Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 61, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Luna de guadañas

Una noche me sonrió la Luna blanca.

Desde su cara oculta
oculta sentí la invitación de la guadaña,
el brillo atrayente de su plata
esperando afilada para mi,
predispuesta entre las sombras
a responder con sus rescoldos de violencia.

Guardé en la gruta de mis dudas su pregunta.

Me respondió la voz que suena
bajo el umbral de mis portales,
la que pronuncia el nombre
de los amaneceres en mi almohada solitaria,
aquélla que le grita en su enojo y su cariño
al alma grande de hombre pequeño
que aún no concebía en mí.

De su furia nació la persistencia
de nombrarme como soy,
humano aprendiz de las memorias rotas,
tránsfuga de mis cadenas.

Yerto he sido en las pasiones,
intenso e huidizo,
mil veces arrogante,
triste he sido para afrontar mis huellas,
mis surcos en labradíos inconclusos,
pero ahora sé que amo,
aunque entre tantos juegos
haya calcinado otros tantos sueños.

Ahora sé que no me iré,
aún no ha llegado el día de partir
de esta Tierra que pretendo
asaltar con mis pasos peregrinos.

Me esperan las pisadas del silencio
de mis temores y terrores fríos
pero al tiempo la fe
para transformarme en cuerpo fiel
que apriete los dientes y las manos
cuando el miedo los asalte,
me espera la vida completa con sus letras,
con mis versos no nacidos,
guardados en estancias de mi alma.

Queda tanto por contarme,
por contarte,
por contaros…,
tanto como el tiempo de todos los abriles
que han de florecer de nuevo,
queda el llanto que me espera
cuando no me escuche,
cuando no te escuche,
cuando me extrañe y te extrañe,
pero haré que se desplace esta montaña,
rígida roca que me linda,
hasta renacer en la cordura
de olvidar el pensamiento
y crecer en los incendios del ser pleno.

Pleno ser,
habitante en instantes de sus lágrimas,
de la lluvia que de mí brote,
necesaria redención de sal y de cristales,
plena vida,
deseada en el contraste de los mundos,
aceptada en mi sonrisa,
en tu sonrisa,
en la risa que a todos nos escueza
como patria completa de hermandades.

Arrancaré la corona de espinas
que yo mismo clavé sobre mi cráneo
en algún día de mi infancia nómada,
sangraré por mi costado,
abierto el corazón,
perdonando y perdonado,
honraré mi pasado y mi presente,
mi sentir, el tuyo,
el nuestro.

Seré amante desde este fuego intenso
que me roce,
que nos roce y que nos sane
transformado a través de la palabra nueva
que prometo pronunciarme
y pronunciarte.

Amar, amarme,
amarte,
conducir en mis mareas este barco,
dejar de naufragar en mi desidia,
abarcar en la mirada la piedad,
la comprensión de tu fuerza y de la mía,
gritar, llorar, reírnos,
habitantes de esta huerta
que adivinan la cosecha
de los frutos que han sembrado.
leer más   
12
9comentarios 95 lecturas versolibre karma: 132

Renacer

Renace mi alma entre sus recuerdos guardados
en su baúl vacío de voces y viento, y tan lleno de sombras y silencios
donde nos refugiamos del amor, ése que el tiempo sin preguntar se llevo…

Y renace muerta de frío, sedienta de abrazos, con hambre de besos
esos, que guardé conmigo en un mismo recuerdo para mi soledad…

Y en mi desnudo de ahora, respiro en presente
vistiendo metáforas ausentes, aún sin abrir los ojos,
y deje entrar al fin la luz que ilumine un futuro
y me puede ver sonriendo, en él…


soundcloud.com/lola-bracco/renace (Lola)
.
18
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 117

Sinfónico Silencio... (Experimental)

SINFÓNICO SILENCIO ...
(Experimental)

De los cuatro tiempos
Insensibles
Alegro agrio del olvido
Andante desnudo de sandalias
Adagio de sufrirse polvo.

¡¡¡ Alegro muerto y movimiento lento !!!

