Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 228, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Me dejaste con un suave olor...

Quiero ver tus labios coloridos
encima de un cielo expandido
ver tus colinas blancas
en medio del mar cristalino.

Tu cuerpo embriagante
deshojando las hojas del otoño.
Tu blanca pelvis esmeralda
trastocando mi naturaleza
que atraviesa el puente amarillo
coronado por el fuego del éxtasis.

Quiero ver tu desnudes atravesada por un tornasol que marque cada poro
en el espejo del cielo.
En las hojas del cuaderno
en el lapiz del mar
y en las hojas del hinojo.

Quiero verte asomada en tu balcón celeste
como la pasajera que se embarca
en el expreso de la esperanza
y en los farillos de la torre
cuya luz alumbra las nubes del cielo.

Dibujando mi mirada
sobre tu afirmado busto de bronce.
Princesa primaveral del bosque encantado
me dejaste con un suave olor
a ciruela, sándalo y canela.
leer más   
4
3comentarios 11 lecturas versolibre karma: 76

Hokku

Besos de espuma

sobre el azul pañuelo.

Nuestro verano.

~ hokku con kireji ~
18
14comentarios 71 lecturas japonesa karma: 114

Dicen

Y, en silencio, las estrellas velan
el dolor de pescadores heridos.
Dicen de la mar que duerme en suspiros
si, en tierra, las parejas se desvelan.

Dicen del tiempo que olvida los besos.
Hay labios buscando unas monedas
en cada puerto de calles desiertas,
se cambia la sal, por sabores nuevos.

Cada noche, hueco en cama vacía.
Dicen que llegas pronto, amor mío.
Un deseo, mil abrazos soñados.

Rumores dicen que la ola huía,
tras la estela de un barco bravío.
Palabras calladas, versos mojados.
leer más   
6
2comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 77

Haiku

Visto el faro

En dirección contraria

Hice mi senda.
4
sin comentarios 25 lecturas japonesa karma: 36

Un Mar muy profundo

Es delicioso escuchar su nombre..
Maravilloso paraíso inquebrantable por el viento,
Te cuestionas la vida y el sufrimiento.
Destrozas el silencio con tu aliento,
Te enfocas en el hundimiento.
Desemboca...
Remueve...
Sofoca..
Dame por favor la maravilla de alcanzarte,
Bajar hasta tu alma y sostener tu columna.
Besar tus labios de espuma, suplicar el regreso de mi bote.
Pero se bien, que aun me permitas el honor de entrar,
Jamas hallaría lo profundo de tu presencia.
Oh maravilloso Mar.
leer más   
10
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 92

El mar del cielo

Separados por una eternidad
mas uno del otro
no pueden estar, porque
su hermosura, como en un
espejo se llegan a reflejar...

azul el mar
azul el cielo
nubes y olas
que hacen un canto
singular...

El misterio de su color
el conquistador y el
estudioso, respuesta
no puede dar...

Mas para el poeta, qué más da...
si solo de su inmensa belleza,
poesía surge de todo
su inspirar...

Letizia Salceda,,,
leer más   
22
25comentarios 101 lecturas versolibre karma: 103

Re inspiración con @lidianny

...

Me atrevo a descomponerte
y a quedarme con cada una de tus partes.

de tus manos, mi descomposición servirá de raíz
si ya he visto tu pedazos rotos
y el mar abandonando tu olvido.

Ya no soy la que te espera, ni la que te despide;
soy la que sobrevive
a tus pasos.

Porque yo sin duda
estaré dormido en alguna parte de tus manos
cuándo ya todo esto acabe.

Seré una boca desesperada por encontrar tu silencio.

Estar despedazado por todas las letras que dije te quiero

Ser todo lo que tú has consumido.
Polvo seco, siempre condenados a la destrucción.
leer más   
10
3comentarios 41 lecturas colaboracion karma: 99

"Canto de sirena" ~ tankaknat ~

un mar de escamas
emerge plateado
es la sirena
beso de sal y espuma
hechizo de nereida
que arrastra en un suspiro
al marinero incauto
lejos del puerto
su brújula no sirve
para volver


•tankaknat, forma de poema japonés en dos tankas unidos.
leer más   
21
16comentarios 112 lecturas japonesa karma: 122

El vientre del mar

El agua, entre corrientes de letras L empañan,
a los vitrales perdidos en un espeso humo de aroma a gris,
peces de arcoiris mueven la luna en el reflejo,
escuchando el tacto del viento mientras velo si blanco matiz.
Indignado el pescador que en peyote arde,
escucha la sinfonía del mar en Do menor,
satura el verde de su alma que encalla,
en la amarga arena de su cruel pasión.
leer más   
4
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 53

mar sin fondo

me nace mujer
y guardo el mar
en las venas.

semillas de arena
fértil, mojadas, cuidan de mí
sin vacilar ni dudar.

escucho
su ir y venir:
mi primera canción es de sal.

no hay ropa, solo viento
y el planear ondulante
de las gaviotas.

un cordón me une
al fondo silente de la marea
y en la raíz:

una soledad
abierta.


ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
16
10comentarios 97 lecturas versolibre karma: 111

Cazador del mar

Cazador del mar

El sol modificó las aguas, y a tu piel
la hizo cuero con el salitre a cada hora.

La mar concedió el espacio a tu aventura
de redes en puertas, boya auxiliar, línea o deriva.

Te enseñó sus colores, la espuma, la planicie de paz,
la inquietud, la marejada en indómita bravura.

Las aguas errantes, el viento en susurro,
la niebla agolpada, las estrellas ausentes.

Imágenes, paisajes que atrapó tu retina
en esa soledad de sal y humedad…


También te acompaña la irradiante Luna,
el tórrido solar y la grave gaviota.

Lobo, señor del mar, cosechero de las aguas,
el muelle y el hogar velan tu regreso.

El flujo, la marea, te invitan al hacer.
La marcada y dura hora te condenó a partir.

En marcha, el destino es el ruidoso mar
que Dios te signó y lo ciñó a tu oído.

Tu figura se dibuja en cada proa,
en el mástil la bandera es anhelo y es porfía.

El tesón se hace garra, tu esfuerzo espíritu,
y la bravía pasión es tu coraje.

Tu alma reconoce el atracadero, el muelle y la caleta,
del río, sus orillas sin tiempo y el verde.

El descanso teje redes de faenas ya pasadas…
…buscando un después con el alba.

La humeante pipa trae los sueños
que despiertan la mañana del mañana.

Horacio F. Rodríguez Porto
Libro: “Amanecer Crepuscular”
leer más   
5
1comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 78

El frío derrotero mata a los simples borrachos en un país extraño, y vuelve la idea de la mar

Para H

A veces recuerdo cosas que me llevan al puerto de Puntarenas,
veo una niña jugando a vivir en la arena y yo queriendo
tomar su mano como el amigo del barrio que quería
sonreír a esos ojos azules,
y luego,
cuando me veo acá sin el espacio robado,
pienso que nunca pude dejar de respetar a esa guerrera de la vida,
aunque no comparto esa manera de luchar,
pero aun así me alegro cuando no estoy en un sol extraño a tus pasos,
como un simple espectador a tus madrugadas
que acepto como mías,
y ya no se como volver a hablar como un simple humano
con un pedazo de alma que cuelga del peldaño
de tu esquina preferida de la cama,
donde será siempre del tipo que no intenta tu disenso,
maldita aventura de domingo,
de esa forma, tu izquierdismo paranormal nunca nos volverá la mar,
así te siento,
como un simple dolor en medio del frío,
pero como soy un papel humilde,
aún te puedo imaginar lejos de lo posible,
la doble derrota de tus besos oscuros
que me llevan a una ilusión de un futuro abstracto,
ya no sé
como sufrirte sin llegar a estas mismas conclusiones.
5
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 73

Yuxtaponía azul

Mirando hacia el azul
de la profunda lejanía
mirada que se perdía
en el tupido pinar azul
que crecía en la serranía
mientras mi cuerpo cubría
con la bata en trama azul
del intenso frío que sentía

la tarde se hacía azul
suave la mente batía
las alas de cristal azul
de la mariposa que nacía
cuando trinaba el ave azul

amor con infinita melancolía
enigmática la noche azul
profundamente crecía
con su firmamento azul,
azul que siempre fue compañía

Celestes matutinos, nocturnal azul
me embelesaba escuchar la sinfonía
del mar su viento y su oleaje azul
emergen imágenes que repetía
insurrectas, magnéticas, verso azul
azul mar en melódica cadencia
mi preferido mi nostálgico azul

Una noche de gotas de lluvia
tilin de campanas, rayo y trueno azul
donde de bellos tono se teñía
los sentimientos de grandeza azul,
viendo con nostalgia la serranía
al distante y bello pinar azul
contrastando con la alegría
al ver del mar el oleaje azul.

