Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 336, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Saborea la nieve para hervir la sangre helada

Las curvas bailan frente al paisaje
en ese erótico instante en que deslizarse
implica el riesgo de no volver atrás,
el sol de octubre se pierde en el horizonte
y Castilla se desviste ante la mirada estupefacta
con toda su sensualidad.

¿Dónde están los besos que no dimos?
¿Habitan en algún lugar o se han perdido para nunca regresar?

Las estaciones destilan la tristeza de las vidas que están de paso
como esos vínculos que nos negamos a profundizar
por miedo a salir dañados.

Sucia cobardía sin madurez emocional
que nos creemos fuertes por ser tan débiles de temer a abrir el corazón.

El tren ya está rodando
y los campos dorados relucen
bajo el refulgente astro mayor,
tenemos mariposas en el estómago
por sobredosis de sueños rotos
y hago camino con la mirada limpia,
perdónate amiga como he hecho yo mismo,
perdónate que solo así crecerás sin arrastrar la ristra de heridas
que brillan en lo alto del tiovivo en el que vivimos.

El mundo sonríe porque llorar es abrigo
y buscamos cobijo en abrazos de olvido
conscientes de que la solución sería trabajarnos
y cuidar los vínculos.

Somos poesías sin terminar
porque nunca dejaremos de aprender,
te juro hermana, que por muchos desastres de ansiedad
la vida nos llevará a donde sea que podamos ganar nuestra felicidad.
9
2comentarios 77 lecturas versolibre karma: 105

El cabestro

El cabestro de madera
parece querer investirme
con su mirada inmóvil
de tronco anclado en la tierra seca.
Yo lo observo, sin miedo,
porque sé que no podrá, jamás,
liberar su bravo y enclaustrado ímpetu.

El animal sueña con su libertad,
correteando por amplios y diáfanos campos,
feliz por pisar la fina y delicada hierba.
Sin embargo, hay quien dice que le ha visto llorar
lágrimas rotas de resina,
agrietadas por años de impotencia y desaliento.

Con su cabeza humillada, en otro tiempo erguida y ufana,
implora despojar su alma estática
de las ataduras que la unen
a una tierra desagradecida ,
que cercena su espíritu,
que mata a sus hijos
y deja al mundo huérfano.
leer más   
1
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 20

Salir

Abrir la puerta será lo primero
asomar, oler, tocar el aire
sentir el sol entre los dedos
y empezar a empujar con el cuerpo
esta puerta que pesa más de lo que creía.

Las bisagras crujen, cae óxido en polvo
ya entra más aire y llena todo
el espacio se encoge, empuja.

Salgo expulsada y un bramido resuena
es la puerta que se cierra y el eco del golpe
queda flotando, vibra en el aire
me eriza la piel, el pelo, el alma.
Atrás queda el closet de las mentiras
y acá, yo, empezando.
22
3comentarios 44 lecturas versolibre karma: 104

A mi pueblo

Querido Ecuador,

Quiero decirles algo, y quizá les parezca hasta una ofensa, pero a un verdadero revolucionario lo guía el amor, la libertad y su honor
Hemos vivido un momento revolucionario, en el que muchos no miran más allá de su costado, critican a una sociedad que lucha por sus ideales, y que han sufrido una conspiración por sus libertades.

Esto va por las víctimas que han caído por luchar por sus sueños, por los niños refugiados que han esperado bondad ajena, por las madres que no se han dejado alimentar por los miedos, esto va por la lucha de un pueblo que ha dejado la comodidad y a quien jamás les ha domado el ego, por los hombres que avanzan aún cuando sus fuerzas no les alcanzan, y por la paz que necesitamos cuando nos convertimos en nuestra propia guerra.

Vivimos en un mundo “socialista” donde el socialismo no se practica, donde si piensas en amor o en paz pasas a ser un “pobre esclavo de tu verdad”.

Vivimos en un mundo donde salir de la manada duele revoluciones, donde llorar es signo de debilidad.

Miren a nuestro alrededor las calles sangran, se escuchan en las madrugadas ecos revolucionarios de aquellos que partieron, que escogieron la muerte antes de preferir ser esclavos de un sistema inhumano donde ponerse en los zapatos de los necesitados no es algo que lo vivan como un legado.

Entre atrancadas y barrancadas nos arrancamos a pedazos pueblo contra pueblo, nos vemos sangrar mientras el sistema lo ve con frialdad.