¡Descolorido discorde!
Cratos
¡Qué nada sabe, pensando, cómo siente!
Cronos
¡Qué más puede, sentir, nadie, lo piensa!
Silencio
Sublimado de vapor gaseoso...

La menta en la mente, mantos,
óbitos tácitos mudables insonoros
numerosos engendros elocuentes depravados
marfileño marginal marejada ajado
alagadizo beodo berilo bermejo buitre ...

¡¡¡ Sinfónico !!!

Un perfume de sonidos triangulares
qué alfombran en el jardín
los párpados ahorcados
qué alfombran en el desván
las pestañas ahogadas
qué alfombran en el escritorio
los hogares destazados
qué tapizan en el cielo
las familias descuartizadas............

¡¡¡¿¿¿???!!!

¿Qué hueco quién a esta soledad no ahueca?
¡ Sinfónico silencio!

¿Qué dolor quién a estas pérdidas no duele?
¡ Sinfónico silencio!

En la pólvora de péndulos claveles
Desecados los latidos de los pechos
de los techos, hechos rojos desparramados...

¡ Sinfónico silencio !

En la manta manca la manada muge
perdulario pequén percudido rancajo
gorgoteo del gorigori...

Sinfónico, sinfónico, silencio...

Ignora si llorar ó reír es lo mismo
En la lengua de la cítara
Y en el canto de guitarra y cántaro.
Del
Dolor
Descabezado de los vientres...

Silencio, piedad obscura sinfonía...
El qué puede ver en las tinieblas
Sólo las tinieblas
Tiemblan blandas pesadillas
Cuando la desgracia ajena
Las pupilas de las propias

Lejanas
Se caen al secarse las ajenas
Y humedecerse las cercanas
Pintando____Ahora sí____Las tormentas
En...Las...Graves...Olas...
Saludando
Las arenas
Y las ranas...

¿Cuál pasión dónde a esos lagos no ahoga?
.......Silencio
...............Sinfónico
........................¡Silencio!

¡¡¡Sí es ninguno, es un latido
pero siempre palpitó por el cualquiera
y todos suben al pozo desdichados !!!

¿Cuál amor dónde a ésas nubes no vuela?
Ni sentir, ni pensar, más muerte...

Más ni piensa, ni siente, darse cuenta.
En
El
Sinfónico, silencio......

¿Tendrán ahora, los higos mañanas deshuertadas?

¿Quién qué fabulare un hueco sólo encarna ?
Con el fablar eritrocítico una mueca
Y el hablar atornillando una sonrisa...

Así ha sido y lo será siempre
Hilo desplatado de seis picos
Ser del sinfónico silencio.

Por el más allá
Del más allá de dónde vengo a decirlo...
De la nada

Un poco... ¡Del futuro ayer !.

El albo paralítico del gris
del pálido plomo abundante
óseo lóbrego y umbrío.

Adiós, de tres en tres también trayendo.
Con
Todo y todos
Los obstáculos de páginas versátiles...

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)


Lea más: www.latino-poemas.net/modules/publisher/article.php?storyid=5769 © Latino-Poemas
leer más   
12
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 127

Manojos

Hubo un día en el que sentimos
que encontraríamos,
inmersas en otras voces,
las vendas, respuestas y consuelos
para tantas y tantas cicatrices dolientes,
un día en el que pareció emerger,
con nuestra génesis en una mirada,
la resurrección de los acróbatas cobardes.

Creímos que,
hurgando entre los helechos secos,
con la luminaria de una lámpara de gas
asida con fervor por nuestras manos,
acertaríamos a consumar,
tras el halo de las hayas,
el incendio de sus ramajes muertos,
creímos que agitando los escombros
se esfumaría nuestro terror atávico
a las letras emergentes,
y que recobraríamos la fe
bostezada por los árboles.

Pero nos hicimos de hormigón y dinamita,
cerramos sueños,
trazamos caminos falsos
con el asfalto aprendido,
transitamos la mentira diplomática
de vivir en el límite discreto
de las vallas educadas.

