Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 307, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Cuando Suena la Ausencia

Así, sin el aplauso ni el estrés, sin el cariño ni la mala fama.

Así, en la calma que descubren las miradas se hace aire el esfuerzo.

De cúando nos vimos por última vez, en aquél diluvio entre amigos.

De la misma forma que hoy dibujo el caer de mís parpados que aunque a nadie viera se palpita la sombra.

Y después de tanto me quedó la brisa de las mañanas cuando no he dormido.

Que se antojan soledades con cada manía.

Si bien supe de por vida cuando el latir hervía, a la vez uno tropieza cuando por mal de fieles se amontonan los sueños.

Que quéde para mañana cualquier flor de primavera, y que sepan las heridas que siempre se vuelve fría.

Alimentando el saber sin ninguna profecía ni cantores replandores de aquel pajaro errante y sombrío.

Que siendo sabor y carne se siente metamorfosis de como en algunas tardes me arranco la voz dormida.

Para que no se diga que uno pedio la suerte vengo audaz y caliente entre la sed que se siente.

No digas que no lo dije, pués dije que lo temía, que tras esas cuerdas mías me supe enfrentar el día.

Ahora no busco aliento entre los mares de bares que culpables los lugares me hice daño en la paciencia.

Trabajo la sobnolencia con bellos y vivos sedales que me unen al desierto de poderes ancestrales.

Pero si la guardia escapa de la muerte los ausentes entre fieros y falsos dientes se murmura luz opaca.

Cascabeles de viejas en cualquier divertimento de esos que sopla el viento y no saben las verdades.

Acariciondo mí falta sentaré bien la cordura que descubre con dulzura la miel, la fé y las ataduras.

Sabiendo que no viniste recordé qué enfurecía en el más puro Septiembre de piel gallina y cruel olfato,

¡Desacato!

Sin olvidar ni un detalle de los descuidos, esos que sudor te cuestan.

Ahora por poder puedo no ser...

... cuando suena la ausencia...
4
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 44

Emborrachate con ella

Fumas
bebes
y juegas,
con un mundo plagado de problemas.
La mentira de un amigo
y la ausencia de otro.
El estar roto por dentro
y que nadie recoja las piezas.
Un amor que se ah ido
y el nuevo que no llega.
Disculpas de mejillas saladas,
noches en vela.
La vida no es facil,
emborrachate con ella.
leer más   
6
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 57

Canto a la libertad

Canto a la libertad que ni se vende
ni se alquila, a la libertad de ser
y de crecer sin miedo a perecer
en la inmundicia que poco comprende.

¡Oh libertad!, en el cielo se extiende
tu nombre, tu silueta y tu querer,
y en el suelo se acorta tu valer;
¡oh libertad!, siempre tu luz defiende.

¡Libertad, libertad! hoy yo te canto,
te nombro, te imagino y te deseo,
en un nosotros henchido de llanto,

por un nosotros lejos de Morfeo,
en un nosotros libre de quebranto,
porque en nosotros está tu aleteo.

De Sombras, 2012
leer más   
5
2comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 62

Sin dueño

Solo soy un hombre
entre la niebla solo,
de nadie dueño
y aun menos siervo.
leer más   
16
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 104

Soñaba en un pupitre frente a la ventana con estrenar el verano con un brillo constante en la mirada

La luna como fondo de un vaso de tubo
apunto el instante en un minuto
como un cuaderno de fotos hechas a contrapunto
despunto por saberme anuncio
de una postal de paisaje y mar
muelle en pleamar
saltar y volar
queda paz
cuando llega la felicidad.

Podría confundirme como una gaviota cruzando la Ría
qué haría para saltar de casilla en casilla
la partida no tiene inicio ni salida
reiría si supiera cual era la respuesta a tanta botella de cristal surcando la mar
la brisa se lleva la salitre sin cesar
y todo un mundo se condensa en las imágenes que capturo
en un vídeo a 25 fotogramas por segundo
sucumbo
a la poesía del suburbio
pantalones cortos, sandalias y camiseta de tirantes
las llaves bailando en la mano y el móvil en el bolsillo
la música en los cascos a tope de volumen con mucho estilo
abro camino allá por donde paso y por donde yo decido.

