Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 238, tiempo total: 0.004 segundos rss2

De aquí a aquí…


De aquí a aquí es quererte así
Agitando un todo sin saber por qué
La distancia ideal que conoce el para qué
La verdad como respuesta revelación frente a ti

Júbilo del corazón al saberte aquí
Vesania que se consume
La elocuencia de caricias
La intuición que se aloja en ti...

De aquí a aquí frente a ti
El temor a la ignorado al palpar la suave tez
Disminuye tiempo espacio el preludio de un beso
Es la tímida armadura que se defiende con gestos

Aromas que deambulan entre el viento
Exhalación del rincón inexplorado
El fulgor exorbitante de pupilas
Memorizan poco a poco nuestros rostros

De aquí a aquí es la distancia perfecta
El calor que delinea nuestros labios
Miradas sin caricias que sonrojan
La magia entre las nubes alborota

El infinito comienzo alrededor de un par
Un cruce sediento de tu mirar
Bálsamo que sella las grietas con aliento
Erizos de piel perpetuos al rosar

De aquí a aquí la cordura llena de locura
Saciada de pasión segundos de travesura
De horas los días de suspiros en par
Felicidad acorralada deseando escapar

Rizos de memorias se entrelazan
Vibran los cuerpos al escucharse hablar
Palabras que sonríen a la libertad
Los choques de trenes con la ansiedad

Si, de aquí a aquí de la mano junto a ti
El corto infinito girando entre dos
Señal que versa en el alma
La unión de vida y amor…



Por: WilyHache®
13 de noviembre de 2018

etiquetas: amor, pasión, futuro, añoranza, locura, deseo, distancia
3
1comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 53

Te dibuje

Yo te dibujé de bellos colores,
con matices que guardo en el corazón
y con trazos de dulce ensoñación
que irradian por doquier sus fulgores,

tu pelo… con suaves hilos de seda
y tu frente con algodón dibujé
tu nariz… con fino aroma que mezclé
tus ojos… rayos de sol sin que exceda

y tus labios… con mieles, en un beso,
el mismo que en tu cuello recreé
que lentamente llega hasta tu pecho

y en éxtasis de colores me entregué…
…vientre fino, piel de durazno he hecho
hasta donde en deseo me embriagué…
leer más   
13
1comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 111

El amor más puro

Sucio fue tu amor, tan intenso como vil...
Sucio fue nuestro sexo, sucio hasta saciarme por completo...
Y sin embargo ya no estás ahí.
leer más   
9
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 128

Un beso deseo...

Están ardiendo mis labios
deseando los tuyos,
cómo quisiera acercarme
lentamente en suave murmullo;
como el río sobre las piedras,
como sus aguas sobre la arena,
y seguir rumbo a tu cuerpo,
beso a beso bajo tu mirada tierna.

Arden mis labios al sentir los tuyos,
tan cerca y tan lejos a la vez;
entre el deseo y el orgullo,
vuelves mi mundo al revés.
leer más   
14
8comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 112

Recordarte un placer

Recordarte un placer

Hoy recogerme en mís recuerdos, recordarte ha sido un verdadero placer,
cuando con tus ojos me mirabas deseandome,
y yo, excitado como un verdadero ser
también te deseaba, deseábamos lo mismo,
te llenaba de besos, caricias y esos abrazos,
que te penetraban en la profunda vagina
del deseo,
tu piel sedosa con olor a caramelo y fresa,
llenaban todos los huecos y fisuras de mi deseo,
y tus pechos con forma de manzana que aún huelen, en esta habitación vacía con la presente ausencia de tu aroma,
tersos, suaves, dulces, aterciopelados
con sabor a ti.

Recordarte un placer
roces contra roce,
que nos hacía volar al infinito de los placeres.
leer más   
11
2comentarios 105 lecturas versolibre karma: 116

Conozco mucho de ti…

Conozco mucho de ti
te extraño al sentir la ausencia
me envuelve el profundo sueño
Imagen de nubes, no te encuentras

Cruza el viento, percepción aniquilada
indolente esplendor de tu mirada
cortejos que caminan
con el alma desenfrenada

Piel insensata sonrisa esquiva
que te invita me delata
besos de miel mojan el alma
se abrazan los detalles de inocencia grata

Cruel realidad ya despierto
Divergencia rimas de vida
Cielo sin deber reproche
Anhelos concedidos día y noche

Amor profundo inefable
Horas de caídas en picada
Segundos memorables que realzan
Los erizos de la piel en marejada

Palpitar de los tambores
Batallas que no cesan
Jamás cansancio adolece
El alma pura engrandece

Épicos aromas
Insaciables de vitalidad
Pues la mortal desvivida
Renace al sentir que da vida

Continúa el viaje entre tus labios
Horas con segundos se convive
Oscilan en reversa paralelos
Tiempos se han unido ya viven

La inocencia pura que delata
Cruzan el portal con tu sonrisa
Desdibujas el viento como brisa
Atraviesa en segundos nuestras almas

Conozco todo de ti
te extraño al sentir la ausencia
Imagen sin nubes puedo ver tu rostro
Hoy quiero estar junto a ti...





