Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1326, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Entre pizarras

En el cerro, sentado entre tomillos,
en la mina descanso la mirada,
en el filón cortante,
allí donde el paisaje se desgarra.

Y escucho los barrenos
que esculpen estruendosos la montaña,
dejando al descubierto
las rocas al cobijo de la falla.

Aparece entre el polvo la cantera,
la piedra cincelada,
sello de un pueblo, la morada donde
escondida, descansa la pizarra.

Y en el duro yacimiento minero
las vidas se confunden con la grava,
y otras más desdichadas,
bajo tierra reposan enterradas.
8
5comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 69

Sol, muerte y vida

El sol hiere los iris de los ojos,
lacera las pupilas
inundando las cuencas
de legiones de lágrimas furtivas.

La esfera ígnea de encendido ardor
a las flores marchita
en los veranos tórridos
por la asfixia que daña la campiña.

Lastima la nieve alba del tejado
y ardiendo en las cornisas
derrite los carámbanos
pintando la pared con mil heridas.

Ese sol, que brilla resplandeciente,
ciega a las golondrinas
que vuelan sin sentido
buscando por el cielo una salida.

El astro que lumínico derrama
sus rayos en orgía
de luces y calores,
anunciando al albor un nuevo día.

Magno sol, que eres fuego y llamarada,
muerte y también la vida,
estrella abrasadora
alumbra el arduo caminar de espinas.
12
6comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 86

Trance I

Me suplica el cielo
que ya es mi hora;
"vengo de otra alma",
le respondo al tiempo.
¿Quién si no iba a ser yo,
un retrato de un vago artista,
de un ritmo mudo,
intentando dar buen ejemplo?
La tierra no me obedece,
mancilla puercos de la vida,
los que agravan el Mal,
sobrantes arenas de mi desierto.
Las viandas de mi corazón,
épocas de mala cosecha,
germinan como espadas,
afilando el desprecio.
Las almas, ¿qué son?,
figuras retóricas de este mundo,
sinalefas de imaginativa unión,
poemas viejos de un escritor, muerto.

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno):
España.
14
6comentarios 56 lecturas versolibre karma: 82

Soñando en tu cuerpo

No sé si estaré despierto
o si aún estoy soñando,
más bien será una ilusión
porque me arropa tu abrazo.

Y es que anoche vi una fonda
bajo la luz de tus párpados
y me dio el pase pernocta
un suspiro de tus labios.

En ese mismo momento
un aliento evaporado
de tu boca y de la mía
en el cielo se hizo un lazo.

Sí, tiene que ser un sueño
porque sigo delirando
con hospedarme en tu cuerpo,
con que tu piel sea mi hábito.

Sueño con que mi almohada
sean tus pechos tan blancos
y con dormir cada noche
sobre tu vientre alisado.

Que me cobijen tus piernas,
que mi asilo esté en tus brazos,
mi refugio en tus caderas,
y en tu cama, mi regalo.

Al abrigo de estos sueños
me guarecí en tu regazo,
sigue abrazándome fuerte
que seguiré aquí soñando.
15
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 95

Erguidos

Pido que se pongan en pie los marginados
los que no tienen voz ni apenas nombre,
que se levanten los apesadumbrados
los que no son nadie y tosen.
Los que llevan a rastras la existencia.

Pido que se pongan en pie los resignados
los que saben llorar y se emocionan,
que se levanten ya los melancólicos
y los que salen tras la lluvia a oler la tierra,
los que se cruzan en los soportales
de la vida interior y la miseria.

Pido que se pongan en pie los rechazados
los que son omitidos, los no representados
y los que no son tenidos en cuenta.
Que se yergan los que no han sido invitados
a la fiesta de la opulencia
y comen bocadillos sentados en las aceras.

Pido que se alcen los golpeados
los del destino aciago
los que tienen dolor de espalda y no se quejan,
los que hurgan en la basura
los que se mantienen en pie sin que la carga les pueda
y los desmemoriados que el alma les bebieron.
Los que se mueren de frío y el corazón les tiembla.

Pido que se yergan los que son poquita cosa,
los refutados, los inexactos, los preocupados,
los infelices, amilanados, desterrados, apátridas,
arrinconados, olvidados, los expulsados,
los repudiados, insignificantes y maltratados,
y los solitarios que andan contra el viento.

Pido por ellos y por todos nosotros,
enhiestos árboles de la convivencia
levantados a mantener la dignidad de ser
a elevar el valor de la vida
que pronuncia los nombres exactos
de la libertad, de la igualdad y lo fraterno,
con la cabeza alta y la mirada al cielo.

Pido por todos.
7
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 80

Insípido

INSÍPIDO

Chasqueo la lengua en desprecio,
un sinsabor de esta vida,
un encuentro cercano a lo paranormal,
como este mundo, sin inteligencia ni remedio.
El aire, la tierra, el fuego, el viento,
nada tiene ese sabor que busco,
ese espía del cielo que me da conocimiento;
la invasión perfecta al intelecto.
No es el dulce de ese amor
o la amargura de una mala rima,
el secreto celoso de no saber
de lo que te inquieta, esa gran pasión.
Un derecho es ese sabor;
¿a qué sabe el amor?, ¿cómo hueles?,
¿cómo duerme el cosmos en mi lengua?
"Quiero oler tu sonrisa, mi razón".

© 2019 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 56

Vaivén de días

...

Pues nada que hacer

Si ayer fuimos, hoy ya no somos.
Y si mañana somos es que ayer ya fuimos;
pero no hoy.

