Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 156, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Un suicida condenado a vivir

Vivía en el paraíso que le despertaba tener todas las cosas pulcras y ordenadas. Sus camisas y corbatas cuidadosamente dobladas. Sus sombreros y zapatos ordenados por colores. En la cocina no podías encontrar mancha alguna ni utensilio fuera de su lugar. De hecho, en cualquier rincón que curioseaba se repetía esta fórmula. Los muebles, los veladores, los adornos antiguos, cuadros de paisajes austeros, todo lo que mi vista alcanzaba parecían comprados y quitados de sus empaques apenas unos instantes atrás. Las tertulias con él eran breves, con su semblante rígido como un paredón que nada lo quebraba. Se lo veía siempre absorto en la tarea de quitar todo indicio de tiempo y de caos, como si nadie viviera en esa casa, algo que me generaba escalofríos. Como si de un asesino se tratara, borrando toda prueba detectable que pudiera incriminarlo. Alguna prueba de que él existe.

No te confundas, no era un fantasma, tampoco un homicida. Era un hombre. Un hombre que logró encontrar en sus quehaceres una forma particular de suicidio inocuo, sin sangre, sin ahogos, sin heridas visibles. Una forma de vida, si se me permite decirlo.
3
2comentarios 59 lecturas relato karma: 44

Los mangos de la Plaza

De bocado, de mecha o unos más pequeños que le dicen pico de loro, amarillos, colorados, verdes o anaranjados.
Una alfombra de ellos en el suelo, otros adornaban sus copas como bambalinas en arbolito de navidad, con aromas muy variados, y sabores encantadores.
Eran tantos que podías llenar sacos en un rato que te sentaras a recoger los que caían por la mañana. Tan exquisitos que las abejas y mariposas se peleaban por extraer su dulzura.
Con ellos se alimentaban las ardillas, las iguanas, los pájaros.
Recuerdo con agrado un araguato y una pereza.
Los niños y muchas personas que por allí pasaban disfrutaban su dulzura.
Acompañaban esas delicias algunos Merecure que en menos cantidad se encontraban hacia una de las esquinas.
Recuerdo algunos personajes enajenados que solían desayunas muy temprano con los regalos que les daba la naturaleza con sus mangos.
Yo conocí a Escopeta, lo recuerdo casi siempre vestido de gris o de caquis, creo que ese era el color de su ropa o el sucio acumulado por dormir bajo los banquitos de la plaza lo hacían ver así; de barba abundante y enredada, cabello largo pero tipo afro. Casi no hablaba y su cara estaba como desencajada.
--¡Escopeta, la guardia!
le gritaban, no sé porque, solo recuerdo que si estabas cerca debías correr, pues decían que si te agarraba te podía joder.
También conocí a Juan Bimba, algo joven y alegre, salía de las misas de aguinaldo, derechito a desayunar a la plaza los mangos de bocado. No debías mirarlo muchos, pues tenía como maña escupirse en la mano y llenarte la cara con su baba, así corrieras, su escupitazo varios metros alcanzaba y su puntería era directa a la cara.
A toda velocidad venia Benito, con su caminar rápido y con mucha gracia, no se metía con nadie y recorría a Barinas y sus plazas. Como narrador de carreras le gritaban que se apurara y a él le gustaba la broma pues con afán más rápido andaba:
--Métele tercer Benito, acelera en la cuarta, ya casi llegas a quinta, corre Benito que te alcanzan.
Allí en la plaza también conocí, a Román le decíamos huele pega, pues esa droga él cargaba en un cartoncito de cuartico de jugo,
--¡Que paso my brother como es que esta la vaina!,
así nos saludaba cuando temprano llegaba, vivía a no mas de seis cuadras. Era muy conversador, hay quienes dicen que llegó a ser excelente estudiante, pero para ayudarse con sus estudios trabajando de zapatero, le agarró el gusto a la pega.
Eran los años ochenta de esa Barinas amada, donde caminabas de noches por sus calles y sus plazas, te parabas en la esquina y con los amigos charlabas hasta altas horas de la noche y a comer los mangos de la plaza.
leer más   
5
3comentarios 37 lecturas versolibre karma: 64