No dependamos de un sistema para amar, no dependamos de un sistema para nuestra libertad, alto al fuego que bastante rotos estamos como para seguir con la tortura, bastante rotos estamos ya para dejar que los aprovechadores nos roben nuestra verdad.
Seamos persistencia, seamos resistencia, toda revolución acepta la desobedicencia, luchemos desde el corazón que la violencia solo ha conseguido convencernos que es la única opción.

Somos gente con sueños, somos pueblo, cada quien vive sus propias realidades, merecemos ser escuchados, si creciste en un mejor ambiente siéntete afortundado, sigue tus sueños que el dinero no es todo lo que el universo te tiene preparado.
Seamos la voz del pueblo, la voz de los necesitados, la voz de los marginados.
Seamos revolucionarios de los que hacen de su arma al amor cuando todos creen que el conflicto es la mejor opción.


-Carla Molina
11
10comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 107

Corazón de panda

Para Wendy

Lo que quiero contigo son momentos
que de existir nos devuelvan las ganas.
Cuéntame cómo han sido tus mañanas;
las mías, de cálidos pensamientos:

Al verte se hielan mi miedo y lamentos.
Me tocas sin querer y mi alma sanas.
Oigo tu nombre y abro mis ventanas.
Recordaré tu aroma a bambú, en cuentos.

Podemos jugar en blanco secreto,
acostarnos a comer chocolates,
zarandearnos, ser beso concreto.

Piénsalo. No habrá negros disparates,
ni tampoco algún adiós indiscreto;
rodaremos ante duros combates.

De Caminantes, 2017
leer más   
4
2comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 65

Vuela Ave

Vuela ave, vuela cuanto puedas.
Aterriza, ave, solo para descansar.
¿Porqué quieres encajar si no estás hecho para nidos?
Porqué, si tienes fobia a los espacios cerrados.
Vuela ave.
Vuela tanto como quieras.

E.M.
leer más   
6
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 80

Canto a la libertad

Canto a la libertad que ni se vende
ni se alquila, a la libertad de ser
y de crecer sin miedo a perecer
en la inmundicia que poco comprende.

¡Oh libertad!, en el cielo se extiende
tu nombre, tu silueta y tu querer,
y en el suelo se acorta tu valer;
¡oh libertad!, siempre tu luz defiende.

¡Libertad, libertad! hoy yo te canto,
te nombro, te imagino y te deseo,
en un nosotros henchido de llanto,

por un nosotros lejos de Morfeo,
en un nosotros libre de quebranto,
porque en nosotros está tu aleteo.

De Sombras, 2012
leer más   
7
2comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 71

Un viaje hacia las letras

A veces siento que soy incendio
trovadora resurgiendo versos
asintiendo un eterno fulgor
bajo las notas danzantes de una vieja lira

Calíope ha llegado
ríos de arte se han desbordado
se ha traspasado el santuario de la sangre

Ignoto fuego que se une al cielo
vehemencia de sueños jugando
a ser Dios bajo la luz de una pluma

A veces siento que soy incendio
estampidas de sentimientos dentro,
cierro mis ojos
la gran explosión me ha silenciado
un nuevo universo se ha creado.

-Carla Molina A.
12
9comentarios 79 lecturas versolibre karma: 91

Bellotas

12 días.

Hay quien podría pensar que 12 días no es nada, apenas 300 horas, poco más que un puñado de semana y algo en los que malgastar un poco de tiempo de verano para evitar el aburrimiento.

Solo 12 días.

Poco más.

Y cuánto pueden unir 12 días.

Una eternidad. Un instante fugaz que se escapa entre las manos, como esos murciélagos que sobrevuelan la noche y no sabes muy bien si es estrella o mamífero. Unas décimas de segundo en lo que dura la vida, pero toda una vida en lo que dura apenas una semana.

Puede parecer una tontería, pero es que miro atrás y lloro de emoción pensando en estos días. En tantas horas vividas juntos, en tantos sueños y esperanzas volcados en una mesa de billar con un cubata o una estrella en la mano, en tantas memorias de nuestros pasados acunadas bajo la luz de un cielo que parecía imposible que fuese más estrellado. Y vaya si nos estrellamos con la realidad al ser conscientes de que eso se acababa y que todo lo que durante unos días parecía una vida ahora parecería solo una pequeña vida perdida en el oleaje de los recuerdos.