Por: WilyHache®

06 de Noviembre de 2018
14
6comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 116

La mediocridad...

El amanecer despavorido
se adelantaba a la alborada
que corría para observar el sol
y poder decirle adiós

Así se daba a luz
a un día cualquiera
donde cualquiera
solo era algo simple de lo más normal

El despertar en la ducha
la ropa elegida sin ganas
el desayuno prohibido
de la monotonía

Segundo a segundo
ocurría como si fuesen demonios
que te asechan con sus risas
que te invitan a sucumbir entre las sabanas de pesadilla

Que atormentan el descanso
regresar a la cama
Es solo un día más de hartazgo
de ver la cara a cualquiera

Donde cualquiera
solo era algo simple de lo más normal
Frustración de la de derrota
Perderse sin saber estar perdido

Desesperación de la apatía
ver el diario de lo mismo
ciegos todos en su mundo
gritos al viento sin sentido

Chocar de frente a gran velocidad
con el conformismo sin ganas de libertad
en la jaula de uno mismo
pensando alguien lo resolverá

Forcejeo con la mediocridad
la batalla de las almas que se caen
pues sucumben sin piedad
los ecos de gritos; levántate para poder luchar.

El alimento perfecto
solo debes de luchar
es un nada muy simple
no existe el no puedo yo entiendo

Escala cuando hay que escalar
no pises cuando hay que pisar
que tu mano se quede sin tenerlo que recordar
que la inocencia renazca pues alma de niño encontraras...

Así se daba a luz
a un día cualquiera
donde cualquiera
solo era algo simple de lo más normal

Donde cualquiera
puede hacer el cambio
para poder comenzar
y borrar el sabor amargo de la mediocridad


Por: WilyHache®

07 de Noviembre de 2018
11
5comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 123

Salvajes

Horda de impulsos brillan en el ocaso
En este eclipse de placer,
caen fundidos nuestros cuerpos.
Talla la saliva en los hombros
rozan los dientes contra la piel
—muérdeme despacio—
Arranca la pureza que existe en mí.
Juego de miradas, rogando penitencia
risas fugaces clamando obscenidad
—cómeme la boca—
Mana el sudor por el cuello
rebobinando hacia los pechos
lascivos son nuestros besos,
no existe Dios, no existe Lucifer
tiembla la tierra al unir nuestros sexos.
—Bebe de mí, Bebo de ti—
No existe la gravedad
cuando recorro tu humanidad
Perder el control es adictivo
al hacer contacto con mis vicios.
Salvajes somos, primitivos desde el principio
no hay reglas en este laberinto
donde la sal germina entre leche y miel
y los espasmos fulminan las ruinas.
13
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 134

Paladar

Nuestras manos creativas
juegan con frutas sensuales
adornando una corona lasciva
veintitrés fresas lubricadas
veitintrés frambuesas erguidas
veintitrés manzanas fragantes
cual jugo tórrido salpica
nuestros dedos
incitando
nuestras lenguas
serpentinas
el deseo de nuestro paladar
follarse.

Enid Rodríguez Isáis
@CorazónDeFlor
2018
leer más   
16
16comentarios 162 lecturas versolibre karma: 137

Ladrón de besos

Todas las noches salgo con afán de robar los besos

Más exquisitos de la ciudad, algunos quieren diamantes, dinero u oro.

Yo quiero besos, un acto que si robas, no te toca castigo alguno.

En las noches reviso a las damas solitarias, acechando el momento

Perfecto para que esos labios toquen los míos y sentir esa sensación

De extravagancias de éxtasis.

Unos me toman por loco, por dedicarme a ser ladrón de besos,

Pero ellos no entienden que soy un cazador de tesoros, de reliquias.

Hay damas que nunca han sido besadas, pero yo les enseño el sentimiento,

La sensación y sobre todo el enojo de sentir unos labios no deseados.

Unas se enojan, otras tienen diferente perspectiva que ni se molestan en seguirme.

Así distingues unos labios que tienen dueño de lo que nunca han sentido el calor de unos.

