Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 30, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Creciendo en feliz armonía

Qué es más bello
que una familia
con l@s hij@s creciendo
en feliz armonía...
5
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 77

Caminos Misteriosos

Ese brillante día de abril,
el sol sonreía de manera peculiar,
no sólo cantaban las aves,
hasta los árboles les hacían coro

El jardín presumía mil colores
y el mismo número de aromas
las mariposas competían con colibríes
pero las abejas degustaban más sabores

Un par de nubes se besaban en el vuelo
mientras los peces miraban su reflejo
La vida era feliz ¿Qué podía empañarla?
Hasta los girasoles saludaban al cielo

A lo lejos,
justo a la salida del túnel de árboles,
aparece el regordete policía del pueblo,
seguro venía por mantequilla, pan y huevo

Las pláticas solían ser largas
y cargadas de recuerdos
pero en esta ocasión sólo bastó un minuto
para llenar el cielo de cuervos
Una lechuza llegó y los zenzontles se fueron,
las paredes ladraban como perros viejos
La otrora feliz mujer corrió despavorida,
llevaba en el alma un dolor
y en el corazón una herida

El túnel de árboles jamás había
sido tan largo
pero corrió con tanta fuerza
que no sintió cansancio

Arribó a aquel arroyo,
en el que muchas veces habían jugado
vio dos cuerpos, uno era Saraí
y el otro era su hijo Ernesto

La impresión fue devastadora,
como si una fría espada atravesara su vientre
y su alma se vaciara de repente
Su cuerpo vacío cayó fulminado,
sobre el cuerpo de sus hijos lloró amargamente
Sufría como no debe sufrir la buena gente

- ¿Porquéeeee? ¿Porqué te llevaste mis hijos?
¿Porqué la vida es tan injusta,
habiendo tanta gente mala,
te llevaste estos angelitos que no han hecho nada

Después de las lamentaciones
sobrevinieron las maldiciones,
contra la gente, contra la vida,
contra la injusticia

- Me quiero moriiiiir, no deseo seguir aquí,
la vida es un infierno, devuélveme mis hijos

Un silencio sepulcral invadió el ambiente,
un frío inusual invadió su alma de repente...

Una voz le susurró al oído:

- Hija mía no necesitas morir,
hace tiempo lo has hecho,
necesitas parar de sufrir
y acurrucarte en mi pecho

Tu alma penaba en este mundo vil,
empeñada en cuidar a tus hijos
permaneciste aquí y te olvidaste de mi,
tú y ellos sufrían mucho por eso los reuní.
leer más   
16
18comentarios 319 lecturas versolibre karma: 105

Tu Arcoíris

Llegaste como un soplo
de delicada y dulce ternura
después de estar soñando
nueve meses imaginando
cada centímetro de ti
y cuando por fin te ví
no me lo podía creer.

Te acurrucaste en mi pecho
tan frágil e indefenso
fui besando tus manitas
y ahora por fin soy feliz
con tan sólo verte sonreír.

¿Por qué una cosita así
puede cambiarlo todo?
Porque ahora tú para mí
ya lo eres todo, mi tesoro.

Iván A.
13
12comentarios 128 lecturas versolibre karma: 108

Ángel Guardián

Soy ángel guardián de su silencio..
Navego por el espacio infinito
que nace de sus sueños;
la aurora boreal que genera
su sonrisa dormida;
país donde los duendes
fabrican los cuentos...

Cruzo fronteras de fantasía,
a través de sus pupilas;
soy sereno, soy vigía,
soy cautela, soy su guía,
soy el faro que ilumina
hasta las claras del día...

Escucho el son de sus latidos,
timbales de ritmo incesante,
agujas de un reloj dormido,
traqueteando de forma errante;
golpean fuerte mis sentidos,
retumba su eco en los cristales...

Y si un día me retiran
el derecho a ser su ángel;
dejo mis alas en el olimpo,
y bajo al cielo de los mortales,
para ver como duermen
mis dos gotitas de sangre...


Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
19
23comentarios 273 lecturas versolibre karma: 109

Aniversario de bodas

TankanaT de @Saltamontes

Pasado el tiempo
Aunque no iguales somos
No indiferentes
Cuarenta y nueve julios
Llevándonos muy bien
Dos hijas, tres retoños
Que al hacer nuestras cuentas
Todo es ganancia
Y motivos de fiesta
¡Qué más pedir!
leer más   
20
30comentarios 709 lecturas japonesa karma: 118

Café recién hecho

Me gusta el poeta que ahora eres,
el hombre en el que te has convertido.

Lo dice todo el mundo:

―Se nota que tu mujer y tú
sois los dos escritores de culto.
Tenéis una habitación
con varias estanterías repletas de libros,
las mejores voces de la poesía,
una lámpara de suave luz
y una butaca junto al balcón.

Todo esto irá fuera...
Es lo que contesto. Y sonrío.

Aquí estará la habitación de mi hijo.

Pondremos
todas estas hermosas palabras
―amor, libertad, sueños―
de nuevo
a funcionar.

[Abel Santos, de 'El camino de Angi',
51 poemas de una historia de amor,
Poémame Editorial, Próximamente en 2020,
Prólogo de Angi Expósito]
leer más   
6
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 77

Esos pequeños traviesos

Ellos conjugan mi presente y mi pasado,
También son mi porvenir,
Esos pequeños traviesos,
Por los que puedo morir.

Si alguna vez has amado,
Multiplícalo por mil,
Y así talvez comprenderás,
Este innombrable sentir.

Ellos son luz en mi vida,
Son mi estrella de Belén,
Agradezco su existencia,
Y su amor tan natural.

Espero poderles ver
Siendo grandes y bondadosos,
Siendo hombre y mujer de bien,
Esos pequeños traviesos,
Ahora es su tiempo de ser.
leer más   
10
3comentarios 178 lecturas versolibre karma: 55

Indiferencia

Indiferencia de mi puño y letra, conseguiste
indiferencia, de los besos que me robaste
indiferencia, de anaranjados atardeceres,
que compartimos, charlando de amor y placeres.

Indiferencia de mi corazón
que ha muerto de suicidio, amor mío,
dejas: barco sin rumbo, dolor profundo
navegante y vagabundo.

En la hoguera de la indiferencia
quemo tus recuerdos y mis sueños
quemo a nuestros muertos.
Chisporrotean al rojo vivo,
los nombres de nuestros hijos
de aquellos que no tuvimos,
se quema nuestro destino.

En la hoguera de la indiferencia
he quemado mi inocencia
yaces ya en el olvido.
La estrella de los vientos
marcará, mi nuevo rumbo y destino.
leer más   
10
1comentarios 138 lecturas versolibre karma: 60

Los sitios más hermosos del mundo están en el cuerpo de mi mujer

En tu portal,
tus brazos se abren a un pasadizo secreto
que me lleva al dormitorio de la magia,

donde tu piel es mi libro favorito,
y en ella leo mi pasado, mi presente y mi futuro,
sobre todo mi futuro. Me habla de mis hijos,
y yo comprendo, emocionado,
igual que un dios sabe
que las oraciones de los niños
son las que tienen más fuerza.

Tu piel me dice, por ejemplo,

que tus piernas infinitas me convertirán,
al caminar juntos, en el río que cambió su rumbo,
pero cuyo destino siempre fue ir hacia adelante;

que al besar despacio tus pies
encontraré, entre risas,
el todo que no se avergüenza de parecer nada,
que en el perfume de tu vientre
descubriré la luna que ilumina, más que a sí misma,
la rosa latente de tu sexo;

que tus pequeños y dulces pechos
son las ventanas encendidas
que yo contemplaré feliz cada noche,
como el hombre que llega del trabajo y del frío
y ya no envidia las vidas ajenas,
y sube a su hogar.

Porque tu cuerpo es
el punto en el que coinciden
la única salida del laberinto y el sitio
donde se ama; lo terrenal y lo increíble.
12
6comentarios 303 lecturas versolibre karma: 95

Caminito

Largo es mi camino para
llegar al otro extremo donde
quiero llegar.

