Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 85, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Musas de ETT

Siente el dolor. El vómito abriéndose paso como un cañón tumefacto a través del cenagal de tus entrañas. Apenas erguido, te cimbreas como una hoja temblorosa. Exhausto. Cansado. Harto. Aguanta, chico. Continúa. Sigue. Una hora más. Una caja más. Un camión más. Piensa en los números rojos. En la nevera desnuda. En tus bolsillos vacíos. Necesitas la pasta. Tu casero necesita la pasta. El banco necesita la pasta. El dueño del supermercado necesita la pasta. El tipo de la multinacional eléctrica, el de la multinacional del gas, el de la multinacional del agua, también necesitan la pasta. Tu pasta, claro. Tres euros con cincuenta la hora. Tu precio, esclavo. Esa es la indignidad de tu trabajo. Cinco minutos más y habrá pasado otra hora. La quinta de la mañana ya. Al terminar podrías dejarte caer por el súper. Una lata de judías estofadas, otra de lentejas, papel de culo, algo de queso, un par de tomates, no alcanza para vino... Venga, tío, una hora más. ¿Podrás soportarlo? Entretanto, te escabulles al retrete y, con el culo al aire y la mierda cayendo a borbotones de tu recto, miras el reloj de reojo e intentas discernir si merece la pena seguir arrastrando tu alma solamente por dinero. El trabajo continúa, afuera. Las cajas se etiquetan y se colocan en los carros. Se cargan y se descargan. Se suben y se bajan de los camiones, sin ti. De un modo u otro. Simplemente, es así. La vida sigue. Horripilante. Cruel. Inexorable. Un número sigue a otro. Al anterior, el siguiente. A ti, yo, quizá. A veces, es insoportable. Todo lo es. Paciencia. Aprieta los dientes. Aguanta, dicen. Lucha. Las cosas cambiarán. Todo mejorará, aunque nadie te explique por qué. Soy un tipo descaradamente sencillo. Sin pretensiones. Sin alardes. Así que, de momento, me conformo con que suene la sirena y se haga el silencio de una puta jodida vez.
4
1comentarios 99 lecturas realismobast karma: 30

Déjame que te cuente...

Esto va, de la realidad a lomos de un banco...

Ella dice que es allí donde vio que habitaba la historia de unos pies descalzos,
supurando auxilio a cualquier zapato que aminorase su paso...

Qué allí fue donde vio asomar en sus ojos,
una impactante mirada; pérdida, vacía, sombría...

Allí pudo sentir como se mecía
una soledad forjada tras la lejanía de tantas noches vacías,

durmiendo a la vida...

Allí fue donde se nublaba la debilidad en gotas lluvia, inundando el trago sobre el propio llanto ...

Allí era amasijo de huesos y harapos,
durmiendo el asfalto...

Allí vio sobrevolar a millares de ojos mudos,
voces altivas,
manos incrédulas...

Ahí fue donde un sin aliento, agarró el latido y abatió el sombrero.

Porque ahí fue la realidad del poema yaciendo en el suelo,
sosteniendo apurado su último verso;
" Déjame que te cuente ... "

@rebktd
leer más   
29
14comentarios 165 lecturas realismobast karma: 105

Formación continua

Golfa duerme otra vez
después de haber salido a pasear,
con una manta pelona
que la protege del frío

y podría jurar
que ella está feliz;

puede ser
que seamos nosotros los equivocados,
y hayamos puesto el listón
demasiado alto: trabajo,
formación continua, el IRPF,

¿quién no ha deseado
ser un perro alguna vez?

Putas expectativas
leer más   
9
1comentarios 52 lecturas realismobast karma: 66

Hediondez

¿La ciudad apesta? Sí.
Es jugo agrio
de vaginas, vergas y culos.

Los de abajo, los de arriba,
los de en medio,
carne animal
podrida por igual:
chingan a su prójimo
y el prójimo se madrea
consigo mismo
y con los Otros.

¿La ciudad apesta? Sí.
La culpa es tuya
y es mía.

Los de abajo, los de arriba,
los de en medio,
a últimas, alimento
de la Tierra
para los gusanos:
cagan y mean
en casa o en la calle;
contaminan el ambiente.

¿La ciudad apesta? Sí.
Es taza de baño público
llena de mierda,
orines y menstruación.

Los de abajo, los de arriba,
los de en medio,
cazadores y presas
de su misma especie:
se alimentan
como pinches cerdos
en engorda
y en su mierda se revuelcan.

¿La ciudad apesta? Sí.
Hay que endulzar el jugo
y limpiar
la taza del baño público.

Los de abajo, los de arriba,
los de en medio,
son (diría la abuela)
la misma perra
nomás que revolcada:
muerden la mano
que les da de comer
y persiguen su propia cola.

