Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 805, tiempo total: 0.005 segundos rss2

En el lago de Deieu

Prefacio

Calcular una distancia requiere de instrumentos fríamente matemáticos, tallados en perfeccionismo pero, en un lago serían volúmenes y dimensiones inestables.
Arquímedes lo decía: ¨dame una polea y te moveré el mundo...¨
Por lo cual dame un lago y hablaré de la luna y Deieu.
Más allá de dimensiones y distancias, de volúmenes y arrogancias, una luna asomándose en la cúspide del convexo reflejo del lago y hay donde nadie puede ver con ojos terrenales, exactamente hay charlaremos con Deieu.

Capítulo I
Génesis

Diosa de la luna un comienzo algorítmico entre historia de griegos hasta romanos, de poder a belleza, y de armaduras hasta lazos de ceda, sin duda alguna naturaleza pura.
Pongamos un ábaco en mesa y de pasada una botella de vino blanco,
de acomodar el relieve de la almohada en el sofá y más leña al brasero para fulminar la tarde de hoy.

El viento susurra a mi oído y comprendo que alguien me mira, llamado reflejo en rayos de luna.
Bien, tomada la botella invito a Deieu a probar el silencio de la Copa y sentados ambos frente al brasero hagamos del invierno un infinito conteo de hojas de otoño.
Deieu aclama dos cosas antes de fijarse en su espejo:
1.- no busques asombrarme porque ya estoy curada de espanto.
2.- preguntas sobre inteligencia sólo sería hablar de lo que se y por ello mejor preguntas que alimenten el abismo de lo incierto.

Capítulo II
Las cenizas

Colocaba otro pedazo de madera en el brasero, las cenizas abultaban, nos servíamos la segunda copa y en el chiflido del viento entre las ranuras empecé a escuchar las caricias de la noche sobre los árboles y comenzamos a platicar.
Deieu sin más preámbulos comienza a contar las barbas de la cobija y en un susurro dice:
Desconozco porque el viento se comporta así si la noche sólo quiere cubrir el vaho del silencio.
Vino a mi mente que está atenta a cada detalle como si sus sentidos no durmieran.
Al cabo de unos minutos volvió a comentar:
Las hojas pasan deprisa por el empuje del viento sobre la ventana y al final se atoran en las rocas de aquella llanura.
Había silencio pero sin que ella me viera desviaba mi mirada en su mirada perdida sin percatarse que mis ojos la alcanzaban.
De repente da un salto y exclama:
A comenzado a llover no sé si la lluvia viene con la tristeza o el aroma a tierra mojada dará más gusto al viento que no ha parado de entorpecer el silencio de la noche.

La lluvia aceleró su caída que al asomarme a la ventana sólo venía las gotas en niebla jugar a ganarle a la ley de la gravedad.
Deieu volvió a empezar a contar las barbas de la cobija y en un suspiro su mirada se detiene en el fuego del brasero. Suspiro tras suspiro sabía que el alma y el cuerpo tenían una lucha que ni los soldados romanos eran suficientes para detener el derrame de sangre que corría entre la línea mínima del alma.

Adquirí un nuevo trago de vino y sin aviso tome sus labios, los mordí y le pregunté:
¿Qué dice esa sangre que se derrama en ti?
Tu muy sorprendida vuelves a tomar mis labios y reiteras:
Entre mi mente y el silencio opacado por la lluvia y la noche sé que puedo salir de esto, la razón siempre me rescata de lo caminado.
La cobije y pensé en el color del vino: blanco.
Me levanto y voy a la bóveda por una botella de vino tinto. Al regresar a la presencia de ella vi que dormía pues su respiración era lenta y suave. Regreso a la bóveda a destapar la botella para no hacer ruido y llegando al brasero de vuelta por la ventana veo que Deieu bailaba bajo la lluvia. Me quedé perplejo pero sin dudarlo salí a seguirle.
No pasábamos de reír pero pensaba que era eso que se venía en tu rostro si una sonrisa de alegría o de tristeza. Trate de preguntarle y sin drama ella me dice:
Tenías razón no más mártires del amor...
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 48

Esperar amor de ti

Un dia aprendí que esperar amor de ti,
fue solo tiempo perdido,
cual camino recorrido,
con la sombra de ti.

