Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 106, tiempo total: 0.004 segundos rss2

SiniestrO

SalÍ a esperarte
en el tercer
semáforo
y me atropelló
la vida.

Sobre el pavimento
todavía yace
mi corazón convulso,
con la fragilidad travestida
en una boca de tormenta.

Nuestro fervor
perdió vigencia
como las cabinas naranjas
de ENTEL.

Suelas anónimas
aplastan ahora
todas nuestras calles
(las que no caminamos)

cuerpos con mejor suerte
se están amando de pie
sobre paredones
que nosotros mismos vimos construir.

Abre las piernas un nuevo día:
nace la noche;

con las manos llenas de soledad
celebremos
por lo que no fue.
9
4comentarios 50 lecturas versolibre karma: 93

Ayer, en el concierto

Escuché como tu violín lloraba...
Hasta llegar a mis oídos
esas notas en poesía
flotaban.
Magia del momento
en un salón iluminado,
y aunque de cadencia
la orquesta rebosaba,
mi mirada
a ti te fijaba.

Eterna música que a la puerta
de mi alma vacía golpeaba...
Violín, timbre, acordes,
pensamientos,
no era un canto, era llanto
y juntos lloramos.

Te imaginé
sin instrumento,
indefenso...
Beso que en el aire
estalló,
sin regreso.
Te tocó mi sentimiento
ya que por un momento,
tus ojos
con los míos cruzaron...
leer más   
4
2comentarios 28 lecturas versolibre karma: 52

Incondicionalidad (2016)

Acortas esperas, con historias enseñas,
Reflejo de vidas ajenas, despierta curiosidad.
Distintos ritmos no serán suficientes para toda tu vida saber.
Mi inquietud mueves al son de una guitarra y un tambor.
Cuando mi vida en peligro ha estado apareces
y con exacta melodía lo malo siempre has adornado.
Alineas fiestas desde el comienzo hasta que el sol embriaga.
Vives en mi mente para situaciones musicalizar.
Caminos nítidos de notas sembradas adónde voy, adonde esté.
Compañera eterna con quien supero el llanto y ahogo la alegría.
Recuerdos lascivos con cadencias de color oscuro, olores volátiles en fluidos rosa.
Vibraciones que bajan como escalofríos por la espalda, en nuestra vida de la canción la letra.
Hablas por mí en miedos de sentimientos sin valor.
Eres mi puta personal, me satisfaces siempre que la necesidad en mi sangre hierve.
Cuantos relatos me has contado, personajes recrudecen en mi mente.
Has estado y estarás confiándome secretos de creaciones.
Mi refugio de bestia colérica, calma ardiente rabia la razón me das.
Te defenderé eternamente por anónimos héroes, cicatrices sean medallas.
Como femenina figura en mi mente cada día te encuentro, suspiros satisfechos por fiel existencia.
Amante ideal, sin ti vida común y brutal.
Único amor en el cual confiar.
Desde siempre has estado, como piel adherida a las uñas,
Fidelidad te demostraré y en el tormento de mis últimos días, por mi amor a ti, quiero ser recordado.
leer más   
16
5comentarios 92 lecturas versolibre karma: 92

Tu Voz, Música y Poesía

Llegó hasta mi oído
música, poesía,
me tomó de la mano,
dulce, paciente enseñando,
con palabras que atraviesan
corazón, alma, sentidos,
voz que me despoja
despacio de mis vestidos,
suave melodía
con énfasis abrazando,
y mi cuerpo entre tus palabras:
Quemando...

Conoces muy bien el camino
conoces la puerta ya abierta,
arrebatos de son, éxtasis de sonido
acordes vocalizas.
Desbarata el temor,
hazlo trizas,
subo, bajo y vuelo,
tu que habitas en mis ansias,
tu que animas mis desvelos.

Un ramo de notas doradas
para adornar mi cuerpo,
mira que con tu última sílaba
se acaba,
lo que tan adentro siento,
voz mágica, voz profunda
voz que mi ser fecunda,
poesía atada en mar y cielo,
tu dicción, tu canto
mi amor, tras tu vuelo...