Las heladas de este amanecer
nos harán recordar
el pudor con el que unos guantes
ocultaban sabañones diminutos
en aquella infancia de frío escatológico,
cuando queríamos alterar la aurora
sometiéndola mil veces
al vuelo alegre de cien pájaros
anunciantes de aleluyas de Cuaresma,
revueltos entre las cenizas de un Domingo,
pasajeros envueltos de pasado
para nuestro hogar presente.
21
15comentarios 99 lecturas versolibre karma: 152

Anclados

Por los callejones de la nostalgia
malviven los ojos llenitos de pretéritos.
Manos que acarician siluetas efímeras
que solo perduran en la mente.

Una bofetada en la cara oculta de la pena
trae a una realidad de días que a nada saben.
Lagrimitas de desconsuelos ruedan
por la faz mientras la boca entreabierta
susurra un alarido de días grises.

Nada será lo que fue.
Nada fue lo que pensamos.
Nasa es como sentimos.
Bajo el cerezo en flor
solo se ve a quien tiene luz.

Vivir en presente,
soñar en pasado
y buscar un futuro con sabor a pan de hoy y aceite de vida.






Hortensia Márquez



Imagen de la magnífica película "Una pastelería en Tokio"
25
14comentarios 151 lecturas versolibre karma: 140

Conmovedor...(Experimental filosófico)

CONMOVEDOR
(Experimental filosófico)

Hay un sendero de espinas y piedras donde
se respira acidez y amargura.
Hay un lago negro que solo espera.
Hay un suelo sangrante en cada puerta.
¡ Qué angelicales verdugos !.

En la esquina de la memoria
mil huérfanos escriben al otoño secos.
Sus escalofriantes historias recorren el abismo
y su vida deforme y grotesca no espera justicia.

En su retorno al infinito
unos ángeles encontraron los despojos
y el horrendo suelo que pisan.

Ni sombra somos del olvido perdido.
La complicidad de alguna divinidad
anima y alimenta el agua que se bebe.

En sus almas el pasado asesinó el presente.
La ira y la impotencia visten el futuro.
Existe una obscuridad que anidó el espíritu.

En el crepúsculo encontré ortigas,
recubriendo lechos y ropas y hogares
y polvo arrogante y casas desnudas.
En las nubes
alfileres y cuchillos de dioses muertos.

Autor del texto y la imagen.

All rights belong to its author. It was published on e-Stories.org by demand of Joel Fortunato Reyes Pérez.
Published on e-Stories.org on 12/23/2016
.
leer más   
15
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 143

Narrador de olas

Despacio se destruyen los acentos hueros
acomodados al confort de suspicacias,
despacio y con préstamos infieles
aceptamos en las hojas que giran insensatas
todo el Mal y todo el Bien que hasta nosotros
se acercan para acariciar en nuestras frentes
la humedad del sudor
y nuestra fiebre arrebatada por murallas.

Desde el llanto de nacer hacemos olas
de trabas y defectos,
y lágrimas consideradas
en su afán cociente de experiencias,
golpes sobre el pecho que nos duelen
como aceptación de pecado de corduras
que recuerdan que nuestro corazón se nos antoja
un rincón atravesado por el miedo.

De esta residencia de minutos lentos,
sobre esta sinfonía de la espuma
incubada por las llamas mortecinas,
de la interrupción forzada de sus puertas,
ha de brotar el germen impreciso de la integridad,
perdida por aquéllos,
cobardes amamantados en el orgullo.

Cuando arda el horizonte será el instante
de tensar los hilos de lo extraño
con las curvas de preguntas que reviven
en la línea primigenia de esta arena,
compuesta por los granos desgastados,
rotos por la falsa luz de sus altares.

No será solo final de días perdidos;
vendrán hacia la noche abierta
las bandadas lloronas de las lechuzas grises
que cruzarán sus candados
alrededor de los eclipses necesarios
para acercar la intuición de los primates
a los ojos asustados de los sabios.

Nos quedará grabado en las solapas
el aliento de los siglos recorridos,
tejido conductor de nuestros vínculos,
nostalgia de los adivinos ebrios;
se quedará prendido entre los dientes
el vaho agazapado del invierno arbitrario,
vulnerado, encanecido.