Si mi mente me hubiese advertido,
y te aseguro que fue así,
sólo quise escuchar mi corazón,
hablar maravillas de ti.

Hoy me quedan los vestigios,
de aquel que un día fui,
incendiando sentimientos,
en una hoguera sin fin.

Tu remolcaste contigo,
lo mejor de mi,
mente, corazón y alma,
aunque no lo predecí.

Hoy me encuentro desahuciada,
sin saber que fue de ti,
con todo este equipaje,
que despojaste de mi.

Si algún día te encuentro,
te lo quiero pedir,
devuelveme lo que te llevaste,
para volver a ser feliz.

Autora: Claudia Viviana Molina
17
8comentarios 79 lecturas versolibre karma: 95

El Ángel que corto sus alas

Y los ojos se cerraron, la espera se termina,

el infierno me desea, el dolor me aturde,

desesperación, dolor, traición, penumbras

ahora mi nombre de sangre se ha escrito.


Su lágrima quema mis manos, arde,

mi piel se vuelve frágil a sus penas

falso ser, serpiente acechando mis ilusiones,

pesadilla eterna a ojos abiertos.


Hoy corto mis alas, hoy quedo sin ti,

asesino tu fe, aniquilo mi ser;

Hoy corto mis alas, hoy decapito mi esperanza

hoy me aproximo al infierno.


No se donde estoy, no se a donde voy

y tu, cada ves alejas tu mirar aun mas,

lágrimas de sangre, arrogancia maldita,

garras afiladas, destrozando almas.


Eh perdido mis alas, eh dejado de volar

Maldigo mi nombre, maldigo mi aliento,

no mas luz, no mas soñar,

eh perdido mis alas; te comienzo a perder a ti.



Apaga mi veladora, eh perdido mis alas,

derroche de fracaso y odio, sangre en mis labios,

mis ojos sangran, tus lágrimas despojan mi piel,

tus palabras me han cegado esta vez.



Hoy corto mis alas, hoy te pierdo a ti,

Hoy dejo de pensar, hoy corto mil lenguas,

mil voces muertas, mil sueños caídos,

sombras anuncian mi caminar.



Hoy corte mis alas, hoy eh de morir,

fracaso admisible, dolor inevitable.

Hoy corte mis alas, hoy te pierdo a ti

Hoy moriré yo, hoy me pierdo sin ti.
9
1comentarios 74 lecturas versolibre karma: 85

Cuánto te extraño

Me cansé de escribirte
Me hago el sordo ya no puedo oírte,
Voy a dejar esto acá, así que solo me vas a encontrar...

No sé qué hacer...
Te vuelvo a recordar....
No puedo olvidar,
Cuánto te extraño

Un día más pienso en ti
Me has embriagado de amor,
Me dejaste esta maldita resaca
Y me rompiste el corazón.
Pero no puedo olvidar cuánto te extraño.
leer más   
6
sin comentarios 13 lecturas prosapoetica karma: 70

Fe de Rata

Fe en mi estado civil casado
y en tu estado civil bandida.

Fe en el derecho al olvido
por las salidas robadas,
los besos ajenos.

Fe en una escritura
de promesas elevadas
ante un despacho de arena.

Fe en la junta de piel reunida
la tuya, la mía
la noche entera
en fábulas que discurren
en cuerdas separadas.

Fe en tus caderas vestidas de fiesta
para un baile
con la garantía de mi ausencia.

Fe en el puñal de tus besos,
antes de lanzarme el mordisco.

Fe en los lunes de lucha,
los martes de martirio;
fe en los jueves de juerga
y en los viernes
donde te lleve el viento.

Fe en la cónyuge-dependencia,
en la cónyuge-resistencia
y en la cónyuge-disolvencia.

Fe.

Poquita fe.
leer más   
12
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 96

Me faltas

Me faltas
Le faltan a mis dedos tu piel, y le faltan a mis versos tus labios, que mis besos se rehúsan a rimar con otra boca.
A mis atardeceres les faltas.
Faltas en mis alegrías y en mis llantos te desbordas.
leer más   
12
6comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 85

El Dolor de Amar

Que duele, si duele..
el desamor, el amar,
la traición, el engaño.
Todo conlleva a un estado de nostalgia,
odio y amor, el saber y no saber.

