Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 295, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Preludio

Has arrinconado el resquemor de mis cicatrices
quiero vivirte a tiempo henchido hasta en sueños
que tu presencia me haga olvidar las ausencias

Recorro con paso incierto tus rincones
ansiando descubrir cada uno de tus recodos
conquistando tus desconocidas comisuras

Balanceándome entre certezas y temores
van tejiéndose intensos los sentimientos
adueñándose hondamente de mis entrañas

Ignorando cada uno de los previos errores
como quien por vez primera percibiera impulsos
con vehementes deseos abatimos las barreras

Sintiendo la pasión trepar por las intenciones
caprichosos dedos quieren recorrer tus collados
soslayando cada una de las empalizadas

Enredándose como hiedra en los corazones
van ensortijándose nuestros anhelos
creando generosos jardines de esperanzas

Tu presencia recompone mis renglones
cuando llenas de ósculos los vacíos espacios
atronando entre mis sentidos tus palabras

Abandonados los empedrados baluartes
la piel al descubierto se arropa de antojos
mientras arden con fulgor penetrantes miradas

Así unidos por el azar con o sin razones
se consumen nuestros encadenados cuerpos
fluyendo un caudal de emociones por las arterias

Imagen: "London" SERIE [After the rain] arte2due.com
leer más   
8
5comentarios 31 lecturas versolibre karma: 82

Pecado

El cielo parecía fuego, testigo del pecado que estábamos cometiendo

Juntando nuestras almas perversas por el deseo,
Un beso había bastado para volvernos pecadoras,
Un beso basto para volverlo amor.

No entiendo que hicimos mal, pero sentía tan bien,
A través de tus ojos veía el universo, y a través de tu piel.

¡Grita mujer!, grita, y que el demonio que traemos dentro salga entre suspiros y gemidos.

Pequemos, y que se sienta bien, que nuestro Dios sienta celos.

Celos, que de tu boca salgan las mejores melodías, que de tu piel emerja la mejor miel,
Que tus pupilas se dilate tanto que ellos podamos ver el secreto de la lujuria.

Pequemos, seamos pecadoras, que los demonios se manifiesten y que nos tengan miedo.

Que el infierno este entre un espacio cerrado de nuestras pieles, que ninguna tempestad pueda apagar nuestro fuego.

Eres el pecado perfecto, que no me cansaría de probar, una y otra vez.


¡Grita mujer!, llega al clímax y baja las estrellas una vez que este en la cima.

Regalame una sonrisa, esas sonrisas que me pueden tentar para volver a pecar,
Mírame, muestra que secretos escondes por esas ventanas que adornan tu cara

Y una vez de haber terminado, besa mis labios e inauguremos nuestros próximos pecados.

Sherley Hernández
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 68

Los días sin ti

En el calor de mi almohada, del invierno a primavera, sin lograr cerrar la puerta se cuela hasta llegar a un lado de mi alma a conversar; eres tú, que me huyes, que te escapas de mis manos en el desmedido intento de cobijarte entre mis brazos.

Al resarcir en la vida has colocado en la balanza las nostalgias y alegrías, al no encontrar la salida se han ocultado en el armario a ver el tiempo pasar. He cruzado el portal de la reminiscencia a través de la ansiedad, las ventanas de murallas que interrumpen cada sol, que amedrentan a la luna estampándose en aquel viejo cristal. Imágenes que transitan en un mundo que no existe, pero que invocan día a día como ahora la esperanza del anhelo de aquel eterno buscar. ¿En dónde estás?

Los días sin ti son el agobio que provoca las sonrisas sin estrellas en el cielo, la estela de aroma que se guarda en cada piel. Por favor dime cómo retorno a los mundos donde alguna vez te encontré, a cambio, te muestro cada segundo que habita en mi corazón que sin simetría se ha trozado, sin respuestas, en silencio.

Si lo deseas, solo déjame llevarte. Te doy lo que quieras sin cambio; mi vida inmortal que en cada viaje absorbe los añicos de mi alma al despojarse de los restos de la pérfida ironía.

Si, así son los días sin ti, sin la charla ni la risa de lo ufano que existía. El recorrido ideal por cada escena entrelazando las manos por este camino sinuoso que han nombrado vida. Hoy quiero gritar que te extraño entre el insomnio que arrebata el calor de mi desvelo, sin un mínimo destello, con el amor entre los huesos, los suspiros entre el sueño un día más sin ti ha pasado, ya amanece él ya despierta, ella; también te extraño...


