Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 27, tiempo total: 0.003 segundos rss2

El trasegar del alma

Incrustado en las paredes, se transporta en los aromas, vuelve en una y las mil formas el tormento del insomnio que gobierna en las ausencias.

En el intento fallido de trasegar el alma obtengo la misma respuesta en cada noche que culmina, en cada sueño que se va, manifiesto de todo aquello que no podemos olvidar con el avanzar del tiempo.

Cómo separar la vida que se adhiere hasta los huesos, cómo curar sin herir cuando sabes que a pesar de lo efímero del tiempo logran trascender las letras sin saber en qué momento y aun así se le entintan en papel.

Que ironía de nuestra vida, te repites las nostalgias para recordar el vivir y las tienes que resentir para comprender las partidas que como enciclopedias de vida las apilas una a una como experiencia adquirida.

Son vestigios, solo eso, un baúl que se ha guardado con el debido cuidado que solo al pasar de los años te dará como respuesta el para qué que tanto nos ha atormentado.

Se han mantenido los restos que conservan las esencias de aquellos lapsos de vida que al ocultar bajo mis ojos se reviven uno a uno cuando fingimos dormir.

Sí, así se engaña a la memoria que delira en soledad, venciendo a la monotonía del diario cansancio, sin pensar en lo profundo del sueño, sin despertar por siempre de aquel eterno soñar.


Por: WilyHache®
03 de febrero de 2019
11:55 a.m.
México

36
6comentarios 122 lecturas prosapoetica karma: 109

Corazón de perro

La última vez que estuve deprimido
me agazapé en un rincón de la casa
durante veinte lunas sin mordaza,
y dormí cuanto pude; confundido.

Comía poquito, estaba perdido,
y bebía agua de una sucia taza,
mientras pensaba: “El ser feliz fracasa
cuando de su imperfección es sentido”.

Una que otra mosca quiso animarme,
pero era sólo yo, solo, el problema,
la herida que se niega a sí sanarme.

El miedo es normal en nuestro sistema,
debes reinterpretarlo y levantarme,
dije. Más que luz irradia un poema.

De Caminantes, 2017
leer más   
6
sin comentarios 19 lecturas versoclasico karma: 72

El final del arcoíris

Al cruzar en la avenida, una extraña sensación es percibida
en el cercano horizonte las figuras se abalanzan

Los cúmulos entintan el cielo
Anuncian el preludio del caudal que llena el cauce
Memorable resoplar que agita el viento
Entre pétalos y arbustos un mensaje

El matiz de la piel que se sonroja
disminuye la intención entre dos cuerpos

Ha emprendido el petricor eterno viaje
la humedad entre raíces lo delata
con caricias que deleitan el olfato
el brebaje de fragancias se arrebata

Una escena con espejos de miradas que se atraen
Es el júbilo de sombras que se unen sin tocarse

Se resguardan entre hojuelas los acordes
De melodías de gota en gota, sintonía de los estruendos
La remembranza de nublados que no brillan
El asalto a los soleados acaecidos del verano
Un majestuoso escenario de invitados
Que se desprenden de las nubes sin remedio

Cuando invaden las decenas por millares
al toparse en el resguardo distorsionan los sonidos
Se traduce en vendavales de agua clara
Que al cruzar por la cortina esplendorosa que abre el cielo
nace un arco con efímeros destellos…

Te he tomado de la mano en su presencia
Siento el tibio proceder de tu inocencia

Majestuoso colorido de carismas que desatan los suspiros
Un infinito del beso sin aviso, rompecabezas que se une
en el intervalo del largo trecho, encogen los hombros se estrechan los brazos
inundados de fantasías por el tesoro que te lleva al paraíso

Se han omitido palabras, sin repliegue ante la lluvia
rayos de luz sobreviven junto a ella
dos siluetas de la mano han quedado
el final del arcoíris ha llegado…



Por: WilyHache ®

10 de Diciembre de 2018
22:21 pm
NLD, México
leer más   
60
2comentarios 173 lecturas prosapoetica karma: 81

Siempre estás

Tu fantasma se me enquista;
me quebró la fortaleza
y dejándome llevar,
pasé a ser voluntariado
de tus días y tus noches...
de tus luces y tus sombras.

