Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 181, tiempo total: 0.006 segundos rss2

De Nada Sirve

De nada sirve obligar a querer,
de arrancar un cariño,
después de tanto herir.
El amor no se compra
y mucho menos, se soborna.

Todos cometemos errores,
que debemos saber asumir.
Entender y comprender
que papel, debemos aceptar
según qué momento, nos corresponde.

Nada está escrito de antemano,
ninguna respuesta confirmada.
Sólo una verdad, llamada amistad.
Hay que sabe dar y respetar,
el espacio que uno necesite.

Ahora es momento de acatar
y tener, la afectiva consideración,
de al menos saber dar ese respeto.
Aquel que en su día te ofrecieron,
cuando de ti se trataba.

Iván A

Visita Mi Web "Un Lugar Para Ver"
11
6comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 109

Tiempo interrumpido

De nueva cuenta
abro la puerta:
la bienvenida al escalofrío
que acompaña al hastío.

El segundero no se alenta
ante una nueva afrenta
donde mi espíritu se regocija
a la vez que se acosija.

Pérfido el instante
y la vida que me abate.
Pues siempre caen mis sueños
en seda de discordia.

Y entra la nueva despedida
que ahora se hizo prematura.
Donde la risa con premura
desde el comienzo fue perdida.

Un aire austero y matinal
de añoranza hace un raudal.
Inevitable la bifurcación
más el romper del corazón.
leer más   
6
sin comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 63

Adiós

No habían sabido tan bien sus labios como en el instante de aquel beso que no fue, por las razones que ya hoy no importan. Odié aquella despedida donde nos tomamos de la mano y la palabra «quédate» la gritábamos sin hablar. Nos dijimos: «hasta luego», y en el fondo sabíamos la verdad, aquel adiós, era para siempre.
leer más   
6
1comentarios 40 lecturas relato karma: 63

Había olvidado tanto...

Y … Lo único que me quedaba era eso…
No es que no lo quisiera… No es que no me hubiera gustado…

Pero…
¿Sabes?
No soy solo esa bestia carroñera que necesita del sabor de la carne y de tu sexo palpitante…
No es eso…
Es que contigo aprendí a ver otra parte del mundo y aprendí a querer de nuevo…
Carajo…
Es verdad…
Para que lo niego.

Contigo descubrí otra vez como eran las ternezas que deje tiradas en el camino a lo largo de mi maldita existencia.
Contigo entendí que el deseo iba más allá de la piel, y que podía encontrar mundos distintos solo rozando tus labios con un breve suspiro y con solo imaginarlos.

Maldición…

Había olvidado tanto…

Si…
No es que no quisiera que nuestro último encuentro tuviera como escenario la cama de aquel hotel clandestino que tantas veces había sido cómplice de las perversiones más retorcidas de pudimos compartir.

No es que me moleste que tu boca se haya quedado grabada en la enervada muestra de mi gula mientras mi mirabas adivinando que ya jamás volvería ser…
Simplemente…
Contigo quería escribir las letras que te dijeran que por ti, mi corazón habría de renacer.

@EscritorCronico ® 2019
5
5comentarios 59 lecturas relato karma: 66

Con sabor a despedida...

Silencio~~~
Oscuro silencio~~~
Existe en la frontera de mis ojos
con los tuyos.
Y Palidece el viento en las
cálices del olvido.
Ya los atardeceres se han ido
por rumbos inciertos
como Alma en pena
vagan por el mundo
y rompen a llorar.
Igual llora el sauce
cuando en invierno
sus hojas gravitan
parecen de cristal
y hacen enormes agujeros
en los ásperos laberintos del suelo.


<Así está el Alma mía
cuando leo tus cartas
con sabor a despedida>…

Ramón G. Pérez B.
@rayperez
Cabimas- Venezuela.
leer más   
18
8comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 110

Flor de papel

Para Mada

Eres libre de hacer y deshacer
lo que en gana te venga;
así me encantas:
pronta, valiente,
como la mosca suicida
que se posa en el filo
de mi vaso a tope
de vino y jugo de manzana;
después de Todo somos Nada:
¡Nada!, posibilidad fragmentada
en el Todo inmediato,
en la Existencia,
el beso, la caricia, el abrazo,
la tarde azulada tatuada en la memoria
de aquel tierno adiós mutuo
que posibilitó (y posibilita)
sonrisas de fin de semana.