Por: WilyHache ®
14 de enero de 2019
15:05 p.m.
México
18
4comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 99

Los niveles de la vida

…en mis recuerdos, aquel compañero de viaje que ha cruzado el infinito. Soy un poco de todo en esta vida, en el mundo paralelo; escritor, poeta. Una buena conversación con la inteligencia que camina. Más que un farol que alumbra el camino, que un faro que te guía bajo neblina. Soy yo. El libre pensamiento que se ha plasmado en papel y que ha dejado nostalgias y alegrías. Gracias vida por este nuevo nivel…


Por: WilyHache ®
10 de enero de 2019
11:00 a.m.
NLD, México





14
sin comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 110

Por miedo..

Me ruegan las musas que escriba al vacío,
que mi corazón no se atreve a decírtelo a la cara.
Me dicen que un vasto jardín ha florecido,
y que mi anhelo por ti lo ha regado cada madrugada.

No se explican qué me separa de mis ganas de ti,
yo les dije que quizá sea el miedo a no escuchar un 'sí',
o tal vez el deseo utópico de fundir alma con alma,
cuerpo con cuerpo, boca con boca, piel con piel,
y beso a beso, caricia a caricia, mirada a mirada,
construir un gran bosque, compartir alboradas.

Extático afán que reprimo por dentro,
punzante dolor que no habita sólo en sueños,
crítico enigma que descifra cada día mi recelo,
deleitoso gusto que no paladeo, por miedo.
leer más   
14
8comentarios 67 lecturas versolibre karma: 102

La añorada agua

El agua caía a borbotones sobre el cálido tejado.
Ya no existían más excusas para no correr a través del fructífero y sonriente prado.
Deja que tu adorable y amable espíritu se inunde de emociones.
Enciéndete, imprégnate de canciones.

Esa agua pura y cristalina continuará derramándose sobre tu endeble figura.
Sí, tan endeble, que te quebrarás, pobre criatura.
Tienes tanta sed, que no sabes qué hacer.
Pon el agua en las palmas de tus manos y bébela, siéntela, hasta lo más profundo de tu ser.
leer más   
6
1comentarios 39 lecturas versolibre karma: 77

Me gusta

Me gusta mirarte pero no tocarte,
leerte pero no escucharte,
quererte pero no amarte,
alejarte pero no olvidarte,
beberte pero no saborearte,
pensarte pero no idealizarte,
escribirte pero no hablarte,
odiarte pero no perderte,
olerte pero no comerte,
desearte pero no tenerte,
imaginarte pero no dibujarte,
soñarte pero no sublimarte,
seguirte pero no acecharte,
extrañarte pero no buscarte.

Me gusta, lo confieso abiertamente,
conservarte lejos del amor común y corriente.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
13
3comentarios 75 lecturas versolibre karma: 91

La escritora noctambula

La escritora noctambula
busca en su armario antiguo
el cofre que contiene
los mil y un secretos
de amantes incinerados
por el apetito lujurioso
y prohibido de la pasión.

Con veste de gala
y su alba lividez
cual venus invernal
se acerca al ventanal
circuncidado  
por la luna de cristal.

la luna eclipsa la noche;
la infatigable ninfa
cansada de tanta soledad 
se derrumba
en un profundo ensueño.
Su cuerpo yace en el catre
y los arboles del otoño gris
cultivados en el valle
de las pasiones proscritas
desprenden sus hojas
y la empapan.

La luna sigue manchando la noche
y la soledad la envuelve
en una sensación de silencio
y vaciedad.

La escritora y amante nocturnal
ha bebido el elixir
que contiene el veneno
que la infausta luna
extrajo de un extraño nenúfar
y la macera en un
descanso primaveral.

Hasta que un amante
venido de un inhóspito mar
cargado con el solsticio del amanecer
húmedo y penetrante
la rescate de su confinamiento
impulsado por su corazón
abierto al deseo carnal .
leer más   
25
14comentarios 104 lecturas versolibre karma: 91

