Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 93, tiempo total: 0.005 segundos rss2

A tí, verso clásico

Déjame navegar por tus sonrisas
aquellas que dibujan tus palabras
y anidan en las sangres de las almas
con tus cantos de métricas y rimas

Contigo me bañé en la poesía
y requiero acudir a tus miradas
espejos de mis fértiles andanzas
madre de esas primeras melodías

Enamoraste a cielos sin estrellas
y a mí con los murmullos de tus lunas
desnudando a mis noches con poemas

E invocas a los astros y las musas
con su magia corriendo por tus venas
maquillando a tus versos con fortunas
leer más   
19
22comentarios 182 lecturas versoclasico karma: 116

Rendidos

Busco envolverte en mi tela de araña,
tejer con las hebras de mi cabello
aquel bordado que te embruje el alma,
y prenda mis sueños entre tus dedos.

Sobre tus poros, enciendo mis brasas,
nos vamos quemando a fuego muy lento
crepitan tus yemas sobre mi espalda,
se incendian a la vez todos mis huecos.

Me hablan tus manos de forma pausada,
trazando palabras sobre mis pechos,
que revelan anhelo, pasión y ansia
y expresan lujuria, amor y deseo,

Busco el verbo que brote en mi garganta,
pero se pierde en mi voz y jadeos,
erizas mi piel y enciendes mis ganas.
buscando en mi boca el sabor de un beso.

Nuestras caderas se funden en danza,
embelesados en un balanceo,
salta la chispa que la piel inflama,
suena en mi vientre la miel de un bolero…

Quedan rendidos en la madrugada,
los restos quemados de nuestros cuerpos,
sonríen tus ojos y tu mirada…
suena en tus labios la voz de un TE QUIERO.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
28/06/2019
leer más   
20
14comentarios 173 lecturas versoclasico karma: 112

Me ha despertado

Me ha despertado el roce de tus dedos,
tus caricias se han colado en mi alma,
en los labios, el sabor de tus besos
ha despertado mi anhelo y mi ansia.

Desde tu boca, me asedia tu aliento
buscan tus manos bajo mi pijama,
caen todos los botones del sueño,
nos anega la luz de la alborada.

Disfruto tus labios sobre mis pechos,
me embriaga la oscilación de tus nalgas
el olor del placer en nuestro lecho,
el aroma a deleite entre las sábanas.

Se humedece mi piel sobre tu cuerpo,
tus piernas sobre las mías se enlazan,
en nuestras caderas baila el deseo,
mil mariposas, en el vientre estallan…

Me ha despertado el roce de tus dedos…
el susurro de un beso en la ventana…
caen todos los botones del sueño…
en el tálamo… el placer se derrama.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
leer más   
17
10comentarios 132 lecturas versoclasico karma: 93

Desdén

Le son indiferentes mis sufrires
desdeña con crueldad las esperanzas
sumido en sus desdenes mis sentires
perdieron el valor y las templanzas.

Rendido y entregado a la congoja
teniendo que aguantar pesada carga
el alma en frío invierno se deshoja
sufriendo por la cruel verdad amarga.

En noches que se vuelcan las tormentas
mis sueños vagan vueltos peregrinos
lejana pareciera te fragmentas
dejando sin tus huellas los caminos.

Con cálida esperanza te convoco
sabiendo aumentarán mis hondas penas
pues nada en tus sentidos te provoco
sentencian tus desprecios mis condenas.

Vendrán silencios desde los ocasos
en hondos mares lanzaré tu olvido
se volverán espumas mis fracasos
serán fulgentes soles lo sufrido.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
5
sin comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 65

Permitan que en tiempos no lejanos

Permitan que en los tiempos no lejanos
acaben los tambores de la guerra,
sucumba la vileza de tiranos
la paz que se apodere de la Tierra;
con cínicas razones nos imponen
mentiras ocultando tropelías,
someter a los pueblos se disponen,
dejando huellas hondas y sombrías.

Pretenden que creamos su espejismo,
nos dicen que la gente es tan injusta
disfrazan con bondad el despotismo
la farsa de su mala saña asusta;
de pronto nos resuenan los clarines
y tiemblan los subsuelos y montañas,
al trote nos invaden los marines,
comienzan los marjales y migrañas.

