Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 151, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Mi niña

„Mi niña“; así la llamaba cuando por teléfono comunicaban, sus corazones estaban fundidos a pesar de la distancia, navegaban unidos, en un mar agitado.

Y así quiso el destino que un día se encontraran, trayéndoles cariños, sonrisas, amor, miradas enamoradas, besos, que no regalaban calma...
Aquí se unieron sus almas, aquí, en un marco de luz encantada, en la penumbra de una habitación bañada, allí le dijo él al oído: Mi niña, ¿Sabes cuánto te amo?

Fueron seis días, noches, mañanas, crepúsculos, albas, madrugadas...Claro de luna... Luna llena que desde lo alto contemplaba...Un sol radiante, cegando las pupilas de aquella „su niña“ y del amante enamorado...

Una ciudad escondida, una hermosa mañana, murallas de antaño, calles de angostas pisadas, tomados de la mano, esperando y soñando, un futuro lejano...
leer más   
22
22comentarios 157 lecturas prosapoetica karma: 99

El mañana no llega aún

Hablar del mañana resulta imprudente,
ante un panorama incierto e inseguro.
Teniendo garantizado solo el presente,
aventurado resulta acometer el futuro.

El día de hoy es realmente trascendente,
mientras existimos transitamos sus vías.
Bebemos cada instante de su ambrosía,
atesorando segundos como referentes.

El ayer materializa la tumba del ahora,
sepultando en recuerdos los momentos.
Se trivializa todo aquello que se añora,
cualesquiera, entusiasmos o tormentos.

Estigmatizado el porvenir con la ansiedad
cual si indubitable su comparecencia.
Pedantes desatendemos protestar piedad
y al coincidente obsequiar reverencias.

Mucio Nacud (autor) 2020
Derechos reservados
24
20comentarios 200 lecturas versolibre karma: 104

Considerantia brevis

En pos de meditar es suficiente,
no por breve es menos profundo.
Raptando el interés de la mente
el relativo suceder de tu mundo.



Mucio Nacud (autor) 2020
Derechos reservados
37
24comentarios 191 lecturas versolibre karma: 120

En movimiento

Con dos kilos más de peso
A diciembre he llegado
Por eso no tengo dudas:
¡Engorda la soledad!
Hasta enero no será
Que deje yo de estar solo,
Mientras tanto, pues ni modo,
Debo de hacer ejercicios
Primero, de elongación,
De resistencia después…,
Caminar, correr al trote,
Abdominales, cuclillas
Para quemar calorías
Y no me duelan los huesos
(Por suerte, aún no pasa eso)
Pero siempre precaver
Es mejor que lamentarse
Yo quiero eliminar grasa.
Ya empecé dando seis vueltas
Al estadio de pelota
(Perímetro setecientos
Metros de terreno llano)
Lunes, miércoles y viernes
A las seis de la mañana.
Ya me estoy sintiendo en talla
Para despedir el año
Y recibir el entrante
Como si fuera hombre nuevo
Y emprenderlo con denuedo
Haciendo de todo un poco
Priorizando la poesía
Los cuentos y los relatos.
Es un trato que conmigo
Doy por sentado y por hecho
Para en vez de sumar años
Restarlos al almanaque.
Invito a todos me imiten
¡El ejercicio hace bien!
17
22comentarios 181 lecturas versolibre karma: 106

Ocurrió Ayer

Ocurrió ayer,
sentado en el parque,
huyendo de los fantasmas,
de las líneas fronterizas de mi fe....

Ocurrió ayer,
hablándole a las estrellas,
derramando los secretos
por las capas infranqueables de mi piel...

Ocurrió ayer,
que me subí a mi caballo,
atravesando campos de amapolas,
para abrazar la luz de tu mirada,
en un nuevo amanecer...

Ocurrió ayer,
que volví a ser un niño,
y sentí que mis palabras
no eran sólo tinta en un papel..

Ocurrió ayer,
que quise escuchar
tu voz en mi silencio,
y saber que me esperabas
en las fortalezas protegidas de mi ser...