Podría besarte en español y ellos lo escucharían en Frances

Precisamente porque no es posible decir que nunca debió comenzar, es lamentable decir que terminó.
Nos cruzamos como dos almas gemelas en tanto que yo tenía lo que tu necesitabas y tu eras toda esa parte oculta de mi, lo que yo quería ser pero que la vida me quitó.
Nunca supe si fue mentira tu grito de auxilio pero aunque lo hubiera sido creo que de todas maneras habría ido en tu rescate, como lo hice.
Me alegré de tu desgracia porque significaba mi oportunidad de abrazarte, de protegerte, de tenerte cerca, de ser tu confidente.
Nos conocíamos hace dos semanas y ya estabamos viviendo juntas,
Un arrebato de comienzo a fin. Viviamos juntas hace dos años y nunca fuimos mas que confidentes, orientadoras, la una de la otra, el pañuelo de lagrimas. Viviste mis fracasos y mis éxitos, y yo los tuyos. Viviste mis angustias y alegrias, y yo las tuyas.
Caminabamos sin rumbo por la Alameda, camino a ese café bajo cuya luz parecías una dama antigua, llena de elegancia y misterio. Tus labios rojos montados sobre tus delgados hombros, solo sombreados por tus pestañas que no lograban encadilarse con el brillo de tu pelo; tu sonrisa perfecta y mentirosa. La decoración del cafe nos invitaba a Francia, a donde mas podríamos ir un par de soñadoras sin raices como nosotras. Una cosa llevó a la otra y finalmente tomamos la única desición que podíamos tomar, nos sometimos a nuestro destino, extendimos nuestras alas y abandonando todo lo que habiamos construido sobre arena y que solo nosotras manteníamos en pié. Nadie nos extrañó y si alguien lo hizo no nos importó.
Ninguna hablaba frances, ninguna conocía a alguien en este país de las artes y la revolución, sin embargo, la ciudad fué nuestra desde principo a fin, todo era posible estando juntas; el mundo era tan insignificante para vencernos.
No recuerdo haberlo conversado alguna vez, creo que ambas, de alguna forma, sabíamos que seríamos amantes en Francia, creo que todos nuestros racionamientos era pasiones difrazadas de logica y verdad para salir de las paredes ideológicas de nuestro encierro. En el avión apoyaste tu cabeza en mi hombro y desde ese momento fuiste mia, solo mia y siempre mia.
En la pequeña habitación del fondo de esa gran casa, que probablemente fue antaño casa de esclavos, fuimos tambien esclavas de nuestras pasiones. cuántas veces dormimos abrazadas sin embargo esta era la primera vez que sentía tu cuerpo temblar de deseo por una caricia. Fue el comienzo de una noche infnita.
¿Te molesta que te toque? dijiste, por qué habría de molestarme-respondí. No sé, ahora todo es diferente, temblaba tu voz.
Ahora todo es mejor- dije- puedo insultar a alguien de frente y no entenderá lo que estoy diciendo. Puedo gritar erejías frente a la vasilica y nadie se arrancará los oidos para no escuchar, porque de todas formas nadie nos escucha. Podría besarte en español y ellos lo escucharían en Frances.
¿Podrías besarme en español? - me interrumpiste, y mi boca llegó a tus labios antes que mi mano a tu cintura. Ese beso corrió por dos años de encierro. Tu cuerpo estaba sobre el mio aprisionando el beso que no querías que acabara. Ya conocía tu alma, ya amaba tu espiritu, ya deseaba tu amor pero nunca me había preguntado por tu cuerpo.
Y aunque tu cintura, tu sonrisa y tu cabello desaparecieron, nada había en ese cuerpo que yo deseara mas que a ti.
Tu padré me preguntó por ti, por tus últimos días, le dije que habías sido feliz cada día de los ultimos 30 años, que nunca habías atado tu espiritu libre a ninguna tierra y a ninguna persona, que tus cenizas quedaron en Sena y que viviste mas que ningun ángel en esta tierra.
Un rosal planté en tu honor en el patio de la que fué nuestra casa y mi corazón dejará de latir cuando aparezca en último boton y antes que ninguno caiga. Nunca tuvimos motivos para estar juntas y no encuentro motivos ahora para seguir sin ti.
leer más   
3
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 46

Deseo

Deseo tu piel de porcelana
deseo la curva de tus pechos
deseo la línea de tu espalda
deseo tu boca de granada

Quisiera sentir tu calor
quisiera disfrutar tu ardor
quisiera toda acariciarte
quisiera placer causarte

Sentir tu piel suave y olorosa
a mi cuerpo con fuerza pegada
Escuchar como respiras ansiosa
al sentirte por mis manos palpada

Bajar a tus pechos desde tu cuello
y deleitarme con su frutoso sabor
Y sentir el suave olor de tu cabello
como disfruta del aroma el catador