Así, desde la altura
llamaremos por su nombre a las cenizas,
ampliaremos en lenguas de la Babel orgullosa
los escalones de sus torreones muertos.

Hablaremos en mil,
en diez mil,
en cien mil idiomas diferentes,
sobre las leyendas comunes arrastradas,
haremos collares con frases infantiles
creadas de la Nada,
recreadas desde la distancia para el verso.

Así, desde estos mares
leeremos en voz alta
la verdad de las historias postergadas
en el albedrío libre de sus fauces
en nuestras alpargatas de lisonja amarga.
15
7comentarios 69 lecturas versolibre karma: 134

Veleidad exasperante... (Neodadaísta)

VELEIDAD EXASPERANTE
( Neodadaísta)

Bajo el beso ya caduco se desliza,
la sombra del muro en la frente,
del otoño inquieto y sudores tibios,
de tal belleza que la brisa es boscaje,
pompa dulce del tormento deleite.

De la tarde glacial el silencio solemne,
vive donde un beso se agita lodoso,
y luego se acrisola en lírico transporte,
un grupo escandaloso de viejos sueños,
con el raudal espumoso del puente rapaz.

No es luminoso en el susurro suave,
vuela implacable porque nadie sospecha,
y deja las manos fragantes de nieve,
tan conmovida que al mismo pesar hace,
poco a poco prolíficos ímpetus.

¡Ni pensarlo!... La inconstancia encanta,
donde agriétase el ardor hirviente,
inocente espejo limpio del futuro liso,
en la torre agreste pez y aguja,
consejera del rumor inmenso y solo.

Vaya presa del indecible espanto.
El cobre laborioso al deseo ilumina,
eróticas delicias donde la hermosura,
muere amarga y fiera miel salada,
de tanta espuma dura y roca muerta.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
20
13comentarios 84 lecturas versolibre karma: 124

Nuestro buzón

Un día nos llegará una carta
repleta con un millar
de pétalos de otoño,
continente de un polvorín de luces,
sin remite
y con el matasellos del presente.

Vendrá en un sobre,
lacrado con el calor de las respuestas,
el folio proveedor de aroma a vida.

Será el regalo para nuestra tentación
de restringir el débito,
con todas las presencias revolviendo
en el vacío de nuestro buzón.

Cualquier día,
certificando con un correo nuestro sino,
nos será entregada una sonrisa
sellada en blanco,
envuelta entre papeles gigantescos,
y con la pequeñez de la humildad
convertida en embalaje del destino.
10
11comentarios 83 lecturas versolibre karma: 115

Alma vieja (A @Denecro y a su insultante juventud)

...

Queda el guante lanzado
a tu joven pecho, Abigail,
en tus manos está recogerlo,
con tu donaire tan gentil.


Alma vieja

Tienes el alma vieja, me dices descarada
porque intuyes mis versos hilvanando
las costuras mil veces remendadas
del manto en mi regazo, manto de penas,
tristezas y soledades, manto de lana vieja.
Son los desgarros de un pasado nunca olvidado.

Tú, joven alma, de vocales cristalinas
con el presente hermoso de las crisálidas
y el futuro, ¡Oh, Afrodita!, del cisne blanco
vuelas entre nubes de hojas níveas
bajo las estrellas de tu mundo de color.
Y tus palabras, lágrimas de Fénix, sanaran almas.

Que lejos te queden ahora desamores
y perfidias, y levita al corazón asida
porque ahora, lo que toca, es vivir la vida.





@Inmalitia, Andrés García. © Agosto, 2018
leer más   
16
7comentarios 89 lecturas versolibre karma: 120

A Paloma, la musa de mi desvelo

...

Quiero implosionar en tu cerebro,

la certeza de que te quiero.

Sabrás, con la esperanza perdida,

que abriré con las manos mi herida,

y acaso, viéndome en mi fracaso,

tendrás la tuya aún viva.





