Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 46, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Vas Perdiendo la Vida

Vas perdiendo la vida,
escapándose a través de tus ojos,
en tu mirada triste y nostálgica.

Se van apagando los sueños,
en recuerdos que pasaron,
que esperaste y que nunca llegaron.

Pasas los días temerosa,
intentando no enojar al ogro,
que enfurecido, te seca tu alma.

Llevas grabado en el corazón,
añorando la esperanza que te da,
ser amigas para siempre.

Se van apagando los sueños,
en recuerdos que pasaron,
que esperaste y que nunca llegaron.

Pero si con el tiempo llega el día,
que de nuevo salga el arcoíris,
espero poder ver, de nuevo tu sonrisa.

Iván A.

Visita Mi Web "Un Lugar Para Ver"
11
4comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 97

Tiempos

El pesar de un alma vacía
Que rompe el suelo,
haciéndote perder el camino.
Hoy, te trajo hasta aquí...

A ese lugar donde reina la paz y el silencio.
Ese lugar en el cual
debes perder una parte de ti
para pagar su precio.

Es un lugar donde no encuentras luz,
tus manos se tiñen de negro.
Un lugar donde cada secreto se libera,
te invade y se apodera de ti,
Tus pesadillas se vuelven real,
pero ya no tienes miedo.
Te transformas en aquello que siempre odiaste,
Eso que creías ver como mal,
ese defecto que sanar...
Ahora, eres tu.

Encuentras la fortaleza de tu ser,
en el penar de la soledad.
Esa que retumba fuerte en la inmensa oscuridad.
Tu rostro ahora pálido lucha en la sociedad,
Las voces de tus errores,
te desgarran sin piedad.
Tus pies pesan, no dejan moverte,
Te aferras a quien una vez contigo fue hiriente.
En el dolor de las tormentas,
encuentras placer
Estas dispuesto a sufrir una y otra vez
Aun si de allí no hay salida
Solo por tener falso motivo
por el cual aun estar en vida.

Estas confundido, a veces sientes estar hundido
Cuando sabes que puedes salir a flote.
Las marcas en tu piel,
Las vivencias que te comieron por dentro
Hoy son la oscura y fuerte luz de tu ser.
Tu eres ese lugar.
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 37

Una Forma De Vivir

Existe una forma de vivir, que es la de compartir, junto a las personas que te importa, las cosas que para ellas, le hacen sentirse bien.

No importa, si para ti no significa lo mismo, porque lo que a ti hace encontrarte maravilloso, es precisamente, el ver como a ella esa alegría, le invade por entero, al sentirse comprendida.

Hace tiempo, que no espero que esas mismas personas, hagan lo mismo conmigo. Pero, aun me sigue digamos, desilusionando. Ya que, equivocadamente, pienso que ese mismo sentimiento de ver, como por compartir con ellos su propia ilusión, para ellos, imagino debería hacerles sentir igual.

Reconozco, que me sigue aún apenado tal aflicción, pero me es imposible, intentar ser, de otra forma de ser. No soy ni mejor ni peor, solo hablo, de lo que a mi me hace sentir, tristeza.

Iván A.

Visita Mi Web "Un Lugar Para Ver"
9
5comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 86

Son los sueños un engaño (II)

¿Quién podría despertarse si supiera que,
al amanecer sus párpados,
verá la noche interminable que fue ayer,
hoy, mañana, siempre?
¿No sería la ceguera más horrible,
esa ausencia de ilusiones, de motivos
que incitaran a unos ojos cansados de todo
a seguir abriéndose, cada día?
15
8comentarios 93 lecturas versolibre karma: 92

Billete solo de ida

Inhalo profundamente
el humo de tu canuto,
del palito de la risa,
del tronco con el que me troncho.
Y me sumerjo en tu espejo.
En tu reflejo ya viejo.
Y prefiero un concierto de electro
que me evada de lo cierto.
Lo correcto.
Lo supuesto.
O todo lo que sea esto...