Deseo besarte con loco frenesí,
tus labios devorar completamente
Encender tu llama lentamente,
y naufragar de placer dentro de ti
leer más   
10
7comentarios 97 lecturas versolibre karma: 89

Almas poseídas

Conjeturas temerarias echando raíces en mentes sanas
pensamientos inmorales floreciendo
en el despertar del celo,
un vientre arde en las yemas de los dedos
la temperatura absorbe los miedos
y el viento abrasa el deseo.
Un desenfrenado encuentro amordazando la divinidad,
hermosa divinidad oculta en la ingle
yace ahí toda esperanza rota
consumida por cuerpos etéreos…
Almas poseídas,
regocijándose en el alba
almas poseídas
calcinadas hasta los huesos
almas poseídas
conjugadas en verbo carne
y un sinfín de emociones mojadas en las manos.
11
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 89

Ardientes suspiros de dos almas

Quiero amarte,
desde el sol poniente,
hasta la última gota de luz,
envolvente..

Abrazar con mis tobillos,
el contorno de tu cuerpo,
sumergidos en la luz,
que despide el deseo..

Calor.. sudor
deseo..

Recorre con tus labios
el perfii de mis senos..

Susurra..
a mi oido tu jadeo..
Dame de beber,
el dulce de nectar de tu besos..

Sobre mi...
Tu sombra calida..
Anidandose en mi interior..

Apodérate... Acópiate..
Bébeme..

Sedúceme..
Con el sabor
que despide tu alma,
sobre mi...Al sentirme..

Amame suavemente...
Hazme saber lo que sientes..

Brisa.. susurros...

Ooohh..

Ardientes Suspiros..
En mi cama..
de dos almas...
Que se entienden.

Claudia Viviana Molina
leer más   
21
13comentarios 98 lecturas versolibre karma: 98

En esa boca rojo carmesí

Quiero ser cautiva
de esa boca
rojo carmesí,
que me invita a desearte
fervientemente..

Sin poder resistir el calor
que conservan tus labios
respirando sobre mi.

Boca rojo carmesí...

Quiero fundirme acopiada
sentir tu aliento
cálido...
y húmedo...
que alcanza mi boca
con pasión que domina.

Quiero ser esclava
de tus labios dominantes...

Quiero beber el sabor de tu vida,
que me invita a amarte.

Recorrerte..
Detenerme en ellos..

Quiero expandir mis horizontes
entre la comisura de tus labios,

Brisa acarameladada,
endulzando mi interior
con el néctar
que húmeda permanece,
en mi boca.

Quiero ser esclava de tus besos,
apadrinados de suspiros.

Quiero morir en tu boca..

Revivir..

Renacer de nuevo.

Para volver a morir,
En esa boca... rojo carmesí
.
16
10comentarios 60 lecturas versolibre karma: 105

Fantasma

Se ha emprendido el nuevo viaje al decir que no partía. Con destino rumbo al sitio donde las ánimas transforman la ilusión en pesadilla, donde el soñar es indispensable para poder continuar. Fantasma, soy un ente transparente que sin tocar el suelo puede volar entre el viento. Que al flotar perversamente se hunden las huellas en cada paso sin tener que caminar, que distrae a la inocencia en deterioro que se esfuma en cada año que se va.

Desapercibida es mi existencia en las tinieblas de nuestro andar, aún queda un poco de brillo en mis ojos, el rastro del ser humano que habitó algunos años atrás. En el consumo de mi alma, menos gramos sobreviven, agoniza la inocencia. Soy fantasma en este mundo incinerado que ante nada se detiene.

Sin ver el universo he gritado tantas veces los te quiero, otras tantas que te amo cuando el cielo esta estrellado. Al romperse la ilusión he murmurado los detentes en los hoy cuando claudicas, en el imperfecto pasado comulgado con el odio y la incertidumbre he sorteado.

He suplicado por la verdad concedida, el perdón de la feroz mitomanía que se adhiere a los cuerpos como plaga que corroe. En mi deseo de sanar la cicatriz he abierto más las heridas. Los gritos descomunales por retornar al pasado hacen eco entre el sigilo registrando en la memoria los vestigios de mis viajes. Los viajes que he abandonado en cada no puedo, en cada no tengo, en cada no necesito de ti. Mi ego me ha traicionado, roto, quebrado sin ganas de continuar solo he quedado; soy fantasma.

