Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 40, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Soñando en un sueño

Sólo recuerdo que mi cabeza incliné por el sueño y cansancio que me vencían,
habían sido días muy difíciles .
Por la cercanía, mi cabeza se apoyó en sus pecho, su reacción inmediata fue con su mano sostener suavemente mi cabeza contra su pecho, para que no cayera fue lo último que recuerdo antes de entrar en un sueño profundo, supongo que la sostuvo siempre y así descanse por horas, sintiendo el amor que esa mano que con suavidad y firmeza me trasmitía .
Su rostro nunca lo ví , pero puedo asegurar que me amaba, infinitamente me amaba, lo sentí y desperté sintiéndome feliz, con nuevas fuerzas y renovada.

MMM
Malu Mora
15 de Agosto del 2016
leer más   
9
5comentarios 90 lecturas relato karma: 100

Para ti que has dicho adiós

Era la causa de aquella acción imperfecta
Que convierte en pretérito a la fuerza
Sin aceptar la verdad.

Un globo enorme
Con el matiz de color
El simbolismo para poder soltar
La paradoja del tiempo que no nos permite olvidar

Aversión a la ruin egolatría
Los destellos de gerberas entre cardos
Con la frialdad en el alma
Con la ilusión del siguiente día

Con la pasión que arrebata en la vida
La conversación con el adiós
Con el más dulce licor
El azar ignorado del impar
Admirando la corola de la flor

Atada a los recuerdos en memoria
De la mano el recorrido del antaño
Entre nieblas de parajes sin formar
Que se abren al cerrar circunferencias
Esporádico extravío una vez más

Se venera un aliciente
Con el tiempo que se queda con el adiós que se va
Cuando la incertidumbre provoca
La creación más aberrante que despoja
Como un César en el ruedo con el temible pulgar

Retornan los giros de la fortuna
Detrás del alma desnuda
Sin el temor que aniquila cualquier par
El reflejo en el espejo del inhóspito lugar

Al recordar las nostalgias
Con la inminente partida
En el halago a la espina
Sin distingo en la experiencia
Sin desconfianza furtiva

Para ti que has dicho adiós
Uno a uno despilando los ladrillos de cualquier muro
Aunque a la mañana siguiente
Con las rocas de escolleras se volviese a levantar
Al exhalar los delirios sin vislumbrar el final

Vuelvo a mirar el espejo
Majestuoso heliotropismo de la flor
Que gira para mirar el sol
Radiante hasta ser marchita
En su máximo esplendor

La simbiosis perfecta
De reflexión y conciencia
En el abrir de la mano
Se han acortado distancias
Sin implorar adelantos
Para ti, para ti que has dicho adiós…



Por: Wily Hache®
8 de julio de 2019
14:00 p.m.
México
35
11comentarios 198 lecturas prosapoetica karma: 95

No teme mi corazón, no teme

Mi corazón no teme
está puesto en Dios
él disipa mi temor
y expulsa mis inseguridades

Me fortalece en las tempestades
me da total seguridad
en la profunda oscuridad
y en medio de mis aflicciones

No teme mi corazón
porque él es mi refugio
y que no tema dijo
yo sé que lo cumplirá

No teme mi corazón
Dios es fiel a su palabra
en él mantengo
toda mi confianza

No teme mi corazón
porque en él está confiado
cuando él me busca a mi
me siento segura y a salvo

No teme mi corazón
él lo tiene resguardado.

MMM
Malu Mora
leer más   
18
12comentarios 142 lecturas versolibre karma: 110

Las señales...

Aquel columpio en el parque, el árbol, la banca, un río, la casa de patio grande. Se han desvanecido ante la zozobra y la incredulidad. Porque siempre fui el primero en el postremo lugar, con escenarios entre oasis y remolinos de verdad.

Las esferas de cristal me retroceden en el tiempo una y dos mil veces más. Al ahogarme en el silencio, en cada grito, he cuestionado la señal. Retejiendo la enramada con enredaderas ufanas de veranos infinitos, de contiendas entre restas que disputan por el ser más. De seres en primera fila que denostan cada paso sin haber dado la mano, donde la hipocresía ha fungido como el actor principal.