Imponen sus creencias en la Tierra
vejando impunemente sus culturas,
sufriendo van los pueblos con la guerra
declaran preventivas sus posturas,
presumen su actuación muy natural
con balas y disparos muy certeros
destruyen siendo el mal colateral,
liquidan sin piedad pueblos enteros.

Valientes dicen todos sus perfiles,
parecen al llegar salvajes trombas,
rareza es proteger a los civiles
lanzando sus certeras frías bombas;
de miedo y de temor los pulsos laten,
en surcos de las bombas los entierran,
honrosos se resisten y combaten,
villanos invasores los destierran.

Se muere tu vecino y no te han dado,
no es suerte y menos sean negligentes,
tenían así el plan muy calculado,
es que esas bombas son inteligentes,
avanzan a imponer sus ambiciones
en forma desmedida los atacan
soldados que no saben las razones
al ver las causas justas se arrebatan.

Petróleo no interesa es inmundicia,
tampoco el agua y menos las riquezas,
odiamos la maldad y la injusticia,
vencemos la miseria y las pobrezas,
dejamos basta luz en pueblos tristes,
mensajes afectuosos y heredad,
quitamos el penar, feliz subsistes
en sana paz y en bella libertad.

Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
11comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 82

De silencio enmudecido

Su rostro de silencio enmudecido
sereno sin alguna turbia mancha
mostrando en su semblante estar urgido
el pecho por tenerla se me ensancha,
habiéndolo con tiempo yo sabido
habríale entregado cuerpo y alma
sintiendo los momentos que he perdido
procuro su regazo que me encalma.

Perdido en su oceánica mirada
de mares en lugar desconocido
oculto con mi barca en su ensenada
sus aguas y su espuma he conocido,
henchidas van las velas con el viento
la barca surca suave por sus mares
cercana por su aroma la presiento
habito con delirio sus soñares.

Semeja en albo mármol esculpida
un hada sobre cumbres encantadas
surgida de la hondura de una alfaida
rendido con fervor a su mirada,
en noches con las sombras alargadas
de lumbres encendidas por sus pasos
desando por las sendas alunadas
cargando en mis espaldas los ocasos.

No supe comprender no tuve el tino
lejanas se me fueron sus bondades
marcado tras sus huellas peregrino
anduve por sombrías soledades,
volvióse mi levante reluciente
aroman sus espacios las violetas
las rosas sin espinas al poniente
crecieron cual presagios de profetas.

El tiempo da consuelo con olvido
restaña las heridas y abandono
calmando el cruel rigor de lo sufrido
si vuelve con sus pasos la perdono,
ofrendo con mi canto al austro viento
perduren en lo cierto las verdades
sustento con mis versos y presiento
se fueron las cimeras soledades.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
12
5comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 78

Andar en soledad

Andar en soledad será el camino
si sufres la verdad del cruel engaño
jamás soportarás de nuevo el daño
andando solo en contra del destino.

Si fue su luz candil de erguida lumbre
en tiempos que florecen los abriles
ahora son negrísimos marfiles
y fue tan albo mármol en la cumbre.

Pretendo en dilatada lejanía
oculto gravitando con las sombras
ausente de tu voz cuando me nombras
negarme a tu traición y alevosía .

Si tanta falsedad y sin motivo
trayendo con su manto cruel negrura
vagando por la noche en su espesura
insomne de tus males soy cautivo.

Verás que en pronto tiempo habrás sentido
lo mismo que en maldad fácil prodigas
así recogerás tan solo migas
tan hondo irá clavado lo sufrido.

Lejanos entre brumas se oyen llantos
por engaños sufriendo despreciada
es tiempo... tu maldad te fue tornada
padece el infortunio y los quebrantos.

Con tiempo los sufrires son olvido
contemplo así lo inmenso y perdurable
tendida va mi mano abierta... afable
tus males tan lejanos ya se han ido.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
9
9comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 95

Incertidumbre

Intento en sueños con fervor me quieras
en pleniluna noche de caireles
derramarán en ti las nubes mieles
si darle calma a mi ansiedad quisieras.
Inquieta flama en tenue luz marchita
aviva pronto tu fulgor ardiente
y prende erguida en su vital simiente
la llama débil que a su amor dormita.