Ha pasado tanto tiempo,
hemos muerto tantas veces,
que si sólo son recuerdos
se me han de quedar pegados
por necesidad y empeño.
Y es que quiero sin querer,
aquello que eterno duele.

Si no duele; …muero igual.
Que vivir sin tu memoria
es abjurar de mis sueños;
pintar de virginal blanco
el trecho de mi existencia.

Reprimida la intención
para concebirte mío,
siento que vuelvo a morir,
por mil diferentes muertes.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/01/13/escribe-tu-relato-de-enero-iii-monica-rod
27
23comentarios 131 lecturas versoclasico karma: 85

Los niveles de la vida

…en mis recuerdos, aquel compañero de viaje que ha cruzado el infinito. Soy un poco de todo en esta vida, en el mundo paralelo; escritor, poeta. Una buena conversación con la inteligencia que camina. Más que un farol que alumbra el camino, que un faro que te guía bajo neblina. Soy yo. El libre pensamiento que se ha plasmado en papel y que ha dejado nostalgias y alegrías. Gracias vida por este nuevo nivel…


Por: WilyHache ®
10 de enero de 2019
11:00 a.m.
NLD, México





34
sin comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 110

desafiando a la vida, "fénix nueve".

Se han roto mis esquemas y ahora solo queda una pizarra vacía donde no sé muy bien qué escribir, y creo que eso lo resume todo.

Actúo y pienso y siento teniendo como banda sonora este desgarrador silencio que desde fuera parece que ahoga pero a mí me da el oxígeno para sobrevivir a este amargo ahora. Y es que ya no necesito tapar huecos para sentirme cómoda, porque intentar decir algo en voz alta cuando no es realmente necesario provoca un eco en este alma rota que ahora tengo que me recuerda que mi mente no funciona si no es en silencio porque demasiado ruido tiene ya ahí dentro.

Hablar ahora de lo que tengo dentro me causa un terror impresionante, y es que ya no se me da bien expresar lo que pienso o siento porque ni yo sé muy bien ordenar todo este caos interno. ¿Puede, por favor, la tormenta ofrecerme un poco de tregua?
No me quejo del frío, apenas me tiemblan las manos cuando finjo estar sosteniéndome el pecho como si pudiera dolerme algo más de lo que ha dolido esto.
No me quejo de estar calándome los huesos, como si le quedaran fuerzas o ganas a mis piernas de sostener todo este peso.
Y desde luego, tampoco me quejo del estruendo de los truenos que provocarían escalofríos a los sordos, cuando mi mente no ha cesado en su afán de volverme loca con su vaivén de pensamientos chocando contra mi conciencia y llenándome de culpa y remordimientos y ganas de retroceder en el tiempo.

Y aunque no me quejo de esta lluviosa escena en la que me encuentro sin paraguas ni hogar a donde ir corriendo a refugiarme, muchas veces logro escuchar el sonido de los árboles bailando con el viento y la sensación de paz que tiene un fénix de felicidad hambriento.
Y no puedo evitar, al saber que un atardecer destructivo precede a la calma esperada, advertir que cada vez soy más fuerte y tengo mas garra, y cuando un desconocido se atreve a mirarme de frente cuando me ha llamado débil a las espaldas y yo levanto la cabeza por tanto tiempo agachada consumida en la desesperanza, le dedico una sonrisa que le obliga a él y a cualquiera a reconocer que no me he rendido, que desafiando a la vida sigo.
6
2comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 68

JAQUE MATE, "fénix trece".

Ha sido el año en el que he temido a los espejos. Y a quedarme sola. Y al ruido.

Antes buscaba reflejarme, adoraba la no compañía, y odiaba el silencio.

Ha sido el año en el que he descolgado la ilusión de las paredes, y no me ha dado miedo tragar humo y perderme una y otra vez en el desierto de los vacíos.