El delirio perfecto del planeta donde habito, los estigmas en las alas que nos impiden volar. Ingrediente de la receta incompleta para sanar cada herida; la caricia de la flor, del dolor que da la espina. El detalle del nunca jamás al buscar mi alma perdida. Y sin embargo, en el amor, la amistad se mimetiza al sujetar la marioneta. Ha perecido el matiz de los hilos, deshilachando costuras que sujetaban las grietas.

La percepción es distinta en el uno contra los demás. Quién contra qué manipula cada segundo en tu vida, con la señal de sonrisas de comisuras en diferentes posturas y continúa con su marcha, dejando impregnado de alientos los alisios para cuando nos alcance el tiempo.

Con la hostilidad que corrompe y aniquila segundo a segundo, pero que puedo evitar. Hago una pausa certera de corrección sin borrar, sin lamentos que marchiten, desterrando las argucias, con el basta, sin envidias. Sin la ironía que te abraza al incluir en la mente los deseos por superar.

Emprenderé el nuevo vuelo pulverizando cada nudo que en mi coraza enraizó. Hoy, alejare a las quimeras sin remover las cenizas, atento a la débil señal del faro sepultado en la escollera, pues seré en ocasiones navío y en otras, en el extravío, un náufrago sediento frente al mar que se aferra a mantenerse erguido.



Por: Wily Hache®
25 de mayo de 2019
17:00 p.m.
México
24
2comentarios 136 lecturas prosapoetica karma: 77

Sostener mi muro

Manos que se unen ante mi desequilibrio
me cuentan que no estoy sola.
Sostienen mi muro,
lo hacen único y diverso,
con las contradicciones volubles del existir
entre sobresaltos y calmosa quietud.

Esta pared encalada de miedos y éxitos
parece brillar, intensamente,
como si fuese diferente,
como si estuviese hecha del material
que impregnan los sueños.

¿Y si estos brazos se apartan
y mi muro amenaza derrumbe?
Otros reconstruirán mi cobijo
con fuerzas invisibles, empujadas por el viento,
cimentando recuerdos y esperanza.
Será esa la llamada de la emoción,
al verme salvada, de nuevo.

Y si tu muro se siente frágil,
yo lo sostendré,
igual que tú has hecho con el mío.
Unidos por el vínculo
que se sobrepondrá al abismo de vivir.
leer más   
4
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 69

La belleza inquebrantable

8 de mayo
"Dice ella que es bonito descubrir la fortaleza..."

Como hay más fuerza en su alma ,
que en la duda de la carta que le gira la cara...

Dice...
Qué es maravilloso sentir como amanece cada mañana sobre sus yemas;
Cómo se despeina
la ortografía del día,
y es capaz de encontrar la luz en la hoja,
y el acento en la vida.

Cómo la mirada se desprende de las lineas,
para hacerse trayecto;

Cómo el miedo se voltea,
y se olvida, de su pelo...

Cómo se acicala la belleza desde adentro,
y destila la metáfora
en el latido
que acaricia el verso...

Cómo se entrelazan pasajeros,
pinceles y tinteros...

Cómo se llena el horizonte
de trazos en oblicuos cenicientos,

Cómo el día se postula
en el palpitar de azahares...

para ella
Inolvidables.

Audio vía ;
youtu.be/Z_nG10GLXzY

@rebktd
leer más   
20
19comentarios 114 lecturas versolibre karma: 94

"Espada y rosa" Plumas: @Yaneth_Hernández y @EnidIsáis

Al vuelo de la pluma mis emociones
se enlazan bajo una lluvia de estrofas,
emancipan los sufrimientos que afloran
cuando mi mano temblorosa se expresa.

La poesía es mi Dante con su infierno,
emerge del grito de la muerte noche,
las lágrimas de la alegría cuando el verso
encaja en la costilla del alma.

La poesía se balancea en las páginas
ofuscadas de mi soledad, atraviesa
desnuda mi tranquilidad, alborota
mis enigmas y me contempla en su brillar.

