Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 43, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Es divina

Es divina y el tiempo es injusto al tenerla al lado de otro hombre
y yo sin poder llenarla de lujuria cada parte de su cuerpo y de su alma.
Pasan los días que parecen años y sigue esperando a quien la colme de experiencia placer y pasión.
Yo espero pacientemente que la vida me dé la dicha de ser quien, una vez más la llene de ese amor que tanto necesita y quiero darle.
leer más   
6
4comentarios 78 lecturas relato karma: 85

Gravedad...

Perdona,
pero hoy,
esos sentimientos llamados
extrañar, amar y querer,
no los tengo conmigo.

Perdona,
pero hoy,
esas palabras llamadas
pasión, lujuria y placer,
las llevo tan fuerte en mi.

Perdona,
pero hoy,
te deseo tanto y tanto,
que tu cuerpo me llama
para estar muy dentro de ti...
leer más   
11
5comentarios 86 lecturas versolibre karma: 91

Sus besos me encienden

El frío que deja la ausencia de su cuerpo rozando el mío en las tardes de pasión ha querido invadirme, pero el calor que genera la sangre corriendo por mis venas bombeada enérgicamente por mi corazón acelerado por la emoción que me entrega con sus besos, ha ocasionado que mis ganas de ella se eleven a la máxima potencia.
leer más   
7
sin comentarios 56 lecturas relato karma: 87

Tiembla

Mi cuerpo tiembla de las ganas de estar con ella enredado entre sabanas de una cama que no importa si es de ella o es mía, solo es.
leer más   
4
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 75

Sin miedo

Otra vez tengo ganas de hacerle el amor,
lo malo es que aún no sé cuándo será y falta mucho para soñarla de nuevo esta noche.
Pues cada noche sin ella es lo mismo.
No es insomnio, es una larga discusión entre mis ganas de ella y su ausencia que me roban el sueño.
Le hablo tanto de ella a mi almohada que la nombra en cada sueño o pesadilla,
recordándome que adoro la humedad con que me recibe cualquiera de sus labios,
provocando las ganas de meterme en su cuerpo con la misma indecencia que ella entras en mi mente.
Aunque pueda dormir sin ella no quiero,
pues en mi vida, ni destino ni coincidencia ni accidente,
ella es de las cosas que se pueden evitar pero no logro hacerlo.
Es la mujer que supo acariciar mi alma.
Las espinas tienen un propósito en la vida y con ella he aprendido a sentir todo, menos miedo,
ni siquiera miedo a perderla.
leer más   
10
5comentarios 69 lecturas relato karma: 86

Todo pasa

Pasan los minutos, pasan las horas,
Pasa el agua que lleva el río y aunque se ve siempre lleno, el agua no es la misma, pues cada gota pasa a formar parte del mar.
Pasan las nubes por el cielo dibujando hermosas figuras en el firmamento.
Pero cada vez que la veo me pasa algo diferente,
Cada día que pasa siento que la quiero más,
Cada rato que pasamos juntos hace que mis ganas de estar con ella sean más grandes
Cada vez que beso sus labios, me pasas una corriente que recorre mi cuerpo
Cada vez que pruebo el sabor de su cuerpo sumergido en lo más profundo del océano de amor que tienes entre sus piernas, me pasa su dulzura, que como miel me empalaga y me enloquece
Cada vez que hacemos el amor me pasa algo maravilloso pues llenas mi corazón de alegría disipando toda angustia y tristeza que pueda existir en mi vida.
No sé qué irá a pasar. No quiero pensar en eso. Solo quiero sentir y vivir al máximo cada momento que paso con ella.
leer más   
4
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 56

No entiendo

Me cuesta entender por qué no tengo sus labios entre los míos besándonos con loca pasión,
por qué mis manos no están rozando su piel mientras le acaricio?,
por qué mi lengua no recorre su cuerpo buscando su felicidad?.
No entiendo,
si solo estamos a un brinco de distancia de comernos el uno al otro.
leer más   
9
1comentarios 86 lecturas relato karma: 87

Mi vicio

No sé si beberte, inyectarte o fumarte.
Cada vez que te beso siento que eres mi más fuerte vicio y eres el único antídoto que cura esa dependencia.
leer más   
12
2comentarios 67 lecturas relato karma: 103

De principio a fin

- ¿Qué te gusta de él?
- No lo sé... Me gusta cuando respira.


Confesé, con una bofetada de franqueza.

Lo que quise decir fue, de principio a fin y viceversa.


Y es que,
Si me fijaba bien,
Por brevísimos momentos,
dejaba escapar un perverso brillo de lujuria
que inundaba su mirada.