¿La ciudad apesta? Sí.
La responsabilidad
es tuya y es mía.
leer más   
14
9comentarios 90 lecturas realismobast karma: 82

Niebla

La ciudad parapetada
bajo la niebla
parece más frágil,
más breve,

sin posibilidad
de ver más allá
de lo que nos mira,

haciendo inútiles las luces
que condenan
a la noche al desvelo

y delatan la intimidad
de los amantes...


Desubicado,

cómo una gota de saliva
agonizante
en el asfalto,

así empiezan los días,

así acaban las noches.
leer más   
10
2comentarios 50 lecturas realismobast karma: 80

Un poeta perdido

Ahora que lo honesto y lo digno se ha consumido y que los justos y leales se han extinguido; me encuentro sitiado, oprimido por la insensibilidad, la prepotencia, la ignorancia y la crueldad; estoy perdido. La confianza me abandona en un profundo sueño donde no estoy dormido pero ansío despertar y mirar que el niño no comete homicidio ni que el maltrato, acoso u hostigo convencen al joven del suicidio.

Me atormenta el bullicio de la perversión, la violencia y el vicio expuestos como obsequios que no son más que aguas rancias perfumadas que la gente ha bebido. Y miro la realidad a través de un espejo a una dimensión oscura de un extraño y hostil universo, de seres sin ojos, sin lengua, sin conciencia ni memoria donde se crean derechos que aprisionan, privan, despojan, desamparan, degeneran y violan.

Que volteo hacia el pasado de mis padres y abuelos y envidio al cielo y al río teñidos de azul, de verde el cerro y los prados; un amanecer colorido de aves cantando y en las tardes las risas de infantes escondidos entre los árboles o en los callejones danzando. En su lugar encuentro un mundo vencido por el poder, la codicia, la vanidad y el consumismo pero que en algunos sitios es cobijado por la sensibilidad y el humanismo de quienes no se han corrompido y osados han cogido una bandera y una nación que no tiene colores ni símbolos.

Yo tan solo soy un poeta fracaso, perdido, no en un lugar ni en un tiempo, sino en un propósito: que la poesía sea un aliento para quien necesita respiro, sea belleza ante la realidad repulsiva, sea consuelo ante el sollozo del solitario, sea calma ante la falta de sosiego; que inspire, que cautive, que engendre la semilla de esperanza: por algo hay que empezar, un cambio vital.
leer más   
12
10comentarios 115 lecturas realismobast karma: 91

Vendedores de humo

Tengo sueños
inconclusos .
Tengo pensamientos,
algo obtusos,
de lo que pase mañana .
Tengo prendidas,
en el alma,
soluciones a raudales
para personas extrañas .
Para mí no tengo nada
que me libre, que me salve,
de esta incomodidad, innata,
que hace que pienses
que tus opiniones
deben permanecer guardadas.
Tengo sueños,
inconclusos,
y sabidurías baratas
que vende la gente que teje
largas cortinas de humo
haciendo que su mundo
parezca mejor que el tuyo .

Pilar José ⚘⚘⚘⚘
leer más   
9
9comentarios 103 lecturas realismobast karma: 78

Nadie puede cuestionar mi lealtad

Si supieras cuando me dueles Habana
Cuanto extraño tus calles, tus noches, tus luces
Recuerdas aquel barco de papel que eche a navegar en tus aguas
El pedazo de malecón que me tatué el pecho
La bandera que siempre olía a regreso.

Yo me fui, es verdad
Me fui como se va el viento fuera de estación
Como los recuerdos en las maletas
Como la infancia.

Me fui y nadie sabe lo que sentí
No diré que me obligaron
No diré que me mintieron
Diré que sencillamente me fui

Pero duele, duele y a la vez me alegra
Me alegra saberte sana, saberte joven
Saber que eres de los que se quedaron
Que también son los míos
También son mi gente a pesar de las distancia.


Nadie puede cuestionar mi lealtad
Ni mi respeto, ni me añoranza.
leer más   
16
8comentarios 79 lecturas realismobast karma: 87

¿Que ves?

Cada aguja clavada
en el vaticinio del pasado,
reiterados días
del porvenir sin futuro,
todo sutura el tiempo
cicatrizando pecados,
idolatrando herejes
tras el cristal de los sueños,
las horas que lo real teje
en las inmundas portadas,
palabras que nos dicen nada
de "la verdad" intangible
que llora en una acera de piedad,
¿cual es la realidad?
¿la de la cloaca amarilla?
¿la que mis ojos delatan?
o la daga de la mediocridad
que a todos nos alcanza.
leer más   
12
8comentarios 159 lecturas prosapoetica karma: 83

Irrealidad

Despiertas,
y al albor cada mañana,
das de bruces con violencia,
restregándote con saña
contra un mundo de contrastes
donde todo es diferencia,
en el sexo y el color,
en la idea y en la creencia,
que envenenan convivencias,
y yo...
muero de impotencia.