Supongo que por eso miro atrás y no puedo evitar sonreír. Por tratar de atraparos entre los dedos. Por tratar de hacernos eternos en nuestra memoria. Por ver si así esto dura un poquito más, aunque sea en la imaginación. Por tratar de hacer un artificio al tiempo y engañar a las distancias, saltarnos todas las fronteras y soñarnos un poco más cerca, como si nunca nos hubiésemos separado. Quizás así el reencuentro sea plenamente una realidad y pareciese que jamás nos hubiésemos ido de ese lugar que guardaremos eternamente en los tatuajes que llevamos en la piel.

Sigo levantándome a las 8:30 de la mañana, pero ahora todo es más solitario, porque simplemente voy a la cocina a por un zumo y un vaso de colacao, y no hay caras de sueño ni sonrisas mañaneras de esas que nos alegraban los días. No está Gonzalo preguntando si queremos los bollicaos y weikies que quedan, ni Juan tiene a su mamá para cuidarnos. Después simplemente me levanto y voy a lavarme los dientes, pero ya no hay música sonando, ni una docena más de gente repartiéndose en dos filas para ahorrar espacio. No está Vero bailando mientras le pica un dedo, ni Ana para animarnos como si estuviésemos solitos en casa. Porque estoy solito en casa, pero ya no vienen ni los cacos, ni me monto una fiesta, ni suena música a todo volumen en el Gallaecia para ver a Mireia dándolo todo hasta caer en una silla muerta de sueño. Tampoco está Sara con sus horas de bar a las espaldas ni Alicia para aprender llaves nuevas y técnicas.

Sigo comiendo a las 2 de la tarde, para después no hacer nada y tumbarme en cama y pensar que no tengo a Javi para apoyarme en su pecho mientras me tapa la barriga para que no me coja frío. No está Andrés llamándome para ir a la ducha, ni Glodie con su google translate de un lado a otro. Tampoco está Esther soltando tacos, uno tras otro, mientras le pregunta a Xavi si puede llevar agua, ni Marina insistiendo con la posibilidad de llevar cantimplora, porque a ver si no cómo hacemos yoga. Ya no hay pelis de Orcas para ver con Paco, ni experimentos de física fallidos con la cara triste de Jorge. Ni Laura contando chistes en el autobús y la mesa 3, ni Liz para matarnos a todos a base de picante.

Sigo merendando a las 6 de la tarde, pero ya no hay quejas por las manzanas y naranjas que nunca faltan. Ya no está Laura para llevarnos por los pueblos a concienciar a gente que tiene poco por lo que concienciarse, pues su pasado ha sido una diáspora de pobreza, migraciones y dolor. ¿Y cómo concienciar a alguien del que tienes todo por aprender?

Sigo yendo a cenar temprano, aunque luego Misifú no esté esperándome y ya no haya juegos, ni veladas, ni cervezas en las toallas de la playa bajo toneladas de sacos y mantas. Sigo recordando, aunque ya no haya nada de todo eso, supongo que por ello trato de aferrarme al recuerdo, por hacerlo un poco más eterno.

No hay caídas, moratones, cortes, silvas, cicatrices ni caminatas cargando con un bañador que no usaremos. No hay partidas de cartas, ni paseos continuos cruzando el puente del embalse que nos haría salir con unas cuantas escamas. No hay termas, ni calor, ni cangrejos cocidos. No hay kayaks ni erizos. Y por supuesto no hay pinzas ni castigos. No tengo a nadie a quien seguir por detrás sigilosamente y asustar cuando le pongo todo un tendal entero de colores en la espalda, ni conversaciones sobre indepes y reintegratas. Ni hay calma con la que comenzar a cantar una y otra vez como si no hubiese mañana para las resacas.

Puede parecer todo esto una tontería, pero es que 12 días dan para mucho, para amistades, sueños y planes de futuro.
Por eso adornaría todos los muros con la promesa de volver a vernos
y hacer otro trecho más de camino juntos.

Gracias por el tiempo,
por la vida,
por los momentos.

Gracias por hacer estos 12 días solo nuestros.