Firmaba cientos de cartas sin destinatario
canciones atrapadas en decenas de folios en blanco
transformando toda la realidad entre mis brazos
pedazos y retazos de todo lo soñado
queda luz y esperanza si la mirada no se apaga
sigue otro día más que esto no se para
logremos hacer futuro, ya nadie nos para.

No hay prisa cuando el sol se va
saldría a recorrer el mundo y el mar
y por el camino el viento dominar
la rima surcar
y como un verso improvisado dibujar la palabra libertad en lo alto de una pared en mis calles.

Hago barrio allá por donde la vida pase
ya no queda sol que nos deslumbre bajo la sonrisa de una gorra
desborda la luz cuando nada ahoga
la arena entre los dedos y los pies siempre pisando firme sobre las nubes
¿qué confundes con la paz
la suerte o la libertad?
Atrapo paz en una ilusión constante
ya habrá saltos hacia adelante
cuando comprendamos que no hay caída allá adelante:

Yo hago mi propio destino,
ese es el camino que yo he elegido,
y cuando nada parezca mejorar
piensa que seguir es lo que queda para no fallar,
en el horizonte siempre hay otro obstáculo que superar,
disfruta del instante dominando cuerpo y alma de a una sin parar,
que más da que no todo sea tal como era
ya habrá nuevas épocas que recordar y rememorar
que adornar con los brillos del pasado que no queremos olvidar,
si tú quieres el mundo te deslumbrará,
solo hay que soñar.

No hay prisa cuando el sol se va,
la mar sonríe siempre un paso más allá,
hagamos sendero al caminar,
saltemos, bailemos y volemos,
queda mucha vida por delante por superar,
salta, vive, sueña,
que nadie te quite la esperanza en esta nueva era,
espera hasta alcanzar el final
porque solo queda atrapar en un poema la luz de la libertad.
10
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 105

Sueños estancados

Dedico a pensar la vida ficticia que se haya en el absurdo inconsciente,
la consciencia como si de un despertador se tratara anula la vivencia.

Ayer anduve en sueños inverosímiles ardiendo en emociones codiciadas,
las mismas que caducan cuando despierto y anhelo la irrealidad.

Loca de atar buscando pistas de recorridos pintados por pasiones,
en busca así mismo de la más tierna y plácida situación.

Cuando cruce el límite de las dimensiones saltaré sin precipicios,
rozaré mi versión personificada en una secuencia de palabras serenas,
abrazaré mi pasado y reconstruiré las ruinas olvidadas.

La condena no erradica las ansias del lugar armónico,
enormidad de libre corazón con voz propia,
sin rechazos del más sinsentido pensamiento
sin brisa helada sentenciada en una exactitud
sin el amargor del veto a ser lo deseado.
leer más   
13
5comentarios 69 lecturas versolibre karma: 96

La juventud en una lata bajo acordes de guitarra

La vida son las vueltas que nos llevan al punto de salida
como si así la partida saludase al sol con una sonrisa
me perdería en la cálida brisa
mientras el agua fría me atenaza las heridas
y tu risa
inunda el mundo como una caricia.

Que pericia salir en zapatillas
camisa de tiras
las llaves en al riño
y las manos en los bolsillos
apurando el último suspiro de instituto
el verano a lo loco
festivales, conciertos y noches como pocos
cantando por las callejuelas
la salitre en las ojeras
y las miradas achispadas como si el futuro no fuese con nosotros.

Qué dirías de vivir deprisa
que no te alcance el cansancio ni la desidia
coge estos años en un puñado de fotos
reparte las cartas en la playa y que pierdan los otros
ya habrá días en que sentar la cabeza
mientras tanto pisa a fondo
y que la rutina no sea cosa nuestra
cada noche la última con las sonrisas a cuestas
vaya fiesta que me espera al final de la próxima escalera
no caerá esa breva
¡salta!
Que quien no corre vuela.

* * *

Y cuando ya no puedas más
siéntate frente al mar
las rocas por colchón
el atardecer a todo color
y los sueños dibujados en paleta libertad despidiéndonos.
10
5comentarios 77 lecturas versolibre karma: 109

Buenas noticias para ti

Imagina un amor constante
Que no duela.
Que te cuide.
Que te emborrache.
Que no te use como cambalache.