Pinar y mar se yuxtaponían.
con nostalgia y alegría.


MMM
Malu Mora

Foto tomada de internet
leer más   
21
14comentarios 135 lecturas versolibre karma: 133

Ante la mar

Ante la mar crecerá nuestra osadía,
ensartaremos un inciso
en el diapasón de las mareas
para con sabiduría
ser sembrados como cultivo de lunares
sobre la ignorancia
de los surcos de nuestros cuerpos,
hijos de las noches de la clarividencia.

Ante la paz de la mar
serás la lavandera
de mi memoria pusilánime,
el aderezo vital de mis neuronas,
enigma que habré de descifrar
cuando dentro de ti me cense,
cuando me haga residente permanente
de la cara y de la cruz
hacia donde orientas tus ventanas.
leer más   
15
7comentarios 125 lecturas versolibre karma: 121

Pensando en el mar en el Jardín del Turia

He vuelto al parque donde escucho con claridad
para sentir el calor de una brisa que agoniza
las ganas de una pasión de sentir vibras ajenas
sacadas de una excavación sin aquella evasión
de los momentos donde aparecen los temores
cunado se pasa por el lugar donde hay un casa vacía,
donde puedo romper la típica alcancía de tus anhelos
de cambiar la situación de una canción que
canta viendo al sol que se oculta debajo de los ojos,
que me incita a volar,
y veo las escamas de aquella piel que aguanta los fríos del tiempo,
donde hay poco aliento para emprender la cruzada de la imaginación
de tu aliciente,
de tu mirada de consternación,
esa que tengo grabada en un cuando que
se borra en el instante que la tinta se siente triste
y busca resolver la cosificación que veo
en una imagen de una bella bruja que se sienta junto a un naranjo inútil,
que solo sirve para escupir la ganas de los pobres,
y los corazones hambrientos,
aquellos que solo el tipo descalzo
de un campo urbano que no mide las consecuencias
de llevar a cabo cada momento hasta la llegada
de aquel instante en que te imagino dormida junto
a mis viejos gatos que me han abandonado,
en ese mísero espacio de una soledad
que toma al animal como un escusa
para no olvidarla,
y veo que estás sentada en una idea con mandato imperativo
y sobretodo,
con tu oral gritería que aún recuerdo como cuando no estabas muerta...
y se me pudre un poco la mano para no llamarte con tu nombre
porque sería una última humillación delante tus principios de hechicera de jóvenes
inocentes almas,
y ya no quiero
poner sobre esto el sobrepeso de mi crisis existencial...
así he logrado llorar letras muertas para salvarme,
y aún así,
no se resuelve la belleza de este parque.

Por otro lado,
tengo este cuerpo que ha inundado el barco de la esperanza
que no puede navegar por nuestras calles,
siento solo pequeñas señales,
donde creo llegar a un puerto con energías,
donde solo hay marineros tuertos,
pero con enormes manos para abrazar,
y luego,
camino hasta la salida de una noche
donde nos tomamos notas
que revisamos en nuestras casas aún vacías de toda melancolía,
solo pequeños recuerdos difusos de un bar y una sonrisa,
y unas ganas de besar
esa seriedad y rigurosidad y la pasión
de los principios de una liberación individual.

Ella tiene un nombre que solo representa
la posición de lado que visito cuando
no quiero imaginar más,
cuando solo la ausencia puede resolverse con el vacío
de no estar junto a tus muertos míticos
que también son nuestros,
veo en las casas de los corredores problemas inútiles,
ninguno sabe la necesidad de la producción
de una pobre subjetividad dialéctica,
no se quieren aguantar la rutina de ser humanos de verdad,
como aquello que nos empuja hacia los bares de las tarde soleadas,
donde ya no importan los inútiles resultados aparentes,
solo el proceso que llega hasta un estadio suficiente donde
quiero ir al mar para abrazar tus olas
en un feroz oleaje que no vuelca hasta el
el punto del ahogo,
y veo bajo la espuma tu silueta y tus problemas
que me alistan hacia una bella muerte.
2
sin comentarios 9 lecturas versolibre karma: 28

En Cartagena la encontré

Un dolor punzante me agrede la cerviz
la línea vertical se entumece
con una dosis de pastillas
descargo la furia
y mil insomnios registrados
en el puente del olvido me adormecen
soy la roca que se mueve
piensa, respira y sueña. 