Que nuestro recuerdo no lo borre nunca ni el viento.
6
3comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 88

Tu mejor vuelo

Quiero decirte que,
nada me detiene cuando estoy a tu lado
hasta las sombras del miedo más osado
se liberan sólo para enterrarlas en el pasado

Quiero decirte que tengo suerte de haberte conocido
de haber compartido contigo mis sueños
en este mundo lleno de hastíos

Quiero decirte que,
eres mi silencio cuando solo quiero huir del ruido
¡Tú quien entrega todo!
Tus manos que acarician mi alma
enarbolan en mi cuerpo una bandera de paz

No creía en la perfección hasta que tu silueta
desnudó a mis espejismos,
No creía en la perfección hasta que sentí
el aliento de Dios en tu ser

Despertar a tu lado
Una locura
¡Magia pura!
Tener tu cuerpo desnudo frente a mis ojos
es sentir la creación del universo al alcance de mis manos,
No creía en la perfección hasta que me mostraste
las cimas de las montañas,
cada día, todas las mañanas

Quiero decirte que,
los mejores mapas que he dibujado
son los que me he atrevido a plasmar
en tu cuerpo desnudo
cuando el cielo me ha alcanzado

Quiero decirte que,
tú tienes la alquimia que pedí
eres las respuestas a mis noches
de sobriedad,
Tú la voz que me levanta
a esta nueva realidad

Por favor te pido no me despiertes
no me despiertes amor mío
déjame en este letargo
déjame permanecer a tu costado
que al fin encontré el sueño merecido

Más si me voy,
más si te vas,
recuérdame como la loca que te amo
la loca que en tu mundo todo cambio,
todo lo revolucionó

Recuérdame como la loca de los ojos de caramelo
a la que mirabas extasiado
a la que mirabas cuando querias
alcanzar
tu mejor vuelo...

Carla Molina A.
leer más   
14
7comentarios 94 lecturas prosapoetica karma: 88

Lo que se ve, se mira... a veces

(Inspirado en un poema de Salpernog)

No hay mirada que no sea intrusa,
Son incontrolables....
Pero antes de mirar, primero hay que ver.
No se mira lo que no se ve.
Porque ver y mirar son cosas diferentes,
aunque parezcan los dos términos iguales.
hay miradas que se convierten en vicios,
obligados por la curiosidad.
¡Pero cuidado!
No todo, aunque se pueda, se debe mirar.
Ver, no puede ser prohibido, pero mirar...sí.
Porque hay miradas y miradas...
Hay algunas que matan, pero también otras
por las que puedes morir
Por las que te pueden matar.
Sirvan estos versos, para precisar,
Que puedes ver de todo.
Pero todo, no mirar.

Autor: @Saltamontes- Pedro M. Calzada Ajete (16/09/2019) 20:11 Horas.
leer más   
21
23comentarios 111 lecturas prosapoetica karma: 98

Somos un laberinto entre las sábanas

Desvestiría tus dudas
y acunaría tus miedos;
desnúdame las prisas,
desempolva con fantasías mis sueños.

Besa todas mis heridas
que yo abrazaré tu infierno,
sedúceme en la noche
que yo te perrearé hasta que se pare el tiempo.


Mordería tus ansias
lamería tus pasiones;
confúndeme el hambre,
destéjeme lienzos de ilusiones.

Versa todas mis vidas
que yo excitaré tus emociones,
acaricia mis inseguridades
que yo te tatuaré la piel de mil colores.


Te construiría un refugio
y bajaría hasta implosionar tu cielo;
despúntame el alba,
desfibrílame con tu mano todos mis sentimientos.

Destroza mis muros
que yo descubriré tus rincones
eriza mi rutina
que yo te haré eterna como un poema que nunca se rompe.





Aráñame como si fuese la última vez que nos vemos.
7
1comentarios 69 lecturas versolibre karma: 85

La Mariposa decide saltar

Sentada en la barandilla
pretende el gusano volar
mientras siente la fragilidad
de que sus alas abiertas todavía no están.

Me gusta verlo contento
Y tengo el presentimiento
De que sabe que va a saltar

Al barranco lo acompañó y le invito a saltar
me dice: espera, despacio
déjame ponerme primero el disfraz.

¿Qué ven mi ojos amigo?
¿dónde el gusano está?
solo una sábana de colores soy capaz de adivinar.

Azules, rojos, verdes,
todo el arcoiris en sus alas está
¿dónde está el gusano me lanzo a preguntar?
soy yo me responde.

Los colores deslumbran,
las alas me asustan
y muy chulesca y segura
Me dice al mirar
!!! es la hora de saltar!!!!

La mariposa se acerca al barranco
y no hace falta apreciar
que la felicidad en su cara
refleja su bienestar.