Para mi inspiración C.
leer más   
19
18comentarios 85 lecturas versolibre karma: 107

Aurora musical

De un lenguaje unívoco
Nacieron fluviales tonadas
Que fueron desde nuestras entrañas
Y sumaron la parte más esperada

Nuestros sentidos expresaron
La conexión entre las figuras
la balada que cantamos
Hizo eco en las alturas

Escalamos la entonación
De un do re mi fa sol
Hasta aterrizar en las notas gigantes
Que complementaron el andante

Cantamos con el alma
Cantamos todo un pasional
Hasta llega a conocer profundamente
nuestra eterna aurora musical
leer más   
11
6comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 86

Melodía

De abril,
el aire

mojado y suave
de la tarde,

dibuja un hermoso
pentagrama,

donde las dulces
notas de la lluvia

componen melodías
que se enredan

en los silencios
callados
de las lilas.

Y al tempo...
entre azulados
aromas,

entre compases
y bemoles,

se propaga por el alma
la armonía

y un eco claro
de melancolía.


María Prieto
Abril 2019
22
27comentarios 159 lecturas versolibre karma: 89

La música de una solitaria esquina

Se rompen las cuerdas que atan el destino.
Me miras tras la puerta lejana del invierno,
esperando para entrar, como una sombra
que se arrastra por el cieno y no deja huella.

Ya no puedo componerte aquellas baladas.
Pienso en la música de tu mirada,
en lo fugaces que son tus pestañeos
que se clavan entre garrapateas.

Me reconcome el alma no poder escucharte
entre tanto silencio ahogado;
entre tanta verbosidad intercalada
con el néctar de un suspiro amargo.

Ya no sé cómo redimirme de aquesto que cargo.
No sé cómo cambiar esta música, el compás que llevo;
no sé componer música, sino agravar las notas.
Ya no sé más que de la nada. Y de tus silencios.
leer más   
4
sin comentarios 13 lecturas versolibre karma: 53

Ayer

Ayer me volví a acordar de ti.

No sé si fue ese chico,
que llevaba la misma chaqueta
que tu tanto solías ponerte,
la canción que sonaba
y que todas las parejas bailaban,
o simplemente fue beber ron
sin compañía,
pero algo hizo
que volvieras a mi mente.

Y lo hiciste
como siempre te gustó aparecer:
a lo grande
y con mucho ruido.

Te colaste dentro de mí,
y no hubo manera de sacarte de ahí.

Fíjate que lo intenté:
aparté al chico de la chaqueta,
me tapé los oídos
hasta que la canción terminó,
y el ron me lo terminé
(al igual que me terminé los siguientes cinco o seis).

Fue entonces cuando caí,
cuando por fin entendí
porque seguías dentro de mí,
porque no te marchabas,
y es que no eran las cosas
las que te volvían a acercar a mí,
sino que era que tu
nunca me habías dejado
leer más   
15
1comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 97

Partitura perfecta

Tus dedos tecleando,
con tacto absoluto mi cuerpo entregado.
Mis dedos rozando el final de tu alma.
Surge la música
despacio,
callada.
Herramientas de amor nos envuelven:
Tus labios, mis labios;
Mis manos, las tuyas.
Cada uno cantando y danzando.
Hasta terminar la fiesta,
y comprendo:
tu propiedad es la música,
la voz, te pertenece.
Pero: yo soy el dueño de la partitura perfecta.

Omar Martínez González, 2002 ©
La Habana, Cuba.
leer más   
5
5comentarios 31 lecturas versolibre karma: 71

La envidia

Comido por la envidia se debate,
deporte nacional de la vergüenza.

Sin ningún remordimiento que frene,
vuela raso el halcón hacia su presa.

Creyéndose dueño de su destino,
saca sus garras; sigiloso acecha.

Pudo sentir piedad más no lo quiso.
Bebió el café amargo que le envenena.

Sonó música oscura en su interior;
repetida e incansable martillea.

Taladrado cerebro hasta la inquina,
no descansa, es la envidia que penetra.

Y ya no vive de tanto morir,
por maldecir a quien destruir quisiera.




Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2019/02/24/escribe-tu-relato-de-febrero-v-el-ex-teni


Fotografía encontrada en Internet
18
20comentarios 193 lecturas versoclasico karma: 100

Música clásica

Poesía en el aire

dibujada

sin palabras,

que rompe

tu barrera

de silencios

y se expande

por el alma.


Si en tu interior no hay belleza...

nunca sabrás apreciarla.


María Prieto

Pintura: "Jóvenes tocando el piano" Pierre-Auguste Renoir
18
17comentarios 131 lecturas versolibre karma: 111

Padre

Con el exiguo capital del que dispongo
nunca podré
regalarte por San Valentín
el viento
que tantas veces me has pedido.

Tampoco quiero
que me entregues por febrero
la luz oculta
que reconozco tras la sombra de tu cielo,
el fulgor
que tantas veces me has descrito.