El abuelo del barrio

Allí va
Nadie sabe de dónde viene
nadie sabe a dónde va.
Dobladito por el peso de los años
se le nota en el andar.
Todas las mañanas lo veo pasar,
con el chimó en la boca,
con su caminar despacio,
con sus alpargatas remendadas y
un sombrero de paja,
pantalón de dril oscuro, ruñido por todos lados,
arremangado un poco más abajo de las rodillas,
de correa, un guaral de nailon,
con camisa que en algún tiempo fue blanca, con remiendo de hilos colorados,
cargando en la espalda una marusa grande y vieja,
llena de trastes,
llena de recuerdos,
de historias, de vida,
Allí va, cargadito, dicen que viene del río
camina como ocho kilómetro de regreso pa’ su casa.
leer más   
2
1comentarios 29 lecturas relato karma: 28

Súplica

No más sangre derramada en nuestras calles.
Nuestra madre está cansada de llorar
y nuestro padre harto de vernos chocar:
valoremos día a día los detalles

y sembremos más amor en nuestros valles.
¡Basta ya de lastimar y de matar!
¡Basta ya de despertar y de soñar
entre pesadillas y enlutados talles!

No más sangre ni violencia ni inconsciencia:
podemos transformar la realidad.
No más sangre manchando nuestra inocencia.

Nuestro padre está llorando en soledad
y nuestra madre gritando su impotencia:
¡Por favor!, no más sangre, no más crueldad.

De Sombras, 2012
leer más   
7
8comentarios 59 lecturas versolibre karma: 83

Eterno inmortal

.
Un día me contó la historia, un día empezó con el final
y los siguientes no pudo evitar recordar desde el principio
cuando el tiempo era antiguo y el amor un eterno inmortal…

Un día, una historia, un amor que nadie quiso
y ellos lo quisieron aún imposible, y no hubo distancias
ni tormentas, que al final en vez de separarlos los unieran
en ese abrazo de cada riesgoso reencuentro, de ganarle al tiempo
y a la eternidad…

Hubo un día una historia, que puedes creerla o no
pero toca tanto al corazón, que quisieras haberla visto
aunque sea de lejos, escaparse en la tormenta
sin destino ni estación, pero ese fue el final…


soundcloud.com/lola-bracco/me-conto-la-historia (Lola)

.
14
8comentarios 113 lecturas relato karma: 92

~ Una historia hecha poema de dos corazones y tres versos… ~

.
Hablaba de amor
como cada uno de sus versos
que no eran de nadie, porque esperaba cada día
el amor perfecto, que no llegaba, y la soledad
le abrazaba entre letras y el tic tac de relojes
de desencuentros…

Ella no escribía
no acertaba una rima
ella amaba la poesía que acariciaba su alma
sin importar donde la leía, enamorada del amor
sonreía ilusa, bailando a los días
hasta que un poema anónimo y sin tiempo
la besó de frente, y lo copió mil veces
lo memorizó…

En su último verso
ese del despido al poeta reprimido de la vida
le respondió un poema de su autoría
escrito hacía tiempo, pero continuado
donde él había terminado:
“ Seamos este ahora, donde tus letras me abrazan
y tus brazos tienen frío, que tu tiempo pasa
y yo no quiero sin tu poesía el mío…”

( y el poeta lloró) Nadie supo el final
pero hubo libros anónimos de amor
por mucho tiempo…


soundcloud.com/lola-bracco/una-historia-hecha-poema (Lola)

.
16
4comentarios 94 lecturas relato karma: 113

Palabras al viento

.
De palabras al viento
cargadas de hojas de cada estación
voló sin destino cada verso al que le puse amor
y la brisa nueva traía respuestas con poemas perdidos
de otro autor…

… de palabras que escriben la historia
que besó un día mi boca, que abrazo las horas
de amor y de ausencias, de los cuerpos amando
o extrañándose, cada verso, cada cuento sólo mío…

… y mío sin nombres, los ecos callados
repitiendo un te amo escrito en el pecho
borrado en el tiempo, guardado en los ojos
mintiéndole al viento que ya me olvidó…

soundcloud.com/lola-bracco/de-palabras-al-viento (Lola)

.
16
4comentarios 100 lecturas versolibre karma: 104

No me olvides

.
No me olvides, aunque sea tarde
aunque la noche no permita entre sombras
encontrarnos, y entre voces familiares tratar de escucharnos
no olvides despedirme el día, antes de partir…