Luces, colores, siluetas.
Empieza a golpes de baqueta.
Y mientras siento el bafle vibrar,
sé que tu voz va a estallar.
Y anhelo el momento y presiento
que todo se va a silenciar.

Haces de luz desdibujan mi burbuja narcisista,
y me atraviesan el karma,
me llagan y sanan el alma.

Yo me concentro en otear.
En no dejarme flotar.
Vivo, siento y al final
me resquiebro, me cuarteo.
Rompo a llorar, no hay bloqueo
ni tanto deseo gigantesco;
Que si seré un pájaro estepario,
Que si seré halcón milenario,
Que si seré pájaro carpintero,...
Y al final tan sólo de mal agüero.
Pues despierto maniatada,
sin dejar huella en nada.
En mares de sensaciones,
donde nada con nombre me calma.

Y dejo mi cuerpo bailar.
Y bailar.
Y bailar.
Y bailar.
Y así arranco mi duelo y vuelo
por la pista como en mi vida,
con billete de sólo ida.
Un inicio, un viaje, una huida.
Con la música como árnica.

Texto y foto ©️ Patricia Bobillo Rodríguez (12/6/2019)
leer más   
5
4comentarios 27 lecturas versolibre karma: 65

Un negro palomar

Sin piel que pervierta
rodillas cuenta de testimonia
un negro palomar en puerta
con la más salada lágrima de Antonia.

¡Dile si lo amas!
para caminar sin paños
¡Dile si lo clamas!
para dormir el resto de los años:
con la más salada lágrima de Antonia.
leer más   
14
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 108

Tatuado A Lápiz

Soñé con imposibles
y para creérmelo me lo tatué.
Me negué a escuchar
a todo aquel
que intentó hacérmelo ver.

Sólo quise escuchar aquello
que únicamente mi corazón quería.
Cegado por un amor obsesionado,
tan sólo conseguía ver
lo que yo sólo quería creer.

Pero el tiempo cada vez
más difícil me lo ponía,
teniendo consciente que inventar
aquello que cada día,
más claro yo lo sentía.

Me lo tatué para impedir,
ser imposible no poderlo lograr.
Pero fue un tatuaje hecho a lápiz,
y el borrarlo hoy por fin pude conseguír.

Iván A.
4
sin comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 57

Agridulce

La fiesta estaba triste,
El payaso tenía frío
mientras buscaban que abrigue a carcajada.
Sus sueños presos en globos resquebrajaban el aire de su mirada.
Pirueta sin sol,
Colores iridiscentes.
Termina la función,
no hay hogar o quizá en su tic tac resiliente.
Luces ausentes.
leer más   
18
10comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 104

Simplemente ella...

Dulce y divertida,
Una luz sencilla e imposible de ignorar,
Cautiva tu mirada así como el canto de una sirena a un marinero,
Primera impresión.

Su imagen imborrable de tu mente,
Algo te dice que su voz necesitas escuchar de nuevo
Y sus ojos ver junto a su sonrisa
Demasiadas pretensiones para un simple muchacho
La esperanza se ve casi nula

Una brisa sopla y respiras
Sabes de ella y ella de ti,
Pues las primeras palabras incluso te alegran el corazón
Pero mantienen el deseo callado,
La vida le dio razones para creer
que cualquier movimiento con ella
seria en falso.

Una noche. Primera y ultima.
Las cosas cambian y los hechos se dan
Su suave piel y sus dedos
entrelazándose con los suyos,
con la excusa mas absurda
Pero el mayor sentimiento.
Ella sobre su pecho y el abrazándola
Un sentir de tranquilidad le invade,
No piensa dejarla ir,
pero a veces no todo se da.
No se puede quejar, obtuvo de mas.

