Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 82, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Con zapatos de cartón

Pulverizo la ira
con la luz de tu invierno.

Veo tiempo que fue,
a través de tus ojos.
Una niña con zapatos de cartón
y eterna escritura infantil.
Sabiduría a golpe de esfuerzo,
trabajo sin descanso…….
…..miedo…………apenas unos sueños.

Y la vida me dice que tienes tanto que enseñarme
que nos faltan días para que nos aprendamos.




    (a mi madre y a todas las mujeres que vivieron lo difícil).




Hortensia Márquez



Imagen: Mi madre, mi tía y mi abuela....mujeres fuertes.
23
17comentarios 124 lecturas versolibre karma: 114

"La Heroína"

Ella, no necesitaba capa, ni poderes especiales, solo sus pensamientos la conducían por los más remotos, recónditos e intrincados senderos de la vida, sin descuidar a su entrañable descendencia, asida a ella como ramas al árbol.

Desde que abrió los ojos al mundo, no conoció otra cosa que amarguras, aún sin saber pronunciar palabras…. Las que escuchaba, eran tan feas que le herían sus tiernos oídos y quienes las decían asustaban al mostrar sus endurecidos rostros. Así aprendió a pensar, antes que a hablar. Y se preguntaba una y mil veces: — ¿por qué?...—con el pensamiento, mientras miraba a quiénes debían amarla y protegerla, que adivinándolos le respondían con maltratos físicos y verbales. Así creció, entre golpes, lágrimas y suspiros esperanzadores. Los martirios sufridos, en silencio le endurecieron la piel como coraza; pero dentro del pecho, su corazón latía sensible y bello como rosa nacida en el pantano.

Fueron muchos sus sueños, pero más los desengaños. Confiaba en el prójimo, pero éste le cerraba las puertas y ventanas de forma denigrante y cargada de desprecio. Y se preguntaba: — ¿Por qué el Mundo es así? —Pero sin encontrar respuesta.

La grandeza de su humildad la fortalecía ante las vicisitudes de la vida. Y desbrozaba…, a fuerza de voluntad y pensamiento todos los escollos que se le interponían. << ¡Sobrevivir y adelante! >> Eran sus mejores consignas.

Como gallina de clase que tras aovar y sacar sus pollos les da calor y abrigo bajo sus tiernas alas, les enseña a andar y que alimentos llevar a sus picos…; Así, está mujer carente de conocimientos básicos, analfabeta, pero licenciada en escuelas de sacrificio, ha conducido a su prole por los avatares de su derrotero, garantizándoles alimentos, educación, prestigio y guiándolos por los caminos del bien.

¡Por eso, mis hermanos y yo la queremos tanto!

—FIN—





Clementina Bravo Rivera
Cleme_Eternamente
23 de septiembre de 2018
Arica - Chile.
leer más   
16
15comentarios 105 lecturas relato karma: 130

A mi madre

(Jotabé con estrambote)

La veo en mis recuerdos siempre bella,
porque era mi madre como una estrella.

Como una estrella de luz refulgente…
tierna, adorable, juiciosa, e indulgente;
para todos sus hijos fresca fuente
de amor y buen cariño recurrente.

Como regaño, solo nos miraba…
Y adivinábamos lo que insinuaba.

Para educar, siempre era mejor ella.,
y quién mejor quitaba fiebre ardiente.
Cualquier enfermedad siempre curaba.

Ella se entusiasmaba
al vernos reír, alegres, felices.
¡No aparto de mi mente sus matices!

Autor: Saltamontes 16/11/2018
11
10comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 117