Tal vez alguna madrugada me haga tinta
por siempre y en vértices de locuras
esa sangre negra, abra grietas en potentes
expresiones que inmortalicen mis dolores.

Tal vez en mis entrañas brotará una luz
de hermosura y plata cuando la poesía
se haya transmutado con mi espíritu
en las horas más desesperadas.

Ya no seré una alma errante
que solo posee huesos, carne y sangre,
pues me olvido de todo el mundo
y hasta me olvido de mi propio odio.


Afilaré mi espada forjada en verdad
y rosas
¡Triunfará mi amor a todo lo que alumbra el sol naciente!
¡Y todos los pueblos recordarán mis cantos mañaneros!
Espada y rosa soy, abriendo camino con mis versos.

Yaneth Hernández
Venezuela.

Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos.
leer más   
22
48comentarios 203 lecturas versolibre karma: 83

El trasegar del alma

Incrustado en las paredes, se transporta en los aromas, vuelve en una y las mil formas el tormento del insomnio que gobierna en las ausencias.

En el intento fallido de trasegar el alma obtengo la misma respuesta en cada noche que culmina, en cada sueño que se va, manifiesto de todo aquello que no podemos olvidar con el avanzar del tiempo.

Cómo separar la vida que se adhiere hasta los huesos, cómo curar sin herir cuando sabes que a pesar de lo efímero del tiempo logran trascender las letras sin saber en qué momento y aun así se le entintan en papel.

Que ironía de nuestra vida, te repites las nostalgias para recordar el vivir y las tienes que resentir para comprender las partidas que como enciclopedias de vida las apilas una a una como experiencia adquirida.

Son vestigios, solo eso, un baúl que se ha guardado con el debido cuidado que solo al pasar de los años te dará como respuesta el para qué que tanto nos ha atormentado.

Se han mantenido los restos que conservan las esencias de aquellos lapsos de vida que al ocultar bajo mis ojos se reviven uno a uno cuando fingimos dormir.

Sí, así se engaña a la memoria que delira en soledad, venciendo a la monotonía del diario cansancio, sin pensar en lo profundo del sueño, sin despertar por siempre de aquel eterno soñar.


Por: WilyHache®
03 de febrero de 2019
11:55 a.m.
México

elpisonumero8.blogspot.com/2019/02/el-trasegar-del-alma.html

40
6comentarios 176 lecturas prosapoetica karma: 109

Corazón de perro

La última vez que estuve deprimido
me agazapé en un rincón de la casa
durante veinte lunas sin mordaza,
y dormí cuanto pude; confundido.

Comía poquito, estaba perdido,
y bebía agua de una sucia taza,
mientras pensaba: “El ser feliz fracasa
cuando de su imperfección es sentido”.

Una que otra mosca quiso animarme,
pero era sólo yo, solo, el problema,
la herida que se niega a sí sanarme.

El miedo es normal en nuestro sistema,
debes reinterpretarlo y levantarme,
dije. Más que luz irradia un poema.

De Caminantes, 2017
leer más   
6
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 72

Mujer que rema

¿A dónde llevaran los ríos tu piel seca?
Mujer que rema.
¿De qué vientos sacaras el impulso
Para seguir y navegar en aguas turbulentas?
¿A qué sabrán tus latidos
Si no es a mar entre tormentas?
Y ¿cuánto más doleran tus manos
Entre remos que calan tu sonrisa y fortaleza?
15
9comentarios 108 lecturas versolibre karma: 76

Mi fortaleza

Mi fortaleza,
endebles muros
si en tus ojos
no se reflejan los míos.
leer más   
15
2comentarios 97 lecturas versolibre karma: 75

Esclava

Pesan tus pestañas cubiertas
por escarcha de lágrimas heladas.
Mujer esclava, usada y mancillada.
Mujer que sufres la ignominia
de una sociedad que calla...
y acepta... y consiente...

Trafican con tu cuerpo
arrancando dignidad y esperanza.
Y se te hielan las lágrimas entre surcos
de maquillaje rancio y cuarteado.