Que te llene de sonrisas.
Que te eleve.
Te recuerde.
Que no te silencie.

Imagina un amor constante.
Consciente,
brutalmente vibrante.

Imagina un amor constante.

Sutil,
de caricias amables.
Y de palabras serenas.
Y miradas eternas.
Y de vuelcos de corazón.
Y de momentos sin perdón.

Imagina un amor constante.

Que no abandone.
Como el de una madre,
pero... con pasión.
Con deseo irrefrenable
y con escalofríos de emoción,
de subidón,
de desenfreno,
de fantasía.
Y de colofón el sexo con amor.

Imagina un amor constante.

Que te escuche,
que te acompañe,
que te hable, que se exprese.
Que te cuente como se siente.

Un amor constante que te comparta
y que no te parta el alma en dos
Ni te deje desecha con una brecha salvaje,
hiriente,
cortante,
lacerante,
sangrante.

Imagina un amor constante.

Que no sea cargante,
ni castrante.
Ni maltrate,
ni te humille.
Ni te chille
o te castigue.

Que flote por encima del tiempo,
Y no encuentre desnivel
ni en las montañas ni en el carrusel.
Y que no se embarranque y luego ya ni arranque.
Y que fluya y no huya.
Que se muestre sincero, certero, valiente.
Que salve al mundo de este egoismo
frustrante,
mudo,
rudo.

Imagina un amor constante.

Generoso,
Quizás (in)finito
y siempre caudaloso.

Imagina.

Texto y foto ©️ Patricia Bobillo Rodríguez (17/5/2019, Barcelona)
leer más   
20
16comentarios 144 lecturas versolibre karma: 92

A la columna minera

Escuchasteis la voz de la llamada
y a ella acudisteis sin pensarlo
en aquella premonitoria madrugada
en la que la noche ya clavaba sus garras.

La tierra ha llorado vuestros pasos
llevándose el secreto de vuestros ojos
almas de las flores y de los ocasos
que ahora reinan en mi recuerdo marchito.

Cada uno de los testigos del cielo
porta vuestro nombre imborrable
y cada noche delante de los sueños
aparecen fugaces e inmortales.
Pero no hay ojos con miradas
capaces de ver vuestra estela
y el olvido, de metal y escarcha,
los desgarra cada noche,
cada maldita noche sin vuestras almas
y los deshace con sus falsas promesas
y sus luchas de papel y de baladas.

Pero yo sigo escuchando llorar la tierra
y las flores del campo se vuelven rojas
como vuestro alto corazón sobre las sierras
cruzando desde la mina hasta los llanos
en nombre de la libertad y contra la guerra,
fue la primera voz del alba de los pueblos.
Y siento el dolor de las balas traidoras
cruzando el cielo hasta vuestros pechos,
cuerpos caídos y mutilados en las horas
del clamor del sol y de la noche sin luna.
Donde todo fue esperanza, lloran
los ancianos, los niños y los héroes.
Aún se estremece la calle recorrida
por la noticia de vuestra derrota:
huellas de sangre, llanto y vigilia
caminan por todas sus arrugas,
pero el olvido y el silencio gritan
y ocultan el dolor insoportable
de vuestra segunda muerte tras la vida.

Cada uno de los ríos del corazón minero
se han teñido del color de vuestra sangre,
la que pusisteis frente a los cuervos
y frente a las llamas de la barbarie.
No habrá nuevos obreros ni esperanzas
que no porten cada uno de vuestros nombres
sobre sus frentes y en el centro de sus alas,
mineros y héroes de la patria del pueblo
la de vuestra alta estrella escarlata
dibujada en el centro de su pecho.

El mar ha llorado vuestros pasos,
allí donde partía el mineral usurpado para siempre
de vuestros cuerpos y sudores vallados,
donde el dolor se desvanece en el horizonte.

No hubo despedidas, ni más estrellas
dibujadas sobre el cielo
porque todas las luces bellas
quedaron refugiadas y defendidas
en el valor de vuestros ojos y en sus cuencas.
Ni el metal ni el infierno sobre el río
detuvo vuestros corazones de justicia
ni la muerte lo logrará jamás.