Ocurrió ayer,
que se abrieron mis ventanas,
que sentí el aire fresco,
semillas imaginarias que flotaban
deseando despertar y florecer...

Ocurrió ayer,
que presencié el milagro de la vida,
mientras el pasado se moría,
el futuro comenzaba a nacer...

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
28
30comentarios 166 lecturas versolibre karma: 127

Tan solo cruzar la calle

A solo pocos metros, a unos cuantos pasos,
asoma el horizonte, el extremo codiciado.
Cual resplandor atrayente nos abre los brazos,
con alfombra roja al augusto invitado.


Aparecen elementos como impedimento
de alcanzar la gloria, nuestra aspiración.
Obstinados buscamos el primer intento,
con nuestros sentidos puestos en acción.

Súbito el instinto enciende las alarmas,
cúmulo de riesgos merodeando presagia.
Advierte trabas, frenando la audaz pasada,
soslayando amenazas, con su fiel desgracia.


Mirar cada costado, ratificar nuestro turno,
prevenir el agravio a un similar vagabundo.
Es la práctica correcta hacia cualquier rumbo,
que nos mantiene en esta vida cada segundo.

Las señales tan claras frecuente ignoradas,
referir la cebra llana estampada al asfalto,
un fulgor aceitunado marcando la entrada.
Existen los escudos a un abrupto colapso.


Tan simple semejanza encontramos rutinaria,
cada obra que efectuamos sin afán mezquino.
No existe alma apartada, protegida o solitaria,
que no sea capaz de encauzar nuestro destino.

Mucio Nacud (autor) 2019
Todos los derechos reservados
22
9comentarios 151 lecturas versolibre karma: 121

Escapa...

Intenta vivir mi vida
No la desprecies como si nada
Tu, esclavo de la rutina
Yo, atado por la alas

Los sueños, la alegría, el miedo
La tristeza, la sonrisa, el infierno
Vivir como tu propio jefe
No mirar atrás salvo cuando palideces

No esperes que las sensaciones vengan a ti
Todo lo que merece la pena se tiene que perseguir

Corre fuerte, vuela alto
Cuando caigas, levanta y no cojas atajos

El futuro siempre es incierto
El presente nos regala momentos
El pasado nos hace esclavos
De los momentos en los que erramos

Vive...
Vive feliz...
Vive feliz sin horizontes....
leer más   
13
7comentarios 90 lecturas versolibre karma: 104

Búsqueda

I
Beber la noche
enterrando y desenterrando
cadáveres de la memoria
hasta abandonarnos
en la fosa común del sueño.

Oscuridad. Silencio. Salvación.

Beber mañanas
donde moscas suicidas
aparecen dentro de ollas
de aluminio con avena;
donde cucarachas depresivas
se cortan las patitas
con hojuelas de maíz;
vivirnos en los otros
para nosotros
como objetos deseantes y deseados.

Máquinas. Caos. Sosiego.

Beber la tarde,
despacio,
sujetándonos al mundo
a través de la palabra
y de nuestros actos;
en algún lugar
tenemos un hogar.

II
Escribir desde el silencio
y con los ojos abiertos;
la vida y la muerte duelen,
pero aun así
hay alegrías en la existencia.

Alegría y dolor
se condensan en un sólo cuerpo
orgánico, efímero.

¿Continuará la marcha fúnebre de los seres humanos?