El ser amado puede estar cerca
pero a la vez lejos, e inunda toda tu alma
con su esencia y no entiende lo que sufres
por todo lo mal que actúa contigo.

Que duele, si duele
en lo mas profundo
y en ese pequeño rincón del corazón;
que un día dijiste que nadie entraría
y que al cabo de un tiempo dejó de ser el espacio intocable,
has sido vulnerada en todo el sentido de la palabra.

Te entregaste y no supiste como
y le diste todo a esa persona
que no supo valorar tu amor,
y ahora, sufres, te duele, pero,
es inevitable no hacerlo.

La lección de vida es,
no entregar todo a la primera
sin conocer bien a esa persona
y sin saber si ella también te ama
porque o sino sufrirás
y enfermará tu alma por el dolor causado.
leer más   
15
4comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 86

Vivir en tormentas...

Odiaba la lluvia,
por que me hacia recordarla.
Odiaba el cúmulus de las nubes grises,
porque recordaba nuestras tristezas.
Odiaba el caer de las gotas,
porque me recordaba cuando lloraba.
Odiaba el relámpago, por que su luz
reflejaba la tristeza de sus ojos.
Y odiaba al trueno por que es el sonido
de nuestras almas destrozadas.
Por que vivir en tormentas,
destruyo lo poco que quedaba de nosotros!!!
y nos convirtió en un yo y en un ella!!!
leer más   
11
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 91

COBARDES, "fénix diecinueve"

Aún cuento nuestra historia y me siguen preguntando: ¿y por qué fuisteis tan cobardes?
Y yo me callo. Me callo porque es lo único que supe hacer con lo nuestro. Porque nunca fui valiente contigo.

El vértigo que me provocaba ir de tu mano me hacía sentir más viva de lo que me gustaría admitir. Y a ti el corazón se te sigue parando cuando nuestras miradas se cruzan.

Es impresionante cómo bajo las escaleras hacia ese lugar tan agrio y, entre un montón de gente, mi mirada se encuentra con la tuya. Como si nuestras almas siguieran bailando la canción que nuestra razón nos obligó a dejar de escuchar.

A veces no puedo evitar pensar en ti y soñar contigo y no sabes el desgarre que me sobrecoge cuando imagino que puedes estar solo, o sufriendo, o que te pueda pasar algo. Es una sensación de agonía indescriptible. Y sé que por mucho que pase, eres la persona que me hizo odiarme, porque eres la que me hizo verme. Fuiste un reflejo donde se proyectó mi podrido interior y la culpa que aún me acongoja te aseguro: será sempiterna.

Pudimos serlo todo, y lo único que hicimos fue rompernos cada vez más. Casi me creo tu sonrisa cuando me dices que no pasa nada. Y casi parece que tú interpretas mis silencios como si estuviera con esto conforme.

Nos vamos a ver por la calle dentro de muchos años y tus mejillas que no mienten y tus ojos que no tienen tiempo de ponerse corazas, van a demostrarme que sí. Sí. Sabes el qué. Ambos. Sin embargo, decidimos esto: alejarnos. ¿Sientes cómo cada vez eres menos tú cuanto más te alejas de mí?

Algún día tendrás mi libro entre tus manos y temblarás, porque aquel día me cogiste la mano poniéndola en tu pecho. "Porque solo tú provocas esto". Y me arropaste bajo el frío ese diecisiete por la madrugada. "Sé que siempre voy a volver a ti". Cobardes. Hemos sido eso, unos cobardes.

Aún me preguntan por nuestra historia y me siguen preguntando: ¿y por qué seguís fingiendo no ver lo que el corazón ha elegido?
Y yo me callo. Me callo porque es lo único que supe hacer con lo nuestro. Porque nunca fui valiente contigo.
4
2comentarios 29 lecturas relato karma: 59

El verdadero invierno..

El verdadero invierno es tu ausencia,
y ni todo el calor de mi cuerpo puede aliviar el frío de mi alma.
Los transparentes cristales se tornan en dudas opacas,
mientras tus besos desfilan a paso ligero por delante de mis ganas.