Partir de nuestro mundo que reparte las distancias
los horarios, y en el medio las montañas, mares y ríos
que nos cambian su clima para sentir el frío de la lejanía
o del calor hacernos vernos desvestir…

Esa bendita geografía de los cuerpos hechos mundos
para recorrer con caricias, con miradas para encontrar
en sus cuevas el amor secreto, el tesoro de cada vida…

Escribe tus letras sin juicio
esas que perdieron hace tiempo su sentencia
por escapar a la locura, por regalar su alma al diablo
porque la otra vida paralela es el limbo de su infierno
sin morir…

Y no olvides escribir tu parte de hoy
y un borrador para mañana
por si tu conciencia no te dejara con razón
volver a salir…

soundcloud.com/lola-bracco/no-me-olvides (Lola)

.
16
4comentarios 96 lecturas versolibre karma: 93

¡Ese!¡Ese es el mismo perro! pero con otro collar

¡Ésta historia es real, divertida, y con moraleja...

Hace años tuve un perro, al cual le dedicaba cuidados (que es a lo que uno se compromete cuando adquirimos un animalito) le daba cuidados de más, un trato especial, corte de pelo, vacunas, comida de primera, ropa según el clima, siempre sus camisetas sudaderas y cachuchas listas y limpias.
y amor sobre todo amor de más al chiflado perro .

Eso sí!! tenía que tener la puerta de la cerca bien cerrada, pues él no entendía que era de raza y debía estar comprometido a su hogar que le daba todo, pero cuando veía pasar cualquier perrita callejera perdía el control ( perro al fin) y salía corriendo en ocasiones la reja no lo detuvo para ir tras las callejeras o sea las perritas, es que si pongo perras callejeras, se oye fuerte, aunque sean perras.

En una ocasión después de llegar del veterinario limpio, perfumado, bigotes y barba recortada, guapo y vestido con un bonito suéter lo dejé acostado y arropado en su cojín y me fui a dormir, no lo olvido fue un 12 de Diciembre.
Cuando a la mañana siguiente que me levanté, me extraño que no estuviera a un costado de la cama y no escuchar su ladrido al llamarlo a desayunar sus respectivas croquetas, no acudía a mi llamado, lo busqué por toda la casa y no estaba.
Al no encontrarlo y mi corazón haciendo bum bum bum cien por minuto, me fui a buscarlo a la calle a ver que perra callejera había seguido, a veces eso es sencillo, pues cada colonia o calle como que tiene sus perros sin dueño que deambulan por ellas, pero nada de él así que me fui a buscarlo a otros lugares cercanos me encontré que había más perros parecidos al mío.

Días después ¡oh sorpresa! por fin dí con un perro, que según las personas de por esos rumbos, había llegado solo (la perra lo abandonó callejera al fin)
El perro estaba irreconocible, trasquilado, cochino al llamarlo por su nombre respondió, me siguió con la cabeza gacha y avergonzado lo llevé de nuevo a su hogar.
Pero cada vez que abría la puerta salía corriendo a buscar perritas, así fue como se acabó la confianza.
Puse cadena al cuello, y un buen día terminé regalando al mal agradecido era mucho estrés y vigilancia.
No mencioné que tenía otro perrito de la misma raza, de lo más noble que puede existir, ahora ya viejo.
Hace unos días vino el veterinario a verlo, mientras me deja escrita las indicaciones, me dice :
-Mire su perrito se salió-
Le dije, no se apure médico, él no se va, él regresa.
Mientras el médico escribía yo pensaba .
Porqué es un perro leal a su familia a mi amor, sabe a donde pertenece,
y que lo queremos, aunque haya reja, se sabe libre, puede salir y entrar cuando le plazca
pero no se va ni se irá.
En eso ya venía mi fiel y viejo perro entrando a casa.
Sí, si hay clases, pero no importan las razas o abolengo.
Hay clases de corazones, de sentimientos, los amorosos agradecidos y los vacíos, insensibles y mal agradecidos.

Ahora concluyo, que el perro no era especial, somos nosotros los que hacemos especiales a los animales o personas les otorgamos esa distinción, confianza, cariño y cuidados, cuando en realidad distan mucho de merecerla algunos.
Debemos aprender que son ellos precisamente los que nos dan las instrucciones o la pauta de como quieren o deben ser tratados.