Y mi cuerpo sucumbía.

Sin ningún tipo de pudor con los presentes,
tan genuinamente alienado,
qué dejaba a la razón sin argumentos,
intimidada y evidentemente sonrojada.

Otra manera de desequilibrame,
era con esa insoportable dulzura
del timbre de su voz,
casi narcótico,
cuando me hablaba
a escasos besos de distancia,
sin ningún otro testigo mas que su almohada.

Tenía que atarme los pies
a algún hormigón imaginario
para no salir flotando de aquella habitación,
idiota y desorbitada.
leer más   
8
2comentarios 63 lecturas relato karma: 74

Clímax

#RelatoErótico

Te veo de espaldas, túmbada en la cama con tu vestido rojo incomodo por desprenderse de tu coraza. No dices nada, no omites nada, yaces relajada. La miro y planeo por donde comenzar, es que es tanta tentacíon que conlleva a varios caminos por tomar.

No pienses nada, solo expulsa las sensasiones. Sólo fundire mis manos en tu espalda. El flechazo hace que se alivien las tensiones. Anhelas calor humano, versos de otro ser que te hagan sentir mujer. - ¿Tú marido no te lo hace bien? Ok, mejor no debatamos ese tema...- Arrimo mi cuerpo al tuyo, invoca el calor. Mis labios merodean tu cerviz…jadeo tu aroma de mujer. Me excita como hueles…

Mis manos arrulan tus brazos, tus caderas, timidamente. Te inviertes sobre un costado ofreciéndome tu pecho nítido. Abrojo uno de ellos en mi mano como dulce mariposa y situo mi boca sobre él con un beso tierno.

Oigo tus leves bisbiseos, apenas ostensibles penetrar en mi oído. Me gusta, me encantan tus movimientos ladinos, elásticos al acercarte aún más a mí. Me abrazas mirándome rotundamente a los ojos y te beso. Nuestros labios se confunden amorosamente. Nos disgustamos el uno al otro. Deja que besuqueé todo tu cuerpo, tus misterios , tus deseos…

Suavemente acerco mis facciones al sumidero de tus muslos. Radiante calor intenso. Tu esfervecente fragancia me embriaga. Mi boca ya en tu centro. Lo divulgo con mis labios, muy suave. Mi lengua transita tu vulva desvelando hasta el último patrón. Pruebo tu licor excitante y me cego.

Flamea tu cadera por mi mastil. Gritas un himno nacional de placer, la coreo me sienta bien, mimo tus lunares desde arriba, disfruto cuando botas encima. Noto requiebro creciendo en mis ojos. Un capullo que se va abriendo en mi mente hasta que detona en una extrepitó de placer que insinua que te quiero.

Me siento en el infierno con tal fuego que siento. Reposo a tu cintura, posas tu mejilla en mi pecho mientras disminuye tu respiración profunda. Descansa mi amor, que yo acechare tus sueños…
leer más   
4
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 43

Y no miento

Y no miento
al desear tu boca carmín
mientras sonríes
bañado en lujuria.

Deseo aferrarme
a tu mandíbula
y perder el rumbo
besándote en silencio.

Y no miento,
pues mis ojos no saben callar
cuando siento el fuego
en mis venas.

Deseo ser la tempestad
que moja tus rincones,
la brisa etérea
que adormece tus ganas.

Y no miento,
al escribir esto.
He aquí, mi poesía
siendo la base
de todas mis fantasías.
10
6comentarios 98 lecturas versolibre karma: 93

Sueños y fantasías

El intenso deseo de estar con ella, hacen que la imaginación se atreva a mezclar en un maravilloso juego las más alocadas fantasías con los más increíbles sueños, donde mis ganas de ella en su máxima expresión, aparece como protagonista, acompañadas de mucha pasión, ambos vestidos del color de la lujuria, dispuestos a enfrentarse a una guerra campal donde la única forma de ganar es amarse hasta morir de placer envuelto entre las sabanas húmedas de nuestro sudor que deja esa lucha cuerpo a cuerpo, utilizando como principal arma la creatividad sin límites, llevando ese hermoso juego a la realidad más deseada de dos amantes que se queman con la mirada cada vez que se ven, amantes que con una sonrisa pícara se desnudan con códigos y señas que solo ellos entienden, amantes que se buscan pero no se encuentran, amantes que cuando se encuentran parece que se comen, amantes que parecen destinados a alimentar sus deseos día a día para no dejarlo morir de esperar el día que puedan estar juntos. Amantes que cuando están juntos parece que el mundo se detiene a observar cómo se aman en un carro en la oscuridad cómplice de una calle. Un carro que se presta al juego para saciar esas ganas de comerse vivos como se comen los auténticos amantes.
leer más   
2
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 36