Damas en los callejones, damas en los paraderos, damas en los parques y en cualquier lugar donde Este una dama en soledad total.

Pero una noche me dieron mi merecido, al momento de tratar de robar un beso,

Note que la chica era la niña que me gustaba desde pequeño, partió hace años, pero

¿Regreso? …

¡Oh cielos! No sé si robarlo o quedarme con las ganas. Por primera vez deseo unos labios únicos Para mí. ¿Qué pasa hombre? soy un cazador no una presa. Mis piernas no responden, pero mis ojos no dejan de desearla.

Mejor ni me acerco, tal vez conozca la noticia del desquiciado que roba besos a damas solitarias en la oscuridad.

Guardo distancia, y noto a la chica que he amado desde años pasados en una banca reflejando su sombra por la luz del póster.

Ella resguarda ahí. Y ¿si me acerco a robarle un beso a cabo que tengo una máscara puesta? y la oscuridad es mi aliada, pero yo amo esos labios y porque con los ajenos soy tan libre.

¿Porque mi corazón me apresa de respetar esos labios, si ya he robado cientos de besos?

Me quede ahí, ya no me importaba desperdiciar la noche, pero ella seguía ahí. ¿Tal vez quería ser atacada por el ladrón de besos? O ¿tal vez quería conocer la sensación de uno?

Me quite la máscara y simule pasar por ahí, fingiendo que salía de mi trabajo le dije:- ¿Johana eres tú? Ella me contesto que si, tanto tiempo sin vernos. Volví a preguntar: -¿Qué te traer por aquí? Ella me respondió: - Tal vez te cause gracia, pero nunca he tenido novio, escuche el rumor de un ladrón de besos y quise que me demostrara lo que se siente.

Yo me sentía en la gloria, no supe que paso por mi cabeza ni quien era en ese momento y le solté la sopa, diciéndole que yo era el ladrón de besos. La tome de la cara con mis dos manos y preparaba para besarla como nunca había besado a una mujer, con amor verdadero. Pero ella actuó pronto y me lo robo, no pude sentir la sensación que quería experimentar comprendiendo que un beso robado es solo algo sintético, sin vida, sin pasión, lo sentía más como una abofeteada por la falta que les hice pasar a muchas chicas.

Ella me soltó y me dijo: -¡Ahora experimentaras lo que se siente robar un beso! Tal vez sea un capricho, pero nunca será un beso de verdad.

Y como se alejaba parecía que la oscuridad la cubría hasta desaparecer. Caí rendido sobre mis rodillas mientras ella ante mí se convertía en una silueta, solo llore porque tenía razón un beso robado nunca será un beso real.
6
1comentarios 43 lecturas relato karma: 77

Nuestro amor en papel…

Retentiva sin poderse desprender
Alma paralela de vidas
Los aciertos y dislates
Frente a frente sin ceder

Que se viven sin vivir
Que se tocan sin sentir
Invisibles junto a mí
Así es nuestro amor en papel

Sin borrar nada que nace
Termina siempre en cuartilla
Nostalgia de tinta y lápiz
Cenizas cubiertas de vida

Susurros que lleva el viento
Impregnados en cada hoja
Con el calor de una hoguera
Son letras de nuestro amor en papel

Cubro tus ojos la vida
Ensordecen los sentidos
Enmudecen las palabras
Las arenas movedizas fantasías

Segundos y horas transitan
Los te amo, los deseos
Los te extraño, por ti vivo
Vibraciones sin parar el desconcierto

Los imanes de la mano
Sollozando sin dormir
Despertando a media noche
Para lograrte escribir

Caligrafías del alma en presente
Pasado pequeños tallos hundidos
Futuro siempre buscando
Así es nuestro amor en papel...



Por: WilyHache ®

31 de octubre de 2018

14
9comentarios 109 lecturas prosapoetica karma: 166

Mi Madre, Yo..y Dios

Mi madre ere creyente. Yo no creo.
En casa los domingos se iba a Misa.
Decía su asistencia era precisa.
De Dios siempre llevaba un camafeo.

Mi madre era feliz. Yo lo sabía.
Cuidando de su hijos se afanaba.
Ganando cuatro perras las guardaba
en la hucha de soñar que ella tenía.

Mi madre era creyente a pié juntillas,
e igual que lo creía, practicaba,
si alguno le insistía no escuchaba
así le relatasen maravillas.

Confieso, me sentía prepotente,
haciendo ver que todo lo sabía,
y a veces a hurtadillas me reía
cuidando no me viera alguna gente.

