la luna inquieta
con tu propia vida que desestimas,
por sus destellos, tu materia prima,
para aprisionarla en una libreta?

El firmamento te entregó un presente
y te murmuró sobre sus secretos
encargándote que los descubrieras;

Revelarlos te será suficiente
para que reconozcan tus cuartetos
¡los mejores del país!... cuando mueras.
11
10comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 78

Zéjel (141)

Que no se apague el río de tus ojos
que no se ahoguen tus besos y antojos

Que el mar no engulla tu respiración
ni se seque la luz de tu pasión
Que en esta noche aspires la ilusión
y a tu puerta no le pongas cerrojos.

Que no se apague el río de tus ojos
que no se ahoguen tus besos y antojos.
10
6comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 88

Haiku #5

El infinito,
incierto más allá,
yo sigo aquí...

Raül Bernadas
leer más   
15
11comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 116

La lágrima (un pequeño suceso)

La lágrima se volvió punto y aparte
y fue así el llanto a gritos, el epílogo;
cayó mortalmente sobre el pavimento
siendo sueños futuros y pretéritos...

Raül Bernadas
leer más   
15
8comentarios 141 lecturas versoclasico karma: 96

Bienvenida (Reto Poético 8 palabras “Un poema luminoso”)

Bienvenida

Desde aquella atalaya se vislumbra
el tibio sol que cubre la alameda
rejas protegiendo la rosaleda,
mientras al fuego el tiempo se acostumbra.

Del calor añorado el palpitar
se presiente entre barullos y risa
el agua en la acequia corre sin prisa,
y su arrullo con luz viene a acunar.

Afloran excelentes emociones
queda como un recuerdo la apatía,
comulgan la esperanza y la alegría
como un chorro de buenas intenciones.

Y aparecen tras la puerta entornada
los olores del verano incipiente
todos llenos de exaltación creciente
caminando con fe hacia la alborada.


ALDA
(Derechos Reservados)


(Reto poético: "Un poema luminoso" con las palabras: acequia, atalaya, tibio, palpitar, acunar, rejas, chorro, entornada)
Propuesto por @mariaprieto

Foto: @aldanalisis (ALDA)
leer más   
21
29comentarios 220 lecturas versoclasico karma: 104

Lienzo blanco

Lienzo blanco cubre tu cuerpo
canvas vacio que revela,
serenidad del Mar Muerto
y devoción de La Meca.

Si bien conozco lo cierto
que incomparable es tu belleza,
solo alagos que vierto
en esta actual princesa.

Contemplarte se siente perfecto
exótica gema de rareza,
poseido siempre de tu efecto
cual espíritus de realeza.

Llegaste en un momento
de oraciones a quien reza,
clamos de un amor inquieto
dando vueltas en mi cabeza.
leer más   
13
6comentarios 102 lecturas cadaverexqui karma: 98

Hogar

De verde estoy rodeado
mi entorno es adornado
de isleña fauna y flora.
Pues son coquíes y amapola
lo que mi hogar decora.

El interminable cantar
del pitirre y el zorzal,
parados en mi ventana
sea de noche o la mañana
me vienen a levantar.
En la palma comienza a soplar
la dulce brisa borincana.
El sol ya muestra su cara,
el aroma de café se dispara,
mientras mi pueblo despierta
a investigar que nos depara
sin saber a ciencia cierta.

Se siente todo tan surreal
huespedes en un mundo virtual,
aun en mi campo que añoro
y sigue siendo Puerto Rico
mi mas preciado tesoro.
leer más   
12
2comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 89

Voces sin ruido

Paraiso de impresión
eclecticamente suspendido,
libre siempre de aberración
en el universo que ha absorbido,
mi mente a constelaciones
a gritos de voces sin ruido,
a encomiendas de acciones
a actuar sin haber huido.
leer más   
11
10comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 90

Magia

Versos exclamados
en pintorescos relieves,
en jardines de claveles
y rosales espinados,
que una vez pasados
los claros del día
comienza la morfología
de una eterna antagonía.
Es de carácter sobrenatural
lugar donde el bien y el mal,
se encontraron,
acto que prolongaron
con una carajada existencial.
Imposible es controlar
tiempo, espacio y virtudes,
ni magia que se conjure
en sagrado lugar.
Maleficio a propagar,
a Orisha y a Baltazar
un par de oraciones rezar
para asi su ira calmar.
En mi interior oigo como llama
la persuasividad que reclama,
la bondad que se abandonaría
ante tanta tiranía.
Abrumadora es la esperanza
creciente ideal de ciudadania,
impacientes a la cercania
de tan anhelada venganza.
leer más   
17
10comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 101

Ella!

Evitando lo innato
ese sentimiento natural,
solo quería pasar un rato
de extrema pasión carnal.

Pretendí engañar al destino
siendo solo un acto casual,
con vocabulario muy fino
me propuse conquistar.

Su mente, cuerpo y corazón
hicieron de mi perder la razón,
llegado he a la conclusión
que fuiste tu mi implosión.

Ahora no te puedo ahuyentar
y no me puedo concentrar,
sin tu rostro en mis ojos estar
y mis labios que te quieren besar.
leer más   
12
10comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 105

Tiemblas

Te siento temblar
tu corazón palpita diferente,
cuando me escuchas hablar
mirandote de frente.