Dentro del mar que te exigí
durante la anarquía de otros tiempos
tienes,
como entraña,
un pentagrama de acordes dormidos,
la esperanza de ser lira
entre las redes de un pesquero,
y un soneto
sorprendiendo con otoños las mañanas,
las madrugadas doradas de un sol
dormilón
y salpicado de cierzo.

Bajo la tierra
dejas canciones como estampas,
a la espera
de que unas manos las remuevan
con el agitar febril,
entre los dedos,
de un vals sin tregua,
dentro del vendaval
con el que solfeabas en lo inmenso,
director
con la batuta del destino.
leer más   
19
11comentarios 148 lecturas versolibre karma: 83

Poesía en el umbral del amor y la muerte

Los versos trepan como hiedras
en la primavera de su garganta
Con sus ojos, canciones de amor, canta,
Hasta oír como laten las piedras.

Más liviano que el aire es el anhelo,
como por inercia, su voz es quien me sube
Hasta me hace tocar una nube ;
Oírla es entrar por las puertas del cielo.

Un banquete de poesía cocinan las rimas.
La música es el condimento
que le da sabor al sentimiento
Y nos alimenta con el placer que imaginas.

Narrando el caos, la vida se ve más clara,
en el cristal del sueño
que aún refleja mi suerte.

La poesía te cobija y te ampara
de grandes males para un mundo pequeño.
cada posibilidad puede rimar con la muerte.
leer más   
24
17comentarios 238 lecturas versoclasico karma: 100

Soy, y tú eres música

Soy la nota que percute la arena,
y cuyo pulso se siente entre las garrapateas,
di-fusa; etérea.

Soy corchea que acelera su ritmo,
al escuchar al cielo el tañer de sus lágrimas
contra la campana regia del destino ya escrito.

Soy cuerda que vibra entre el oleaje,
que mueve al mar y reduce a las sirenas,
cuyos cantos me recuerdan al aroma de tu voz.

Soy luthier, y persigo mis días
enfrascado en la búsqueda del instrumento perfecto
y ni siquiera me doy cuenta que lo tienes escondido.

Soy, sin darme cuenta, preso de tu música;
esclavo de tu armadura, paso en falso de tus bemoles,
un becuadro a la izquierda que se digna a sentir silencios.

Soy, más que nada el ritmo de un compás;
que de pronto se eterniza y las redondas bailan
mientras los acordes viran, y las primaveras callan.
leer más   
7
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 81

Me bebí unos tragos

Me bebí unos tragos en ese bar frecuentado, llevé mi guitarra y me puse a cantar, me refugié en sus notas.

Soy un desgraciado melancólico acompañado de un vaso de tequila.

No tiene ningún sentido aquel ruido que se escucha en el hueco de mi pecho, cuando me pongo hasta la madre de ebrio.

En la borrachera siempre conozco la tristeza feliz, que toma ruta a las dunas de bellos placeres.

Prendí la rockola y puse esa canción que siempre se encadena con mi nostalgia, solté una carcajada y subí el volumen cuando la lluvia se escuchaba llegar.

Morí de cruda en un sábado por la madrugada.
leer más   
13
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 86

La nota

Mi corazón es una guitarra
que llora con tus caricias,
y por sonidos tus delicias
trueco al compas que me das.

Mi corazón a tu mano responde
que se adueña de mi voluntad,
afinado , al silencio de la soledad
hace morir por tu nombre.

Dulces notas templas, dulces notas das,
dulces palabras dices
al oido de la caja
en que encerrado está

mi corazón en la guitarra,
latiendo por tu mano,
haciéndolo sangrar
cada vez que lo tocas ,

al tocar.
leer más   
6
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 73

Y la música canta

Y repaso la vida en mi memoria
escribiendo de nuevo nuestra historia.

Pinceladas de amor alucinante
bocanadas de un aire palpitante
rebanadas de cielo fulgurante
caprichoso destino impresionante.

Y solfeo las notas de la vida
y la música canta: ¡Bienvenida!

En tus brazos: Abrazo, cielo y gloria.
En tu seno: Me brillas, deslumbrante.
En el cosmos: Destellas, bienquerida.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2019-Ene-8

Jotabé endecasílabo
Ritmo melódico
9 versos melódico puro
2 versos melódico largo
leer más   
16
20comentarios 143 lecturas versoclasico karma: 98

"La Flor y el Trovador" Un poema dedicado a mi compañero de letras y amigo @zmbiemaldito

¿Por que no te conocí antes?
cuando los vientos invernales azotaban,
la ventana de aquella habitación blanca,
más bien parecía una fosa estéril y vacía
pero tú...
llegaste ayer como un pajarito alegrando el cielo,
con una voz aterciopelada,
y cantabas mejor que las golondrinas,
esos versos dorados de esperanza.