Que no me falte el sendero
aún agrietado que sienten mis pies...
Este camino de verdes praderas
se apoderan de mi voluntad.

A paso lento y suave llegaré.
No me detienen, el miedo de ningún
depredador.
El ejemplo le debo a mi hijo
que sigue mis pasos.

Visto de blanco, amarillo y negro
para demostrar mi paz, gracia y valentía.
Las hojas verdes hacen contrastar
mi color y yo el de ellas,
también son bellas ¡
Pronto llegaré !
leer más   
16
16comentarios 202 lecturas versolibre karma: 99

Dos arcoíris y una Ventisca

A: Mis hijas.

Tengo bajo el sombrero tres palomas que me acosan,
Tres arcoíris que sacan de mis venas todo el color que me queda,
- y no molesta-
Sonrío y lloro, y maldigo y aguanto;
Dibujo soles azules y muñecas de trapo,
Cuento luciérnagas a oscuras y me invento un miedo a los sapos.
Tengo tres cuentos inconclusos para dormir;
- uno que nunca he empezado-
Y una canción que se dice de cuna,
pero que nunca he cantado.
Ya una estrella se me ha mostrado crecida,
Ya su luz equidistante forma parte de mi otra vida.
Tengo bajo mis ojos tres luces y 2 pupilas;
Pedazos que aquí en mi cuerpo estaban,
y yo sabía.
Tengo bajo el sombrero
dos arcoíris y una ventisca.
leer más   
14
12comentarios 158 lecturas versolibre karma: 136

Tu Arcoíris

Llegaste como un soplo de ternura,
después de nueve meses imaginando
cada centímetro de ti
y cuando te vi no me lo podía creer.

Te acurrucaste en mi pecho,
tan frágil e indefenso, besé tus manitas
y ahora soy feliz, con tan sólo verte sonreír.

¿Por qué una cosita así
puede cambiarlo todo?
Porque ahora tú, ya lo eres todo.

Iván A.
10
4comentarios 122 lecturas prosapoetica karma: 119

Semilla de mi semilla

Hija mía tu eres germen
de una nueva cosecha,
plantada en la riqueza
de esta tierra preparada.

Tan pequeña mi semilla,
que cabias en mi mano,
te hiciste lugar temprano,
para sembrarte en mi alma.

Los miedos de tu llegada
invadían mi presente,
¿Que iba a hacer, cuando tu llegues?
Si tu vida no era mía.

Le pedí a Dios, se mi guía
ya que ella vendrá a mi vida,
siendo fruto de mi vientre,
ella crece, crece y crece.

Dios me dijo hija mía,
yo la llame primero
siendo Dios soy labriego
de todas las semillas.

Cuando de sus primeros brotes,
verás con mas certeza
que la semilla, de tu semilla.
hija mía, es mi cosecha.

Aurora: Claudia Viviana Molina
15
7comentarios 122 lecturas versolibre karma: 85

Cora & Wesson

Un invierno más y me remonto en el pasado
Los recuerdo tiernos, ingenuos y tan dulces..
Me enseñaron ese idioma tan perfecto d ustedes
En mi renació ese Niño eterno q llevamos dentro
Conocimos inmensidades de cosas juntos
Un invierno más y los recuerdo tanto tanto mis niños
Un invierno más y crecen y nos alejamos cada día más
Pero los extraño, extraño a mis niños.
By balmasedayailin 12/2018
7
2comentarios 100 lecturas versolibre karma: 79

Hijo eterno

Una luz encendida,
la luna sonríe
La lluvia saluda
y la noche se esconde.

Una taza de café sin azúcar,
mi perro asustado en su guarida
le teme a la lluvia,
busca y chilla pero no ve salida.

Un sonido en el silencio,
un respiro nuevo en esta tierra
¿hombre guerrero o princesa doncella?
Tu saludo viaja al ritmo de tu llanto.

Tu gente te da la bienvenida con besos.
Los abuelos esconden el riachuelo
que de sus lágrimas han formado.
Tu madre se recubre de gotas de amor.