Mi madre se murió muy sonriente
sabiendo con certeza que iba al cielo.
Yo pienso por la noche y me desvelo
¿Por qué razón no me hizo a mi creyente?
©donaciano bueno
16
6comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 124

Todas las miradas murieron

Creí en tu amor y todo fueron lágrimas,
Busqué en tus luciérnagas y todo fue oscuridad...
¿Qué ojo podrá llorar tu pérdida?
Ahora que he descubierto que soy mejor que tú...
leer más   
7
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 107

Tus labios

Qué si alguna vez te escribí???

Pensé ahora sola en mi cuarto. Había papeles arrugados por el piso, y algunos escritos desordenados sobre la cama y todos tenían tu nombre, incluso la pequeña servilleta en la que te escribí aquella misma tarde en la cafetería.

"Tus labios me sonreían, tu piel me llamaba, tus ojos me hablaban.." Así comenzaba diciendo la servilleta, escrito con tinta rosa que me había prestado la camarera. Tomaba de a sorbos mi café, sola con una porción de Cheesecake y la lapicera corría sobre el papel

"...y yo aqui, encadenada, presa de mis pensamientos, sin poder hacer nada." Continuaba, y el humo del cigarrillo dibujaba tu rostro, observándome preguntándome nuevamente si alguna vez te había escrito algo

"...y yo aquí, encadenada, esclava de mis deseos. Tan cerca de tu piel y sin poder rozarte." Mi mente seguía divagando en tu rostro, tu espalda, tus manos, tu piel, su suavidad.

"...Mi mente te llama, grita tu nombre, quiere que me beses, que me abraces, que debores mi piel con las mismas ansias con las que buscas mis labios." Allí terminaba aquel pequeño escrito en la servilleta

Y mi mente volvía a caer en la realidad, en mi soledad, en mi cuarto, deseando tus labios, tus besos, tus manos.
El aroma a café inundaba todo, y el humo del cigarrillo dibujaba tus ojos, mirándome, cuestionandome, desafiandome a dar rienda suelta a mis deseos, a mis ansias de devorarte, de que me debores, dejarte recorrer mi piel con tus manos y tu boca
Tu mirada y tus caricias estaban ahí, desafiandome a obedecer a mis impulsos de recorrer tu piel, morder tus labios, sentir tu suavidad
4
1comentarios 31 lecturas relato karma: 69

Tres Actos

ACTO PRIMERO

Quiero domar al león que lleva sobre su cabellera al tiempo, dormitando entre sus trenzas de oro forjado con siglos,
Puedo ver los colores que antes no cuajaban, moverse, transformarse y formar, cada día, infinidad de nuevos colores que se multiplican exponencialmente. Puedo oler cuánto tú hueles. El perfume me es familiar y dulce al tacto verde de mis añiles pensamientos. Veo la fuente a lo lejos, sentada sobre sus patas endurecidas y petrificadas, tarareando una melodía de Schubert con sus aguas, puras de lujuria y de vicio. Veo unas gotas de fuente, concentrarse para alcanzar la cúspide, esforzándose para encontrar un destino de salpicaduras y desprecio total.

SEGUNDO ACTO

Continúo en el trasvase...
En él me muevo y soy real,
Mis párpados se besan...
Como cuerdas de guitarra.

He salido de la negrura y de la ponzoña hace años que no sé nada. ¡He concebido tantas locuras! Esa luz a la ribera del río...
Esa calle de reyes que no resultó ser tan azul ni tan principesca. Resultó ser un encanto. Pero no consiguió el efecto. Fue un sueño. Pues sólo de sueños vivo! a diferencia del hombre...
Quiero trepar a la hiedra y escalar un bonsai inmenso. Derivar, en todo momento, mis culpas. Derivar...virar...
Quiero esa extensión de piel de tu espalda , quiero la tersura y la firmeza.¡ No me lo tengas en cuenta!

ACTO DE DESPEDIDA

Inspira...absorbe e infla tu espíritu, llénalo con este cálido soplo en forma de canope poesía contenedora de secretos.
Espira...devuelve lo tomado en forma de sonrisa comandita, nocturna comprensión de los deleites boreales y verdad absoluta de mis escritos.
Aquí te espero, sobre este tejado, seguido por tantos hermanos que no recuerdo sus nombres; El de las fuentes, el de los gitanos, el párpado verde, la luna de estaño, una carta de vidente, un perro que huele perfumes, una princesa triste, un club de poetas malditos...
Y me despido con este adiós sincero,
¡Y me marcho con mis aves yo de nuevo!
leer más   
6
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 87

