Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 200, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Luz de vida...

Mujer,
con tu luz apasionada,
ilumina mi vida,
ilumina mi alma...
leer más   
15
3comentarios 87 lecturas versolibre karma: 115

El cuarto oscuro

Había una Luna ceñera asomándose por el ombligo de la puerta.
La cerradura parecía un ojo de aguja
por donde a duras penas pasaría una varilla de Sol.
La habitación era toda un hades plutónico
y aquel rayo de luz
empozando un círculo en el suelo
era el único oasis
en medio de tanto desierto negro.
Yo...
las cosas...
y toda esa basurilla flotando en el aire a la deriva
nos embelesábamos
ante esa iluminada Torre de Pisa.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
20
3comentarios 67 lecturas versolibre karma: 112

Cima

Sobre la cima del mundo
una dama de blanco camina.
Los caballos salvajes
patean a unos dioses de barro.
No son más que agua y tierra..
No son más que polvo en el viento.

Sobre la cima del mundo, una luz
ilumina un camino nuevo…
un paso tras otro
una senda aun sin huellas,
todo empieza de nuevo.



Hortensia Márquez (horten67)

Publicado en la Asociación de escritores solidarios 5Palabras.
Las palabras son: dama, caballos, dioses, agua, luz,




Imagen: la sierra de Gredos vista desde El Barco de Ávila (imagen propia)
24
15comentarios 120 lecturas versolibre karma: 131

Resplandor nocturno

A orillas de un riachuelo
grisáceo y amarillo
una negra mirada empolvada
mira callada el amorío
de una lozana manzana
y un imberbe gusanillo
mientras un corazoncito eléctrico
late… late… late… late.

En la tez camaleónica
del valle celeste
Luna está sola y desmaquillada,
pero ni triste ni desconsolada:
lo que pasa es que los borreguitos
se comieron, sin querer,
los dientecitos de león azulinos.

A orillas de un riachuelo,
Luna
late… late… late… late.

De Sombras, 2012
leer más   
6
4comentarios 34 lecturas versolibre karma: 82

Amarte de día

Amanecí en Nepal,
con gafas tornasoladas
para encontrarme
escuchando la cascada solar
de tu cabellera…

Hace muchos años,
creyéndome muerto,
hilvanando mis pasos
por el tuerto relieve
de ciertas calles… caí de bruces.

“Me encontrarás
siguiendo la ruta del Inca,
siempre hacia el Sol”.

Amarte quise
con el glóbulo infinito
de una mañana abrasadora,
líquenes al viento,
en el desnudo palpitar
de un sueño
que permanece
lo que permanece
un profundo suspiro.

Y los peces meando burbujas
hablaron con la lengua exótica
de las aguas de oro,
múltiple cáliz en el pecho,
azorado encanto,
sinfonía celeste
que abarcaba
todo el espectro cromático.

Mágicos y distantes panoramas
daban cauce a nuestro encuentro,
locas las almas untándose
una a la otra sin medida,
piedra de toque de los dioses,
sin Olimpo,
viajando en barcas de silicio
sobre un mar verde,
húmedo licor de mansas frutas.

Se me hacía realidad
lo que desde niño vislumbraba,
atónito y poseído
por una especie
de exaltada serenidad,
en aquélla colina que veía
mientras me alejaba
de los juegos y los ruidos,
escondido en un embudo de mallas
sin pensar en nada,
sólo “viendo”.

Decidí amarte ante la luz,
aún masticando los colmillos
de las infaustas noches…

Volverme perfume,
ansioso recolector de semillas
en esa tierra que no ha sido
regada todavía.

Así.
leer más   
6
4comentarios 80 lecturas versolibre karma: 90

Moscas

Hablando de odio nos quedamos dormidos,
pero pronto nos encontramos volando.
Éramos dos mosquitas azules jugando
sobre extensos valles de dulces sonidos:

murmullo de un río entre leves zumbidos,
cascada de cristales, perros ladrando,
oleaje de hojas, ratitas chillando,
susurro de un viento entre suaves latidos.

