Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 79, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Yegua domada

En la pradera
La yegua pasta
Contemplando las aguas
Del lago cercano.
De pronto
Atada por fuertes cordeles
La yegua se encabrita
Alza las patas al cielo
Lucha y lucha
A lo lejos
Se escucha su relinchar.
Tratan de domarla
Fuertes patadas
lanza al viento.
Ya no hay paz en la sombra
Siente su libertad perdida
La ensillan
La montan
Deja de ser un alma salvaje
Ahora tiene un amo.

Francys Arnáez
leer más   
9
10comentarios 83 lecturas versolibre karma: 91

Gravedad

Desde que la descubrió, recorría el mismo camino para verla cada día. Tarde o temprano caerás en mis manos, se decía. Ella era del Perú y aparentemente la única, no había otras. En su viaje de ida la observó, pero al regreso dos horas más tarde ya no estaba. Nervioso la buscó hasta encontrarla a los pies de la mata, en cuya sombra la tomo en sus manos y tras acariciarla con sus dedos la estrujó en su labios mordiendola apacionadamente... Y como había imaginado la hizo suya por completo...¡Una Ambrosía! Guayaba, la fruta que más le gustaba.

@Saltamontes : (27/08/2019)
leer más   
15
25comentarios 117 lecturas relato karma: 111

Yo no sé

.

Yo no sé rendirme
ni tengo todas las fuerzas para más de una batalla
yo sé querer con el corazón abierto, cuando el amor me acompaña
cuando se hace abrazo sin espinas, ni caricias de mentiras, que se hacen heridas
que trizan el alma…


soundcloud.com/lola-bracco/no-se-rendirme (Lola)


.
17
4comentarios 126 lecturas versolibre karma: 96

TankanaT- Los ojos por @Saltamontes

Todos se alaban
¿Qué tienen sus miradas
Tierno color
Maculada visión
Y magia que enamora?
Expresión poderosa
De amor y sentimientos
Sombras y luces
Señales que descubren
Emoción... alma

@Saltamontes (Pedro M, Calzada 26/8/2019)
leer más   
9
12comentarios 102 lecturas japonesa karma: 82

Segundo aire

Es difícil levantarse de la cama
cuando tienes una daga envenenada
atrapada en lo más profundo de tu alma.
Pero en la almohada la sangre encostrada
no aclara la trama del drama a la dama,

que día a día intoxica y despedaza
esas ilusiones que de madrugada
iluminan los jardines de la Nada,
mujercita incomprendida que entrelaza

la fantasía y el ahora, amenaza
acechada por el ocio de la palma,
ése que te abraza, te abrasa y te arrasa.

La trama del drama se aclara con calma,
mas en cama la dama marchita el alma.

De Sombras, 2012
leer más   
13
14comentarios 139 lecturas versolibre karma: 111

El vuelo de la mariposa

Harta de escucharte en mis suspiros:
apuñalaré mis oídos
para escuchar al silencio cantar.

Fastidiada de verte en mis lágrimas:
quemaré mis pupilas
para matizar el color del dolor.

Enferma de inhalarte en mis soledades:
trituraré mis narices
para otro aroma aspirar.

Asqueada de saborearte en mis adentros:
coseré mis labios
para atenuar el sabor del rencor.

Fastidiada de acariciarte en mis desvelos:
cercenaré mis manos
para sentir al vacío danzar.

En un instante todo acabará,
y al fin mi alma y mi cuerpo
de tu maltrato descansarán.

De Sombras, 2012
leer más   
10
7comentarios 101 lecturas versolibre karma: 96

El vacío de quedarse en blanco

No estás hecha para sólo soñar,
ni ser expectadora de vidas ajenas,
porque la vida en un suspiro se puede acabar,
o te enciendes, o no sirves de vela.

Quieres todo con alguien,
y ese alguien no quiere nada contigo,
¿que puede ser peor que eso?

Quedarte a verlo de lejos,
a verlo pasar, caminando sin ti, viviendo sin ti.

¿Para qué alumbrar un sendero que ya tiene luz?
¿Para qué insitir con alguien
que ni siquiera te piensa?
¿Por miedo a ese instante en el que te das la vuelta?
Lo se, el vacío de quedarse en blanco... quema.