El verdadero invierno es tu recuerdo,
y sin embargo olvidé tus abrazos entre mis sábanas.
La noche cortante es una delicia para mis fantasmas,
pero presto los espantaré soñándote de mí soberana.

El verdadero invierno es tu anhelo,
y es que vivir sin ti es como morir mientras duermo.
Y muerto el aliento que alimenta mis desvelos
no me hace falta la vida, ni pretendo tener más sueños.

El verdadero invierno es tu adiós,
siniestro término que en tu boca me apuñala.
El alma desgarrada me dejaste, y la voz quebrada,
con tu despedida de dolor punzante impregnada.
leer más   
14
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 99

Yo que te quería tanto

Yo que te quería tanto,y mi amor desechaste
Yo que te quería tanto,y mi cariño despreciaste
Yo que te quería tanto,y mi pasión apagaste
Yo que te quería tanto,y mi corazón desgarraste

Tú a la que tanto quería,de mis caricias te cansaste
Tú a la que tanto quería,de mis abrazos huiste
Tú a la que tanto quería,de mi vida te fuiste
Tú a la que tanto quería,de mi amor te burlaste

Al roce de mis labios, tu boca no respondía
La caricia de mis manos, las tuyas rehuían
Decías que me querías,más tu boca mentía
Tu mirada,antes cálida,se transformó en fría

Poco a poco, de mí te fuiste distanciando
Poco a poco, tu voz suave se fue callando
Poco a poco,de mí te fuiste alejando
Poco a poco,tu sonrisa se fue apagando

Hasta que nada quedó, de lo que por mi sentías
Hasta que nada quedó, de aquello que me decías
Hasta que nada quedó,de aquello que prometías
Hasta que yo me di cuenta, que ya no me querías
leer más   
9
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 102

Poema del gorrión abatido

Como un pequeño ave
al que sus alas cortaron
das tumbos por esta vida
tus ilusiones mataron

¿Dónde vas, pequeño ave?
Desanimado y cansado
buscas algo de esperanza
mas tu tiempo ha terminado

En noches frías y oscuras
buscas reposo en tu nido
y no consigues descansar
todo se ve tan vacío

Te sientes muy confundido
no sientes paz en tus plumas
deseas desaparecer
como la arena en las dunas

Mas no llores, pajarito
que aún puedes echar a andar
y aquello que estás buscando
sin duda lo encontrarás

Tus dolorosas heridas
se curarán enseguida
tus alas arrebatadas
renacerán algún día
leer más   
3
sin comentarios 19 lecturas versoclasico karma: 34

Insoportable

Jugaste con mis sentimientos
y los dejaste deshechos,,,
mis seis sentidos no te saben ya,
aunque mueras de remordimientos…

Se han ido por la cloaca,
navegan por aguas negras,
esto es vivir muriendo,
que me lleve la flaca ¡¡¡

Ya no intentes hacer algo con
lo poco que dejaste,,, ya de mis
sueños no hay nada,,,
los vaciaste…

Tiraste a matar y no te equivocaste:
el primer tiro fue directo al corazón,
el segundo a mi intelecto,
el tercero cuando en el lodo te revolcaste…

Traicionaste este bello amor que yo
tenía… muchos días pasaron para
construirlo cuando en realidad solo era
polvo… Qué ironía ¡¡

Entre llanos y hierba me pierdo,
esperando un consuelo.
No me busques, que te me estás
olvidando, es más, ya de ti ni me acuerdo.


Letizia Salceda,,,
leer más   
18
24comentarios 119 lecturas versolibre karma: 99

Horror vacui

El arrebol ondea en su rostro
Como celajes de una tarde agoniosa.
Quiero abrevar
en los pormenores recónditos,
de sus vértices.

El libido, un bello mustang,
Piafa y relincha y me avasalla.
Indómito de riendas esquivas,
En el páramo que es mi cuerpo.

En mis tímpanos se desata
Una aleluyada algazara.
Siento tanto que derramo vida.
Siento tanto qué no sé nada.

Mi vaciedad cuelga a jirones,
Aliviada y llena de tanto gozo.
Ahora soy un crío que crepita,
Crepita y arde en alborozo.