Antes detestaba la adulta elegancia porque no concordaba con la inocencia que me caracterizaba, me alejaba de ambientes contaminados y prefería ahogarme en lágrimas a buscar oasis donde solo había callejones de arena sin salida.

Ha sido el año donde no me ha despertado nada cualquier cosa, he sido selectiva y exigente al máximo y no he conectado con nada ni nadie lo suficiente.

Antes la iridiscencia interior comenzaba con cualquier chispa, no escogía nada -me conformaba-, y era la persona que mantenía a flote cualquier barco lleno de gente aunque no tuvieran nada en común.

Ha sido un año donde perdí a alguien, para con los meses perderme a mí misma también. Una doble pérdida que no pude ni quise evitar. Me dejé llevar por el luto y me llené el alma de barro porque solo así podía superar el trágico aprendizaje forzoso que me golpeó el pasado enero. Y el pasado verano.
Dos estaciones de donde no quise despegar/escapar y donde aguanté las tormentas aunque éstas me calaran los huesos. Porque solo así éstos podrían volver a formarse, rehacerse más fuertes.
Y lo han hecho.

Fénix no es solo una etapa. Es una declaración de intenciones que le escupe a la vida y, con una sonrisa, le restriega, desafiante: no has podido conmigo.

Este miedo, silencio. Esta elegancia, exigencia. Este luto y este reencuentro resiliente. Todo, querida, solo ha servido para acercarme aún más a mi verdadero yo, ganando esta batalla. Jaque mate.
11
6comentarios 64 lecturas relato karma: 94

Fantasma

Se ha emprendido el nuevo viaje al decir que no partía. Con destino rumbo al sitio donde las ánimas transforman la ilusión en pesadilla, donde el soñar es indispensable para poder continuar. Fantasma, soy un ente transparente que sin tocar el suelo puede volar entre el viento. Que al flotar perversamente se hunden las huellas en cada paso sin tener que caminar, que distrae a la inocencia en deterioro que se esfuma en cada año que se va.

Desapercibida es mi existencia en las tinieblas de nuestro andar, aún queda un poco de brillo en mis ojos, el rastro del ser humano que habitó algunos años atrás. En el consumo de mi alma, menos gramos sobreviven, agoniza la inocencia. Soy fantasma en este mundo incinerado que ante nada se detiene.

Sin ver el universo he gritado tantas veces los te quiero, otras tantas que te amo cuando el cielo esta estrellado. Al romperse la ilusión he murmurado los detentes en los hoy cuando claudicas, en el imperfecto pasado comulgado con el odio y la incertidumbre he sorteado.

He suplicado por la verdad concedida, el perdón de la feroz mitomanía que se adhiere a los cuerpos como plaga que corroe. En mi deseo de sanar la cicatriz he abierto más las heridas. Los gritos descomunales por retornar al pasado hacen eco entre el sigilo registrando en la memoria los vestigios de mis viajes. Los viajes que he abandonado en cada no puedo, en cada no tengo, en cada no necesito de ti. Mi ego me ha traicionado, roto, quebrado sin ganas de continuar solo he quedado; soy fantasma.

Y a pesar de combatir las mil batallas, en mi ausencia, sientes mi entrañable presencia al llegar la brisa de suspiros por tu pelo. Al recostarte en tu cama en la eternidad de la noche, el trasporte perfecto de tus pensamientos me lleva hacia ti, puedo verte cuando duermes y al velar en tu reposo mi mano rosa tu rostro; una lagrima un sollozo me evaporo; soy fantasma.

La conciencia me perturba, todos viven la locura en un silencio desde el fondo del abismo que no existe. Aparece en el espejo la verdad; yo te amo, trasparente y sin tocar, caminando sin pisar soy fantasma que ha viajado entre los tiempos, es la vida que tenemos que se queda en cada año que se va…


Por: WilyHache ®
31 de diciembre de 2018
17:50 p.m.
México

Feliz Año Nuevo 2019

45
2comentarios 119 lecturas prosapoetica karma: 92

Signos

Connotaciones interminables, quizás un punto, una coma, tal vez un signo de interrogación.