Pero piénsalo bien por un momento,
si estás dispuesta, tal vez puedas,
tomar colores nuevos, acuarelas,
y hacer un mosaico con cada una de las piezas,
esas que quedaron esparcidas por el suelo,
inquietantes fragmentos de un corazón que latía,
añorando las letras del nombre de ese hombre,
que ni por un instante quiso ser parte de tu vida.

Déjalo atrás, que camine su propio camino,
que tropiece, quizá, con la misma piedra,
que sienta tal vez ese mismo vacío,
que desee que alguien le escriba un poema,
quizá algún día encuentre tus versos,
esparcidos en la arena,
y con lágrimas en los ojos lamente,
que esas letras ya no lleven su esencia.
14
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 92

No se ve pero... ¿Siempre une?

La unión hace la fuerza
¿Que cantidad y tipo de fuerza se necesita para unir?

¿A mayor fuerza mayor unión?
¿O a mayor unión mayor fuerza?

¿Cuanta fuerza necesitamos para transformarla en unión?

¿Sin unión no existe la fuerza?
¿O sin la fuerza no existe la unión?

La fuerza no se ve pero se puede admistrar...

Une

Empuja

Deforma

Cambia la dirección

Y también la velocidad

Determinar antes de unir que fuerza administrarás...

No sea que por querer unir con fuerza termines por deformar.

Claudia Viviana Molina
11
10comentarios 64 lecturas versolibre karma: 90

Paraíso

Misteriosa Nada en Todo, Existencia,
unión de la vigilia y el ensueño:
jazmín silvestre hinchando con su esencia
el interior de un colibrí risueño:
resplandor, instante, verdad en vuelo.

De Cadáveres en el armario, 2015
leer más   
10
sin comentarios 61 lecturas versolibre karma: 82

A la poeta con cariño (REBKTD)

Con la fuerza y el nervio de un ciclón
convencida y persuadida
que la palabra tiene poder sanador
la poeta relata un ramalazo de vida
nos habla en primera persona
blandiendo como atizadores
y hurgones de hierro su hondo pesar
que sale de su puño y letra
cruz y escudo redentor.

Y es que hay que ser valiente
y bizarra para compartir con sus compañeros
en la casa del azul jilguero
de los trasnochados poetas
(Poémame)
el dolor que la embarga.

Su pluma como espada centella
en la cofradía de juglares y nautas.
Y con sobrada maestría
plasma su buen versar
y como mariposa vuela
y arremete contra los insondables abismos
y se pertrecha de valentía
la princesa del viejo mundo
atraviesa el campo forrado de flores silvestres,
nogales, castaños
y el verde olivar la envuelve
en un manto arrullador
de prestancia, certidumbre y fe
que aminoran las pesadumbres del alma.

Por la rivera con el mar de fondo jadeando
y chirriando bocanadas de olas
vestidas de gaviotas
que se deslizan sobre el panal lacustre
se pasea su musa e ingenio
y atraviesa el etéreo túnel de la inspiración
en un brioso y rojizo corcel
es la dulce tiara del romancero juglar.

Rebeca todos tus compañeros de Poémame
están pendientes por tu pronta recuperación
y recuerda que el Dios Amoroso, Creador y Dador de vida que anida
en el azul cielo despejado
te envía fuerza y ánimo.
Por ahora asómate al balcón
los rayos del sol calientan los musgos de plata
de un bonito atardecer.
leer más   
24
15comentarios 137 lecturas versolibre karma: 132

"Espada y rosa" Plumas: @Yaneth_Hernández y @EnidIsáis

Al vuelo de la pluma mis emociones
se enlazan bajo una lluvia de estrofas,
emancipan los sufrimientos que afloran
cuando mi mano temblorosa se expresa.

La poesía es mi Dante con su infierno,
emerge del grito de la muerte noche,
las lágrimas de la alegría cuando el verso
encaja en la costilla del alma.

La poesía se balancea en las páginas
ofuscadas de mi soledad, atraviesa
desnuda mi tranquilidad, alborota
mis enigmas y me contempla en su brillar.

Tal vez alguna madrugada me haga tinta
por siempre y en vértices de locuras
esa sangre negra, abra grietas en potentes
expresiones que inmortalicen mis dolores.