¿hace fata que la empuje mariposa?
Me atreví a preguntar.
tranquila, serena y pausada,
me responde sin mirar:
hace tiempo me empujaste
pero tuve que esperar
a que llegara el momento
donde sola pudiera saltar.
leer más   
14
12comentarios 142 lecturas versolibre karma: 94

Libertad( Aforismo )

En el conocimiento de mis propios límites, se halla mi libertad.


Autora:YolandaR.Todos los derechos reservados.
leer más   
21
18comentarios 121 lecturas versolibre karma: 115

Teorema

Compongo versos en la noche
porque es lo único que sé hacer:
hay quien puede volar
y quien lo intenta;
yo soy de ese segundo grupo
y por el camino trato de hacer lo mismo
con quienes transitan conmigo detrás.

No soy ni escritor ni poeta
solamente un pobre currante que espera
hallar la paz en esta guerra de mundo,
soy un loco y me confundo
con la libertad y las ganas,
y mientras tanto desfibro mis estanterías de libros
disparando palabras bajo luz de luna llena.

Soy un caballero sin cabeza
un jedi perdido en esta farsa,
el peñasco solitario sobre el que resistir de pesca,
la gresca de toda mi basca,
el pavo herido que hace eses bajo los brillos de un chupito,
el grito de auxilio de este porvenir;
creí vivir en una canción de Los Chikos del maíz
y solo fui un trapecista haciendo equilibrios
sobre un acorde solitario de Saez.

¿Qué tenemos que perder
y cuánto podemos ganar?
Es cuestión de salir de nuevo a jugar,
la torre del reloj ya vio ponerse el sol
y desde allí pude ver
como en la Batalla del Basurero vencí,
seguí más por costumbre que por ganas
y ya nada me falta
solo cicatrices a las que dar color
tras tantos años de ansiedad y depresión.

Soy la chapa que salta del botellín de Superbock,
el viento de Sagres bañado por el sol,
el vacío hermoso de los parajes alentejanos,
la saudade lisboeta
y las letras que brotan en el secarral castellano,
como si no tuviese bastante con todo lo escrito en Monte Alto,
dame tu mano para hacer de este verso un poema
solo habrá libertad cuando la paz llega
y una bandera roja ondeando bajo nuestro rostro,
sudor, lágrimas y corazón,
saltamos las olas de dos en dos y esquivamos las balas,
supiste que había felicidad y amor
y no lo soltaste hasta que aprendimos a soñar,
escribí este verso para al fin volar
y todo lo demás dejó de existir
solo quedábamos los dos por siempre jamás.
15
3comentarios 69 lecturas versolibre karma: 104

Versos valientes

Trato de destripar las palabras con la facilidad de un poeta que se desnuda el pecho mientras se rompe a tiras toda la piel de este cuerpo. He recorrido universos tratando de buscarte como Axel a Roxas y he resultado ser un puñado de demonios incorpóreos, un ángel tratando de hacer lo correcto en un mundo en el que es demasiado fácil equivocarse.

¿Qué tendrá esta vida que no se nos permite tener otra?
Y así vamos,
destripando finales,
saltando de abrazo en abrazo tratando de aferrarnos a esta soledad que siempre nos invade.

Solo soy como ese pobre palestino expulsado de su suelo quemado,
disparo ráfagas de palabras a quemarropa por dolor
y la quemazón me hace arder el corazón.
Las calles empedradas tienen ese encanto del pasado,
salto de roca a peñasco
para sentarme en todo lo alto
dominar el cielo y volar
como una foto lista para instagram.

Soy Atlántico y eternidad,
un verso desnudo que jamás regresará,
la magia del mar
como un vendaval
que nos lleva siempre más allá.
Hoy tengo la paz y la calma,
ya tendré otro día la gloria
mientras tanto me quedo con la risa fácil
de una poesía que remata
en lo alto de la red

¿qué es lo que se va al otro lado del muro?
Solo somos cuervos rotos levantando sus alas para rozar el firmamento.

Pásame esa cerveza que no nos pare nadie
ya la muerte vendrá
pero hoy importa el aquí y ahora:
vive deprisa, muere joven,
y el humo del cigarro que se consume en el cenicero
de esta tesis que es la vida,
no hay otra salida para la indignación
que plantar cara a las adversidades:
si quieres cambiarlo todo
empieza por este sistema,
el resto viene solo como un haz de rayos gamma
surcando el estrecho a hombros del Granma.