- Así que trátalos como cada uno quiere que se le trate.
-Aclarando, solo a los que son perros perros, trátalos como perros y como perros obedecen y te siguen
y con cariño y especial trato los que lo piden con su fidelidad y amor.

- Dicho de una señora que escuché refiriéndose a una persona mala que nunca dejará de serlo porque es parte de si .
"Perro que traga huevo aunque le quemen el hocico"
-"Al perro que es traicionero, no le vuelvas el trasero"
Ese era mi perro un perro disfrazado de clase
pero en realidad nunca dejó de ser lo que era por más disfraces que usó

¡Siempre fue el mismo perro pero con otro collar!

MMM
Malu Mora
leer más   
13
9comentarios 100 lecturas relato karma: 117

En el papel...

En el papel de las estrellas se inicio a escribir esta historia de amor que se guarda como un tesoro en el alma de los dos.
Escrita, contada y representada por dos seres que se profesaban amor.
Juntos creyeron que serian punto seguido en el libro del universo.
Llego un interrogante que puso un punto aparte entre los dos seres de amor.
El destino decidió subrayar una prueba en esta historia, con una tinta de mala calidad.
Estos seres se preguntan si esta tinta se puede borrar o se debe poner el punto final.
Entre paréntesis esta el amor que existe en los corazones de estas almas gemelas, es una tinta imborrable aplicada por el mismo amor del todo.
Esta narración tiene una hermosa idea principal que de alguna manera los unirá hasta el final.
Un escritor decide borrar las letras, pero queda la marca del lápiz en la hoja, marca que permite al otro escritor recordar esta hermosa historia de amor.
Más hojas en blanco quedan libres en este libro, para continuar escribiendo hasta la eternidad sobre el mismo amor que profesan esos dos seres de la eternidad divina de Dios.
leer más   
5
sin comentarios 50 lecturas relato karma: 61

Punto y aparte

Su alma bañada de misterio
descubrió en el tiempo
el vestido que le devolvería
la sonrisa olvidada.

Leía y leía los versos de su
historia y en la página no elegida,
puso el punto final y cerró
el capítulo.

Nadie de nuevo le volvió a mirar,
solo el viento le rumoraba que
lo que había dejado atrás
nunca más le haría llorar.

Los príncipes azules y hadas
salieron de las páginas de su vida.
La envolvieron entre sus hojas
ella entonces se dejó amar…


Letizia Salceda,,,
leer más   
13
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 95

El libro

Si se quiere viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.
Emily Dickinson


Escalé hasta la cima de sus tapas,
aspiré la fragancia de sus hojas,
abriendo cada página
al tacto de mi mano temblorosa.

Dibujando en mis ojos sus palabras
me introduje en la esencia de su historia
llevando la bitácora
a mares que trazaron otras olas.

Yo era audaz navegante que bogaba
buscando la gran isla misteriosa,
el temible pirata
que cantaba sus gestas desde proa.

El galán caballero que intentaba,
como lo hizo en su tiempo casanova,
seducir a las damas
con sinfín de requiebros y lisonjas.

Era Ulises, héroe en la batalla,
candor del Principito con su rosa,
comedia, tal vez drama,
Hamlet, o los amantes de Verona.

Un crisol de leyendas y de fábulas
al meterme en la piel de mil personas,
un viaje sin mañana,
era un libro grabado en la memoria.
24
12comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 109

Culpable

.
Y me matan tus espacios
tus callados te amos, tus tantos tus
me matan, me torturan en arrebatos
por no arrebatar, me socavan el corazón
tanto que no sangra, y se congela mi cuerpo
y vuelves callado a torturar mi mente…

y te digo despacio que resuene en tu silencio
mírame bien, porque he pensado, porque he llorado
y he maldecido el espejo que nos amo reflejados
y al no contestar tampoco el espejo receloso
y cómplice de nuestros pecados
te digo, te juro, me escapo
del castigo de esta historia
historia que en juicio
he condenado
y te declaro culpable
culpable y sin perdones
de que ya, ya, no puedo amarte…


soundcloud.com/lola-bracco/culpable (ByLola)

.
12
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 118

Mi norte sobre tu sur... ( En colaboración con @lidianny )

Ya no eres algo extraño.
Ya nada es extraño entre tú y yo.
Corrí, corrí y corrí,
en medio del cañaveral
bajo un sol Cubano
tocando con mis dedos
la hierba, tus mejillas
tu blusa blanca y el listón de rojo carmesí
por tu sendero imaginario
tras los surcos dejados por tus manos
de tu preciosa cara, sonreír.