Bastaron horas para que ambos
Dieran a conocer aquello que sentían
Y debían decir, ambos se gustaban
Felicidad absoluta, el joven no puede dejar de sonreír
Las cosas se daban de la mejor manera

Basto un tiempo para que se crearan lazos
Quizá no los mas fuertes, pero ahí estaban
El sentía que podía vivir sobre ellos
Tenia absoluta confianza, estaba cegado
La belleza inevitable de ella
Y lo que sentía por la joven, era demasiado

Tiempos difíciles, viejos fantasmas aparecen
Amenazando los lazos entre ellos
Suficiente para poner su mundo de cabeza,
Temía perder aquello que tanto anhelo y ahora tiene
Pues, no es de los jóvenes a los que la vida les trata bien

La tormenta se supo pasar
Se dejo atrás, aunque el no lo hizo
Algo en el le dice que no es bueno
Teme lo peor, pero lo esconde

Cae la primer helada,
Fue advertido sobre el frió de su corazón
Pero no del dolor que causa.
El primer gran golpe recibido,
detonado por la vuelta contundente de un fantasma
Capas de causar rabia en el joven,
pues su vida a irrumpido.
Palabras que expresan inseguridad
Provienen de ella, una indeterminación sobre sus acciones
Confusión dentro de él, lo vuelven color negro
Da un paso al costado

Bastó silencio para que ambos retomen las riendas
Ella lamenta lo sucedido,
Suelta palabras que guardaban un pesar en ella
Pesar que debió salir antes,
El muchacho le da seguridad y confianza
Puede su mano tomar y hablar cuando desee
Y se dan una segunda oportunidad

Contratiempos se ponen como obstáculos
Impiden que sus miradas se crucen,
Sus manos se toquen y su voces se escuchen
Sin saber que seria una ultima vez, o si

Una velada lo mantiene despierto,
Pues su confianza en los hechos es vulnerable
Y de ve amenazada por sus miedos,
Pues encuentra motivos para hacerlo
Y uno se ellos lo es nada mas que la belleza de la joven

Una vez superado encuentra la oportunidad de reunirse con ella
Verla volar sobre el suelo por la noche
Pero se ve obligado a permanecer en su lugar,
Pues le impide hacer su presencia y genera una duda en el
Tan grande como la sonrisa que ella genera en el

Su alegría se ve apagada y lo abandona
Siquiera lo mas mínimo, pues comienza a preocuparse por ella
Se torna silencio abrumador
Incluso frente a sus ojos, no consigue que le dirija la palabra

Solo era cuestión de tiempo para que los pequeños rasguños que él recibió
Y el golpe de la primer helada se vean opacados
La segunda helada proveniente de su corazón de ella
Hiriente como puñalada por la espalada
"...es lo mejor para los dos"
Palabras que cortan como el cuchillo mas filoso
Congelan el corazón del joven y lo sumerge en un vacío
Un vacío que por dentro devora todo de el
Ante el dolor que le rompe el pecho decide dar un paso al costado

Pero el es como una tormenta,
En el centro de de la tempestad hay tranquilidad, esperanza
No puede evitar pensar en su largo cabello negro,
En esos grandes ojos café que se entrecierran cuando deja salir su hermosa sonrisa con cierta ternura,
Sus suaves manos y su dulce voz,
En esa sensación de felicidad que le provocaba tenerla en sus brazos y sentirla, acariciarla

Muy en el fondo de su vacío y dolor, aun esta enamorado de esa joven.
Esperando algún señal que le permitiera soñar de nuevo, acrecentar si esperanza.
Aun la ama, pero con miedo e inseguridad.

A pesar de las dificultades, los golpes y adversidades,
Aun esta ahí, de pie y firme para ella
No la abandonara jamas, sin importar los hechos
leer más   
6
2comentarios 119 lecturas prosapoetica karma: 71

Maldito El Amor

Ya están otra vez igual, hablando
sobre el mismo rollo de siempre.
Eso a lo que llaman amor
y que por lo visto,
sólo sus corazones sienten.