Si es que el jueves fuimos,
el miércoles no.
El domingo éramos.
Y el lunes empezamos siendo.
Mañana,
seremos
lo que el martes buscamos.
11
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 86

Resistir

Puedo resistir
el hierro ardiente de la incertidumbre,
la hoguera voraz del misterio,
las calles desoladas y convulsas sin dirección.

Puedo resistir el día rasando el despojo,
el llanto de la serpiente emplumada,
el guiño del tercer ojo,
el descuido,
la esquivez,
la carne desgarrada por el acoso,
el ego mal vestido,
la piedad del despiadado,
la injuria y la lujuria...

Puedo resistir la burla del bufón
y hasta el beso herido del traidor...

Puedo resistir la daga,
la sangre y el ardor...
el luto del pezón estéril,
la ira del Dios castrado.

Jamás el injusto pecado de los niños...
ni la condena de su sonrisa,
ni su aliento fallido,
ni su cercenado derecho a romper el silencio de una pedrada.

Puedo resistir la noche,
pero no el eclipse.
leer más   
4
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 66

Derrotado

El rostro macilento,
el rictus apagado,
con un inmenso océano de lágrimas
los ojos anegados.

El ánimo enfermizo,
el cuerpo está agotado,
la débil sensación del que en la vida
se siente derrotado.

Las sombras del espejo
reflejan un ser lánguido,
la imagen del eterno sufridor
que vaga hasta el desmayo.

Naufragan en la ciénaga
del esplendor los años,
desfallecen los ecos del espíritu
de un hombre muy cansado.

Tristeza, desconsuelo,
dolor en trago amargo,
y el corazón, cariátide de penas,
latiendo involuntario.
20
10comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 94

La existencia que nos rodea

...

Ahora dormiré más noches
o no dormiré
es lo mismo.

Tomaré una taza de café y,
me pasearé
fugitivo
por todas las existencias
que te rodean.
10
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 98

Alborada

Que importa si enmudece...
el problema es la sordera.

Que más da que grite o que calle
si el silencio devastador de la ciudad
aturde el silbido de la brisa.

¿Quién sabe que Orión está allí...
desafiante,
rutilante,
inquieto,
titilante?

La ceguera ensaya su elegía:
Lázaro se levanta y anda....
tropieza, cae y vuelve a morir.

El Cabildo sonríe
y golpea su martillo contra el estrado...
profana el agua con sus manos...
y condena la Alborada...
leer más   
17
6comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 110

Antídoto

Escribo para no morir indemne,
para ahogar las penas entre líneas,
para que la palabra dialice la ira.
Escribo la canción intravenosa
como antídoto del perjuro.

Una dosis basta para dilatar la ansiedad de partir en dos...
y de una sola bofetada la noche.

Sino escribo me desangro femoralmente...
y no quiero ser testigo de mi efímera
agonía.

Quiero tener tiempo de desafiarla,
de seducirla, de desnudarla
y conminarla al perdón...
de enamorarla si es preciso.

No quiero ser un Florentino cualquiera...
no quiero vencerla, ni convencerla,
no quiero debate, ni contrapunto.
Lo que quiero es que beba,
que cantemos,
que se despeche
y al final...
llore y se desahogue conmigo.
leer más   
14
5comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 111

Duelo

La veo venir...
se desenfoca y reaparece,
cabila,
tiembla...
no se si me mira
o no sabe que la observo.
Fugaz se pierde en la planicie,
se acerca,
zig zag... zig zag...
sigilo de cobra,
frágil tensión,
solos...
ella espera el momento...
yo la espero a ella.
Un hálito de respiro
remueve su postura,
no me inmuto y aguardo...
el instante llega...
vuela y zasss.
leer más   
11
5comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 111

Siendos

Somos un roto en el Universo:
el desgarro existencial
la bruma de tiempo
que nos contiene
y el denodado afán por respirar.
19
6comentarios 47 lecturas versolibre karma: 97

Salutación

No es hora
para enfrentarme a solas
con ese que anda en mí
fiero y amenazador.
No es hora no
sino de replegarse
en la hueca soledad
y exiliarse en el mar
remoto
de eso que nos derrota.
11
4comentarios 37 lecturas versolibre karma: 95

Migrante

Absortos de andar y andar,
cruzando la misma esquina,
pateando la misma piedra
que tropieza con nosotros
una y otra vez.
Cada sufragio un despecho,
cada despecho un naufragio...
cada lamento un día menos.

Ya no hay puesto en el andén...
solo queda el predicado,
sin nada que conjugar...
sin sujeto, sin pronombre,
sin escudo, ni bandera...
echo polvo... sustantivo común,
el verbo yace en la frontera,
sin pasaporte, ni visa.
Del otro lado... la orfandad.
leer más   
7
2comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 76

El río

No hay sino un río, un vastísimo río,
que me cerca por todos lados y me ahoga.

En una hora ha sido el Mundo hecho,
y se pierde en una hora, como un río
que atrapa una boya y no la deja escapar.

Y en el Mar, flotando sin dirección,
ladeada por las iras del viento,
¿Llegarás, pequeña boya, a una costa mejor?

El río de turbias aguas no se aclara,
todo es un río, un río sin lugar
que no para.
leer más   
12
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 83

Cotidiana

Salió a comprar una barra de pan
Se puso una fresca sonrisa
—su pelo brillando al sol—
Y salió a la calle
Dueña del mundo
Y de su tiempo.
4
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 59

Pasión

La pasión que te atrae es la misma que se aleja del mismo ser; la pasión brota como los pétalos de rosas cuando crecen y se desborda como las hojas secas en el viento, detente dicen mis ojos, pero mi corazón con un gesto de amor se demuestra y la soledad miedo silencio están ahí para dejar en vilo nuestros corazones…
leer más   
7
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 76
« anterior1234550