Suele separar o unir, posiblemente conjuga la mejor de las frases; el signo de admiración.

Palabras fuertes o débiles, síntomas de vanidad o nostalgia, así sucede cuando la mente armoniza la palabra eterna de donde nace un suspiro; el amor.

Dolor, ansiedad, alegría, llanto. La mezcla idónea en cada espacio donde incursionamos aderezando el resultado con el punto y coma.

Sólo el tiempo exacto está definido. Es ahí donde el cruce inevitable nos hace chocar de frente.

Podéis saltar si quieres, pero no lo deseas ya que la efervescencia de vivir se antepone ante la persecución incansable del punto final.



Por: WilyHache ®
24 de diciembre de 2018
22:00 p.m.
México
45
2comentarios 160 lecturas prosapoetica karma: 94

Cómplices

Con el paso de los días, podemos discernir que hay muchas cosas en común, que el sólo pensar en algo genera una relación, un sentimiento.

Si, quizás diferencias mundanas son las que rondan alrededor de este par, pero la charla se vuelve placentera y nos va introduciendo a un mundo donde nos hemos vuelto cómplices.

Cómplices porque se necesita un par para vivir lo que anhelamos, para satisfacer los vacíos, para conocer más de la vida, para tener con quien llorar y reír.

Cómplices, porque al voltear y ver que los días pasan, sabemos que en un momento más nos veremos y que estaremos juntos con una nueva historia que contar, con un pasado que alcanzó el presente, con un futuro más que descifrar.

Cómplices, porque conocemos parte de lo oculto en nuestro ser y crecemos día a día. Con secretos, agonías, las desdichas y el placer que solo el cómplice puede entender.

Porque al caer la noche, esperamos ver la luna y ocultarse el sol por el mismo sendero para conversar el día y expresar amor; cómplices.

Por: WilyHache ®
24 de diciembre de 2018
20:00 p.m.
México
36
2comentarios 139 lecturas prosapoetica karma: 75

El alma y los sentimientos

Hoy converse con los sentimientos que habitan dentro de mí, por que inevitablemente querían salir corriendo a encontrarte y decirte lo mucho que te aman, sin darse cuenta por lo que pasaba el alma.

Pude controlar su ansiedad por saber más de ti, les pedí que fueran más pacientes y que podían disfrutar de la vida, con sólo ver la alborada o contemplar y sentir el fresco aroma del crepúsculo, que asemeja el aroma que hay en ti.

Que deben de entender que la Luna puede dejar de brillar por temporadas pero sigue estando ahí y que el Sol no puede dejar de salir pero posiblemente nubes oscuras lo pueden cubrir.

Que la vida tiene un principio y un fin, y bajo esa premisa puede dejar de existir todo lo que habita aquí…

Que cada letra escrita, cada palabra enunciada, puede vivir junto a ti como algo memorable que surgirá cuando vayas a dormir o cierres los ojos por segundos y los vuelvas a revivir.

Me falta el valor para decirles que el alma está muriendo y que dejarán de sentir en cualquier momento…

Por eso dejo fragmentos, para que al llegar ese preciso instante logren volver a la vida en otro entorno y con sólo un destello del brillo de tus ojos, con el aroma en el viento, puedan renacer nuevamente y recordar los momentos.

Con el correr del tiempo aprenderán a vivir, puede ser una agonía, pero podrán ver llover y no se mojaran, podrán sentir el viento inmenso pero no volarán, podrán sentir el fuego ardiente y no se quemaran....

Ya no habrá tornado alguno que los pueda hacer girar...

Porque el tiempo es sabio y así será. Y cuando de pronto lleguen a sentir que pueden, volverán a existir, recobraran la vida que hoy están perdiendo.

Porque el alma está desesperada, sentimientos…

Por: WilyHache®
18 de diciembre de 2018
17:22 p.m.
Saudades 13 de septiembre de 2016
NLD, México


54
4comentarios 188 lecturas prosapoetica karma: 114

En un sueño te encontré...