Y a pesar de combatir las mil batallas, en mi ausencia, sientes mi entrañable presencia al llegar la brisa de suspiros por tu pelo. Al recostarte en tu cama en la eternidad de la noche, el trasporte perfecto de tus pensamientos me lleva hacia ti, puedo verte cuando duermes y al velar en tu reposo mi mano rosa tu rostro; una lagrima un sollozo me evaporo; soy fantasma.

La conciencia me perturba, todos viven la locura en un silencio desde el fondo del abismo que no existe. Aparece en el espejo la verdad; yo te amo, trasparente y sin tocar, caminando sin pisar soy fantasma que ha viajado entre los tiempos, es la vida que tenemos que se queda en cada año que se va…


Por: WilyHache ®
31 de diciembre de 2018
17:50 p.m.
México

Feliz Año Nuevo 2019

27
2comentarios 104 lecturas prosapoetica karma: 92

Signos

Connotaciones interminables, quizás un punto, una coma, tal vez un signo de interrogación.

Suele separar o unir, posiblemente conjuga la mejor de las frases; el signo de admiración.

Palabras fuertes o débiles, síntomas de vanidad o nostalgia, así sucede cuando la mente armoniza la palabra eterna de donde nace un suspiro; el amor.

Dolor, ansiedad, alegría, llanto. La mezcla idónea en cada espacio donde incursionamos aderezando el resultado con el punto y coma.

Sólo el tiempo exacto está definido. Es ahí donde el cruce inevitable nos hace chocar de frente.

Podéis saltar si quieres, pero no lo deseas ya que la efervescencia de vivir se antepone ante la persecución incansable del punto final.



Por: WilyHache ®
24 de diciembre de 2018
22:00 p.m.
México
29
2comentarios 153 lecturas prosapoetica karma: 94

Cómplices

Con el paso de los días, podemos discernir que hay muchas cosas en común, que el sólo pensar en algo genera una relación, un sentimiento.

Si, quizás diferencias mundanas son las que rondan alrededor de este par, pero la charla se vuelve placentera y nos va introduciendo a un mundo donde nos hemos vuelto cómplices.

Cómplices porque se necesita un par para vivir lo que anhelamos, para satisfacer los vacíos, para conocer más de la vida, para tener con quien llorar y reír.

Cómplices, porque al voltear y ver que los días pasan, sabemos que en un momento más nos veremos y que estaremos juntos con una nueva historia que contar, con un pasado que alcanzó el presente, con un futuro más que descifrar.

Cómplices, porque conocemos parte de lo oculto en nuestro ser y crecemos día a día. Con secretos, agonías, las desdichas y el placer que solo el cómplice puede entender.

Porque al caer la noche, esperamos ver la luna y ocultarse el sol por el mismo sendero para conversar el día y expresar amor; cómplices.

Por: WilyHache ®
24 de diciembre de 2018
20:00 p.m.
México
23
2comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 72

Crecí con el tiempo en mis manos

Crecí con el tiempo en mis manos, procurando siempre dar un salto hacia delante omitiendo los atajos. Recreando las figuras inusuales en mi mente, soliloquios de batallas que me acusan, me reclaman, de haber detenido el tiempo de haber cruzado el pasado, oculto con la piel de un fantasma sin haber sido observado.

Con la cruel batalla encarnizada entre ejércitos de versos que soslayan realidades, sentado en aquel árbol de ilusiones donde concebí la dulzura de caricias que quedaron plasmadas en el papel sin lápiz, con la tinta de la pluma sin sostenerla a mi diestra sin soltarla de la mano.

Crecí con el tiempo en mis manos, avanzando, destrozando todo con los pasos de descalzos como piedra en los zapatos. Refugiado en cada rima sin saber que existiría el total de aquellas hojas de la copa de aquel árbol…

Sin saber que ya corría, sin caminar ni descanso, retando a cada simpleza ocurriendo a las proezas han quedado grabadas las letras en palabras que se tejen con decoro entre los años.

Crecí con el tiempo en mis manos, el cielo ha sido mi lienzo las nubes castillos con versos, palabras formadas de viento con brillos destellos de lluvia, arena y rayos de sol, de luna fiel compañera los rotos de aquella pasión.