Lo que en gana te venga
haz y deshaz, así te deseo,
así me fascinas, así te admiro:
ligera, natural, como una polilla
seduciendo a la muerte eléctrica;
la promesa nocturna
de compartirnos en un hogar,
en un ahora, está intacta.

Te odio así: bonito.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
16
8comentarios 120 lecturas versolibre karma: 93

Tengo la necesidad de seguirte

Tengo la necesidad de seguirte,
tengo miedo de perder tus pasos,
pensar que no tardarás en irte
que los amaneceres serán ocasos.

Los cielos inmensos se abren
sobre mi cabeza, tan distantes,
me esfuerzo en que mis ojos no lloren,
sólo se es feliz por instantes.

Y el viento me traerá tu esencia,
siempre respiro el aire que no tengo,
pronto me atormentará tu ausencia,
bien sé que de recuerdos me sostengo.

Al alba no habrá más que llanto,
regresiones de lo que callé en su momento,
¿Puede alguien como yo equivocarse tanto?
¿Puede mi afligida alma esperar tu reencuentro?

Mejor no te alejes, mi vida;
cambiaré lo que sea necesario.
No quiero reabrir esta herida,
no quiero revivir un calvario.
12
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 107

Despedida (Una historia con dos caras)

Al rayar el alba partí,
miró por la ventana,
a tomar un taxi corrí,
se quitó el salto de cama.

Llegué al aeropuerto,
le supo a melancolía,
puse rumbo a mi otra vida.
miró mi lado del lecho.

Mi teléfono sonó una vez,
supo que yo le contestaría,
creo que llegó a conocerme,
bebió un sorbo de su jugo.

Aguardé unos instantes,
dejó la colilla en el cenicero,
le dije: “aguardo el vuelo”,
respondió: “llegué a amarte”.

El avión me pareció gigante,
“lo nuestro será como antes”,
no supe si debía responderle,
“esta llama no va a apagarse”.

Sentí sus gemidos, el altoparlante,
“Amor, sincero como el nuestro...”
tomé mi maleta y el pasaporte,
“...te seguiré a cualquier parte”.

Les sonreí al piloto y la azafata,
“deja que algún día vaya a visitarte...”
me senté del lado de la ventana
“permíteme tan solo ser tu amante...”.

Fijé la mirada en cualquier parte,
su voz se tornó casi un lamento,
posé el teléfono sobre el asiento,
el avión voló rumbo al firmamento...

(imagen tomada de Internet)
leer más   
11
20comentarios 122 lecturas versolibre karma: 99

despedida [2]

No, no voy a esperarte
ni ahora
ni esta noche
· ni esta tarde ·
ni hoy por la mañana
leer más   
11
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 88

Entre tus dedos

Fueron las cornetas
de una mañana de desencuentro,
el tronar áspero de gritos para el adiós,
el sinfin del fin
de todas las tormentas exigidas,
el teorema de dos anillos solitarios
para complemento de la tristeza.

Ahora
que he dejado de sufrir y de buscarte
entre las rendijas cobardes
del aire que fue nuestro,
ahora es tiempo
para que tú me busques
en el reflejo encogido y a resguardo
de un antiguo joyero de música.

Estaré
en la respuesta de su bailarina insensible,
en las preguntas de tus dedos
a la mecánica de su cuerda,
en su canción metálica,
en mis ofrendas terrenales
de azabache opaco y de plata vieja,
habitaré
en la serenidad de tus mañanas
como un recuerdo sin espinas
ni sombra ni luz ni voz.
leer más   
22
15comentarios 154 lecturas versolibre karma: 109

Tu ausencia

Miré al cielo y le pedí respuestas,
una lágrima rodaba por mi mejilla,
mi vista se nublaba entre lágrimas
y mi alma se destrozó.

El silencio de tu ausencia se vuelve más fuerte,
es un ruido devastador para mi alma,
no me deja escuchar ningún razonamiento
solo me dejan un vacío en mí.

¿Cuándo giró el mundo sin mí?
¿Cuándo deje de respirar y vivir?
¿Por qué a mí?
¿Por qué tengo que vivir así?

¿Acaso se le llama vivir cuando no hay vida
no hay alma, anhelos ni ganas de vivirla?
¿Acaso tengo que vivir con el cuerpo entumido,
la mente llena de recuerdos y el corazón roto?