Herida en tu fortaleza y sometida,
un pozo negro e infame quiere anularte.
Y el cuerpo se quiebra y el Alma agoniza...
pero tú te levantas y gritas;
aúllas dolorida reclamando justicia.

Ave Fénix que renaces
desde la inmensidad del sufrimiento,
delatando en tus ojos
la hipocresía de quien calla...
y acepta... y consiente...
sin transparencia ni sonrojo.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/03/04/escribe-tu-relato-de-marzo-i-el-hilo-de-a
20
14comentarios 653 lecturas versolibre karma: 93

El amor infinito con perfume de mujer

Un amor que sin conocerte ya te amaba
que se enamoró mucho más de ti
desde la primera vez que te vió.

Un amor leal, fiel en la pobreza,
en tus fracasos en la enfermedad,
en la alegría en tus tristezas
y su amor va más allá de limite del mundo.

Un amor que no conquistaste con halagos,
ni cenas , no necesita de regalos
ni flores ni siquiera palabras salameras,
ni perfumes caros
porque ya lleva tu olor impregnado
en su corazón en su piel en todo su ser.

Un amor que no necesita que te esfuerces
con detalles o con distinción, porqué
ya te amaba tal cual eres.

Un amor guerrero,sin límites, sin condiciones,
sin egoísmos ,sin miedos, valiente,
porque te amará más allá de su propia muerte
y siempre estará a tu lado
sin compromisos ,sin fecha de vencimiento o caducidad .

Quieres un ejemplo de verdadero amor e incondicional ?
Pues mira allí está, sin esperar nada, sólo tus brazos y tu amor , y tú siempre en su corazón...
Tu mamá.

MMM
Malu Mora

A ti Guille (Mujer Guerrera, Mujer incansable, Mujer admirable e incondicional
Mujer hecha fortaleza de amor por los que amas, a ti Guillermina, mi amor infinito siempre hasta la eternidad)
leer más   
17
13comentarios 147 lecturas versolibre karma: 92

ᏞᎪ úᏞᎢᏆᎷᎪ ᏟᎪᎡᎢᎪ

A ti, sí, a ti te hablo, ladrón nocturno de la paz. Neblina oscura que te desplazas bajo las puertas en noches quietas y sigiloso te aproximas para encarnarte en algún esposo, padre, hermano o hijo, como te da la gana y se hacen como tú:
salvajes, ciegos, brutales. A ti que rompes sueños que no te pertenecen; que llegaste a mi vida, a otras, sin que yo te llamase, ni ellas, burlando la ingenuidad de la confianza que te profesé. Que tras la calidez de tu palabra ocultaste al ser horrendo y maquiavélico que llevabas dentro. Tu falsa ternura me envolvió y al cerrar los ojos a la realidad que existía, me sumergí en un pantano del que respiré y me olvidé de mí.

A ti te hablo, noche de dolor interminable, minutos de espanto prolongados en el alma como horas, en las que con una frase, clavabas la daga más profunda de la humillación con la que desangrabas hasta la fe más grande. A ti te hablo, verdadero amante de la mentira envuelta en las flores de tus culpas y perjurio de la bondad depositada en alguien que como tú, nunca la valió.

A ti, te escribo ahora y te digo, que no habrá más sobresaltos que rompan por tus gritos los silencios de la fragilidad. Que las navajas que afilaste para despedazar la imagen que tenía de mí, las he fundido con el fuego de mi fortaleza.
Los golpes que asestaste contra mi rostro, son las cicatrices con las que te combato en el día
a día. Todos los momentos que a tu lado se transformaron en lágrimas, los enjugué para llenar la mar que me llevó lejos de tu alcance. La crueldad de tu trato se convirtió en mi ejemplo para no igualarte en lo absoluto. En tu triste complejo de superioridad te volviste el más pequeño y quisiste arrastrarme.