@Inmalitia, Andrés García. © Agosto, 2018
Imagen: Pintura de Puvis de Chavannes: "La esperanza", 1872.
leer más   
13
17comentarios 109 lecturas versolibre karma: 114

El final es ahora + ze pequeño

En mi comienzo esta mi final
Thomas Elliot



El comienzo es sólo un final

el final es ahora
el tiempo se paraliza
. El silencio se detiene

los olvidos son momentos
los recuerdos son olvidos
.
Se fragua un nuevo camino
inconsciente
que no lleva a ninguna parte
. -Maravilloso sinsentido-
Crece y se encoge
, una palabra única
que no responde.

Aparecen los cómplices
el anciano tiempo
el ruiseñor enfermo
el mago eterno

y no sé luchar contra ellos
y no sé si quiero
, que me siento ajeno
en este silencio
que apenas comprendo

tengo miedo
Del pasado agreste
Del presente insulso
Del futuro ambiguo

tengo miedo hasta de mí mismo.
Y aun así, insisto en vivir
a pesar de la suerte
en la que nunca he creído.

Sobre el cielo eterno
Sobre el silencio efimero
Sobre el porvenir incierto
Sobre el pasado recorrido

A eso me aferro
leer más   
6
3comentarios 61 lecturas colaboracion karma: 92

Amira

Amira es ola que canta,
es galerna de voz clara del invierno,
vuelo en espiral de las gaviotas libres,
claro mágico en el confín de un bosque,
árbol que camina inquieto.

Amira es orbe abierto
del pasado y del presente,
hoguera de las noches del desierto,
silbido de nubes blancas,
pared azul de cielos.

Amira es la esperanza
de su espíritu posado entre los cestos,
es risa entre una multitud de prisas,
rama de verde olivo,
frontera abierta hacia el recuerdo.
12
4comentarios 82 lecturas versolibre karma: 110

Resurrección

Cuando resucité, había una ciudad
construida de ladrillos
que no era pueblo
y las veredas eran pistas asfaltadas
zurciendo la campiña,
y en las casas no había barro
ni tejas verdes en los tejados
ni cal en las paredes
ni garbanzos en el plato de sus moradores.

Cuando resucité, como un día lo hacemos todos,
había cambiado el mundo
a causa de un viento torcido
que se llevaba las pavesas
de fuego y frío hasta el bosque seco;
no había llovido nada
en los últimos meses de los tiempos postreros,
y el desierto era un paño verde
de punto de cruz
que se extendía por encima de los ríos
como una venda de trapo en la memoria.

Cuando resucité había un mapa
de Canadá lleno de urbes sin fin ni chimeneas,
lleno de casas unifamiliares
donde solo vivía un individuo apenas
y gente pisando las calles a todas horas,
porque no había adonde regresar.

Cuando resucité, la vida había cambiado
a peor en la ciudad sin vida
y aquello no era morir, sino la antesala del infierno;
era imposible acordarse allí de la brisa del otoño,
de nada servía la memoria
a cuarenta grados sobre cero.
leer más   
3
2comentarios 17 lecturas versolibre karma: 22

ɃɍɇȺ ɇn łȺ mɨɍȺđȺ (Colaboración con @Pequenho_Ze)

Brea en la mirada,
desordenar los días de la semana,
nombrarlos con una interrogante,
esperas como mareas,
como olas sin orilla,
únicamente espuma que nace
en las rocas de montañas que descender,
en los lirios del destierro.

Miro hacia atrás
por miedo a seguir hacia adelante
en una húmeda oscuridad.
Es esa orfandad a la vuelta del abrazo,
anclas en los zapatos
que no me dejan dar un paso más.
Descender sin caminar,
las rocas, las rocas...
y otra vez empezar.

La ceguera de la incertidumbre,
de rodillas que retroceden
por miedo a abrir los dedos,
miedo a soltar certezas,
a avanzar y que no estés
al otro lado de mis latidos.
Dibujarte en cristales,
hacerme miles de vidas con ellos,
clavados en tantas puertas tenga
esta demencia que me ahoga.