La hurí zarandea al naíf
Con sus pícaras maneras,
Mientras la noche sea lasciva,
Y el universo, semi-infinito.
(Solo ella es principio y nada)

Detrás de su dádiva
Se esconde un dédalo:
Condenado a ser acólito
Desde su cama a mi lápida.

El hontanar se seca,
Ella suspira y se da la vuelta,
Y adiós, the end, bon voyage.
¡Ay! Su cuerpo está inhóspito.
Mi corazón, quebranto índigo.

¿Ahora qué?
El abrevadero está frígido.
La vaciedad entreteje los jirones y,
Mi cuerpo otra vez es un témpano.

Follarte a ti,
Es una tregua vital.
Follarte a ti, también,
Es onanismo ajeno.
leer más   
17
12comentarios 117 lecturas versolibre karma: 98

Afirmación

Detrás de estos escombros
respiran unos ojos
que dicen “nunca”.

Tal vez,
un día conocerás
a alguien
tan infernal como tú,
lleno de palabras
huecas y manos
vacías,
con naufragios
y sombras
suspendidas.

Ese invierno,
será tu mayor castigo
toda la vida.


©Alejandro P. Morales. (2018)
leer más   
20
16comentarios 95 lecturas versolibre karma: 91

Invisibles

Estoy a tu lado.
Y tú...sin saberlo.
¡Tanta vida juntos!

(Infinitos días
perforando el tiempo)

Y ya...ni nos vemos...




María Prieto
Diciembre 2018
15
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 97

Mi legado

La muerte es dura: nos arrebata a quien queremos, y no podemos hacer nada.

La vida es cruel: nos aleja de quién amamos, y no hacemos nada.

Soy consciente de que para estar en tu corazón mañana, debo generar momentos en tu día, hoy.

Y eso solo lo puedo hacer compartiendo el tesoro finito que poseo: mi tiempo.

Yo quiero dejar recuerdos que te dibujen sonrisas en el alma.

María Serrano
8
sin comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 91

Te esperé

Te esperé y el café que te gusta preparé
Te esperé y aquellos pastelitos compré
Y junto a mi ventana me senté a esperarte
Tú no llegaste y mi corazón destrozaste

Te esperé lleno de ilusiones
Te esperé lleno de pasiones
Te esperé y tú no aparecistes
Te esperé y mi alma destruiste

Mi mirada buscaba en esa ventana
que apareciera tu figura amada
Más ella nunca apareció
y mi corazón de tristeza lloró

¿Por qué no me dijistes que no querías?
¿Por qué no me dijiste que no vendrías?
¿Por qué me hiciste en vano esperar?
¿Por qué hiciste mi corazón sangrar?

Al menos esperaba un gesto de cortesía
que tú me dijeras que no podías
Al menos esperaba que si tu me amas
me advirtieras que no te esperara

Más tu actitud me ha dejado claro
que tú no me amas como yo te amo
Así que te digo y en eso soy sincero
que ya no vengas,que ya no te quiero
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 62

Ya no soy

Amanece oscuro si tú no estás.
Ya no hay días si tú no estás.
Vivo en el mismo instante desde que no estás.
Ya no estás y yo no estoy.

Ya no eres y yo no soy.
No te fuistes sino que me llevaste.
Y sólo entre tanta gente,
Los restos de mi vida son un lastre.
leer más   
12
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 102

Sumergida en la ilusión de un amor

¿Cuando me perteneciste?
En una linda ilusión de amor, fuí sumergida,
con las muchas palabras de ficción, que me vendías,
endulzabas mi corazón, sin compañía.

Un lindo espejismo de amor, con las caricias,
esas, que mi piel tanto deseo y prometías,
te abrí cuándo mi corazón, me lo pedía,
pues tu eras la razón, de su alegría.

Inmaculado sueño de amor, así, yo lo creía,
blanco y santo de pasión, entre las brisas,
te paseabas por mi mente, de esquina a esquina.

Utopía de amor, feliz me hacías,
Abrazaba ensoñación, yo te quería,
un suspiro se llevó, tu lejanía,
con los besos de carbón, que allí yacían.

Dulce quimera de amor, lo predecía,
era improbable, este amor, que prometías,
la estadística acertó y no existía,
solo era una ilusión y yo fuí sumergida.
9
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 100
« anterior1234541