Huellas de huellas y huellas
que se pierden en el tiempo
en las noches de auroras blancas
en el lápiz del cielo
en el cuaderno de los vientos
en un profundo eco
que retumban en mi primavera gris
y en los confines de mi azul templo.

Ya no es mañana, ni es hoy
es el mismo tiempo a contracorriente
la misma noche luchando con el día
la misma historia con otro final
y fui a contarte secretos al oído
a cantarte canciones del olvido
a poner mi norte sobre tu sur
me encontré con las alas de tu vuelo
con el verso de tu mar, bañando mis orillas.

Con el horizonte entre las manos
y la fortuna de los desposeídos
te traigo todo lo que soy, todo lo que tengo
ya no es antes, ni después, ni ahora,
ni dentro de un segundo
es justo cuando tu mirada
marca el rumbo.

Fijemos el rumbo que la bitacora
del tiempo indica bajo este cielo cobrizo.
Te he contemplado como la mejor
puesta del sol,
te he mirado como el más diafano destello de luna,
mis besos atados al cordel del mar
y en los repliegues corpóreos de tus labios.
En tu dentadura nívea yace una sonrisa
y en tu aliento frutal, las aromas del tropico
que los vientos Alisios del norte y del sur
en tu zona tórrida hace mucho tiempo
sembraron para mí.

Morena... mi amor es perenne.
Te confieso que vives en mis ojos tristes
y en las baldosas azules del mar.
La distancia hace moler los silencios
isla de tus senos blancos.
Mi amor en tus nevados desvelos descanso,
en la alacena de mis secretos
en mis calcetines negros
y en la nostalgia de un te quiero
escurro el llanto de otro te quiero
y soñé, soñé, morí y morí
que nada soñaba y estaba soñando
y lloraba y nada que lloraba
pues me acordé que el llanto de un niño
se quedó ahogado en los acordes
de tu vihuela…sus cuerdas tensadas
mariposa de color toca
el vuelo triste de este colibrí.

Aún titilas para mí.
leer más   
25
26comentarios 212 lecturas colaboracion karma: 134

Príncipe Desolado II

Confidente de dos

“Quienes desafían la naturaleza y sus reglas son llamados dioses, quienes la desafían y crean la suya son llamados demonios, ambos son dueños de su destino y libres de actuar”
-Alexndre