Callada noche de alargadas sombras
sedoso viento, marinero altano
rumor que trae con andar cercano
distantes ecos que en clamor me nombras.
Serán de espigas rubias los nidales
con luz de luna y aromadas flores
refugio donde guardo mis amores
con cantos de jilgueros y zorzales.

Viviendo de ilusiones casi muero
mi andar es de penar y desvarío
vagando peregrino en mar sombrío
hundido en el raizal del desespero.
La ausencia es soledad, amargo vino
es carga pesarosa, espesa niebla
es cruz que en las espaldas nunca rebla
es marca inevitable del destino.

Camino por la senda sin regreso
desando por el paso recorrido
presiento que sus huellas se han perdido
rendido de dolor quedé poseso.
Las sombras del olvido no hacen mella
parece que la siento en mi presencia
su voz esta perpetua en su renuencia
sus ecos se confunden cual querella.


Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
8
4comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 84

A mi compañera de caminos

Hay días que le dedicas poemas a quien no se los merece... ¿o sí?

Recorres muy poco a poco mi cuerpo
me besas desde el alba hasta el ocaso,
voy dejando mi vida entre tus dedos
te cuelas en mis cuevas y en mis antros.

Me acaricias pies, rodillas y versos
mueren mis letras besando tus labios,
en todos mis poros te vas metiendo,
poco a poco voy cayendo en tus manos.

Te siento con fuerza en mi alma y mis huesos,
tus sacudidas me van desnudando,
me acicalas de angustia y desconsuelo
se curvan espalda y mis pies descalzos.

Caen mis alas, se rompen mis sueños:
como cada día, empieza el calvario.

Àngels de la Torre Vidal ©
Poemas 2019
leer más   
19
23comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 102

Vendo

Vendo un verso y una estrofa completa,
pido un abrazo y cien besos por ellos,
regalo además el carnet de poeta,
si prometes usarlo con respeto.

Vendo una rima que quedó suelta,
se me quedó en la yema de los dedos,
sin poder escribirla en la libreta
donde fenecen deleite y deseo.

Vendo el beso que se quedó a las puertas,
de formar parte de todos mis sueños,
vendo mi lápiz, mi voz y mis letras…
ya no me hacen falta, si no te tengo.

Àngels de la Torre Vidal ©
25/03/2019
Poemas 2019
leer más   
6
2comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 76

Claro de luna

Allí donde comienza la hojarasca,
en la espesura de los altos pinos
hallamos un refugio
para darle al amor un boato íntimo.

Allá en los estertores del verano
hallamos el resquicio
que ocultaba el ardor de nuestros besos
en un claro de luna conocido.

Allí es donde tu cuerpo me entregaste,
atávico rubor de los sentidos,
el tierno tapiz terso y delicado,
tu virgo y su escondrijo.

Allí acaricié el bronce de tu piel,
tus pechos redonditos,
allí la exaltación se hizo deseo,
y el placer en el claro, fue infinito.
19
14comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 95

Huiré de las olas

Me persiguen las olas descosidas
con sus ojos vendados de pasiones
buscando entre tormentas y ciclones
mis pestañas con hebras afligidas

Y braman pregonando mis heridas
mientras se extinguen mis pobres pulmones
ocultos con miradas en rincones
tras las puertas de sus tristes guaridas

Huiré de las locuras de sus vientos
con la velocidad de las gacelas
vorágine de arranques virulentos

Y me camuflaré por callejuelas
por los suburbios de sus pavimentos
burlando a sus absurdos centinelas
leer más   
11
14comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 99

Con el corazón...

“Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando”
(Rabindranath Tagore)


Quizás será otra boca,
puede que más sensata,
la que en la noche turbia te susurre
al oído melódicas palabras.

Tal vez con otros labios
diré lo que pensaba
todas aquellas veces en que a solas,
al soñarte, mi aliento suspiraba.

Posiblemente entonces
la voz en mi garganta
como un lobo le gritará a la luna
los sones que al amor ayer cantaba.