Tal vez en mis entrañas brotará una luz
de hermosura y plata cuando la poesía
se haya transmutado con mi espíritu
en las horas más desesperadas.

Ya no seré una alma errante
que solo posee huesos, carne y sangre,
pues me olvido de todo el mundo
y hasta me olvido de mi propio odio.


Afilaré mi espada forjada en verdad
y rosas
¡Triunfará mi amor a todo lo que alumbra el sol naciente!
¡Y todos los pueblos recordarán mis cantos mañaneros!
Espada y rosa soy, abriendo camino con mis versos.

Yaneth Hernández
Venezuela.

Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos.
leer más   
22
48comentarios 203 lecturas versolibre karma: 83

"Ella"

No conozco más que el brillo de sus letras
y, a retazos,
el susurro del abrazo
que me envuelve si recita sus poemas.

Ni su rostro, ni los trazos
del fulgor que reverbera
cada vez que de sus labios,
como estrellas,
sus palabras centellean.

Ni siquiera el atisbo de un vistazo,
ni de lejos ni de cerca,
la ha traído a mi presencia.

Ni siquiera...

Pero sé de su alma y de su esencia.
De la eterna primavera
que florece en los campos
más sensibles de su pluma y de sus yemas.

La caricia con que escribe, su belleza,
la pureza de sus salmos,
de esos versos delicados
donde aflora el suspiro de sus venas.

Y también sé que en esta guerra,
que ahora libra contra el diablo,
sus palabras son su fuerza,
la armadura inquebrantable de pedazos
de emociones y vivencias.

Sé que es "ella",
solamente...,

la que esquiva el manotazo
de la vida y lo cercena,
que es valiente
y que es bella.
35
16comentarios 213 lecturas versolibre karma: 109

Eso que tú llamas vida

Donde permanecen las heridas
ya cosidas,
donde residen las ganas para
no sentirme abatida,
donde tengo una brújula
y pierdo el norte;
atrevida.

Reside la luz extraordinaria
-tenaz y persistente- capaz
de dotar al mundo del mejor
resplandor, aún cuando a
éste no le quedan faros que
brillen como lo haces tú,
y vas tú,
y prendes la llama de la vida...

...a eso que yo trazo con una sonrisa.

Ojalá nunca se apague esa mecha.
14
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 105

Inevitable

Tarde o temprano:

Las vísceras de este orco que ríe,
llora
y extraña tu presencia, estallarán;
mientras
las emociones del pecho que vive,
expira
y necesita tu compañía, detonan
las murallas
del lecho que quiere, desaíra
y clama
por la esencia de tu alegría clara,
sencilla
y honesta, que reposa en la distancia.

Tarde o temprano:

Esta esfera de cristal explotará
y nos encontraremos
en la estrella azul ensueño sosiego.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
11
sin comentarios 83 lecturas versolibre karma: 78

Pequeña hada

Para Tatiana Arely Valdez H.

Extiende tus alas, pequeña hada,
y vuela tan alto como quieras;
muéstrale a los faunos y quimeras
la belleza oculta en tu mirada.

Si un día la esperanza perdieras
(y sintieras que no vales nada),
busca en tu interior la luz llamada
Amor, hasta que al maleficio hieras.

Vive intensamente, pequeña hada,
disfruta el color de otras esferas,
haz de los inviernos primaveras
y nunca pierdas tu magia alada.

Si una noche a la Luna no vieras,
sueña entre las nubes hechiceras.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
8
4comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 82

El trasegar del alma

Incrustado en las paredes, se transporta en los aromas, vuelve en una y las mil formas el tormento del insomnio que gobierna en las ausencias.

En el intento fallido de trasegar el alma obtengo la misma respuesta en cada noche que culmina, en cada sueño que se va, manifiesto de todo aquello que no podemos olvidar con el avanzar del tiempo.

Cómo separar la vida que se adhiere hasta los huesos, cómo curar sin herir cuando sabes que a pesar de lo efímero del tiempo logran trascender las letras sin saber en qué momento y aun así se le entintan en papel.

Que ironía de nuestra vida, te repites las nostalgias para recordar el vivir y las tienes que resentir para comprender las partidas que como enciclopedias de vida las apilas una a una como experiencia adquirida.