En falda me gusta más

Alguien me dijo, - ¡es que la ves con ojos de amor!
Puede ser eso, pero todo atuendo que usa me enloquece,
los jenes le lucen bien,
los leguis me gustan igual,
los pantalones casuales y de vestir le hacer ver divina,
pero en falda me gusta más.
Mi imaginación se pone creativa cuando usa falda,
no importa si es larga o corta,
si es ancha o ajustada,
me imagino jugando bajo esas faldas a descubrir que trae entre piernas.
Ella parada con sus piernas abiertas, sin nada abajo solo la piel que cubre su cuerpo.
Yo arrodillado buscando, besando, saboreando.
No puedo ver su cara, pero escucho sus gemidos,
siento como se acelera su corazón, al punto de pedirme que la haga mía.
Coloco su falda de cinturón mientras la poseo una y otra vez hasta colmarla de placer.
Luego se arreglas y continuas como si nada ha pasado, y con su sonrisa pícara me dices lo mucho que le ha gustado.
leer más   
2
sin comentarios 17 lecturas relato karma: 31

Lujuria Musical

Hoy serás vos mi Beethoven y yo tu piano. Tócame, crea algo nuevo, sorprendeme. Haz vibrar cada una de mis cuerdas.

¿Qué tal? Espera, quiero tomar las riendas, ven, acércate. Siéntate en el sófa con una lenceria afilada y un estado en 4. Te voy a penetrar las notas una por una, ¿no apuntas?

Husmea cada hueso musical de mi cuerpo en re mayor, estate atenta. No hay prisa, tómate tu tiempo.

Ahora quédate conmigo. No opines, no lo estropees. Estamos a medio camino del cielo. Disminuye el volumen de tus agudos, los vecinos escuchan y mi mujer luego se entera...
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 29

Me te te me

Me miras
te miro
te gano
me ganas
me acerco
te acercas
te exhalo
me inhalas
me lames
te agarro
te aprieto
me muerdes
me besas
te beso
te rozo
me aprietas
me agarras
te chupo
te muerdo
me arañas
me pides
te afirmo
te meto
me exiges
me atrapas
te adentro
te abrazo
me abrazas
me observas
te observo
te toco
me empapas
me esperas
te empujo
te hablo
me hablas
me tocas
te lamo
te inhalo
me exhalas
me giro
te subes
te clavas
me palpas
me rozas
te acerco
te empujas
me saltas
me encierras
te atrapo
te mueves
me dañas
me sigues
te sigo
te choco
me agarras
me enganchas
te enervo
te cambio
me cambias
me apoyo
te abres
te lleno
me matas
me tiemblas
te tiemblo
te corres
me corro
me entierro
te elevas
te pierdes
me pierdo
me encuentro
te encuentras
te pienso
me piensas
me duermes
te duermo
te amo
me amas
me sueñas
te sueño
te abrazo
me abrazas



Me miras
te miro
te gano
me ganas
me acerco
te acercas
te inhalo
me exhalas
leer más   
14
10comentarios 79 lecturas versolibre karma: 106

Su cuerpo

No hay poema más hermoso que su cuerpo desnudo.
Pareces esculpida por los propios ángeles,
su linda silueta recrea mis ojos
nada más con verla se me eriza la piel
provocando que se eleve la temperatura de mi cuerpo,
sus contornos son perfectos,
no hay exageración en las proporciones, solo armonía y delicadeza,
sus lunares dibujan junto a mi imaginación diferentes figuras según como los mire,
cada figura dibujada señalan el camino a la gloria.
camino que me gusta recorrer con mis labios.
no hay lugar en su cuerpo que no desee besar
hasta sus pequeñas cicatrices son parte del majestuoso espectáculo,
nada está de más, todo combina,
si comienzo por sus pie
disfruto la delicadeza de sus dedos,
me los comería uno a uno como quien disfruta unos caramelos,
si inicio por su cara, sus ojos y su boca me enloquecen,
si la miro por la espalda, sus pompis me matan de pasión.
su mirada y su sonrisa me atrapan y acrecientan mi deseo.
leer más   
4
sin comentarios 32 lecturas relato karma: 42