Navego por un sórdido mar leñoso
de espeluznantes olas
y un trémulo submarino
de amaneceres arcaicos, antiguos y primitivos
me atrapan y me hacen
dar vueltas y vueltas
hasta caer tendido
en el lodazal de las circunstancias
de las pasiones efervescentes
más repulsivas.


Y me veo en las tabernas
de un puerto marino
del siglo XVII acompañado por acorazados piratas
saqueando tesoros en tierra firme
en la amurallada costa de Cartagena de indias,
hermosa ciudad del caribe mar
ahí nos convertimos en arrebatadores,
en vándalos
y en cazadores furtivos de doncellas
de bellas mantuanas, criollas y morenas.
En estas tierras fortificadas,
actual Colombia, conocí
la joven más preciosa
que jamás mis ojos habían visto.
Y nos embriagamos hasta al amanecer,
en sus brazos me refugié
su boca dulce como la miel
me sustrajo mi apostata proceder
e hicimos el amor no hubo tregua
ni contrarevuelta
ni levantamiento
fue un torbellino
quedé suspendido hasta que levité.

Un leve pestañeo
ya no sincronizo con ese efímero deseo
y vuelvo a sentir latir la cerviz
como un dolor punzante.
Ya es de mañana y el reloj marca las 6
el carro no quiere prender
es lunes y tengo que salir a trabajar
miro el estuche de pastillas
mis manos la toman
y la estrello contra la pared.
leer más   
16
7comentarios 107 lecturas versolibre karma: 113

En un humo indiferente, el cielo y el agua salpican el mar

Soy un niño triste. Nunca
he crecido.


Salí de la playa cubierto de hierba en el norte de España
a lo largo de una carretera blanquecina, a una ciudad
llena de engranajes, en una casita pequeña.

En un humo indiferente, el cielo y el agua salpican el mar, cubrirá todo lo que cubro para cubrir la tumba que no se puede encontrar. Sé que en ese momento, toda la hierba y las pequeñas flores estarán rodeadas. Es el momento de la luz tenue, que besa suavemente mi dolor.

Che-Bazan.España
20
6comentarios 122 lecturas versolibre karma: 121

Cielo

No te lo vas a creer
pero yo a ti te he creado.
No me había dado cuenta
de lo que había pedido,
ni siquiera de que había
pedido lo que quería.

Por eso a ti te he creado
sólo a fuerza de quererte.
De tanta y tan larga huida,
de tanto y tan largo engaño,
esencia mínima, resta
de todo cuanto he borrado.

Por eso eres así, Cielo
-ya que tú me llamas Sol-,
porque tú has venido a darme
un lugar donde brillar.
Que tú quieras que te habite
me da a mí quien habitar.

Y quizá no por quererte,
sino por necesitarte.
Tú no vas soltando flores
ni recolectando amores.
Tú no eres de amapola
ni te bastas a ti sola.

Así es como te he creado
y así me has creado a mí.
No más flores que se mueren
sino un calmo mar azul.
Y a la orilla de ese mar
bajo el cielo despertar.
12
sin comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 115

Quan tu ets mar

Dolça roca mullada

del salat mar,

del teu dolç amarg

en menjo i en bec

no per gana,

no per set,

pel dolç plaer del cec,

pel dolç formigueig al cap

immers dins la teva profunditat

no hi sento,

no hi veig,

només et vull més a prop,

més a prop,

del teu blau rosat cor

d'on neix el perquè,

on viu la sort,

on les persones són ninots,

on el pensament mor

i els deus juguen a sentir el món.
leer más   
7
4comentarios 43 lecturas catala karma: 76

Desde la distancia...

Esta noche cuando estés  
en tu cuarto y te despojes de todo
mis ojos en la distancia
te estarán mirando y 
sin guardar disimulo
aprietas la almohada
entre tus brazos.

Vas a sentir la herrumbre
de mis pasos agitados
en una danza de partículas.
Minúsculos elementales
desollaran
por tus delgadas
fisuras hasta desembocar
en un mar de acuosos vientos.

y un lago de crisálidas alas
te musitará los mágicos compases
de Bach y de Chopin
y en suaves murmullos
te elevaras al cielo.

Todo eso, yo lo estaré viendo
desde la distancia
desde esa frontera arcana
que me atraviesa el Alma,
me inhabilita la rabia
de no estar contigo
y así morder  
tu risa juguetona
perfumada y glamorosa.
leer más   
20
9comentarios 120 lecturas versolibre karma: 123
« anterior1234512