Pero ten por seguro
que la hondura de mi alma
muda, como mi corazón yacente,
aunque muera, no quedará callada.
14
11comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 95

Perderme en las silentes soledades ( Endecasílabos )

Perderme en las silentes soledades
por este grave mal que cruel me acosa
parece oculta sombra que sinuosa
acecha y va dejando sus ruindades,
soporto con denuedo sus rigores
no son ligeros son pesada carga
saberlo fue fatal verdad amarga
tornaron de oscurana mis albores.

Sereno no he podido mantenerme
es tanta la desdicha que me asola
confuso la razón me descontrola
me cuesta en el deliquio sostenerme,
es cierto que pender de un frágil hilo
las fuerzas vueltas humo me abandonan
las falsas ilusiones no perdonan
semejan dagas de cortante filo.

Creyendo enceguecido sus palabras
envuelto por las sedas de su engaño
no supe presentir que tanto daño
causara el cruel penar de mis desabras,
confieso con verdad y con pureza
sentirme cual ilota esclavizado
rendido con certeza ilusionado
atado por su cálida terneza.

En sueño con visión de Tracio amante
ondulan los quereres entregados
dispersos se marcharon defraudados
perdidos en silencio delirante,
su rostro en noche calma y luz serena
asoma temblorosa los rubores
se ocultan la ternura y sus candores
altiva me confiesa que es ajena.



Malco
©Todos los Derechos reservados.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de la obra por cualquier medio.
Copyright © Todos los Derechos Reservados.
leer más   
10
10comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 106

Fue al segundo suspiro...

“Fue cuando comprobé que murallas se quiebran con suspiros y que hay puertas al mar que se abren con palabras”
Rafael Alberti


Fue al calor de un agosto,
cuando en la noche brillante, al sereno,
tu corazón dormido
tímido empezó a palpitar de nuevo.

Fue un suspiro profundo
el que quebró poderoso los hierros
que te ataban tenaces
al yugo del temor y del recelo.

Fue la dulce palabra,
que se hospedaba en mi labio sincero,
la que asaltó la fosa
con que habías protegido tu cuerpo.

Fue al refugio de sombras,
que guardaron cómplices el secreto,
cuando accedí a la torre
en la que ocultabas tus sentimientos.

Quedó de par en par
la pasión que te abrasaba por dentro,
y tu boca anhelante
rendida me consintió un primer beso.

Un segundo suspiro,
del amor que nos quemaba por dentro,
rasgó el cendal de tu alma
y se me abrieron las puertas del cielo.
23
13comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 114

Un fantasma

Es más difícil matar un fantasma que una realidad
Virginia Woolf


A la imagen borrosa de un espectro
disparé mi revolver de ocho balas,
y el plomo y la metralla
me temo se incrustaron en la nada.

Al nebuloso espíritu
del desamor y el odio, que vagaba
por los riscos del pensamiento atroz,
le incrusté enojado un puñal de plata.

Desesperado en busca de su muerte,
al corazón la estaca,
colérico clavé con agudeza
entre voces y gritos de las ánimas.

Y a la visión fugaz de un alma errante,
con el áspero filo de mi espada,
cediendo a la piedad,
le seccioné las venas con gran saña.

Ni enterrado se borra de mi mente,
ni esgrimiendo cada una de mis armas
fenece su presencia,
me persigue en mi vida su fantasma.
23
13comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 105

El libro

Si se quiere viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.
Emily Dickinson


Escalé hasta la cima de sus tapas,
aspiré la fragancia de sus hojas,
abriendo cada página
al tacto de mi mano temblorosa.

Dibujando en mis ojos sus palabras
me introduje en la esencia de su historia
llevando la bitácora
a mares que trazaron otras olas.

Yo era audaz navegante que bogaba
buscando la gran isla misteriosa,
el temible pirata
que cantaba sus gestas desde proa.

El galán caballero que intentaba,
como lo hizo en su tiempo casanova,
seducir a las damas
con sinfín de requiebros y lisonjas.

Era Ulises, héroe en la batalla,
candor del Principito con su rosa,
comedia, tal vez drama,
Hamlet, o los amantes de Verona.

Un crisol de leyendas y de fábulas
al meterme en la piel de mil personas,
un viaje sin mañana,
era un libro grabado en la memoria.
24
12comentarios 129 lecturas versoclasico karma: 109
« anterior12345