El tiempo se ha enmarcado de rostros, encumbrando las miradas en cada línea, recubriendo de ilusiones cada hoja, los capítulos de vida. Así, en los rápidos del eterno trascender, acelero sin saber en qué momento emprenderé un nuevo viaje; crecí con el tiempo en mis manos…


Por: WilyHache ®
26 de diciembre de 2018
20:36 p.m.
México
31
4comentarios 117 lecturas prosapoetica karma: 120

Todos tenemos un ángel

Al despertar, con la firme decisión que me había abandonado, comencé el día soleado. El correr de todos a mí alrededor, desesperados por tener algún presente que recordara lo que la vida nos ha dado.

Las miradas despavoridas, un abrazo de silencios ¿Qué puedo dar a cambio de lo que he recibido? La bravura del cuestionamiento me ha incendiado. Y en segundos la realidad estrepitosa que te grita que jamás has otorgado nada a cambio pues el ego nos había conquistado y alejado de quien somos, del significado.

¿Cómo otorgar un regalo que jamás has valorado? Habían cambiado los tiempos, de lo simple a lo imperfecto. Como balde de agua fría, la vida sorprendía con ese despertar tremendo que me sacudía.

Observaba como un padre abrazaba a su hija con un síndrome especial, la ternura de la escena conquistaba a los paseantes. La felicidad irradiaba, sus zapatos eran grises no existía brillo en lo oscuro. Su ropa era común no existían las marcas, el atuendo caro, tan común que por primera vez tenía un reflector de luz de miradas que lo señalaban. La pequeña se refugiaba en sus brazos. Existía vida en la vida que se aferraba y se apoderaba de aquel ser.

Se convertían en añicos cualquier regalo en la mente que pudiese existir. Cómo encontrar un obsequio que representara a tan hermosa poesía del cobijo de un padre con aquel ángel en brazos. El mundo se ha vuelto gris.

Las suelas de los zapatos son diferentes en el andar desmemoriado, vives tú, vivo yo, el de al lado ya no importa y el de atrás se ha quedado o lo hemos abandonado. Preceptos que olvidan la herencia de aquel regalo del viejo, de aquella ilusión que surcaba los cielos estrellados aunque tu día fuese nublado, un anhelo de sonrisas, de lágrimas al sollozo.

Cómo encontrar un regalo si cada mano es diferente, si la simetría te desmiente al momento de ver un ángel frente a ti. Cuando la arrogancia del que no comparte, cuando la humildad del que calla aparte.

Si, cada mano es diferente, los deseos se cumplen cuando la perseverancia existe. Pero ¿qué das a cambio ante el presente otorgado?
Por qué no darle vida a la vida, sin presentes ni recibos. En los cruces siempre estas, en cada despertar al abrir los ojos, al ir a la cama sin un objetivo que alcanzar.

Mis suelas se habían desgastado. Todos tenemos un ángel que desde pequeños lo llevamos, sin cuidar, sin procurar y cuando lo abandonamos, de la mano presenciamos la derrota sin jamás haberlo intentado.

Ahí estaba la respuesta oculta dentro del alma, del gozo de aquel abrazo sin rostro.

Procura en vida a tu ángel, pues todos debemos pensar que al volver a respirar inicia la vida y los segundos comienzan a caminar sin retorno, sin mentira. De verdad, de la mano, todos tenemos un ángel que debemos procurar, la inocencia se comparte siempre ha sido mi regalo... un regalo que jamás se olvidará.


Por: WilyHache ®
26 de diciembre de 2018
14:30 p.m.
México

Con un cariño profundo para todos aquellos que mantienen y defienden ese ángel.


29
2comentarios 177 lecturas prosapoetica karma: 106

Sentimientos

Esto que siento no es normal
Morbosidad cuando miro tu fotografía
Lujuria al imaginar tus labios, rosando mi cuello
Mariposas en mi estómago al pronunciar tu nombre
Opresión en mi pecho al leerte
Ansiedad al no saber de ti
Terror de volverme a equivocar
Curiosidad de toda ti.
Estos sentimientos encontrados que espantan,
No sé que hacer!
Dejar que fluyan vida abajo?
Arrancarlos de mí?
Dime tú, que eres poeta
porque creo me voy a morir.

By balmasedayailin 12/2018
Para ti
10
5comentarios 66 lecturas versolibre karma: 115

Iridiscente

...

Deseo que te quedes
en mi lado izquierdo del corazón,
el derecho;
es para la poesía y respirar

Pregunta

¿Conoces el camino?
seguramente estaré esperando al final de la calle
16
15comentarios 83 lecturas versolibre karma: 114
« anterior1234515