Y tu padre canta al viento:
¡Ha llegado!
Está presente mi hijo eterno.
A Dios sea el agradecimiento
y para ti este mundo nuevo.
leer más   
3
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 31

" Mi esposa "

Para usted del corazón que le adora

dulce y hermosa señora,

diáfana noble y orgullosa,

madre de mis hijos...Mi esposa.



Del tiempo la hora, del lugar la distancia,

el cuento soñado que tuve en mi infancia,

el beso que enferma, el beso que cura,

después de enfermarme me diste ternura.



del hambre mi pan, del frío gabán,

rivera y caudal de mi manantial,

mi nube, mi brisa, mi eterna sonrisa,

mi mar, mi gaviota, mi dulce derrota.



La fe que me espera, cual leña a la hoguera,

Fuente de dulzura que fue mi locura.

Tu alma es divina y corazón granate,

contigo no hay austeridad que mate.



Lluvia del cielo, y canto de sirena,

voz de sonata dulce y serena.

Por ti he conquistado la cima del monte,

pintaste el reflejo de nuestro horizonte.



Lo que era mentira contigo es verdad,

tu has sido la estrella de mi navidad,

has dado a mi vida esperanza y aliento,

conmigo has estado en todo momento.



Todo me das, todo perdonas...

y nada me pides.

Caes vencida, sufres callada...

pero pervives.





Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.

Choluteca, Honduras.
4
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 45

" Mi esposa "

Para usted del corazón que le adora

dulce y hermosa señora,

diáfana noble y orgullosa,

madre de mis hijos...Mi esposa.



Del tiempo la hora, del lugar la distancia,

el cuento soñado que tuve en mi infancia,

el beso que enferma, el beso que cura,

después de enfermarme me diste ternura.



del hambre mi pan, del frío gabán,

rivera y caudal de mi manantial,

mi nube, mi brisa, mi eterna sonrisa,

mi mar, mi gaviota, mi dulce derrota.



La fe que me espera, cual leña a la hoguera,

Fuente de dulzura que fue mi locura.

Tu alma es divina y corazón granate,

contigo no hay austeridad que mate.



Lluvia del cielo, y canto de sirena,

voz de sonata dulce y serena.

Por ti he conquistado la cima del monte,

pintaste el reflejo de nuestro horizonte.



Lo que era mentira contigo es verdad,

tu has sido la estrella de mi navidad,

has dado a mi vida esperanza y aliento,

conmigo has estado en todo momento.



Todo me das, todo perdonas...

Y nada me pides.

Caes vencida, sufres callada...

Pero pervives.





Autor : Carlos Roberto Reyes Paz.

Choluteca, Honduras.
6
1comentarios 119 lecturas versolibre karma: 59

Oveja Negra (una madre te llora)

Maraña infértil
pensamientos necios, absurdos,
pesadillas que fluyen de la nada.
De esa nada oscura
como abismo, suspendido
y que tiene olor a muerte
helada, húmeda, putrefacta.
Malos sueños
que arden como hidrógeno
al llegar a la luz más tenue.
Déjalos ahí, ardiendo
quemándose en el delgado hilo blanco,
ese mínimo haz iluminado.
Solo flota y vuelve,
vuelve del allá oscuro
quédate aquí
en esta realidad imperfecta
Pequeña flor desvencijada
perdida en otros espacios
ya no pierdas más pétalos.

Jeonsung Taeyang ®
leer más   
2
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 26

Mi fruto

Mi verdadero amor
es fruto de mi vientre
crece entre mis manos
mis ojos, su espejo

Le daré por alimento
sonrisas de colores
caricias
entre aguas
dulces y saladas

Ese amor
generoso en sus raíces
habita perenne
y en mi regazo
de la intemperie cobijo

Pero llegará ese día
que caminará
sin mis manos ni mis pies
y como todo árbol
dará sus propios frutos

Otros florecerán y marchitarán
al paso de la primavera
pasionales, abnegados
compañeros de ruta
pero tu hijo mío
tu presencia en mi retina
hasta el último suspiro
leer más   
3
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 48
« anterior12