Mis lágrimas están secándose
mi cuerpo perdiendo su figura y color,
jadeo sin poder respirar
el dolor es insoportable.

Sólo tengo que esperar a que vuelva el otoño,
a que las hojas secas caigan de cielo,
que el frio me cobije mi cuerpo,
hasta cerrar mis ojos y soñar contigo.
leer más   
15
5comentarios 73 lecturas versolibre karma: 84

Despedida

Tu despedida
desgarra mi madrugada
con su puñal de hueso,
hasta ahogar con su sangre
valles de tulipanes
-en ese frenético silencio-
temblante,
sin espíritu ni voz,
rumbo al olvido.








































Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos
2019.
leer más   
21
5comentarios 162 lecturas versolibre karma: 93

Complicidad-Ana María Manceda

Fue un año duro
Viajé desde la nieve a la infancia.
Muy fatigada
¡Tantos otoños dorados me pasaron!
Y tú estabas ahí
en una casa que nunca habité
como si al mudarte me arrancaras
para siempre de tu vida.
Tu mirada era dura,
te estabas muriendo
y tu mirada era dura
¿Cuál era el reproche?
No pensabas que viajaba
cientos de kilómetro atravesando
soledades
soledades y abismos.
Llegó el invierno, no nos despedimos.
Todo quedó paralizado
Regreso
vacía, huérfana, estéril.
Me refugio en mi hogar de la nieve
Planea la primavera
se atrasó la floración en el jardín
y la ladera de los montes.
¿Complicidad?
Debe existir algo mágico
llegas tú, joven eternidad
la naturaleza estalla
en mi jardín casa de nieve y
en las laderas de los montes.
Todo está florecido***
9
1comentarios 59 lecturas versolibre karma: 89

Lágrimas de tristeza y de alegría

Entre lágrimas de tristeza nos tocó despedir a un roble de Guanarito.
Mujer llanera como ya pocas quedan, con un corazón muy noble pero con una fortaleza ejemplar. Somos testigos de sus hazañas de sus historias y vivencias dignas de hacer un libro de los que escriben grandes poetas.
Seguro estoy que varias veces desafió la muerte ganándole batallas por su vida y la de sus hijos.
A sabiendas que esa condenada ganaría la batalla final, no se rindió en cada lucha, pues su fe en Dios era de admirar.
Mujer de recio carácter, necesario para domar los avatares de la vida y no rendirse ante las adversidades; con gran amor levantó una gran familia, junto al otro roble de Obispos que la acompañó por muchos años. Por su ejemplo y entrega, esa familia hoy permanece unida a pesar de esas mismas adversidades.
Lágrimas de tristeza por su despedida, por su partida al encuentro con Dios.
Lágrimas de tristeza que se unen con lágrimas de alegría, porque hasta en el último minuto de su vida, nace otro varón que lleva su sangre, sangre de guerrero, de luchador, de vencedor, sangre de Ponte, de Qüenza, sangre de los que no se rinden carajo.
Gracias por tu existencia vieja, ahora otra vez en compañía de tu viejo querido, y de tus dos hijos que se fueron a preparar tu encuentro con el creador.
leer más   
3
1comentarios 39 lecturas relato karma: 39

Años Luz

A miles de kilómetros
A la distancia
Desaparece la única
Estrella que pudo tener
Entre sus manos.

Para irse lejos a otra galaxia
Mientras ojos a la distancia
Se despedían en silencio
Y un mareado sentimiento
Se confundía.

Una herida?
No, es algo más allá de una...
No era fugas, ya que creía
Que sería capaz de cuidarlo
Pero nunca pensó que algún día lo perdería
En la lejanía de un paisaje.
A donde la llevará el sol de viajé?
Porque tuvo que partir tan pronto?

Justo cuando comenzaba a sentir que no había otra estrella
Como ella, que como centella
Me amparada con su presencia y con sus brazos
Brindando su calidez.