No me vengas con historias
de héroes, princesas o de duendes.
Que con tan sólo imaginarlo,
me entran ganas de querer vomitar.

Quedaros para ustedes ese estado
que sólo causa dolor.
Que hace sentirte estúpido,
al descubrir que sólo fue fruto
de tu maldita imaginación.

Iván A.
11
sin comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 104

Palpitante

En menos de un segundo me ví sobre una nube dándome trampolines, jugaba con ellas de manera que dibujaba con ellas unicornios, me detuve y me coloque encima del horizonte podía ser el nuevo juez de viento, volaba pero no tenía alas trasladaba el aire de un lugar a otro y controlaba las respiración, crecí de tal manera que traspase los cielos y traje conmigo algunos planetas a mis bolsillos para adornar mi habitación. Dí en cuestiones de segundos un paseo por el universo de la eternidad al consolar a cada una de las almas que dibagan sobre este solitario mundo buscando un descanso en una felicidad falsa. Recorrí hasta el rincón más incógnito de la desesperante agonía y visite de pasó a las gemelas alegría y tristeza.
Despues me encoji para pasear sobre las flores, yo olía tan bien que ellas me pedían de mi perfume, me dí cuenta que todas ellas no querían marchitarse por lo que les obsequié un día más de eternidad y hermosura. Luego me encontraba observando a toda la creación desde un lugar donde pude mirar con determinación unos ojos que se sobreponian en mis espaldas haciendome íntimidar mis poderes mágicos de fantasía. La idea de convertirme en un Dios se esfumaba de apoco al saber que desperté, y al abrir mis ojos y regresar a mi cabalidad y denotar que no era un sueño, me aleje poco a poco y ví que nuestros rostros estaban juntos y comprendí que me hiciste dar vueltas al infinitos en segundos donde el mundo y el universo quedaba a mis pies con nuestro beso.
Danny J Abdel
leer más   
5
1comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 64

Ya no creo en siempres

Lo he descubierto.
Las luces son mágicas dentro de los sueños.
Pero aquí no hay. Nosotros
no tenemos.

-¿dónde estás, mi amor,
que ya no te encuentro?-

Se rompió el remedio y cielo santo,
qué silencio
desde ti, desde mí,
bajo ese cielo tenso.

Ese día
me comió el miedo
de no saber vivir ni con tu recuerdo.

-si abro los labios me ahogo en tu nombre
que puebla mi aliento.-

El palacio era de barro
y llovió durante meses.
Hasta inundar la vida que inventamos.

Después, un descenso hasta quedar colgada
de un no majestuoso
que se columpia en el tiempo.
Mecida en tus manos, dormida en tus deseos.

He visto un espejismo maravilloso
detrás de nosotros
pintándose los ojos de verdades crueles.

Cerrando compuertas.
Añorando todo.

Ya no creo en siempres.
leer más   
14
3comentarios 88 lecturas versolibre karma: 57

Escribir, a veces

A veces escribimos desde una silla de circunstancias, con las alas rotas; cayendo por un larguísimo abismo horizontal de dudas.

Otras veces escribimos, desde un sofá de incomodidades, con cojines rellenos de plumas de certezas inciertas.

A veces, lo hacemos desde una bañera llena de las lágrimas que no nos atrevemos a llorar.

Escribimos a veces desde unas entrañas en guerra con ellas mismas. Peleando batallas eternas imposibles de ganar, imposibles de perder. Batallas que sangran heridas, que cicatrizan y sanan; para luego volver a sangrar.

A veces, es escribir con otra piel; con sangre ajena corriéndonos por las venas. Con una ira que no nos pertenece. Con una tristeza prestada. Con la desolación de unos pies que no calzan nuestros zapatos.

Es escribir desde el fondo de abismos en los que no recordamos haber caído. Desde las tinieblas de un túnel sin fin, que parece tener una luz en su final; pero es quimera sin sentido, pueril ilusión.