Madre

Madre

Palabra infinitamente bella,
comparable a dios y a su grandeza,
al sol, en su envolvente pecho…
A la luna por ser faro que destella.
Nada más inmenso que sus brazos,
que cuidan, protegen y cobijan,
nada más contenedor que su mirada,
y su sonrisa que alienta y sostiene,
con la ternura de su alma y
el gran amor que el corazón anida.
Madre, palabra omniabarcante,
donde su cuerpo engendra, posee y crea,
donde su cuerpo alimenta y cuida…
Madre, nombre que el hombre pronuncia
a toda hora, en su niñez, su infancia,
su adolescencia, su adultez y su vejez;
última palabra en su renuncia,
última palabra en su partida,
sentimiento noble de amor y paz fraterna,
que afloran en la dicha, que se clama,
se implora, y se piensa en la oscuridad
del desatino, del error y la desdicha,
madre, ser que todo lo perdona,
ser que todo lo transforma, optimista,
positiva, vital, guerrera sin desmayo,
corcel de triunfo, de gloria, altruista,
mujer, ángel tutelar para tus hijos,
bálsamo, candor es su presencia…
Aunque ausente mañana por su tiempo,
siempre está en la mente, en asistencia.
Imagen, idea, memoria, talle, figura,
presea que nos da la vida, al corazón es templo…
que vierte luz de indiscutida transparencia.
solo un hijo, en su alma, en su cuerpo y mente,
piel, vísceras, en la cuita más profunda
puede reconocer los valores de una madre!!!
Si por madre una madre tuvo.
Horacio F. Rodríguez Porto
Libro “Amanecer Crepuscular”
leer más   
6
1comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 71

Alma Grande (colaboración con @vsmc2002)

Una sola vez caminan sobre la tierra
esos seres que uno venera y recuerda
como los que escriben la Historia
y anidan para siempre en la memoria.

Combatiste la violencia con tu habla
dabas gran ejemplo cuando ayunabas
pusiste sobre tu espalda una nación
y la independizaste a puro pulmón.

Eras líder espiritual, sabio y cabal
como no habrá jamás ningún otro
y sobre todo serás para nosotros
un loable ejemplo de amor y humildad.

Desde el Punyab hasta la misma Calcuta
pasando por Madrás y Nueva Delhi
todos lloraron el día en que moriste,
y no porque fueran de corazón débil.

Sin embargo, desde entonces renaciste
para nosotros los simples mortales,
la tristeza por tu muerte es mucha
y desde ese día honramos tu lucha,

Algunos batallan con sus palabras,
otros usan espada o tal vez lanza,
pero tú, ni siquiera usaste sable
y de la India siempre serás padre.

Alma Grande, así te llamó R. Tagore
el poeta máximo de tu amada patria
esa que encima de ti no puso lápida
pese a que por siempre te honre...
leer más   
20
19comentarios 133 lecturas colaboracion karma: 131

"El Camino"

Madre mía, yo te amo, tomada de tu mano
iniciamos unidas, un camino lejano

camino de nuestras vidas que juntas cruzamos
y con desconfianza, a la suerte nos entregamos
con inquebrantable esfuerzo. el camino alcanzamos
que tendría piedras, tú y yo ¡nunca lo dudamos!

Cada piedra, renovó nuestra perseverancia
y de aquella paciencia, el cielo tiene constancia.

Todo el camino recorrido, nunca fue en vano
como madre e hija perenemente resaltamos
que nuestro futuro vendría con abundancia...
leer más   
16
16comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 145

Tres de octubre

El cielo plomizo,
la noche fatal,
de ese tres de octubre
de lluvia otoñal.

Se apagan sus ojos
del azul del mar,
los míos se anegan
con la oscuridad.

Se esfuma su vida,
¿la mía? un erial,
me quedan las lágrimas,
se acabó el soñar

Preguntas, lamentos
¿mi Dios dónde está?
¿por qué te la llevas?
atroz soledad.

Encubre su cuerpo,
un negro cendal,
mi dolor en cambio,
nadie ocultará.

Esposo y tres hijos
en el funeral,
sin entender nada,
y hartos de llorar.

Llorar a esa imagen
de amor maternal,
grabada muy dentro
pa'la eternidad.
19
7comentarios 118 lecturas versoclasico karma: 132

Te lo prometo (poesía rosa)

Si la vida
en un segundo se escapa
de este cuerpo que le fue prestada,
es mi deseo que la vida siempre
para ti brille intensamente

Si la vida
por azares del destino
de mi cuerpo doy el último suspiro,
que el dolor como lastre no te hunda
en un pedazo de mar sobre la playa,
que el amor es salvavidas
y tú lo llevas como lapa

No me extrañarás promete
como tatuaje llevarás tu sonrisa
que la paz y la alegría que te caracterizan
serán siempre en tu rostro la premisa

que no te lastime mi ausencia,
a tu lado no necesitarás verme
para sentir mi presencia
si me llevas en tu corazón
junto a ti caminaré siempre

Verás de la vida su belleza
a través de tu alma y su pureza
sentirás como la vida te besa,
con el mismo amor que yo te besaría

Serás feliz niña mía
serás feliz, mi princesa.
¡Te lo prometo!