No volverá a haber música en esta tierra
hasta que el negro mar del olvido
devuelva la voz a vuestra garganta fiera,
alta, resonante, cargada de futuro.
Vosotros que empuñasteis la mina misma
para defender la libertad y la justicia
cuando se os fue pedida hasta la vida,
no podréis morir.

Y volveréis a caminar sobre esta tierra,
porque os debemos nuestros labios,
y volveréis victoriosos frente a las arenas,
porque os debemos la voz de nuestras gargantas,
y volveréis empuñando la misma bandera
porque os debemos la poesía y la esperanza,
y volveréis libres sobre esta tierra
porque viviréis para siempre en nuestra memoria.
8
9comentarios 122 lecturas versolibre karma: 98

Brillos en tus palmas

Entre la cuna de los versos
atesoré un instante eterno
por ver la luz de tus labios
la risa de tu mirada
y la poesía en tus manos.

Salté del cielo al más allá
por sobrepasar la línea de la libertad
y sonreí al sentirme uno
con tus pasos en el camino
con tus sueños de futuro.

Entre la luz del día
y la brisa de la noche
encontré el sur atrapando tu norte
tras filigranas lejanas
de la suerte que no se esconde.

Salté del tiempo
y corrí con el viento
el mar me arrullaba
y la mañana cantaba
mientras todo tu cuerpo la vida me daba.
11
3comentarios 85 lecturas versolibre karma: 99

Para eso están los amigos ¿no?

¿Recuerdas el primer día?
Nos sentamos en la torre del reloj
a comer helados,
reírnos
y hablar de tonterías,
a ser amigos -a fin de cuentas-
a disfrutar de los pequeños momentos de esta vida
como la salitre marina que brilla en lo alto
cuando las campanas dieron el final del día
y el cielo se teñía de rojo
como la centelleante luz del atardecer.

¿Recuerdas el primer día?
Me dijiste que no olvidase nada a partir de ese momento
y desde entonces
cuento cada una de las jornadas
hasta llegar a los 355 que hacemos hoy.
Los cuento todos.

¿Recuerdas el primer día?
Me mirabas confundido,
sin comprender bien este mundo.
Así que tras el trabajo nos sentamos en lo alto
a compartir unos helados
mientras la ciudad vivía a nuestros pies
y nos contábamos nuestras preocupaciones
porque para eso están los amigos.
Para lo que haga falta.

¿Recuerdas el primer día?
Recuerdo todos y cada uno desde aquel séptimo día
en que me evadí del sueño
y comencé a recordar quien era
en el presente que daban las campanas diluyéndose hacia el futuro
que se nos escurría entre los dedos
como granos de sal marina
brillando en nuestra mirada.

Centelleante luz del atardecer
en todo lo alto de la torre del reloj,
la vida se consumía día a día
y las sonrisas de la amistad en el horizonte ardían
siendo nuestro refugio para dos.
5
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 77

Quisiera

Quisiera escribir un libro
y pintar un mundo de colores para mis hijos
Para alumbrar sus almas con una canción
y recordarles su propio valor
Para que sean plenos y felices sin lastimar a nadie
y que no padezcan de la peor hambre
la que aplasta tu ser y te carcome el alma
de aceptación, de hacer las cosas como el resto manda

Quisiera poder verte a la cara
decirte que hagas lo que te dé la gana
siempre que midas las consecuencias
y así aprendes nuevas experiencias
al final eso es todo lo que llevas
así que no pienses en lo que digan
no importa qué hagas alguien siempre opina
así que tomarás el control de tu vida
y observarás más de cerca a las personas que te midan

Quisiera viajar al pasado
darme un fuerte abrazo
aconsejarme sobre la vida
sobre mis peores pesadillas
sobre las cosas que realmente importan
y las que en verdad no tanto
no cambiaría mi presente
pero me gustaría verme de frente
y hacer algunas cosas un poco diferentes
dejar de llevarme de la gente
y responder a lo que mi alma siente

Este es el nuevo compromiso
que guardo para conmigo
así que bienvenida, querida gente
a la esquina poética de R.S.

someritrevid son sotnuj

R.S.
2
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 26

La nada del quien nada hace

El asfalto sabe a sangre de no ser nada,
penumbra de pasos sin marca y silueta perdida.
De formas sonoras sin acústica, retumba el Do menor con regla exacta.