Yo te abrí las puertas en la ignorancia de tus intenciones, y al descubrirlas te dejé seguir y me dejé capturar en las paredes de la peor prisión que pueda sufrir un ser humano, las de su autodestrucción. Te reías de mi entereza y
jurabas que me hundiría en ella, si no sola, tú te encargarías con tus manos de romper las columnas que aún me sostenían de pie. Todos esos años en que te permití sentarte a mi mesa y sin merecerlo te regalé una sonrisa de perdón, tras tu cínico acto de arrepentimiento; en los que no opuse resistencia a que cortaras uno
a uno los jirones de voluntad que pobremente me vestían; esos encuentros con la muerte en los que mi espíritu pisoteado clamaba por su vida; esas angustias sordas y mudas que te justificaban de mi boca y te permitían seguir asesinando mis incipientes esperanzas; esos breves instantes de amargura con los que me
alimentabas y de los que recogía las migajas y las repartía entre los míos; todo ese cáliz de hiel que me bebía en la cobardía de tus pasos….

Todas esas sombras, todas mis peores pesadillas, hoy, se detuvieron… y me dieron una bofetada ¡¡Y DESPERTÉ PARA DECIRTE, BASTA!!

Sí, tal vez sigas en tu incredulidad; sigas riendo de mi cara y de mi amor propio, completamente desfigurado por el azote de ese ‘alter ego’ machista que fue tu cómplice, después de tu última lección a la que llamabas “hacerte respetar” y eso te has ganado preciso.
Te respeto tanto, que nunca jamás has de volver a pisar mi casa, mi suelo y mi cielo que sin ti, serán por fin, un hogar; no entrarás en ella de nuevo, ni en la familia a la que no perteneciste, ni puedes siquiera llamarla de tal modo. No es digno de hacerlo quien destruye la dignidad.

No podrás penetrar en mi mente e intentar como lo hiciste siempre, hacerme sentir culpable por tus heridas que pretendiste hacer mías, por tu dolor del que no hablabas pero con el que me castigabas; un pesar que en lugar de hacerte partícipe de mi apoyo, te convirtió en mi verdugo. Ya no tienes derecho a tocarme un sólo átomo, si cuando lo tuviste lo usaste para revertir aquel falso amor que mil ocasiones me juraste. Perdiste tu valor e intentaste quebrantar el mío, alegando un celo usado de disfraz para tu infinita maldad. Sé que no te importa. Dices que nadie me querrá como tú lo hacías y en eso, no te he de contrariar.
No creo que exista sobre la tierra ningún ser humano capaz de amarme de tan ruin manera como tú lo hiciste conmigo porque ESO NO ES AMOR y si volvieses a tocar a mi puerta, sabré reconocerte, porque te desenmascaré, falso esposo, padre, hijo. No me esconderé más en la vergüenza que fue la única provisión venida de ti.

YA NO CALLARÉ. NO TENÍA VOZ Y LA RECOBRÉ BUSCANDO JUSTICIA POR TU CRIMEN… va por ellas que te dejaron entrar como lo hice yo y cerraste sus bocas…
NO VALES UNA SOLA DE ESAS VIDAS.
Te compadeceré de ahora en adelante en cada ser a quien tus garras quieran atacar descubriéndoles tu verdadero yo; dejarán de creer que merecen mirarse en un espejo roto en el que te escondes por sus grietas para confundir sus emociones. Es a través de reconocer su valía que serás neutralizado, si todos lo quieren, para siempre.

HOY, SOY YO OTRA VEZ. RECUPERÉ MI VALOR Y LAS HORAS PERDIDAS PORQUE ENCONTRÉ EL MEJOR AMOR. EL QUE NECESITO; EL QUE ESTUVO SIEMPRE PERO NO PERCIBÍA, EL QUE TENGO POR MÍ MISMA…

Escribiré esto en tu epitafio, para que en el cementerio del olvido donde deposito tus restos, nadie abra las puertas a las cenizas que de ti se quieran esparcir, para que otros ojos lean lo que eras, lo que puedes ser, pero si recuerdan tus señas particulares, no podrás serlo más.
No te odio, no puedo… sería descender a tu nivel y alimentarte, pero si puedo despreciar tu raíz.

