Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 129, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Rasgarán la tarde

Rasgarán la tarde en la penumbra
creando mil estelas de lluvia y poesía
y todo se expandirá en infinitas gotas de suspiros
de mil formas y texturas...
arcanos revelados en el aire
que juegan con miradas que se entregan...

Ellos sonreirán, casi enajenados,
acariciando lo que jamás vieron sus ojos
abriéndose a la luz...
susurrando minúsculas estrellas
que puedan intuirse en el aire...
leer más   
11
8comentarios 36 lecturas versolibre karma: 97

Mis te amo...

¿Cómo rodear un abrazo sin lacerar las alas rotas?

Al revirar los pasos sin dar
porque el miedo te ha vencido
En el incansable buscar del reflector
que ilumine cada tropezar
Sin existir alguna piedra, sin claudicar
te enfrentas a la reflexión

Cuestiones frustradas
que te arrojan a la sórdida oscuridad
que se combate en el alma

¿Cómo escuchar el consejo sin estropear su acepción?

En un viaje interminable que soslaya la mentira
que sostiene a la verdad
Se desprenden de un vacío enorme
como la sed del espejismo

Se revierten los cansancios, entre despojos
sin pesar el malestar, entre espinas que lastiman
socorriendo a la nostalgia sobreviven

Insisten en reaparecer otra y una vez más
entre las agonías del placer

Hasta el segundo final
con la inocencia de escudo; mis te amo…


Por: WilyHache®
17 de Marzo de 2019
16:40 p.m.
México
11
1comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 74

Que fluyan las musas

Siguiendo la senda que otros forjaron,
uniendo solidaridad e ingenio.
Siempre apasionado... comprometido,
vuelca en sus letras millones de sueños.
Creatividad que danza al compás
pulsando con ilusión un proyecto.
Imágenes que escapan del papel,
sonrisa dibujada a cielo abierto.
Tinta que fluye espesa como sangre
dando vida y latido en cada verso.
Relatos que construyen mil historias,
entre apuntes, esbozos y bocetos.
No se demore pues la inspiración;
que brote sin ceder al desaliento.
Si al cielo oscuro le llega la luz,
muestra la luna su rostro más bello.
Fluyen las musas en cinco palabras
y alguien sonríe cumpliendo un deseo.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco palabras:
cincopalabras.com/2019/03/17/escribe-tu-relato-de-marzo-iii-claudia-cr
17
23comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 117

El aposento para soñar

Un baúl de los recuerdos que se cuelan como el viento, ilusiones que has sembrado al transcurrir el tiempo.

Cubierta con una colcha, como tímida armadura de la infancia sin dejar.
Con la puerta destrozada, iluminando la esquina, una esfera de luz que ahuyenta a cada sombra. Es donde todo comienza.

Entre repisas, ocultos sin desempolvar, el botín de las batallas. Libros viejos, apuntes llenos de letras, borrones sin recordar. Lecturas que gritan léeme, de pastas viejas de tanto hojear, dibujos sin expresar en lienzos de luna, con el sol de girasoles, con las sabanas de los nublados.

La memoria es testigo, pues se ha quedado esperando la respuesta de un mañana temprano de una tarde de olvido. De un hazlo con algún sentido. De un vive sin esperar.

Frente a la cama; el closet de vestimentas, un espejo alimentado con el rostro de color, con la sensualidad, el ego de los fríos que atormentan el más puro pundonor. El reflejo de las cenizas del diario caminar al despertar o detener el paso para descansar.

Señales que se transportan en pesadillas, los sueños que no existen pero que te estampan frente a la eterna realidad.

Es la habitación donde piso, sin tocar los pisos con grietas pulidas monocromáticos del silencio, donde cada palabra expresada se ha impregnado en la pared. Donde los mitos se cruzan con cada acción desmedida que nos lleva a madurar. Donde sonrisas, lágrimas de madrugada, la cefalea del insomnio que enmudece o que impulsa la felicidad.

Interrumpe el viento por la ventana que se oculta para no ser vista cuando el calor atormenta cuando el brillo de la luna grita. Estoy rodeado por vestigios, una tormenta se acerca, un petricor que camina con saudades que dominan los suspiros de un atardecer más, el aposento para soñar.