Malu Mora
Imagen tomada de internet
leer más   
24
22comentarios 170 lecturas versolibre karma: 138

"Madre Mía"

En mi reprimida y prolongada espera
Madre mía tú sabes a primavera

Me sumerges en tus cálidas caricias
Que en mis crudas noches, de lunas ficticias
Con tus lustrados consejos me reinicias
Y jamás, a mi buen corazón enjuicias

Más te vuelves una silenciosa brisa
Que penetra mi dolor y lo requisa

Y mi alma......... de temporales se libera
Volviendo a mí, aquellas calmas vitalicias
Que un día huyeron con vil prisa.
leer más   
13
13comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 125

No te olvides, mamá

Te vas transformando,
mamá
Cada día hay
mas niña.

Se han cambiado
los papeles,
en nuestra
función vital.

Yo, más madre
Y tú, más hija.

Guiándote
entre las brumas,
para que no
te sientas perdida.

******
Ahora que aún me conoces, mamá,
te echaré de menos
cuando sólo
sea una cara familiar. ..

*****

Gracias por hacer de mi la mujer que soy ahora.


****

"Alzheimer", pelearemos juntas para que tardes en separarnos!
leer más   
22
34comentarios 156 lecturas versolibre karma: 131

Piropo a una madre

....

Son tus besos, madre,
pedacitos de estrella,
puñaditos de tierra,
en tus manos luceras,
sembraditos en la mar.




A mi madre, Isabel García, por darme todo sin pedirme nada.
Sirvan también mis versos de homenaje al resto de las madres sean de donde fueren.

@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre, 2018
Imagen: Mi madre
leer más   
30
23comentarios 163 lecturas versolibre karma: 130

Una cosita pequeña

El sol ilumina el prado
al nacer la niña. Cerca
de ella hay una vaca
que lame la sangre
que allí esa madre
había sangrado.
13
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 107

Inútil poesía

Tanto poeta receloso, concentrado,
en sus oscuras y ridículas pelusillas,
parando ruedas dando palos
y llorando la infancia perdida,

¿y aún no saben
para qué demonios
sirve el ombligo?...

Dejad que os aclare
lo que parece inútil
-desde los ancianos siglos en que Grecia
era la cumbre de los relatos épicos-
a ojos de la religión,
la civilización y la medicina:

mirarse el ombligo
nos recuerda
que todos estuvimos en la paz
del vientre
de nuestra madre,

que fuimos en otra vida
niños, niños buenos.

________________

(Abel Santos.
Del libro de próxima publicación
"Huelga Decir")
leer más   
6
1comentarios 76 lecturas versolibre karma: 86

Mi Madre

Mi madre tenía voz fiera y de provincia eterna
que removía todo y a todos de madrugada.

Mi madre que alguna vez fue muchas en una,
hoy es sólo inocencia.

Recuerdo esa cariñosa y tenaz mirada,
como de ojos avergonzados,
que velaba siempre por todos.

La quiero ahora,
y a momentos tanto,
como no lo he hecho en años

Mi madre creía en Dios y en los muertos,
mientras que yo crecía sin creer en nada.

Aunque compartíamos universos diferentes,
nos llevábamos bien y a fondo.
Mi madre con su cariño irreductible.

Mi madre con toda su Fe, fácil y ciega,
me hacía sentir siempre feliz,
cual si fuera cachorro mimado.

Ahora, en el atardecer de su vida,
ella se encuentra lejos,
y yo me siento a veces desamparado,
y me angustia que desee quererla más y no pueda.

Mi madre como una lluvia de besos y cariño,
se me va yendo del recuerdo,
y me va quedando la débil imagen
de una anciana bella que no me recuerda,
pero me quiere por la costumbre de haberlo hecho siempre.
leer más   
6
8comentarios 54 lecturas versolibre karma: 94

El duelo

Un hombre
frente al vacío llora:

-¿Me ayudas, madre?

Un golpe de viento
le concede
voz al columpio:

"Hijo,
si ya lo has hecho
tú solo
antes".

-Ya, pero me da
miedo

ahora.