Ávido de saber el porqué de las cosas, me encontraba en el camino, vi cruzar noches oscuras, tan oscuras que pensé que me enseñe a caminar sin saber si en el siguiente paso caería al abismo.

Camine por días con sol hasta que el cansancio me hacía pensar que nunca llegaría la noche para cubrirme de todo lo que segaba a mi paso.

Hubo tormentas y nubes cargadas de temerosos estruendos que no alcanzaban a iluminar el cielo.

Pude ver partir a seres que jamás pensé se marcharían y que extraño tanto pues quisiera compartir mis alegrías y quizás las penas hoy en día.

Sí, he caminado poco, algunos días nublados otros sin siquiera nada de esplendor al detenerme.

Conocí la vida, disfruté el encanto, a veces con un poco de nostalgia otras tantas con ferviente amor profundo y otras no tanto.

Jamás he olvidado de donde nací ni quien soy, sólo los alcances feroces de las batallas vividas pueden recordar al hombre que tiene amor dentro de mí.

Sigo caminando y encuentro luz en la oscuridad, encuentro eco en mis palabras, siento una calma descomunal al sentir que viví lo que se debe sentir.

Las palabras cruzan el viento y pueden llegar hasta donde quiero ir. De pronto, apareció frente a mí lo anhelado. Un suspiro que me deja ver que existe lo que escribo, la realidad más divina antes vivida.

Así dentro de aquel sueño, continúe caminando, volviéndose real cada letra de cada palabra....

Apareciste tú....

Entre tantas letras que se crean a partir de ti, han nacido palabras complejas, palabras que jamás vi.

Cuando camino y llego a sentir que ya no importa si la oscuridad impide observar por donde voy, que en lo más mínimo repercute si esta nublado o hay destellos en el cielo que pudiesen detenerme.

Ya no me ocupa el pensar en tantos obstáculos inimaginables, porque estás tú, en un sueño te encontré…




Por: WilyHache ®
18 de Diciembre de 2018
14:37 pm
NLD, México


50
4comentarios 160 lecturas prosapoetica karma: 97

Vamos a darnos

Crucé los charcos en la lluvia
Descalzo sin mojar, sin ti
Al alejarse los pasos
Los de a pie sin caminar
Han quedado en el pasado

Empatías que se transmiten
En las horas de ilusión
de los recuerdos
Sin lograr abrir los ojos
en los días que te amanece
al despertar con el siempre, reapareces

Como espectro incontrolable
Que arremete, que se aferra
Que en cada rastro se mantiene
son uno con una historia en las mil
del transitar, del porvenir

Quien vive en el camino lo sabe
Se atesora en los colores
En el viento las esencias
Te embiste el silencio, no existes
Las huellas insisten detente
Habita la fortaleza
el miedo no existe en mí

Los te amo que sin guía
de la mano hasta el final
Se consumen en verdad, en realidades
Te pido un más de las señales

Sin menos del más he llegado a ti
Destrozando las pausas del silencio
como restas entre el orgullo
Oprimidos sin el sentir del dolor
Deja caer más en mí

Un aliento es cada piedra
Del escalar, del resurgir
Provoca a los años, la lucha
transforma quimeras
Vamos a darnos más todo
levantando el polvo
sin pisar la tierra

Alimento de la hoguera sin quemar
Sin nada te tengo a ti
Contigo le hacemos volar
Vamos, somos más que las palabras
La eterna sinfonía que alimenta
tierra fértil se prepara
para volver a sembrar

Crucé los charcos en la lluvia
Descalzo sin mojar, sin ti
Porque solo así se aprende a vivir
Vamos a darnos más todo
Hoy, quiero más de ti…


Por: WilyHache ®

7 de Diciembre de 2018
17:15pm.
NLD, México
46
4comentarios 140 lecturas prosapoetica karma: 114

Mujer

Porque siempre ves
más allá de la mirada
donde empieza y sabes
que nunca se acaba
que la vida va de paso
y nos lleva de la mano
riendo, llorando
soñando, siempre soñando
con el corazón de la mano…