Por: WilyHache®
16 de Marzo de 2019
18:54 a.m.
México
leer más   
17
5comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 93

La Luna

La luna esta tan lejos
pero cada noche la siento cerca
como si fuera sólo mía
como si nadie más la mirara.

Se asoma por mi ventana con una sonrisa
a veces con todo el esplendor de su magia
me mira, me abraza, me besa, me ama;
la luna me enamora sólo a mí.

Le cuento mis secretos
y ella no me juzga,
solo me mira con ternura
abraza mi alma desnuda.

La luna me inspira poesía
me inspira pasión,
me llena de esperanza
y a veces melancolía.

La luna…

Esta tan lejos y no es mía
solo es una ilusión
que al despertar
se desvanece con el día.
leer más   
16
3comentarios 62 lecturas versolibre karma: 103

No me robes

No me robes mis sueños
ni mis ilusiones
aunque estén puestas en las nubes
aunque solo sean mías.

Róbame el sueño como cada noche,
róbame un beso y un abrazo
róbame los suspiros,
róbame el alma.

Pero no me robes este sentimiento,
este amor tan puro que te tengo,
esta magia que me envuelve
cada vez que te pienso.

No me robes los suspiros por ti
o las palabras de amor
que yo no tengo la culpa
de sentir esto por ti.

Róbame el aliento
despójame de mis miedos,
despréndeme la ropa
pero nunca tu memoria.
leer más   
5
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 75

Jardinero

Era una multitud de hojas la que rompía el silencio; los árboles son testigos del suceso.

Quizás, existe un motivo para estar cerca de ti.

Como un jardinero que abona la tierra para contemplar el florecer, las plantas sobre el pasto entre pálpitos del sublime verdecer. Sólo la delicadeza desde la semilla hasta el primer tallo es conocida por él.

Así es el profesar del amor. Sólo el que siembra conoce el resultado cuando llega lo anhelado, que debemos mantener ya que no sólo es tener la flor sino aprender de cada espina.

Sólo se observa la belleza externa olvidando los detalles de la creación que han formado nuestras manos.

Sin embargo, no se comprende el sufrir en cada mañana por el frío, por la lluvia o el calor agonizante, quizás la niebla en lo sinuoso del camino que nos guía hasta el vergel donde se ha de cultivar. Tal vez con pobreza, sin calzados o sin alimento alguno que comer, pero todas las noches anida en el pensamiento el paisaje idílico donde reinará la flor.

No dediques segundos de vida para tatuar en el alma los pretextos del no sentir.

¿Has intentado sembrar?

Yo, yo creo en ti.


Por: WilyHache®
23 de febrero de 2019
17:44 a.m.
México
19
2comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 77

Café pendiente

Y si tomamos ese cafe pendiente ahora?Para decirte que en este tiempo, las heridas se curaron ,que maduré un poco aunque sigo bailando en ropa interior cuando nadie me ve, pero deseando que estuvieras conmigo ,que he hecho nuevos amigos pero no tan cercanos como tu y yo solíamos ser solíamos ser,que me he mudado pero tampoco se siente en casa sin ti ,que he crecido y ahora hecho en falta ese amor que me dabas,que he conocido a bastantes pero nadie llenó el vacío que dejaste.
Ahora,aquí estoy;mucho tiempo pasado,varias cicatrices,decenas de desilusiones ,un sinfín de cafes sola,miles de recuerdos,y unos labios que te extrañan como si te hubieras ido por cien años.
leer más   
4
2comentarios 49 lecturas relato karma: 52

Intriga

Ávido por descubrir
la inmaterial poesía
que desprende por los poros
en los versos que suspira.

Conjeturo, es seductora,
un torrente de lascivia,
la quimérica insinuante
en mi noche más onírica.

¿Me tienta, o es la sugestión
por pasiones clandestinas
que estimulan mis sentidos
anhelando su conquista?

Debe de ser sugerente,
sueño con que es atractiva,
una ninfa de ojos claros,
un edén de fantasías.

Atraído, persuadido,
esperando su venida,
intrigado por saber
si de veras es divina.