¿Tiempo? ¿Espacio? ¿Todo? ¿Nada? Completud:
entrega libertaria en un beso alado
justo como morirnos en plenitud.

Háblame de amor para estar a su lado,
me dijiste mirando la infinitud
de un orgasmo fosforescente (azulado).

De Sombras, 2012
leer más   
6
2comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 64

La Dama y el Mendigo

Había una vez
un castillo dibujado en la arena,
una brisa cargada de sueños,
un mendigo en los versos de un poeta..

En su pluma rascaba el recuerdo,
en su alma se abría una grieta,
era príncipe en el país del olvido,
sangre azul convertida en Cenicienta...

Se bebía los mares del tiempo,
se bañaba en lágrimas de sal,
era hijo del ocaso y del viento,
de las olas que mueren en el mar...

De su corona solo quedaban espinas,
de su palacio paredes vacías,
de su trono una gris melodía,
y de su reino una batalla perdida...

Y como en todo cuento de hadas,
conoció a una bella dama,
de nobleza arraigada,
y de pureza en sus alas...

Brillaba en la noche
su sonrisa dibujada,
brotaba el arcoiris
de su melena plateada...

De sus labios brotó su nombre,
como si lo conociera desde siempre,
y su voz le cautivó
como nieve de diciembre...

Y huyeron calle arriba,
la dama y el mendigo,
agarrados de la mano,
hacia el cielo
que en el último suspiro
él había imaginado....

Fran Renda
@Fran44Sombras
leer más   
22
26comentarios 174 lecturas versolibre karma: 119

La luz sanadora...

Con suplicios agonizantes
clamé al Dios nuestro.
¡Dios arrebata la corona de MIEDO
encarsela el EGO en la rotunda del inFierNO!
Pasé la noche en desvelo
en sus faroles las estrellas
en discreta fuga se distancian y anclan en el séptimo cielo
y un lucerito con veste brillante
vi posarse sobre la humilde choza.

Absorto por el febril encuentro
los Ángeles azules y alados
bajan por el timonel del trueno
e Interpretan hermosos villancicos.
Los tres reyes magos pasan
por el desierto sin sombras.

Persiguen la luz de la aurora
y una leve lluvia se asoma
es el Mesias que en su cuna llora.

Son lagrimas de alegria
que derrama el dador de vida
ha nacido la luz sanadora.
leer más   
16
10comentarios 130 lecturas versolibre karma: 198

Freelander

Por el sendero cruza el crepúsculo
avaro, escondiendo oro.
El día se hunde en la sombra,
y la tierra yace silenciosa.
Mi hogar está allí,
en los recuerdos de la luz
de las estrellas nocturnas.
7
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 85

Hostilidad

Me despierta una luz tenue
una mañana de frío anodino.
Nada es relevante en esta hora:
ni el despertador machacón,
ni mi resistencia por ignorar la gélida brisa.

Me puse una chaqueta de vida
para cargar de confianza mis ganas…
pero al abrir la puerta
la hostilidad me recordó
la razón de tenerla cerrada.






Hortensia Márquez (horten67)

Publicado en la Asociación de escritores solidarios 5Palabras. Las palabras son:

LUZ – DESPERTADOR – RESISTENCIA – VIDA – CONFIANZA
20
12comentarios 129 lecturas versolibre karma: 109

luz

desde ese primer encuentro
te convertí en infinita poesía
que ilumina con sus versos
mi obscura vida sombría;
por eso ya no oscurece
en mi vida interior
porque tú eres
la luz de
mi sol

eres como esa luz
brillante y divina
eres la única luz
que ilumina
mis días
8
2comentarios 87 lecturas versolibre karma: 81

Lágrimas dulces

.