Aunque estén todas cerradas.
Aunque sean las brumas de Enero
las que pueblen las ventanas.
¡Quiero ese sueño en las manos!
Si en cada pedazo irisado
tu inmortal silueta pende de mis labios,
yo beso la herida y regalo a tu silencio
el lado más luminoso de mi vida.

................................... Brea en la mirada por no tenerte,
por abrir éstas sombras y tu luz me llene de cristales.
leer más   
26
29comentarios 172 lecturas colaboracion karma: 99

Tempus fugit

Acabas de leer este verso y ya es pasado.
Breve momento de tu presente ya olvidado.

El tiempo fluye.

El presente cesa de ser en el pasado
sin desaparecer.

Misterios del tiempo.

El próximo verso es futuro,
no es real hasta que sea pasado,
mediante el presente.

El tiempo pasa, pero no es pasado.
Viene, pero no es futuro.
Pasa, viene y llega el presente.

El tiempo es mientras cesa de ser.

El presente lo tengo siempre: permanece y cambia.
El futuro falta a veces, todavía no es.
El pasado es nostalgia, ya no es.

Existir es resistir, pensar es crear,
vivir es actuar en el presente.
15
6comentarios 249 lecturas versolibre karma: 99

Pánico

Una tormenta de inseguridad y miedo le invadía y barría por dentro como un huracán. Consumido en la soledad de su camerino se veía incapaz de asumir su futuro más inmediato. El concierto debía comenzar y seguía sin reunir las fuerzas necesarias para salir al escenario.
"Un ídolo del rock&roll nunca puede mostrar debilidad frente a su público" – Le dijo su mánager mientras tiraba sobre la mesa unas cuantas papelinas.
Hoy el pánico era más fuerte y unas rayas de coca no serían suficientes.
Una pequeña pistola brillaba en su mano; la metió en su boca y cerró los ojos.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/03/escribe-tu-relato-de-junio-i-con-las-pala
13
14comentarios 90 lecturas relato karma: 90

Huellas

Dejarás tu paso marcado
en el pecho y el vientre,
firme y rotulado claramente
para que no se vaya de mi memoria.

Con tu mano
pondrás el sello definitivo,
imprimiendo en mi cuerpo tu nombre,
como un tatuaje.

Tu boca aplacará
la sed de mis labios,
cerrándolos a otros besos.

En fin, tus huellas estarán en mi ser completo,
y asestarán sobre mis palabras,
la implacable marca de tu existencia.
leer más   
15
14comentarios 81 lecturas versolibre karma: 111

Poema: Da Vuelta A La Página

Un libro de recuerdos entre nuestras manos,

Lleno de autorretratos y estampas de compañer@s

Que han estado en nuestras vidas.

Lecciones escritas entre las fotografías,

Tristes, alegres y melancólicas.

A pesar que este libro es más un álbum.

Aun le falta mucho por ser llenado.

Sin embargo su fecha de publicación es la

Misma que tu cumpleaños, no por ser la primera

Edición es una historia llena de tropiezos sino

Una aventura, un anuario y más un diario lleno de

Experiencias y conocimientos.

Fotos en blanco y negro (Primeros recuerdos)

Junto a las de color (Vivencias recientes)

Baladas que si cierras los ojos. Esa fotografía

Vuelve a tener vida, sonido y sensaciones.

Vida la cual está llena de etapas que se tienen

Que cerrar aunque no las queramos terminar, ni

Ponerle un fin ya que solo así la amargura nos atrapara.

Se necesita valentía y mucho coraje para voltear la pagina

No tener miedo al dar el siguiente paso…

¿Por qué negarse a los momentos que nos esperan sino

Nos permitimos crecer?

Dar vuelta a la página y comenzar un nuevo capítulo que ahora

Somos escritores, contamos con un sueño y ganas de superación.

Es solo el camino del viaje a recorrer, la duda y tú

Antiguo yo no lo querrán pero solo tú sabes que

Es momento de dar la vuelta a la página.

No temas de crecer que tú esencia no se perderá,

Somos amigos en el tiempo, amores en corazones

Y pensamientos en rumores.



¿Estás listo para voltear la página?
3
1comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 38
« anterior1234