NO QUIERO NINGÚN VÍNCULO CONTIGO; NO DESEO VERTE DE NUEVO EN MI ESPACIO; NO PRETENDO DEJAR UN CABO SUELTO QUE TE ANCLE AQUÍ MÁS; POR ESO, TE DEDICO LAS ÚLTIMAS LETRAS DE MI MEMORIA y escribo con firmeza las tuyas.

TE DIGO A TI, SÍ, A TI: ¡VIOLENCIA!
TE DIGO DE TODO CORAZÓN:
¡HASTA NUNCA!

La PAZ y la SONRISA más franca, han vuelto a mí y llegaron para quedarse.

La FUERZA y la VALENTÍA serán mis fieles compañeras, y me entregaré a la lucha por alzar los brazos en señal de victoria, y a erradicar la tiranía de muchas voluntades frías para transformarlas en la calidez de nuevas vidas.


P.D. No es necesaria la rúbrica de mi nombre. Para ti nunca lo tuve, pero FIRMO CON LOS MILLONES DE NOMBRES QUE DESDE AHORA, SON EL MÍO TAMBIÉN.


Aun creyendo ser nadie,
creyendo vivir en medio de la nada,
se puede ser feliz
con tan solo
extender las alas …
… quizás para alguien mas
no sea invisible tu vuelo.’.
.



Yamel Murillo




LA ÚLTIMA CARTA©
El Dilema de Vanessa©
Todos los derechos reservados.
D.R. 2010


Mi pequeño homenaje al ser más noble y dedicado sobre este universo, escrito con llanto de sangre y clamor de esperanza.

¡Viva permaneces MUJER!

leer más   
14
13comentarios 264 lecturas Ensayo karma: 97

Subía la colina por las tardes

Subía la colina por las tardes
le gustaba sentir como el viento la envolvía
se recostaba sobre el verde césped
con la cara hacía las alturas

Miraba los árboles embelesada
tocaban el azul del cielo con sus ramas,
como ella, buscando su paz, calma y sosiego
pero cuando el fuerte viento ruge

Grita a lo inmenso sus peligros y sus miedos
el viento nunca fue estable, más ella eso lo sabía

Subía la colina por las tardes
para sentir el viento nuevo
su fuerza o suavidad
sus susurros o crujidos

Unas veces a penas la rozaba
otras con furia la tambaleaba,
pero fuerte de pie se sostenía.

Nunca supe si ella al viento llamaba
o el mismo viento era quién la amaba
porque siempre salía a su encuentro.

MMM
Malu Mora
leer más   
19
11comentarios 120 lecturas versolibre karma: 121

El peso de la Justicia

Se puso la toga y caminó sobre sus tacones de un lado a otro del despacho. Ya no creía en la justicia, tampoco en su propia inocencia.
La abogada se desangraba y, con gesto suplicante, la miraba desde el suelo. Ella, respondía altiva desde una impostada fortaleza. Dos mujeres, una a punto de morir y la otra esperando que ocurriera cuanto antes.
No dio tiempo, la puerta se abrió a su espalda.
- Señoría, es la hora.
Sin darse la vuelta y con un gesto de su mano se dio por enterada. Respiró profundamente y, recogiendo sus propios despojos, se encaminó hacia la sala de juicios.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/09/09/escribe-tu-relato-de-septiembre-ii-susana
14
19comentarios 147 lecturas relato karma: 124

Mujer

Porque siempre ves
más allá de la mirada
donde empieza y sabes
que nunca se acaba
que la vida va de paso
y nos lleva de la mano
riendo, llorando
soñando, siempre soñando
con el corazón de la mano…

Porque eres mujer
y porque no hay pecado
que no te quiera cometer
para le des a la tierra
el fruto de tu ser…

Y quien dice
que eres débil
es porque no sabe
que significa
en este mundo
ser niña, adolescente
haciéndose mujer
mujer pariendo la vida
la vida cambiando la mirada
el enfoque, la urgencia, el amor…