Son vestigios, solo eso, un baúl que se ha guardado con el debido cuidado que solo al pasar de los años te dará como respuesta el para qué que tanto nos ha atormentado.

Se han mantenido los restos que conservan las esencias de aquellos lapsos de vida que al ocultar bajo mis ojos se reviven uno a uno cuando fingimos dormir.

Sí, así se engaña a la memoria que delira en soledad, venciendo a la monotonía del diario cansancio, sin pensar en lo profundo del sueño, sin despertar por siempre de aquel eterno soñar.


Por: WilyHache®
03 de febrero de 2019
11:55 a.m.
México

elpisonumero8.blogspot.com/2019/02/el-trasegar-del-alma.html

40
6comentarios 176 lecturas prosapoetica karma: 109

Atlante sin fuerzas

Sostenía tu amor
como un atlante,
no importaba felicidad
cuando tu cariño
estaba sobre la mesa
o sobre la cama
o sobre aquella habitación de motel
tan suave
tan exquisito
como tomado del fondo
de un anaquel
cuando no queda nada
cuando lo único eras tu,
pero ahora soy yo quien queda sin amor.

-R. Vela.
leer más   
4
sin comentarios 88 lecturas versolibre karma: 10

El último baile

Me presento en la puerta del baile
vestida de princesa.
Poco a poco, se rasgan las sedas,
se desprenden los encajes
y la tiara de diamantes se estrella contra el suelo.
Hay copas vacías y papeles rotos.
La luz se filtra por las grietas
del alma hecha pedazos que aún me habita.
Reviso furiosa las páginas del tiempo;
tengo una canción por cada año breve que me clavé
y un libro por cada año largo
que fui despellejando.
Miro el miedo,
con un reproche clavado en la retina
y un collar de perlas en la mano:
ahí lo tienes, para ti. Te lo has ganado
con tu estocada maestra tan precisa.
Delante de los ojos de la vida,
hago trizas mi copia del contrato.
Me dispongo a lamerme las heridas.

Cruzando el umbral,
coloco el corazón en lo más alto
de mi lado mortal.
leer más   
7
1comentarios 146 lecturas versolibre karma: 25

Coraje

Ese poderoso artificio que me sostiene
teme oír el llanto de mis huesos al romperse,
odia las bocas inútiles que no quieren moverse
y no liberan las voces que gritan en las sienes.

Anudo mi conciencia entumecida al pecho,
y con los dedos me deslizo por el alma.
Desato los designios divinos de la calma
y arranco de mí cuanto aquí he hecho.

Siempre de blanco y con la mirada perdida,
entre abrojos y flores camina la vida
protegiendo firme el corazón con la mano.

Y yo, camino a su lado decidida.
Sé que algún día sanará la herida,
y esta tristeza no habrá sido en vano.
leer más   
12
11comentarios 2675 lecturas versolibre karma: 48

Uno no es de uno

Dicen que uno solo es de uno

¡mentira¡

Uno es de quién le saca sonrisas
De quién gana el sol en una competencia
De quién besa en el invierno
De quién se enamora a dos manos
De quién lastima y cura la piel y, de paso
El corazón.

Uno es de quién ve las estrellas azules
De quién juega en instantes
De quién conversa en círculos
De quién alza la mirada al cielo necesitando el rocío
De quién esquiva la línea de su mirada;
Por acribillar sus pupilas.

Uno es de quién espera bajo las dos primaveras
De quién navega en el agua sal
De quién se embarca en un puerto desconocido
De quién descubre la poesía de su mano
De quién enamora en el presente, resguardando el futuro
Y en secreto el pasado.

Uno es de quién conversa con nuestra cintura
De quién gana un partido a la vida
De quién comienza un nuevo comienzo
De quién saca polvo a la medalla del corazón
De quién sirve al destino bajo las órdenes compactas
Y tácitas de su boca.

Uno es de quién agita su cometa bajo la noche
De quién danza al ritmo de una canción
De quién habla en un párrafo
De quién contamina el aire con su aliento
De quién persigue nuestro extraño ser y
Lo hace un ser magnifico.
leer más   
10
4comentarios 84 lecturas versolibre karma: 18
« anterior1234