Sólo sé quedo mirando como desaparecía en el llano
De este espacio...
leer más   
26
22comentarios 200 lecturas versolibre karma: 115

[ Razones imposibles ]

Hoy llora mi piel
mientras mi sangre se hiela
No, no quiero cruzar el zaguán

Me has proyectado
hacia un mañana
que vence el pasado
y rinde la batalla del presente

Hemos construido
un universo de anhelos
que ahora no se derrumbar

Ante la inmensa muralla
del océano que nos separa
soy roca inerte
que espera que amaine la tormenta

Bajo mis pies las olas se quiebran
la noche está desvelada
sin dejarme amanecer

Esperando tu regreso
me pregunto… cuándo se gastó…
tu amor a trescientos sesenta grados
leer más   
6
7comentarios 70 lecturas versolibre karma: 79

Primer y último encuentro

Quizá sea la mirada el primer síntoma
antes de sumergirse en tierra.
Un adiós de ojos sin palabras,
el encuentro en el preciso instante,
justo de la despedida.
leer más   
13
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 90

Una tarde lluviosa

La nena de librería, aroma a distancia y nuez,
sacó de su mochila un ojo y me lo regaló:
Es níveo. Es gris. Femenino. Sensual. Profundo.
Pestañas cortas. Ceja arqueada y delgada.
Una sombra tenue lo rodea, lo embellece aún más.
Debajo de él un blanco erosionado se extiende.

El anochecer es la última llama solar,
el despertar del poeta
, pestañea.

Entre llamas líquidas
una rana arrugada nos indica el camino hacia el adiós:
boa mecánica, amanecer artificial.

En casa, con los zapatos húmedos,
coloqué el mundo sobre algunos libros:

La imaginación debe mirarnos incluso mientras dormimos.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
11
3comentarios 69 lecturas versolibre karma: 86

Sin despedida

Se fue así, sin despedida, sin una nota, ni una palabra
sólo ha quedado alguna letra de la inicial de el nombre
en la taza de la mañana…

Y la mañana ahora silenciada sin las risas del desayuno
del buenos días, sin el beso, el cerrar la puerta y alejarse el auto…

Se fue así mi amor, llevándose a mi cuerpo entre la tristeza y yo…

Y yo, yo siempre con los pendientes incumplidos
el no poder querer en la consciencia y la herida que dejaba
sangrando en mi corazón, imaginando su desolación…

Corazón sin latidos el mío, dejando aquel amor sincero
que me amaba con su alma, y cuidaba sin poder corresponder…

Tan cobarde, ni valiente, quien podría creerme que dejarlo así
dejarlo así también fue amor, que no era sincero dormir a su lado
y estar en sus brazos fingiendo pasión…

Y le escribo, día a día en el camino, voy de a poco
haciendo la despedida, sabiendo, pensando quizás
la espera con ansías, o la rompa y no quiera
leer:
" perdón. Perdóname… "

soundcloud.com/lola-bracco/se-fue-asi-sin-despedida (lola).
18
6comentarios 141 lecturas versolibre karma: 93

Amor te vas

— Amor…

Y el corazón me da un vuelco cuando susurro a tu oído.


— Sabes amor que mi vida es tuya.


Y me miras a los ojos y una luz en tus pupilas me devuelve una caricia que recorre mi espalda y me recuerda que sin ti mi amor… no tendré vida.


Y la luz de este quirófano del tiempo ilumina los segundos, y el bisturí de la vida saja mis entrañas y sin anestesia, y sin tu mirada… la vida se me va amor en tus alas.


— Amor…

Y una lágrima recorre mi mejilla.

— Sin ti mi amor no puedo sentir la vida.

Y cierras tus ojos y agarro tu mano,
y siento tu pulso que escapa al segundo…


AMOR… te vas.



El dolor sin anestesia es inhumano y me muero en tus entrañas y me muero amor mío en tu adiós…


Ya no habrá vida sin ti. Y cierro los ojos para sentir como el tiempo pasa raudo ante mis ojos. Y siento el latir de mi corazón galopando atroz. Se desboca, me atropella, y se estrella como un misil en las estrellas… y una aguda punzada descuartiza mi interior y grito. ¡Gritooooo con tu último suspiro! y estallo clamando al cielo en tu adiós.

Y silencio.




Y te veo.






Y tu mano me recoge y en tus brazos la paz inunda nuestro tiempo y ya no es, no existe el ahora ni el después, solo eternidad que nos tiñe de esperanza en este encuentro, y en un amor infinito…


D O N D E Y A N A D A
PODRÁ SEPARARNOS.
9
9comentarios 144 lecturas prosapoetica karma: 80
« anterior1234510