De Sombras, 2012
leer más   
13
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 111

En Un Futuro Lejano

Nubes capaces de purificar el CO2
Autos voladores veloces
Dominando los cielos artificiales
Los animales serán clonados
Hasta los extintos
Los alagramás serán simple Publicidad dominando la ciudad
Los grafitis serán más arte
Una expresividad monótona
Del artista

Robots reemplazaran
A los trabajadores
Los mismos defenderán sus derechos
Malhechores serán ciber ladrones
Los policías serán como robocops

Libros digitales dominan a los lectores
Los poetas de las páginas de Internet serán reconocidos
Los actores serán fotogramas
La música serán sonidos
Expresados por djs
Los ciegos podrán ver
Los sordos podrán hasta oir
Y el amor ya no se dejará herir

El universo ya habrá sido explorado
La contaminación será eliminada
La pobreza seguirá existiendo
Por simple balanza económica
Acompañantes cibernétic@s dominando
Al hombre y a la mujer
Las enfermedades serán
Extrañas extraídas de viajes espaciales
Pequeños microbots mantendrán la salud

Sólo es una pizca de un futuro lejano...
leer más   
21
21comentarios 179 lecturas relato karma: 102

Muro de contención

Noche pálida y fría
como la luz blanca
de las lámparas
barriendo sombras callejeras,
así nos vemos,
así te veo.

Vivimos expuestos al peligro:

El indigente,
la empresaria,
la madre,
el hijo,
la estudiante,
el obrero,
la religiosa,
el homosexual,
la infancia,
la juventud
la vejez…

Neguémonos a la indiferencia.

Barriendo sombras callejeras
de las lámparas
como luz blanca,
noche cálida y fresca,
así nos vemos,
así te veo.

De Sombras, 2012
leer más   
8
6comentarios 119 lecturas versolibre karma: 93

Mañana

Mañana...

¿Dónde estaré mañana?
Estaré en mi alcoba,
imaginando un horizonte,
despierto hasta la aurora..

Mañana volveré al lugar,
desde donde te ví marchar,
firme, decidida
y sin mirar atrás...

Ya no seré jamás
quién quisiste que fuera,
porque ese que fuí,
no se quién era...

Mañana pintaré castillos en el aire,
arco iris en la arena,
corazones en el cielo,
sin Cupido ni sus flechas...

Recogeré piedras blancas por el camino,
veré tu cara dibujada en ellas,
la sonrisa gastada por las olas,
de años que fuiste sirena...

Mañana tendré que empezar de nuevo,
tendré que inventarme un destino;
deshacerme de los zapatos viejos,
y olvidar el tiempo perdido...

Tendré que correr tras el viento,
secar las lágrimas a la tormenta,
tragarme rayos y truenos,
bebiendo tinta y sangre de poeta..

Mañana seré letra en el papel,
color en el pincel
corchea de un piano,
fa sostenido de algún cabaret..

Tendré que darle luz
a esta noche apagada,
abrir los ojos y creer
que quizás haya un mañana;

Y lo habrá..

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
16
19comentarios 158 lecturas versolibre karma: 103

Año 2219

Nadie buscaba la mirada de otros,
el sonido de las voces
solo eran cuentos de hadas,
nadie salía de sus casas.

Año 2219,
las caricias eran llamadas Facebook
los abrazos Twiter,
al besarse Instagram
y al hacer el amor WiFi.

Claudia Viviana Molina
18
10comentarios 111 lecturas versolibre karma: 91

D. de desesperación

Podrido y con los ojos hinchados,
me largué a trabajar. No quería ver ni hablar,
con persona alguna. Quería gritar
y mandar al carajo al exterior:
lágrimas de piedra rasgan corazón y mente,
y existir fastidia
cuando te das cuenta
de la falsedad de la vida y la certeza de la muerte.

Todo por todo. Nada por nada. ¿Equilibrio?
¿Amar? ¿Desear? ¿Odiar?

A veces me encanta imaginarte desarmada en mi pecho,
diciéndome, tú: “Ya cállate. Hoy no quiero pensar, abrázame.
Recuerda: En primavera las flores, en verano el canto del cucú,
en otoño la Luna, en invierno la blanca nieve
”.

De Tu corazón es un bonito lugar para morir, 2019
leer más   
9
3comentarios 106 lecturas versolibre karma: 82

Te amo

Te amo
porque sé qué es perderte.

Te amo
porque sé qué es tocarte.

Te amo
porque sé qué es olvidarte.

Te amo
porque sé qué es besarte.

Te amo
porque sé qué es alucinarte.