Escribimos, bajo la caricia impertinente de una lluvia pertinaz, o bajo los rayos ardientes de una esfera de fuego, que es infierno y destrucción; y también es vida y creación.

Escribimos, otras veces, desde un jardín de flores marchitas. Lleno de aves que olvidaron como trinar. Bajo un sol que no recuerda como brillar.

Desde los cristales de un corazón roto. Desde los ataudes de todas nuestras relaciones muertas.

Otras veces, en cambio, escribimos desde un nuevo amanecer, inundando de bellas promesas.

Desde una floresta aroma jazmín.

Desde las alas del ave Fénix en su renacer de esplendor.

O escribimos contemplando el horizonte del cosmos, desde una estrella fugaz. Desde el big bang del universo de un nuevo amor.

A veces, es escribir desde la paleta de un inspirado pintor. Desde el lienzo en blanco de una obra maestra ya concebida en la esencia de su creador.

Escribimos desde la calidez de un café recién hecho. Desde las sábanas revueltas de la aurora que culmina una noche de carne, sangre, sudor y piel en guerra.

Desde los pechos y los muslos amados. Desde el zumo excelso que exprime la caricia de amor. Desde el grito de una sucesión de orgasmos ahogados.

Escribimos a veces, desde el último punto de una historia de amor con final feliz. La que aún no nos atrevemos a escribir.


@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
13
22comentarios 326 lecturas prosapoetica karma: 60

La melodía de nuestros instantes (un poema de @MiguelAdame & @SolitarioAmnte)

Compusimos una melodía con notas y acordes de nuestros momentos diarios.
Eran momentos de instantes brillantes de felicidad compartida.
Era amor lo que nuestras voces en una sola armonía sentían y nos fuimos acariciando con un cielo grandioso.
Sin importarnos el tiempo que desafiante se lleva todo lo que nos vibra por dentro.

Y pasaron las horas y los días transformándose en enjambres infinitos de langostas hambrientas.
En donde la primavera fue devorada en cada hoja, cada flor y cada fruto de ese árbol de raíces de profundos sentimientos mutuos.
No quedó nada de ese recuerdo profundo que cultivamos tú y yo durante tanto tiempo.

Hoy lloramos ese amor infinito que es historia pasada.
Que solo habita en los deseos incumplidos de una triste mañana.
Nunca más será el mismo atardecer glorioso que se fundía en un solo abrazo.
Solo seremos un distante impreciso de un ayer que nunca volverá a nosotros.

Solo queda el eco estridente de esa melodía que ahora es decadente. Solo queda el reflejo de esos instantes en el brillo de una estrella fugaz; cuya luz, nace y fenece ante mis ojos, en ésta noche, que es más fría y más oscura que ninguna.
leer más   
14
17comentarios 257 lecturas prosapoetica karma: 79

Desde que no estás

Pido que paren el mundo para bajarme desde que no estás

y que, al bajarme,

estés tú esperándome. Ojalá…



Que seas el sol que me encandile en verano,

el frío que me queme en invierno,

y en otoño, cada hoja que caiga de mi árbol.

Mi Zeus cuando un rayo me parta en dos,

mi Poseidón cuando la tormenta me envuelva en alta mar,

que seas el ojo del huracán.



Cuando al abismo me lance,

tú seas mi fondo.

Que, si llueve y me empapo,

tú seas la gota y el resfriado.

La roca y el agua que me golpee,

cuando salte del acantilado.



Que no seas quien haló el gatillo,

si a quema ropa, me disparan.

Pero, si me apuñalan,

quiero que tú seas la herida y el arma.



Que, si el río me arrastra,

tú seas el cauce.

Si mi barco se hunde,

me ahogue en tu mar.

Que, si tropiezo y caigo,

sea sobre ti

o quién quita

si sobre tu boca.



Pido que me regreses a la vida,

aunque, amor,

hayas sido tú quien me ha matado.
7
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 67

El frío que viene

Es la negación de la negación,
una especie de fe ciega,
el inconformismo del corazón
que mantiene un soplo de esperanza.

