Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 6, tiempo total: 0.003 segundos rss2

La única herencia...

Otro día y la misma rutina pensaba José,
mientras los primeros rayos de sol entraban por la ventana de su pequeña cocina, que también era comedor y dormitorio en el mismo ambiente.
El alquiler vencía, una vez más mañana y ya con ese sería el segundo mes sin poder pagarlo, su cabeza trataba de buscar una solucion a su situación económica, conseguir un trabajo mejor remunerado sería una gran salida, pero su documentación como inmigrante aún no llegaba, así que solo podía trabajar en negro y con mala paga.
En lo que se preparaba para ir a su trabajo, despierta su pequeño hijo Ricardo para asistir a la escuela, le comenta que al día siguiente la maestra de matemáticas le habia pedido útiles para comenzar un tema nuevo de geometría.
Hoy le pagaban el mes de trabajo y debía ver como haría para pagar la renta atrasada, los servicios vencidos y los útiles para su hijo, una sensación de ahogo lo invadió por completo. ¿Porqué no podía vivir con más dignidad? Su familia y el lo merecían. ¿Como mejorar su vida? Preguntas y más preguntas caminaban por su mente, sin obtener respuestas, triste realidad de vida es la que lleva sobre su lomo cansado, por no poder llegar a fín de mes, abrir el refrigerador, hallar un limón y una botella de agua, vivir al día, sobrevivir en la cuidad de asfalto, que se llevaba su juventud y sus años gastados...
Llegó a su casa esa noche, pago la renta y a oscuras, con una vela en una mano y en la otra los útiles para su hijo, con una sonrisa en el rostro, Ricardo lo abrazo y José con sus ojos llenos de lágrimas le dijo, hijo mío, hoy nos cortaron la luz, pero la luz de esta vela será el sacrificio que no se apagará, por que no puedo aún darte un techo seguro y la única herencia que podré dejarte como padre, será que tengas una buena educación, te amo hijo, aquí tienes la herencia que te dejaré.

Claudia Viviana Molina
9
4comentarios 81 lecturas concursobac karma: 89

Inmigrante nómada

Inmigrante que nómada
buscas un lugar donde habitar,
debiendo dejar atrás
tu patria querida.

Tu país no puede darte dignidad de vida
ni un trabajo, ni un techo, ni un plato de comida,
solo podias mendigar algún plan social que mitigara el hambre de tu barriga.

Eso no es dignidad
por eso dejaste tu pais natal,
buscando el poder progresar
y mejorar tu calidad de vida.

Miras a los ojos a tu hija,
pensando todo lo que de tu cultura ya no tendrá,
las reuniones con abuelos y tias que no vivirá,
tu dolor por arrebatarle ese amor familiar te sumerge en la cruel realidad.

Inmigrante valiente, mi patria te albergará
porque tú mereces ser digno, de vivir con dignidad,
mis respetos a todo lo que tuviste que dejar atrás,
mi pais te recibe y desea que progreses en total libertad.

Claudia Viviana Molina


Poema dedicado a mis hermanos Venezolanos, un pais vecino al mio, del que deben emigrar por la situación económica que viven actualmente, me uno al dolor de ellos y les dedico este poema con mucho cariño y respeto.
16
14comentarios 120 lecturas concursobac karma: 99

Vivir como inquilinos

Llamando a las puertas,
yo busco un asilo,
camino pensando
que loco destino.

Quisiera tener,
un bolsillo ceñido,
y poder acceder,
a un hogar con mis niños.

El dinero empobrece,
por ruin y bandido,
se lleva mis creces,
no tengo un auxilio.

Los años se pierden,
en llantos dolidos,
quisiera obtener,
un trabajo mas digno.

Mis hijos si quieren,
vivir en castillos,
pero solo pueden,
vivir, siendo inquilinos.
19
16comentarios 106 lecturas concursobac karma: 101

Dibujos de aprender, aprendiendo

Dibujos de sueños,
de aprender, aprendiendo
y también, de poder,
realizarlos despierto.

Dibujando y creando,
e imaginando,
colorear, coloreando,
y sin hambre pintarlos.

Ignorante, ignorando,
te dejan de lado,
excluir, excluyendo,
tú no eres de palo.

Escribir, escribiendo,
tu nombre completo,
sumar y sumando,
dignidad más respeto.

Incluir, incluyendo
colorear, coloreando,
sumar y sumando,
aprender, aprendiendo,
leer más   
16
6comentarios 60 lecturas concursobac karma: 101

En primera persona

- Vamos a aprender el significado de las palabras: Tolerancia, respeto e inclusión. Hablaremos de derechos humanos y de códigos que debemos respetar para facilitarnos la convivencia entre todos. Sacad vuestros ordenadores y buscad toda la información que encontréis sobre estas palabras.
Un niño sentado en la última fila de clase levantó la mano.
- En mi familia sabemos qué es intolerancia, descortesía y exclusión. Hemos sufrido violación de derechos y nunca nos respetaron ningún código de convivencia.
La profesora le pidió que se levantara y al resto de alumnos que guardasen sus ordenadores. Sería Ibrahim, quien daría la clase.
10
10comentarios 206 lecturas relato karma: 99

Pares

~
Un día, le dijeron que aquello era inconcebible y que nunca sería feliz. Luego la llamaron puta y se rieron de su interior desarmado y lleno de luces apagadas. Lloró hasta que no le quedaron lágrimas, hasta que se le despellejó la nariz de sonársela. Siempre a escondidas, para no preocuparlos a todos, porque todos la querían, pero nadie la entendía.

Ella sentía tanto, que sentía doble. Le gustaba experimentar y poner a prueba sus propios sentidos. Le encantaban las personas, conocerlas, observarlas, pero lo que realmente adoraba era dejarse llevar por los sentimientos. Se subía en el barco de las emociones y dejaba que las olas provocadas por el/la otrx la llevaran a cualquier puerto.

Llevaba cuatro años de relación con él. Se querían, se adoraban. Se hacían fotos a cada rato, riendo, comiendo, besándose en cada estación y en cada despedida. Su vida era un contínuo de despedidas agridulces. Y ponía de nuevo el reloj a contar hasta la próxima.

Un día lo conoció. Conoció a aquel huracán que provocó olas de hasta 10 metros de amor y la hizo encayar en la orilla de un sitio en el que nunca antes había estado, pero del que siempre había oído hablar. Y se enamoró. Como una niña pequeña, sin sentido ni percepción de su propia realidad.

En su vida, todo era doble. Se comía dos tostadas para desayunar, las plumas de su agapornis eran bicolor, se ponía dos pinzas en el pelo para arreglarse, miraba dos veces hacia atrás antes de subir al autobús y, cómo no, estaba enamorada de dos personas.

Todxs criticaban sus decisiones, pero nadie se preocupaba por su estado de ánimo. Y la flor que navegaba al son de la vida se marchitaba día tras día, sin freno, arrastrada por la corriente de la incomprensión.

Aquellas dos personas estaban en puertos diferentes, muy alejados entre sí, tanto que no podían ni verse. Ella intentó acercarlos, pero la obligaron a autoconvencerse de que tan solo se puede remar en una dirección.

Pero ella sabía que había desarrollado la capacidad de dividir su corazón, de entregar un pedazo a cada uno de ellos, para que comprendiesen su forma de entender el amor o, como ella lo llamaba, el poliamor.

Desde entonces, cada noche coge su barca y rema hasta llegar primero a una orilla y luego a otra. Y así termina ella, cansada de direcciones, de confusiones y de encontrar dificultades donde todas las personas le cortan las alas que la convierten en ángel.

@Blue_mids
leer más   
8
3comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 66