Frágil si, a veces, quizás su cuerpo
pero su fortaleza va por dentro
y nadie puede con ella…

Y yo, yo soy mujer
orgullosa de cada paso
y camino que en la vida
equivocada a veces
me he escapado
cerrando los ojos
para siempre volver
a la realidad de hoy
donde me quiera llevar…

soundcloud.com/lola-bracco/porque-eres-mujer (Lola)

.
26
11comentarios 248 lecturas versolibre karma: 114

Vamos a darnos

Crucé los charcos en la lluvia
Descalzo sin mojar, sin ti
Al alejarse los pasos
Los de a pie sin caminar
Han quedado en el pasado

Empatías que se transmiten
En las horas de ilusión
de los recuerdos
Sin lograr abrir los ojos
en los días que te amanece
al despertar con el siempre, reapareces

Como espectro incontrolable
Que arremete, que se aferra
Que en cada rastro se mantiene
son uno con una historia en las mil
del transitar, del porvenir

Quien vive en el camino lo sabe
Se atesora en los colores
En el viento las esencias
Te embiste el silencio, no existes
Las huellas insisten detente
Habita la fortaleza
el miedo no existe en mí

Los te amo que sin guía
de la mano hasta el final
Se consumen en verdad, en realidades
Te pido un más de las señales

Sin menos del más he llegado a ti
Destrozando las pausas del silencio
como restas entre el orgullo
Oprimidos sin el sentir del dolor
Deja caer más en mí

Un aliento es cada piedra
Del escalar, del resurgir
Provoca a los años, la lucha
transforma quimeras
Vamos a darnos más todo
levantando el polvo
sin pisar la tierra

Alimento de la hoguera sin quemar
Sin nada te tengo a ti
Contigo le hacemos volar
Vamos, somos más que las palabras
La eterna sinfonía que alimenta
tierra fértil se prepara
para volver a sembrar

Crucé los charcos en la lluvia
Descalzo sin mojar, sin ti
Porque solo así se aprende a vivir
Vamos a darnos más todo
Hoy, quiero más de ti…


Por: WilyHache ®

7 de Diciembre de 2018
17:15pm.
NLD, México
46
4comentarios 150 lecturas prosapoetica karma: 114

El final del arcoíris

Al cruzar en la avenida, una extraña sensación es percibida
en el cercano horizonte las figuras se abalanzan

Los cúmulos entintan el cielo
Anuncian el preludio del caudal que llena el cauce
Memorable resoplar que agita el viento
Entre pétalos y arbustos un mensaje

El matiz de la piel que se sonroja
disminuye la intención entre dos cuerpos

Ha emprendido el petricor eterno viaje
la humedad entre raíces lo delata
con caricias que deleitan el olfato
el brebaje de fragancias se arrebata

Una escena con espejos de miradas que se atraen
Es el júbilo de sombras que se unen sin tocarse

Se resguardan entre hojuelas los acordes
De melodías de gota en gota, sintonía de los estruendos
La remembranza de nublados que no brillan
El asalto a los soleados acaecidos del verano
Un majestuoso escenario de invitados
Que se desprenden de las nubes sin remedio

Cuando invaden las decenas por millares
al toparse en el resguardo distorsionan los sonidos
Se traduce en vendavales de agua clara
Que al cruzar por la cortina esplendorosa que abre el cielo
nace un arco con efímeros destellos…

Te he tomado de la mano en su presencia
Siento el tibio proceder de tu inocencia

Majestuoso colorido de carismas que desatan los suspiros
Un infinito del beso sin aviso, rompecabezas que se une
en el intervalo del largo trecho, encogen los hombros se estrechan los brazos
inundados de fantasías por el tesoro que te lleva al paraíso

Se han omitido palabras, sin repliegue ante la lluvia
rayos de luz sobreviven junto a ella
dos siluetas de la mano han quedado
el final del arcoíris ha llegado…



Por: WilyHache ®

10 de Diciembre de 2018
22:21 pm
NLD, México
leer más   
60
2comentarios 197 lecturas prosapoetica karma: 81
« anterior12