Saboreo el gusto de dudar la continuidad de una existencia diluida
Rápido, el pulso no derriba la apatía y da sensación de entumecimiento.
Rápido, la mar nunca en calma destroza el diseño de la orilla.
Rápido, la vida caduca antes de llegar la muerte.

Somos partes que no son nada, y sin embargo, creen ser sustento del mundo
leer más   
13
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 100

Autonomía con libertad

¿Libertad?

Derecho divino que no tiene sentido
sin una cadena que se deba cortar.

Lo que te ha de esclavizar
nunca es algo desconocido
es menguar sobre lo prohibido
de conformarse con el conformar.

Alas rotas te darán
obedecer sin cuestionar el camino
persuasión versus dominio
libertad con pétalos que arrancarán.

Una bestia que se ha de domar
asfixiando al sueño repetitivo
péndulo hipnotizador de sentidos
caricias en la quietud del callar.

Nada te han de reembolsar
por creer que fuiste un buen niño
la vida real cobra sentido
cuando ejerzas autonomía con libertad.

Claudia Viviana Molina
16
14comentarios 135 lecturas versolibre karma: 104

"Espiral" Plumas: @EnidIsáis y @rayperez

No te olvides...
Tu cándido rostro me persigue
y traspongo o cruzo la alambrada
que circunda el nenúfar
que crece en mis pantanos y lagunas...
Mi áspera piel ha dejado de ser de porcelana.
Cien años sin tu luz
es caer en caída libre
oscuridad no rondes las esquinas.
Oh dolor...Oh dolor
Espiral dulce espiral.

Soy el árbol de cuarzo y amatista
que crece en tu jardín
ornamentado y florido...
No necesito de agua
solo las algas y arrecifes marinos
que brotan de tus sueños
me sustentan en las madrugadas
cuando la oscuridad
se hace más intensa
para darle paso al alba.
Oh espiral dulce espiral.

Tropiezas sin mirar
te quiero ver intacta
rozando mi piel
tan vulnerable...
Mi princesa
de este cuento de hadas.

No te olvides
que eres mi secreto guardado
en frascos de nardo,
que las gaviotas me llevan
a las veredas de tu nombre,
entre la alga y la sal,
uñas ovaladas
clavadas en el fondo
de tus aguas destiladas...
¡Oh espiral, dulce espiral!

Tu ausencia me sabe amarga
y me pregunto,
¿si tus manos están cansadas?
no te desaparezcas entre
las sombras frías púrpuras
de un papel olvidado
debajo de tu gaveta,
o si los días llueven sangre
por la calles donde lloró tu madre.

Más bien se un enjambre
de palomas buscando
la miel de los sonetos,
refugiate en su nido y vuelve
a soñar conmigo que ganamos
nuestras coronas de los cosmos,
¡Oh en ese espiral dulce espiral!




Enid Rodríguez Isáis
Estados Unidos.


Ramón Pérez
Venezuela.

Julio 2019.
leer más   
20
11comentarios 171 lecturas colaboracion karma: 128

#ubuntu #muchacha

¿A dónde llevan tus pasos muchacha?
¿no ves la araña tejiendo sobre tu infancia un lecho?
Mientras duermes, su cólera
tiñe de rojo los platos de sopa
frente a la tele, tus bocadillos a sólas de pie.

Los alfileres de los ciudadanos ansiosos de medrar,
sembrados en tu alfombra,
mientras aún miras por la ventana
los atardeceres y silbas deseos a las nubes
para que te hagan mujer.

Una persona es una persona
a causa de las demás,
cultivamos lo bueno en pocos rincones, oculto,
difícil de aprender, así la araña es alimentada
de ambiciones, de lo visible.

Muchacha algún día aparecerá en tu ventana
ya tan grande que tape la verdad del mundo,
muele lo que traes nuevo, no contaminado,
y sacude con tus manos los alfileres
para que los niños caminen de nuevo sin daño.