Tu y yo

Elevado por encima de los pájaros pude conocer los secretos de los hombres de barba larga,
no hubo puerto ni río o afluente que contuviese la furia desatada de los titanes que me arrastraron...
Enseñándome cómo vivían los que me señalaban pude reír con una mueca de espanto lastimera , con un dolor agudo pené por mis hermanos a los que tanto deseo ver iguales...
Elevado por encima de los días y las noches conocí tu lamento, ¿eh? Viejo...retorcido entre tus cuentos y definiendo lo que dicta tu ego, sin volar jamás, sin jugar con plateadas abejas...
Comprendo tu dolor y me conmuevo, ¡y no te juzgo más duro de lo que mereces! Al fin, candoroso tras fiero...no hay culpa en tu ignorante sapiencia, ¡es el verbo! Es la definición de tu verbo, donde tú razonas yo sueño, y si tú miras yo observo...¡no es tan complicado!
(Tú sabio y yo bohemio)
No te juzgo, ni quiero tus explicaciones ni tan siquiera te condeno...
Pero hay un retrogusto que persigo, una especia que disfruto cuando puedo, una frase que retumba en mis oídos y una estancia entre paredes que alimento...
Tu eres sabio y yo bohemio.
leer más   
4
sin comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 60

Soñando, simplemente soñando...

Un millar de hormigas nacieron de mis ojos,
un millar de hormigas rubias y saladas,
al soñar que estaba vivo y me querías,
al pensar que eras dormido y me soñabas...
leer más   
15
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 127

Mi lista de ojalás

Ojalá que pensaras en mí la mitad de lo que yo lo hago en ti, porque así sabría que siguen quedando cenizas de mí dentro de ti.

Ojalá que algún día pudieras darte cuenta de que no soy tan dura, de que te quise de verdad y de que seguiré haciéndolo.

Ojalá que veas que aunque esté aquí te necesito de vez en cuando.

Ojalá que pudieras quererme como yo te quiero a ti.

Ojalá que nunca pueda olvidarme de ti, porque eso significaría no haberte conocido nunca, no haber vivido contigo todos los cambios y todos los pasos.

Ojalá que aprendas que quién te quiere de verdad permanece y que los sentimientos hay que afrontarlos, que no vale con quererse por las noches y a ratos. Que esto tiene que ser para siempre.

Ojalá que entiendas que eres tan especial que aún no he conseguido saber que es lo que me mantiene unida a ti, no veo el hilo así que no puedo cortarlo.

Ojalá que cuando escuches esa canción te acuerdes de quién te la enseñó.

Ojalá que cuando me mires a los ojos siempre sienta lo mismo, porque desde que te conozco no puedo sentir nada más. Creo que he llegado al final de esto.

Ojalá que podamos volver a encontrarnos alguna vez.

Ojalá que aunque nos veamos no sea cuestión de casualidad y sí de destino.

Ojalá que hoy te acuerdes de mi.

Ojalá que algún día nos demos una oportunidad de querernos bien.

Ojalá que todo lo que escribo algún día pueda contártelo yo.

Ojalá que no busques nada parecido a mi, porque estarías faltándome al respeto teniendome aquí.

Ojalá que los días fueran menos melancólicos y me sirvieran para estar contigo.

Ojalá que nunca más tuviera que sentirte lejos, sentir que ya no estás.

Ojalá dejara de escribirte cosas tristes y pudiera escribir que me haces muy feliz.

Ojalá que seamos tú y yo algún día y que nos sirva como precedente para saber que el resto de días también podemos serlo.
leer más   
6
2comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 92

¡¡¡Mansamente!!!

Mansamente caí en tus redes
como aquel que quiso y no quiere
como aquel que sueña el probar tus mieles
aunque atado a ti quede.

Mansamente caí en tus encantos
convirtiendo mis sueños en quebrantos
donde liberarme quiero
aunque no quiera tanto
Porque mansamente y sin querer
en tus redes fui a caer
como aquel que no quiso
queriendo de tus mieles beber.

Queriendo aunque querer no quiera tanto
liberarme de tus encantos

Pablo J. Aguilera G
leer más   
14
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 126

Al Observarla

Se acercó
Cual sutil amante

La recorrió
Por debajo de la ropa
Extasiado
En su textura
Sus excesos
Y el sabor de sus labios

Cuando la ropa
Le acarició el contorno
Para abandonarla
Le erizó la piel
Y levantó la mirada

Sonriendo
Lo miró a los ojos
Como quién sabe
Lo que imagina
Al observarla
leer más   
16
sin comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 110
« anterior1234512