(Abel Santos, Inédito)
leer más   
15
12comentarios 163 lecturas versolibre karma: 89

Noches de Madrid

Noche de copas
De bellezas rotas
Esperas haciendo colas
Con una lata en la mano
Del chino de al lado
Gastando euros
Para pasar la noche
Rubias y morenas
De alma abierta
Reputación digna
Padres desconocidos
Y amantes de la tarjeta
Te dan su cielo por una copa
Y su vida por un chupito
Noches de búsqueda
De tiempos de prórroga
Y de gol olímpico
Ya nada importa
Con tal de cazar
Hay que echarse algo a la cama
Noches de Madrid
De lujuria y desenfreno
Lo tienes todo si quieres
Pero solo si tienes
Noches con sol
Churros y kebabs
Buscando algo
Que aquí no vas a encontrar
Yo lo tengo muy claro
Tu ahí no vas a estar
Y aun así te salgo a buscar
Noches de madrid
Cuando las deje
Te encontrare
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 57

La madre que no emigró

Hija que te me fuiste...
Allá donde estás; quisiera llenarte tus ojitos con mi sonrisa y mis canas,
con los colores de mis palabras que se han convertido en tapetes tejidos.
Me dicen que doña Ana se ha enfermado. Quisiera ir a visitarla, pero no puedo salir de casa porque las piernas ya no me dan.
Mi último pastel no ha quedado tan bueno, pero estoy segura que si estuvieras aquí, te lo comerías todito.
Voy a levantar a Tío Tigre, si le digo que los mimos son de tu parte enseguida se pone a ronronear.
Quisiera darte muchos besos y mirarte a los ojos
para que sientas mis afectos y añoranzas y toda la fuerza de ese cariño que nos sustenta a las dos.
Y que, aún estando en el estrecho de Magallanes,
puedas sentirte como en casa.
Mi chiquita linda; sólo nos bastaría un aparato de esos, con pantalla y con audífonos
para volver a llenarnos las retinas de amor
y los oídos con esperanzas.
Que Dios te bendiga.
3
2comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 47

Madres

Observa, fíjate en ellas,
allí en el parque sentadas,
jugando con sus retoños,
cuidando de su camada.

En sus rostros la dulzura,
la ternura en sus miradas,
en sus manos protectoras
la fuerza de sus entrañas.

Cómo velan por sus hijos,
los miran embelesadas,
su vínculo es indeleble,
viene de dentro del alma.

Todas rebosando amor,
luchadoras y esforzadas,
educando con paciencia,
cariñosas, delicadas…

Ellas les dieron la vida,
haciendo trucos de magas,
y transformando sus vientres
en maravillosas lámparas.

Al tomarlos en sus brazos,
resbala por sus pestañas,
como el agua de un torrente,
orgullo en forma de lágrimas.

Preguntarás quiénes son,
viéndolas tan abnegadas,
son mujeres increíbles,
son madres... enamoradas.

Dale a la vida mi niño,
por tener madre, las gracias,
yo se las daré también,
porque, aunque lejos, me guarda.
15
9comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 90

Ella y Él

ELLA Y ÉL

Ella ha sido madre y señora. Una mujer luchadora capaz de mover cielo y tierra por sus hijos ha sido amiga y compañera de aventuras en peregrinar de ambos.
Todo se lo ha contado y ella le ha entendido porqué sabe que el ha tenido la confianza de ver en ella a la mujer luchadora y sabia que sabrá darle el mejor consejo por su bien tomando en cuenta el cariño tan grande que le tiene al ser producto del amor y se engendrado en su vientre donde juntos estuvieron por muchos meses como si fueran un sólo ser.
La conexión entre ambos es tan grande que muchos los han atacado y los envidian pues para ellos no es normal el cariño sobrehumano fuera de este mundo que aquella valiente mujer y su hijo se tienen.
Algunos le han dicho que la abandone que el ya esta viejo pero el sabe que es ahora cuando ella más lo necesita porqué ella ha sido su compañera de vida y aunque muchas compartirán su cama ninguna estará con el en las buenas y en las malas como ella.
A ella le dedica estas líneas cargadas de amor, cariño y respeto por ser la mejor madre, amiga y compañera.
El valor de una mujer es tan grande que definirlo no podemos.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Abril 2018
leer más   
10
4comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 103
« anterior12345