Y el deseo se hizo realidad

Y si jugamos a que dejamos de soñar y empezamos a actuar.
Y si iniciamos un juego donde la imaginación no tiene límites
donde nos olvidamos del mundo real
donde la única realidad es nuestro encuentro
donde nuestro encuentro es fantástico
en esa fantasía loca de quienes se enamoran.
Como adolescentes vivimos el presente,
sin pasado ,sin futuro, sin consecuencias.
No es un juego de niños aunque lo disfrutamos como tal,
solos tú y yo, en un encuentro que dura una vida paralela,
un juego donde se encuentran tus labios con los míos
donde tu mano derecha no sabe lo que hace tu izquierda
donde mis manos se convierten en mariposas que revolotean sobre tu cuerpo.
Donde tu cuerpo se eriza, donde no hay principio ni fin,
donde tu respiración se acelera mientras mis labios pasan por tu espalda desnuda, sucumbiéndote a mis besos que no paran de saborear tu dulce sabor a mujer amada,
donde ese sabor, ese olor, queda impregnado en mi piel, porque en el encuentro fantástico, nos enredamos entrecruzados como un nudo de amor en un lecho que no es tuyo ni mío, pero lo hacemos nuestro en cada encuentro,
ese encuentro donde el silencio se hace cómplice de nuestra fantasía haciéndose realidad, un encuentro donde no encuentro fronteras entre tu cuerpo y el mío, donde confundo tu boca con la mía, donde mi boca se posa en la cúspide de tus colinas que a su vez tiemblan estremecidas por los latidos de tu corazón que ya no late, sino que habla, dice susurros entrecortados al oído que suenan a hermosas melodías, ya no habla, sino que grita pidiendo más entrega, mas pasión, más amor, mas lujuria, más…más…más!
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas relato karma: 33

Lujuria

La mano de la lujuria se esconde, se estremece
no me deja tocarte ni verte
La vida de la lujuria se asoma vívida, vacilante
no te ve, te observa
no puede dejar de mirarte
La lujuria ensimismada me acoge, me desampara
me acompaña al abismo
no añoro tu desgracia
Espero verte un día, amigo mío, cuando cruces la calle
cuando te encuentres vacío
espero verte pronto en las esquinas... en los rincones
no me olvido de ti ni con el pasar de los soles
leer más   
14
6comentarios 54 lecturas versolibre karma: 110

Cubiletear

CUBILETEAR

Cuando escuches el trueno me recordarás…
Y tal vez pienses que cuando escuches el trueno
me recordarás el timbre de la voz de los otoños
y tal vez pienses que amaba la hoja seca ...

El saco sano satisfecho sayo satinado sobre.

La nieve, noble y altiva y a la par grotesca,
amansando la lluvia con su manto, con su canto,
con sus quimeras grandiosas y brillantes.
Y en el rayado cielo se verá fuertemente crédula.

Coyuntura, crápula, crasa, crepitación, cresta, casta.

Y en el corazón, como entonces, estará el fuego ...
Con las claras huellas de las flores seductoras.
Del ímpetu aborigen y los púdicos amores.
Con el ronco acento y los pálidos destellos.

Delatora delicadeza demacrada demorada duda.

De duelos elevados, de llameante desierto,
cuando es el alma pura y no la espera,
la dulce envoltura del goce y la lujuria,
en los rubios escalofríos apasionados.

Ardiente arrebato arduo aro argentado.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
Del texto y de la imagen.
leer más   
18
27comentarios 176 lecturas versolibre karma: 98

Sobran las palabras

Me desnudas con la mirada. Aquí y ahora. Un bar, una botella de ron y tú y yo, dos desconocidos que no ven más allá.

Me coges del cuello y me besas. Tu lengua la siento dentro.
Me provocas tocando mi nuca, acariciando mi cintura.
Se me cae la copa encima de la falda. Voy al baño, te dejo en la barra. Me limpio como puedo y al salir te encuentro acechando. Me empujas hacia el interior del baño. Me aprietas contra ti y me besas de forma lasciva. Con deseo. Con atrevimiento. Me desnudas rápidamente. Estoy con medias y tacones desnudándote, besándote.

Sentimos que no hay tiempo para pararse. Me sientas y me abres de piernas. Empiezo a gozar. Mi bello se eriza. Me tapo la boca, no puedo más. Tus dedos comienzan ha hacer su función, tu lengua les acompaña con deseo absoluto. Paramos.

Te bajo el pantalón y toco la estaca que me va a atravesar con tanto deseo, con tanta emoción. Empieza a hacer mucho calor. Está dura, caliente.

Entras dentro de mi sin complicación y empezamos a empujar, a rompernos. Tocan a la puerta y me tapas la boca. Seguimos como si nada. Así hasta estallar los dos de pasión.
leer más   
8
2comentarios 163 lecturas prosapoetica karma: 41
« anterior123