Porque eres mujer
y porque no hay pecado
que no te quiera cometer
para le des a la tierra
el fruto de tu ser…

Y quien dice
que eres débil
es porque no sabe
que significa
en este mundo
ser niña, adolescente
haciéndose mujer
mujer pariendo la vida
la vida cambiando la mirada
el enfoque, la urgencia, el amor…

Frágil si, a veces, quizás su cuerpo
pero su fortaleza va por dentro
y nadie puede con ella…

Y yo, yo soy mujer
orgullosa de cada paso
y camino que en la vida
equivocada a veces
me he escapado
cerrando los ojos
para siempre volver
a la realidad de hoy
donde me quiera llevar…

soundcloud.com/lola-bracco/porque-eres-mujer (Lola)

.
26
11comentarios 204 lecturas versolibre karma: 114

El peso de la Justicia

Se puso la toga y caminó sobre sus tacones de un lado a otro del despacho. Ya no creía en la justicia, tampoco en su propia inocencia.
La abogada se desangraba y, con gesto suplicante, la miraba desde el suelo. Ella, respondía altiva desde una impostada fortaleza. Dos mujeres, una a punto de morir y la otra esperando que ocurriera cuanto antes.
No dio tiempo, la puerta se abrió a su espalda.
- Señoría, es la hora.
Sin darse la vuelta y con un gesto de su mano se dio por enterada. Respiró profundamente y, recogiendo sus propios despojos, se encaminó hacia la sala de juicios.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/09/09/escribe-tu-relato-de-septiembre-ii-susana
14
19comentarios 139 lecturas relato karma: 124

Subía la colina por las tardes

Subía la colina por las tardes
le gustaba sentir como el viento la envolvía
se recostaba sobre el verde césped
con la cara hacía las alturas

Miraba los árboles embelesada
tocaban el azul del cielo con sus ramas,
como ella, buscando su paz, calma y sosiego
pero cuando el fuerte viento ruge

Grita a lo inmenso sus peligros y sus miedos
el viento nunca fue estable, más ella eso lo sabía

Subía la colina por las tardes
para sentir el viento nuevo
su fuerza o suavidad
sus susurros o crujidos

Unas veces a penas la rozaba
otras con furia la tambaleaba,
pero fuerte de pie se sostenía.

Nunca supe si ella al viento llamaba
o el mismo viento era quién la amaba
porque siempre salía a su encuentro.

MMM
Malu Mora
leer más   
19
11comentarios 118 lecturas versolibre karma: 121

Mujer que rema

¿A dónde llevaran los ríos tu piel seca?
Mujer que rema.
¿De qué vientos sacaras el impulso
Para seguir y navegar en aguas turbulentas?
¿A qué sabrán tus latidos
Si no es a mar entre tormentas?
Y ¿cuánto más doleran tus manos
Entre remos que calan tu sonrisa y fortaleza?
15
9comentarios 106 lecturas versolibre karma: 76

Mi fortaleza

Mi fortaleza,
endebles muros
si en tus ojos
no se reflejan los míos.
leer más   
15
2comentarios 91 lecturas versolibre karma: 75

Esclava

Pesan tus pestañas cubiertas
por escarcha de lágrimas heladas.
Mujer esclava, usada y mancillada.
Mujer que sufres la ignominia
de una sociedad que calla...
y acepta... y consiente...

Trafican con tu cuerpo
arrancando dignidad y esperanza.
Y se te hielan las lágrimas entre surcos
de maquillaje rancio y cuarteado.

Herida en tu fortaleza y sometida,
un pozo negro e infame quiere anularte.
Y el cuerpo se quiebra y el Alma agoniza...
pero tú te levantas y gritas;
aúllas dolorida reclamando justicia.

Ave Fénix que renaces
desde la inmensidad del sufrimiento,
delatando en tus ojos
la hipocresía de quien calla...
y acepta... y consiente...
sin transparencia ni sonrojo.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/03/04/escribe-tu-relato-de-marzo-i-el-hilo-de-a
20
14comentarios 459 lecturas versolibre karma: 93
« anterior12