¿Ilusión o seducción,
sortilegio o la utopía
del imposible deseo
de grabarla en mi retina?
13
9comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 113

Ilusión

En qué momento pensé
tan profundamente,
con más corazón que mente
que era realidad lo que soñé.

Tenía razón en sospechar,
del tiempo que arrasa,
y en un parpadeo todo arranca
dejando un amargo pensar.

Iluso, cegado y perdido.
Sin música solo ruido,
una caja llena de poesía
y el alma vacía.

Es todo lo que no soy,
quizás es esa la razón.
Perdido estoy, derrotado voy,
se ha caído al suelo el corazón.

Esa última bala
disparada en traje de gala,
cayó en un momento de confusión
y terminó matando la ilusión.
leer más   
6
2comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 71

Ilusiones

Ilusiones que dañan
Y que mienten al amar
Lo fácil que te engañan
Si siquiera tú pensar
Y te crees que te extrañan
Que no te pueden olvidar
Y no ves que te enmallan
En una cruel red del mal

Ilusiones que en sueños
de verdad tu las sientes
pones todo tu empeño
con tal que no despiertes
pero el hacha va al leño
y el ¡tac! choca en tu mente
aunque el sonido es pequeño
despiertas muy fácilmente

Ilusiones malvadas
Perversas hipocresías
que a tu alma sangrada
le encarna una daga fría
y aunque tratas de curarla
te abre otra vez la herida
pero aunque sea muy odiada
se ansía mucho en la vida..
leer más   
5
1comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 51

Las palabras

Las palabras mas bonitas
pueden forzar el destino,
unir dos mundos distintos.
Pueden hacerte volar
soñar con miles de arco iris.
Las palabras mas oscuras,
pueden romper tus alas,
hacerte caer de los cielos.
pueden destruir naciones
y dejar ciudades en penumbras.
leer más   
10
3comentarios 50 lecturas versolibre karma: 82

Castillos en el aire

¡Mentira! ¡Mentira!

Porvenir en una silla
con el rostro hacia el cielo grisáceo.
Utopía inmóvil en un muro
mirando perdida al horizonte nuboso.
Voluntad bajo la lluvia
con las rodillas en el suelo empedrado.

Encierro. Puertas.

Los ojos
del Gran Otro
al acecho: Sálvate. Sálvame. Salvémonos.

Los hilos
de la Gran Titiritera
a mano: Liberación. Nubes.

Posibilidad en una bicicleta
con la cara hacia el puente arcoíris.
Realidad bañándose en un río
acariciando afable al espacio cristalino.
Tenacidad sobre la arena
con las extremidades en el aire marino.

¡Verdad! ¡Verdad!

De Sombras, 2012
leer más   
10
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 94

Las palabras que siento

Las palabras se las lleva el viento,
Me dijo cuando le expresaba mi sentimiento,
Yo le respondí: no todo en esta vida es un invento
Mi amor por ti solo se compara al firmamento
Y ella reía, no lo creía, lo que decía no lo entendía
No digo mil palabras cuando no las siento
No enciendo fuego cuando hay viento
Si digo que por ti
Estoy viviendo,
créelo ya que luego de vivir
Puede que quizás sin ti me este muriendo.
Huía de la vida como un fugitivo
Pero su mirada me dio un motivo
Me dolió irme, que cruel destino
Así debió sentirse al Capone

en una lucha contra los Gambino,
No he vuelto a escribir de ti,
Por eso ahora me considero un cretino,
Te mentí, cuando te dije que volvería
Pero dije la verdad cuando dije que te quería
No te veo pero te siento en mi poesía
me motivas y te amo, musa mía.
leer más   
5
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 49

El trasegar del alma

Incrustado en las paredes, se transporta en los aromas, vuelve en una y las mil formas el tormento del insomnio que gobierna en las ausencias.

En el intento fallido de trasegar el alma obtengo la misma respuesta en cada noche que culmina, en cada sueño que se va, manifiesto de todo aquello que no podemos olvidar con el avanzar del tiempo.

Cómo separar la vida que se adhiere hasta los huesos, cómo curar sin herir cuando sabes que a pesar de lo efímero del tiempo logran trascender las letras sin saber en qué momento y aun así se le entintan en papel.