Pero busco otra existencia,
una vida de utopías,
un instante de inocencia,
de quimeras, ilusiones, de delirios...

Y dormito,
y en el sueño hayo sentido
a la vida y sus vivencias,
a esta extraña realidad
despojada de maldad.
18
9comentarios 116 lecturas versolibre karma: 85

Mi visión

Impune obligación
Que se jacta de ser grata.

1,2,3,...

La existencia, a saber.
La capacidad de un ser
de darse a conocer.

... 4, 5, 6...

Dos muertes pues,
la del cuerpo, la del ser.
Nadie retiene, si existente fuere,
después, que su cuerpo perdiera.

...7, 8, 9...

Si existe solo por saber,
¿para que poner el diez?,
si cumpliendo, apareció
en tu mente, el ritmo, el perecer..
leer más   
8
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 81

Vivo. ... o no!?

Dejo de sentir mi cuerpo.
Floto, cual dolor,
libre, sin fricción.
Ya no floto, cuelgo.
¡Duele! Duelen...
los dedos, el corazón;
recupera mi cuerpo
el dolor.
Es en la vida
la abundancia en sensación,
es sentir el dolor
y pensar: ¡Soy fuerte!
Soy vida y corazón.
Floto, levito,
ya solo en imaginación
así evito
resaltar mis dedos,
el corazón.
Floto, camino... Sin fricción.
leer más   
14
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 85

A través del cristal

Aferrarse a una vida
que no siempre tiene sentido.
La realidad de pies grandes
aplasta todos los sueños.

(Caída constante.
Laberíntico mundo).

Nada tan fácil como vivir,
nada tan difícil como vivir.


Entender lo que va y lo que viene,
encontrar un espacio donde no hay hueco.
Asumir un estado vital que no quieres
y pensar que todo puede cambiar.

Vivir, que no malvivir.
Aprender a valorar lo que es cierto,
lo que tiene de bueno la vida.
Fabricarte un submundo en el mundo.
Entender que la realidad
es la que toca y no siempre la que quieres.





Hortensia Márquez



Imagen sacada de Internet
leer más   
26
18comentarios 229 lecturas versolibre karma: 99

Tempus fugit

Acabas de leer este verso y ya es pasado.
Breve momento de tu presente ya olvidado.

El tiempo fluye.

El presente cesa de ser en el pasado
sin desaparecer.

Misterios del tiempo.

El próximo verso es futuro,
no es real hasta que sea pasado,
mediante el presente.

El tiempo pasa, pero no es pasado.
Viene, pero no es futuro.
Pasa, viene y llega el presente.

El tiempo es mientras cesa de ser.

El presente lo tengo siempre: permanece y cambia.
El futuro falta a veces, todavía no es.
El pasado es nostalgia, ya no es.

Existir es resistir, pensar es crear,
vivir es actuar en el presente.
15
6comentarios 253 lecturas versolibre karma: 99

Un único deseo

Extrañeza del ser en el espacio oblicuo...
entorno de Dioses perpetuos
que aguardan ansiosos
el recurrente desenlace final.

Mares en calma que no son tales
y barcos a la deriva que no emiten señales.

Palabras no enlazadas
que se pierden en las calles.

Gritos opacos balanceándose lentamente
al caer la noche y las mentes
en la calma gris y agrietada
de mil semblantes ausentes.

Reinos perdidos en un desierto de dudas
y cien gotas insulsas que no son elixir.

Hombres y mujeres impregnados
de polvo de estrellas moribundas
y un único deseo: EXISTIR...
leer más   
13
12comentarios 159 lecturas versolibre karma: 81

Quizá existir...

Habéis buscado los faros del mundo
como grupo de pertenencia
         furtiva,
sin más delito que la vida
que arrastráis en el recuerdo
de vuestros ancestros.

Mientras, el mundo duerme
la herida de su mísero ego atormentado,
infectado de su propia existencia.

Se avejenta la luz que la ley dicta
en el trámite del oprobio
y sobra decir
que con las manos vacías,
no hay reo
en el vértice de esta condena.
leer más   
13
5comentarios 95 lecturas versolibre karma: 89

No tienes nada

No tienes nada
pero tienes miedo.
A perder.
A perderte.
En aquel lugar oscuro
que siempre espera.
Aquel rincón
donde muere la risa
y resuena el silencio
de los pájaros.
Bailas en el borde
mirando al precipicio,
como una oscura amante.
Seduciéndote.
No tienes nada.
Y aún así,
puedes perderlo todo.
leer más   
14
5comentarios 91 lecturas versolibre karma: 89
« anterior12345