Vaya prisas que nos entran cuando sabemos que todo se termina
¿por qué no viviremos esta vida como si fuese el último día?

Sufrir en silencio en vano es algo que solo Itachi podría lograr
el resto seremos pobres esqueletos muertos
si queremos ser héroes en este mundo infecto
en el que nos disparan continuamente publicidad
para caer y fracasar.

¿Qué hay de verdad en una primavera floreciendo
si solo en el destierro del otoño podremos renacer y soñar objetivos nuevos?

Tengo las manos manchadas de sangre,
pero perdonarse es de sabios
y camino para pasar de largo su bandera,
la nuestra es roja, amarilla y morada
y lleva la palabra libertad en la frente bordada.
Trato de ser poeta del pueblo
y solo logro ser una huella digital
que se esconde entre los miedos
de este sistema infernal,
supongo que ese es el aliento
que nos queda cuando queremos
ser mejores de lo que creemos,
dame la mano y juntos creceremos,
el resto es sonreír, cuidarnos y querernos.

¿Qué tienen de verdad los cuentos?
Yo creo más en lo cierto de las leyendas
que en la moral que tratan de imponernos,

seremos vientos llevando futuro a todos lados
y sin saberlo ni esperarlo
los años pasan de largo,
mirar hacia atrás tiene su magia
pero en el horizonte está el verdadero camino
y el resto es solo ilusiones en la cueva de Platón,
no hay patrón que pueda acallar esta voz,
y Bizancio tiene más de verdadero y libre
que cualquier otro imperio olvidado.

¿Y ahora qué queda?

Pasa página y tira de lado
que a lo largo de todo este tiempo
he aprendido a distinguir
entre quien me quiere bien
y quien solo busca sangre de los corderos,
somos valientes cuando soñamos
en una pesadilla en vida
de la que no nos protegen ni las sábanas.

Spoiléame todos los finales,
pero nunca me digas
cómo llegamos a estos giros argumentales,
me importa el camino
como causas y consecuencias que perviven por sí solas,
que la baraja de naipes se reparta esta partida

que aún queda vida por delante para rato
sonrío de lado y remato
este poema de triste soldado
que sueña con ser salvado
por la poesía del aroma Atlántico:
dame siempre tu mano
que ya la luz la encuentro en la paz veraniega del atardecer lusitano
recuerda esto:
siempre habrá libertad al calor de tus labios.
8
1comentarios 62 lecturas versolibre karma: 83

Emborrachate con ella

Fumas
bebes
y juegas,
con un mundo plagado de problemas.
La mentira de un amigo
y la ausencia de otro.
El estar roto por dentro
y que nadie recoja las piezas.
Un amor que se ah ido
y el nuevo que no llega.
Disculpas de mejillas saladas,
noches en vela.
La vida no es facil,
emborrachate con ella.
leer más   
16
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 87

Al amor

.

Le pedí al amor que no me deje ciega
que no elucubre mi mirada todo aquello que no es
le pedí compasión a la confianza
un poco libertad cuando nos desconocemos
le pedí al amor que se desnude para amarme
y se vista de eterna verdad antes de partir
dejando un beso, de “Voy a regresar…?


soundcloud.com/lola-bracco/voy-a-regresar (Lola)

.
22
6comentarios 170 lecturas versolibre karma: 89

Ojalá partir

Ojalá partir,
partir muy lejos,
dejar la mente en blanco,
perder las llaves y encontrarse
con unas nuevas en la mano.

Ojalá partir,
partir muy lejos,
desaparecer de entre los vivos,
sin tener que aparecer entre los muertos.

Partir, partir,
partir tan lejos
que los ojos del pasado se olviden de mí
y las miradas del presente me vean de otra manera.

Quiero partir,
partir,
partir tan lejos
que nadie reconozca las heridas
esparcidas por mi piel.

Ojalá partir,
partir,
partir muy lejos
y dejar atrás los días vacíos y las noches sin dormir.
Partir, partir,
en la mañana,
para que así la noche me encuentre en otro lugar.

Ojalá partir,
partir,
partir muy lejos
y dejar atrás las dudas,
dejar pasar los juicios de aquellos
que nunca supieron comprender
que yo siempre soñé con partir,
con partir muy lejos
y caminar
hasta que el reflejo de sus prejuicios
fuera la sombra incomprensible
de un pasado marchito
empañado por el sol.
14
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 101
« anterior1234517