Llegada la tarde, después de una larga jornada de clases y práctica de laboratorio, el joven demonio encontrándose en la comodidad de su solitaria y fría morada, decidió al fin entablar una conversación con la chica tan fascinante que estuvo en su mente desde aquel día, sin embargo nuestro joven demonio no tenía ni la minina idea de como empezar la conversación, pensó "no quiero sonar tan normal con un simple hola, no quiero que piense que estoy obsecionado con ella, si actuó con normalidad seré muy frío y no entiendo por que con ella no quiero ser así", fue entonces cuando decidió hacer una pequeña visita a la diosa Artemis para preguntarle de qué manera podía hablarle a una chica, pero antes fue a ver Ra para que le explicase que es lo que está sucediendo con el.
Ra le explicó a Laxder acerca del amor, las emociones y los sentimientos, desde luego Amon se lo explicó antes pero al vivir solo y teniendo en cuenta que su "primer amor" resultó ser una cazadora, Laxder solo entendía el odio, la ira, la frialdad.
El joven demonio tras conocer que su antigua "novia" sólo intentaba asesinarlo, decidió olvidar sus sentimientos y emociones tal como Amon le había aconsejado, la sabiduría de Ra le explico que existen seres buenos y malos y que tarde o temprano el tenia que decidir de que lado estaba.
Cuando Laxder llegó donde Artemis se encontraba, se mostraba como siempre, un joven con una mirada intimidante y una atmósfera oscura que lo rodeaba, pero al hablar con la diosa su mirada cambió, Artemis se vio sorprendida al ver la expresión en el rostro de Laxder, aquel sublime demonio que había conocido se encontraba nervioso y confundido, Artemis por instinto entendió que Laxder quería hablar con ella acerca de una chica, la diosa con un tono dulce le preguntó "Lax¿ me puede decir el nombre de la chica?" a lo que el joven respondió en asombro "Artemis ¿acaso me has estado observando?", el joven demonio tras esta sorpresa se tranquilizó y decidió contarle a Artemis lo que le sucedía pero evito de todas las maneras posibles decir el nombre de la chica.
Mientras Laxder platicaba, Artemis pensaba en lo que había sucedido momentos antes de que Laxder llegara a su localidad, pues su sobrina había acudido a ella para pedirle un consejo acerca de sus sentimientos, la pequeña le dijo que había conocido a un chico un tanto diferente en la integración que tuvo de su universidad, la muchacha le contó sobre el muchacho, la apariencia que este tenía, Artemis le aconsejo que lo mejor sería que empezarán a hablar y conocerse de mejor manera, pues las cualidades de la pequeña sobrina de la diosa eran dignas de admiración.
De un momento a otro Artemis recordaba como su sobrina detallaba a aquel muchacho, y como una sonrisa y el brillo de sus ojos incrementaba poco a poco lo describía, lo que más le llamó la atención fue que la descripción que ella le dio era similar al joven demonio, fue entonces cuando a la diosa se le ocurrió interrumpir a Laxder y le pidió que le describiera a la mucha a lo que Laxder respondió "es una chica muy simpática, no la conozco mucho, pero por lo visto es muy inteligente, intrépida, espontánea, decidida, pero sobre todo es digna de admirar", después de describir a la chica se estiró en el suelo y suspiró, volteo a ver a la diosa y le exclamó "ahora que lo pienso tiene alguna similitud contigo y con tu hermano" Laxder se puso de pie le agradeció a la diosa por el tiempo y la atención que le dio y regreso a su casa.
No obstante la diosa decidió analizar lo sucedido y descrito por ambos, después de unos momentos dedujo que a su sobrina le gustaba Laxder y el joven demonio tenía un gran interés por su sobrina.
Al estar ya en casa Laxder tomó la decisión de meditar un momento y mientras lo hacía este se quedó profundamente dormido con su teléfono a un lado.
Por otro lado Ysla se encontraba un tanto cansada por el día que tuvo así que decidió ir a su cama temprano y pensar, mientras pensaba logró encontrar una posición cómoda y quedó sumergida en su imaginación la cual se convirtió en un sueño.

Será acaso que tanto la semi diosa y el joven demonio tienen la misma confidente y no lo saben, o tal vez sea otra chica a quién Laxder hacia referencia??


Alexndre
leer más   
5
sin comentarios 19 lecturas relato karma: 60

Nuestra Historia

Nuestra historia nunca se escribió
solo fue un borrador en el viento
tenía los aromas más dulces
y las caricias más tiernas.

Nuestra historia empezó con un sueño
vivimos un romance poético
nuestras almas bailaron
y nos besamos bajo una estrella fugaz.

Nuestra historia estaba llena de anhelos,
de atardeceres a la orilla del mar,
de lecturas bajo la luz de la luna,
de abrazos bajo las sábanas azules.

Nuestra historia pudo ser la más hermosa,
de esas que inspiran a los demás a soñar
a creer en la fantasía y el amor
dónde las almas se vuelven eternas.

Nuestra historia hubiera sido eterna
como las canciones de Chavela,
como los poemas de Neruda,
como las pinturas de Dalí .

Tuve el tintero lleno de tinta color carmín,
tuve la pluma dorada y las hojas blancas,
tuve su mirada y sus labios
la tuve tan cerca, que la sentí real.
leer más   
15
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 83

Escríbeme

.

Sólo me senté frente a un blanco mudo
sin imagen diciendo: “Escríbeme”
y sentí el mismo escalofrío en la piel
necesitaba vestirse de metáforas
de verbos llevando sentidos
contar una historia
calzarse de poemas
entre tanto blanco y gris
de un otoño sin letras…

Y yo le dí flores, o lo intenté
pero no siempre los colores se pueden escribir
cuando te sientes tan hoja, sin viento, tan frágil
ahogando sentimientos, como ese papel frente a ti…


soundcloud.com/lola-bracco/escribeme (Lola)

.
12
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 98

En mis sueños

Lo espero como siempre
cada noche entre mis sueños
cuando invaden los recuerdos
de esa tarde, de aquel muelle
que despidió su figura, sin decir: adiós…