No me atrevo a compararte con nadie,
pues nuestros caminos se cruzaron cuando,
debía de ser,
nadie llega tarde,
nadie llega antes.

Es difícil de no preguntar,
¿Porqué ahora?
¿Por qué tú?
¿Por qué anoche?

Me has arrancado horas de mi vida,
horas que gustosa te he regalado,
así que...
inmortalicemos largos versos,
y cuando dejemos de existir,
que otros sigan reviviéndonos,
a través de estas líricas de plata,
sobre nosotros,
sobre nuestra amistad,
y sobre nuestras vidas.




leer más   
17
24comentarios 153 lecturas versolibre karma: 117

Serie #RelataUnaCanción: Adagio sostenuto de Ludwig van Beethoven

[Este poema fue inspirado por el tercer movimiento de la sonata para piano Op. 106 "Hammerklavier" de Beethoven: www.youtube.com/watch?v=TKqFl6Tb4bw ]


Oscuridad.
Plana, envolvente oscuridad.
Vieja amiga.
Silencio.
Invitado no deseado de mis días,
ladrón de conversaciones,
verdugo de mis risas.
¡Cómo nos hemos acomodado para vivir bajo el mismo techo!

Como la herida abierta sangra hasta debilitarme,
las notas musicales me abandonan mudas
para vivir en el piano.
Nunca lo quise así.
Las extraño.
Mudas para mí, resuenan en mi cabeza con la fuerza
de mis años mozos,
cuando las hacía retumbar por los techos de finos palacios,
cuando el corazón todavía albergaba algo de promesa por el mañana.

El amargo de su ruido amordazado
forma parte de su ser,
como el aguijón de una abeja,
como el acido de la naranja,
como la noche del día.
Ya lo he aceptado.

Te fuiste donde no te puedo seguir.
Te fuiste un día y a una hora desconocida para mí.
Descanzas en el lugar al que no puedo llevar mi rosa.
¿Dónde?
Me dejaste con tanto por decir,
el amor de dos décadas por ti ahora corre por mis venas
y como veneno me carcome por dentro.
No me arrepiento.
Los besos que de tu boca robé,
las lágrimas que por ti lloré,
las promesas que no pude cumplir,
los celos con los que te herí.
¡Qué me mate pronto para así partir donde ti!

¿Ha valido acaso la pena?
Toda la gloria, los elogios, los excesos,
los vicios, los aplausos, la riqueza, la fama.
¿Qué me llevo a la próxima vida sino sólo tu amor?
¿Dónde está esa gloria ahora?
Ahora que paso mis días más muerto que vivo.

El Cielo ha hablado,
es categórico.
Al final de este camino que ya se cierra,
que como murallas macizas me aplasta,
No seré más,
pero para entonces, lo habré dicho todo.
Que la Providencia me perdone
por no escucharla.
17
9comentarios 117 lecturas versolibre karma: 121

Contrición Evaporada... (Ultraísmo)

CONTRICIÓN EVAPORADA
((( Ultraísta )))

La tarde guardó el silencio liso
junto al aire del rincón doble
esperando al frenético perfume
Escrito con agua en la calle

Sangrando a las mudas tinieblas
De arena
Cubriendo al tiempo endeble
Del color del calor hecho espejo
Masticando los meses en vidrios
fallecidos cortando un lirio

Anochecida la música escurría
en la mano del mañana
Cada ala exhala aves dormidas
Confesando al avión desempleado
Las desdichas del parque lejano
Parsimonioso bajo el agua febril

Un desierto en discrepancia duro
Como desenrolladas agujas quemándose
Al desdoblar el prurito
embalsamado interpiernoso del incendio

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
Tanto del texto como de la imagen.

Ha sido publicado en e-Stories.org a solicitud de Joel Fortunato Reyes Pérez.
Publicado en e-Stories.org el 28.08.2014.

POST DATA:
Referencias útiles son...

www.caracteristicas.co/ultraismo/
También...
www.youtube.com/watch?v=x0vYc0jT3bE
leer más   
24
14comentarios 145 lecturas versolibre karma: 128
« anterior123456