Comienza tu piel a erizar
y a mostrar lo transparente,
que solo yo puedo notar
conozco tu ser y tu mente.

Oigo tu voz cambiar
se que tu cuerpo siente,
por todas sus venas brotar
la furia de mi alma ardiente.
leer más   
12
4comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 93

Tu sabes...

Estoy solo contigo
arropado en tu presencia,
paz siempre consigo
sin mentira ni apariencia.
Ornamentado mi hogar
tu talla es esculpida,
aristocracia a experimentar
como arte de Frida.
Intoxicantemente cultural
de dinámicas conversaciones,
de diferencias de ideal
sobre el amor y sus implicaciones.
A veces eres efímera
careciente de acciones,
o simplemente la primera
de tantas canciones.
En ocaciones erez fugaz,
exitante y momentanea
agresiva y expontanea,
pero de tiempo incapaz.
Nada puedo asegurar
eres como una brisa,
mueves las olas del mar
a tu disposicion y sin prisa.
Sea esta la premisa
de tu gran artificio,
eres un dulce vicio
cruel broma que da risa.
leer más   
13
6comentarios 95 lecturas versolibre karma: 111

Tus Brazos

Son tus brazos mi hogar
y tu dermis mi cobija,
el calor que forja vasija
y empiesa mi ser a calentar.

El cuerpo comienza a explorar
dejando al deseo que elija,
olvidando que la razón dirija
solo tus labios quiero besar.

Tu olor quiero inhalar
guardarte en mi olfato como valija
complaciente al sentido que exija
si de tu aroma se quiere saciar.

Mis ojos no te dejan de mirar
el dolor que tu ausencia inflija,
cual novia con su sortija
siempre a tu lado quiero estar.
leer más   
13
11comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 103

¡Quizás!

'Quizás' es más que un adverbio,
quizás llegue o quizás quiera,
'quizás' es el serio planteamiento
de una duda que incomprensible te acecha.
'Quizás' es el 'sí' de los valientes
'quizás' es el 'no' de los que imploran
el perdón y compasión de los oyentes
sabiendo que va a llegarles su hora.
'Quizás' es todo un mar de sueños
en la orilla de nuestra vil cobardía,
'quizás' es decaer en el empeño
de reír y de gritar con valentía.
'Quizás' es más que una duda
de si pongo, de si quito o de si vendo,
'quizás' es la inquietud tozuda
del 'lo intento pero nunca lo comprendo',
Quizás quiera bailar con la más fea,
quizás pueda volver atrás un día,
quizás el 'quizás' sea mi panacea,
quizás quiera esperar la muerte fría.
'Quizás' se pone siempre delante,
'quizás' nunca se olvida del 'nunca',
'quizás' siempre oculta su semblante,
'quizás' siempre te apunta a la nuca.
Quizás una tarde cualquiera
mande al 'quizás' a la otra vida,
quizás vuelva a cantar Guantanamera,
quizás quiera sanar alguna herida.
Mas mientras el 'quizás' siga presente
en cada historia que protagonice
seguirá siendo el haz de luz intermitente
hasta el día en que mi lamento agonice.
leer más   
13
5comentarios 118 lecturas versoclasico karma: 96

Noviembre

Niebla que por entre el Astro rezuma
escondiendo su resplandor incierto.
Tristes campanas que tañen a muerto,
agua inmóvil aprisionada en bruma.

El cálido aliento se vaporiza,
las gotas resbalan por la ventana,
los perros aúllan a la mañana.
Antigua amargura que cicatriza.

Junto a tu lado, espíritu errante,
si me acariciaras, si cogieses
mis manos frías que quisiste tanto.

Por el ancho camino irrelevante,
por medio de los sombríos cipreses,
escaparíamos del Camposanto.
12
10comentarios 377 lecturas versoclasico karma: 4

Vencida la pereza

¿Quién a Morfeo echar osa?
¡Qué losa!
¿Quién destapa al frío mi mano?
¡Insano!
¿Quién me golpea con fragor?
¡Cuán dolor!
El ingrato despertador
que lucha con mi pereza
y lo hace con tal dureza
que se encumbra en vencedor.
9
6comentarios 246 lecturas versoclasico karma: 4

Breve romance de Gumersinda Alatriste

Ternura con pies descalzos,
a quien tú, Dios, alma diste
huyendo de sus desmayos
va Gumersinda Alatriste.

Mirada en sal y silencio,
gesto alfarero de arcilla,
pan que es sorpresa si es cierto
que lo comiera enseguida.
Mil soles caen en silencio
sobre la ciudad en ruinas
y rompen su mudo vuelo
gritando tras las esquinas.
Tribu en trance atribulado
la que envió a nuestra niña
a vender en el mercado
su inocencia y sus costillas.

Los santos, por no ir desnudos,
jirones de mundo visten,
mas nunca llegará el turno
de Gumersinda Alatriste.
leer más   
8
sin comentarios 243 lecturas versoclasico karma: 9

El tornado Irene

Se pasea por los bares de poesía
recitando la historia que sufrió,
improvisa borracho cada día
en la más decadente situación.

El tornado Irene se llevó
su novela más preciada,
y su humilde corazón
acabó yendo a terapia.

No quedaron ni los lápices,
solo quebraderos de cabeza,
ella negaba lo innegable
haciéndole dudar de lo que era.
13
1comentarios 324 lecturas versoclasico karma: 27
« anterior1234513