Me dijeron, me contaron tantas historias
distintas de su partida, que he creado la mía
donde me ha robado hasta el último suspiro
abrazándome fuerte el último beso en silencio…

Y también me invento esperarlo
al final del mismo repetido sueño
en el mismo muelle, donde dicen
cuentan, que se perdió en un bote
en aguas calmas, entre la neblina
con toda su poesía, como único equipaje…

Lo espero, desde hace tiempo
ya no imagino claramente el color
indefinido de sus ojos
pero mi boca no logra olvidar
sus besos, esos que nunca me ha dado
pero que sigo soñando, cada vez
que vuelvo a buscarlo, en el muelle
desolado…

soundcloud.com/lola-bracco/lo-espero (Lola)

.
10
5comentarios 110 lecturas versolibre karma: 83

El miedo a vivir la vida

En el tejado, el sonido desgastado de la lluvia a cuenta gotas interrumpe bruscamente aquel eterno dormir. Me encontraba en la banca de aquel parque, donde el absurdo más grande al cruzar mi vida entera se presentaba ante mí.

Las hojas te cubrían de sombras, el majestuoso árbol arrullado por el agua de aquel río. Un otoño en mi memoria, posiblemente me encontraba donde convergen cada una de las estaciones. La verdad, creo que era en primavera.

En medio de aquella postal —un susurro me gritaba —bésala.

El temor más gigantesco se resquebraja en mi pecho, algo dentro de mí respondía —no puedo.

— ¿Por qué? — ¿Dime porque tengo miedo? —me cuestionaba en un profundo sueño.

—Tienes miedo a vivir la vida —respondía.

Corría sin poder parar, siempre huyendo de la vitalidad sin temor a colisionar. Sin algo a donde poder asirme, una caída en picada, en un vuelo había perdido las alas.

Solo correr por el sendero, sin saber en qué momento se desplomarían los sueños. No importa ya. Ha pasado el tiempo pero siempre reapareces.

Aquí estas en mi vida, me estrellas en cada momento de esta caída en picada. Me estampas a los miles de kilómetros por hora, me llevas a más de otros miles y tantos de la altura. Caída libre sin lograr cubrir mi rostro, sin poder meter las manos…

Tonto —me grita la vida— eres un tonto.

— ¿Por qué naces corriendo sin querer ver dónde pisas? Sin darte cuenta que dejas huellas que se hunden con el más profundo amor.

Aquella tarde de verano, sin reconocer la estación en la que estamos, al abrazarnos y sentir el cuerpo enardecido sin poder tocarte, nos besamos sin darnos el beso.

Cobarde — me grito cobarde— una y otra vez.

Al paso de los años la memoria, cual enemigo acérrimo, me traiciona; hurga entre los recuerdos. Mis manos comienzan a temblar, ha iniciado el cobrar del tiempo. En mi mente, solo pequeñas lagunas que se inundan de los sueños con tus besos.

Escenarios que solo viajando en mis letras, logran mitigar los lamentos por un pasado presente que discierne el porvenir al mantener nuestros pulsos sin cesar.

Todos tenemos nuestra propia verdad, hoy, se trascribe desde el alma en cada letra. Ya no importa en qué estación ni el sonido desgastado de la lluvia a cuenta gotas que interrumpe bruscamente aquel eterno dormir.


Por: WilyHache ®
17 de enero de 2019
13:05 p.m.
México
*Segmento de una historia; un libro que se encuentra en proceso.
47
6comentarios 184 lecturas prosapoetica karma: 104

~Tres versos de una historia y su autor… ~

.
Lo sé, la historia no quiso llevar nuestros nombres
y un día de lluvia te dejó partir con aquél capítulo
donde llegaba otro amor, para poder seguir…

Y no fue igual, la historia cambió
no se puede amar sin querer a otra piel
y las letras delatan la falta de pasión
y sin pasión no es fácil dejarse escribir…

El autor lo supo, y yo también
mi historia seguiría sola
porque a su imagen me había creado
y no había personaje de sus letras
que pudieran tocarme, me quería a mi
y yo le esperaría entre hojas amarillas
al final de la historia, su historia y la mía…


soundcloud.com/lola-bracco/tres-versos-de-una-historia-y (Lola)

.
17
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 90
« anterior123458