Yo vi llegar la tormenta
bajo mi paraguas lleno de ilusiones
pero no se detuvo, y no vi caer ni una gota de agua
y entonces se hizo luz entre sombras, y el mar asustado
se escurrió entre las rocas, cubierta de niebla, pero sin miedos
cuando lágrimas dulces cristalizaron el tiempo, para esperar a la lluvia…


soundcloud.com/lola-bracco/lagrimas-dulces-cortos (Lola)

.
20
5comentarios 155 lecturas relato karma: 86

Apaga la Luz

Apaga ya la luz
y déjale que duerma.
Déjale ser hielo,
deja que se vaya.

Déjale ser noche
en mundos profundos, ser viento
en tierras extrañas.

Que vuele libremente y
después vuelva.
Déjale ser puente,
apaga tu mente y
cruza hacia el mañana.

Jeraldi Rosas
leer más   
19
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 98

Ajedrezamiento anamórfico de la sombra

Bañado el rostro amarillento por la estrepitez del sol
morían las cuatro
iban a ser las cinco de la tarde.
La calle se estiraba en un estrujar de sombras femeninas
creaban dramatismo escénico
cuajando desniveles temperaturales
una hirviente liviandad del aire en las zonas lumínicas
y la lodosa pesadez que se amodorra al entrar en la sombra.
El que trajina la acerca
atravesando la amorfosidad de estos ajedreces podía sentirlo en su piel
en el fluir y refluir de sus pasos
en un apresurar para sólo tener que atrasarse.
Se aproximan los Laudes
casi puedo sentir el filo del terminador
el instante en que caen los velos
y nos muestra la efímeridad del umbral al pasar su anillo,
ambiguo meridiano
entre rosáceas brasas de lila ardiente
y lo gris de sus apagados fogones.
Era el segundo equinoccio...
la hora muda
en la que en una solitaria playa
se ponen a gloriar ángeles que nadie ve.-


@ChaneGarcia
...
9
1comentarios 66 lecturas versolibre karma: 93

Brillar

Y podre ver de nuevo los arboles brillar
Y los soles refulgentes nacer de rayos
Y lograre surcar esas nubes que nunca alcanzo
Y recuperare los colores originales de mi infancia
El fulgor de las imagenes y el idilio de las cosas hermosas

Alcanzare por fin la tierra donde no habia guerras y odio
Y podre ver de nuevo los arboles brillar

16/05/2015
leer más   
5
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 78

Senryu

Ardiente luna
Posada sobre el mar
calma su ardor


Eder Navarro Márquez
leer más   
12
2comentarios 72 lecturas japonesa karma: 92

Cuatro copas y un funeral

Escondida en su agujero,
la zarigüeya,
fingirá su propia muerte;
justo cuando el peligro aceche.

Sabiéndome presa,
ni la titilante luz amiga de esa vela
incendiará mis sombras…
Oscuros silencios aferrando vacíos,
pintando... la nada.

Y me exijo, también, fingir mi muerte
apagando latidos en la rigidez de mi cuerpo.

¡Qué nadie lo sepa!
¡Qué nadie me encuentre!
Como si fuera un fantasma...
etéreo, impalpable… inalcanzable.

Pero duele vivir soledades que sangran.
Ese tranvía que pasando de largo me arrolla,
abandonándome maltrecha en la vía.
Fría… y olvidada.
Igual que se olvidan los trastos inútiles;
perdidos, y desamparados en fondos de armario.






Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/08/18/escribe-tu-relato-del-mes-de-agosto-iii-j


Fotografía de:
Victor Hernández Luis
www.flickr.com/photos/146667804@N07/
17
18comentarios 144 lecturas versolibre karma: 109

“Canción de una noche de otoño”

Mirando al cielo en una noche estrellada,
¿Acaso no he actuado ya esta escena?
En las húmedas desveladas de otoño,
Bajo el rugir de la brisa.
Bajo el amparo de la Luna.
Viento del este llévame.
Quiero partir del foso de los peces,
Quiero alcanzar el horizonte,
Porque nunca lo he tocado,
Porque nunca lo he visto,
Porque lo necesito,
Y cada mañana, al renacer del sol
Mi alma canta una triste balada de dolor
Al ver tan alegre bailar los rayos
Allí donde mi luz aún no llega.
leer más   
8
6comentarios 39 lecturas versolibre karma: 104

Un jardín para pintar ( A Joaquín Sorolla)

"Todo era azul delante de aquellos ojos y era
verde hasta lo entrañable, dorado hasta muy lejos.
Porque el color hallaba su encarnación primera
dentro de aquellos ojos de frágiles reflejos."
(Miguel Hernández)

…Y fuiste regalando la vida en tus pinceles
en aquel jardín de ensueño que anhelabas.

Aquel jardín hermoso que pintaste tantas veces
con tus manos generosas, artísticas, cromáticas.

¡La luz…!
¡Esa luz blanca de tus cuadros que te embriaga!
Esa luz mediterránea de tus ojos.
Brillante. Clara. Alba. Diáfana.

Azules nítidos en el cielo y en el mar...
Luz, color, sol, agua...

El fulgor del paraíso lo atrapaste
en el patio de la Acequia de la Alhambra.
Y el embrujo de los patios sevillanos
del Alcázar, lo llevaste hasta tu casa.

Al sol robaste mil matices de bellos claroscuros,
de exquisitas transparencias y reflejos,
de oscuras sombras…de refulgente llama
entre el sonido mágico del agua de las fuentes.

Fluidas, hermosas y serenas pinceladas
se deslizan suavemente por tus lienzos,
manchas que roban el alma
a aquellos tres jardines diferentes.

Entre paletas, caballetes y pinceles
una enredadera abraza
el pedestal de mármol de una estatua.

Hay macetas de geranios en torno al surtidor
que salpica alegremente los rosales
y llena de frescor las blancas calas,
la adelfas y los verdes arrayanes.

Las rosas amarillas aroman dulcemente
la escalera luminosa de la entrada,
de azules filigranas sus peldaños.
Y en la verja se dibujan
bellas manchas de alhelíes y jazmines.

Entre los arcos y columnas se percibe
la silueta estilizada de un ciprés.

Deslizándose del cuadro sutilmente…
un aroma penetrante a mirto y a naranjo,
a intenso limonero y a laurel.

Un jardín de ensueño el que creaste...

**********************************
Y te fuiste con tu hermosa luz, una mañana…
Tu pincel, desmadejado, ya no pinta…

Del rosal amarillo de la entrada,
lánguidamente las rosas se secaron,
no volvieron a brotar.
Luce mustia y apagada, la luz del sol ahora
y finas lágrimas de agua, el surtidor derrama...

Bajo la galería acristalada de la casa,
el agua de la alberca te añora solitaria.
Hay silencios azules de lirios y jacintos
y entre la hiedra mojada, un suspiro
verde y oculto de narcisos.

Allí, en un rincón, calladamente aguarda sola
tu butaca de mimbre favorita.

(Resuena la ausencia en la arboleda.)

Y en la penumbra de la pérgola apacible,
se respira el elegante perfume de Clotilde.
Y se adivina…su mano entre las flores.

Su gran pamela blanca, olvidada en una silla.

Sobre la mesa redonda permanece
un jarrón con doce eternas rosas rojas
…y una carta desgastada en la que asoma
una flor prensada y seca, ya amarilla.


María Prieto
Agosto 2019

Pintura: "Jardín de la Casa Sorolla (el primer jardín)" 1919. Casa Museo Joaquín Sorolla. Madrid.
22
34comentarios 247 lecturas versolibre karma: 95

Tanka - luz

En tu pupila
un destello de tiempo
horas enciende
luciérnaga que alumbra
los minutos más tristes




Hortensia Márquez (horten67)
21
23comentarios 214 lecturas japonesa karma: 121
« anterior1234510