Que ironía de nuestra vida, te repites las nostalgias para recordar el vivir y las tienes que resentir para comprender las partidas que como enciclopedias de vida las apilas una a una como experiencia adquirida.

Son vestigios, solo eso, un baúl que se ha guardado con el debido cuidado que solo al pasar de los años te dará como respuesta el para qué que tanto nos ha atormentado.

Se han mantenido los restos que conservan las esencias de aquellos lapsos de vida que al ocultar bajo mis ojos se reviven uno a uno cuando fingimos dormir.

Sí, así se engaña a la memoria que delira en soledad, venciendo a la monotonía del diario cansancio, sin pensar en lo profundo del sueño, sin despertar por siempre de aquel eterno soñar.


Por: WilyHache®
03 de febrero de 2019
11:55 a.m.
México

36
6comentarios 122 lecturas prosapoetica karma: 109

El piso número 8

Dormía, después de un largo viaje había llegado a mi destino. El piso número 8, ubicado antes del final del pasillo, donde pernoctaría por tiempo indefinido. Apresuradamente subí las escaleras, buscaba mi habitación. Abrí la puerta, al cruzar, inmediatamente cerré; un cristo grapado de un brazo se encontraba detrás. Atrajo mi atención debido a que estaba inclinado hacia mi derecha y sin la cruz. Frente a mí, ventanas sin sentir calor, un piso opaco sin limpiar, una cama cubierta con sabanas empolvadas. Aromas de un viejo lugar donde historias de más de seis lustros, fantasmas quizás, se habían ocultado entre la lobreguez de aquellas paredes. El ruido incesante del abrir y cerrar de aquel viejo ropero, me hacía huir de aquel profundo sueño después de guardar mi ropa.

Aquella primera noche el calor del verano sofocaba los sentidos. Vientos alisios que se colaban por las ventanas aminoraban la temperatura del aposento. Era necesario el ducharse para combatir al enemigo. Al regresar a la cama comenzaba una nueva batalla con el brillo de la luna que se asomaba por la ventana, la cual estaba desnuda, sin objeto alguno que impidiera el jugueteo con mi rostro de sus deslumbrantes destellos. Una almohada vieja era el escudo perfecto que me ayudaría a repeler los embates de su intenso brillo y así conciliar el sueño.

Al paso del tiempo comprendería que aquella habitación tenía una forma muy singular de comunicarse conmigo, un refugio necesario para alimentar el alma. Transcurrirían las horas en un sueño profundo. Era de mañana, observaba por la ventana como el viento mecía cuatro enormes palmeras que se encontraban a un costado de la entrada del edificio.

Infinidad de lugares rellenos de concreto y ladrillos. No observaba sitios verdes, ni árboles frondosos, algún arroyo donde pudiese ver el agua correr en mi andar no existía. Solo mezclas perfectas para aumentar la temperatura. La transpiración hacía estragos en mi cuerpo.

Cuando retornaba, un efluvio matizado; flores de cuatro estaciones, antiguos rosarios, cenizas de incienso conquistaban mis sentidos al caminar por el sendero. Acaso estaba soñando –pensaba. Se movilizan los engranes de mi máquina del tiempo. Me embarcaba en un recorrido de emociones que me llevaría directo a una puerta, al final de la travesía se detuvo. Comencé a tocar, la alborada era testigo, invadía un espacio no conocido. Ante mi insistencia, se abrió. Entré sigilosamente a un templo sin ser invitado. Al cruzar, una silueta se encontraba sentada en un sillón, el aroma percibido aumentaba, el brillo de sus ojos me dominaba. No tengas miedo –me dijo. Todavía siento tu perfume como aquel último día en que mis ojos te vieron partir –suspiraba. Muchas veces en mis sueños has regresado, te quedas conmigo hasta el amanecer, hasta que tengo que despertar sin querer hacerlo –decía.

Algo atravesaba mi cuerpo, el calor de su mirada, de sus palabras. Te he visto llegar –me dijo. Mil vidas recorrí para encontrarte. Sentía que podía abrazarle. Al hacerlo, comenzó a desaparecer el entorno, uno a uno los objetos dejaban de existir. Sus brazos rodeaban mi cuerpo, lograba acariciar el olor de su pelo. De pronto, un fulminante estruendo destruía aquella escena. Caí al vacío. Ensordecidos mis sentidos y ante su mirada atónita al verme caer, lograba leer en sus labios que decían mi nombre entre gritos de silencio. Un fuerte golpe en el techo me despertó provocando el caer de mi cama con una pregunta en mi mente. ¿Existes?