Te amo
porque sé qué es acariciarte.

Te amo
porque sé qué es extrañarte.

Te amo
porque sé qué es mirarte.

Te amo
porque sé qué es odiarte.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
9
8comentarios 145 lecturas versolibre karma: 99

~ Tu boca y mis labios, y dos cuerpos amándose en la cama… ~

.

Cuéntame de nuevo
dime todo lo bello que ves en el futuro
para hacerme a tu encuentro una realidad
una ilusión, y que pueda mirando tus ojos
mi corazón creerlo, creer que es amor…

Y más allá de las palabras
llegues a besar mi alma, desnudando
en mis labios tu boca, y olvidar los cuerpos
amándose en la cama…

Un día seré yo quien te lea
de esta historia, sus idas y vueltas
si acaso las olvidas, cada detalle
te recordará quienes fuimos
para ser estos que somos
y que sin ser escritor
ni poeta
en simples palabras
la vida, escribió sobre el amor
el nombre de los dos…

soundcloud.com/lola-bracco/mas-alla-de-las-palabras-1 (Lola)

.
11
2comentarios 178 lecturas versolibre karma: 101

La noche y tu ausencia

Burbujea abajo de un chorro de sombras,
callada y sin ánimo de sueño puro.
Sin embargo, no quiere té de cianuro
ni vomitar hiel en sus negras alfombras.

Impertinente una y otra vez te nombras,
en cada latido del reloj purpuro,
dentro del pecho donde te murmuro:
“Aún soy tu yo, no sé por qué te asombras”.

Entre el perdón y el olvido se humedece,
mientras tranquila suspira, y brillante ora:
“Cuídala Jehová, su vida embellece”.

Te llevo conmigo aunque llegue la Aurora.
El bien o mal tiempo dado se agradece.
Burbujea apacible, el viento no llora.

De Tu corazón es un bonito lugar para morir, 2019
leer más   
16
8comentarios 156 lecturas versoclasico karma: 99

Aire

No me pidas que te ame
como el adicto a su vicio,
exclusivamente te amaría
para lograr sobrevivir.

No me pidas que te quiera
como el niño pequeño a su madre,
únicamente te querría
para poder sonreír.

No me pidas que te odie
como el difunto a su asesino,
solamente te odiaría
para descanso conseguir.

¡No, no, no! No me pidas
ni lo uno, ni lo otro, ni lo otro:
seamos amantes,
nubes, polvo cristalino al viento.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
10
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Te vendo mi corazón

Te vendo mi corazón:
está en buenas condiciones.
¡Mira! No te miento.
Aún conserva su color,
ilusiones por montones,
bastante sentimiento
y mucha imaginación.

Lo puedes utilizar
como protección
contra el mal de ojo,
o como almohadón
cuando quieras soñar.

Es fácil de cuidar:
no exige devoción
y le gusta conversar.

Para comprar tu atención,
te vendo mi corazón.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
13
18comentarios 175 lecturas versolibre karma: 97

Pintando soledades

Y aún sigues ahí…pintando
soledades encendidas
como pábilo calcinado
por el tiempo.

Pintando
soledades cenicientas.
Atrapado en tus espejos
sin azogue.
Estudiando la manera
de decírselo.

Esperando…
que estalle el universo
en un nuevo Big Bang
que fulmine tu pasado
y tu presente.

Pero ahí sigues…
Sentado.
Impávido.
Mirando la vida desde lejos.

Descorchando tus vacíos.
Y bebiéndote los años
en sorbos cortos.

Y solo.

¡Que pare el tren!
¡Que pare contra el viento
en la borrasca!

¡Que te arrastre…
y te lleve con él!

A pesar de todo.
A pesar de nada.
A pesar de su vida.
A pesar de la tuya…

(Es tu última estación.)



María Prieto
Septiembre 2019

Pintura: “Estación Saint-Lazare, arribo de un tren” Claude Monet 1877.
23
38comentarios 313 lecturas versolibre karma: 97
« anterior123458