A veces oigo tus pasos niña golondrina en mis
sueños de ventana, cuando la delicada seda
me deja ver la belleza de la luz,
un rió se desborda en mi avaricia
y vuelvo a ser el niño que mis padres criaban.
10
3comentarios 110 lecturas versolibre karma: 91

La Mariposa decide saltar

Sentada en la barandilla
pretende el gusano volar
mientras siente la fragilidad
de que sus alas abiertas todavía no están.

Me gusta verlo contento
Y tengo el presentimiento
De que sabe que va a saltar

Al barranco lo acompañó y le invito a saltar
me dice: espera, despacio
déjame ponerme primero el disfraz.

¿Qué ven mi ojos amigo?
¿dónde el gusano está?
solo una sábana de colores soy capaz de adivinar.

Azules, rojos, verdes,
todo el arcoiris en sus alas está
¿dónde está el gusano me lanzo a preguntar?
soy yo me responde.

Los colores deslumbran,
las alas me asustan
y muy chulesca y segura
Me dice al mirar
!!! es la hora de saltar!!!!

La mariposa se acerca al barranco
y no hace falta apreciar
que la felicidad en su cara
refleja su bienestar.

¿hace fata que la empuje mariposa?
Me atreví a preguntar.
tranquila, serena y pausada,
me responde sin mirar:
hace tiempo me empujaste
pero tuve que esperar
a que llegara el momento
donde sola pudiera saltar.
leer más   
5
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 67

Estampida

Los caballos reconstruyen al galope
las calzadas agrietadas de los siglos.

Sus pezuñas hieren bravas las corrientes
abren fuentes,
cierran cielos,
crean surcos,
cicatrices onduladas en el viento.

Los senderos incendiados se separan
por el riego de la luz de estos caballos

Desbocados se han lanzado en su carrera,
orientados por el fuego de cometas,
herraduras inocentes de energía.

No le temas a su paso desbandado,
no pretendas detener su paso firme
con espuelas de dolor y de preguntas,
son Pegaso destrozando los pasados,
dibujando con sus crines arco iris,
escribiendo con sus cascos libertades.

No los domes ni pretendas retenerlos.

Su carrera es puente nuevo de horizontes,
nubes blancas agoreras de diluvios,
de aguas limpias desprendidas de los montes.

Cuando sientas un vaivén en el camino
anunciando su llegada irremediable
hazte a un lado y contempla su destino,
piensa entonces que ellos saben que los días
que han llegado se edifican de futuro
en la marcha de sus vidas sin monturas
ni jinetes dominantes que los rijan,
ni las normas apretando las quijadas
con el cuero doloroso de las bridas.
leer más   
16
8comentarios 94 lecturas versolibre karma: 109

Soltar

Eres el soltar de mis amarras,
eres promesa de destinos
con los que abandonar,
con paz y astucia,
el viejo pantalán del miedo,
liberarme de la demencia airada
y del horror de sus sogas,
y con tus velas extendidas
vaciar mis estancias mórbidas,
soltar al fin las dudas,
soltar y saltar sobre la brisa,
asaltar las aguas
del anhelado mar del triunfo.

Eres una burbuja libre
entre el brillo y soledad
de mi aire lleno de significados,
también eres el vaivén
de las presencias y ausencias
en aquellos días grises
en los que me pierdo entre el frío,
y a menudo me esculpes,
como si fueras
un viento cálido de agosto,
cuando viertes tu respiración
sobre el brío de mi invierno
haciéndome amante y cómplice
de tu brebaje inocuo.
leer más   
14
10comentarios 149 lecturas versolibre karma: 92

La espera

Carezco de riquezas para darte,
por eso guardo en mi imaginación
y canto cada noche una canción,
teñida de pasión, para abrazarte.

Eres sueño interminable, ilusión,
emoción peregrina que da al arte,
parte de su ser, para regalarte,
a ti mujer, luz color devoción,

instante sincero, instante perfecto,
arbolito fugaz del firmamento
que ilumina la mar y su trayecto.

En ocasiones lloro y me lamento,
por no tener riquezas e intelecto,
mas soy feliz al amarte un momento.

De Versos perdidos, 2011
leer más   
11
2comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 88
« anterior1234516