México
Por: WilyHache ®
11:00 a.m.
02 de febrero de 2019

Relato corto de sueños de verano GHM, Segmento de una historia que se escribe.

Saudades, 31 de agosto de 2018
34
2comentarios 94 lecturas relato karma: 99

Sin el otoño

Y si nos besamos
y mordemos el nido...
o ¿ Sólo nos helamos
y acariciamos el terciopelo del durazno en desnudo?...
Las ultimas hojas...y ya sin el otoño.
13
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 97

El final del arcoíris

Al cruzar en la avenida, una extraña sensación es percibida
en el cercano horizonte las figuras se abalanzan

Los cúmulos entintan el cielo
Anuncian el preludio del caudal que llena el cauce
Memorable resoplar que agita el viento
Entre pétalos y arbustos un mensaje

El matiz de la piel que se sonroja
disminuye la intención entre dos cuerpos

Ha emprendido el petricor eterno viaje
la humedad entre raíces lo delata
con caricias que deleitan el olfato
el brebaje de fragancias se arrebata

Una escena con espejos de miradas que se atraen
Es el júbilo de sombras que se unen sin tocarse

Se resguardan entre hojuelas los acordes
De melodías de gota en gota, sintonía de los estruendos
La remembranza de nublados que no brillan
El asalto a los soleados acaecidos del verano
Un majestuoso escenario de invitados
Que se desprenden de las nubes sin remedio

Cuando invaden las decenas por millares
al toparse en el resguardo distorsionan los sonidos
Se traduce en vendavales de agua clara
Que al cruzar por la cortina esplendorosa que abre el cielo
nace un arco con efímeros destellos…

Te he tomado de la mano en su presencia
Siento el tibio proceder de tu inocencia

Majestuoso colorido de carismas que desatan los suspiros
Un infinito del beso sin aviso, rompecabezas que se une
en el intervalo del largo trecho, encogen los hombros se estrechan los brazos
inundados de fantasías por el tesoro que te lleva al paraíso

Se han omitido palabras, sin repliegue ante la lluvia
rayos de luz sobreviven junto a ella
dos siluetas de la mano han quedado
el final del arcoíris ha llegado…



Por: WilyHache ®

10 de Diciembre de 2018
22:21 pm
NLD, México
leer más   
60
2comentarios 173 lecturas prosapoetica karma: 81

Los niveles de la vida

…en mis recuerdos, aquel compañero de viaje que ha cruzado el infinito. Soy un poco de todo en esta vida, en el mundo paralelo; escritor, poeta. Una buena conversación con la inteligencia que camina. Más que un farol que alumbra el camino, que un faro que te guía bajo neblina. Soy yo. El libre pensamiento que se ha plasmado en papel y que ha dejado nostalgias y alegrías. Gracias vida por este nuevo nivel…


Por: WilyHache ®
10 de enero de 2019
11:00 a.m.
NLD, México





34
sin comentarios 67 lecturas prosapoetica karma: 110

Profesora de artes

Profesora de artes,
Maestra en la inconsciente
Seducción.

Píntame a tu lado,
O bórdame en tu cuerpo.

Profesora de artes,
Un árbol frágil que nos da
Un pequeño lugar del mundo;
Las nubes, cuando tu boca
Besa el aire con baile
Y rigidez. El mar,
Cuando tus manos retratan nada,
Pero me hacen insinuar todo;
Pero conmigo.

Hazme desear un olvido,
Cuando nuestras artistas almas
Se hayan besado y se visiten.

Hazme jurarte un silencio,
Que rompa cada noche
Cuando recuerde nuestro pecado,
Nuestros besos y tu silencio.
(El mío se romperá cuando te hayas ido).

Profesora de artes,
Recorre el mundo sin olvidar.
Encantando como a mí,
A cada poeta que te sueñe;
Que te piense y
Se transporte a las nubes y el mar
Cuando sólo existas.
4
1comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 57
« anterior123457