Mi huida febril de la realidad
olvidando que la vida no es para ilusos,
los sueños que mueren en la orilla
cayeron antes en la trampa del miedo.

Mi nuca limpia espera un golpe seco,
viene aunque no lo quiera,
llega sin saber bien cuándo,
algo avisado, y nunca preparado.

Así, cuando suena la sinfonía de mi lamento
las manos me tiemblan como una señal,
son el preludio del viento frío
que roba la primavera a las flores.
leer más   
11
4comentarios 177 lecturas versolibre karma: 79

¿Abrir o cerrar los ojos?

Que increíble esos días en donde te levantas con ganas de todo, donde te sientes capaz de conquistar todo lo que te propongas sin importar los obstáculos que debas sobrepasar, que éxtasis la sensación de que eres irrompible y nada de lo que sucedió ayer, nada de lo que pase hoy o llegue a pasar mañana podrá impedir que subas hasta esa nube donde la vista no se compara con la de otros días, esos que amanecen nublados, como la vista empañada de quien está a punto de romper en llanto.

Pero, todo lo que sube tiene que bajar ¿no?, tendemos a aferrarnos a cualquier luz de esperanza, sin darnos cuenta que los relámpagos también son luz, y olvidamos que posiblemente se desencadene la lluvia, el diluvio de una mirada que no se quería apagar, pero que se vio obligada a quedar ciega tras las verdades duras que nos enseña la vida, unas veces arriba sobre el viento y otras abajo sobre el asfalto, entonces dime ¿abrir o cerrar los ojos?
5
3comentarios 188 lecturas relato karma: 72

Eso tan terrible que solía llamar amor

Quiero escapar
de este sentimiento
intransigente;

de este dolor
irrefrenable;

de este constante
andar descalzo
sobre cristales rotos;

de eso tan terrible
que solía llamar amor.

De este querer
que devora
con la ansiedad
de un hambriento:
Como si no hubiera mañana,
como si no hubiera otro;

de este sentir famélico
y mezquino,
y a la vez
amedrentado,
que no sabe dar;

de estas míseras migajas
que no nutren;

de este sentir
que una y otra vez revive
el matrimonio
de mis padres,
y también de aquel amor
resignado,
que todavía no sabe
decir "no",
pero tampoco "sí".

Quiero amar
y sólo consigo
asirme a la corriente
de los ríos,
al ir y venir de las mareas,
ensimismarme
todavía más
en mis catástrofes.

Tan sólo quiero
hallar algo distinto
a todo aquello
que conozco:

Ni siquiera
una vida
totalmente plena,
o la quimérica
armonía,
que al tocar
una misma
melodía,
logran dos instrumentos
diversos.

Tan sólo quiero
un corazón
que camine
junto al mío,
sin desgarrarnos
uno al otro.
20
4comentarios 175 lecturas versolibre karma: 86

Microrelato

- Miénteme o arráncame prefijos.
- Acostumbras a decir cosas fuera de lugar.
Tal vez, para llamar la atención.
¿De qué hablas?
- De (des)ilusiones.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
10
sin comentarios 152 lecturas relato karma: 78

Paradigma

Siempre lo fuiste, permaneciste aquí mostrándome lo que debía ser;
en lo que debía convertirme.
Si era necesario emplearías todo tu poder sobre mí,
el dolor luego cesaría...
debías enseñarme.
Que importa de que manera pensaba...
si me gustaban o no tus ideas, si perseguía o no un sueño.
Debía someterme a tu voluntad, hacerlo sin chistar y con una sonrisa en el rostro.
"Las mujeres deben ser buenas esposas y cuidar a los hijos, las mujeres deben permanecer en casa"

Vete a la mierda con tus modelos; a partir de hoy me libero.

Mis alas migran lejos de la podredumbre de tu suelo.
leer más   
6
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 92
« anterior123